APRENDIZ DE PRINCESA, LALLA SALMA DE MARRUECOS

Las últimas noticias de la Realeza. Monarquía vs. República
¿Cuánto reinarán Felipe VI y Letizia?


Imagen

Avatar de Usuario
Invitado

APRENDIZ DE PRINCESA, LALLA SALMA DE MARRUECOS

Mensajepor Invitado » Sab 06 Abr, 2019 10:33 pm

La pregunta es: y no es más cierto que el marido de la lety es un mariposón de tomo y lomo? Responde primero y después exclama jo, jobar y jolines, si te parece que esas expresiones te pueden granjear las simpatías de la interfecta

Avatar de Usuario
Invitado

APRENDIZ DE PRINCESA, LALLA SALMA DE MARRUECOS

Mensajepor Invitado » Dom 07 Abr, 2019 9:47 am

Invitado escribió:La pregunta es: y no es más cierto que el marido de la lety es un mariposón de tomo y lomo? Responde primero y después exclama jo, jobar y jolines, si te parece que esas expresiones te pueden granjear las simpatías de la interfecta



Pesada.

Avatar de Usuario
Invitado

APRENDIZ DE PRINCESA, LALLA SALMA DE MARRUECOS

Mensajepor Invitado » Dom 07 Abr, 2019 2:18 pm

Te han hecho una pregunta muy simple; contestá, cargosa. Leñe, ondia, jopelines

Avatar de Usuario
Invitado

APRENDIZ DE PRINCESA, LALLA SALMA DE MARRUECOS

Mensajepor Invitado » Dom 07 Abr, 2019 3:31 pm

Invitado escribió:Te han hecho una pregunta muy simple; contestá, cargosa. Leñe, ondia, jopelines


Ni idea si es o no es. No conozco a esa gente, ni me paso el día en foros lamiendo culos ni defendiendo a gente a la que tú y yo le importamos un pepino. ¿Te pagan por denigrar a la susodicha o por defender a la otra? Parece que te va la vida en ello. Pero va a ser que no, que no es actividad remunerada.
:mrgreen:

Avatar de Usuario
Invitado

APRENDIZ DE PRINCESA, LALLA SALMA DE MARRUECOS

Mensajepor Invitado » Dom 07 Abr, 2019 4:54 pm



Papa Francisco visita el Instituto de imanes y predicadores Mohammed VI en Rabat.

Avatar de Usuario
Invitado

APRENDIZ DE PRINCESA, LALLA SALMA DE MARRUECOS

Mensajepor Invitado » Dom 26 May, 2019 2:49 am

Imagen
De izquierda a derecha, Mohamed VI, su padre Hasan II y el padrastro de Mohamed VI, Mohamed Mediouri.


MOHAMED VI
LOS ‘AMANTES’ DE LA REALEZA DE MARRUECOS

El ‘padrasto’ del rey Mohamed VI, Mediouri, sufre “un intento de asesinato” en Marrakech interpretado como “un susto” de palacio para que no vuelva a Marruecos. El monarca nunca aceptó la relación de su madre, Lalla Latifa, con el que fuera el guardaespaldas de su padre

ANDRÉS H. MENCÍA


El 'padrastro' de Mohamed VI ha sido víctima de un misterioso intento de asesinato. Mohamed Mediouri, de 81 años, denunció, en una comisaría de la ciudad turística de Marrakech, que siete hombres, tres armados con pistolas, le atacaron a plena luz del día, a la entrada de la mezquita Al Anuar, donde había ido a escuchar el sermón del viernes. Le dieron tal paliza que le dejaron herido, aunque de menor gravedad que su conductor, y luego se dieron a la fuga en su coche, un todoterreno que utilizaba para moverse por Marruecos cuando estaba de visita. Vive en París, junto a Lalla Latifa, la madre del monarca con la que se casó hace dos décadas.

El Departamento de Investigación Criminal (PJ) de la ciudad donde ocurrió la agresión ha abierto una investigación oficial para aclarar las circunstancias de este ataque y determinar tanto el motivo de la agresión como la naturaleza del arma de fuego que portaban los atacantes, ya que Marruecos no es un país donde circulen muchas armas de fuego ilegales. Los medios no oficiales tienen sus teorías y hay quien habla de un complot para asustar a Mediouri y que este no vuelva a aparecer por Marruecos, donde reside su hijastro, el rey del país. Pocos se atreven a señalar quién podría estar detrás de algo así. La hipótesis oficial es que fuera un robo con violencia, pero la víctima insiste en subrayar que fue un "intento de asesinato" contra su persona.

LA MATRIARCA
Lalla Latifa, esposa del difunto rey Hassan II y madre de Mohamed VI, mantiene una relación con el que fuera guardaespaldas del monarca.


A Mediouri se le conoce en Marruecos como el hombre que protegía al difunto rey Hasan II, el guardaespaldas y jefe de seguridad del padre del actual monarca marroquí. Fue su sombra en todas las salidas oficiales, su seguidor más leal y su persona de confianza durante años, hasta su muerte en 1999. Conocía muchos de sus secretos y no se separaba de él, ni en sus viajes al exterior ni en sus actividades oficiales dentro del país, lo que es obvio por las fotos en las que siempre sale con rostro serio y postura de portero de discoteca, protegiendo la vida de Hasan II. En 1975, el entonces rey le había fichado al frente del recién formado Departamento de Protección Real (DPR). Le dio un voto de confianza a un simple inspector de policía de Marrakech, que había destacado sobre sus compañeros por sus habilidades en boxeo y uso de armas.

Con los ojos puestos en el rey, Mediouri tenía el corazón en otra parte de palacio: estaba enamorado de Lalla Latifa, la esposa legítima y primera de Hasan II. Era conocida popularmente como "La madre de los príncipes", nada de princesa ni reina, porque nunca le fue concedido el título de "Alteza Real". Pocos son capaces de ponerle cara a la mujer musulmana con la que Hasan II contrajo matrimonio para legitimar su posición de monarca. No podía estar soltero y por eso se casó en medio de su coronación, pero poco se supo sobre ella. Estaba vetada de los actos oficiales y publicar fotografías suyas sin consentimiento estaba y sigue siendo ilegal. Hasan II nunca expuso a su esposa, ni tampoco renunció a la poligamia, pues mantenía otras concubinas con las que tuvo que tragar Latifa, aunque siempre llevando el título de la "oficial".

Con el paso de los años, y con Hasan II aún en vida, ella empezó a corresponder a Mediouri en el amor que sentía por ella. Poco ha trascendido de esa etapa, más allá de los rumores que afirman que el rey sabía de su pasión por el guardaespaldas. Sin embargo, la relación se confirmó -nunca por vías oficiales- tras la muerte de Hasan II. Se casaron poco después, sin el visto bueno de Mohamed VI, que parece seguir sin aceptar a su padrastro, según fuentes de Rabat. Ambos tuvieron que irse de Marruecos para empezar una nueva vida en París, alejados de las presiones de palacio pero también de las miradas de los marroquíes.

Imagen

UN AMOR DE PELÍCULA QUE SUPERÓ LA DISTANCIA

La prensa francesa, que conocía de cerca la pasión que tenía el príncipe heredero Hasan por la actriz francesa Etchika Choureau, había apostado que el padre del actual rey de Marruecos retaría la tradición y renunciaría al trono por amor. Nada más lejos de la realidad. Hasan II se convirtió en monarca y rompió su relación con aquella joven, que pasó a ser amiga, además de “un miembro más” de la Casa Real, hasta el día de hoy.


Mohamed VI, quien al llegar al trono apostó por convertir el país musulmán en el más moderno de sus hermanos árabes, había condenado a su madre a exiliarse en Francia por haberse atrevido a rehacer su vida. Sin embargo, nunca hizo lo mismo con la mujer que siempre amó su padre: Etchika Choureau, la estrella de cine francés que tuvo una aventura de película con el entonces príncipe heredero Moulay Hasan. A ella siempre la aceptó y la sigue aceptando.

El flechazo entre esa pareja llegó en 1956, en Cannes, pocos meses antes de que Marruecos lograra su independencia del colonialismo francés, un evento nacional que obligó a Hasan a renunciar a sus paseos constantes por París para volverse a Rabat a ayudar a su padre, Mohamed V, a gobernar el país. La distancia no logró separarles. El entonces príncipe heredero siguió escapando a París para pasar algunos días con ella, y cuando no, dedicaban horas a hablar por teléfono, según el antiguo responsable de las comunicaciones de la familia real, Medhat Burequat. A Mohamed V, abuelo del actual rey, no le hacía mucha gracia la aventura de su hijo con una actriz extranjera, para colmo francesa, según el diario TelQuel. Ella había decidido mudarse a Rabat y se convirtieron en dos tortolitos que paseaban de la mano por la playa y cenaban a la luz de las velas.

El príncipe, que pagaba las cuentas de sus viajes a París o Marrakech, exigió a su séquito tratarla con respeto, y la mimó delante de todo el palacio. Sin embargo, el amor no lo puede todo y su relación era todo impedimentos. Nacida en París en 1929, ella es francesa, cristiana y divorciada, y él era marroquí, musulmán y representante del islam. Las revistas francesas, abducidas por este romance, no dejaron de especular con el futuro de la pareja: "¿Renunciará el príncipe al trono por su amor?", se preguntaban. Pero Burequat tenía la respuesta a aquello: "El protocolo y la tradición exigen que un príncipe se case con una marroquí y musulmana. El matrimonio con una francesa es imposible". Y así fue. El heredero dejó de serlo para convertirse en rey tras la muerte de su padre, y de paso abandonó a Etchika para casarse, de forma repentina, con una joven Lalla Latifa. Y con todas las que llegaron después de ella.

La joven actriz decidió entonces rehacer su vida lejos del rey, pero no lo logró. En 1966, decidió abandonar el cine y volverse a Rabat, cerca de Hasan II. Él la recibió con las puertas de palacio abiertas. Ambos retoman su amistad pero no su relación de amor. Hassan II comenzó a tener hijos, con Moulay Mohamed como primero en la línea sucesoria. Por su parte, Etchika ve al amor de su vida llenar de críos el palacio de Rabat, lo que le empuja a buscar una nueva pareja. Conoce a un hombre francés, que incluso presenta al monarca.

Su relación amistosa con Hasan II duró hasta su muerte, en 1999, que fue cuando su hijo Mohamed VI accedió al trono. A diferencia de lo que sí hizo con Mediouri, el amante de su madre, el actual rey de Marruecos sigue considerando a Etchika como una más. Ha sido invitada especial durante estos años en la Casa Real aunque sin mencionar jamás a Hasan II. Ella tiene ahora 85 años y vive en París, muy cerca de la residencia de Lalla Latifa, pero pasa largas temporadas en Marruecos, con el beneplácito del rey.


LA OTRA CRÓNICA EL MUNDO SÁBADO 25 DE MAYO DE 2019

Avatar de Usuario
Invitado

APRENDIZ DE PRINCESA, LALLA SALMA DE MARRUECOS

Mensajepor Invitado » Dom 26 May, 2019 2:14 pm

Qué moderno todo, concubinas, poligamia, mujeres sin derechos, etc.
Muy siglo XXI...

Avatar de Usuario
Invitado

APRENDIZ DE PRINCESA, LALLA SALMA DE MARRUECOS

Mensajepor Invitado » Sab 27 Jul, 2019 2:50 am

Imagen
Mohamed VI y Salma Bennani, el día de su boda, en marzo de 2002. Arriba, con su hermano, Moulay Rachid, en el funeral de su padre, en 1999.


SALMA DE MARRUECOS
SU RARA AUSENCIA EMPAÑA EL 20 ANIVERSARIO DEL REY

A medida que se conocen más detalles sobre la fuga de Haya de Jordania aumentan los rumores sobre si la ex mujer de Mohamed VI ha corrido la misma suerte que ella o las hijas del emir de Dubai.

ALEJANDRA MORENO


LAS ÚNICAS FOTOS LEGIBLES DE LALLA Salma (41) son de archivo, con una antigüedad mínima de año y medio. La que un día fue princesa de Marruecos y esposa del rey Mohamed VI está totalmente desaparecida del escenario, lo que no deja de contrastar con la vida públicamente activa que llevaba antes del divorcio, de evento en evento, luciendo atuendos analizados al milímetro por las revistas de moda de todo el mundo. Hoy se conocen –a cuentagotas– sus presuntas actividades, que nadie ve ni confirma, como sus supuestas visitas al cine en Rabat de la mano de su hija Jadiya, o recientemente, su estancia veraniega en el Egeo, en un yate de lujo cuyas fotos se le han atragantado a unos cuantos marroquíes que pelean a diario contra la pobreza y el desempleo.

Imagen

MOHAMED VI, DOS DÉCADAS EN EL TRONO
El escándalo del divorcio está aguando la fiesta al rey Mohamed VI, que celebra esta semana dos décadas de su llegada al trono, un hecho que tuvo lugar tan solo unas horas después de la muerte de su padre, Hasán II, un 23 de julio. Su progenitor había dirigido el país con mano de hierro, aunque aquella jornada de luto se recuerde por el apagón televisivo en Marruecos, donde todos los medios pasaron a emitir lecturas de versos del Corán para llorar la muerte del rey.

Las filtraciones repentinas sobre el paradero de Salma, que buscan dar aparente normalidad a la vida de una princesa divorciada en no muy claras circunstancias y repudiada de forma radical por la realeza, se están intensificando a medida que pasa el tiempo con ella desaparecida. Hace un par de semanas, la prensa griega aseguró que Salma estaba pasando unos días en el Egeo con su hijo, el príncipe heredero Hasán, en el yate Serenity, a 600.000 euros por semana y rodeada de personal de servicio. Eso sí, ninguna foto oficial, ningún robado, ninguna declaración fiable que lo confirme.

Además de las dudas sobre si ese viaje existe o no, la noticia provocó entre la prensa francesa la pregunta de si Salma tenía prohibido estar con sus dos hijos a la vez, una posible estrategia del rey para evitar una huida de su ex esposa con sus dos retoños, entre ellos el candidato a sustituirle en el trono. En un hecho sin precedentes desde que salió a la luz el divorcio, el monarca alaui respondió a lo que llamó “afirmaciones extremadamente graves”, y lo hizo en un comunicado, aparentemente firmado también por Lalla Salma. A través del abogado del rey, Eric Dupond-Moretti, ambos desmienten los rumores de que Salma tenga restricciones de movilidad, como la de viajar con los dos hijos a la vez fuera del país. Más allá de confirmar indirecta y oficialmente que la pareja está divorciada, nada asegura que Salma esté realmente detrás de ese comunicado.

Pero el nombre que ha encendido aún más las alarmas en Rabat es el de la fugada Haya de Jordania. A medida de que se conocen más detalles sobre la causa y la manera en la que ha puesto tierra de por medio con su marido, dejándolo en evidencia ante el mundo, también aumentan los rumores sobre si Salma ha corrido la misma suerte que ella o las hijas del emir de Dubái, Mohamed Bin Rashid al Maktum. La joven princesa Shamsa, que huyó de su padre en 2000, fue localizada en el Reino Unido y devuelta en un avión privado (nada se sabe de su paradero). Su hermana Latifa intentó hacer lo mismo a sus 33 años, pero también fracasó: fue capturada en plena huida en un barco.

Conocida por no perderse ningún acto oficial del que fuera su marido, Salma no estuvo presente en la visita de los Reyes Felipe y Letizia a Marruecos en febrero, ni tampoco en la del príncipe Enrique y Meghan Markle poco después. En otras circunstancias, habría actuado de anfitriona y relaciones públicas del reino alauí. Pero en lugar de eso, Salma protagonizó una muy notada ausencia en palacio, que confirmó el divorcio y provocó las preocupaciones sobre su futuro como madre de los hijos del rey y como ex mujer del emir de los creyentes.

Esa misma ausencia sospechosa también la protagonizó Haya de Jordania hace unos meses, cuando no apareció a su cita favorita: la competición real de Ascot, en Inglaterra. La única diferencia es que, mientras sí hay confirmación de la huida de Haya desde Dubái, Salma Bennani no ha dado señales de vida. Y son muchos más los que se preguntan sobre su estado de salud y su situación personal. “Las comparaciones no se basan en nada, excepto en el hecho de que las dos son princesas”, advirtió Eric Dupond-Moretti.

Mohamed VI llegó exactamente hace dos décadas al poder, un aterrizaje que supuso una especie de suspiro para la población, confiada en que traería el cambio que su padre, Hasán II, siempre le negó a Marruecos. Era un rey joven que prometía convertir el país en el más moderno de la nación árabe, de la mano de otra joven de melena pelirroja llamada Salma. De hecho, fue el primer monarca marroquí en permitir que su mujer apareciera en público, en otorgarle el título de princesa y en permitir que tuviera una función más allá de la de ser la madre del heredero. Pero, veinte años después, Mohamed VI es también el primer monarca marroquí en divorciarse públicamente y en condiciones poco claras.


LA OTRA CRÓNICA EL MUNDO SÁBADO 27 DE JULIO DE 2019




Volver a “La Casa Real”