LA MARCA ESPAÑA

Un lugar con buen talante y pluralidad democrática donde se debate lo más relevante de la política y la actualidad nacional e internacional.

Imagen

Avatar de Usuario
Reverte fan

LA MARCA ESPAÑA

Mensajepor Reverte fan » Sab 17 Jun, 2017 6:33 pm

Invitado escribió:Hay que ser mameluco para confundir Parlamento con Congreso. Yo creo que este tío ingiere excesivamente.



Hombre, ya sabemos que tecnicamente no es así pero de facto el Senado no pinta nada( otra cosa es que se atrevan a poner en marcha el art. 155 :mrgreen: ) Alguien se acuerda de como se llama el presidente de la camara alta?? confieso que no tengo ni idea.
Yo entiendo que dado que el bicameralismo español es muy asimétrico y que Pastor es 3ª autoridad del estado por su condicion de presidenta del Congreso y de las sesiones conjuntas de ambas camaras a mi no me parece taannn incorrecta la síntesis revertiana

Avatar de Usuario
Invitado

LA MARCA ESPAÑA

Mensajepor Invitado » Dom 23 Jul, 2017 2:26 pm


motivos por los que sentirse orgulloso de ser español

Avatar de Usuario
Invitado

LA MARCA ESPAÑA

Mensajepor Invitado » Mié 23 Ago, 2017 3:01 am

Imagen

Avatar de Usuario
Invitado

LA MARCA ESPAÑA

Mensajepor Invitado » Dom 31 Dic, 2017 12:54 am

ESPAÑA COMO NUNCA LA HAS VISTO plataforma 1785


Avatar de Usuario
Invitado

LA MARCA ESPAÑA

Mensajepor Invitado » Vie 19 Ene, 2018 5:43 pm

Imagen

Avatar de Usuario
Invitado

LA MARCA ESPAÑA

Mensajepor Invitado » Mar 30 Ene, 2018 4:43 pm

Imagen

Ser español es comportarse como un chimpancé, y olé, según The Times

En el artículo publicado por el prestigioso diario británico, se asegura que los españoles somos malhablados, maleducados e impuntuales (en esto puede tener razón, sí).


"Primero, olvida todas las nociones anglosajonas de educación, discreción y decoro. Ser español implica entrar un un bar, besar y abrazar a completos desconocidos, gritar "oiga" al camarero y tirar todo lo que no te puedas comer o beber al suelo", así empieza la guía publicada en el diario The Times para ser español. "Excepto los vasos, eso es demasiado", aclara "pero puedes dejar caer también los 'por favor' y los ' gracias', son tan innecesarios". El artículo forma parte de un especial del diario sobre España como destino turístico.

El artículo está firmado por Chris Haslam, redactor jefe de la sección de viajes del diario, que parece que solo ha pasado en España en verano, porque tira de tópicos que da gusto: "si eres una mujer, lleva un abanico. Allí es una herramienta, no un souvenir. Y da igual tu género, intenta desarrollar esa misteriosa habilidad española para saber instintivamente donde está el frío". Pues el frío está en la AP-7 por ejemplo. Por lo visto según este señor los tipos que se quedaron atrapados en el Angliru no son españoles. No diremos nada de la habilidad de los ingleses y de los gallegos para saber cuándo va a llover.

Los españoles y la puntualidad

Más adelante procede a asegurar que el español "hablado, o mejor dicho gritado" está lleno de epítetos y palabras malsonantes. Responder a este tópico haciendo referencia los hooligans ingleses sería demasiado fácil. También tira del tópico al decir que "ser español requiere un gran desdén hacia la puntualidad. Llegar a algún lado 30 minutos tarde es considerado pronto y maleducado", aunque hay que decir que en esto puede tener razón y que los retrasos de Puigdemont en sus comparecencias es posible que no nos haya ayudado a mejorar nuestra imagen en este aspecto.

En el artículo se ven más inexactitudes sobre la alta cultura de nuestro país, como cuando se refiere a Sálvame DeLuxe como "Sabado Deluxe", imperdonable fallo. También falla como una escopeta de feria cuando dice que "a las 11 hay que dejar cualquier cosa que estés haciendo para tomar un sandwich y una cerveza. Eso tiene que mantenerte activo hasta la hora de comer, a las 2", cuando todo el mundo sabe que en España la hora de comer son las 3, con el telediario de TVE.

Leyendo artículos así, es posible que haya que comprender a los guiris británicos que vienen, se emborrachan como berberechos y la lían parda en Lloret de Mar: en realidad son educadísimos gentlemen que solo quieren integrarse en el país que visitan.

No es la primera vez que desde las islas nos dedican artículos así, no hay más que recordar que en la Eurocopa 96, a modo de previa de un Inglaterra-España, se publicó un artículo en el que decían que los españoles nos dejábamos bigote para parecernos a nuestras madres. Vergonzoso que se olvidasen también de nuestras abuelas.


How to be Spanish

Avatar de Usuario
Invitado

LA MARCA ESPAÑA

Mensajepor Invitado » Sab 17 Mar, 2018 7:12 pm

40 años sin justicia para Agustín Rueda
Verdad Justicia Reparación


Han pasado 40 años. Pero parece que, en el día a día de esta sociedad amnésica, pasó en el medievo. Las torturas mortales que se realizaban habitualmente en las cárceles españolas por parte de los funcionarios públicos durante los años de la dictadura (torturas que aún hoy no han desaparecido), se siguen tratando como las historias de cuatro radicales que se inventan o manipulan la realidad.

Agustín Rueda, una noche del 13 al 14 de marzo perdió su batalla individual con la vida, pero no la batalla colectiva de sus ideales. Las lesiones producidas por las horas de maltrato en una celda de la cárcel de Carabanchel acabaron con la resistencia de quien llevaba años de lucha por no doblar las rodillas ante la injusticia y el capitalismo.

Activista del movimiento libertario desde su Cataluña natal, acabó sus días en la mítica cárcel funeraria de Carabanchel de Madrid. ¿Cuántas personas perdieron su vida entre esas cuatro paredes represoras? Es tal la vileza de ese recuerdo que, en el intento de borrar todo aquello que recuerda al negro capítulo de la historia de la España “no democrática”, se ha demolido y se quiere hacer caer en el olvido y en la desmemoria lo que sucedió allí.

Por eso, nuestro compromiso es que no venzan los verdugos en su batalla de la desmemoria. Pasen 40 años o 1.000, seguiremos denunciando los atropellos a los derechos humanos que durante más de 80 años han sufrido quienes no han bajado la cabeza ni han doblado las rodillas ante el poder establecido.

En la cárcel se significó dentro del colectivo de presos, siendo un activista importante de la COPEL (Coordinadora de Presos en Lucha), organización de presos que buscaba superar la división entre presos/as políticos/as y comunes, con la idea de que todo/a preso/a lo es como consecuencia de un sistema político y económico injusto, a través de huelgas de hambre, autolesiones, motines, fugas… Pelearon desde dentro de las cárceles por la extensión de la Amnistía concedida a los presos/as políticos/as.

Para quienes han nacido ya en la supuesta democracia española esas siglas posiblemente no digan nada, ni la lucha que llevaron a cabo los presos y presas llamados comunes, que no estaban encuadradas en organizaciones políticas o sindicales.

Es también nuestra tarea el destacar aquella lucha de las personas presas en esos años en los que la amnistía había sacado a la calle a los presos políticos. Unos hechos ocurridos después de haber muerto el dictador, de haberse realizado las primeras elecciones “democráticas” y mientras se estaban terminando los flecos de una Constitución garantista en derechos humanos (al menos eso es lo que su articulado plasma).

Hablo de un año 1978, en el que la policía actuaba igual que en el 70. Con impunidad y con una violencia desmedida rayando el sadismo. Años en los que la extrema derecha seguía instalada en todos los órdenes institucionales sin pudor.

Así, en plena agudización de la lucha y represión en las prisiones, el 13 de marzo de 1978, al descubrir los funcionarios de la cárcel de Carabanchel un túnel que pretendía traspasar los muros de la cárcel, 7 dirigentes de COPEL son aislados y brutalmente torturados. Uno de ellos, Alfredo Casal, pudo dar testimonio de las últimas horas de Agustín Rueda, de su cuerpo ennegrecido y de la pérdida paulatina de sensibilidad en pies y piernas, sin asistencia médica alguna.

A eso de las diez y media de esa noche bajaron dos desconocidos acompañados de funcionarios carceleros, abrieron nuestra celda y pusieron a Agustín dentro de unas mantas y se lo llevaron a rastras, como si de un objeto se tratase. Nuestras protestas no sirvieron de nada. Sólo nos dió tiempo a apretarnos las manos. Ambos sabíamos que no nos volveríamos a ver.

A Agustín le trasladaron hasta el hospital penitenciario de Carabanchel, que se encontraba dentro del recinto carcelario. Allí acabó de morir esa misma noche.

Tan brutal fue la actuación sobre Agustín Rueda que hasta varios de los funcionarios afearon su comportamiento a sus sanguinarios compañeros, llegando a aceptar que había sido apaleado hasta la muerte, aunque siempre la violencia era justificada.

En respuesta a la muerte de Agustín y a las torturas sufridas por sus compañeros, se produjeron manifestaciones en Madrid que finalizaron con fuertes enfrentamientos contra la Policía, y se convocó una huelga general en la localidad natal de Sallent ampliamente secundada. Eso es lo que desde su círculo afín pudimos hacer.

La justicia para Agustín Rueda fue lenta e injusta. A pesar de haber declarado el resto de los compañeros de torturas que los golpes de los que fueron objeto en aquel día llegaron a consumir la vida de Agustín, las presiones y torturas que recibieron posteriormente les llevaron a retirar las denuncias que habían presentado contra los funcionarios de prisiones torturadores.

Finalmente, a los diez años, la Audiencia Provincial de Madrid condenaba al director de la prisión de Carabanchel, a diez carceleros y a dos médicos a penas de entre diez y dos años de prisión, gracias a un informe pericial que señalaba que: “el preso anarquista había recibido una paliza, generalizada, prolongada, intensa y técnica, generalizada porque sólo el 30% de la superficie del cuerpo del recluso no tenía contusiones; prolongada porque “no se hizo en cinco minutos” y fue realizada por varias personas; fue intensa por la potencia de los golpes, que derivó en una pérdida de más de tres litros de sangre, y, finalmente, fue técnica porque no había golpes en órganos vitales”.

Ninguno de los condenados permaneció en la cárcel más de ocho meses.

Seguimos pidiendo justicia para Agustín Rueda 40 años después de su muerte.

Avatar de Usuario
Invitado

LA MARCA ESPAÑA

Mensajepor Invitado » Sab 26 May, 2018 5:56 pm



JOSÉ MANUEL SOTO. SOY ESPAÑOL :spain:

Avatar de Usuario
Invitado

LA MARCA ESPAÑA

Mensajepor Invitado » Sab 26 May, 2018 7:15 pm

falta gente ..... ajajajajajajajajaajaj :shock: :shock: :shock:

Avatar de Usuario
Invitado

LA MARCA ESPAÑA

Mensajepor Invitado » Lun 02 Jul, 2018 6:11 pm


Avatar de Usuario
Invitado

LA MARCA ESPAÑA

Mensajepor Invitado » Mar 14 Ago, 2018 2:20 pm

Imagen

Una turista británica se queja de que en sus vacaciones en Benidorm había "muchos españoles"

Ha afirmado que "los españoles deberían irse a otro lugar en sus vacaciones"

Freda Jackson, ese el nombre de la mujer que no ha dudado en mostrar su disconformidad ante la gran presencia de españoles que ha encontrado en sus vacaciones en Benidorm.

A sus 81 años de edad, la turista británica, ha segurado que "le arruinaron sus vacaciones", afirmando incluso que tras finalizar su viaje llegó a llorar por las circunstancias: "fue un desastre de principio a fin". Una situación que ha llevado a Jackson a manifestar que "los españoles deberían irse a otro lugar en sus vacaciones".

La viajera ha declarado que no pudo disfrutar el pasado mes de abril de sus dos semanas de vacaciones en la playa de Poseidon (Benidorm) "porque el hotel estaba lleno de turistas españoles, que la pusieron de los nervios con sus groserias".

La pensionista, que viajó junto a una amiga, reservó su viaje en la compañía Thomas Cook, a quien ahora mediante una carta reclama el reembolso íntegro de estas viaje (que rondó los 1200 euros) o bien que la empresa le regale otras vacaciones.

Avatar de Usuario
Invitado

LA MARCA ESPAÑA

Mensajepor Invitado » Dom 19 Ago, 2018 3:26 am

Las vacaciones de ‘miss’ Jackson en ‘Benidorm is not Spain’.

DAVID GISTAU




TODO DEBIÓ de empezar con la búsqueda en España por parte de los románticos de una forma de salvajismo poético y libre, con bandoleros y Cármenes como las que todavía hoy aparecen en muchas etiquetas de las garrafas de aceite. Los escritores...

...sajones buscaban al Tempranillo en Sierra Morena durante peregrinaciones parecidas a la de Sean Penn cuando visitó al Chapo en su guarida de montaña o a las de los gauchistas de la selva Lacandona que ansiaban retratar con las cananas y el pasamontañas puestos al subcomandante Marcos, quien, astuto, llegó a cobrar tarifa por el tour. Aquella fue la primera atracción del Spain is different que luego el desarrollismo convertiría en etiqueta comercial sustituyendo la montura del bandolero por el burro-taxi de Mijas y depositando un ápice de su virilidad peligrosa en el torero tremendista, por el cual también se peregrinaba.

En esa gigantesca invención del parque temático para turistas, los españoles aún tenían un papel que jugar, y no sólo para prestar servicios. Tenían un destino como personajes de reparto, como figuración –a veces literal detrás de Charlton Heston haciendo de Cid–, roles que adquirían mayor o menor importancia y que podían llegar a inspirar rapsodias aún románticas como la del verano peligroso de Hemingway cuando siguió el rastro a Ordóñez y Dominguín descubriéndose un antagonista de Orson Welles al disputarse los dos el espacio ante el lecho de los heridos. Lo cuenta Peter Viertel en Amigos peligrosos: ambos se sentían propietarios en régimen de monopolio del torero y de sus posibilidades argumentales.

Partiendo, por tanto, del Everything under the sun de los bandoleros, pasando por el Madrid de Ava Gardner, por la Marbella de los jeques y por la Ibiza que añora el jipismo, hemos alcanzado un punto fatídico pero previsible. Aquel en el que una turista inglesa de Benidorm, una omaíta de Blackburn llamada Freda Jackson, ha declarado, después de regresar descontenta, que al veraneo español –a España– le sobran los españoles, que bien podrían dejarse de joder y largarse a veranear a otro lado con sus groserías, sus voces altas y su españolía de intrusos en la propia tierra. Queda, por tanto, formulado, y por si faltara poco, un nuevo anhelo político supremacista: Benidorm is not Spain. Benidorm es Blackburn con mejor clima. Y a los ingleses low cost que se dejan caer por ahí los españoles les sobran ya hasta como figuración.

Es verdad que Freda Jackson, al tratarse de una octogenaria, habrá perdido ya capacidad de fascinación con el personaje tremendista, ya venga dotado de trabuco o de estoque. Pero aun así es evidente que en la agencia de viajes la informaron mal porque alguien debería haberla avisado de que en ciertas zonas de España aún son altas las posibilidades de toparse con un español. En otras no tanto, hay que admitirlo. Pero ni siquiera en aquellas donde la ingeniería social nacionalista ha sido más intensa han logrado por completo limpiar de españoles una porción entera de España. Siempre terminan apareciendo españoles persistentes que arruinan la idealización del parque temático y provocan en sujetos como Torra un mohín de desprecio y hartura muy parecido al de Freda Jackson, de quien he visto un retrato y puedo decir que coincide con Torra en que aporta un aspecto muy deslucido para acreditar un complejo de superioridad supremacista.

En realidad, situaciones vividas recientemente, como la del atasco en párking playero, hacen que el odio de Freda Jackson me parezca incompleto por específico. Como decía Gambardella, por qué odiar específicamente pudiendo ser misántropo. Por qué no odiar el veraneo en su totalidad. Ahora que he vuelto a la ciudad, les digo: no tengan prisa por regresar.

    Imagen
    PASEO HENCHIDO DE TURISTAS. No tenemos una predisposición a compartir los prejuicios de Ada Colau. Y mucho menos su aversión al turismo, compartida por la CUP. Pero un paseo estival por Barcelona, convertida por el ‘low-cost’ en un horror estético y chancletero, obliga a comprender el recelo contra las tropas de los turistas que ha ido cuajando en las más hermosas ciudades europeas.

Avatar de Usuario
Invitado

LA MARCA ESPAÑA

Mensajepor Invitado » Dom 16 Sep, 2018 3:41 am


"Serán las navidades top de este planeta", ha asegurado ante los medios de comunicación.

El plan prevé 1478 guirnaldas 1000 arcos de iluminación, bolas de 12 metros de diámetro, 325 árboles... "¡Esto es el no va más!", ha exclamado el regidor.

"Que sepan los alcaldes de Nueva York, Londres, Tokio París y Berlín que vamos a ser el no va más. Ya no cito Madrid ni Barcelona porque esos se nos quedan pequeñito al lado. Que se preparen", ha añadido. "Iré a ver al ministro de Innovación, que saben ustedes que fue astronauta, y le preguntaré cómo se ven las luces de Vigo desde el satélite, desde arriba, desde aquella zona".

Spoiler:
Imagen




Volver a “La Crispación”