El nuevo PSOE

Un lugar con buen talante y pluralidad democrática donde se debate lo más relevante de la política y la actualidad nacional e internacional.

Imagen

Avatar de Usuario
Invitado

Mensajepor Invitado » Lun 24 Nov, 2014 4:51 am

Imagen

Avatar de Usuario
Invitado

Mensajepor Invitado » Sab 29 Nov, 2014 10:13 pm

Imagen


En defensa de un nuevo 135

PEDRO SÁNCHEZ


En nuestras asambleas y nuestros debates, la izquierda en general y los socialistas en particular, proclamamos con vehemencia que la economía debe estar al servicio de la ciudadanía y no al contrario, y que los poderes económicos no pueden imponerse sobre derechos fundamentales de los españoles como la sanidad, la educación o la protección ante el infortunio, la vejez o la discapacidad. Para nosotros, la prioridad absoluta de la acción política debe ser la garantía de esos derechos sociales, además, por supuesto, de la defensa de los derechos fundamentales ya reconocidos en nuestra Constitución. Sin la protección de esos derechos no hay igualdad, no hay justicia social y no hay, en consecuencia, libertad verdadera.

Los progresistas nos preciamos también de confiar nuestras decisiones al debate, la búsqueda de acuerdos y la conciliación de argumentos. Nos enorgullece distinguirnos en eso de nuestros adversarios conservadores.

Pues bien, esos dos principios –la prioridad de la gente sobre la economía y la defensa del debate previo a las grandes decisiones– quedaron subvertidos en el tempestuoso verano de 2011. Sin debate previo digno de tal nombre y de manera claramente apresurada, los socialistas acordamos con el PP utilizar la fuerza conjunta de nuestra representación parlamentaria para consagrar que el pago de la deuda «gozará de prioridad absoluta». Así quedó dicho en la Constitución con la reforma del artículo 135.

Yo mismo participé en las reuniones preparatorias de la reforma, y yo mismo defendí en público su necesidad. Porque los especuladores financieros, se recordará, presionaban muy fuerte aquel verano y amenazaban con el colapso de nuestra deuda soberana. Porque nuestro país tenía el serio riesgo de ser intervenido. Porque creíamos que adelantándonos al posterior Pacto Fiscal Europeo satisfaríamos la voracidad de los llamados «mercados». Y también porque confiamos en que nuestro acuerdo con el PP se mantendría después, cuando tocara hablar de la Ley de Estabilidad Presupuestaria, y que los conservadores aceptarían nuestras propuestas para una estabilidad presupuestaria sin dogmas, adaptada al ciclo económico.

Creo que nuestro gesto, valientemente liderado por el presidente Zapatero, evitó la intervención. Se recordará que a Portugal, Irlanda, Grecia y España, por entonces, se nos ofendía en los círculos europeos llamándonos con el acrónimo PIGS. Intervenidas las primeras tres letras se amenazaba a la S, motivo suficiente para que quienes en ese momento éramos diputados o diputadas socialistas votáramos a favor de la reforma. No me arrepiento de aquel voto positivo porque lo ejercí con lealtad y responsabilidad.

Pero los acontecimientos posteriores demostraron que cometimos algunos errores de cálculo. Los especuladores no prestaron ninguna atención a nuestro cambio constitucional y nuestra prima de riesgo siguió subiendo. Anticipamos una reforma que más de la mitad de nuestros socios europeos aún hoy no ha hecho. Soslayamos por completo el debate necesario en una reforma de ese calado. Y permitimos, en fin, que esas dos palabras que ofenden la moral de la izquierda –«prioridad absoluta»– quedaran grabadas en nuestra Carta Magna asociadas al pago de la deuda.

Por supuesto, los socialistas reivindicamos el principio de estabilidad presupuestaria. Contar con unas cuentas públicas saneadas es la garantía de un Estado del Bienestar sostenible en el tiempo. De igual forma, garantizamos el pago de la deuda pública. Creemos que la solvencia de nuestro país es determinante para que los mercados nos permitan financiar becas, hospitales, escuelas e infraestructuras. Jugar, como hacen algunos de manera irresponsable, con la idea de no pagar la deuda o de calificar un tipo de deuda como legítima y otra como ilegítima, es poner en riesgo nuestra solvencia, lo que sería fatídico para el presente y futuro del país, es decir, para el porvenir de nuestros hijos y nuestros nietos. Pero entre un impago y el dogma de la «prioridad absoluta» hay espacio para la política económica socialdemócrata.

La reforma del artículo 135 y la posterior aprobación de la Ley de Estabilidad Presupuestaria, ésta última sin el acuerdo entre el PP y el PSOE, dejó el terreno abonado para que Rajoy aplicara sin tapujos recortes en los recursos necesarios para millones de familias españolas. Lo hizo de manera obscena, después de haber firmado con nosotros un acuerdo público que respetaba nuestra visión: que la estabilidad presupuestaria puede admitir déficit durante las fases bajas del ciclo, a cambio de la obtención de excedentes presupuestarios durante las recuperaciones.

Pasados tres años de aquellos acontecimientos y sin la angustiosa presión de los especuladores, nuestra propuesta es completar el artículo 135 de nuestra Constitución. En este sentido, consolidamos dos principios: el de la estabilidad presupuestaria y el pago de la deuda pública. La propuesta completa el artículo incorporando la garantía en la financiación de tres políticas públicas socialdemócratas como son la educación, la sanidad y las pensiones públicas.

Proponemos blindar en nuestra Constitución derechos que los progresistas sí estimamos son prioridad absoluta y que constituyen lo que instituciones como la Organización Internacional del Trabajo o el G-20 han considerado «suelos sociales» imprescindibles en un país decente, como es la financiación de los tres pilares clásicos del Estado del Bienestar. El artículo 135, tal y como quedó apresuradamente escrito, nos parece incompleto con esa visión. Por eso hemos anunciado nuestra disposición a modificarlo. Y hacerlo tras un necesario debate que esta vez no debemos hurtar a la ciudadanía.

Pedro Sánchez es secretario general del PSOE.

Avatar de Usuario
me se rompe el alma

Mensajepor me se rompe el alma » Sab 29 Nov, 2014 11:11 pm

Imagen


Susana Díaz,
frente a la corrupción


❝Se me rompe el alma❞

La primera presidenta de la Junta de Andalucía recibe a Yo Dona en el Palacio de San Telmo de Sevilla y nos muestra su rostro más íntimo: se confiesa una mujer emocional y de lágrima fácil, abochornada por los escándalos políticos y deseosa de ser madre

Por Esther Esteban
Fotos Ximena Garrigues y Sergio Moya



Cuando a Susana Díaz le preguntas qué le gusta más, si la influencia, el poder o las dos cosas, hace un gesto de extrañeza, sonríe y responde sin dudar: "Lo que me gusta es cambiar las cosas, y lo hago con pasión y con la firmeza de quien cree en lo que dice. Si fuera un hombre pondrían en valor mi capacidad, pero como soy mujer me tachan de ambiciosa". Dice sin ambages que cuando compite en unas elecciones sale a ganar: "Ni me rindo ni me resigno ni me gusta que España juegue en la liga de los perdedores. Me niego a creer que no hay futuro".

Imagen
    ¿Ser mujer joven y dedicarse a la política es un 'handicap' tal como está la cosa pública?

    Efectivamente, hoy la vida pública es un problema y la imagen de los políticos está bajo mínimos. Si a eso añadimos la desigualdad de género, es evidente que las cosas son difíciles si eres mujer y joven. Aun así, me está resultando más sencillo que a las de otras generaciones, y gracias a ellas puedo ser la primera presidenta de Andalucía. Aunque la igualdad real dista mucho de lo que deseamos.


    ¿La vara con la que se la mide sería distinta si fuera un hombre?

    Me recibieron llamándome chica. Ni a Felipe González ni a ningún presidente del Gobierno ni de la Junta de Andalucía que llegaron al poder muy jóvenes se les trató de chico. Eso esconde machismo.


    ¿Cómo se pasa de catequista a militar en las Juventudes Socialistas?

    Vengo de un barrio muy humilde, donde se notaba la diferencia entre una calle y la de enfrente. Desde muy niña quería cambiarlo todo y por eso estaba en movimientos juveniles. Fui catequista porque me metí en la parroquia a ayudar a otros niños, estuve en la Cruz Roja, y era delegada de los alumnos en el instituto y en la universidad. Intentaba cambiar las cosas y pensé: ¿dónde? En la política. Y así me acerqué a las Juventudes Socialistas.


    ¿Recuerda el instante en que decidió afiliarse al partido?

    La primera vez que me acerqué a las Juventudes estaba en 3º de BUP. Fui con una amiga, Raquel Bueno, a una charla que daban en el instituto. Me afilié en 2º de carrera, y hay una anécdota. Era delegada de alumnos en la Facultad y Pepote de la Borbolla profesor. Como era candidato empezó a faltar a clase. Convoqué una asamblea pidiendo que lo destituyeran. Cuando lo estaba diciendo noté que mis compañeros me hacían gestos, me di la vuelta y lo vi ahí, de pie, escuchando mis críticas. Fue él quien me animó a afiliarme al partido.


    ¿Quiénes eran sus iconos ideológicos y quiénes lo son ahora?

    Fueron Felipe González y Alfonso Guerra. Nací en democracia, creo en lo público, he sido becada toda mi vida y ellos representaban lo que pensaba. Mi incorporación coincidió con los casos de corrupción del partido, pero eso lejos de desanimarme fue un incentivo.


    ¿Por qué socialista teniendo raíces cristianas?

    Porque creo en la igualdad, en la justicia y en que cualquiera posea las mismas oportunidades, nazca donde nazca. Creo en la libertad, en la solidaridad y en todos esos valores que hoy cobran mayor fuerza tal como está la política.


    ¿La igualdad entre sexos sigue siendo una asignatura pendiente?

    Desgraciadamente sí, y lo peor es ahora, porque se está feminizando la pobreza. Hay una gran desigualdad salarial y la reforma laboral del PP penaliza clarísimamente a las mujeres. Los que se envuelven en la bandera de la defensa de la maternidad luego no se preocupan de ellas cuando las echan de su trabajo al quedarse embarazadas. Eso de conciliar se ha quedado en algo del pasado, si no se tiene a un familiar que cuide a los dependientes es la mujer quien se queda otra vez en casa, y así todo. La igualdad, ahora, está supeditada a una encuesta del presidente del Gobierno. De hecho, si en un momento determinado esta no les llega a decir que la Ley del aborto hace daño electoral, habríamos dado 35 años de pasos atrás. Y tengo que dejar claro que ha sido el presidente Zapatero quien más ha contribuido y trabajado por la igualdad en nuestro país.


    ¿Que la violencia machista tenga víctimas cada vez más jóvenes debe hacernos encender las alarmas?

    El 24% de los jóvenes andaluces cree que la mujer debe estar en casa. Eso es demoledor y significa que cuando se defiende la Educación para la ciudadanía no es una cuestión ideológica. Ante el riesgo hay que actuar, proteger a las jóvenes y a las mayores. El porcentaje de las que superan los 70 años víctimas de malos tratos ha subido.

    ¿Y eso cómo se combate?

    Con leyes, recursos y educación. Prevenir es educar. Necesitamos recursos, porque las mujeres tienen que sentirse seguras, y las leyes deben servirnos como instrumento. Me duele que el Gobierno haya reducido un 33% en tres años lo que se destinaba a la lucha contra la violencia de género.


    ¿Las cuotas son válidas?

    Si no hubieran existido, muchas no tendríamos cargos de responsabilidad, aunque injustamente se identificaron con privilegios. No es un problema de mérito, sino de desigualdad real. Las que me precedieron hablaban de techo de cristal y yo de suelos pegajosos, porque avanzar es un camino lleno de obstáculos.


    ¿Que haya mujeres de primer nivel en el IBEX tiene algo de ejemplar y de ejemplarizante?

    Debería ser normal y natural, entonces la igualdad sería real. Hay capacidad para ello aunque nos queda una asignatura pendiente: la conciliación.


    ¿Qué siente cuando oye decir a algún dirigente catalán que ellos trabajan para que los andaluces se vayan de feria?

    Dolor e indignación, porque miles de andaluces tuvieron que irse de su casa y ayudaron a levantar Cataluña, y porque mi tierra ha tenido que hacer en 30 años lo que otros han hecho en cien. Piensen en la tasa de analfabetismo de Andalucía hace cuatro décadas, o el nivel de incorporación de la mujer al mercado laboral o de escolarización, el numero de hospitales, universidades, etc. Lo dicen porque necesitan tapar su incapacidad para gestionar metiéndose con nosotros.


    Es difícil que se quiten el sambenito del PER.

    ¿Sabe cuánto supone el PER en Andalucía y en Extremadura respecto al conjunto de las prestaciones de España? Un 2%. Se ha hecho la reconversión en la minería, automovilística, etc. con el esfuerzo de todos y ahora algunos no quieren hacer nada por los demás.


    ¿Qué le ha parecido la consulta independentista?

    Sigue dando pasos al abismo y está dividiendo a la sociedad catalana. Ha sido un camino a ninguna parte. Los políticos no podemos estar para crear conflictos sino para solucionarlos, y Mas se ha convertido en un problema. Por otro lado, el presidente, además de hacer cumplir la ley, tiene que liderar al país y decir cuál es su hoja de ruta, si la tiene.


    Defina a Pedro Sánchez.

    Es un buen hombre, muy trabajador, que ha cogido las riendas en un momento difícil. Ejerce con toda libertad y sin tutelas.


    Cuando oye decir que quien manda en el PSOE es usted...

    Esos comentarios tienen mala intención, buscan dividir. Algunos hacen una lectura retorcida de todos mis gestos. Soy muy pasional y sincera, y cuando creo que algo no es correcto lo digo, eso sí, desde la lealtad. Pienso en lo que le viene bien a España, no al partido, a Sánchez o a mí.


    ¿Su aspiración máxima es presidir el Gobierno de España?

    Soy la presidenta de Andalucía y estoy contenta. En un momento donde la palabra de los políticos vale poco y nadie nos cree nadie, tengo el cariño de los andaluces. No me he planteado el futuro en esos términos.


    ¿Se daría un paso de gigante en la igualdad con una presidenta del Gobierno?

    Desgraciadamente, tenemos el peor dirigente para el momento más complicado de la democracia. Pero, dicho esto, me gustaría que pudiese haber una mujer al frente del Gobierno.


    ¿Cómo soñaría un país presidido por una mujer?

    Atractivo, moderno y con derechos. Hemos tenido buenos mandatarios, lo que pasa es que ahora no nos sentimos orgullosos porque aparecemos como un lugar enfermo debido a la corrupción, a los enfrentamientos territoriales, etc. España necesita, y los españoles se merecen, un presidente, sea hombre o mujer, que la transforme es una nación pujante.


    ¿El no haber pasado por las urnas le resta legitimidad?

    Te la da el Parlamento, pero tengo ganas de que la gente me vote, y que ese cariño que me ofrecen por la calle me lo entreguen también en las urnas.


    ¿Cómo afronta la corrupción teniendo en su tierra un caso como el de los ERE?

    Lo llevo mal. La corrupción me repugna y es de esas cosas que me rompen el alma, porque sé que la inmensa mayoría de la gente es honesta. Lo que está pasando es muy grave, es bochornoso y ni se lo merecen los ciudadanos ni los miles de políticos que se dejan la piel, la vida y la familia por atender a los ciudadanos, y que tienen que agachar la cabeza porque al final nos señalan a todos con el dedo.


    ¿Cuántas presiones ha recibido por decir que cualquier imputado, incluidos Chaves o Griñán, van a tener que dejar su escaño?

    Algunos me acusaron de no respetar las garantías procesales, cosa que es falsa. No es igual que una persona vaya a declarar voluntariamente a que después se entienda que hay un delito.


    ¿Y si eso afecta a Chaves y Griñán no le temblará el pulso?

    Creo que son dos personas honestas y que el Tribunal Supremo va a poner las cosas en su sitio. Lo que me duele es que no se esté hablando de los que se han llevado el dinero, y eso no se esté persiguiendo. Una cosa es la responsabilidad política y otra la gente que ha robado. A esos hay que hostigarlos hasta la extenuación, y tienen que pagar.


    ¿Tampoco le temblará con la UGT?

    No me ha temblado ni me va a temblar nunca. No tengo un solo imputado por los ERE en todo el Gobierno de Andalucía. Hay gente honesta que sufre escarnio público de manera injusta.


    ¿Si una hija suya con 16 años abortara le gustaría saberlo?

    Sí, esa fue la parte de la ley del aborto que no compartí.


    ¿Se considera feminista?

    Me he ido haciendo con los años. De joven nunca defendí las cuotas, porque pensábamos que todo estaba conseguido, pero cuando vi que los techos de cristal existían, aumentó mi sensibilidad.


    ¿Es el fin del bipartidismo?

    Hay que mejorar los partidos porque son fundamentales para la democracia. Creo en las ideologías que distinguen claramente a la izquierda de la derecha.


    ¿Qué piensa cuando dicen que nunca se ha tenido que buscar la vida fuera del partido?

    Que es falso. He dado clases particulares, he vendido cosméticos y he trabajado en lo que me salía tanto como para saber lo dura que es la calle.


    ¿Hacen daño a la causa de la mujer ministras desprestigiadas como Bibiana Aído y Ana Mato?

    Permítame que puntualice que creo que ninguna mujer debería ser juzgada por su condición de mujer, sino por su gestión. Y en el caso de Ana Mato, sí le digo que me parece incompetente pero también veo así a Wert. El presidente la cuestionó cuando se la quitó de en medio con el ébola. Si no confiaba en ella no sé qué hace todavía en el Consejo de Ministros.

[imageleft]Imagen[/imageleft]En presencia de Susana Díaz (Sevilla, 1974) una tiene la sensación de estar ante una política de raza a la que no es fácil sacar una palabra que no desee. Es un volcán en erupción, que solo se vuelve parca en palabras cuando te adentras en el terreno personal. Se siente orgullosa de sus orígenes y agradecida por lo mucho que la han ayudados los suyos. "Mi padre fue fontanero municipal. Mi madre trabajaba en una zapatería, se casó con 20 años, dejó de trabajar y tuvo cuatro niñas. Yo soy la mayor". Nadie salvo ella se ha dedicado a la cosa pública, "una trabaja de limpiadora en un hospital, la otra es azafata del Ave y la tercera se dedica a las relaciones laborales".

Siempre estudió con beca, y tardó 10 años en terminar Derecho porque compaginó los estudios con su su actividad política. Su abuelo paterno la guió en los primeros pasos: "Me crié con mis abuelos Pepe y Chari. Con él me iba al fútbol, una de mis pasiones, veía las procesiones y, cuando fui concejal, a los 24 años, todos los martes se sentaba en la puerta del Ayuntamiento para ir a desayunar juntos cuando acababa el Consejo de Gobierno. Para él era un orgullo que su nieta fuera concejal".

También para sus padres, Pepe y Rosi. "Cuando entré en política mi padre solo me dijo una cosa: 'Niña, que nunca tenga que agachar la cabeza porque no hagas las cosas como se debe", recuerda con un punto de emoción.

Susana conoció a su marido, José María, en su barrio y, tras un noviazgo corto, de apenas año y medio, decidieron casarse, como manda la tradición, en la Capilla de los Marineros ante la Esperanza de Triana, adonde llegaron en coche de caballos. Con José María, que trabaja en una librería, comparte además de su pasión por los libros -"el último que he leído ha sido 'Fuego y cenizas', de Michael Ignatieff»- muchas de sus aficiones. Los dos disfrutan de lo lindo en la Feria de Abril, la Semana Santa, El Rocío, con el Betis y Alejandro Sanz. "Nos gusta salir juntos siempre que podemos. Es un hombre muy trabajador y muy buena gente. Solo por ser mi marido es objeto de críticas y calumnias, pero no lo llevamos mal".

¿Quieren tener niños? "No lo descartamos, en absoluto. Lo que ocurre es que la cigüeña todavía no se ha parado en mi casa. Me encantaría ser madre".

Quizá su faceta más desconocida es que, además de lectora voraz de novela histórica, le encanta la poesía, y no solo leerla, sino escribirla. Y si de pasiones se trata, nada como el fútbol y, por supuesto, su Betis. "Coincidí con el Rey, entonces Príncipe, en Turín, donde el Sevilla jugaba la final de la Europa League. Cuando me vi apoyando al Sevilla, me salió del alma decirle: "Señor, si una bética hasta los tuétanos como yo está aquí animando al contrario, España tiene arreglo".

Reconoce que detrás de su aspecto de mujer dura se esconde una persona de lágrima fácil que, en el llanto, encuentra muchas veces el desahogo: "Todo lo vivo con intensidad. Lloro con muchas cosas, cuando algo no me sale como debería o, incluso, si tengo que tomar decisiones que sé que no son justas». Además de pasional es coqueta, va siempre ligeramente maquillada y, si tiene que elegir un color, los suyos son el rojo o el blanco. Viste con marcas habituales que se pueden adquirir en cualquier centro comercial, aunque se pirra por un buen mercadillo: "Soy de gustos sencillos y creo que voy apropiada para mi edad".

Desde que es presidenta ha adelgazado varios kilos, pero no hace dieta ("es el ritmo de trabajo"). Eso sí, puede presumir de ser una magnífica cocinera e improvisa un menú: "Gazpacho, papas con choco y una tarta de queso que me sale de 10".

Dice que nunca se ha fumado un porro y, si le das a elegir, prefiere un buen vino de su tierra a una cerveza, y de copa larga es de 'gin tonic'. Eso sí, bebe siempre con moderación: "Nunca me he pasado". Le gusta el cine pero va poco y la película que todavía no ha podido ver y que tiene ganas es 'La isla mínima'.

Avatar de Usuario
nuevo disco

que pantojil y que cutre todo

Mensajepor nuevo disco » Sab 29 Nov, 2014 11:35 pm

me se rompe el alma, me se rompeeeee

Imagen

Avatar de Usuario
O_O

Mensajepor O_O » Vie 05 Dic, 2014 4:07 am

No me entero de ná


Avatar de Usuario
Assia
de Melbourne
de Melbourne
Mensajes: 21873
Registrado: Mar 29 Dic, 2015 2:19 am
Flag: Australia

Mensajepor Assia » Vie 05 Dic, 2014 5:27 am

Pues ya somos dos los que no nos enteramos ''de na.''

Avatar de Usuario
Invitado

Mensajepor Invitado » Vie 05 Dic, 2014 5:22 pm

Imagen

Avatar de Usuario
jojo

Mensajepor jojo » Vie 19 Dic, 2014 8:50 pm



Antonio Miguel Carmona Navidad 2015

Avatar de Usuario
Invitado

Mensajepor Invitado » Dom 21 Dic, 2014 6:42 am

ASUNTOS INTERNOS

El fin de las butacas sagradas


LUCÍA MÉNDEZ
Actualizado: 19/12/2014 21:33 horas


0



ALFONSO GUERRA y Jorge Semprún mantuvieron el combate de soberbias más vistoso de la corte de Felipe González. Se odiaron con mucha clase. En su libro de memorias Federico Sánchez se despide de ustedes, el escritor metido a ministro de Cultura relata un episodio sobre el divino poder de Guerra, resumido en una butaca. La butaca en la que el vicepresidente recibía cada viernes la pleitesía de sus fieles -Semprún dice que se arrodillaban, pero quizá exagere- en la antesala del Consejo de Ministros. Cuando Guerra dimitió, la butaca permaneció vacía durante semanas. Nadie se atrevía a sentarse en ella. Un día Semprún invitó a Narcís Serra a ocuparla. Matilde Fernández, ministra de Asuntos Sociales y guerrista, protestó. No bromeéis con estas cosas -les advirtió-, en los autobuses de la cuenca minera de Asturias se dejaba vacío el puesto de los obreros muertos en accidente. Fue Felipe González quien acabó sentándose en la butaca. El único que podía hacerlo sin cometer un sacrilegio.

Nunca ha habido -ni habrá- un número dos más temido, amado y odiado que Guerra. Nunca nadie atesoró tanto poder en La Moncloa. Salía y entraba rodeado de la comitiva de un faraón. A su paso se apartaban las aguas y temblaba el misterio. A los socialistas se les ponía la carne de gallina. A algunos por la emoción. A otros por el miedo. El guerrismo ha sido una corriente de culto en el PSOE. Los guerristas, como los aznaristas, lo son de por vida. Aun cuando Guerra y Aznar dejen de existir.

Aquel ogro de la política ha sabido envejecer bien. Se ha inventado su propia biografía en dos libros primorosamente escritos en los que se atribuye la paternidad de todos los acontecimientos de la vida española de los últimos 30 años. Pero lo ha hecho con tanta finura que parece verosímil. Habiendo tenido casi veinte años para irse, ha elegido marcharse precisamente ahora. Lo han despedido con honores. La época de las butacas sagradas toca a su fin y hay sonidos de duelo por doquier. «A la muerte tocan todas las campanas», ha dicho él mismo. La clase política española está en duelo permanente. Como dice el escritor Antoni Puigverd -autor de La ventana discreta- «llegados a cierta edad, los muertos empiezan a hacerte más compañía que los vivos». Que se lo digan a Rajoy, que cada día echa más de menos a Rubalcaba.

Avatar de Usuario
Invitado

Mensajepor Invitado » Lun 22 Dic, 2014 2:13 pm



Jordi Evole se lleva al politico a Barcelona para departir impresiones con una familia de votantes socialistas

¿'Salvados' con Pedro Sánchez?... mejor 'Salvadlo' a él, que lo pasó fatal'

Las redes sociales comentaban el mal rato que estaba pasando el secretario general del PSOE durante el programa de LaSexta. Évole paseó con el político por la calle donde le hizo enfrentarse a los comentarios de los ciudadanos sobre su partido: “desencanto”, “confundido”, “indefinido”, “desconcierto”, fueron algunos de los adjetivos que pusieron a su coalición

La nueva entrega de ‘Salvados’ contó con la presencia de Pedro Sánchez, secretario general del PSOE. El político viajó hasta Barcelona para encontrarse con un Jordi Évole que le paseó por las calles de la capital catalana y le llevó hasta una casa de ex votantes de su partido. El Hashtag #SalvadosPedroSánchez se convirtió en TT con una mayoría de comentarios que apuntaban a lo mal que lo estaba pasando el líder socialista. También se reconocía que aunque “no saliera bien parado, era valiente aparecer en el programa”.

Avatar de Usuario
Invitado

Mensajepor Invitado » Mar 23 Dic, 2014 12:14 am

Imagen


Susana Díaz: "Este país no está para que el PSOE ande distraído"

● La presidenta andaluza dice que los socialistas no deben estar pendientes de "cuestiones internas" y evita descartarse como candidata a la presidencia del Gobierno

● La dirigente socialista se escuda en el "compromiso" de las primarias para no dar su apoyo explícito a Pedro Sánchez como candidato



"No estoy distraída en eso" y "no voy a contribuir al ruido". Así ha echado balones fuera Susana Díaz para evitar pronunciarse sobre su posible candidatura a las primarias para entrar en la carrera por la presidencia del Gobierno. "Este país no está para que el PSOE ande distraído", ha insistido la presidenta andaluza tras su reunión con Mariano Rajoy en La Moncloa.

A pesar de los intentos de Díaz por evitar pronunciarse sobre los asuntos del partido en la rueda de prensa posterior a ese encuentro, la mayor parte del interés mediático estaba en ese tema: su falta de apoyo explícito a Pedro Sánchez como candidato a la presidencia y la posibilidad de que ella quiera "disputarle" el puesto a Rajoy.

La presidenta andaluza ha asegurado que los socialistas no deben estar pendientes de las "cuestiones internas". "No estoy distraída en eso", ha dicho. No obstante, ha evitado descartarse como candidata a las primarias que el PSOE celebrará en julio para elegir al cabeza de cartel de las elecciones generales.

En esas primarias se ha escudado la líder andaluza para no dar su apoyo explícito al actual secretario general, que sí ha manifestado su intención de concurrir a los comicios y que, en ocasiones, da por hecho que será el candidato socialista. "No me pida que lo haga", ha expresado Díaz antes de explicar que el partido va a someter esa decisión a la voluntad de los militantes y los ciudadanos.

"Al igual que en verano no me posicioné –ha dicho Díaz sobre el proceso de elección del sucesor de Alfredo Pérez Rubalcaba en el que ella apoyó a Sánchez, pero evitó hacerlo públicamente–, el mismo respeto voy a tener hoy". "El apoyo al secretario general siempre lo va a tener", ha reiterado en la línea de la federación más potente del PSOE.


Habrá "discrepancias" con el PSOE

Díaz ha dejado claro que tiene mucho poder al presidir una comunidad que tiene más habitantes que "trece países europeos" y ha subrayado que habla con el presidente del Gobierno más allá de las reuniones institucionales que mantienen. Así, ha explicado que informa a Sánchez de sus conversaciones con Rajoy, aunque ha enfatizado que su prioridad es actuar como presidenta de la Junta.

"Habrá momentos en que, como presidenta de Andalucía, discreparé de posicionamientos del PSOE", ha expresado: "Esa es mi responsabilidad, mi obligación y lo que esperan de mí los ciudadanos".

El portavoz del Gobierno, José Luis Ayllón, no ha querido pronunciarse sobre los liderazgos de los dos dirigentes socialistas: "La actitud de los diferentes líderes políticos del país cambia en función de la responsabilidad que cada uno tenga. Es imposible comparar líderes con líderes si las responsabilidades no son las mismas", ha afirmado.

Preguntado por quién de los dos es más leal, Ayllón comprende que la labor de Sánchez es "hacer oposición" al Ejecutivo mientras que Díaz debe gobernar una comunidad autónoma y colaborar con el Gobierno para buscar "respuestas coordinadas ante determinados problemas que afectan a los ciudadanos".


"Desconfianza" hacia Podemos

Aunque la presidenta ha evitado responder a preguntas sobre las comparaciones que Rajoy hace de Rubalcaba y Sánchez, al entender que La Moncloa no era "el lugar adecuado", Díaz sí se ha pronunciado sobre IU y Podemos. A sus socios de Gobierno les ha pedido "madurez" y "responsabilidad" después de que IU haya abierto la puerta a una posible ruptura del pacto. "No voy a permitir que nadie ponga fecha de caducidad al Gobierno que presido", ha sentenciado.

Interrogada sobre Podemos, la presidenta andaluza ha destacado que le produce "desconfianza" e "incertidumbre" que la formación quiera "comprometerse con España" pero no con "los pueblos de España" al haber decidido no concurrir de manera generalizada y bajo la marca Podemos a las elecciones municipales del 24 de mayo.

Sobre su reunión con el presidente del Gobierno, que ha durado poco más de una hora, Díaz ha destacado que ha habido aspectos "positivos", aunque ha admitido que en otros ha sido imposible llegar a "acuerdos". Aun así, ha celebrado que Rajoy se haya comprometido a instar al ministro de Hacienda a solventar la deuda de 426 millones de euros de la región con el Estado y ha añadido que las dos instituciones analizarán conjuntamente las inversiones –por valor de 13.000 euros– que la Junta quiere que el Gobierno incluya para el 'plan Juncker'.

Avatar de Usuario
Invitado

Mensajepor Invitado » Lun 29 Dic, 2014 7:08 pm

Imagen


Pedro Sánchez el intrépido (y señora)

El líder del PSOE, empeñado en agradar, cuelga de un molino y asciende un gran peñón junto a Jesús Calleja, a quien también abre las puertas de su casa


Jesús Calleja es todo un aventurero: le hemos visto subir al Everest, nadar entre tiburones, caer al agua en un accidente de globo, casi naufragar en el océano Antártico. Además ha resultado ser un solvente presentador y entrevistador, como demostró el domingo junto a Pedro Sánchez en el inicio de la segunda temporada de Planeta Calleja, el programa de Cuatro en que se se lleva a un invitado a sus actividades de riesgo pero también él se cuela en la vida ajena. El secretario general del PSOE, empeñado en esta etapa en agradar y salir mucho en la tele, aprovechó la ocasión y el 8,7% de share para exhibir capacidades atléticas y eso que llamaban talante, pero también para abrir las puertas de su piso y presentarnos a su mujer: Begoña Gómez, licenciada en Marketing y MBA, consultora y madre de sus dos hijas, que quedaron fuera del plano.

seguir leyendo...

Avatar de Usuario
mercadotecnia

Mensajepor mercadotecnia » Mié 31 Dic, 2014 12:02 am



Presentación de Politikom (Intervención de Verónica Fumanal)


Verónica Fumanal y la espontaneidad de Pedro Sánchez

Ya la habrán leído. Detrás de ese ataque de espontaneidad televisiva de Pedro Sánchez está Verónica Fumanal. Llamada al Sálvame, El hormiguero, sentado en el Chester con el Risto menos ácido de la historia y ya circulan fotomontajes en Internet de Peeeedro en Hay una cosa que te quiero decir... El líder socialista quiere ser líder de audiencia. Y ha sido la experta en comunicación Verónica Fumanal la que le ha dado el empujón catódico. Fumanal y Pedro se conocieron en la campaña de las primarias en Cataluña y fue un flechazo. Ahora la ha fichado y se la ha llevado a Madrid. Esta dircom estuvo detrás del éxito de Albert Rivera en Cataluña (de tres a nueve diputados en el Parlament con las verdades del barquero para el público españolista en Cataluña). Ella misma dice que es una experta en convertir a políticos, a los que la gente odia, en personas, en las que los votantes pueden creer. Esa es su fórmula. Solo vale el discurso positivo y hay que arriesgar con la naturalidad. A Pedro le hace llegar andando a los actos y detalles así, nada que no recomiende el sentido común. Lo que está por ver es si los millones en los audiómetros se van a convertir en millones de votos en las urnas. Esa es la auténtica papeleta que tienen por delante Pedro y Verónica. O mejor dicho Verónica y Pedro.

Avatar de Usuario
Invitado

Mensajepor Invitado » Lun 19 Ene, 2015 1:47 pm



Susana Díaz será madre por primera vez
Susana Díaz, embarazada de tres meses, será madre por primera vez en verano

El embarazo podría afectar al calendario electoral, aunque Pedro Sánchez no cree que haya adelanto en Andalucía ya que la intención de la presidenta es agotar la legislatura. El martes hay una reunión con los secretarios provinciales del PSOE-A.

La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, está embarazada de tres meses y será madre por primera vez a principios de verano, según fuentes próximas a la jefa del Ejecutivo andaluz. Díaz, que cumplió el 18 de octubre 40 años, tendrá a su hijo a mediados de julio, poco antes de las primarias del PSOE para elegir al candidato a las elecciones generales, programadas para el 26 de ese mes. De este modo, será la primera presidenta de un Gobierno autonómico que se convierta en madre durante su mandato.

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha aprovechado una entrevista en Antena 3 para felicitar públicamente a su compañera de partido, aunque ha precisado ya lo había hecho en privado por teléfono. "Un hijo es lo más maravilloso que le puede pasar a una mujer o a un hombre", ha declarado. Por su parte, el presidente del PP-A, Juanma Moreno, ha felicitado vía Twitter a la presidenta de la Junta por su embarazo y le ha deseado "la mayor felicidad a ella y a su familia y que disfruten de este momento tan especial".

Avatar de Usuario
Invitado

Mensajepor Invitado » Mié 21 Ene, 2015 5:22 pm


Maniobras en la oscuridad

Esther Palomera


Formalmente está fuera, pero más pendiente que nunca del latido del PSOE. Sigue, con preocupación, la evolución de sus siglas; mantiene reuniones discretas con algunos cuadros del partido y dicen que, desde hace un par de meses, opina con cierto desparpajo sobre la errática estrategia de Pedro Sánchez. Hablamos de José Luis Rodríguez Zapatero, el expresidente del Gobierno a quien muchos atribuyen los males por los que hoy atraviesa el socialismo, y no sólo por hipotecar el futuro electoral del partido con la política económica que desplegó en su último año en La Moncloa.

A él le corresponde buena parte del apoyo que recibió Sánchez en el congreso federal de julio, después de la primera y fallida edición de la Operación Susana. Y además de a él y a otros tótem del PSOE como José Bono, el perejil de todas las salsas del socialismo. Quienes compitieran en 2000 por la secretaría general hoy abjuran juntos del sanchismo y apuntan de nuevo, en todas sus conversaciones, a la presidenta de Andalucía como única solución a los problemas del partido. En eso andan de nuevo, además de en algunas maniobras en la oscuridad que chocan de lleno con la estrategia política de un Pedro Sánchez, legitimado por el voto de la militancia, pero cada vez más huérfano de apoyos entre los cuadros dirigentes del partido.

¿La última trama? Lean, lean...

¿Imaginan a Zapatero y Bono sentados en torno a un café charlando con Pablo Iglesias e Íñigo Errejón sobre política? ¿Los de Podemos cara a cara con la casta? Pues ha ocurrido, y con Sánchez ajeno a semejante conciliábulo. El encuentro se produjo, poco antes de Navidades, en el domicilio madrileño del que fuera ministro de Defensa, para más señas. Ninguno quería que trascendiera, por motivos obvios, y se conjuraron para que así fuera.

El Huffington Post ha sabido que el encuentro lo promovió el propio Bono, quien no oculta que mantiene cierta relación con Pablo Iglesias, ya que defendió como abogado al padre del secretario general de Podemos cuando fue encarcelado en el franquismo. Y también que fue, tras escuchar alguna crítica en televisión de Iglesias a Zapatero, cuando propuso que ambos políticos se conocieran. Hablaron de literatura, de teoría política, de economía y... quién sabe si de posibles puntos de encuentro entre las formaciones en las que militan. Todos restan importancia a la escena y se inquietan por las interpretaciones que se puedan hacer de la misma.

La primera parece obvia: mientras Pedro Sánchez ha convertido el ataque a Podemos en el centro de su acción política, Zapatero y Bono tienden puentes con la formación política que trata de arrebatar la hegemonía de la izquierda a sus siglas. No son, en todo caso, los únicos convencidos de que se debe evitar el cuerpo a cuerpo con aquellos a quienes los socialistas pueden necesitar en un futuro cercano como posibles aliados para arrebatar el poder a la derecha en algunas Comunidades Autónomas y quizá, el próximo noviembre, el Gobierno de España. Una opinión que en absoluto comparte la dirección de Ferraz, ya que en su estrategia electoral escribió negro sobre blanco que el PSOE debía situar a Podemos en la extrema izquierda y nunca en el centro del tablero como pretendían los de Pablo Iglesias.

Sean cuales sean los futuros escenarios postelectorales, lo cierto es que el divorcio entre el actual secretario general del PSOE y los que fueron los valedores de su candidatura al congreso federal, incluida Susana Díaz, es absoluto. Con la presidenta de Andalucía prácticamente no hay comunicación alguna -su última conversación telefónica fue el 18 de diciembre- hasta el punto que mientras el lunes Díaz abría una puerta al adelanto electoral en su Comunidad, Sánchez declaraba casi al mismo tiempo en Antena 3 su convencimiento de que agotaría la Legislatura. E idéntica es la distancia que hoy le separa de Zapatero, Bono, Blanco o la exministra Carme Chacón que, a pesar de formar parte de la Ejecutiva Federal, trabaja como todos los anteriores para que la próxima candidata del PSOE a la Presidencia del Gobierno sea la todopoderosa secretaria general de los socialistas andaluces.




Volver a “La Crispación”