WIKILEAKS Y LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN

Un lugar con buen talante y pluralidad democrática donde se debate lo más relevante de la política y la actualidad nacional e internacional.

Imagen

Avatar de Usuario
Invitado

WIKILEAKS Y LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN

Mensajepor Invitado » Lun 16 Sep, 2019 4:12 pm

Imagen

Assange adelgaza 14 kilos en prisión y envía un mensaje al mundo: "Por favor, salven mi vida"

Assange está encarcelado en a la prisión Belmarsh, la 'Guantánamo de Gran Bretaña'

Inmdiatamente después de que el gobierno ecuatoriano le retirara su asilo político, las autoridades británicas condenaron a Assange a cincuenta semanas de prisión por violar la condicional. La sentencia máxima es de cincuenta y dos semanas mientras lo habitual ninguna y una simple multa.

Con su arresto, Assange fue trasladado a HMP Belmarsh, una prisión de máxima seguridad en el sur de Londres. Belmarsh a principios del milenio era conocida como "Bahía de Guantánamo de Gran Bretaña" por sus detenidos extranjeros sin juicio.

Cuando visitas la prisión, inmediatamente te sorprende su exterior en forma de fortaleza. Con sus muros perimetrales de hormigón teñidos de agua, cámaras CCTV y focos.




Avatar de Usuario
Assia
de Melbourne
de Melbourne
Mensajes: 21993
Registrado: Mar 29 Dic, 2015 2:19 am
Flag: Australia

Re: WIKILEAKS Y LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN

Mensajepor Assia » Mié 18 Sep, 2019 4:02 am

Assange es 1 cobarde. Snowden ha comentado que teme que la CIA lo dispare por la espalda mientras camina. NO, LA CIA NO SE ATREVERIA A DISPARAR A 1 TRAIDOR EN RUSIA. Sbowden era doble espia: trabajaba para la CIA y para el de la ''libertad de expresion'' Snowden cobraba por ambas partes. Se le culpa a Snowden de que ganara las elecciones Trump. Ahora Snowden me temo que esta bajo la bota de Putin que dicho sea de paso, gano las elecciones en Rusia con trampa y pese a esa trampa, perdio muchos votos Putin, segun la prensa britanica.

Avatar de Usuario
Assia
de Melbourne
de Melbourne
Mensajes: 21993
Registrado: Mar 29 Dic, 2015 2:19 am
Flag: Australia

Re: WIKILEAKS Y LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN

Mensajepor Assia » Mié 18 Sep, 2019 9:33 am

Algo que se e olvido decir a este Invitado: Si usted quiere enviarle 1 carta a Assange, tenga cuidado con lo que le escribe. Las cartas a los presos son todas leidas por el director/ar de la prision y si hay algo escrito que no le guste, la censura.

Avatar de Usuario
Invitado

WIKILEAKS Y LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN

Mensajepor Invitado » Mar 22 Oct, 2019 12:24 am



Assange comparece entre titubeos, pausas y tartamudeos ante la Justicia británica

Assange cumplió 50 semanas de cárcel por haber quebrado las condiciones de su libertad condicional. La jueza denegó una petición de la defensa para aplazar durante tres meses el arranque de ese proceso judicial.

Julian Assange, fundador de la plataforma WikiLeaks, compareció este lunes ante la Corte de Magistrados de Westminster en una audiencia rutinaria en la que mostró cierta dificultad en el habla, antes del juicio de extradición a Estados Unidos previsto para febrero de 2020.

Aunque el periodista australiano, de 48 años, cumplió la pena de 50 semanas de cárcel por haber quebrado en 2012 las condiciones de su libertad condicional, continúa en la prisión de Belmarsh (oeste de Londres) después de que el pasado día 11 un tribunal considerara que se podría dar a la fuga si abandonaba la celda. El pasado junio, el ahora titular de Economía británico, Sajid Javid, firmó una orden para permitir que Assange sea entregado a Washington, que le reclama por cargos que pueden suponer una condena de hasta 170 años de prisión. La Justicia estadounidense lo requiere por los miles de documentos secretos que aireó su portal WikiLeaks y le acusa, entre otros delitos, de "conspiración" para infiltrarse en sistemas informáticos gubernamentales.

La jueza denegó este lunes una petición de la defensa del australiano para aplazar durante tres meses el arranque de ese proceso judicial. Por su parte, en su comparecencia, Assange, que lució un traje azul marino, tuvo algunas dificultades con el habla a la hora de confirmar su identidad y fecha de nacimiento, con titubeos, pausas y tartamudeos, de los que se han hecho eco los medios británicos.

Avatar de Usuario
Assia
de Melbourne
de Melbourne
Mensajes: 21993
Registrado: Mar 29 Dic, 2015 2:19 am
Flag: Australia

Re: WIKILEAKS Y LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN

Mensajepor Assia » Sab 09 Nov, 2019 12:21 pm

No creo que el padre de Assange haya exagerado cuando ha comunicado a la prensa que su hijo es muy probable que muera en prision.Parece ser que su padre ha visitado a Assange en la carcel y lo ha encontrado tan mal que cree que Assange morira en prision.
Creo que la prensa australiana ha hecho muy bien con no publicar fotos ni noticias del hijo de Assange. El hijo de Assange segun lei hace ya mas de 2 meses, trabaja en Melbourne y rogo a la prensa australiana que lo encontro que no publicaran nada de el excepto lo que el hijo de Assange dijo al periodista: '' Mi padre queria que me uniera a el en su trabajo de libertad de expression... pero me negue porque sabia que lo que mi padre hacia era ilegal...tarde o temprano pagaria por lo que mi padre estaba haciendo...'' Textualmente no rcuerdo. Por mi parte, nunca me gusto Assange y como se encuentra ahora Assange...? Por lo poco que ha hablado la prensa Assange NO TIENE NINGUNA NACIONALIDAD. Al parecer, el actual Presidente de Ecuador Lenin le quito la nacionalidad de ser 1 ciudadano de Ecuador.

Avatar de Usuario
Invitado

WIKILEAKS Y LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN

Mensajepor Invitado » Jue 21 Nov, 2019 2:24 am

Imagen


La Fiscalía sueca cierra la investigación contra Julian Assange por violación

La fiscal Eva-Marie Persson anuncia el carpetazo definitivo al caso porque asegura que "la evidencia ha perdido fuerza", pese al relato "creíble y fiable" de la supuesta víctima


La Fiscalía sueca ha decidido dar finalmente carpetazo a la investigación abierta contra el fundador de WikiLeaks, Julian Assange, por violación y abusos sexuales. La fiscal Eva-Marie Persson ha anunciado este martes el cierre definitivo del caso porque "la evidencia ha perdido fuerza", pese al relato "creíble y fiable" de la supuesta víctima.

"La denunciante ha presentado un relato creíble y fiable, sus explicaciones son claras, largas y detalladas. Pero considero que la evidencia ha perdido fuerza en grado tal que ya no hay motivo para seguir la investigación", ha dicho Persson.

El caso, abierto en 2010, propició la detención en primera instancia de Assange y su posterior petición de asilo político en 2012 en la embajada ecuatoriana en Londres, aprovechando su libertad condicional. La fiscal Persson dio por cerrado el caso en el 2017, pero decidió reabrirlo tras la detención de Assange el pasado mes de mayo, cuando el presidente ecuatoriano, Lenín Moreno, decidió retirarle el asilo que le concedió en su día por Rafael Correa.

La Fiscalía sueca siguió adelante con sus pesquisas sobre un presunto delito que prescribía en agosto de 2020, llamando a declarar a siete testigos, pero pronto llegó a la conclusión que ni la investigación ni un interrogatorio a Assange supondrían un cambio "decisivo". El fundador de WikiLeaks, de 48 años, se encuentra cumpliendo una condena prorrogada de 50 semanas en la prisión del Belmarsh, mientras sigue en curso su proceso de extradición a Estados Unidos por la difusión de miles de documentos "clasificados" de las guerras de Irak y Afganistán, y del Departamento de Estado.

Círculos próximos a Assange han expresado su preocupación por el deterioro de la salud física y mental del fundador de WikiLeaks, al cabo de siete años de encierro en el embajada ecuatoriana y de medio año de aislamiento en la prisión de máxima seguridad.

Assange se declaró "inocente" desde el principio por la doble acusación de abusos sexuales y violación presentada por dos mujeres suecas, y alegó que se trataba de una "trampa" para forzar en última instancia su extradición a Estados Unidos, donde podría ser condenado de 10 años a cadena perpetua.

Un portavoz legal de Assange en el Reino Unido aseguró que la preocupación real de Assange desde que empezó la investigación en Suecia era "acabar el resto de sus días en una prisión norteamericana". El citado portavoz recalcó cómo el fundador de WikiLeaks mostró su voluntad de colaborar con la Fiscalía sueca mientras duró su encierro en la embajada ecuatoriana en Londres, pero lamentó cómo el asunto "se había politizado excepcionalmente", con el objetivo final de su proceso de extradición a Estados Unidos, que podría culminar en el próximo mes de febrero.

Jennifer Robinson, abogada de Assange, ha dado por su parte la voz de alarma esta semana por la precaria salud del informador en la cárcel londinense. "Estuve con Julian el martes pasado y su salud se está deteriorando gravemente", ha advertido Robinson, en un acto de PEN International en Sídney. "Durante sus siete años en la embajada ecuatoriana no tuvo prácticamente acceso directo a la luz solar. Ahora, en la prisión, vive en casi total confinamiento, y es inaudito que el Gobierno australiano no haya mostrado la más mínima objeción a su tratamiento o la posibilidad de que pueda ser juzgado por la ley de espionaje por su labor como periodista".

Un reciente informe del enviado especial de la ONU para la prevención de la tortura, Nils Mezer, concluyó que el tratamiento que recibe Assange en la prisión del Belmarsh equivale a "la tortura psicológica" y que las condiciones de encarcelamiento "están poniendo su vida en riesgo".

Avatar de Usuario
Invitado

WIKILEAKS Y LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN

Mensajepor Invitado » Mié 19 Feb, 2020 11:05 pm

Imagen

El padre de Julian Assange: "Extraditarle a EEUU sería como condenarle a muerte"

John Shipton reclama al Gobierno británico que frene la extradición. El juicio empieza el próximo lunes y se prolongará inicialmente durante cinco días

John Shipton, padre de Julian Assange, se ha puesto al frente de la campaña para pedir al Gobierno británico que bloquee la extradición del fundador de WikiLeaks. "No nos vamos a hacer ilusiones a estas alturas porque llevan 10 años persiguiéndole y la autoridades norteamericanas no van a ceder en el último momento", advirtió Shipon en la antesala del juicio que arranca el 24 de febrero. "Pero extraditarle a Estados Unidos sería como con

"Hemos asistido a un intento de asesinar a mi hijo progresivamente", denunció el padre de Assange en declaraciones a EL MUNDO. "El trato que ha recibido en la prisión de Belmarsh, donde lleva confinado desde abril del 2019, equivale a la tortura física y psicológica. No lo digo yo, lo ha dicho la ONU. Le han tenido en confinamiento solitario, encerrado 22 ó 23 horas al día. Permitieron que sus condiciones se deterioraran hasta poner su vida en peligro".

"Julian está mejor ahora", reconoce el padre, que pudo visitarle en la prisión de máxima seguridad en las afueras de Londres la semana pasada. "Le han movido a otro ala de prisión, puede tener más contacto con otros presos y con sus abogados. Él ha sido siempre positivo por naturaleza, aunque no sería correcto decir que tiene "confianza" en su liberación".

"Mi hijo sabe que la única manera de ganar esta batalla legal es siendo pragmático, paso a paso, pero no sueña con un desquite o un triunfo final", advierte el padre de Assange. "Lo que sentimos los dos es más bien aprehensión por lo que pueda pasar".

Para John Shipton, la liberación de su hijo se ha convertido el algo así como su misión personal en el ocaso de su vida. A sus 80 años, con un parecido innegable a su hijo de 48, el constructor y pacifista australiano ha decidido echarle valor. "No es el momento de mirar hacia atrás y pensar si Julian tenía que haber hecho las cosas de otra manera", asegura. "Él hizo lo que tenía que hacer y estamos donde estamos. Como dicen en Australia: "Si mi tía tuviera cojones, sería mi tío".

Shipton se separó de su esposa, Christine Ann Hawkins, al año del nacimiento de Julian, que acabó tomando el apellido de su segundo esposo, el actor Brett Assange. El contacto de Shipton con Julian fue esporádico a lo largo de los años, aunque se reforzó precisamente en esta década vivida peligrosamente.

Imagen

"Le visité varias veces mientras estuvo encerrado en la embajada de Ecuador en Londres para evitar la extradición a Suecia por las denuncias por violación que cayeron por su propio peso", recuerda el padre. "Y fui testigo del deterioro que sufrió en el último año y medio, cuando le vigilaban a todas a las horas y la única manera de tener garantías de que no le escucharan era en el baño de señoras".

Tras la detención final Assange en abril del 2019, al cabo de más de ocho años de cautiverio, el padre decidió pasar largas temporadas en Europa para estar más cerca de su hijo. "¿Vendrás a ayudarme?", le preguntó Julian. Y poco a poco se fue incorporando como uno más al equipo legal de Assange, hasta embarcarse finalmente en una gira mundial por su causa que pronto le llevará a España.

"La marea ha cambiado y el apoyo que está recibiendo por parte de los periodistas en todo el mundo es muy significativo", asegura John Shipton. "Independientemente de lo que cada cual opine de mi hijo, lo que está en juego es la libertad de expresión. Una sentencia dura contra mi hijo sería un mensaje de intimidación contra todos los periodistas del planeta. Al fin y al cabo, lo que hizo WikiLeaks fue denunciar la corrupción y los crímenes de guerra".

El juicio de extradición de Julian Assange empieza el próximo lunes y se prolongará inicialmente durante cinco días, aunque la sentencia puede retrasarse hasta mayo y ser recurrida. Las autoridades norteamericanas imputan al fundador de WikiLeaks hasta 18 cargos y pretenden aplicarle la ley de espionaje. Si es finalmente extraditado, Assange podría ser juzgado en Elizabeth, Virginia, y se enfrentaría a una pena de 170 años de prisión.

Avatar de Usuario
Invitado

WIKILEAKS Y LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN

Mensajepor Invitado » Lun 13 Abr, 2020 3:37 am

Imagen

Julian Assange tuvo dos hijos con su abogada durante su reclusión en la embajada de Ecuador

El diario sensacionalista británico 'Mail on Sunday' publica este domingo una entrevista con la madre de los dos niños quien, asegura, planea casarse con el fundador de Wikileaks

Julian Assange tuvo dos hijos en secretor con Stella Morris, una abogada de su equipo legal, durante su estancia de siete años en la embajada ecuatoriana en Londres para evitar ser extraditado. La revelación la ha hecho la propia Stella Morris en un video en el canal de Wikileaks enYouTube.

Morris asegura que se ha decidido a revelar la historia porque "la vida de Assange está pendiente de hilo" y porque teme que no sobreviva si llega a contraer el conoravirus en la prisión del Belmarsh, donde está encarcelado desde su arresto hace un año.

Los dos se conocieron en el 2011, un año antes del encierro en la embajada, y se comprometieron en el 2015. Dos años después nació Gabriel, el primer hijo, y el año pasado nació Max, el pequeño. El fundado de Wikileaks , 48 años, quiso ver el nacimiento de sus hijos desde lejos y se mantuvo en contacto frecuente con ellos por por telefono.

"Formar una familia fue una decisión deliberada para romper las paredes que le rodeaban e imaginar un vida más allá de la prisión", declar Stella Morris a The Mail on Sunday. La abogada asistió a Assange durante su encierro para evitar se extraditado a Suecia por dos denuncias de violación y abusos sexuales.

La fiscalía sueca retiró finalmente los cargos, pero el Gobierno norteamericano decidió pedir su extradición por 18 delitos por difusión de documentos clasificados y espionaje, lo que podría costarle hasta 175 años de cárcel. La primera fase del juicio se celebró en febrero y la segunda está prevista para el 18 de mayo.

Los abogados de Assange han pedido que el proceso sea pospuesto hasta septiembre por las epidemia de coronavirus, pero la jueza del distrito Vanessa Baraitser se ha negado a acceder a la petición de momento por considerar que "es demasiado pronto para saber si los juzgados estarán operativos el próximo mes".

https://www.dailymail.co.uk/news/articl ... -sons.html

Imagen

Imagen

Imagen Imagen

Avatar de Usuario
Invitado

WIKILEAKS Y LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN

Mensajepor Invitado » Lun 13 Abr, 2020 3:51 am


Avatar de Usuario
Invitado

WIKILEAKS Y LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN

Mensajepor Invitado » Vie 01 May, 2020 2:16 am

Imagen

Libertad urgente para Julian Assange

Quiero que mis hijos crean que el trato injusto no se tolera en democracias maduras

Stella Morris

La vida de mi compañero, Julian Assange, corre grave peligro. Se encuentra recluido en la cárcel de Belmarsh, y el coronavirus se está propagando entre sus muros. Julian y yo tenemos dos hijos. Desde que soy madre, he reflexionado sobre mi propia infancia.

Mis padres son europeos, pero cuando era pequeña vivía en Botsuana, a ocho kilómetros de la frontera con la Sudáfrica del apartheid. Los padres de muchos de mis amigos procedían del otro lado de aquella frontera. Eran escritores, pintores y objetores de conciencia. Vivíamos en un centro de creatividad artística e intercambio intelectual.

Los libros de historia describen el apartheid como una segregación institucional, pero era mucho más que eso. La segregación se practicaba a plena luz del día. Los secuestros, la tortura y los asesinatos sucedían por la noche.

Los fundamentos del sistema del apartheid eran precarios, y por eso el régimen respondía a las ideas de reforma política con munición real. En junio de 1985, los escuadrones de la muerte sudafricanos cruzaron la frontera armados con ametralladoras, morteros y granadas. Apenas estallaron los disparos en la noche, mis padres me envolvieron en una manta. Yo dormía mientras ellos conducían a toda velocidad para ponernos a salvo. El sonido de las explosiones llegó a toda la capital en la hora y media que tardaron en matar a 12 personas.

El primer muerto fue un pintor excepcional, amigo íntimo de mi familia. Sudáfrica afirmó que el objetivo de la incursión había sido el brazo armado del Congreso Nacional Africano, pero en realidad la mayoría de las víctimas fueron civiles inocentes y niños asesinados mientras dormían en su cama. Al cabo de unos días nos fuimos de Botsuana.

Yo he absorbido los vívidos recuerdos del ataque que guardaban mis padres. Si aquella terrible noche influyó en mi manera de ver el mundo, con toda seguridad el encarcelamiento del padre de mis hijos marcará la suya.

Formar una familia con Julian dadas las circunstancias iba a ser inevitablemente difícil, pero nuestras esperanzas eclipsaban nuestros temores. Al principio, Julian y yo logramos con esfuerzo abrirnos un espacio para la vida privada. Nuestro hijo mayor lo visitaba con la ayuda de un amigo. Pero cuando Gabriel tenía seis meses, un empleado de la empresa de seguridad privada de la Embajada me confesó que le habían ordenado que robase el ADN del niño utilizando un pañal. Si eso fallaba, cogerían el chupete del bebé. El confidente me advirtió de que sería mejor que Gabriel no volviese a entrar en la Embajada. No era seguro. Me di cuenta de que todas las precauciones que había tomado, desde ponerme capas de ropa para disimular mi barriga hasta cambiarme de nombre, no iban a protegernos. Estábamos totalmente expuestos. Aquellas fuerzas operaban en un vacío legal y ético que nos engullía.

Podría escribir varios libros sobre lo que sucedió en los meses siguientes. Cuando estaba embarazada de Max, la presión y el acoso se habían hecho intolerables, y temía que mi embarazo peligrase. A los seis meses de gestación, Julian y yo decidimos que tenía que dejar de ir a la Embajada. Cuando volví a verlo estaba en la cárcel de Belmarsh.

La imagen de cómo sacaban a Julian de la Embajada conmocionó a mucha gente. Para mí fue como un golpe en el pecho, pero no me sorprendió. Lo que ocurrió aquella mañana fue una prolongación de lo que había estado pasando dentro de la sede diplomática a lo largo de 18 meses.

Tras la detención de Julian hace un año, el Tribunal Supremo español abrió una investigación a la empresa de seguridad encargada del interior de la Embajada. Se presentaron varios delatores e informaron a la policía de las acciones ilegales cometidas contra Julian y sus abogados tanto dentro como fuera de las instalaciones. Estas personas están cooperando con las fuerzas del orden y han proporcionado numerosos datos a los investigadores. Las indagaciones han revelado que la empresa trabajaba para una compañía estadounidense estrechamente relacionada con el actual Gobierno de aquel país y sus servicios secretos, y que las instrucciones cada vez más intimidatorias, como la de seguir a mi madre o la orden de robar el ADN de mi hijo, habían venido de su cliente estadounidense, y no de Ecuador. Más o menos en la misma época en la que fui informada de que nuestro hijo estaba en el punto de mira, la empresa urdía planes aún más siniestros relacionados con la vida de Julian. En los trámites de extradición del Reino Unido salieron a la luz sus supuestas conspiraciones para envenenarlo o secuestrarlo. Durante un registro en la casa del director de la empresa de seguridad, la policía encontró dos pistolas con los números de serie borrados.

Ninguna de estas informaciones me sorprende, pero como madre, me pregunto cómo asimilarlas. Quiero que nuestros hijos crezcan con convicciones tan claras como las que tenía yo cuando era niña. El peligro está al otro lado de la frontera con Sudáfrica. Quiero que crean que el trato injusto no se tolera en las democracias maduras. En la Universidad de Oxford me sentía orgullosa de encontrarme en el corazón intelectual de la democracia más madura de todas.

Nuestra familia no es la única que sufre con la violación de los derechos de Julian. Si nosotros y los abogados de mi compañero no estamos a salvo, nadie lo está. El presunto responsable de haber ordenado que se robase el ADN de Gabriel es Mike Pompeo, que el mes pasado amenazó a las familias de los abogados que trabajan en la Corte Penal Internacional. ¿Por qué? Porque el tribunal había tenido el atrevimiento de investigar presuntos crímenes de guerra estadounidenses en Afganistán. Los mismos crímenes que Julian sacó a la luz a través de WikiLeaks, y por lo que Estados Unidos quiere encarcelarlo.

Hay que liberar a Julian de inmediato. Por él, por nuestra familia, y por la sociedad en la que todos queremos que nuestros hijos crezcan.

Traducción de News Clips.




Volver a “La Crispación”