¿Existe o no existe un dios?

Sólo tú eres el responsable de lo que aquí se diga.

Imagen

Avatar de Usuario
Invitado

¿Existe o no existe un dios?

Mensajepor Invitado » Mié 31 Ago, 2016 11:56 pm

El Pepe se convirtio al catolicismo y cumpe con la iglesia de Roma. Organizo una misa para pedir por Chavez.


Avatar de Usuario
Investigador

¿Existe o no existe un dios?

Mensajepor Investigador » Mié 31 Ago, 2016 11:56 pm

Segunda Revelación de

¿Existe o no existe un dios?


Continuo con mi tesis y para empezar expongo el orden con el cual presentaré mis argumentos.

Estos formarán tres grupos.

El primero de éstos grupos se ocupará más particularmente del Dios-Creador. Contendrá seis argumentos.

El segundo de estos grupos será dedicado más especialmente al Dios-Gobernador o Providencia: abarcará cuatro argumentos.

El tercero y último de esos grupos se ocupará del Dios-Justiciero o Magistrado; comprenderá dos argumentos.

Luego: desearía presentar seis argumentos contra el Dios-Creador; cuatro argumentos contra el Dios-Gobernador; dos argumentos contra el Dios Justiciero. Esto hará doce argumentaciones en total de las cuales una vez leídas y analizadas el lector podrá determinar por su propia voluntad la existencia o inexistencia de Dios.

Siendo conocido el plan de mi demostración, podréis seguir más cómodamente y mejor el desarrollo de mis manifestaciones.


PRIMERA SERIE DE ARGUMENTOS

Primer argumento:

El gesto creador es inadmisible.

¿Qué es crear?

¿Es tomar los materiales esparcidos, separados, pero existentes, luego utilizando ciertos principios, experimentados, aplicando ciertas reglas conocidas, reunir, agrupar, asociar, ajustar estos materiales, con el fin de hacer de ellos algo?

No. Esto no es crear.
Ejemplo: ¿puede decirse de una casa que ella ha sido creada?
No. Ha sido construida.
¿Puede decirse de un mueble que ha sido creado?
No. Ha sido fabricado.
¿Puede decirse de un libro que ha sido creado?
No. Ha sido escrito, compuesto e impreso.
Por lo tanto tomar estos materiales existentes y hacer de ellos algo, eso no es crear.

¿Qué es, pues crear?
Crear... Me encuentro, a fe mía, muy perplejo para explicar lo inexplicable, para definir lo indefinido.
Sin embargo, voy a intentar hacerme comprender:
Crear, es sacar algo de nada. Es hacer con nada alguna cosa. Es llamar la nada a ser.

Eso supuesto, imagino que no se encuentra ni una sola persona dotada de razón que pueda concebir y admitir que de nada se pueda sacar algo, que con nada sea posible hacer alguna cosa.

Imaginad a un matemático, elegid el calculador más eminente, colocad detrás de él un enorme cuadro negro. Rogadle que trace sobre ese cuadro de ceros y más ceros: podrá esforzarse en sumar, en multiplicar, en librarse todas las operaciones de las matemáticas, y no alcanzará jamás a extraer de la acumulación de esos ceros una unidad. Incluso utilizando una calculadora digital.

Con nada, no se hace nada; con nada no se puede hacer nada. El famoso aforismo de Lucrecio ex nihilo nihil queda como la expresión de una verdad y de una evidencia revelada.

El gesto creador es un gesto imposible de admitir y es un absurdo.

Crear, es, pues, una expresión mística, religiosa, pudiendo poseer algún valor a los ojos de las personas a las cuales satisface creer lo que ellas no comprenden y a quienes la fe se impone tanto más cuanto menos comprenden; pero crear es una expresión vacía de sentido para una persona enterada, atenta, a los ojos de quien las palabras no tienen más valor que en la medida en que ellas representan una realidad o una posibilidad.

En consecuencia, la hipótesis de un Ser verdaderamente creador es una hipótesis que la razón rechaza.

Por lo tanto el Ser creador no existe, no puede existir.

Avatar de Usuario
Assia
de Melbourne
de Melbourne
Mensajes: 22323
Registrado: Mar 29 Dic, 2015 2:19 am
Flag: Australia

Re: ¿Existe o no existe un dios?

Mensajepor Assia » Jue 01 Sep, 2016 1:13 am

Respetada todas tus investigaciones. Pero si hay que creer a los cristianos y a la Sagradas Escrituras: '' DIOS CREO EL MUNDO... CREO A EVA DE 1 COSTILLA DE ADAM.Y ESO CUALQUIERA LO PUEDE LEER EN LA BIBLIA SIN NECESIDAD A SER 1 ''INVETIGADOR PRIVADO'' COMO CANOSA. Este es 1 tema muy controvertido y por eso hablando por mi misma no me gusta debatirlo.Prefiero la frase del escritor sueco antes de morir: '' No creo en Dios, pero siento 1 gran profundo respeto por los creyentes.'' Nadie ha visto la mirada de Jesus. Comparar construir 1 casa o 1 palacio con crear 1 mundo...y nuestros primeros padres... ya tienes que ser 1 gran ''investigador.'' Como nadie sabemos si fue primero el huevo o fue la gallina.No escribire lo que pienso de tus grandes Investigaciones RESPETADA POR MI PARTE.
Assia

Avatar de Usuario
Invitado

¿Existe o no existe un dios?

Mensajepor Invitado » Vie 02 Sep, 2016 6:25 am

Comprobar si existe o no existe un Dios es un tema bastante difícil en poder llegar a cualquier tipo de conclusión y a mi modesta forma de pensar sospecho que deberíamos primeramente analizar la simple palabra CREAR.

¿Cuál es su significado?

O mejor dicho ¿cómo se puede interpretar esta dichosa palabra?, que se encuentra incorporada en los vocabularios de todas las lenguas del planeta.

Revisando mi “Enciclopedia de la Cultura Argentina” he encontrado la siguiente clarificación:
(Del latín creado). F. Acto de crear o sacar Dios algo de la nada.


Y era de esperar. Pero cambiemos de táctica.

Si le preguntáis a un metafísico, imbuido de espíritu teológico lo que significa la palabra creación, os responderá:
“La creación es el acto incomprensible por el cual Dios hizo el mundo y le dio una existencia propia.”

Inútil insistir, porque os repetirá:
“Este acto sobrepasa el entendimiento humano.”

Dirigíos a un teólogo puro, católico, por ejemplo, y os dirá:
“Es el acto por el cual Dios, sin el concurso de materia alguna preexistente, ha producido el universo con su sola potencia y su única voluntad.”
Y apoyará su definición en el Génesis bíblico y en la autoridad de Moisés.

Es en este último caso, en que la creación a partir de nada, ex nihilo, se haya afirmada, cosa extraña, en la autoridad de un libro casi único desde este punto de vista, porque la historia de las religiones prueba, sin duda posible, que raras, por no decir ninguna, fueron las que admitieron la idea pura de creación. Los más sabios exégetas con Ernst Renán y D. F. Strauss a la cabeza, han demostrado claramente la notable excepción que ofrece a este tema la religión judaica.

La historia de la filosofía nos enseña que la más poderosa reacción contra la idea judía de creación ex nihilo tuvo lugar en Grecia, donde 600 años antes de nuestra Era, Demócrito, Anaxágoras, Empédocles, Zenón, etc., rechazaban el sobrenaturalismo religioso y sólo especulaban sobre la materia como elemento para formar el Universo. Sabemos que Anaxágoras fue el más claro y preciso de ellos, lo que nos obliga a reconocer que de él data la oposición a la idea de creación por la de evolución.

Se queda uno aturdido al ver que, gracias a la influencia de Platón y de Aristóteles, la idea de creación se mantuvo mucho tiempo en vigor a pesar del esfuerzo casi milagroso del pensamiento religioso del siglo VI griego.

Creación. Cualquiera que sea la concepción que tengamos de lo que los adeptos de las religiones diversas llaman Dios, el gesto creador que se atribuye al Ser Supremo y Eterno, “haciendo de la nada el Universo y creando todas las cosas de la nada” es algo ilógico.

La palabra crear es uno de esos términos de los que se ha abusado para expresar un montón de cosas, muchas de las cuales son totalmente extrañas a la idea que implica la expresión crear.

Y para evitar cualquier tipo de desconcierto literario por falta de análisis filosófico utilizare distintos ejemplos al de la construcción de una casa.

¿Es que no se ha dicho de un gran sastre o de una modista reputada que han creado tal modelo o tal género?

¿Qué han hecho?

Han buscado en los archivos, han consultado las obras adecuadas a su profesión, han comparado, se han inspirado en los gustos recientes, han tenido en cuenta los tejidos y los ornamentos que armonizaban más agradablemente, han suprimido esto e introducido lo otro, han añadido aquí y disminuido allá; han interrogado al personal y a la clientela; se han informado acerca del género y el modelo que iban a lanzar sus competidores; han hecho números con el fin de saber cuál sería el beneficio. En fin, todas estas operaciones han hecho que surgiera un género o un modelo. ¿Podemos decir que han creado? No.

De tal sabio se ha dicho que es el creador de una ciencia o de una rama de ésta.

¿Qué ha hecho ese sabio ilustre?

Ha extraído enseñanzas de los trabajos e investigaciones de sus predece¬sores; ha aprovechado las experiencias, las investigaciones a que se dedican sus contemporáneos; ha multiplicado las observaciones y los análisis; ha prolongado los resultados adquiridos y su labor perseverante lo ha puesto un día frente a una posibilidad nueva en un campo de experiencia inexplorado. Se ha adelantado, ha sido el primero y ha unido su nombre a un procedimiento, a un método, a una particularidad de la ciencia. ¿Ha creado verdaderamente? No.

Cuando se trata de artistas y de obras de arte, debido a la magnificencia de sus inspiraciones nos servimos a menudo de la palabra creación. Son de destacar las obras soberbias que han elevado a las Bellas Artes hasta las nubes, que la forma y la belleza han hallado en algunas personas un soplo genial, y la ejecución prestigiosa les ha convertido en verdaderos genios.

¿Pero, qué hubieran hecho y qué hubieran podido hacer si su cerebro admirable no hubiera sido previamente poblado de ideas, de sensaciones, de recuerdos, de conocimientos, de comparaciones, abastecidas por la diversidad de las escuelas; si su genio, nutrido, fortificado, elevado por la contemplación de esas riquezas intelectuales y de esos tesoros artísticos, no hubiera tomado de ese fondo inagotable los materiales indispensables para la exteriorización de sus sublimes edificaciones interiores?
Por lo tanto, ¿podemos llamar a sus obras creación? No.

Entonces, ¿qué es crear?

Confieso que su definición no es cosa fácil cuando se trata de dar un sentido a una expresión que no posee ninguno. No se explica lo inexplicable.


Sin embargo, los textos religiosos dicen que “Dios es un ser eterno, infinito, todo poderoso, que ha hecho todas las cosas de la nada”.

Ahora ya tenemos una definición de la palabra crear. Crear, sería (sería, no es), hacer alguna cosa con nada en absoluto, sacar una cosa de la nada absoluta. Imaginad las combinaciones más ingeniosas, el desarrollo más fantástico, las multiplicaciones más fabulosas; haced que el roble brote de la bellota más majestuosa; sacad de una unidad los totales más elevados; haced que de un grano de polvo se forme un continente; ninguna de estas operaciones nos puede dar la idea de lo que sería crear.

Una bellota es pequeña, una unidad es poco, un grano de polvo no es casi nada, empero, un grano de polvo, una unidad, una bellota, son de todas maneras alguna cosa, y crear es hacer alguna cosa de la nada.

Debe notarse que el milagro de la creación del mundo no está en el hecho -ya sorprendente en sí- que de la nada absoluta Dios haya podido crear el Universo, cuyas dimensiones son tales que después de haber multiplicado las cifras más fabulosas por las más fantásticas, y después de haber tomado el total de esta multiplicación por la más ínfima unidad de medida, es imposible fijar sus, dimensiones, el milagro reside en el hecho de hacer alguna cosa, por pequeña que sea, de la nada; el milagro está entonces en la creación misma y no en la extensión o el volumen de la cosa creada.

Con nada no se hace nada, ni se puede hacer nada y como ya se ha previamente comentado, el inolvidable aforismo de Lucrecio, ex nihilo nihil, sigue siendo la expresión de una certidumbre innegable y de una evidencia manifiesta. Creo que sería vano buscar a una persona dotada de razón que pueda concebir y admitir que de la nada se puede hacer alguna cosa y que con la nada sea posible hacer algo. En consecuencia, la hipótesis de un Dios creador es absurda, la razón la rechaza como inadmisible.

La verdad es que a cualquier religión le es indispensable que su Dios sea creador para ser Dios. Porque si esta cualidad le faltara dejaría de ser Dios. Ya no sería el ser necesario, el ordenador de todas las cosas, el dispensador de la felicidad y del sufrimiento.

Dogma es el artículo de fe que está prohibido al católico poner en duda bajo pena de pecado mortal.

“Creed, hermanos míos” -dice el cura-, “creed y no tratéis de comprender”.
¿Cuál sería el mérito de creer si comprendierais?
Y si pudierais comprender, ¿con qué derecho reclamaríais la recompensa prometida a las almas que se sumergen en la adoración?
Desconfiad de las tentaciones diabólicas. Satanás es hábil en el arte de colocar cepos y es, quizá, uno -el más peligroso- el de incitaros a penetrar en el misterio en el que place a nuestro Dios envolverse.
Creed; creed ciegamente; creed igualmente, creed sobre todo lo que os parece que es absurdo.
Con el buen cristiano, decid: Creo, aunque sea absurdo; “credo quia absurdum”.


Es posible que el lector se extrañe de la poca consistencia que tiene la tesis cristiana al sostener el absurdo de la creación ex nihilo. Lo que es sorprendente no es el ridículo y la inverisimilitud de esta tesis, sino el crédito que ella ha tenido durante siglos y que tiene aún entre una multitud de gentes que no están desprovistas de inteligencia y de cultura.


Pero el problema de la creación no se puede resolver con la simplicidad que lo hacen las religiones.

El origen del universo -que a eso se refiere la noción religiosa de creación- es una cuestión que atormenta a las personas de ciencia y sobre la cual, hasta ahora, sólo se han podido adelantar algunas hipótesis con caracteres de mayor o menor similitud, pero aún no se ha llegado a una conclusión definitiva, aceptada científicamente, que pueda considerarse como solución a esa incógnita milenaria.


Creación. Declaro que es un tema que ofrece dificultades muy difíciles de superar. En primer lugar, adquiere forzosamente por su naturaleza misma, un carácter muy personal. Además, es muy vasto. Considero el problema de la creación (es decir, de la energía creadora, fuerza fundamental de la evolución universal), como el problema central de todas las ciencias, de todo nuestro saber, de toda nuestra actividad de pensadores, de buscadores, de exploradores.

La esencia de las fuerzas móviles (los resortes primordiales) de la evolución general es aún para nosotros un profundo, punzante y completo misterio. Persistiendo ese misterio no podemos formular nuestras concepciones filosóficas, biológicas o sociales más que a tientas y dentro de ciertos límites restringidos. Luego, desde mi punto de vista, sin que ese misterio sea descubierto y ese problema resuelto, nuestras concepciones, nuestras afirmaciones y nuestras convicciones no podrán ser, científicamente hablando, más que débiles, dudosas, inestables y efímeras hipótesis.

Según mi criterio el problema de la evolución general y también el de la evolución del hombre -biológico, psicológico y social- están indisolublemente ligados a los problemas de la energía creadora de la naturaleza. Dicho de otro modo: el problema de la evolución general y de la evolución del ser humano en particular, conduce, infaliblemente según mi opinión, al de la esencia y funcionamiento de la energía universal.

El problema de la creación (energía creadora) se halla en la base de todas las cuestiones concernientes a la evolución, la vida (como fenómeno notable de la evolución), el ser humano (como fenómeno notable de la vida), el individuo y la sociedad. Tal es mi convicción íntima.

Desde hace tiempo, tengo la costumbre de examinar toda cuestión más o menos importante de la vida en general o de la vida humana (individual o social) a través del prisma de ese problema fundamental. De ésta forma, varias cuestiones se me aparecen bajo un nuevo horizonte. Su estudio se enriquece, a mi juicio, con un factor igualmente nuevo y muy potente. Añadiré que algunos aspectos del mismo problema han confirmado definitivamente mis convicciones humanitarias y pacifistas, para las que he hallado así una base más.

Siempre me ha extrañado que el problema de la creación (energía creadora de la naturaleza), cuya penetración e importancia capital se hallan fuera de duda y que, por así decirlo, se encuentra constantemente ante nuestros ojos (la naturaleza, es la creación constante), se halla desde hace siglos casi totalmente fuera del estudio científico.

En efecto, la ciencia moderna opera sobre todo por medio de análisis y de experiencias concretas, precisas, minúsculas, que, a lo mejor, llegan un día “automáticamente” a conclusiones generales y vastas.

Pero soy de la opinión de los que pretenden que no hay, por eso, que abandonar totalmente el otro método: el examen general de los grandes problemas que aparecen ante nosotros y prueban la potencia de nuestro pensamiento, en posesión, sobre todo, de los resultados ya adquiridos por los análisis escrupulosos del microcosmos. Los dos procedimientos podrían coexistir perfectamente, poseyendo cada uno su campo de acción completándose mutuamente en lugar de excluirse.

Me dedicaré, pues, en el presente artículo a formular, a precisar el problema tal como se pre-senta a la meditación y al estudio. Espero que, dejando de lado sus soluciones posibles, tal precisión interesará al lector y le será útil.

Admitiendo definitivamente que el método de acción de la naturaleza es la evolución; admitiendo después que la esencia, la fuerza móvil, el resorte permanente de la evolución es la energía creadora, nuestra cuestión se presenta como sigue:

Primero:- ¿Qué es la energía creadora y, en consecuencia, la creación? ¿Cuál es su esencia y cuál su papel en la naturaleza? ¿Cómo funciona? ¿Cuáles son sus relaciones con las diferentes clases de energía? ¿Qué es la vida como manifestación de la energía creadora? La situación del ser humano en la evolución de la vida. El ser humano y los animales. (Parte biológica del problema.)

Segundo:- El ser humano y la energía creadora. (Parte bio-psicológica del problema.)

Tercero:- La esencia y el papel de la creación en la sociedad humana. El sentido de la evolución del ser humano en sociedad. El individuo y la sociedad. El problema del progreso, etc. (Parte sociológica.)

Tales son los trazos esenciales del problema de la creación (energía creadora), sin hablar de sus múltiples subdivisiones. En esta obra no es posible desarrollar esos temas, ni siquiera abordarlos, nos hemos de contentar con plantearlos.

Avatar de Usuario
Assia
de Melbourne
de Melbourne
Mensajes: 22323
Registrado: Mar 29 Dic, 2015 2:19 am
Flag: Australia

Re: ¿Existe o no existe un dios?

Mensajepor Assia » Vie 02 Sep, 2016 6:51 am

No he leido tu mensaje porque me resulta cansino debatir sobre 1 tema tan complejo y controvertido y al final sin repuesta convincente. Pero a ver si tambien investiga si fue primero la gallina o fue primero el huevo el que existio ante de la gallina.
Assia

Avatar de Usuario
Assia
de Melbourne
de Melbourne
Mensajes: 22323
Registrado: Mar 29 Dic, 2015 2:19 am
Flag: Australia

Re: ¿Existe o no existe un dios?

Mensajepor Assia » Vie 02 Sep, 2016 1:15 pm

Te deseo suerte Investigador de que encuentres a muchos lectores que lean tu mensaje sin aclarar en palabras claritas como se creo o se ''construyo'' este mundo.Como no tengo el cerebro de Eistein, tu opinion es mas confusa que la de los critianos. Confiamos que haya lectores en este foro que te lean y sobre todo que te comprendan todo lo que dice sin aclarar nada.
Assia

Avatar de Usuario
Investigador

¿Existe o no existe un dios?

Mensajepor Investigador » Lun 05 Sep, 2016 12:58 am

Tercera Revelación de

¿Existe o no existe un dios?

SEGUNDO ARGUMENTO

El “espíritu puro” no puede haber determinado el universo

A los creyentes que, a despecho de toda razón, persisten en admitir la posibilidad de la creación, les diré que en todos los casos es imposible de atribuir esta creación a su Dios.

Su Dios es puro Espíritu. Y yo digo que el puro Espíritu: lo Inmaterial no puede haber determinado al Universo: lo material.

He ahí porqué: El puro Espíritu no es separado del Universo por una diferencia de grado, de cantidad, sino por una diferencia de naturaleza, de cualidad.

De manera que el Espíritu puro no es ni puede ser una ampliación del Universo del mismo modo que el Universo no puede ser una reducción del Espíritu puro. La diferencia aquí no es solamente una distinción, sino una oposición, oposición de naturaleza: esencial, fundamental, irreductible, absoluta.

Entre el Espíritu puro y el Universo, no hay únicamente un abismo más o menos grande y profundo que podría ser calmado o franqueado: hay un verdadero abismo, cuya profundidad y extensión, cualquiera que sea el esfuerzo intentado, nadie ni nada podría colmar ni franquear.

Y yo emplazo al filósofo más sutil, lo mismo que al matemático más consumado, a levantar un puente, es decir, a establecer una relación -la que sea- (y con mayor razón una relación tan directa y tan estrecha como la que liga la causa al efecto) entre el Espíritu puro y el Universo.

El Espíritu puro no admite ninguna aleación material, no comporta ni forma ni cuerpo, ni línea, ni materia, ni proporción, ni espacio, ni volumen, ni color, ni sonido, ni densidad.

Sin embargo en el Universo, todo, por lo contrario, es forma, cuerpo, línea, materia, proporción, espacio, duración, profundidad, superficie, volumen, color, sonido y densidad.

¿Cómo admitir que esto ha sido determinado por aquello?
Es imposible.

Llegado a este punto de mi declaración, establezco sólidamente sobre los dos argumentos que preceden, la siguiente conclusión.

Hemos visto que la hipótesis de una potencia verdaderamente creadora es imposible. Hemos visto, en segundo lugar, que, aun cuando se persiste en creer en esta potencia, no se podría admitir que el Universo esencialmente material haya sido determinado por el Espíritu puro, esencialmente inmaterial.

Si, a pesar de todo, vosotros os obstináis, creyendo, en afirmar que es vuestro Dios quien ha creado el Universo, ha llegado la hora de pediros donde, en la hipótesis de Dios, se encuentra la Materia; en el origen, o en el principio.

O para simplificar como otro lector ha correctamente anotado, ¿cual fue primero la gallina o el huevo?

Y bien. De dos cosas una: o bien la Materia estaba fuera de Dios o bien ella estaba en Dios (no le podríais asignar un tercer lugar). En el primer caso, si ella se hallaba fuera de Dios, es que Dios no ha tenido necesidad de crearla, puesto que ya existía; es que ella coexistía con Dios, es que era concomitante con él y, entonces, vuestro Dios no es creador.

En el segundo caso, es decir, si ella no estaba separado de Dios, ella estaba en Dios, y en este caso yo sumo:
1º. Que Dios no es el Espíritu puro puesto que él tenía en sí una partícula de materia, y qué partícula: la totalidad de los Mundos materiales.
2º. Que Dios, conteniendo la materia en él, no ha tenido que crearla, puesto que ella existía; no ha tenido más que hacerla salir, y en este caso, la creación cesa de ser un acto de creación verdadero y se reduce a un acto de exteriorización.

En los dos casos, no hay creación.

Avatar de Usuario
Assia
de Melbourne
de Melbourne
Mensajes: 22323
Registrado: Mar 29 Dic, 2015 2:19 am
Flag: Australia

Re: ¿Existe o no existe un dios?

Mensajepor Assia » Lun 05 Sep, 2016 7:21 am

Menos mas que este hilo es para desahogar nuestras locuras. Ya te he pedido ''Investigador'' al estilo de Canosa que nos investigue si primero nacio la gallina y despues el huevo o primero nacio el huevo y despues la gallina.
Assia

Avatar de Usuario
Invitado

Creo en Dios porque no soy Idiota

Mensajepor Invitado » Lun 05 Sep, 2016 1:06 pm


Avatar de Usuario
Assia
de Melbourne
de Melbourne
Mensajes: 22323
Registrado: Mar 29 Dic, 2015 2:19 am
Flag: Australia

Re: ¿Existe o no existe un dios?

Mensajepor Assia » Lun 05 Sep, 2016 2:16 pm

Segun todas la religiones cristianas basadas en la Biblia, existe la Santisima Trinidad 3 personas en 1: Padre,Hijo y Espiritu Santo. Pero esto fue cuestionado por el medico catalan: Miguel Servet en Suiza, oponiendose a la doctrina de Juan Calvino, y predicando Servet que no exitia las 3 personas en 1 persona sola. Calvino encarcelo a Miguel Servet y lo envio a la hoguera donde el medico catalan murio achicharrado. En Ginebra, hay 1 estatua que los suizos levantanron a Servet, si no habeis visitado Ginebra teclear en GOOGLE la estatua de Miguel Servet en Ginebra. Todo indica que sin saberlo Miguel Servet fundo la religion Cristiana conocida como TESTIGO DE JEHOVA.
Assia

Avatar de Usuario
Assia
de Melbourne
de Melbourne
Mensajes: 22323
Registrado: Mar 29 Dic, 2015 2:19 am
Flag: Australia

Re: ¿Existe o no existe un dios?

Mensajepor Assia » Mar 06 Sep, 2016 4:51 am

Disculpad: He ojeado GOOGLE y Miguel Servet no era catalan, era de Huesca, Aragon.Por todo lo demas, todo lo que escribi arriba en mi mensaje es cierto.
Como he comentado muchas veces, soy atea, pero si creyera en Dios, creeria mas en la religion de Los Testigos de Jehova que en el catolicismo o en el protentatismo. Tanto catolicos como protentantes a los que he preguntado, no me han convencidos cuando les he preguntado por la existrencia de la SANTISIMA TRINIDAD. Sin excepcion, todas las repuestas de esas 2 religiones cristianas se han hecho 1 ''lio'' y han caido ambos en la misma contradiccion: '' DIOS ENVIO A SU HIJO A ESTE MUNDO PARA QUE MURIERA POR NOSOTROS...Cuando les he preguntado si es cierto que hay la Santisima Trinidad, Dios no podria tener hijos ya que segun la Santisima Trinidad biblica: Padre, Hijo y Espiritu Santo, son 1 sola persona. La repuesta que me han dado tanto catolicos como protestantes ha sido muy contradictoria y confusa: '' ES QUE DIOS SE HIZO HOMRE Y BAJO A LA TIERRA PARA SALVARNOS'' Esa repuesta no me la han dado Los Testigo de Jehova cuando les he hecho la misma pregunta. La repuesta de Los Testigo de Jehova siempre ha sido la misma:'' Son 3 personas: Padre,(Dios) Hijo (Jesucristo que esta sentado a la diestra de Dios) y el Espiritu Santo... No son 3 personas en 1 como protestantes y catolicos creen.'' Servet creyo en que eran 3 personas y no 1, fue por la creencia o interpretacion biblica de Servet, por lo que fue quemado en la higuera. No solo Servet se enfrento al todo poderoros Calvino, Servet tambien encontro sus enemigos en los catolicos suizos que se alegraron de que Sevet muriera quemado en la hoguera.
Assia

Avatar de Usuario
Investigador

¿Existe o no existe un dios?

Mensajepor Investigador » Jue 08 Sep, 2016 1:14 am

Cuarta Revelación de

¿Existe o no existe un dios?



TERCER PUNTO


Lo perfecto no puede producir lo imperfecto


Estoy convencido que si yo sometiese a un creyente la siguiente pregunta:
“¿Lo imperfecto puede producir lo perfecto?”,
este creyente me respondería sin la menor vacilación y sin el menor temor de equivocarse: “lo imperfecto no puede producir lo perfecto”.

Aceptando ese supuesto yo digo: “lo perfecto no puede producir lo imperfecto”, y yo sostengo que mi posición posee la misma fuerza y la misma exactitud que la precedente, y por las mismas razones.

Hay más aún: entre lo perfecto y lo imperfecto no existe solamente una diferencia de grado, de cantidad, sino también una diferencia de cualidad, de naturaleza, una oposición esencial, fundamental, irreductiblemente una diferencia más o menos profunda y amplia, sino un abismo tan vasto y tan profundo que nada podría franquearlo ni llenarlo.

Lo perfecto, es absoluto; lo imperfecto, es relativo: a los ojos de lo perfecto, que es todo, lo relativo, lo contingente, no es nada; a los ojos de lo perfecto, lo relativo es sin valor, no existe y no está al alcance de ningún matemático ni de filósofo alguno establecer una relación -la que sea- entre lo relativo y lo absoluto; a fortiori, esa relación es imposible cuando se trata de una relación tan rigurosa y precisa como la que debe existir necesariamente entre Causa y Efecto.

Es, pues, imposible, que lo perfecto haya determinado lo imperfecto.

Por el contrario, existe una relación directa, fatal y en cierto modo matemática, entre la obra y el autor de ella: tanto vale la obra, tanto vale el obrero; tanto vale obrero, tanto vale la obra. Es por la obra que se reconoce al obrero, como es por el fruto que se reconoce al árbol.

Si yo examino una redacción mal hecha en la que abundan las faltas de ortografía, en la que las frases son mal construidas, en la que el estilo es pobre y desaliñado, en la que las ideas son raras y banales, en la que los conocimientos son inexactos, no se me ocurrirá la idea de atribuir esa mala página de castellano a un cincelador de frases, a uno de los maestros de la literatura.

Si yo dirijo la mirada sobre un dibujo mal hecho, en el que las líneas son mal trazadas, las reglas de la perspectiva y de la proporción violadas, no se me ocurrirá jamás atribuir ese esbozo rudimentario a un profesor, a un maestro, a un artista. Sin la menor vacilación, diré: la obra de un alumno, de un aprendiz, de un niño; y tengo la seguridad de no cometer error, tanto es verdad que la obra lleva la marca del obrero y que, por la obra, se puede apreciar al autor de ella.

Por lo tanto, la Naturaleza es hermosa; el Universo es magnífico y yo admiro apasionadamente, tanto como el primero, los esplendores, las magnificencias de las que nos ofrece constante espectáculo. Sin embargo, por entusiasta que yo sea de las bellezas de la Naturaleza y no importa el homenaje que yo le tribute, no puedo decir que el Universo es una obra, sin defecto, irreprochable, perfecta. Y nadie se atrevería a sostener tal opinión.

El Universo es una obra imperfecta.

En consecuencia, yo digo que hay siempre entre la obra y el autor de ella una relación rigurosa, estrecha, matemática; por eso, el Universo es una obra imperfecta: el autor de esta obra, pues, no puede ser sino imperfecto.

Este silogismo conduce a poner en evidencia la imperfección del Dios de los creyentes y por consiguiente, a negarlo.

Puedo todavía razonar de la manera siguiente:
O bien no es Dios quien es el autor del Universo (expreso así mi convicción).
O bien, si persistís en afirmar que es él el autor, el Universo siendo una obra imperfecta, vuestro Dios es en sí mismo imperfecto.

Silogismo o dilema, la conclusión, el razonamiento resta los mismos.

Lo perfecto no puede determinar lo imperfecto.

Avatar de Usuario
Assia
de Melbourne
de Melbourne
Mensajes: 22323
Registrado: Mar 29 Dic, 2015 2:19 am
Flag: Australia

Re: ¿Existe o no existe un dios?

Mensajepor Assia » Jue 08 Sep, 2016 5:32 am

Tu tienes derecho como todos iguales en este foro gracias a la Administracion de expresar ''tu posicion posee la misma fuerza...'' Como tambien posee ''la misma fuerza'' las profecias'' del Comandante Canosa que nos cuelga su guerrillero en este hilo.

Mi caso es diferente: Yo habia leido hace anos, la biografia de Miguel Servet despues de haber visto su monumento en Ginebra. Senti curiosidad por la obstinidad de 1 persona tan inteligente como fue Servet (1 gran medico en su epoca.) en estudiar profundamente la Biblia y atreverse a enfrentarse a 1 enemigo tan poderoso como fue Calvino y peor aun, los fanaticos suizos que seguian a Calvino. Quise repuesta a la cuestion de LA SANTISIMA TRINIDAD TANTO POR CATOLICOS,APOSTOLICOS Y ROMANOS. NO ME CONVENCIERON. PREGUNTE A PROTESTANTES BAUTISTAS Y METODISTAS Y SOBRE LA CREDIBILIDAD DE LA SANTA TRINIDAD, ES LA MISMA ENTRE LA IGLESIA ROMANA Y LA IGLESIA EVANGELICA. SIN EMBARGO, CUANDO PREGUNTE A LOS TESTIGO DE JEHOVA POR LA SANTISIMA TRINIDAD, ME DIERON LA MISMA REPUESTA EN LA QUE CREYO MiGUEL SERVET. No obstante, cuando pregunte a 1 par de Testigo de Jehova si el fundador de su religion (Testigo de Jehova) era el Dr. Servet, nunca habian oido hablar de ese gran medico aragones. Segun me dijeron esta pareja (hace anos) que su religion (Testigo de Jehova) fue fundada en Estados Unidos.

No lo tomes a mal Investigador, pero tu con esos largos mensajes no puedes convencer a nadie del cristianismo al eteismo. Si lo que tu pretendes es impresionar a lectores de este foro cun presumir de Investigador, te has metido a investigar 1 tema muy complejo y muy cotrovertido.
Assia

Avatar de Usuario
Invitado

¿Existe o no existe un dios?

Mensajepor Invitado » Jue 08 Sep, 2016 1:15 pm

a mi me gusta que la peña investigue temas complejos y comprometidos. :up:

Avatar de Usuario
Assia
de Melbourne
de Melbourne
Mensajes: 22323
Registrado: Mar 29 Dic, 2015 2:19 am
Flag: Australia

Re: ¿Existe o no existe un dios?

Mensajepor Assia » Jue 08 Sep, 2016 1:39 pm

Para gusto colores. Pero ese tema sobre la existencia o no existencia de Dios es muy controvertido y ni los cristianos que basan sus religiones en la Biblia, estan de acuerdo si La SANTISIMA TRINIDAD SON 3: Padre, Hijo y Esperitu Santo en UNA SOLA PERSONA. En cambio, por lo que Servet fue a la hoguera fue por creer qu LA SANTISIMA TRINIDAD SON 3 PERSONAS Y NO SOLO 1 PERSONA COMO CREEN LAS DEMAS RELIGIONES CRISTIANAS INCLUYENDO LA CATOLICA,APOSTOLICA Y ROMANA. Por mi parte creo en la EVOLUCION Y NO EN LA CREACION. Pero si fuera creyente, creo que tienen mas sentido comun LOS TESTIGO DE JEHOVA CUANDO CREEN QUE LA SANTISIMA TRINIDAD SON 3 PERSONAS: DIOS, JESUCRISTO, SENTADO A LA DIESTRA DE DIOS PADRE Y EL EPIRITU SANTO EL QUE NOS DICE A LOS HUMANOS LA DIFERENCIA ENTRE LO BUENO Y LO MALO.
Si lees la Biblia, encontraras que 1 Angel (creo el Angel Gabriel) enviado por Dios, le comunico a Maria: ''De tu vientre saldra el hijo de Dios...'' Textualmente no recuerdo. Por tanto, es imposible la creencia de los cristianos que creen que DIOS,HIJO Y ESPIRITU SANTO, SON SOLO 1 PERSONA.
Assia




Volver a “Foro Loko”