LA MARCA ESPAÑA

Un lugar con buen talante y pluralidad democrática donde se debate lo más relevante de la política y la actualidad nacional e internacional.

Imagen

Avatar de Usuario
Invitado

Mensajepor Invitado » Jue 14 Feb, 2013 4:06 am

Imagen


La experiencia kafkiana de abrir un comercio en España


Una gran ciudad no se entiende sin su comercio independiente. Es la garantía de que no acabará siendo un lugar poblado exclusivamente por Starbucks y McDonald’s. Competir y convivir con los grandes es posible si uno emplea creatividad y mucho trabajo. Pero en España no lo están poniendo nada fácil.

Cuando Sheldon Adelson pasea por Madrid, una comitiva lo acompaña en todo momento y atiende sus necesidades. Dejando de lado si el proyecto es idóneo o no, el mensaje que intentan transmitir es: “Madrid is Open for Business”. En otras palabras: “señor emprendedor, te lo vamos a poner fácil”. Contrastemos este mensaje con lo que cada día se encuentran centenares de personas que se juegan sus ahorros para abrir tiendas, restaurantes, cafés y teatros en la ciudad. Hemos hablado con algunos de ellos y las mismas quejas se repiten una y otra vez.

Cláusulas restrictivas, licencias que tardan meses en tramitarse, funcionarios sin formación y desganados, información sin contrastar, indefensión jurídica y, en algunos casos más extremos, incluso algún intento de corrupción a cambio de agilizar las cosas. Este colectivo no pide la alfombra roja. Solo quiere sacar adelante proyectos sin tener que enfrentarse a una lucha titánica con la burocracia.

“Cuando empiezas a informarte en el Ayuntamiento o en asociaciones de emprendedores, todo son buenas palabras. Pero eso dura muy poco. Abrimos el 1 de junio y todavía estamos esperando a que nos den la licencia de obra a pesar de haber pagado 9.000 euros. Antes de que estornudes ya te están pidiendo pasta. Luego viene el típico control policial y todo son malas caras y malas formas. Tienes que explicar que la pelota está en el tejado del Ayuntamiento pero pasas un mal trago”, explica Íñigo Reyna, un treintañero que decidió dejar su trabajo en una agencia de publicidad para montar Yoy, una tienda de yogur helado en la plaza de Chueca.

“A veces te da la sensación de que te están perdonando la vida. Nuestro establecimiento está al final de la calle Barbieri. Como nuestro local da 10 centímetros a la plaza de Chueca nos han impedido tener terraza y nos han restringido el tipo de productos que podemos vender. Son más papistas que el Papa. Ahora bien, a la hora de cobrarte, te dan entre 15 y 20 días. Si no lo pagas a tiempo, te ponen un recargo de 35%. Mientras, yo estoy esperando la devolución de 14.000 euros que con suerte llegarán en septiembre”, se queja Reyna.

Aboga por seguir luchando pero dice sentirse absolutamente defraudado por las Administraciones. “La gente que monta negocio se convierte en mero objeto de promoción para los políticos. En los primeros años, en los que más necesitas facilidades, es cuando más te cargan de costes”.

Mucha gente no aguanta y tira la toalla. “Ahora, en la plaza Chueca acaban de cerrar cinco locales. Se están traspasando principalmente por las multas. Yo entiendo que hay temas de ruidos pero hay un punto medio (al que no se llega) y acaba en un sistema totalmente recaudatorio”.

En el caso de Támara Marqués, cofundadora de La bicicleta café (abierto el pasado diciembre en el barrio de Malasaña de Madrid), uno de los principales problemas que se ha encontrado es la falta de coordinación a la hora de hacer la documentación. “Vas a una dependencia y te dicen una cosa. Vas a otra y te dicen lo contrario. Te acaban mareando. Ni siquiera ellos son capaces de informarte de la dependencia que necesitas. Para el parking de bicis que solicité tuve que ir a tres sitios distintos”.

“Hace un año, el Ayuntamiento creó las Eclus, entidades que hacen de intermediarias entre el cliente y el consistorio. Se supone que agilizan las cosas pero luego vas y tardan tres meses en darte una respuesta”, añade. “No buscamos ayudas económicas. El problema es que cuando quieres hacer cosas de forma legal, tú cumples tu parte del trato pero las administraciones no lo están haciendo”.

“Es frustrante. El dinero se va. Somos gente joven que tiramos de nuestros pequeños ahorros, familia y amigos. Pedimos dinero prestado. El tiempo de retraso se paga y sale caro. Alquilas el local y, si tienes suerte, el dueño te concede un periodo de carencia que te permite amortizar el primer mes que empleas en hacer el papeleo. Pero en dos meses aún sigues sin las licencias necesarias y ya empiezas a pagar alquiler. Todo el tiempo que no puedes empezar con tu actividad es dinero que estás perdiendo”.

Para Marqués, uno de los principales problemas es cultural. “Seguimos siendo muy individualistas en vez de tener mentalidad de grupo. Cada dependencia se preocupa de lo suyo. La persona con quien hablas no tiene visión global”.

“Cuando vienen a inspeccionar tu local muchos no vienen a ayudar sino a pillarte”, comenta. “Tuvimos suerte en ese sentido pero los mismos inspectores admitieron que hay muchos técnicos que van a recaudar en vez de facilitar el futuro funcionamiento del negocio”.

Imagen

Este problema no es exclusivo de Madrid. En Barcelona, Gabriele Merolli, cofundador del espacio Anaglifos Art Factory, también se encontró con una situación similar.

“Yo he tramitado dos licencias de obra muy sencillas para una galería de arte y escuela. Cuando fui al Ayuntamiento, una chica miró un software y unos parámetros y me dio el ok. Me estampó un papel que era un simulación de licencia. Con ese papel contraté las empresas e hice los trabajos de reestructuración. A punto de terminar los trabajos volví al Ayuntamiento y me informaron de que esos parámetros estaban equivocados. La respuesta que me dieron fue: No puedo hacer nada. El software me dice que no”.

“Después de enseñar los dientes y tener que amenazar con pedir su nombre, alguien inteligente logró enviarme a otro departamento. Allí ni siquiera los técnicos del departamento me podían decir si era válida. Tuve que seguir con todo bajo el riesgo de que llegue un señor un día y cierre el local por motivos burocráticos”.

“Luego llegan las tasas. Tienes que pagar un 3% de la obra. Un 4% de la instalación. Tasas de los muebles. Cuando metes extintores y luces de seguridad, en vez de revisar tu plan, te dicen que lo hagas a ojo. Parece que acudes a una máquina de facturar en vez de intentar garantizar que las cosas están bien hechas”.

Merolli ve muchas deficiencias comparado con su experiencia en Holanda, donde vivió durante cinco años antes de recaer en Barcelona. “No digo que sea perfecta, pero creo que su base jurídica, basada en el derecho común, está más orientada a solucionar problemas aplicando el sentido común. A diferencia de Italia y España, están más orientados a ser prácticos. Una vez encontré una tarjeta de crédito en el suelo. Fui a la policía y me dijeron que en ese momento no me podían atender. Me preguntaron mi dirección y esa tarde se pasaron por mi casa para solucionar el problema. En la oficina de Hacienda hay un mediador que toma decisiones en primera persona. Se ahorran mucha burocracia de esta forma”.

Óscar Alcon, un arquitecto reconvertido en dueño de una tienda de bicicletas en Bétera (Valencia), contaba con ventaja. “Tuve un estudio más de 15 años y me conozco muy bien la legislación, pero me encontré con problemas inesperados. Me obligaron a hacer un baño para mis empleados equipado para minusválidos. Hay que aclarar una cosa. No tenemos baño para los clientes. Esto es solo en el caso de que contratase a alguien con discapacidad. Pero por la naturaleza de la tienda esto es imposible porque tenemos que estar cargando bicis en todo momento. Los técnicos son muy cuadrados en este sentido”.

Alcon es consciente de que al tratarse de una tienda de cara al público tienen que existir unos mínimos pero se encontró con muchas duplicidades. “Estás constantemente haciendo cosas por duplicado. Desde la iluminación al aislamiento térmico. Distintas funciones pasan por disintos técnicos. Antes de hacer nada tienes que gastarte una fortuna. Por suerte tengo ganas pero hay veces que te apetece mandarlo al garete”.


BUROCRACIA KAFKIANA

“Nunca olvidaré la odisea que tuve que pasar para conseguir unas simples hojas de reclamaciones”, explica Jaime Bartolomé, cofundador de la escuela de teatro Bululu 2120 en Madrid.

“Todo empezó en la junta de distrito. La mía es la del Matadero. Me informaron que allí no me podían ayudar y que tenía que desplazarme a una concejalía en el plantío que está en la carretera de La Coruña. Cuando llegué allí me encuentro un edificio semidesierto y un guardia de seguridad que sonríe. ‘¿Vienes a por las hojas de reclamación?’. Le dije que sí y me informó que allí no era. Que era en otro lugar. Por suerte tengo coche pero imagínate si hubiera venido en transporte público. Cuando conseguí llegar al lugar no estaba el funcionario ni tampoco el bedel. Me sentí como en las doce pruebas de Asterix. Y esto simplemente para conseguir unos sencillos papeles que podría imprimir fácilmente en mi casa”.

En temas de licencias, la lentitud ha sido similar al resto de entrevistados. “Todavía estamos enfrentados al proceso de solicitud de licencia de obra. Una vez que está tramitada te dicen que prosigas con tu actividad, pero estás en un vacío legal que te deja completamente indefenso en el caso de que te toque un policía municipal cabreado”.

La corrupción también ha asomado la cabeza en gestiones pasadas. “En mi oficina anterior, reasfaltaron la calle y no nos concedían la licencia porque faltaban dos centímetros de altura en las puertas. Cuando llegó un técnico municipal nos lo dejó bien clarito: ‘Podéis enfrentaos a meses de trámites o podemos solucionarlo en el bar de enfrente’. Preferimos esperar”.

Bartolomé aboga por digitalizar la Administración como posible solución a estos problemas. “Tenemos una Administración 1.0. No tenemos ningún recurso para dejar claro que el sistema funciona como el culo. No tiene sentido que sigamos paseando con papelitos en la era de internet”.

Por ahora estos negocios han logrado salir adelante. Muchos que no están aquí se han quedado por el camino. Pero cunde la sensación de que lo han conseguido a pesar de las Administraciones cuando debería ser todo lo contrario. Las ciudades y sus habitantes son los más perjudicados. Se hace difícil generar nuevo empleo y prosperan los grandes negocios que cuentan con medios y contactos para agilizar sus problemas administrativos en detrimento de los pequeños.

“Cuando ves estas historias piensas en Eurovegas, sin entrar en el tema ideológico y moral. Es muy escandaloso ver cómo la Administración nos ignora cuando su verdadero cometido es ayudar al pez pequeño. Llega el pez grande y el Ayuntamiento dice que no se preocupe porque se lo da todo. La licencia para vender, para fumar donde quieran. Llego yo con mi pequeño teatro y están buscando en qué sancionarme. Pero no nos rendimos. Seguiremos luchando”, concluye Bartolomé.

Avatar de Usuario
Invitado

Mensajepor Invitado » Vie 15 Feb, 2013 3:40 am

Imagen

Avatar de Usuario
Invitado

Mensajepor Invitado » Mar 19 Feb, 2013 12:52 am

Anonymous escribió:

El CV de embutidos Campofrío.


y ahora damos paso a Arturo, el nuevo fichaje de Campofrío


Imagen

Imagen

Imagen

+++ https://twitter.com/perezreverte

Avatar de Usuario
Assia
de Melbourne
de Melbourne
Mensajes: 21390
Registrado: Mar 29 Dic, 2015 2:19 am
Flag: Australia

Mensajepor Assia » Mié 20 Feb, 2013 11:04 am

Lo que le falto a este novelista Perez-Reverte es dar tambien las gracias por tantos supuestos corruptos que tiene Espana, dese EL JEFE de Estado y familia,y terminando por tantos polticos de los partidos politicos que estan
siendo investigados por la justicia espanola por presuntos ladrones de guantes blanco. Bueno,ya sabemos que el unico que no puede ser investigado es el JEFE DE ESTADO: Juan Carlo I, gracias a esa Constitucion ensaladera que 1 mayoria de espanoles la votaria sin leerla detenidamente.

Avatar de Usuario
Invitado

Mensajepor Invitado » Jue 21 Feb, 2013 5:01 am

Maquinas de crecimiento y guerra entre élites: algunas notas sobre la corrupción


1) Oríginalmente acuñado por los sociólogos Molotch y Logan, la “maquina de crecimiento” es un concepto de la sociologia urbana norteaméricana de los años ochenta que describe, fundamentalmente, grandes coaliciones entre las élites de una ciudad (o una región) para maximizar el crecimiento físico y económico de las areas urbanas o de los espacios regionales. También conocido como “corporativismo urbano”, la lectura política de este fenómeno se construye sobre la base de enormes consensos entre todos los agentes insititucionales y empresariales en torno a la idoneidad de la relación inmobiliario-financiera como método de gobierno de los espacios urbanos o regionales. El fenómeno nos es familiar, intepenetración de los intereses financieros y de la gran empresa con los poderes políticos locales normalmente con la participación de sindicatos, asociaciones de distinto pelaje y prensa local en el arreglo. En este modelo, la coalición de élites llega a confundirse con el territorio en cuestión -ya sea la ciudad de Madrid, Murcia o Cataluña- y cualquier voz crítica se despacha como anti-territorio.

2) Durante el anterior ciclo de crecimiento, que duró de 1995 a 2007, y al que convencionalmente hemos llamado “años de la burbuja inmobiliaria”, el territorio español tomó la forma de una red de “maquinas de crecimiento” en competencia, reguladas por el estado central que, a su vez estaba sometido a la disciplina transnacional de la UE. Esto significa que el programa pro-growth de las élites locales estaba perfectamente entroncado con las grandes líneas de intervención del Estado central en la economía política, a las que en su día llamamos Keynesianismo de Precio de Activos. Es decir, para que España pudiera llevar a cabo sus políticas de crecimiento financiarizado, basado en el crédito y dependendiente de los precios de la vivienda, a escala nacional necesitaba este tipo de vertebración territorial en la que la alianza finanzas-inmobiliario-poder político local, podemos llamarlos especuladores estructurales, se hacía cargo del control del territorio local y regional, y, importante, de los recursos públicos que, en el caso de las Comunidades Autónomas estaba transferido, para ponerlos al servicio de la acumulación de capital y de la reproducción del poder de estas élites. Pero, además, en la medida en que ninguna de estas políticas progrowth contradecían los grandes mandatos de la UE neoliberal, estabilidad presupuestaria y contención salarial, y que desarrollaban funcionalmente el papel de captación de capitales financieros transnacionales que el proceso de construcción europea había asignado a España, se puede decir que se operaba una integración transnacional de los intereses de las elites en todas las escalas geográficas.

3) Los mercados de suelo, para ser todo lo dinámicos que necesita un modelo basado en la integración estatal de maquinas de crecimiento, necesitan ser gestionados en la escala local mediante relaciones cara a cara. Es decir, mediante redes clientelares que, de una forma u otra estan controladas por la coalición pro-crecimiento y en la que los newcomers, los que entran en los mercados de suelo locales deben poner en juego sus capitales sociales, sus contactos, para poder aspirar a hacer negocios en ese territorio respetando las jerarquías de los especuladores locales. La consecuencia, ya prevista por Molotch y Logan, es que, en este modelo, el especulador deja de ser alguien que aspira a verse beneficiado por las decisiones públicas para dar el salto a ser él mismo el tomador de decisiones. La red Gürtel, por ejemplo, no era sino un intento de asociar las redes clientelares dependientes de distintas coaliciones de elites locales para ponerlas al servicio de una maquinaria de partido,

4) Pocas veces se resalta que la politica de austeridad de la UE encierra, además de muchas otras cosas, un proceso de reordenamiento de las élites europeas en sus distintas escalas geográficas de influencia. En el caso Español, el papel del Estado central como disciplinador presupuestario subsidiario de los contextos autónomicos y locales implica que tiene que ha tenido que operar los cortes de suministro monetario que requería Europa. Inevitablemente, esto implica desalojar a parte de las élites que en el anterior ciclo colgaban de los aparatos autonómicos, locales y del Estado central, dejando a su paso un reguero de ex-especuladores estructurales resentidos que hacen uso de lo quede de sus capitales sociales para contraatacar “tirando de la manta”. Por supuesto, este mismo proceso confirma y refuerza a ciertas fracciones de las élites en sus posiciones de dominio de los aparatos del Estado. No hay más que ver cómo el triunvirato Banca-Constructoras-Inmobiliarias, se ha deshecho confirmando a bancos privados y constructoras (ahora beneficiarias de privatizaciones) en la cima de la piramide política y retirando a Cajas de Ahorro e Inmobiliarias de las esferas inmediatas de poder.

5) Este proceso sería la fuerza “estructural” detrás de los casos de corrupción que hemos ido conociendo en los últimos cinco años. Queda, pues, por ver las formas ideológicas puede tomar la operación de condensación política de esta guerra entre élites. En el caso catalán, puede entenderse que la posición de Artur Más está relacionada, en buena parte, con este proceso. Pero de forma más general se podría haber avanzado que las posiciones neocon eran las idoneas para esta operación de combate entre élites, en la medida en que siempre han estado bien pertrechadas para golpear desde la derecha populista a la derecha que se enrocaba demasiado en el aparato de Estado, y este es el caso, forzado por la deudocracia europea, del PP post-Noviembre de 2011. Sin embargo, dada la situación de derrumbe del régimen institucional heradado de los pactos del 78, parece más probable que la operación no sea un golpe neocon puro, que estaría más centrado en una guerra social contra inmigrantes, receptores de ayudas, etc, cuanto una coalición neocon/regeneracionista que se presente como de “salvación nacional” y que aspire, capitalizando el malestar social, a recomponer la jerarquía de élites desde parametros menos sumisos a los dictados transnacionales aunque sólo sea en un sentido estético. Por supuesto, huelga decir que todos aquellos que vemos en la coyuntura actual una posibilidad para cambios de mucho calado deberemos enfrentarnos a este tipo de operaciones.

Avatar de Usuario
Invitado

En clave de G- Soy español y lo sé

Mensajepor Invitado » Vie 22 Feb, 2013 5:25 am


Avatar de Usuario
Invitado

Mensajepor Invitado » Jue 28 Feb, 2013 1:48 am



Dos jovenzuelos vendiendo la Marca España ante el parlamento europeo

Avatar de Usuario
Invitado

Mensajepor Invitado » Lun 04 Mar, 2013 4:29 am


Avatar de Usuario
el no va mas

Mensajepor el no va mas » Mar 05 Mar, 2013 7:27 am

Cursillo para emigrar:

La oficina juvenil del Ayuntamiento de Barakaldo ofrece un curso gratuito para saber cómo y dónde conseguir trabajo en el extranjero

El taller, titulado como `Recursos para la movilidad juvenil', forma parte del ciclo de inserción sociolaboral impulsado por Gazte Bulegoa para luchar contra la alta tasa de desempleo juvenil. El Alcalde, Tontxu Rodríguez, ha presentado hoy el programa de actividades del centro en marzo, que consta de 9 iniciativas.

La oficina juvenil del Ayuntamiento de Barakaldo, Gazte Bulegoa -sita en el número 17 de la calle San Juan-, ofrecerá este mes junto a sus servicios habituales 9 actividades destinadas a favorecer la emancipación juvenil, la cultura y el ocio sano. La principal novedad del programa de marzo es un nuevo curso gratuito de formación sociolaboral sobre `Recursos para la movilidad juvenil'; es decir, dónde y cómo conseguir trabajo o becas y prácticas en el extranjero, sobre todo en Europa.Entrada de Gazte Bulegoa

El curso forma parte del ciclo formativo en torno a la inserción sociolaboral puesto en marcha a través de Gazte Bulegoa en enero de 2013 con el objetivo de hacer frente a la alta tasa de desempleo juvenil, según han dado a conocer hoy en rueda de prensa el Alcalde, Tontxu Rodríguez, y el concejal de Cultura, Educación, Euskera, Deportes y Juventud, Carlos Fernández.

Avatar de Usuario
Invitado

Mensajepor Invitado » Dom 10 Mar, 2013 12:25 am


Avatar de Usuario
Invitado

Mensajepor Invitado » Lun 11 Mar, 2013 3:13 am

Y nos parece raro lo de Bárcenas:

Un rumor lleva a cientos de canarios a cajeros al pensar que regalaban dinero

La razón de la confusión creada es una consecuencia de la integración de CajaCanarias y la Caixa


Santa Cruz de Tenerife (EFE).- Cientos de personas acudieron anoche a los cajeros de CajaCanarias en Tenerife porque corrió el rumor infundado de que la entidad bancaria estaba regalando dinero como consecuencia de un error informático y no quedaban registrados los movimientos en las cuentas.

Avatar de Usuario
Invitado

Mensajepor Invitado » Mié 13 Mar, 2013 12:02 am

Imagen

Avatar de Usuario
Invitado

Mensajepor Invitado » Mar 19 Mar, 2013 10:44 pm


Avatar de Usuario
Asi Nos Va

Mensajepor Asi Nos Va » Jue 04 Abr, 2013 12:15 am



Reportaje de Wolfgang Maier, un reportero alemán que entrevista a varios funcionarios españoles que llegan tarde al trabajo.




El polémico reportaje de Wolfgang Maier sobre la Semana Santa de Sevilla.
Son muchos los cofrades sevillanos que se han sentido muy ofendidos por el reportaje del programa de La Sexta "Así nos va"

Avatar de Usuario
Invitado

Mensajepor Invitado » Jue 04 Abr, 2013 12:46 am

Pujalte: "You can ask me in english no very fluently" - La Sexta

[flash width=680 height=420 loop=false]http://www.foroloco.org/jwplayer/player5.10.swf?file=http://deslasexta.antena3.com/mp_series3/2013/02/28/00146.mp4&skin=http://www.longtailvideo.com/files/skins/xero/5/xero.zip&controlbar=over&transparent=true&image=http://www.lasexta.com/clipping/2013/02/28/00399/30.jpg[/flash]

EL reportero alemán Wolfgang Maier para la FTL sobre el nivel de inglés de los españoles




Volver a “La Crispación”