LA PRENSA EN CRISIS

Un lugar con buen talante y pluralidad democrática donde se debate lo más relevante de la política y la actualidad nacional e internacional.

Imagen

Avatar de Usuario
Invitado

LA PRENSA EN CRISIS

Mensajepor Invitado » Jue 09 Mar, 2017 10:36 pm

Imagen

Carga contra la formación morada
Vargas Llosa: 'Podemos es la mayor amenaza para los periodistas'

El premio Nobel peruano Mario Vargas Llosa ha considerado tras la denuncia de la Asociación de la Prensa de Madrid (APM) sobre las amenazas de dirigentes de Podemos a distintos periodistas que es algo "inédito" desde la Transición y ha asegurado que es "muy preocupante" que en España surjan en estos momentos casos de amenazas porque desde el 78 no había habido nada semejante, salvo quizá los crímenes de ETA".

"Que en estos momentos haya un problema de ese tipo, por lo que representa un periodismo independiente y libre, es preocupante", ha insistido en una entrevista concedida al diario ABC.

La APM consideró totalmente incompatible con el sistema democrático que un partido, sea el que sea, trate de "orientar y controlar el trabajo de los periodistas y limitar su independencia" tras recibir una petición de amparo de un grupo de periodistas por sentirse acosados y presionados por el equipo directivo de Podemos, encabezado por Pablo Iglesias, así como por personas próximas a ese círculo.

Una vez considerados los testimonios y las pruebas documentales aportados por estos periodistas, la APM exigió a la formación morada que "deje de una vez por todas la campaña sistematizada de acoso personal y en redes que viene llevando a cabo contra profesionales de distintos medios, a los que amedrenta y amenaza cuando está en desacuerdo con sus informaciones".

Según la denuncia, el acoso de miembros de Podemos "se materializa de manera reiterada y desde hace más de un año en ataques a periodistas en sus propias tribunas, en reproches y alusiones personales en entrevistas, foros y actos públicos, o directamente en Twitter". Además, se realiza de "forma personal y privada con mensajes y llamadas intimidantes" y pretende "minar la credibilidad y el prestigio de estos profesionales, sometidos en ocasiones a un bombardeo constante de mensajes que intentan descalificar o ridiculizar su trabajo y recortar su libertad de información".

Avatar de Usuario
Invitado

LA PRENSA EN CRISIS

Mensajepor Invitado » Jue 09 Mar, 2017 11:13 pm

este tio es una mierda pinchada en un palo y le está faltando el respeto a las miles de victimas de ETA comparando a un tiro en la nuca, a que uno diga en la internet "eres tonto" o llamen pantuflo a un verdadero pantuflo.
y este es novel de algo ajajajajaaja como el obama novel de la paz.
no solo los periodistas pueden criticar ..... también los demás pueden criticar a los periodistas ... mas cuando estos se pasan por los cojones el código deontológico.

Avatar de Usuario
Assia
de Melbourne
de Melbourne
Mensajes: 16850
Registrado: Mar 29 Dic, 2015 2:19 am
Flag: Australia

Re: LA PRENSA EN CRISIS

Mensajepor Assia » Jue 09 Mar, 2017 11:20 pm

No te preocupes Varguitas,estoy segura que Pablito Jesucristo ni ninguno de sus apostoles les cortara ''informacion'' a HOLA!! Hola! seguira pagando a tu filipina y si va acompanada de 1 viejete medio chocho como tu, los miles de euros seran doblados por prestarte a posar con tu querida amada en 1 revista basura. Que 1 NOBEL llegue a fotografiarse en HOLA por pagne, yo lo llamo: '' LOCURA DE AMOR DE VIEJETE CHOCHEANDO HACIENDO EL RIDICULO.''
Assia

Avatar de Usuario
Invitado

LA PRENSA EN CRISIS

Mensajepor Invitado » Vie 10 Mar, 2017 12:18 am

No es oficio de cobardes

Si tu medio te respalda, poco te importan las presiones, que normalmente se vehículan desde el poder a través de tus propios jefes

Este verano hará 30 años que salí de la boca de metro de Callao, con una ilusión que me llenaba de nervios. Iba a entrar en el Palacio de la Prensa y a darme de alta en el Registro Profesional de Periodistas de la FAPE. He estado buscando el magnífico carné de cuero que me entregaron para escribir aquí el número correcto que me asignaron, un trece mil algo. No lo he encontrado. No lo he usado nunca. No me ha hecho falta. Lo que chuta en la vida real son los carnés profesionales que otorgan las empresas informativas, de manera que es el empresario el que concede la cualidad de profesional. Una fuente de problemas que no se pudo solventar. Luchamos para colegiarnos, como las demás profesiones liberales, pero no nos dejaron. A los grandes grupos de prensa no les interesaban unos periodistas protegidos por la colegiación. Hubieran tenido que aceptar unas remuneraciones y unos derechos mínimos. No interesaba y no se hizo.

Dejé hace mucho de pagar cuotas. Nunca una asociación ha hecho nada por mí ni por ningún periodista de mi entorno. Tampoco los sindicatos ni cuando aún tenían mando en plaza. No les interesaba. Defender los derechos de los periodistas en un conflicto con las empresas les hubiera enfrentado a los medios y eso les perjudicaba. Necesitaban a los medios para el resto de sus acciones en favor de los otros trabajadores.


El poder está en los medios, como verán. Si tu medio te respalda, poco te importan las presiones. Unas presiones que normalmente se vehículan desde el poder a través de tus propios jefes. Así que si algo teme un periodista es que el poder exija a su medio su cabeza, porque se queda en la calle.

No entiendo pues que el problema de los colegas redactores con Podemos, de existir, no se solucione con el apoyo de sus empresas informativas. Si te ningunean o te faltan o te putean pero tu medio te respalda, no tienes problema alguno. El problema se produce, me parece a mí, cuando te encuentras entre la espada y la pared, es decir, cuando tu medio te presiona por un lado para que informes o te autocensures en un sentido y el objeto de tu información te presiona porque les parece injusto el trato que reciben. Ahí sí vas jodido. Y puede que esa sea la trayectoria real de los tiros en el asunto de Podemos.

En ese supuesto, conseguir que una asociación profesional, aparentemente neutra, se pronuncie contra un partido parlamentario puede ser una solución. Si tus empleadores están por darle estopa a Podemos, nada mejor que dársela de esta forma novedosa para no tener problemas en el curro y permitir además unas portadas que, me van a perdonar, también podían haber hecho sin la APM sólo que no hubieran tenido tanta fuerza.

Un periodista no puede usar el anonimato para hacer una denuncia de este tipo. No es este oficio de cobardes. Poner cada día la firma bajo un texto, o ponerle voz o cara, es un ejercicio en la cuerda floja. No voy a negar que Podemos tenga que hacerse mirar la intolerancia de muchos de sus seguidores con las opiniones que les son adversas. Yo misma vivo la esquizofrenia de que unos me llamen podemita y otros, afines a Podemos, me traten de afecta a la trama cuando no les gustan mis posicionamientos. Poco es eso para afectar a tu independencia.

Si de lo que están hablando es de "amenazas" y "coacciones" que responden a la definición real que tienen esas palabras, en ese caso lleva razón Pablo Iglesias, es al juzgado adonde deben ir con sus nombres y apellidos porque no se lo admitirían de otra forma. Si es de otra cosa, no falten a los periodistas que hasta han muerto en el empeño, llamándose "héroes" a sí mismos.

Lo que no resulta aceptable es acudir protegidos por el anonimato a hablar con unos cuantos miembros de la Ejecutiva de la Asociación de la Prensa de Madrid y que estos en secreto y sin oír otra versión juzguen, condenen y amparen convirtiéndose a la vez en jurisdicción y Tribunal Constitucional, pero sin ninguna de sus garantías.

Prego sabe perfectamente que en un país democrático la Justicia es pública y se imparte con publicidad porque lo contrario permite sustraer del control de la sociedad lo que en la misma se dirime como sucede en las dictaduras; y que la Justicia es contradictoria porque sin las dos versiones de los hechos y la posibilidad de la parte acusada de ejercer su defensa, no hay justicia posible. Sabedora de ello y con el sólo respaldo de su palabra se convierte en tribunal y acusa a un partido político, que representa a cinco millones de españoles, de cometer delitos y de mantener actitudes antidemocráticas inadmisibles. No nos da más datos porque, dice, se acoge al deber de proteger las fuentes, un derecho constitucional que está reservado exclusivamente a la figura del periodista. Una asociación profesional como persona jurídica no se beneficia de los derechos que por su cualidad disfrutan sus miembros. Otro desliz. Lo hace además sin el asentimiento de parte de su junta directiva, de esa que no le hubiera aceptado hacer público un comunicado en esos términos.

No soy miembro de la APM, ya se lo dije, así que no me representan. Eso sí, desde aquí, planteo que la dimisión de tales representantes debería ser un tema a estudiar por los compañeros que sí pagan sus cuotas. Los periodistas como colectivo no pueden hablar desde el oscurantismo, el anonimato o desde la defensa de unos intereses concretos. O no deberían.

Avatar de Usuario
vargas

LA PRENSA EN CRISIS

Mensajepor vargas » Vie 10 Mar, 2017 7:05 pm

Edu Madina ✔ @EduMadina
Quizá, por una cuestión de respeto, se podría dejar ETA para ocasiones mejores. Y también para frases más dignas.
21:27 - 9 mar 2017

Avatar de Usuario
Invitado

LA PRENSA EN CRISIS

Mensajepor Invitado » Dom 12 Mar, 2017 3:41 am



Así se hace un Telediario
Sencilla y didáctica explicación de cómo se hace un Telediario, a partir de mis dos años de experiencia en Telemadrid (y décadas analizando el periodismo). http://www.rafapal.com/?p=119269

Avatar de Usuario
Invitado

LA PRENSA EN CRISIS

Mensajepor Invitado » Mar 14 Mar, 2017 1:55 pm


Avatar de Usuario
Invitado

LA PRENSA EN CRISIS

Mensajepor Invitado » Jue 16 Mar, 2017 1:25 am

Patear periodistas

ANTONIO LUCAS 08/03/2017 03:19



Pertenezco a la Asociación de la Prensa de Madrid (APM). Quiero decir: pago mis cuotas. Y leo, más o menos, lo que publican en el boletín. Ahora, a modo de campanazo, en la Asociación se arrancan con la denuncia de acoso que sufren algunos periodistas que cubren la información que genera Podemos. Las coacciones, los insultos, las amenazas. Creo en lo que dice la APM. El 21 de abril de 2016, EL MUNDO publicó (con arranque en portada) una noticia en la que denunciaba el bullicio verbal de Pablo Iglesias contra un compañero de esta redacción, Álvaro Carvajal, durante una conferencia en la Universidad Complutense. El líder echó mano de una dialéctica de chungo de recreo enjaezada con guirnaldas de mofa. Una estupidez como otra cualquiera. Alrededor de Podemos anida un cardumen furioso que tiene las redes sociales de ballesta y burladero. A la que te descuidas te asestan un "¡fascista!" de los que asustan a una madre, que llama al móvil despavorida.

Los arrebatos de Podemos salen a veces disparados como una eyaculación contra aquel que no acepta el repertorio completo de su ideario. Es un partido de alta gradación testicular. Ellos y ellas sabrán. En política no sólo se trata de tener la razón. Ni siquiera de tener la razón de Estado o jurídica, sino de hacerse caer bien. Y eso es difícil cuando en un partido se ponen ceguerones contra la famélica legión del periodismo. No atacan exactamente a columnistas (que también), sino a redactores. A lo que aquí dentro se dice compañeros. En Podemos no molas si no tragas.

Y dicho esto, vuelvo a la APM y a su iniciativa. Bien está que se denuncie el catenaccio que asestan algunos políticos a la profesión, pero es como si les hubiese dado pereza ir más allá. ¿Sólo Podemos asesta pedradas? ¿Sólo ellos desconfían de la profesión? ¿No hay más con mira telescópica?

En los 20 años que llevo en esto de escribir en el periódico he visto cosas feas. Incluso insidiosas. Me refiero a presiones coactivas impulsadas por políticos. Solicitud de cabelleras, amenazas a directores de diarios, retirada de publicidad institucional o privada bajo presión... No jodáis, APM. ¿Dónde estábais entonces? También he visto o sabido de compañeros expulsados aprovechando algún ERE porque sus informaciones u opiniones no agradaban al sereno de turno, a algún malnacido de paso, a cualquier político con mano en las redacciones. O algo peor.

Insisto: me creo lo de Podemos. Pero sé también de lo demás. Como vosotros. Por dejar unos apuntes conocidos: Federico Trillo echando un euro a una reportera por una pregunta inadecuada. Esperanza Aguirre y su espontaneidad vía SMS. Rafael Hernando y su grito de "hienas" a los que trabajamos de este lado de la página. Por no insistir en los años de Felipe junto a Alfonso Guerra. O los de Aznar. O sus respectivos jefes de gabinete, concertinas a sueldo, barracudas de cañería. Nosotros, los periodistas, también hemos hecho a veces el salto de la rana sin red contra alguna gente. Por maldad, ignorancia o capricho. Pero no se trata de lo nuestro, sino del periodismo. Lo de la APM recuerda al momento de Casablanca en que el corrupto capitán Renault se indigna en el bar de Rick al grito de: "¡Qué escándalo! He descubierto que aquí se juega", mientras un crupier le deja en el bolsillo la comisión. El líder de Podemos escribió en Twitter (dónde si no) sobre patear columnistas. Cierto. Pero la suya no es la única bota con hambre.

Avatar de Usuario
DEONTOLOGÍA

LA PRENSA EN CRISIS

Mensajepor DEONTOLOGÍA » Sab 18 Mar, 2017 9:04 pm

Imagen

LA TRAMA MEDIÁTICA

Inda, demandado por inventarse un mensaje de Rita Barberá post mortem para un titular

El exjefe de Investigación de OKdiario presenta una demanda contra el tertuliano y su empresa Dos Mil Palabras con ejemplos de las "manipulaciones y falsificación de su trabajo, en contra de su voluntad y sin su consentimiento" (...) "hasta rozar o alcanzar la mentira, injuria o la calumnia", que le hicieron abandonar el medio del colaborador de La Sexta. Entre las noticias manipuladas destaca también la falsa imputación de que Pablo Iglesias cobró de Venezuela en un paraíso fiscal.

¿Quién puede estar manipulando y falsificando artículos periodísticos sistemáticamente hasta "rozar o alcanzar la mentira, injuria o calumnia"?

Pues, según la demanda presentada ante el Juzgado de lo Social por el ex jefe de Investigación de OKdiario, Francisco Mercado, eso es precisamente lo que está haciendo el tertuliano de referencia de La Sexta, Eduardo Inda, en su medio digital, tal como expone detalladamente el texto de la denuncia al que ha tenido acceso Público en exclusiva.

Mercado presentó el pasado 4 de febrero la demanda de "reclamación de cantidad por rescisión de contrato por la cláusula de conciencia" tanto contra Inda como contra su empresa Dos Mil Palabras, SL, editora del citado medio digital, tras intentar en vano conciliar con el tertuliano una indemnización por su cese voluntario "para evitar seguir dañando su nombre y prestigio periodístico al publicarse artículos que faltan a la verdad con la vinculación del nombre y firma" del periodista "sin haberlo consentido ni autorizado, pero habiendo sido manipulados por ellos", en referencia al director de OKdiario y a su jefe de redacción, Juan Antonio Jiménez.

"Podría citar decenas de artículos manipulados en contra y sin conocimiento del autor por la dirección de OKdiario"
"Durante los 18 meses que" Mercado "estuvo incorporado a la empresa, en la que DON EDUARDO INDA era Director, estuvo expuesto directamente por medio de este o a través de los jefes de edición del periódico OKDIARIO a manipulaciones, falsificación de su trabajo en contra de su voluntad y sin su consentimiento, de manera sistemática y grave de los artículos redactados por" él "hasta rozar o alcanzar la mentira, injuria o la calumnia", reza el punto tercero de la demanda.

A continuación, el punto cuarto arranca afirmando: "Esta parte podría citar decenas de artículos manipulados en contra y sin conocimiento de mi representado [Francisco Mercado] por la dirección de OKdiario, pero basta con seleccionar un par de casos que han dado lugar a demandas judiciales por afirmarse cosas que ni estaban en la mente ni en el texto del autor y que, por tanto, carecían de veracidad".

De hecho, la demanda detalla cinco casos concretos, el primero de los cuales corresponde a la publicación de una noticia que atribuía al líder de Podemos, Pablo Iglesias, el cobro de 272.325 dólares procedentes del Tesorero Nacional de Venezuela, a través de una cuenta en el paraíso fiscal de San Vicente y Las Granadinas, algo que se ha demostrado patentemente falso y que ha llevado a Inda y a Mercado al banquillo de los acusados.

"Inda, se encargó de dinamitar la versión, y la manipuló y reconstruyó con una colección de aseveraciones que jamás estuvo en la mente ni en el original del periodista"
La noticia que hizo Mercado estaba titulada: "La policía investiga si Iglesias ingresó 272.000 dólares de Venezuela en un paraíso fiscal" y el texto estaba lleno de cautelas: "...sobre esta cuenta supuestamente vinculada a Pablo Iglesias"; "...esta cuenta sospechosa de ocultar el dinero del dirigente podemita"; "Al menos esa es la hipótesis policial"... y muchas otras matizaciones empleadas por el periodista para precisar que la Policía estaba investigando algo de lo que no se podía aún certificar su autenticidad. Preguntado por Público, Mercado sostiene que él cuenta con pruebas de que la Policía sí estaba investigando el memorándum de ese supuesto ingreso –que luego resultó ser una falsificación–, aunque como periodista no podía saber si era o no auténtico, por lo que matizó su texto para que quedase claro ese extremo.

Pero, reza la demanda, "el director de okdiario, EDUARDO INDA ARRIAGA, se encargó de dinamitar la versión de mi representado, que ya figuraba en internet y sigue figurando, y la manipuló y reconstruyó con una colección de aseveraciones que jamás estuvo en la mente ni en el original del periodista. Esta manipulación se hizo mientras dormía el periodista y sin avisarle de tan drásticos cambios".

Cuando a la mañana siguiente Mercado protestó por esa tergiversación de su información, Inda le respondió: "La información era buena, pero los títulos eran una mariconada. Nada de que la policía investiga. Iglesias cobró en un paraíso fiscal". Y punto. Así que el titular hetero quedó así:

"El Gobierno de Maduro pagó 272.000 dólares en el paraíso fiscal de Granadinas en 2014".

El único defecto de ese título ordenado por Inda es que era falso de toda falsedad. Pero la realidad no iba a estropearle al tertuliano un buen titular.

«Es inhumano ver quién ha hecho campaña contra mí en el PP y que Ciudadanos me atribuya la corrupción»
Fragmento, referido a los mensajes póstumos de Rita Barberá, de la denuncia de Francisco Mercado por la manipulación de sus textos en el medio digital de Eduardo Inda.
Fragmento, referido a los mensajes póstumos de Rita Barberá, de la denuncia de Francisco Mercado por la manipulación de sus textos en el medio digital de Eduardo Inda.
La demanda explica cuatro casos más de manipulaciones descaradas, por orden del director del medio, de las informaciones escritas por Mercado, una de las cuales provocó otra demanda, esta vez del presidente de la Confederación Nacional de Asociaciones Automovilísticas (CNAE), José Miguel Báez, a quien Inda calificó, en su titular manipulado, como "El rey de los amaños de la DGT".

Pero lo que ya desbordó el vaso de la capacidad de aguante del periodista fue la invención pura y dura, por parte de Inda, de un supuesto mensaje póstumo de Rita Barberá, para titular una información escrita por Mercado al día siguiente de la muerte de la senadora y exalcaldesa del PP:

"5. En fecha 24 de noviembre de 2016" –continúa la demanda–, "fecha del último título que manipuló EDUARDO INDA ARRIAGA. El título original era «los mensajes que Rita Barberá se llevó a la tumba: la política es estupenda. Ahora todos se ponen de perfil». Era el título más llamativo de los mensajes cruzados por mi mandante con la exalcaldesa de Valencia antes de su fallecimiento. Horas después de redactar su noticia, de madrugada, leía en el editor interno de OKdiario con estupor el siguiente título manipulado que estaba a punto de ser publicado:

«Es inhumano ver quién ha hecho campaña contra mí en el PP y que Ciudadanos me atribuya la corrupción».

Esa frase no estaba en ninguno de los sms entre Barberá y mi representado. Era falsa la frase y, por ello, falso el título".

Tan falso como el periodismo que practica Inda.

Avatar de Usuario
Invitado

LA PRENSA EN CRISIS

Mensajepor Invitado » Mar 21 Mar, 2017 5:56 pm



De periodista estrella a mendigo en el metro de Buenos Aires

Santiago Pinetta destapó el monumental escándalo de corrupción entre el Banco Nación y la firma IBM en la década de los noventa

Periodista emblemático en los años 90, Santiago Pinetta echa las horas en el metro de Buenos Aires. Llega con una sillita plegable, se sienta y estira la mano. La mayoría de la gente pasa de largo sin mirarle a la cara, incluso los que le dan algunas monedas o, si hay suerte, un billete. Entre la multitud alguien reconoció su rostro y su historia -como aquel monumental escándalo de corrupción que destapó entre el Banco Nación y la firma IBM- saltó a los medios de comunicación.

El portal de la cadena de televisión TN (Todo Noticias) se acercó al hombre y confirmó que era quien parecía ser. A los 84 años, Pinetta se había convertido en un mendigo. «Tengo que hacer esto porque no tengo plata para comer y comprar los remedios», le confió a su colega Javier Lozano.

El hoy viejo Pinetta camina con muleta, lleva varias operaciones de bypass, las cataratas le tienen a mal traer y en la piel conserva las marcas a navaja de aquellos que intentaron intimidarle para que no contará cómo IBM pagó en sobornos cerca de 40 millones de dólares para hacerse con un contrato de informatización del Banco Nación durante el Gobierno de Carlos Saúl Menem.

Periodista reconocido, Pinetta trabajó en diarios como Clarín y La Nación, además de en revistas históricas como Primera Plana o El Informador Público. En Clarín publicó buena parte del caso que luego detalló en un libro titulado «La nación robada».

Conmovidos

En el popular programa «Intratables» recordó estos días que los argentinos no pudieron leerlo porque «el servicio de inteligencia compró toda la edición». Recurso favoritos de ricos y poderosos para tratar de tapar los escándalos en Argentina, este periodista de raza siguió insistiendo con sus denuncias pese a que le rompieron los dientes y le tatuaron con el filo de una navaja las letras IBM en el pecho.

El caso de Santiago Pinetta conmueve a la profesión y a la sociedad argentina que no termina de entender cómo un periodista así puede acabar pidiendo limosna en el metro.

Avatar de Usuario
Invitado

LA PRENSA EN CRISIS

Mensajepor Invitado » Mar 21 Mar, 2017 7:02 pm

En Clarín publicó buena parte del caso que luego detalló en un libro titulado «La nación robada».

y ...... no tienen ni un peso para ayudar a este pobre hombre?

Avatar de Usuario
Invitado

LA PRENSA EN CRISIS

Mensajepor Invitado » Mar 21 Mar, 2017 7:25 pm

ACOSO A LA PRENSA

Amenazas de la 'brigada política' a Público: "Va a haber que hacer las cosas a las bravas"

Era el jefe de gabinete del número dos de la Policía de Jorge Fernández Díaz. Jose Ángel Fuentes Gago intentó amedrentar a este medio, como demuestran los audios, por desvelar que tras firmar un informe avalando los negocios de Villarejo, le dieron la embajada de Holanda, junto a su mujer, con unas dietas de 10.000 euros al mes cada uno, además del salario.

Cuando un policía le dice a un periodista que no le gustan sus informaciones y que, si sigue así "habrá que hacer las cosas a las bravas", un escalofrío recorre la espalda del oyente. Porque en su uniforme reglamentario lleva pistola y, sobre todo, si la persona que emite la amenaza es a quien el número dos de la Policía, el comisario Eugenio Pino, había escogido para tratar con la prensa por haber sido el portavoz del Sindicato Profesional de la Policía (SPP).

También tiemblas cuando una autoridad con acceso a tu información privada, como el inspector jefe José Ángel Fuentes Gago, asegura que es bueno que los jueces no acepten las denuncias que la cúpula policial quiere poner contra Público, porque "podremos dar los datos: La abogada Patricia López, compañera sentimental del abogado… y dirás tú, qué tiene que ver”.

Más temor entra cuando comienzas a desvelar, mediante un constante y costoso trabajo de investigación, que la mano derecha del Director Adjunto Operativo (DAO) es el hombre que introdujo al exdirector de la Oficina Antifraude de Catalunya, Daniel de Alfonso, en el despacho del exministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, para abrir procedimientos judiciales contra adversarios políticos con informaciones manifiestamente falsas y, presuntamente, obtenidas de manera alegal.

Porque Gago es además, según diferentes fuentes policiales y como han publicado otros medios, una de las personas que presuntamente viajó a Suiza con más de un millón de euros de los fondos reservados para pagar a un confidente contra Xavier Trias, exalcalde de Barcelona, y Jordi Pujol, expresident de la Generalitat.

Pues eso es lo que lleva soportando Público desde que en diciembre de 2014 comenzase a publicar revelaciones sobre el caso del pequeño Nicolás. Parecía de risa el affaire, pero nos ha conducido hasta el comisario José Manuel Villarejo Pérez, sus negocios para los que se sirve presuntamente de la UDEF (entre otras unidades de la Policía), sus servicios a empresarios del IBEX, la Operación Cataluña y el falso Informe PISA (Pablo Iglesias Sociedad Anónima).

"Si llegas a poner algún dato de ella, ya te digo yo que hubieras tenido problemas serios, pero personales".
Los problemas con el inspector jefe Fuentes Gago comenzaron en junio de 2015, con la publicación del reportaje Interior suspende de empleo y sueldo al comisario que investigaba a Villarejo. El artículo informaba sobre el cese del comisario Jaime Barrado, encargado en ese momento de la investigación sobre las amenazas a la doctora Elisa Pinto y en las que, según las denuncias de ella, el empresario Javier López Madrid se habría servido de los servicios privados del comisario Villarejo para apuñalarla a modo de advertencia.

En el penúltimo párrafo del artículo decíamos: "La otra investigación que se abrió contra el agente encubierto, la que intentaba deliberar si sus cargos de consejero y presidente de diferentes empresas eran compatibles con la investigación policial, fue encargada al inspector jefe José Ángel Fuentes Gago, adjunto a la DAO como Villarejo y militante de su mismo sindicato, el SPP. Hasta hubo quejas dentro de la Policía de por qué se seleccionaba a una persona de inferior rango para investigar a un comisario y por qué no se hacía a través de Asuntos Internos o de Régimen Disciplinario. Aun así se siguió adelante con el procedimiento del que Villarejo salió completamente exonerado y el inspector jefe que lo elaboró ha sido enviado con una dieta de 10.000 euros a la embajada española en Holanda, donde también trabaja su esposa".

No le gustó que escribiéramos que iba destinado donde estaba su esposa, también agente de la Policía Nacional, a pesar de no haber puesto ni su nombre ni profesión. La respuesta de Gago a Público fue inmediata, como puede escucharse a continuación:

Gago: Es que imagínate si llega a aparecer. Si llegas a poner algún dato de ella, ya te digo yo que hubieras tenido problemas serios, pero personales. Ya te lo digo así de claro; tú y cualquiera que los ponga. Llega un momento en el que ya va a haber que hacer las cosas a las bravas, te lo digo en serio.

Sin dejar apenas hablar a la periodista, Fuentes Gago insiste en amenazarla con la posibilidad de hacer públicos datos personales de ella:

Gago: Es que no tiene nada que ver, es que ella no tiene que salir, Patricia, coño… es que es como si yo… “Estamos investigando a Patricia López cuyo padre era no sé qué”… De verdad os lo digo, estáis fuera de control con algunas cosas.

"Ella tiene un disgusto del copón... Me cago en la leche. Lo vais a convertir en algo personal, eh"
Antes que Público, otros medios ya se habían hecho eco de que Eugenio Pino había destinado a su número dos a la Embajada de Holanda con esa dieta, la correspondiente legalmente. Sin embargo, una sola frase fue la excusa elegida para advertir que la línea de este diario no gustaba en la cúpula policial.

Gago asegura que esa frase --"el inspector jefe que lo elaboró ha sido enviado con una dieta de 10.000 euros a la embajada española en Holanda, donde también trabaja su esposa"-- interfiere en su vida privada, por lo que la investigación de Público se va a "convertir en algo personal" para este miembro de la brigada política, como se puede escuchar a continuación:

Gago: Ella tiene un disgusto del copón, hombre. ¡Qué tiene que salir ella! Pero si ella es una tía que lleva 20 años en la Policía trabajando todos los días sin hacer daño a nadie. ¿Por qué tenéis que ser así? De verdad te lo digo. ¿Por qué? Me cago en la leche. Lo vais a convertir en algo personal, eh…

Patricia: Bueno... yo creo que deberíais respirar. Sí, sí, a veces respirar es bueno.

G: Te pido por favor que quites eso. Deja el artículo como está, porque además me parece que no llega a 10.000… pero no tiene que salir mi mujer para nada. Es que es un dato irrelevante. Es que me voy allí, porque sí… por lo que sea.

P: No, es que no es por lo que sea. Es que no te vas allí porque sea el destino más complicado de la Policía y allí vas tú a hacer frente a eso. No. Te vas allí porque está tu mujer y encima está remunerado por 10.000 euros. Pues está genial. Está muy bien, a muchos policías les gustaría también pillarse ese tipo de destinos, a muchísimos, y no pueden.

Sin embargo, como le explica la periodista, esto no es una cuestión personal. Los destinos en las embajadas han sido utilizados por los altos mandos policiales para premiar a sus agentes, como llevan denunciando años los sindicatos de la Policía, algo que parece que el nuevo Director Adjunto Operativo, Florentino Villabona, quiere precisamente solucionar ahora.

"Podremos dar los datos: 'La abogada Patricia López, compañera sentimental del abogado'..."
De forma reiterada, Gago advierte a su interlocutora de la posibilidad de acceder a datos personales de la periodista y filtrarlos, aunque estos no tengan ningún tipo de veracidad. Para rebajar el tono, asegura que dice que podría contarse quién es el compañero sentimental de ella... pero sólo a modo de ejemplo, no de amenaza.

Gago: Es que de verdad, de verdad te lo digo, es que estáis traspasando unos límites… yo no sé si me hará caso un juez, que supongo que no, porque aquí… lo cual vendrá bien porque podremos dar los datos: 'La abogada Patricia López, compañera sentimental del abogado'… y dirás tú, qué tiene que ver”.

Patricia: Bueno, primero me tendríais que investigar bien, porque veo que la cosa no va muy bien encaminada.

G: Es un ejemplo... ¡escúchame, Patricia!

Esta sólo es una muestra de las presiones aguantadas durante más de dos años de investigación sobre una presunta organización criminal dentro de la Policía. Público nunca ha grabado a sus fuentes. Los policías grabados siempre se han puesto en contacto con nosotros para quejarse, querellarse o, incluso, amenazar con detenernos.

El intento de detención se ideó en la tarde de la Nochevieja de 2015 (un jueves) por los comisarios Eugenio Pino y José Manuel Villarejo, y se llevó a cabo el lunes 4 de enero de 2016 a primera hora de la mañana. El motivo fue un reportaje donde sacábamos la ficha del DNI del comisario Villarejo y por la que se nos acusaba de revelación de secreto.

Finalmente ha sido archivado por los tribunales. Pero la cuestión era otra. Ante la amenaza de detención transmitida a través de un abogado que la conocía, la redactora de Público acudió ese día a la Jefatura Superior de Policía de Madrid, pero las diligencias practicadas en aquella fecha por el más alto mando de la Policía Judicial de Madrid ni siquiera han sido enviadas todavía a los juzgados de Plaza de Castilla.

¿Así actúan siempre los mandos policiales con los periodistas cuyas informaciones les desagradan?

Avatar de Usuario
Invitado

LA PRENSA EN CRISIS

Mensajepor Invitado » Jue 23 Mar, 2017 10:49 am

Pedir amparo a la APM es perder el tiempo

Aplaudo la decisión de la dirección de este periódico. Recurrir a las asociaciones de la prensa para que te amparen no sólo es perder el tiempo, sino correr el riesgo de llevarte un enorme disgusto. El periodismo es un oficio insolidario. Existe, eso sí, y no siempre, una cierta complicidad con el compañero de la mesa de al lado, o con aquellos con quienes coincides a diario en las coberturas callejeras. Pero hasta ahí. Todo lo demás es indefensión.

No defiendo el sectarismo que practican algunos colegios profesionales, y menos la impunidad con la que en ciertos casos llegan a blindar a sus asociados, pero cuando un arquitecto, un abogado o un médico tienen problemas, por lo general cuentan con un sólido colegio detrás que le apoya y defiende. De las Asociaciones de la Prensa no puede decirse lo mismo. Si el periodismo necesita reinventarse, las asociaciones de periodistas lo precisan mucho más.

Como en tantas otras instituciones del país, en las Asociaciones de la Prensa, la dejadez, las dichosas inercias y la existencia de oscuros intereses con los que no se pudo, o no se quiso, acabar en su momento, mantuvieron para sus directivos durante décadas costumbres y prebendas heredadas del franquismo ¿El precio? La docilidad. Tardaron demasiado tiempo en entender las Asociaciones, algunas todavía no lo han entendido, que su verdadera función, la razón de su existencia, es defender a los profesionales. De lo contrario, más vale que desaparezcan.

La APM continúa sin entenderlo. Nunca se me ocurrió recurrir a ella cuando tuve problemas con la justicia a lo largo de mi vida profesional, y eso que hubo momentos en que llegué a sumar más de cien expedientes judiciales abiertos, principalmente en juzgados de Barcelona, pero también en la Audiencia Nacional. Siempre tuve claro que, a pesar de estar asociado y pagar con puntualidad mi cuota trimestral, nunca se preocuparían por mis problemas. Era algo que podía entenderse apenas pisabas sus alcanforadas dependencias.

Continúan siendo acólitos del poder como en tiempos del abuelo de Aznar o de aquel fascista llamado Juan Aparicio (que no se me enfaden las excepciones, pero esas excepciones saben perfectamente que lo son, y desde aquí mi reconocimiento una vez más a su lucha, casi siempre estéril).

Claro que, incluso a la hora de relacionarse con el poder, también parecen usar diferentes varas de medir. Cuando a Manuela Carmena se le ocurrió poner en marcha una web para informar sobre asuntos del ayuntamiento de Madrid, faltó tiempo para que la APM y la Federación de Asciaciones de la Prensa (FAPE) elaborasen un comunicado haciendo pública su más enérgica protesta.

Algún despistado puede argumentar que acaban de amparar a varios profesionales que se quejaban de ser presionados por personas afines a Podemos, pero ese despistado me va a permitir que me desahogue dedicándole una sonora carcajada.

Me cuesta aceptar que al frente de la Asociación de la Prensa de Madrid se encuentre una persona como Victoria Prego, a quien en otro tiempo tanto admiré. Me cuesta entender el papel que desempeñan en la junta directiva respetados amigos y compañeros como Jesús Maraña o Antonio San José. No sé si en sus manos estará hacer algo contra las presiones a las que está siendo sometido el diario Público desde que comenzó a sacar a la luz los trapos sucios de las cloacas del ministerio del Interior. Pero cuando, sin orden judicial, la policía se presentó un día de fiesta en la redacción exigiendo las grabaciones publicadas por Patricia López y Carlos Enrique Bayo, el periódico no obtuvo ningún amparo por parte ni de la APM, ni tampoco de la FAPE.

Por eso entiendo a Ana Pardo de Vera, cuando a las preguntas este martes de Fernando Berlín sobre su intención de pedir amparo a la asociación, tras haber denunciado en el periódico amenazas directas a miembros de su redacción, responde que no. Toda mi solidaridad, directora. Contigo, con Patricia y con Carlos Enrique.

J.T.

Avatar de Usuario
pumbi

LA PRENSA FACHA EN CRISIS

Mensajepor pumbi » Lun 03 Abr, 2017 11:34 pm

Imagen

La prensa 'seria'
Los 10 titulares más vomitivos del pseudoperiodismo de derechas

Insultos, homofobia, xenofobia, mentiras palmarias… son los titulares más aberrantes de la derecha mediática española. Los vemos a diario en medios como Periodista Digital, Alerta Digital, Ok Diario o Mediterráneo Digital. Llegan diariamente a su público objetivo alimentando el argumentario del odio. Muchos de ellos siguen publicados sin rectificación, la mayoría no han tenido ni un reproche legal ni formal. Sus autores, que casi nunca las firman, no han sufrido el mismo acoso que la tuitera Cassandra por publicar chistes.


Imagen Imagen

Avatar de Usuario
mafia

LA PRENSA EN CRISIS

Mensajepor mafia » Mié 05 Abr, 2017 5:45 pm

LAS CLOACAS DE INTERIOR

'Comisión Fernández Díaz': periodismo o mafia

No me gusta lo de "trama", ni lo de "casta", ni lo de "brigada" o "cloaca". Me gusta lo de mafia de toda la vida (en la RAE, "grupo organizado que trata de defender sus intereses sin demasiados escrúpulos") por su componente de indiferencia y ruindad con el dinero público, utilizado sin pudor en operaciones criminales de todo tipo.

Desde 1992 en México han sido asesinados, al menos, 38 periodistas, según el Comité para la Protección de estos compañeros/as. El pasado domingo, y tras 27 años de vida, cerraba uno de los seis diarios locales de Ciudad Juárez (Chihuahua, México), el diario Norte de Ciudad Juárez. Cerraba, escribió su editor, Óscar Cantú, en una última carta de despedida ese 2 de abril, porque los dueños del periódico no podían "garantizar la seguridad" de sus periodistas.

"Todo en la vida tiene un principio y un fin, un precio que pagar. Y si éste es la vida, no estoy dispuesto a que lo pague ni uno más de mis colaboradores", explica Cantú, que días atrás confirmaba el asesinato de una de sus periodistas, Miroslava Breach, a quien mataron el 23 de marzo, seguramente por hacer periodismo.

La noticia del asesinato de Breach en una de las ciudades más violentas de América apenas tuvo repercusión en España, probablemente, y entre otras cosas, porque el homicidio no se ejecutó en Venezuela. Además, ¿a quién importa una periodista entre los cerca de 66.000 asesinados/as brutalmente en México en el periodo presidencial de Peña Nieto?

¿A quién importa una periodista entre los cerca de 66.000 asesinados/as brutalmente en México en la 'era Peña Nieto'?
Los datos aquí expuesto son oficiales (del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública), pero a tenor de las fosas y fosas con cadáveres que aparecen cada día en los estados de Guerrero, Chihuahua, Sinaloa, Colima, Baja California o Morelos, por citar sólo aquéllos donde la tasa de criminalidad se ha elevado del 60 al 421% en cuatro años, cabe suponer que la realidad es mucho más sangrienta. ¿Y quién la cuenta si los periodistas no lo hacen por muertos o por silenciados? Los gobiernos, los poderes económicos, políticos, religiosos, institucionales... La oscuridad.

Quería incluir este reconocimiento y admiración a los/as compañeros mexicanos, aun con el pudor que me produce hablar de lo nuestro a continuación de lo suyo, horas antes del inicio de la comparecencia del exministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, pero no se me ocurría mejor cita ni relato ni anécdota capaz de ilustrar todo lo que implica este oficio que la heroicidad de ejercerlo en muchas zonas de México. Allí, como cuenta Don Wislow en El cártel, los periodistas de Ciudad Juárez que no claudican ante el chantaje de la narcopolítica (el poder) son torturados hasta el límite vital, asesinados y abandonados con sus herramientas de trabajo —los dedos de la mano— amputadas y metidas en la boca. ¿Se les ocurre una imagen más despiadada para sentenciar el fin del periodismo?

Este miércoles, en el Congreso de los Diputados, se inicia la comisión de investigación sobre la presunta intención y ejecución de una operación del Gobierno contra adversarios políticos, entre otros y como ha probado Público con una intensa actividad de investigación de Patricia López y Carlos Enrique Bayo, los independentistas catalanes y Podemos.

Tenemos desde hace unas horas la petición oficial de las grabaciones, documentos, mensajes telefónicos, correos electrónicos,... por parte de la comisión. La Fiscalía dispone de las grabaciones desde el verano pasado y también en las últimas horas, decidió llevarlas al Congreso, pese a no haberlas analizado e investigado, como es su obligación. Antes de decir a la Cámara Baja que Público entregará todo el material que se le solicite y que no comprometa el secreto de las fuentes y las investigaciones y trabajos en curso, hemos querido hacer partícipes a nuestros lectores de esa información y hemos puesto a su disposición los audios íntegros de las conversaciones entre Jorge Fernández Díaz y el magistrado Daniel de Alfonso en el despacho del máximo responsable del Ministerio del Interior.

La Fiscalía dispone de las grabaciones desde 2016 y también decidió llevarlas este martes al Congreso, pese a no haberlas investigado
La comisión parlamentaria que pretende diseccionar las informaciones de Público en el Congreso es un ejemplo tan claro como el de la violencia en México —aunque, sobra decirlo, sin asomo de heroicidad o mérito— de la necesidad de un periodismo honesto y riguroso, alejado completamente de cualquier interés empresarial, político, institucional, partidista y/o de sistema. Los periodistas que firman las informaciones ahora en manos de los/as diputados y nuestros lectores, Patricia y Carlos Enrique, han sido amenazados por altos mandos policiales que viven del dinero de usted, de ellos y el mío; sus informaciones ignoradas en otros medios y despreciadas en función del interés corporativista, de negocio y, en todo caso, deshonesto por lo alambicado de la penetración de esta mafia que opera al margen del Estado, con su complicidad demostrada —que no juzgada— en muchos, demasiados casos, desde la Transición.

A mí no me gusta lo de "trama", ni lo de "casta", ni lo de "brigada" o "cloaca". Me gusta lo de mafia de toda la vida (en la RAE, "grupo organizado que trata de defender sus intereses sin demasiados escrúpulos") por su componente de indiferencia y ruindad con el dinero público, utilizado sin pudor en operaciones criminales de todo tipo (extorsiones, chantajes, fabricación de pruebas, viajes sin registro a paraísos fiscales, amenazas, coacciones...), en un momento, además, donde la gente se muere sin electricidad y los niños sufren la pobreza de sus padres a niveles insorportables en un país que se dice "desarrollado".

Ni en España ni en Público nos matan por hacer periodismo, como en México; somos unos privilegiados y, por esos colegas muertos, podemos y debemos defendernos con uñas, dientes, lápices y mucha independencia de los responsables de esta mafia zafia y rastrera que vamos destapando; ese grupo que mataría a la democracia misma para continuar con su oscuro negocio si dejáramos de hacer lo que hacemos. Seguimos.




Volver a “La Crispación”