PODEMOS

Un lugar con buen talante y pluralidad democrática donde se debate lo más relevante de la política y la actualidad nacional e internacional.

Imagen

Avatar de Usuario
Invitado

PODEMOS

Mensajepor Invitado » Vie 25 May, 2018 4:29 pm



MASMARRASHO el chalet no te lo compraron las cloacas te lo compraste tu y la portavoza ... :pinocho: ... Eduardo Inda solo informa a la ciudadania ... por que no consultaste a las bases antes de comprarlo y ahora si? ... :x CHIJETE :clown:

Avatar de Usuario
Invitado

PODEMOS

Mensajepor Invitado » Vie 25 May, 2018 5:25 pm

Imagen

Avatar de Usuario
Invitado

PODEMOS

Mensajepor Invitado » Sab 26 May, 2018 12:07 am

el chaletero millonetis quiere echar al Presidente Mariano .... :loker


Avatar de Usuario
Invitado

PODEMOS

Mensajepor Invitado » Sab 26 May, 2018 1:53 am



Ojeda decora con banderas de España y un jamón el casoplón de Iglesias y Montero… de la mano de Rufián

Álvaro Ojeda ha viajado hacia La Navata, en Galapagar, como un ‘peregrino’ más de tantos estos últimos días, para conocer el chaletazo que se han comprado Pablo Iglesias e Irene Montero, por el que van a pagar más de 600.000 euros.

La ‘humilde morada’ del secretario general de Podemos y la portavoz de Unidos Podemos en el Congreso de los Diputados tiene más de 200 metros, una parcela de 2.000, piscina y hasta casa de invitados, como desveló en exclusiva LOOK, dando lugar a una guerra interna, con consulta vía pucherazo -también llamada ‘pabliscito’- incluida y, por descontado, el culpable es Eduardo Inda, gritan por los platós Pablo Echenique y Juan Carlos Monedero. Montero, directamente, exige a Atresmedia y Mediaset que no llamen al director de OKDIARIO.

Ojeda, en son de paz, ha querido obsequiar a los nuevos dueños del inmueble y futuros padres y regalarles tres cosas bien pensadas y que les vendrán bien en su nueva vida. Como no estaban, los ha dejado fuera, con su correspondiente explicación. Mejor verlo.

Avatar de Usuario
Invitado

PUEDEN

Mensajepor Invitado » Dom 27 May, 2018 7:30 pm

La asamblea podemita refrenda el lujoso proyecto familiar de sus lideres. :loker

Imagen

Iglesias y Montero vivirán en el casoplón al ganar el referéndum en el que se podía votar varias veces

Pablo Iglesias e Irene Montero han ganado el referéndum sobre su casoplón en el que se podía votar varias veces con un 68,42% de los votos (128.300 papeletas), según ha informado el secretario de Organización de Podemos, Pablo Echenique, en su perfil de Facebook. Esta consulta no ha contado con un auditor externo, sino que ha sido validada por personal del propio partido. Por contra, los que han exigido la dimisión del secretario general y la portavoz parlamentaria y que dejen su acta de diputados han sido 59.224 inscritos (31,58%). Además, 652 afiliados (0,35%) votaron en blanco (no marcaron ni el sí ni el no).

La participación, con un total 188.176 inscritos, ha sido la más alta en todas las consultas realizadas hasta ahora por la formación morada, A esta cita estaban llamados a votar 487.772 inscritos, de los cuales 158.452 son militantes activos –los que han participado en algún proceso en el último año–.

Podemos registró su récord de participación en la Asamblea de Vistalegre II de febrero del año pasado. En concreto, más de 150.000 simpatizantes votaron para renovar los estatutos y nombrar a la nueva dirección, es decir, el 33% de los alrededor de 455.000 llamados a votar.

En aquel congreso Iglesias también revalidó su liderazgo, con un total del 128.700 votos –el 89% de los más de 155.000 votos emitidos en las primarias–.

La pregunta a responder era la siguiente: “¿Consideras que Pablo Iglesias e Irene Montero deben seguir al frente de la secretaría general de Podemos y de la portavocía parlamentaria?”. Y las respuestas, “Sí, deben seguir”, o bien, “No, deben dimitir de la secretaría general y de la portavocía parlamentaria y dejar el acta de diputados”.


Avatar de Usuario
Invitado

PODEMOS

Mensajepor Invitado » Dom 27 May, 2018 9:05 pm

Carta abierta a Pablo Iglesias de un inscrito de Podemos

Estimado Pablo,

Quisiera comenzar esta misiva confesando que jamás pensé que iba a dedicarte las palabras que a continuación vas a leer, palabras que, créeme, me va a costar escribir.

Mi mente, en este preciso instante, me lleva a la primera vez que nos vimos, ¿recuerdas? Fue en un local de Madrid, al lado del Reina Sofía, donde al entrar podía leerse un cartel que rezaba “el mejor bocadillo de calamares en Madrid”. Aún guardo la foto del que me comí mientras tú repasabas tu discurso y fuera, la plaza vibraba de emoción. Se sentía sí, mucha emoción en la noche, aquella noche del fin de campaña para las Europeas en la que, a muchos, nos hiciste creer en un nuevo comienzo, en un Cambio, así, con mayúsculas.

Aquello era un sueño para mí que llevaba tan sólo unas semanas en Podemos: Echenique, Villarejo, Errejón, Teresa, Lola, Monedero y tú a mi lado. Recuerdo ver en la barra a Íñigo hablando con alguien y pensar: “¿Este es el famoso Errejón?”. La persona que me había invitado a estar allí, como si me leyera la mente, me susurró: “Es impresionante lo inteligente que es para la edad que tiene”, y yo asentí sin mucho convencimiento.

Aquella noche, lo recuerdo como si fuera ahora, cuando empezó el mitin yo estaba a unos metros de vosotros. Había conseguido una silla muy bien situada pero no era capaz de estar sentado. Me aproveché, lo reconozco, de la desorganización del comienzo, cuando todo estaba desbordado de ilusión, y me acoplé junto a los promotores y futuros líderes para hacer fotos junto a los chicos de la prensa. Más de una vez pensé que iban a echarme de allí pero tuve suerte. Recuerdo que Germán Cano asomaba su cabeza a veces y me impedía encuadrar a mi gusto y sobre todo Jorge Lago. Estábamos todos electrificados. Llenos de energía. Te hice muchas fotos —os hice muchas fotos—, repasando vuestros cuadernos o charlando distendidamente entre vosotros antes de hablar, fotos que luego mi querido Ardanuy, con todo el honor que eso conlleva, usó en redes para ilustrar algunos eventos.

Recuerdo lo que sentí cuando oí hablar por primera vez a Juan Carlos, a Íñigo o a Teresa, ese monstruo de la política que lo mismo se atropellaba de rabia que se arrancaba a cantar. Nos hizo volar Pablo, en serio, pero sobre todo recuerdo cuando tomaste la palabra y fuiste desgranando tu discurso, cuajado de verdades, de desafío, de denuncia, de silencios y, sobre todo, de esperanza. Recuerdo, no lo olvidaré jamás, cuando gritaste ese “¡SON GATOS!”. Un escalofrío me recorrió la espalda y sentí que formaba parte de algo que estaba muy por encima de mí, que me sobrepasaba, y entonces me acordé de mi padre, lo que habría sentido si es que hubiera podido verme en aquel momento. Lo que hubiera sentido si hubiera estado a mi lado participando de toda esa electricidad, en ese instante en el que el futuro, por fin, mostraba un rayo de luz con el que iluminarnos a todos los millones de personas que exigíamos un nuevo tiempo para nuestro país. Una nueva manera de hacer las cosas.

Yo no estaba indignado compañero. Esa palabra se me quedaba corta, te lo aseguro. Yo estaba achicharrado. Yo acababa de volver de Londres de pasar lo peor de mi vida, y de dejarme la salud limpiando mesas por 6,5 libras la hora a pesar de tener una licenciatura y algún que otro talento. Yo, como muchos, exigía satisfacciones y culpaba de mi situación a eso que antes llamabais casta: esa horda de privilegiados que habían hundido sus garras en lo que los políticos llamáis ‘lo público’. Yo quería dimisiones, encarcelamientos y un desmantelamiento del Régimen, también con mayúsculas. Y ahí estabas tú, capitaneando esa posibilidad con tu camisa del Alcampo y esos ojos que derramaban sinceridad de la que hace vibrar el alma.

Recuerdo cuando se consiguieron los cinco escaños en Europa. También los resultados en mi pueblo, tercer lugar, no estaba nada mal para un partido recién creado por perroflautas y cómo el sueño comenzó a hacerse real: ya estábamos en las instituciones. Algún día llegaríamos al Congreso y hasta me imaginaba, llámame iluso, que llegabas a ser presidente.

No sabes cuántas horas dedicamos en el Círculo en el que yo colaboraba a ayudar a Podemos, en cada campaña. Cuántas horas de mi vida entregué a defenderte a capa y espada, siempre con el mismo discurso: “A mí, de momento, Pablo me convence. El día que lo haga mal dejaré de apoyarle”. Había gente que no me entendía: decir que no me fiaba de ningún político y que sólo te daba el beneficio de la duda. Era algo a lo que no estaban acostumbrados. En este país ser de un partido político, tristemente, es como ser de un equipo de fútbol: lo apoyamos haga lo que haga y eso es un error tremendo, Pablo. Un ciudadano se debe lealtad a sí mismo, no a unas siglas.

Así que, entre el espíritu del 15M, ese discurso de chico de Vallekas (con “k”) y la Complutense, sumado a la era de Facebook y twitter, nos comimos la realidad a golpe de click y de ilusión, siempre ilusión, porque ese fue tu gran acierto Pablo: canalizar la ilusión y la indignación de muchos en una herramienta que, ahora me da cierto pudor recordarlo, nos iba a empoderar a todos y a todas.

Os inventasteis los Círculos y con ellos una manera de lograr que muchos que jamás habíamos siquiera imaginado participar en política nos implicásemos. Porque íbamos a darle la vuelta a la tortilla, y para darle la vuelta a la tortilla Pablo hay que meterse en la cocina. Hasta el fondo. Y te defendimos Pablo, como tú a Kichi. Te defendimos de lo de ETA, de lo de las herriko tabernas, los lúmpenes, Venezuela, Irán, las explicaciones políticas al terrorismo, algunas sobradas varias en La Tuerka, tu controvertido ego, los trolls, más Venezuela, etc…

Costaba, créeme, defender ciertas posiciones, informaciones que salían a diario, o, mejor dicho, desinformaciones, pero nos pasaban argumentarios por Telegram con los que luchar contra la caverna, el bipardismo más rancio y, si me apuras, el Ibex 35. Había margen, pero, querido Pablo, eso se acabó.

Yo salí de la política por culpa de una desilusión que fuiste alimentando entre pisada y pisada de moqueta. Vistalegre I fue ya un aviso para navegantes con esa lista plancha que, por mucho que los que aparecían en ella fueran gente de enorme talento, se reía de todo lo que se nos había prometido. Pero tragamos. El desmantelamiento de los Círculos como espacio de análisis y acción política porque, era obvio, suponían un caballo indomable para tu ejecutiva, esa que os afanasteis en verticalizar al más puro estilo estalinista, unido a vuestra negativa de concurrir a las elecciones municipales, mostraron el final del sueño para muchos de nosotros.

Los que no somos fanáticos de un partido que además no teníamos ningún carguito o esperanzas de sillón lo tuvimos claro: no os fiabais de nosotros. No os había dado tiempo a articular suficientemente los Círculos en vuestra ejecutiva. Eso llegó después: los Consejos Ciudadanos y los y las Secretarios Generales. La democracia interna al modo Podemos estaba servida.

Como verás llevo ya una buena parrafada y aún no he hablado del chalé. He querido que entiendas que la petición que voy a hacerte a través de esta carta, no tiene que ver exclusivamente con tu deseo legítimo de formar una familia en el ambiente que tú y tu pareja consideréis más idóneo. No.

Yo quiero que os vayáis por habernos arrebatado a millones de personas que confiamos en ti la ilusión. Porque tuviste, tuvimos, una oportunidad real —yo al menos aún lo sigo creyendo—, de gobernar este país y lo fastidiaste. Porque no fuiste capaz de dejar tu ego a un lado en el Congreso y no protagonizar bochornosas escenas como la de la cal viva. Porque en vez de aprovechar el descontento de los votantes socialistas, te los pusiste en contra exigiendo vicepresidencias y vendiendo de antemano un sorpasso que jamás llegó, y jamás llegó, querido Pablo y parece mentira que yo tenga que explicarte a alguien tan inteligente como tú esto, porque no puedes menospreciar a un partido político de la manera que lo hiciste y pretender que sus desilusionados viertan sus votos en tu opción. Si yo hubiera sido socialista antes hubiera votado al PP que a ti.

Lo que ocurrió con Olga Jiménez y con la Comisión de Garantías fue también un mojón más, gordísimo este, en una carretera sin retorno hacia el fracaso. De qué manera habéis sido capaces de pervertir una votación legítima en ese otro esperpento que fue Vistalegre II.

La gestión del procés también tuvo su poquito de incoherencia y de chapuza, una más, pero, sobre todo Pablo, no te perdono la de gente que has sacado de este proyecto que, lo creas o no, está por encima de ti, de todos, a base de eso: desilusión, estalinismo, egocentrismo y purgas.

Para mí el caso más sangrante es el de Errejón. Que hayas sido capaz de defenestrarlo de esa manera a él y los suyos -con el gasto en finiquitos añadido con tal de quitarse adversarios de en medio- uno de los talentos políticos más sobresalientes que ha parido este país, apartado por culpa de tu vanidad y tu ceguera, es imperdonable. El día del #ÍñigoAsíNo sentí vergüenza por primera vez de haber sido de Podemos. Pero no fue sólo Íñigo, ni mucho menos. Llevamos años ya asistiendo al abandono de personas con una valía política y humana que, perdóname la sinceridad, os sobrepasan con mucho a los que aún pilotáis este Titanic. Que tu pareja se siente a tu lado en el Congreso de los Diputados, por mucho que Irene tenga una valía personal y política que yo no cuestiono, no ha ayudado mucho tampoco.

Mi querido Luis Alegre lo expresó con un talento que yo jamás tendré en su artículo “¿Qué está pasando en Podemos?”. Habló como sabes de la deriva de Podemos por culpa de esa cuadrilla de palmeros de la que te has rodeado. Esos que ahora, mientras yo escribo estas líneas, tienen el Telegram y los teclados de sus ordenadores echando humo en campaña para el SÍ, para que os quedéis, para que sigáis usando el aparato en vuestro provecho personal. También los trolls están a marchas forzadas destrozando al disidente y a los que pensamos, hace tiempo, que ha llegado el momento, querido Pablo, de dar un paso atrás. Además de todo eso, es fácil entender que os habéis puesto “en manos de los inscritos” porque estáis absolutamente convencidos de que vais a arrasar en la votación. El que no lo entienda así es que es muy ingenuo. Lo más probable es que os enroquéis por tanto en el puesto y, como todos hacemos, encontraréis razones de peso para sentiros en posesión de la razón, pero no van a ser los inscritos ni la caverna quien te juzgue Pablo. Va a ser la historia quien lo haga, como una persona que, por culpa de su ego, le arrebató una posibilidad de Cambio a todo un país, con todo lo que eso conlleva.

Yo no he leído nunca a Gramsci, lo confieso, y algunos de los que sí lo han hecho en estos días han publicado, bien en prensa, bien en sus redes sociales, sesudos análisis de todo lo que está ocurriendo en torno a tu chalet. Destacaría a mis admirados Diego Pacheco, Rodrigo López o Juan Peris que han expresado, como yo no sé hacerlo, que esto no se trata de hacerle el juego a la derecha ni a la caverna, sino de ser coherente con una imagen que tú mismo te construiste para ti y para nosotros.

Que estamos contigo en que hay límites a la privacidad, que Rivera vive en una casa el doble de grande y costosa que la tuya y a nadie le incomoda y que lo de las ecografías es tan sucio que da ganas de pararlo todo y bajarse. Que ser de Podemos es difícil porque tiran a matar. De esto también sé un poco.

Todo lo anterior es cierto, pero también lo es que, esto sumado a lo anterior hace que tu imagen, lejos de crear ilusión en esas 5 millones de personas que representas, sea, a día de hoy, un lastre. También es cierto que crear una consulta en las bases de un partido para respaldar una decisión privada y personal es más un chantaje que una consulta, teniendo en cuenta además que la imagen de imparcialidad y transparencia de dicho proceso está seriamente dañada.

Un partido en el que hay miedo de significarse públicamente para pedir tu dimisión y en el que en cambio se anima a posicionarse a tu lado desde las RRSS oficiales, vulnerando con ello toda neutralidad, es un partido condenado al que hay que volver a poner a punto, aferrándose de nuevo al código ético, a la limitación de mandatos y de sueldos y en el que la democracia interna sea un eje vertebrador absoluto y no un discurso vacío. Hay territorios en los que aún no se sabe quiénes son los liberados, cuánto cobran y donde no se han entregado aún las cuentas, territorios liderados en la sombra por personas que han recalado desde aparatos de otros partidos de izquierda con toda una experiencia en fontanería de lo más rancia. Pablo, así no.

Para acabar, querido amigo, sólo expresarte mi dolor, por haber tenido que firmar esta carta y por sentir lo que en ella defiendo, y también porque quizás Podemos esté herido de muerte y con tu dimisión o sin ella, pase a ser una fuerza residual que jamás sea capaz de contribuir a ese Cambio que todos estuvimos rozando, durante aquellos preciosos días en los que aun eras todo lo que esperábamos de ti.

Recibe un fuerte abrazo.

Suso Millán, licenciado en Audiovisuales y ex portavoz de Podemos Hellín (Albacete)

Avatar de Usuario
Invitado

PODEMOS

Mensajepor Invitado » Lun 28 May, 2018 3:00 am

Imagen

ImagenImagenImagen

Avatar de Usuario
Assia
de Melbourne
de Melbourne
Mensajes: 19090
Registrado: Mar 29 Dic, 2015 2:19 am
Flag: Australia

Re: PODEMOS

Mensajepor Assia » Lun 28 May, 2018 9:08 am

No he leido la noticia completa porque no aguanto a este bocazas de Pablito. Creo que han votado los miembros de Podemos para decidir si Pablito y su Irene,( supongo que querra decir Pablito,) debe de seguir como lider de PODEMOS. Solo 1 tercer de los votantes han votado NO.
No recuerdo si lo lei en El PAIS o en ABC.es.
Segun he leido, la casa o el chale que se han comprado,esta situado cerca de donde viven Jose Tomas (sera los padres del torero de Galapagar.) El ganaero Victorino (fallecido) y no muy lejos esta el cementerio donde dicen que esta enterrado, Benavente.
Assia

BOIRA_A
En tratamiento
En tratamiento
Mensajes: 1212
Registrado: Dom 15 Ene, 2012 1:41 pm

Re: PODEMOS

Mensajepor BOIRA_A » Lun 28 May, 2018 12:33 pm

Assia escribió:No he leido la noticia completa porque no aguanto a este bocazas de Pablito. Creo que han votado los miembros de Podemos para decidir si Pablito y su Irene,( supongo que querra decir Pablito,) debe de seguir como lider de PODEMOS. Solo 1 tercer de los votantes han votado NO.
No recuerdo si lo lei en El PAIS o en ABC.es.
Segun he leido, la casa o el chale que se han comprado,esta situado cerca de donde viven Jose Tomas (sera los padres del torero de Galapagar.) El ganaero Victorino (fallecido) y no muy lejos esta el cementerio donde dicen que esta enterrado, Benavente.
Assia


Se ha podido votar varias veces, Assia, lo ha dicho Ok Diario y desde esta pagina he podido votar NO, me parece un farsante y n hipocrita

Avatar de Usuario
Assia
de Melbourne
de Melbourne
Mensajes: 19090
Registrado: Mar 29 Dic, 2015 2:19 am
Flag: Australia

Re: PODEMOS

Mensajepor Assia » Lun 28 May, 2018 2:35 pm

Eso es lo que dijo el bocazas de Pablito: que si no lograba el 80% de los votos dimitiria, No va a dimitir. Acabo de pasar por ABC.es, y solo ha conseguido el el ''68,42 por ciento que siga liderando y el 31,58 por ciento han rechazado el liderazgo de Iglesias y Montero''
Assia

Avatar de Usuario
Invitado

PODEMOS

Mensajepor Invitado » Lun 28 May, 2018 5:34 pm

la vena cotorra no se os quita ..... ajajajajajajajajaj y se atreven a criticar las votaciones internas de otro partido.... cuando cuando lo normal de este país es el dedo.

Avatar de Usuario
Invitado

PODEMOS

Mensajepor Invitado » Lun 28 May, 2018 7:30 pm

Invitado escribió:la vena cotorra no se os quita ..... ajajajajajajajajaj y se atreven a criticar las votaciones internas de otro partido.... cuando cuando lo normal de este país es el dedo.


Dedo el del masmarrasho del coletas y sus portavozas .... :loker .... este chijete es mas falso que un euro de carton ..... :pinocho:


Imagen

BOIRA_A
En tratamiento
En tratamiento
Mensajes: 1212
Registrado: Dom 15 Ene, 2012 1:41 pm

Re: PODEMOS

Mensajepor BOIRA_A » Lun 28 May, 2018 9:52 pm

Assia escribió:Eso es lo que dijo el bocazas de Pablito: que si no lograba el 80% de los votos dimitiria, No va a dimitir. Acabo de pasar por ABC.es, y solo ha conseguido el el ''68,42 por ciento que siga liderando y el 31,58 por ciento han rechazado el liderazgo de Iglesias y Montero''
Assia


Assia, hija se te ha olvidado el refran tahn españok queb dice " Del dicho al hecho hay un trecho" pues eso una cosa es lo que diga este truhan y otra lo que hace Echeminga hace milagros, cojn su carromato

Avatar de Usuario
Invitado

PODEMOS

Mensajepor Invitado » Mar 29 May, 2018 2:15 pm


Los Morancos :loker Si queréis conocer el resultado de la consulta de Podemos y cómo fue la compra del chalet por parte de Pablo Iglesias e Irene Montero, no perderos nuestro último video “Mayores”.

Avatar de Usuario
Invitado

PODEMOS

Mensajepor Invitado » Mié 30 May, 2018 10:23 am

Así diseñé el chalet de Pablo Iglesias con materiales usados: habla el arquitecto José Ignacio Rubio

"No es comparable con otras casas como Villa Meona, la de Miguel Boyer e Isabel Preysler. Esa tenía como doce cuartos de baño; esta, dos".

José Ignacio Rubio sonríe mientras habla. Este arquitecto madrileño, residente en Murcia, colorea las palabras -bien medidas, calibradas- que utiliza en su conversación con EL ESPAÑOL, la primera en un medio nacional, para diseccionar el chalet más famoso de España. Su parcela, la piscina, los materiales utilizados. Los detalles de esta vivienda unifamiliar de La Navata -en Galapagar, a media hora en coche de Madrid- son parte de la conversación nacional. Nunca se comentó tanto el diseño de una casa. Más ahora, tras el espaldarazo recibido en la consulta de Podemos.

Rubio guarda un grato recuerdo del ahora hogar de Pablo Iglesias e Irene Montero: era primerizo cuando recibió el encargo de parte de los antiguos propietarios. Graduado en Arquitectura en la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Madrid en 1998, este proyecto fue su estreno como arquitecto autónomo. Antes, había trabajado con diversas empresas como colaborador.

Fue así como llegó a sus manos el proyecto de una vivienda unifamiliar rústica en La Navata. Un parcela enorme, a orillas del Parque Natural de la Cuenca Alta del Guadarrama. Verde, verde y más verde. Una pareja dispuesta a escuchar, a dejarse aconsejar. Pero con una idea fija: una vivienda de una única planta. Eran los primeros instantes del siglo XXI. Año 2001.

—¿Cómo recibió el encargo de este proyecto?

Marie-Chantal asesta a Letizia el golpe definitivo tras el plantón en DinamarcaMarie-Chantal asesta a Letizia el golpe definitivo tras el plantón en DinamarcaRaúl RodríguezTras su crítica pública a la reina Letizia, la esposa de Pablo de Grecia posa para su marido en una fotografía junto a su suegra, Ana María, presumiendo de buena relación y "sonrisas en un día soleado".
recomendado por
—Yo colaboraba con una empresa constructora de Madrid. Me contactaron a través de ellos. Me acuerdo bien porque me hizo mucha ilusión al ser el primer proyecto que tuve como arquitecto autónomo. Vinieron con el típico dibujo de la casa, la típica caja de zapatos simplona. En seguida hice un proyecto distinto, más innovador. Arriesgué bastante en la propuesta y me sorprendió que, ya desde la primera reunión, les cuadró muchísimo a los clientes.

El inmueble final sumó 222 metros cuadrados. Materiales con carácter propio, reciclados, que hablaban por sí mismos. Y un reconocimiento final: la inclusión del chalet en revistas especializadas -como El Mueble o El Chalet- como una de las mejores casas del año. Un trampolín en el sector.

Al lado de la belleza del paisaje que acoge la construcción, madera de derribo y losas de piedra antiguas. Siempre pareció más vieja, más vivida que lo que realmente era. Sin ser objetivamente grande -en comparación con el espacio de la parcela-, la casa, espaciosa, cálida, está pensada para una pareja, no para una familia en ampliación. “Necesitaría reforma para integrar un tercer dormitorio, si se desea”, concede Rubio.

—¿Qué destacaría de este chalet?

—La amplitud de ideas. Lo recuerdo con mucha ilusión porque a partir de ahí comencé a ver mi propio estilo, mi sello. Adaptándolo a cada parcela y cada circunstancia, pero aquí se juntaron tres condiciones imprescindibles para el buen devenir de un proyecto y que al final suponen más del 50 por ciento del resultado: un buen constructor, un buen cliente que se dejase orientar pero que aporte sus ideas, y, bueno, claro (risas), un buen plano, un buen diseño.

La casa cuenta -antes de la reforma que ya han comenzado los líderes de Podemos en el inmueble- con dos dormitorios, un vestidor, dos baños, un salón comedor, cocina y un despacho anexo al garaje, con capacidad para dos vehículos.

Fue a raíz del revuelo mediático como se enteró Rubio de que su primer chalet se había convertido en el hogar de Iglesias y Montero. La presencia de una piscina enorme, la diferencia de tamaño de la construcción con respecto al jardín, la zona, la distribución. Fue sospechando, pero se negaba a creerlo. Cómo iba a ser. Imposible. Hasta que fue.

—¿Se enteró antes de que saliera publicado en medios?

—No, no. Me enteré como todos. Primero me fue sonando la zona. Después la distribución. La bellota del baño -que, por cierto, no es mía (risas)-. La jardinería y el paisajismo se los encargaron a otra empresa, aunque me pidieron asesoramiento. Pero no es, como dicen, una casa lujosa, más allá de esos acabados. No es comparable con otras casas de políticos como Villa Meona, la de Miguel Boyer [y su entonces mujer, Isabel Preysler]. Esa tenía como doce cuartos de baño; esta, dos. No entiendo tanto revuelo.


La decoración, que tanto ha llamado la atención a todo aquel que se haya asomado a las imágenes publicadas, fue obra de la clienta. La concepción de la vivienda, en cambio, sí que se definiría, según Rubio, dentro de un estilo moderno del siglo XXI. “Es actual, por la relación entre espacios, por la luz”. Intrahistoria de una casa.




Volver a “La Crispación”