El pequeno Nicolas es hijo de Javier de la Rosa?

Un lugar con buen talante y pluralidad democrática donde se debate lo más relevante de la política y la actualidad nacional e internacional.

Imagen

Avatar de Usuario
Assia
de Melbourne
de Melbourne
Mensajes: 16956
Registrado: Mar 29 Dic, 2015 2:19 am
Flag: Australia

Mensajepor Assia » Lun 24 Nov, 2014 11:01 pm

EL PEQUENO NICOLAS NO ES ''GUERRILLERO'' DEL COMANDANTE ALBERTO CANOSA. EL PEQUENO NICOLAS ESTA A FAVOR DE LA INFANTA CRISTINA Y
DICE QUE ES INOCENTE. EL COMANDATE CANOSA DETESTA A ESA ''NOBLEZA Y SATANICA GENTUZA.'' ADEMAS, EL COMANDANTE CANOSA HA LLAMADO ''LADRONES'' A URDANGARIN,CRISTINA Y TODOS DE LA FAMILIA REAL. PARA GENTE COMO EL COMANDANTE CANOSA,, NO EXISTE LA PALABRA ''PRESUNTO.''

Avatar de Usuario
Invitado

Mensajepor Invitado » Lun 24 Nov, 2014 11:52 pm


Avatar de Usuario
Invitado

Mensajepor Invitado » Mar 25 Nov, 2014 12:08 am



Esteban Urreiztieta: "Francisco Nicolás no descarta crear un partido político propio"
Esteban Urreiztieta, jefe de Investigación de 'El Mundo', afirma que "hay elementos reales y objetivables" en el relato del joven Francisco Nicolás. Urreiztieta esperaba que Carlos García Revenga, a quién Nicolás señala como enlace con Casa Real, negara la mayor, pero "hasta Casa Real ha reconocido que esas conversaciones existieron".





Eduardo Inda: "Se han fabricado pruebas contra Nicolás"
El periodista Eduardo Inda ha dicho que las declaraciones de Nicolás tienen "un poso de verdad" y ha destacado que no se "avergüenza de haberle hecho una entrevista". Inda ha añadido que el "Estado ha utilizado al joven y, cuando ha visto se le iba de las manos, le ha cortado las alas".

Avatar de Usuario
Invitado

Mensajepor Invitado » Mar 25 Nov, 2014 2:44 am



El impostor que ha puesto en jaque al sistema
La última gran farsa del 'pequeño Nicolás'

El escritor francés Emmanuel Carrère revive en El adversario la historia de un falso médico de la OMS que en 1993, justo antes de ser descubierto, prefirió matar a su mujer, sus hijos y sus padres para no tener que disculparse con ellos. El caso, que generó una enorme expectación mediática, terminó con la condena a cadena perpetua del asesino múltiple. En un pasaje de la obra, Carrère recoge el dictamen de un psiquiatra que acaba de visitarle en su celda: “Si no estuviese en la cárcel, ¡ya habría pasado por el programa de Mireille Dumas!”, un show semanal que por aquel entonces se emitía en la televisión francesa.

El pequeño Nicolás no ha matado a nadie. Sólo ha puesto encima de la mesa las miserias del sistema político y de la propia sociedad española, que anda ávida de héroes a los que ensalzar para luego derribarlos desde una altura suficiente. Y como el chico además no estaba en la cárcel, sino en un arresto domiciliario impuesto por sus abogados, decidió pasearse este fin de semana por algunos medios -como adivinó el psiquiatra de Carrère- para volver a ingresar dinero en su maltrecha cuenta corriente y seguir alimentando su farsa.

    Las relaciones personales son decisivas en la política española y puede que el único factor
El engaño del pequeño Nicolás es en realidad más sencillo y natural de lo que parece. Las relaciones personales son decisivas en la política española y puede que el único factor. Ana Botella no se convirtió en alcaldesa de Madrid por tener un Máster en Harvard, por ejemplo. Y Andrea Fabra no es diputada del PP de Castellón por un sueño místico. En otros casos, ni siquiera hace falta un parentesco. Basta con una buena amistad. Zapatero convirtió a dirigentes del PSOE en ministros porque le caían simpáticos. Y Rajoy hizo lo mismo cuando llegó a La Moncloa. El fenómeno se da también en las patronales, los sindicatos, las empresas y hasta en las directivas de los clubes de fútbol. Al menos en este sentido, no hay mucha diferencia entre nuestro modelo y la mafia.


Un maestro del engaño

La historia del pequeño Nicolás no es por tanto una novela de pícaros sino una novela negra, aunque aún no haya muertos. Como demuestran todas las informaciones sobre esta historia que ha publicado El Confidencial desde la primera exclusiva, el pequeño Nicolás descubrió con sólo 15 años que, para prosperar en política, únicamente necesitaba arrimarse a la persona correcta y hacerle palmas. Y no tardó en ponerse manos a la obra. Si no llega a cruzar tantas líneas rojas, habría acabado de comisario en la Unión Europea.

Sólo una parte de su relato es real, y aunque es una porción minúscula, debería ser suficiente para generar alarma y desatar una reflexión. Los implicados lo niegan o tratan de rebajar la intensidad del vínculo, pero el chico consiguió que le trataran como un colega Jaime García-Legaz (secretario de Estado de Comercio), Luis Miguel Boto, Enrique Núñez, Álvaro Ballarín, Emilio García Grande (dirigentes del PP en el Ayuntamiento de Madrid), Arturo Fernández (empresario y vicepresidente de la CEOE), Carlos García Revenga (secretario de las Infantas), Elvira Rodríguez, Juan Munguira (presidenta y asesor de la CNMV, respectivamente), Lourdes Cavero (mujer del presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, y directiva de la patronal madrileña) y José Luis Balbás (exdirigente del PSOE y promotor inmobiliario).


Imagen


Ellos son la parte que hay de verdad en esta historia, y deberían explicar para qué necesitaban a un chico de 20 años. Mientras que dan el paso, algunas razones ya han sido desgranadas por este diario. El pequeño Nicolás comprobó al poco de aterrizar en FAES que algunos políticos necesitan jóvenes que hagan de recaderos, actúen en su nombre, llenen mítines de votantes y les susurren palabras dulces al oído. El chico aprendió a hacer todo eso como nadie, pero aspiraba a cotas mayores. Así que utilizó esos primeros buenos amigos para intentar acceder a escalones superiores de la pirámide y forjar nuevas relaciones.

Ahí continúan sus sombras. Esos primeros contactos establecidos bajo el paraguas de FAES y el PP le sirvieron para empezar a hacer negocios por su cuenta en el mundo de la noche y el sector del ladrillo. Comenzó a mercadear con licencias, contratos y adjudicaciones. Logró que una empresa de la construcción pagara 5.000 euros al mes por su chalé de lujo en la exclusiva urbanización de El Viso, en la capital, con la promesa de que le conseguiría clientes. No logró ni uno. También engañó a firmas de alquiler de coches para que le dejaran vehículos a cambio de falsas gestiones. Y sacó al menos 65.000 euros a dos empresarios a los que prometió el acceso a presidentes de multinacionales, como reveló El Confidencial. Por ahora, el pequeño Nicolás no ha dicho nada de todo esto. Prefiere omitir este punto de su historia, aunque en las siete horas que pasó declarando en la comisaría de la calle de Rafael Calvo aportó datos comprometedores para más de un dirigente del Partido Popular.

Imagen



Su relación con el CNI

La relación del chico con el CNI, otro punto cumbre en su trayectoria, ilustra a la perfección cómo operaba. Los servicios de inteligencia se convirtieron para él en una prioridad. Ser colaborador del centro no sólo le habría dado más caché, sino que también le habría permitido acceder a nuevos círculos de poder. El 3 de octubre de 2013, con la excusa de invitar a un desayuno informativo al director del CNI, Félix Sanz Roldán, estuvo reunido durante media hora con su jefa de gabinete. Una tercera persona que también participó en el encuentro, César Chiva, presidente de la firma de eventos Executive Forum, ha confirmado la existencia de esa cita.

    Sostiene que ha realizado operaciones secretas, y asegura que tiene datos que lo demuestran
La jefa de gabinete (este diario conoce su identidad pero no puede revelarla por motivos de seguridad) acabó rechazando el ofrecimiento del pequeño Nicolás mediante un correo electrónico, pero el joven aprovechó esa ventana para tratar de entablar algún tipo de colaboración. Remitió varios correos a la jefa de gabinete (encargada únicamente de asuntos institucionales, no operativos) y adornó varios de ellos con algunas de las fotografías que se tomaba con famosos. Al menos, consiguió que le invitaran, junto a otras mil personas, a un acto público de Sanz Roldán en el Instituto Cervantes. Un medio ha publicado esa invitación como si fuera una credencial de espía.

El pequeño Nicolás no aceptó la negativa del CNI e inventó una realidad más acorde a sus intereses. En su mente, el año que ha transcurrido desde su visita al centro está salpicado de intrépidas misiones para desmontar la ofensiva nacionalista de ERC y salvar de las llamas de la injusticia a la Infanta Cristina. También sostiene que ha realizado otras operaciones secretas, y asegura que tiene datos que lo demuestran, aunque por el momento no ha exhibido ninguno.

La coartada perfecta

Fuentes de la investigación consultadas por este diario rechazan categóricamente que haya realizado ningún encargo para nadie. Admiten que pudo reunirse con la familia del expresidente catalán Jordi Pujol, pero subrayan que en todo caso lo hizo por iniciativa propia y, probablemente, utilizando algún engaño. Es decir, la misma forma en la que se coló en las instalaciones del CNI. El presidente de Manos Limpias, Miguel Bernad, ya ha reconocido, por ejemplo, que fue el chico quién se puso en contacto con él. Le aseguró que venía en nombre de la Casa Real y Bernad le creyó. Como le creía casi todo el mundo.


Imagen


La Casa Real, Vicepresidencia del Gobierno y el CNI son su Triángulo de las Bermudas, y no es casual. Durante las entrevistas que ha ofrecido este fin de semana ha insistido una y otra vez en que trabajaba para todas esas instituciones, actuando como una suerte de enlace. Lo cierto es que esa es la versión con la que se sentía más cómodo en los últimos meses, como cuenta la gente con la que se relacionó en este periodo. El supuesto cargo no sólo le permitía impresionar a sus interlocutores. También le ofrecía el parapeto necesario para sostener la farsa. Su vida, decía, era una permanente nebulosa conectada con los más altos secretos de Estado, y esa mentira era casi indestructible. Para descubrir su engaño se necesitaban contactos en los tres organismos, y él sabía (y sabe) que poca gente los tiene.

Las dudas continuarán porque el chico tiene una buena historia que vender y sabe cómo administrar la información. En la entrevista de Telecinco logró con un sencillo truco que una periodista le preguntara cuatro veces por una palabra que previamente había deslizado entre dientes para generar mayor expectación. “Era un charlie”, acabó diciendo como si se arrepintiera de haberlo soltado en directo. Pero Nicolás no pudo evitar que se deslizara una enorme sonrisa pícara por su cara. Ya había hecho lo mismo decenas de veces. A dos empresarios que convocó en El Viso les contó que en realidad era testaferro de Felipe VI. “Después de decirlo se puso rojo, como si se le hubiera escapado. Pero era evidente que lo dijo a propósito para tratar de impresionarnos”, describe uno de esos dos empresarios. El chico no tuvo ningún problema para hacer lo mismo en pleno prime time del sábado noche. Aprende rápido.


El último tramo de su historia

Las aventuras del pequeño Nicolás podían haber seguido pero terminaron con una llamada desde la propia Vicepresidencia del Gobierno para la que aseguraba estar trabajando. El CNI le había seguido la pista y luego había pasado toda la información a Asuntos Internos de la Policía Nacional, la sección del cuerpo que hace de enlace con los servicios de inteligencia. Desde el gabinete de Vicepresidencia hicieron la llamada que terminó condenándole. En estos momentos está imputado por falsedad, usurpación de funciones públicas y estafa.

Puede que sólo sea un paréntesis. O ni siquiera eso. El chico está dispuesto a mantener el vodevil por encima de sus posibilidades. Sus abogados le pidieron que no saliera de casa de sus padres y que evitara todo contacto con periodistas para no influir en su delicada situación procesal. Sin embargo, el pasado miércoles desapareció de su vivienda y su familia no sabe dónde se encuentra desde entonces. Sus padres descubrieron el viernes que había llegado a un pacto con varios medios. Creen que lo ha hecho para mantener viva su historia y para conseguir dinero. Al pequeño Nicolás le apasiona gastarlo y sus progenitores no pueden sufragar los caprichos a los que se había acostumbrado. Su padre se quedó en paro el mismo día en que le detuvieron y su madre no trabaja desde hace tiempo. No tenían ni para pagar a sus abogados, aunque el chico vaya ahora por ahí anunciando querellas.

Aunque consiga dinero, tendrá que buscarse otros letrados si quiere ponerlas. Fuentes cercanas al chico aseguran que sus abogados presentarán su renuncia esta misma semana. No sólo porque se sienten estafados por el joven, como tantos otros, sino porque consideran que con las entrevistas se ha pegado un tiro en el pie. Afirmar que colaboras con el CNI cuando no es así se parece mucho a declararse culpable de usurpación de funciones públicas.

Imagen


Inquietud entre sus viejos amigos

Que gran parte de la historia sea una farsa perfectamente estructurada no quiere decir que no haya gente nerviosa. Este episodio ha demostrado la incapacidad de las altas instituciones del Estado para gestionar el más mínimo desafío. Tanto Vicepresidencia, como Casa Real y CNI han reaccionado a las presuntas revelaciones del chico con una sobreactuación que sólo ha servido para alimentar las tesis conspiranoicas. Les habría resultado más fácil ofrecer toda la información desde el principio, por ridícula que fuera. La Casa Real prefería no contar que el pequeño Nicolás engañó al secretario de las Infantas pero silenciar esa relación ha contribuido únicamente a extender innecesariamente la sombra de la sospecha.

    Este episodio ha demostrado la incapacidad de las altas instituciones del Estado para gestionar el más mínimo desafío
Hay más gente nerviosa. Las personas que realmente mantuvieron un contacto fluido con el chico intercambiaron con él correos y mensajes de texto que revelan una conducta como mínimo cuestionable. Esas comunicaciones no tienen nada que ver con grandes secretos de Estado, sino con otro tipo de actuaciones. Lo último que quieren sus protagonistas es que esa información acabe divulgándose. El pequeño Nicolás lo sabe y va a utilizar esa carta para tratar de escribir un nuevo capítulo en su huida hacia delante. Aquí no vale ningún paralelismo con el libro de Carrère. El protagonista de El Adversario terminó en una celda, pero el pequeño Nicolás se ve a sí mismo decidiendo el destino de España. Si otros impostores han podido, por qué no iba a conseguirlo él.

Avatar de Usuario
jaja

La brujula

Mensajepor jaja » Mar 25 Nov, 2014 3:24 am

A partir del minuto 17:35



La tertulia: El pequeño Nicolás, ¿realidad o fraude?
David Gistáu, Ignacio Camacho y Anabel Díez, analizan la actualidad del día, marcada por las entrevistas concedidas por el pequeño Nicolás a distintos medios. Debatimos la credibilidad de sus pablaras y cómo pudo llegar hasta donde dice que llegó, aunque los organismos oficiales nieguen sus palabras. Pedro Sánchez ha anunciado que mañana va a apoyar la modificación del artículo 135 para garantizar que se dé prioridad a los servicios públicos en lugar de al pago de la deuda. Por ello hablamos con Antonio Pradas, Secretario de Política Federal del PSOE. Terminamos en Cuba con la visita de Margallo.

Avatar de Usuario
ESTO HUELE A RATA ...

Mensajepor ESTO HUELE A RATA ... » Mar 25 Nov, 2014 3:38 am

...PODRIDA. HE TENIDO DIFICULTAD EN ESCUCHAR LOS VIDEOS. NO OBSTANTE,CREO QUE EN 1 SE DICE QUE HAN COMPROBADO CON LOS DE
''MANOS LIMPIAS'' Y ES CIERTO QUE LE ENTREGARON ESOS PAPELES AL PEQUENO NICOLAS.? ENTONCES, CUALQUIER PERSONA PUEDE PEDIR PAPELES A MANOS LIMPIAS CON SOLO DECIR: ''ME EDNVIA LA VICE-PRESIDENTA DEL GOBIERNO.? MANOS LIMPIAS NO SE MOLESTO EN COMPROBAR NADA.? NO LLAMO POR TDELEFONO A LA VICE-PRESIDENTA O SU SECRETARIO/A PARA COMPROBAR SI EL PEQUENO NICOLAS ERA ENVIADO A RECOGER ESOS PAPELES.? PUEDE QUE YO NO HAYA COMPRENDIDO BIEN, PERO ESTO HUELE MUY MAL.
Assia

Avatar de Usuario
Invitado

Mensajepor Invitado » Mar 25 Nov, 2014 3:42 am

UN HÉROE ESPAÑOL

DAVID GISTAU


CUALQUIER lector de cómics sabe que la verdadera proeza del superhéroe consiste en fabricar una segunda identidad que haga insospechables los poderes. Batman se oculta en Bruce Wayne, un millonario frívolo que da fiestas y al que no cabe suponer inquietud moral alguna. No es, sin embargo, sino la tapadera de un justiciero, de una criatura de la noche. El avatar de Fran, que es el alias para la vida civil de un superhéroe insomne por España llamado Pequeño Nicolás, tiene algo de Bruce Wayne, si nos atenemos a las noticias de parrandas procedentes del ya célebre chalé de El Viso. Pero el éxito de su clandestinidad remite más bien a Clark Kent, el personaje del reportero timorato con el que Superman se las arregla para parecer ante los demás un perfecto idiota.

Después de verlo durante el fin de semana, ustedes habrán creído que Fran es sólo un pobre chico delirante que intenta dejarse crecer la barba para mitigar la esfericidad de su rostro blandengue. Incluso les habrán parecido ridículos los periodistas que dedicaron horas a hacer, con enorme gravedad, la exégesis de las cosas dichas por semejante majadero al que dieron un trato como de Watergate. Se equivocan. Fran es la máscara del Pequeño Nicolás, que los manipula a ustedes para que sólo vean a ese tardo-adolescente necesitado de ayuda profesional que le ha permitido llevar una doble vida en la que pasaba desapercibido el superhombre cuyo número de teléfono mantenían en secreto los jefes de Estado y de Gobierno que sólo recurrían a él para encomendarle la resolución de los más acuciantes problemas nacionales. Repasen la entrevista. Hay un solo momento en el que el Pequeño Nicolás baja la guardia y deja de comportarse como el pobre infeliz que finge ser. Es cuando la presentadora amenaza con llamar La Pechotes a su Lois Lane. A punto está entonces de abrasarla con los rayos láser de sus ojos. Por un instante, es posible atisbar al temible superhéroe a quien llama el rey para encargarle que resuelva lo de su hija. A quien llama la vicepresidenta para pedirle que solucione lo de Cataluña mientras viajan juntos por Madrid a bordo de un coche con los cristales tintados. A quien llama Aznar para suplicarle que le diga Jose y lo regañe. A quien llama el CNI para endosarle las más variadas misiones de agente secreto internacional que bebe el Dry mezclado, no agitado, y que tiene tantos asuntos pendientes para salvar a la humanidad que no puede perder tiempo ni en buscar aparcamiento en el centro de Madrid.

La España actual está tan descreída y cínica que ya todo lo considera posible. En eso se basa la conmoción provocada por los delirios de Fran. De la que ni siquiera se salva el Estado, tan reticente para reaccionar a problemas verdaderos, y que el mismo sábado ya había emitido desde la vicepresidencia y la Casa Real unos cuantos desmentidos tan delirantes como los propios delirios. Nos estamos extinguiendo, pero todo es muy divertido.

Avatar de Usuario
Assia
de Melbourne
de Melbourne
Mensajes: 16956
Registrado: Mar 29 Dic, 2015 2:19 am
Flag: Australia

Mensajepor Assia » Mar 25 Nov, 2014 12:08 pm

En este caso del pequeno Nicolas, todo depende de los que unos y otros creemos. Por mi parte,creo en lo que dice el periodista Inda: '' fue utilizado por los servicios secretos...'' Pero el pequeno Nicolas,le salio 1 caballito desbocado. Como puede salir el pequeno Nicolas en fotos con la Aguirre, la Botella y otr@s politic@s.?


Avatar de Usuario
Invitado

Mensajepor Invitado » Mié 26 Nov, 2014 12:19 am



Nicolás presumía de ser hijo ilegítimo del rey Juan Carlos

Avatar de Usuario
Invitado

Mensajepor Invitado » Mié 26 Nov, 2014 1:27 am



LORY MONEY ft. PEQUEÑO NICOLAS

Avatar de Usuario
Invitado

Mensajepor Invitado » Mié 26 Nov, 2014 1:37 am

Imagen

Avatar de Usuario
Invitado

Mensajepor Invitado » Mié 26 Nov, 2014 7:36 pm

Imagen

Psicopatología del pequeño Nicolas

Alberto Soler Montagud | Médico y escritor

ImagenFrancisco Nicolás Gómez Iglesias dejó de ser Fran, un anónimo veinteañero, para convertirse en El pequeño Nicolás, apodo creado por los medios e inspirado en el personaje homónimo del guionista francés René Goscinny más conocido por sus personajes Astérix y Lucky Luke. Sin embargo, nada tiene que ver Le Petit Nicolas (un niño travieso de seis años miembro de una familia francesa de clase media en la década de los cincuenta) con el personaje que súbitamente ha acaparado la atención mediática española por unas declaraciones fronterizas entre los delirios y el esperpento.

Son muchos quienes especulan con que el individuo en cuestión sufra un severo trastorno de personalidad cuando Fran asegura haber “colaborado” con el Centro Nacional de Inteligencia (CNI), hablado por teléfono con el rey Don Juan Carlos (“claro que tengo su móvil”), haber mantenido contactos con la Casa Real y realizado gestiones para exculpar a la Infanta Cristina por “el proceso judicial en que está metida” (“Con Cristina me reuní en una ocasión. Me dio un beso y las gracias“), así como por hacer ostentación de una galería fotográfica y una descomunal agenda de amistades y contactos con políticos y empresarios.

Como profesional de la salud, podría aventurarme y hacer un diagnostico clínico del pequeño Fran, pero no lo haré por carecer de datos suficientes para emitir un juicio. No obstante sí que aprecio en nuestro hombre una serie de rasgos compatibles con lo que Charles W. Dithrich Describió como “pseudologia fantástica”, un síndrome que describe a ciertos mentirosos patológicos que, a partir de situaciones reales, las transforman tergiversando lo que los demás llegan a percibir. Es algo frecuente en quienes crean falsos perfiles en las redes sociales para ofrecer opiniones que son incapaces de asumir desde su verdadera identidad. No obstante, en el caso del pequeño Nicolás, además de crear falsas identidades, nos encontramos también con una presunta megalomanía asociada a un narcisismo y un complejo de inferioridad.

Según Dithrich, las mentiras siempre son intencionales aunque también pueden manifestarse como respuestas automáticas, compulsivas e involuntarias que llegan a creer quienes las profieren. Así, quien sufre una pseudología fantástica investiría de realidad sus fantasías dramatizando y magnificando unos pequeños retazos de verdad que hinchan y hacen creíbles.

Un excelente caldo de cultivo para explicar lo sucedido con el fenómeno Nicolás (y otros tantos nicolases como deben pulular por los mentideros sociopolíticos financieros y empresariales) es lo habitual que se vuelto la mentira en nuestro entramado social, una práctica que, junto a la corrupción, se ejerce con más impunidad cuanto mayor es el poder que se detenta y promueve reacciones de rechazo por parte de una ciudadanía que, por lo general las espera y hasta las perdona siempre que ellos puedan también mentir y defraudar, eso sí, a pequeña escala y con garantías de que no serán pillados en sus ridículos delitos.

Pero, volviendo al tema de este artículo, no quisiera concluirlo sin afirmar que nunca pondría la mano en el fuego afirmando que Francisco Nicolás Gómez Iglesias sufre una pseudología fantástica asociada a una megalomanía con rasgos de personalidad narcisista, entre otras cosas porque mi capacidad de asombro no conoce límites y porque, hoy por hoy, soy incapaz de negar que Le Petit Nicolás tutee y llame “jose” al expresidentes Aznar, haya asesorado a Soraya Sáez de Santamaría en el asiento de atrás de su coche oficial o sea un espía charlie del CNI por mas que los expertos digan que el término “charlie” no existe en el argot de los servicios de inteligencia.

Avatar de Usuario
Assia
de Melbourne
de Melbourne
Mensajes: 16956
Registrado: Mar 29 Dic, 2015 2:19 am
Flag: Australia

Mensajepor Assia » Mié 26 Nov, 2014 10:44 pm

Posiblemente a mi tambien me gustaria las camaras y salir en la prensa y TV. Pero ningun medio de comunicacion estaria interesado en sacar ni en entrevistar a 1 simple ama de casa.

El pequeno Nicolas tendra muchos pajaritos en la cabeza y mucha fantasias,e incluso se ha inventado 1 personaje de mas importancia de lo que es. No obstante, creo que para ser 1 liante y hacerse famoso, alguien importante le ayodo. Como podia fotografiarse con Aguirre y Botella de forma tan amistosa.? Por que no habla la empresaria con la que dicen que se colo en la fiesta de Felipe VI.? Sigo creyendo que alguien ''gordo'' en la politica o en los servicios secretos lo ''utilizaron'' y el pequeno Nicolas les salio ''ranita'' en vez de sapo.
Otra cosa que me intriga es de que vivia el pequeno Nicolas si no trabajaba.?
De donde ''sacaba el pequeno Nicolas para tanto como destacaba.?''

Avatar de Usuario
Invitado

Mensajepor Invitado » Vie 28 Nov, 2014 11:55 pm

Imagen

La Abogacía del Estado se persona contra Francisco Nicolás "en defensa del interés público"

El joven está acusado de falsedad documental, estafa y usurpación de funciones públicas. El Gobierno cree que varias instituciones del Estado se han podido ver afectadas por la presunta actuación delictiva del chico.

La Abogacía del Estado ha presentado un escrito esta mañana en el juzgado de Instrucción número 2 de Madrid en el que solicita ser tenida como parte en la investigación que se lleva a cabo contra Francisco Nicolás Gómez-Iglesias, conocido como el pequeño Nicolás por supuestos delitos de estafa y falsedad, según fuentes gubernamentales citadas por Europa Press. Las mismas fuentes han señalado que esta personación se solicita en defensa de los intereses públicos y de las instituciones del Estado que han podido verse afectadas por la presunta actuación delictiva de este joven.




Volver a “La Crispación”