Pedro Sánchez presidente del gobierno de España

Un lugar con buen talante y pluralidad democrática donde se debate lo más relevante de la política y la actualidad nacional e internacional.

Imagen

Avatar de Usuario
Invitado

Pedro Sánchez presidente del gobierno de España

Mensajepor Invitado » Mié 29 May, 2019 3:13 pm


Macron recibe a Pedro Sánchez en el Palacio del Elíseo
El presidente de la República francesa y el presidente del Gobierno en funciones han analizado los resultados de las europeas.

Avatar de Usuario
Invitado

Pedro Sánchez presidente del gobierno de España

Mensajepor Invitado » Mar 04 Jun, 2019 1:04 pm


Y PEDRO SÁNCHEZ EXCLAMÓ: "ESTOS SON MIS PRINCIPIOS, PERO SI NO LE GUSTAN, TENGO OTROS"

El director de Hispanidad.com, Eulogio López, recuerda que lo que realmente le gusta a Perico Sánchez...es el Falcon

Avatar de Usuario
Assia
de Melbourne
de Melbourne
Mensajes: 21577
Registrado: Mar 29 Dic, 2015 2:19 am
Flag: Australia

Re: Pedro Sánchez presidente del gobierno de España

Mensajepor Assia » Mar 25 Jun, 2019 8:28 am

Segun '' REPUBLICA com:'' IGLESIAS, RIVERA Y CASADO RECHAZAN LA INVESTIDURA DE SANCHEZ LO QUE CONDUCE A LA REPETICION ELECTORAL''

Avatar de Usuario
Assia
de Melbourne
de Melbourne
Mensajes: 21577
Registrado: Mar 29 Dic, 2015 2:19 am
Flag: Australia

Re: Pedro Sánchez presidente del gobierno de España

Mensajepor Assia » Vie 28 Jun, 2019 5:11 am

Seun EL PAIS: '' MOLESTAR EN SECTORES DEL PSOE TRAS LA RENUNCIA DE BORRELL AL ESCANO EUROPEO''

Avatar de Usuario
Assia
de Melbourne
de Melbourne
Mensajes: 21577
Registrado: Mar 29 Dic, 2015 2:19 am
Flag: Australia

Re: Pedro Sánchez presidente del gobierno de España

Mensajepor Assia » Sab 29 Jun, 2019 3:37 am

Como hace poco conteste en el TEMA: '' LA VOZ DE CESAR VIDAL...'' Trump no solo creo que es 1 demnte y quizas por eso, de ser 1 demente sea tambien 1 dictador. ABC.es." TRUMP MANDA SENTARSE A SANCHEZ CUANDO STE QUERIA SALUDARLO EN EL G-20'' Parece ser que como trato este demente de Trump a Pedro Sanchez con ese gesto con el dedo ordenando a que se sentara Sancez esta dando mucho que hablar en los medios de comunicacion.

Avatar de Usuario
Assia
de Melbourne
de Melbourne
Mensajes: 21577
Registrado: Mar 29 Dic, 2015 2:19 am
Flag: Australia

Re: Pedro Sánchez presidente del gobierno de España

Mensajepor Assia » Mar 16 Jul, 2019 4:24 am

Antes de desconectar mi ordenador de Internet, me pase por el diario LA REPUBLICA y dice asi el titular: ''SANCHEZ CERTIFICA LA RUPTURA DE LA NEGOCIACION CON IGLESIAS PERO PODEMOS SE RESISTE A ASUMIRLA''
Mas abajo de este articulo hay 1 noticia de Errejon que se titula: ''ERREJON ASEGURA QUE HAY ESPACIO PARA OTRA FUERZA PROGRESISTA NO SECTARIA EN ESPANA''

Avatar de Usuario
Invitado

Pedro Sánchez presidente del gobierno de España

Mensajepor Invitado » Lun 22 Jul, 2019 12:17 pm


Debate de investidura de Pedro Sánchez | 22 de julio

Avatar de Usuario
Invitado

Pedro Sánchez presidente del gobierno de España

Mensajepor Invitado » Vie 26 Jul, 2019 1:24 pm


Avatar de Usuario
Invitado

Pedro Sánchez presidente del gobierno de España

Mensajepor Invitado » Vie 26 Jul, 2019 3:53 pm

Invitado escribió:


Pena de pais :cry:


Avatar de Usuario
Invitado

Pedro Sánchez presidente del gobierno de España

Mensajepor Invitado » Dom 01 Sep, 2019 8:34 pm


La enésima foto polémica de Pedro Sánchez

Avatar de Usuario
Invitado

Pedro Sánchez presidente del gobierno de España

Mensajepor Invitado » Jue 05 Sep, 2019 3:58 pm


Un hombre insulta a Sánchez en Santander y Revilla le defiende

Avatar de Usuario
Invitado

Pedro Sánchez presidente del gobierno de España

Mensajepor Invitado » Dom 08 Sep, 2019 2:57 am

El padre Revilla sacó un demonio de dentro a un camarero

DAVID GISTAU




EL SHOW de Miguel Ángel Revilla es uno de los grandes divertimentos de nuestro tiempo. Es así desde que se consagró para la fama como cronista de urinarios en la boda de los Reyes actuales. Revilla se ponía en posición, no sé si apuntando a la araña y miraba de reojo con curiosidad, como a veces hacen los indiscretos en los urinarios. Sólo que él no se fijaba en otra envergadura que la del sable que mantenía envainado el representante en uniforme de gala de alguna rancia casa europea. Así entró en nuestras vidas y así se quedó, empeñado desde el principio en convertir la anchoa en una nueva unidad de destino en lo universal con la que habría de hacerse valer una región chiquita, carente de la fuerza que dan los nacionalismos extorsivos –el eterno premio apaciguador a la deslealtad–, pero bellísima y llena de personalidad y de fachadas blasonadas. La vieja Montaña: nunca dejaré de vindicar el gentilicio «montañeses».

Intuitivo, Revilla comprendió muy pronto, antes que ciertos políticos más envarados por la aspiración de prócer, dos cosas que la decadencia de la política transformaron para siempre. Que el populismo cambió el modo de mantener un diálogo con La Gente, pues se volvió más emocional y dejó de aludir al cerebro. Y que, a la manera italiana –véase Silvio–, la política se iba a convertir en la prolongación de un reality de televisión donde los espectadores votarían animados por los mismos reflejos de aceptación o rechazo que en un concurso de gente encerrada o de talentos de la canción. Existe la teoría de que la tele de mamachichos, que en España entró a través de Telecinco, moldeó la mentalidad colectiva hasta lograr eso.

En cualquier caso, Revilla, emocional hasta la dosificación de las lágrimas, funciona con lo que Oscar Wilde llamaba conciencia de un público propio y no permite que el reality de su vida y aventuras decaiga jamás. Hasta qué punto tiene esto claro lo revela, no que reconviniera al camarero que insultó al presidente del Gobierno, sino que comprendiera que esa trama todavía podía aprovecharse un poco más. Por eso, acompañado oportunamente por las cámaras, regresó al día siguiente al mismo bar como un padre Karras que tuviera que practicar un exorcismo después de haber tenido noticia de una posesión demoníaca en el edén cantábrico que él custodia como un improbable guardián entre el centeno. No era el camarero quien le parecía indigno de vivir en Cantabria, «la región amable que yo vendo», era el demonio que se le había metido dentro e insultaba presidentes en arameo: «Mira lo que ha hecho el guarro de tu asesor áulico...». Por eso se aventuró en los interiores del bar para cumplir su misión curativa. Cuando regresó, exhausto, consumido por la batalla contra seres del averno, comunicó a las cámaras la buena nueva de que, en Cantabria, volvía a reinar una amabilidad absoluta. El demonio fue expulsado y su portador involuntario, ya liberado, rompió a llorar de gratitud y arrepentimiento. Anótese porque esto cuenta como milagro en un posible proceso de beatificación.

Lo cierto es que el hijoputa dirigido al presidente del Gobierno fue muy desagradable, de una bajeza que a él lo hizo mirar como tentado por un instante de reaccionar como Cantona. El hecho de que lo profiriera un tipo solo que hacía de energúmeno sin escenografía política revela la inmensa vulgaridad violenta de algo que esta época ha relacionado con el «empoderamiento» popular: el escrache, los insultos multitudinarios que Pablo Iglesias llamó «jarabe democrático» y que, cuando se orquestan en pueblos nacionalistas vascos o en universidades donde candidatos democráticos son cubiertos de saliva, llegan a pasar por respuesta legítima a una provocación. La de existir en otros términos.


    Imagen
    ESCRACHE DE UNO SOLO
    El insulto proferido contra el presidente, inaceptable en sí, provocó una reacción de Revilla que ha tenido éxito de audiencia esta semana. Más allá, delató una contradicción irresoluble: ¿acaso no son los escraches, el «jarabe democrático» del pueblo «empoderado», un insulto como el del energúmeno de Santa nder multiplicado por varios cientos de gargantas?

Avatar de Usuario
MELBA

Pedro Sánchez presidente del gobierno de España

Mensajepor MELBA » Mié 11 Sep, 2019 3:11 am

Segun EL PAIS, el actor Jose Saritan, le dijo a Caemen Calvo: ''PONEOS DE ACUERDO, POR FAVOR...'' A lo que lo contesto Carmen Calvo: ''NO PUDE SER NO PODEMOS HIPOTECARNOS DE ESA MANERA CAERNOS OTRA VEZ EN LA MISMA PIEDRA''
No se, pero si lo que Sacristan pide es 1 gobierno del PSOE en coalicion con PODEMOS-UNIDOS, seria 1 gran frascaso. Interpretar esta ultma frase como mi opinion personal.

Avatar de Usuario
Invitado

Pedro Sánchez presidente del gobierno de España

Mensajepor Invitado » Jue 12 Sep, 2019 9:35 pm

Imagen

PEDRO SANCHEZ: RETRATO PSICOLÓGICO DE UN EGÓLATRA

Angel Calvo

He observado muy detenidamente el comportamiento verbal y factual de Pedro Sánchez y, aunque ya me había percatado de ello, debo concluir que nos enfrentamos a un ególatra de manual de conductas alteradas, por no decir de psicopatías muy marcadas.

Nació Pedro en Madrid, en 1972, cuando el cadáver que hoy quiere desenterrar era aún carne viviente, a las puertas de ser carne mortal. Hijo de funcionarios de nivel medio, pasó su infancia y adolescencia en un barrio de los catalogados como “pijos”, la zona de Orense y AZCA. Asistió a clases en un instituto de postín, el Maeztu, y cursó estudios universitarios en centros privados, el María Cristina de El Escorial y la Camilo José Cela (donde hizo la famosa tesis que algunos alaban y otros rechazan). Se casó y vino a Pozuelo de Alarcón, que tampoco es una zona con alta conflictividad social. No puede decirse que Pedro haya tenido mucho sufrimiento económico ni que haya sido un luchador por los derechos de los desfavorecidos. Su vida económica, como la de la mayoría de los políticos actuales ha girado en torno a un empleo público, bien de forma directa o a través de las subvenciones a los partidos a cargo del erario público.

La mayoría de los grandes ególatras de la historia (Lenin, Napoleón, Franco) proviene de la pequeña burguesía. La clase alta de verdad no suele producir ególatras pues no le hace falta. Cuando uno es Lord Mountbatten de Birmania la egolatría sobra. Y cuando se es Paquito el de los churros a la egolatría ni se la espera.

Imagen

Pero, Pedro es ególatra y dicha condición se ha manifestado de sobra en su corta pero exitosa carrera política. Un ególatra jamás hace pactos ni negocia. Le es imposible. El representa el bien, es ontológicamente superior y moralmente está por encima del resto de los mortales. ¿Negociar, el qué? Pedro asumía que con su sola persona y presencia imperial los demás grupos políticos debían rendirse a su superioridad intelectual, visionaria y casi canónica, y votar que sí sin mayores preguntas.

El no va a rendir cuentas al Parlamento por sus gastos de viajes en el Falcon, ni cree que deba mostrar transparencia en sus actuaciones. Un ególatra da por sentado que lo que él decide y hace es bueno para la humanidad, y sobran las explicaciones. Incluso puede considerar, y lo considera, una afrenta que le pidan cuentas. Los ególatras sólo son responsables ante Dios y ante la Historia, y si son ateos, sustitúyase Dios por el “Bien Social”. Recuérdese que Gonzalo Fernández de Córdoba, el Gran Capitán, tuvo un arranque de egolatría enfurecida cuando Fernando de Aragón, su jefe, le pide cuentas por los gastos de las campañas de Italia: “Cien millones de ducados en picos, palas y azadones para enterrar a los muertos del enemigo. Ciento cincuenta mil ducados en frailes, monjas y pobres, para que rogasen a Dios por las almas de los soldados del rey caídos en combate. Cien mil ducados en guantes perfumados, para preservar a las tropas del hedor de los cadáveres del enemigo. Ciento sesenta mil ducados para reponer y arreglar las campanas destruidas de tanto repicar a victoria. Finalmente, por la paciencia al haber escuchado estas pequeñeces del rey, que pide cuentas a quien le ha regalado un reino, cien millones de ducados” ¡Pedirme explicaciones a mí!

Por otra parte, el ególatra habla de sí mismo en tercera persona. Al igual que el “lehendakari” Juanjo Ibarreche decía en sus alocuciones “Este Lehendakari”, Pedro suele delatar su pensamiento con expresiones parecidas: “Este Presidente”, “Soy el Presidente”, “Ataques a mi persona”. Y, por si algún constitucionalista no lo ha advertido, tanto él como sus colaboradores cometen a menudo una falta jurídica importante: “El Presidente de España”. No, Pedro, sólo eres el Presidente del Gobierno del Reino de España, o el Primer Ministro en uso británico. No estamos en un sistema presidencialista, como Francia y EEUU, que son monarquías electivas, sino que esto es un Reino, con un Jefe de Estado, y no es Pedro.

Como buen ególatra se rodea de “palmeros” que alaban su dichos y hechos con arrobo y sumisa admiración. Carmen Calvo, Isabel Celaá y Meritxell Batet hablan de él con un respeto rayano en la adoración y casi en el culto a la personalidad. “El Presidente sabe muy bien lo que hace”, “El Presidente acudirá a las comisiones cuando lo considere oportuno”, “El Presidente ya lo tiene previsto”. Los fracasos del Amado Líder siempre se han vestido de astucias que el pueblo llano no alcanza a entender.

Para el ególatra, la competencia (o sea la oposición) no es algo o alguien con derechos, que merezca ser escuchada, sino un impedimento a sus nobles ideas. No comprende por qué no se rinden a su incontestable superioridad y le muestran vasallaje incondicional. Si consigue algo más de votos que el segundo clasificado, proclama que “Él ha ganado inapelablemente las elecciones”, como si el gobierno de la nación fuera una especie de Tour de Francia, donde consigues el maillot amarillo en París si sacas 12 segundos al siguiente.

El ególatra no tiene proyecto económico, no lo necesita. El proyecto es él en sí mismo. Ejerce el poder a través de los signos externos, sea el Falcon o el Azor, sea Doñana o Meirás, sea ir a conciertos de rock o pescar salmones en Asturias. Es implacable con los que no le rinden la pleitesía debida o no refrendan con aplausos sus afirmaciones o decisiones. Y extraordinariamente dadivoso y munificente con los que lo hacen. Por ello los equipos de colaboradores de un ególatra suelen ser bastante mediocres. Véase a Josep Borrell, que ha pasado por el gobierno de puntillas, y, por el contrario, véase a la Gran Aplaudidora, Carmen Calvo.

Pedro confunde el fin con los medios, ser investido con poder gobernar. La alianza con Podemos y las abstenciones de otros grupos le permitirían ser “Presidente”, pero no gobernar. Lo primero es un medio, lo segundo es un fin. Pero para el ególatra, el fin es ser “Presidente”.

Suele haber al lado de un ególatra una esposa que alimenta dicha egolatría. Llámese Begoña, o llámese Carmen Polo. En su calidad de ególatras consortes, desean ser “primeras damas”, aunque digan ser feministas (la primera, no la segunda), y disfrutar de trato protocolario diferencial.

Pedro proclama que sólo él puede ser investido “Presidente”, por ser vos quien sois, que diría el Canon Romano, o porque yo lo valgo, que dice algún publicista. Y quien no lo acepte es un irresponsable, y un enemigo del pueblo. Detrás de ello hay mucha más egolatría de la que parece. Es la afirmación del “Ego” en todo su esplendor. El ególatra crea enemigos para entregárselos a sus “fans”. Los judíos, los comunistas, Franco y su tumba, las derechas de Colón, los contubernios de Munich …. todo ello vale como enemigo del pueblo, al que solo YO/EGO represento.

Todos lo ególatras escriben su librito de pensamiento profundo, para hablar de sí mismos: Mein Kampf, Raza, Libros Verdes, Rojos, Azules y Manuales de Resistencia.

El lector estará un poco mosca con mi afán de comparar a Franco con Pedro. Me pregunto si un personaje como Pedro, de haber vivido en los años 30 del siglo XX, no hubiera sido un dictador ególatra de la época. ¡Imposible! ¿Por qué imposible?

Pero a mí me gustaría más asimilarle a Nerón, quien al enfrentarse a la muerte exclamó: “Que gran artista pierde la humanidad”.

Avatar de Usuario
Invitado

Pedro Sánchez presidente del gobierno de España

Mensajepor Invitado » Vie 20 Sep, 2019 8:07 pm

Imagen

Imagen
Sanchez es un majadero integral, impostado hasta el ademán, necio hasta para posar, falso hasta para fingir. Mal pertrechado para el cara a cara, su carácter rebela la edad mental de un niño de primaria que se enfada a las primeras de cambio y protesta cuando le quitan el juguete, le cantan las cuarenta o simplemente le llevan la contraria. Un tipo irascible que tuerce el gesto y pierde los nervios a la menor contrariedad. Un fatuo fascinado por la arboladura de un físico que corona una cabeza vacía de contenido. Un cero a la izquierda intelectualmente hablando. Una ambición de poder sin límites y sin ideología conocida. Un peligro, desde cualquier punto de vista, como eventual presidente del Gobierno.

https://www.vozpopuli.com/opinion/opini ... 77508.html




Volver a “La Crispación”