ELECCIONES URUGUAY

Un lugar con buen talante y pluralidad democrática donde se debate lo más relevante de la política y la actualidad nacional e internacional.

Imagen

Avatar de Usuario
urotero

ELECCIONES URUGUAY

Mensajepor urotero » Sab 24 Oct, 2009 6:43 pm

Imagen

El candidato del Frente Amplio, José Mujica, en el acto de cierre de campaña en Montevideo. / efe

La izquierda se prepara para repetir mandato en Uruguay

El ex guerrillero José Mujica es favorito para las presidenciales de mañana

SOLEDAD GALLEGO-DÍAZ (ENVIADA ESPECIAL) - Montevideo - 24/10/2009


Las estaciones de autobuses y el puerto fluvial de Montevideo rebosan de uruguayos que residen en Argentina y Brasil y que vuelven este fin de semana a su país para votar en las presidenciales de mañana. La campaña se ha centrado en ataques personales y no está claro que ningún candidato consiga la victoria en la primera vuelta. Los dos políticos que aspiran a la presidencia no pueden ser más diferentes: José Pepe Mujica, de 74 años, ex guerrillero tupamaro, y Luis Alberto Lacalle, de 64 años, que ya fue presidente a principios de los noventa y que acreditó una línea política extremadamente conservadora. Las encuestas anuncian la victoria de Mujica, pero quizás sin mayoría suficiente. Los indecisos, que, según las encuestas, no han disminuido durante la campaña, sino que han aumentado, serán clave.

Junto con las elecciones presidenciales, los uruguayos votarán en dos referendos, uno para autorizar el voto por correo de los emigrantes y otro, más polémico, para anular la Ley de Caducidad, aprobada en 1986, que impide perseguir a militares acusados de violaciones de los derechos humanos durante la dictadura sin consultar antes al Ejecutivo. Hace menos de una semana, la Corte Suprema declaró inconstitucional la norma en el caso de una joven torturada y asesinada en 1974.

Mujica representa al sector más radical del Frente Amplio y ofrece una imagen peculiar. Con un cuerpo maltratado por 14 años de cárcel en condiciones extremas, no es simplemente un ex guerrillero que aspira a gobernar, sino un político experimentado, con años de trabajo como ministro y senador. Consiguió ganar las primarias del Frente a Danilo Astori, al que después incorporó como candidato a vicepresidente. Pepe, como le conocen los uruguayos, ha intentado durante toda la campaña moderar su imagen, pero sin perder su especial relación con las capas más jóvenes de la sociedad uruguaya, entre las que es muy popular. "Yo no soy ni el Apocalipsis ni la Tierra Prometida", ironizaba hace unos días ante una asociación de directivos de marketing. "Esto es una elección, no una guerra. Pase lo que pase, el país seguirá andando".

Una de las principales bazas de Mujica es el magnífico balance que deja su predecesor, Tabaré Vázquez, que no puede volver a presentarse y que se retira con niveles de aceptación superiores al 60%, lo que le sitúa, junto al brasileño Lula y a la chilena Bachelet, en la novedosa lista de dirigentes latinoamericanos que abandonan la presidencia siendo más populares que cuando llegaron. Tabaré y su equipo han logrado que los niveles de pobreza se reduzcan (del 34 al 20%), que el paro haya pasado del 13 al 8%, que las inversiones extranjeras sean las más altas de la historia y que la economía siga creciendo, pese a la crisis.

La gran duda es si Mujica será capaz de alcanzar el 51% de los votos o si se quedará en torno al 45%, como predicen los sondeos. En ese caso, habrá una segunda vuelta a finales de noviembre.

Se prevé que Lacalle logre el 30%.


PD: Yo siempre he pensado que las segundas vueltas las gana erl que tiene mas plata ....

Avatar de Usuario
Invitado

Mensajepor Invitado » Sab 24 Oct, 2009 9:52 pm

ELECCIONES-URUGUAY

Entre el ex guerrillero y el neoliberal

Por Darío Montero

MONTEVIDEO, 21 oct (IPS) -
Las calles uruguayas se cubren de blanco, rojo y azul en la recta final de la campaña para las elecciones de este domingo, cuando el izquierdista Frente Amplio (FA) se jugará, con gran chance, la permanencia en el gobierno en el que debutó en 2005, frente a un entonado centroderechista Partido Nacional.

El color blanco del Partido Nacional, que también le da su nombre alternativo, y el rojo que embandera al Colorado --las dos fuerzas políticas nacidas en las guerras civiles que abrieron la vida independiente de este país en el siglo XIX--, se confunden con la combinación tricolor del FA: otra vez el rojo y el blanco, flanqueando al azul.

La gran incógnita es saber si el FA, una coalición nacida en 1971 de las convulsiones políticas de los años 60, logrará renovar la victoria en la primera vuelta de este domingo.

Las encuestas indican que la izquierda no podría superar el 50 por ciento necesario para ungir presidente al ex guerrillero José Mujica, mientras el nacionalista Luis Alberto Lacalle juega todas sus fichas a la segunda ronda, para cuando aspira a recibir sufragios de los votantes colorados y de partidos menores para volver al cargo que ya ocupó entre 1990 y 1995.

Las otras votaciones

Casi 2,6 millones de personas habilitadas para votar este domingo también deberán pronunciarse en dos plebiscitos: sobre la anulación de la Ley de Caducidad de la Pretensión Punitiva del Estado, y sobre la adopción del sistema de voto epistolar para los ciudadanos que residen en el exterior.

La Ley de Caducidad, aprobada en 1986 y ratificada mediante plebiscito en 1989, estableció que el Estado quedaba impedido de castigar crímenes cometidos por uniformados durante el régimen dictatorial, obligando a la justicia a consultar al Poder Ejecutivo sobre la prosecución o no de investigaciones cada vez que se presenten denuncias.

Esa potestad trabó todos los juicios hasta 2005, cuando Vázquez dio vía libre a una serie de procesos que han permitido enjuiciar y encarcelar a ocho represores y a los dictadores Bordaberry (1973-1976) y Gregorio Álvarez (1981-1985).

Los partidarios del Sí a la nulidad tuvieron una buena noticia esta semana, cuando la Suprema Corte de Justicia declaró inconstitucional esa norma para el proceso por la muerte en tortura de la joven Nibia Sabalsagaray, cometida en 1974.

Si se logra superar 50 por ciento de votos y se anula la ley, equivaldría a que ésta nunca existió, según fuentes jurídicas que defienden el voto por la nulidad.

"Los plebiscitos en Uruguay son complicados, especialmente cuando van junto a las elecciones", advirtió Aguiar. En los sondeos de Equipos MORI, 49 por ciento de encuestados se manifestaron a favor del voto epistolar, y 44 por ciento a favor de la nulidad de la Ley de Caducidad.


"Todas las hipótesis sugieren que el FA no ganará este domingo", pero en la segunda instancia electoral prevista para el 29 de noviembre "no tendría problemas" en alzarse con la Presidencia de Uruguay, afirmó Daniel Bouquet, coordinador de investigaciones del Instituto de Ciencia Política de la estatal Universidad de la República.

Para demostrarlo se remite a los números. "El promedio de las encuestas muestra una adhesión a la izquierda próxima a 45 por ciento de los consultados desde hace varios meses, y el Partido Nacional continúa en caída" hasta una proporción cercana a 30 por ciento, dijo a IPS.

"Si la izquierda obtiene al menos 47 por ciento de los votos este domingo, el piso más pesimista según las encuestas, Mujica no tiene cómo perder en segunda vuelta", insistió Bouquet.

Fuera de la disputa presidencial, con 12 por ciento de adhesión, se ubica el Partido Colorado, que gobernó más de 100 años y es considerado el fundador del Uruguay moderno de la mano de José Batlle y Ordóñez (1856-1929). Tras la debacle electoral que sufrió en 2004, hoy es dominado por el derechista Pedro Bordaberry, hijo de Juan María Bordaberry, responsable del golpe cívico-militar de 1973 que derivó en una dictadura de 12 años.

El panorama se completa con el centroizquierdista Partido Independiente, que postula a Pablo Mieres y recoge entre uno y tres por ciento de adhesiones, y Asamblea Popular, una escisión de izquierda radical del FA, cuyo candidato Raúl Rodríguez roza el uno por ciento.

Según Bouquet, el pronóstico de un triunfo de la izquierda en el balotaje también se asienta en que el competidor nacionalista es un "candidato débil, que recoge mucho rechazo" entre los electores.

En cambio, el sociólogo César Aguiar se manifestó más cauto ante una segunda vuelta. "La izquierda no las tendrá todas consigo, pues el Partido Nacional ha hecho una fuerte campaña en los últimos días" como para pelearle de igual a igual en noviembre, dijo a IPS.

Para este domingo, "ningún resultado se puede descartar por estas horas, aunque el más probable es que el FA gane la mayoría parlamentaria", pero quede a las puertas de un triunfo directo, añadió Aguiar, presidente del grupo Equipos MORI, una de las encuestadoras de mayor trayectoria en este país.

DE LAS ARMAS A LAS FLORES


La posibilidad de un gobierno con mayoría parlamentaria propia no es motivo de preocupación para Aguiar. "A diferencia de lo que opinan muchos colegas, yo creo que es preferible un presidente, cualquiera sea, con el Congreso legislativo alineado a su favor", como ocurre con el actual mandatario Tabaré Vázquez, sostuvo.

Admite, empero, que la experiencia de otros países latinoamericanos lleva a la desconfianza, si bien "hay un elemento muy importante en Uruguay, y es que la opinión pública es mucho más homogénea que sus liderazgos políticos, está mucho más al centro ideológicamente, y es mucho más propensa a la moderación, ya sea de izquierda o derecha".

Tanto Mujica como Lacalle se ubican más cerca de los extremos del espectro ideológico que sus votantes. "Estoy convencido de que ambos han dejado insatisfechos a sus votantes potenciales, probablemente porque se han visto obligados a jugar en terreno que no es el que prefieren", apuntó.

Mujica, con imagen y trayectoria muy lejanas a las de Vázquez, montó su campaña en los logros de este gobierno, ayudado por su compañero de fórmula, el ministro de Economía de casi todo el periodo, Danilo Astori.

Esa era, según observadores, la única manera de sumar a los sectores más moderados del electorado del FA y de paso limar agudas asperezas, incluso públicas, con el propio Vázquez, quien puso a la izquierda uruguaya por primera vez en el gobierno y hoy es el líder consolidado del sector.

Tampoco era cuestión de desperdiciar los buenos indicadores socio-económicos registrados desde 2005, con un crecimiento acumulado del producto interno bruto de 35,4 por ciento, el desempleo en una caída histórica de 13 a siete por ciento de la población económicamente activa y la creación de 200.000 puestos de trabajo.

En ese período la pobreza cayó de 32 a 20 por ciento y la indigencia se redujo de cuatro a 1,5 por ciento en este país de 3,3 millones de habitantes. El gobierno también inició una reforma del sistema sanitario para asegurar la atención de salud universal.

La estrella de los avances del FA es el Plan Ceibal, que consistió en la entrega de una computadora portátil a cada escolar, con conexión a Internet en todas las escuelas del país.

A diferencia de Vázquez, un oncólogo destacado y con poco camino político recorrido hasta los años 90, el postulante a sucederlo es un ex guerrillero de lenguaje coloquial, un tardío cultivador de flores que cambió su pantalón gastado por ropa más formal, obligado por sus asesores.

Con 74 años y un cuerpo maltratado, "El Pepe" está muy lejos del joven que en los años 60 fue uno de los jefes del guerrillero Movimiento de Liberación Nacional Tupamaros (MLN-T), devenido en partido político luego de la recuperación de la democracia en 1985.

También quedaron atrás más de 12 años de prisión en las condiciones extremas que la dictadura impuso a los ocho dirigentes insurgentes que tomó literalmente como rehenes, para evitar que el MLN-T volviera a empuñar las armas, tras la derrota militar que sufrió en 1972.

DE CUNA BLANCA

Lacalle presenta el perfil más radicalmente neoliberal entre nacionalistas y colorados, cada vez más alineados en el choque con la izquierda. Esta vez eligió como bandera de campaña la seguridad pública, prometiendo mano dura.

Llegó al gobierno en 1990 cuando el Consenso de Washington cobraba vida y se expandía por América Latina. Llevó adelante políticas económicas en sintonía con principios como la disciplina fiscal, la apertura de la economía, el achicamiento del Estado y las desregulaciones.

Pero Lacalle vio frustrarse una de las acciones centrales de su gestión, la venta de empresas públicas de gran peso en la economía nacional, trabada por un plebiscito que derogó en 1992 la ley que habilitaba esa operación.

Con 68 años en su haber, el nieto del histórico líder nacionalista Luis Alberto de Herrera (1873-1959) ha pasado su vida en cenáculos partidarios.

Ahora su propuesta neoliberal está más sosegada, tal vez a disgusto, como indica Bouquet. Algunos lo atribuyen al fracaso que ha cosechado esa corriente a raíz de la crisis financiera mundial, y otros a la influencia de su compañero de fórmula, Jorge Larrañaga, de perfil más socialdemócrata.(FIN/2009)

Avatar de Usuario
Invitado

Mensajepor Invitado » Sab 24 Oct, 2009 9:59 pm

¿Uruguay? donde esta eso

Avatar de Usuario
Invitado

Mensajepor Invitado » Sab 24 Oct, 2009 10:57 pm

Entre España y Paraguay.

Avatar de Usuario
elpepe

Mensajepor elpepe » Dom 25 Oct, 2009 2:00 pm

En calma, Uruguay define si sigue el rumbo de la izquierda previsible


El candidato por el partido gobernante Frente Amplio, José "Pepe" Mujica, acaba de votar en la Comisión Honoraria Antituberculosa. Tabaré Vazquez también ya votó


Imagen

Sobre la jornada electoral, Mujica dijo que espera que en "este día haya 100% de consciencia cívica y que los uruguayos con pleno respeto decidan". "Esta noche veremos los resultados", agregó.
El veterano candidato, de 74 años, se levantó hoy sobre las 6 horas como lo hace habitualmente. Después de tomar unos mates con su esposa, la senadora Lucía Topolansky, Mujica salió de su chacra para dirigirse al local de votación.

Por su lado el presidente uruguayo, Tabaré Vázquez, afirmó hoy que su Gobierno "ya trabaja" para preparar "una transición transparente" a quien resulte ganador de las elecciones generales que se celebran hoy en Uruguay.

"Hoy es un día en el que los uruguayos nos podemos sentir orgullosos, felices y tranquilos por la democracia", manifestó el socialista Vázquez, primer presidente de izquierda del país, tras depositar su voto.

El jefe de Estado uruguayo destacó que "la población en general ha protagonizado una campaña electoral ejemplar, como pocas veces se ve en el mundo".

"Hemos visto marchas y actos de todos los partidos políticos en lugares muy próximos entre sí y todo transcurrió con alegría, respeto y tolerancia", declaró el presidente.

Avatar de Usuario
todos a Lacalle

vota Lacalle

Mensajepor todos a Lacalle » Dom 25 Oct, 2009 3:45 pm

Imagen

Lacalle: "Nosotros somos historia, ellos una anécdota"

Lacalle insistió ayer en Rocha con su diferenciación con Mujica. Dijo que no se puede gobernar en base a dichos vulgares y remarcó que su partido es “historia” y el Frente Amplio “una anécdota”.

En un multitudinario acto ayer en la capital de Rocha, al que llegó en una caravana desde los accesos, el candidato del Partido Nacional, Luis Alberto Lacalle, siguió en la línea de diferenciación hacia su rival del Frente Amplio, José Mujica, y remarcó que estas últimas horas se dedicará a poner las diferencias en "negro sobre blanco".

"Gobernar es cosa seria, no puede gobernarse con una colección de dichos criollos, no se puede con un par de dichos vulgares, gobernar es asumir la conducción de la sociedad y se hace con seriedad", advirtió Lacalle.

"Nosotros somos historia, ellos van a ser anéctoda", acotó. El líder nacionalista, que se mostró activo y repitió la señal de patear al aire con su pierna derecha demostrando que sanó su herida, criticó el "sesgo" de los medios de comunicación a favor del Frente Amplio. A su juicio, los canales de televisión "prefieren" al gobierno antes que la difusión de los mensajes de los blancos.

Asimismo, insistió con el "autobombo" del gobierno hacia la campaña de la izquierda: "No se veía desde el Siglo XIX, los gobiernos poniendo en la balanza el peso del aviso, del autobombo; se ha puesto toda una campaña indebida a favor de un resultado", criticó.

Lacalle recordó que cayó sobre sus hombros la descalificación y el agravio, señaló que no tiene "cuentas" ni "rencores" porque "aguantamos los golpes". "Hemos pasado por todas las instancias y aquí estamos, no ha quedado nada en el camino, ni el honor, ni la integridad, ni la fuerza, ni la ilusión, ni el empuje, ni la voluntad de trabajar, estamos enteros en lo físico, en lo moral y lo mental", enfatizó. Lacalle dijo que está "tranquilo" por el "deber cumplido". El candidato blanco también se animó a arengar para "ganar en octubre". "Tenemos que ir a ganar, decir que no nos está vedado el triunfo, no porque tengamos una visión falsa o ingenua de la realidad, sino que el espíritu tiene que ser ese, que ganamos el 25, porque no existe equipo que juegue a empatar", insistió. El ex presidente también criticó la publicidad electoral del FA, y aseguró que "da pena".

http://www.lacalle.com.uy

Avatar de Usuario
el viejerio

Mensajepor el viejerio » Dom 25 Oct, 2009 3:47 pm

Mugica está muy mayor para dirgir Uruguay, Lacalle es una garantia de futuro.

Avatar de Usuario
Invitado

Mensajepor Invitado » Dom 25 Oct, 2009 3:56 pm

LADRON

Avatar de Usuario
urotero

Mensajepor urotero » Dom 25 Oct, 2009 4:36 pm

Imagen

Uruguay sueña con un nuevo Lula

El Frente Amplio, favorito en las elecciones de hoy, toma como modelo al presidente brasileño

SOLEDAD GALLEGO-DÍAZ (ENVIADA ESPECIAL) - Montevideo - 25/10/2009

El Frente Amplio, el partido al que todas las encuestas dan por ganador en las elecciones de hoy en Uruguay, representa muy bien el cambio que ha dado una parte importante de la izquierda en América Latina, contrapuesto al que significan Hugo Chávez en Venezuela y Evo Morales en Bolivia. El Frente uruguayo, que aglutina todo el espectro de izquierda y centro-izquierda, ha optado por una línea socialdemócrata, de continuidad y negociación, similar a la de Luiz Inácio Lula da Silva en Brasil o Bachelet en Chile. Su candidato presidencial, José, Pepe, Mujica, un antiguo dirigente guerrillero, insistió ayer, en una reunión con corresponsales extranjeros, en esa convicción: Uruguay, dijo, necesita y alienta la inversión extranjera. "Lo digo en todas partes y quiero que esté absolutamente claro".

También se elige Parlamento y se vota la anulación de la ley de punto final

Mujica simboliza mejor que nadie esa evolución de la antigua izquierda: ex combatiente con las armas en la mano, encerrado por los militares en un pozo durante meses, vive aún hoy, a los 74 años, en una granja a las afueras de Montevideo y mantiene una manera de hablar que muchos uruguayos humildes identifican como propia, aunque haya traído de cabeza a los expertos de su partido durante toda la campaña.

El candidato es muy diferente del presidente saliente, Tabaré Vázquez, un médico oncólogo, que ha seguido yendo un día a la semana al hospital durante todo su periodo presidencial y que acaba de anunciar la publicación de un libro sobre nuevos tratamientos del cáncer. Pero Vázquez y Mujica, que no se tienen especial simpatía personal, comparten algo importante, una organización poderosa y técnicamente capaz, que representa la línea política y que controla que no se produzcan grandes desvíos. "Quien gobierna en Uruguay, más que una persona u otra, es el Frente Amplio", analiza el rector de la Universidad, Rodrigo Arocena.

Por eso, Mujica lleva como segundo, y candidato a vicepresidente, a Danilo Astori, ministro de Economía con Vázquez, que intentó sustituirle en la cabecera del cartel, pero fracasó en las elecciones primarias. "Si hay algo que admiro del presidente Lula", dijo ayer Mujica, "es su manera de gobernar, la metodología que puso en pie de negociación y diálogo". Astori coincidió plenamente: "Lula encaró el principal desafío de América Latina, que era compatibilizar desarrollo social con orden y crecimiento económico, y todos los Gobiernos de signo progresista de América intentamos ese mismo camino".

Casi nadie en Uruguay pone en duda la victoria de Mujica, bien sea mañana, en primera vuelta, con más del 50% de los votos, o a finales de noviembre, en segunda vuelta. La atención se centra más en el resultado de las legislativas (se vota también para elegir 99 diputados y 30 senadores) y en el referéndum que anulará la ley que arrebató a los tribunales la posibilidad de procesar a los torturadores y asesinos de la dictadura. "Al tratarse de una anulación y no de una derogación", explicó Astori, "puede tener efectos retroactivos".

Uruguay es uno de los países con mayor participación política ciudadana y eso se aprecia con un simple paseo por la tranquila Montevideo: muchos ciudadanos han colocado en sus ventanas el distintivo del partido al que votan. "Aquí, como en la mayor parte de América Latina, el voto es obligatorio, pero aunque no lo fuera la participación electoral alcanzaría el 90%", asegura Esteban Valenti, conocido periodista uruguayo que fue responsable de la campaña electoral de Vázquez.

Según Valenti, fueron los militantes del Frente Amplio los que revirtieron la situación de parálisis en la que quedó el partido tras unas desafortunadas y sorprendentes declaraciones de Mujica sobre la justicia de Uruguay. Los asesores, irritados por lo ocurrido, pusieron también su empeño en controlar más estrechamente al candidato.

Avatar de Usuario
viejerio

Mensajepor viejerio » Dom 25 Oct, 2009 5:06 pm

Urotero ese hombre es un anciano

Avatar de Usuario
urotero

Mensajepor urotero » Dom 25 Oct, 2009 5:35 pm

por eso mismo ... el pueblo le tiene que rendir los honores en vida.
después de muerto para que ...

de tupamaro a presidente ...

ahí es ná ... la cosa.

suerte viejo tupamaro.

Avatar de Usuario
mateando

Mensajepor mateando » Dom 25 Oct, 2009 7:08 pm


Avatar de Usuario
el viejerio

Mensajepor el viejerio » Dom 25 Oct, 2009 7:26 pm

Pues que le hagan un homenaje pero que no le den la presidencia de Uruguay

¡Lacalle presidente!

Avatar de Usuario
plebe

Mensajepor plebe » Dom 25 Oct, 2009 7:43 pm


Avatar de Usuario
urotero

Mensajepor urotero » Lun 26 Oct, 2009 11:15 am

Imagen

Habrá segunda vuelta, pero la izquierda conquista una amplia mayoría

Uruguay: un guerrilllero camino de palacio

El general Liber Seregni, alma y símbolo inolvidable de la lucha política democrática contra la dictadura en Uruguay, se habrá removido de satisfacción en su tumba: su viejo y animoso “Frente Amplio” fue de nuevo el más votado en las elecciones del domingo y parece capaz de reeditar su victoria de 2004 en la segunda vuelta.

El Frente, que agrupa a las sensibilidades progresistas de todas las extracciones y animó el combate de la izquierda desde 1984, ha obtenido el 47% de los votos contra el 32% para el candidato conservador (Partido Nacional) Luis Alberto Lacalle, un ex-presidente. Tercero fue el candidato del partido Colorado, Pedro Bordaberry. Los uruguayos además han dicho no en el referéndum sobre la nulidad de la Ley de caducidad que dejó impunes los crímenes de los militares. Han preferido la amnesia

La victoria del Frente Amplio el 29 de noviembre en segunda vuelta se ha complicado tras los inesperados resultados del partido Colorado que ha logrado un 18% de los votos, cinco puntos más de los que le adjudicaban las encuestas. No obstante la ya segura mayoría parlamentaria del Frente será un elemento fundamental para que “El Pepe”, como es cariñosa y popularmente conocido don José Mujica, un ex-guerrillero del Movimiento de Liberación Nacional- Tupamaros se convierta en jefe de Estado. Su impresionante currículum de oposición al régimen dictatorial que le costó catorce años de prisión en condiciones atroces le avala.

Estilo personal y experiencia política
Aquella experiencia no le hizo perder su agudo sentido del humor y su estilo coloquial, muy compatible, por lo demás y a sus 74 años con gran sentido político y del Estado. Ganador holgado de las primarias en el Frente para escoger candidato a la presidencia, batió con cierta comodidad a Danilo Astori, artesano de la línea económica del gobierno saliente, también del Frente, y explícito candidato del presidente Tabaré Vázquez.

Con toda naturalidad y excelente sentido de la oportunidad, “Pepe” le ha pedido que sea su vicepresidente. Y así será porque Astori aceptó para formar con él un dúo excelente que reúne calidad personal, experiencia del gobierno (el propio Mujica ha sido senador y ministro) y sentido de la continuidad: no dilapidarán la excelente gestión que deja Tabaré. El electorado parece valorarlo adecuadamente: con Tabaré (que no puede ser reelegido), el número de pobres ha bajado a la mitad, la economía no ha dejado de crecer y las instituciones se han fortalecido. El todavía presidente, del partido socialista, deja su función con una aprobación del orden del sesenta por ciento, o sea mayor de la que recibió al ser elegido en octubre de 2004 (50, 4por ciento).

Un “presidente símbolo”
Pepe Mujica, pasó por el ministerio de Agricultura y Ganadería con Vázquez y dijo de su subsecretario que “él era el verdadero ministro”, porque se siente un político en el sentido incluso didáctico de la palabra. Quienes le tratan dicen que aún disfruta de la libertad recobrada y del ejercicio pleno de los derechos humanos tras pasar un calvario en la cárcel como un verdadero rehén de la dictadura. Será sobre todo un presidente-símbolo, como lo hubiera sido Seregni de haber vivido.

El general no llegó a ver el triunfo del Frente porque murió, ya anciano, exactamente tres meses antes de que la organización llegará al poder con Tabaré. Su labor, su ejemplo y su mensaje final, contenido en su célebre “discurso del Paraninfo” (de la universidad de Montevideo cuando dejó la actividad política) han inspirado siempre al Frente y a todas sus sensibilidades. Primero alcanzó la presidencia un socialista, ahora será un antiguo tupamaro.

Por lo demás, con su tono colorista y sus libertades expresivas tan poco convencionales, “Pepe” hará la política que conviene y ha hecho saber claramente que su ejemplo es Lula. Hasta se dice que el carismático y exitoso presidente brasileño, que también es guasón cuando quiere, le ha aconsejado que se ponga corbata de vez en cuando y tome el aire algo más solemne que sugiere la función.

Así pues, la jornada, ha tenido dos significados: es el segundo homenaje al viejo general y los a partidos progresistas que hicieron el milagro de tomar el testigo de la histórica democracia uruguaya pisoteada por los militares en los días infaustos de Pacheco Areco, y es, además, una confirmación. Las fuerzas de izquierda, con sus particularidades nacionales, su tradición y sus necesidades, siguen ganando peso en América Latina.

Elena Martí es periodista y analista política




Volver a “La Crispación”