CRISIS

Un lugar con buen talante y pluralidad democrática donde se debate lo más relevante de la política y la actualidad nacional e internacional.

Imagen

Avatar de Usuario
trader

Trader on the BBC says Eurozone Market will crash

Mensajepor trader » Mar 27 Sep, 2011 3:02 am



[hide=en cristiano]
  1. Va a caer, se va a estrellar muy fuerte. Porque los mercados estan dominados por el miedo.
  2. Los inversores, hablo del gran dinero, del dinero inteligente, los grandes fondos, los fondos de riesgo, las instituciones, ellos no se creen este plan de rescate. Ellos, básicamente, saben que el mercado está acabado, el euro también, ya no les importa. Están moviendo el dinero hacia activos más seguros. Bonos del tesoro, bonos a 30 años, el dolar. No va a funcionar
  3. Entrevistadora: no hacemos más que oir que todo lo que hacen los políticos no está bien. Podrías decirnos como hacer felices y seguros a los inversores?
  4. Es una pregunta dificil. Creo que nada importa. Yo soy un trader, no me importa la solución. Yo voy a donde haya dinero, si veo una oportunidad ahí estare. Para nosotros los traders no nos importa como arreglar esto, como arreglar la economia. Nuestro trabajo es hacer dinero de ello. Personalmente, yo llevo soñando con esto durante 3 años. Tengo una confesión: sueño con una nueva recesión, con un momento como este. La gente no parece recordarlo pero, en la gran depresión de los 30, no era solo sobre la caida de los mercados, sino que había gente esperando para hacer dinero de esa caida. Todo el mundo puede hacer eso, no solo la élite. Cualquiera puede hacer dinero de estas situaciones. Cuando el mercado caiga, cuando el euro se estrelle, debes de saber lo que hacer, debes de tener el plan adecuado para hacer dinero. Por ejemplo estrategias de riesgo, invertir en bonos del tesoro.
  5. Entrevistadora: si pudieras ver a la gente que está aquí conmigo, están todos con la boca abierta tras oir lo que acabas de decir. Apreciamos tu consejo, pero no nos ayuda.
  6. Escuchadme, cualquiera que esteis escuchando. Esta crisis económica es un cancer, si estais esperando, esperando simplemente a que se vaya, hará como un cancer y se expandirá. Lo que debeis de hacer: estad preparados, no es el momento de esperar a que el gobierno arregle las cosas. Los gobiernos no mandan sobre el mundo, Goldman Sachs sí. Ni Goldman Sachs ni a los grandes fondos les importan los planes de rescate
  7. Quiero ayudar a la gente. Cualquiera puede hacer dinero con est, no solo los traders, solo teneis que aprender como hacer dinero de un mercado en caída. Lo primero que han de hacer es proteger sus activos, proteger lo que tienen ya que en menos de 12 meses los ahorros de millones de personas se desvanecerán. Y esto es solo el comienzo. Así que, estad preparados y actuar ahora, el mayor riesgo que podeis tomar es actuar.

http://pastebin.com/3UnVxFDN[/hide]

Avatar de Usuario
Sobredosis

Sobredosis - La proxima crisis financiera

Mensajepor Sobredosis » Mar 27 Sep, 2011 3:08 pm

[table color=#222222][row]

[row]
    Imagen
    Cuando realizamos un diagnóstico profundo acerca del gran desafío de la humanidad en los tiempos presentes, encontramos que el mapa de la gran crisis sistémica que enfrentamos está compuesto por cuatro elementos principales, altamente interrelacionados: Economía, Energía, Presión Demográfica y Medio Ambiente. En tiempos de crisis las sociedades buscan líderes fuertes y soluciones simples. Pero... ¿Qué pasaría si los artilugios económicos que se están planteando somo solución son los mismos errores que provocaron el desastre? El documental Overdose describe y analiza la historia de la mayor crisis económica de nuestra época: la que aún está por venir.

    Cuando estalló la burbuja financiera global, la solución fue bajar las tasas de interés e inyectar miles de millones de dólares sin respaldo a un sistema bancario enfermo. Justamente esa solución fue el problema, y por eso la próxima crisis será peor aún. Los gobiernos ya se están quedando sin combustible para alimentar la economía. Puede ser que todavía estén en condiciones de salvar a los bancos, pero de ahora en adelante la pregunta más inquietante es quién salvará a los gobiernos...

    Las previsiones apuntan a que el gigantesco endeudamiento sin precedentes de todos los países superará el 100% del PIB en breve. La economía de Grecia e Islandia ya se derrumbaron. Hay otros países que están en la cuerda floja... ¿Cuál será el próximo? ¿Qué sucederá cuando se produzca el inevitable efecto dominó en toda la economía mundial?


    Esta tormenta que conmueve al planeta comenzó a gestarse en los Estados Unidos, cuando el Congreso a instancias del gobierno federal decidió impulsar masivos planes hipotecarios de vivienda, inclusive para quienes no podrían pagarlos. En dicha oportunidad el mercado acuñó el ingenioso acrónimo NINA: "Ningún ingreso. Ningún activo. Ningún problema". Dicho esquema basado en las corporaciones privadas Fannie Mae y Freddie Mac que estaban patrocinadas por el Estado, generó en todo el mundo una burbuja financiera de proporciones sin precedentes.

    ¿Querías irte de vacaciones? ¿Deseabas renovar todo tu guardarropa o cambiar el vehículo? Sólo tenías que usar tu casa como si fuera un banco, hipotecándola y pidiendo el dinero prestado. ¿Por qué trabajar en actividades productivas si se puede ganar dinero tan fácilmente? Mientras el gobierno garantizaba todos esos préstamos sin respaldo, era de tontos no continuar endeudándose sin límites. Y para apagar el incendio la Reserva Federal no tuvo mejor idea que darle más alcohol a los ebrios, inyectando nuevos paquetes de estímulo millonarios en un sistema virtualmente quebrado.

    Varios de los analistas entrevistados en este documental habían anticipado el desenlace de toda esta locura y la orgía del dinero sin respaldo, pero fueron ridiculizados y hostigados cuando en medio del auge de la fiesta y la borrachera del consumo, intentaron una y otra vez advertir sobre las catastróficas e inevitables consecuencias que tal descontrol tendría en el futuro.

    Sin embargo aún hoy continúa aplicándose esta lógica financiera sin sentido, con rescates estatales gigantescos a compañías quebradas, y más creación de dinero ficticio para mantener en funcionamiento artificialmente la economía.
    Overdose aporta una visión razonada sobre el inevitable final que tendrá todo esto, advirtiéndonos que la peor crisis financiera jamás vista, es la que nos está esperando.

[/table]

Avatar de Usuario
Invitado

Mensajepor Invitado » Mié 28 Sep, 2011 4:38 am

Cómo hundir bien hundido a un país
Fernando ÓnegaLa Voz de Galicia


Por lo visto, debemos hacernos a una idea: todos los lunes tienen altísimas probabilidades de convertirse en «lunes negro». Si repasamos las fechas en que las Bolsas se han dado los grandes batacazos, han sido en esa fecha. Pero tampoco hay que desesperar: las malas noticias avanzan al buen ritmo que necesitan los desastres, y ya hay otros días de la semana que no quieren dejar la exclusiva del malaje a los lunes, y también los viernes empiezan a prometer desgracias. Y además, con tono y tendencia tan implacable como generalizada. Cualquier declaración es un hacha, y cualquier situación arrastra a todos los sectores. Da igual que la banca de otros países sea la que sufre los riesgos de Grecia: lo acaba pagando quien invirtió en una constructora, en una empresa tecnológica o en un grupo de comunicación. Los demonios de la crisis arrasan todo.

Al mismo tiempo, los famosos y denostados mercados han descubierto la mejor forma de arruinar un país, en medio de la pasividad de sus vecinos y socios: con los tipos de interés que aplican a la deuda soberana. El mecanismo es endiabladamente sencillo: se elige una nación que haya gastado mucho o tenga cuentas dudosas, ni siquiera es preciso que tenga una deuda tan abultada como Italia; se lanza una información que diga que ese país tiene dificultades para pagar; se insta a una agencia de rating tipo Standard & Poors o cualquier otra a que rebaje la calificación del país, cosa que suelen hacer motu propio, y ya está: la prima de riesgo se pone por las nubes, y los intereses a pagar por la deuda pueden superar el 10 % anual.

Grecia lo ha superado hace tiempo, Portugal se aproxima peligrosamente, Italia puede alcanzarlo, y España ya está cerca del 6 %. Lo que sigue a continuación lo imaginan muy bien quienes han firmado una hipoteca. Como tengan que pagar el dinero prestado con intereses como los de Grecia, o encuentran una mina de oro, o les suben descaradamente el sueldo, o los desahucian. Lo más probable suele ser el desahucio.

¿Y qué hacen los vecinos y socios poderosos que asisten al desastre? Primero, procurar que no les pase a ellos. Y segundo, pedir a ese país que baje sus gastos, que suelen ser los sociales. Solo le echan una mano si quita pensiones a los jubilados, machaca a los funcionarios, rebaja la sanidad o desampara a viudas. El escenario que queda después es el siguiente: los necesitados de ese país, más necesitados todavía, y los potentados que compraron deuda, forrados, porque no hay actividad económica que proporcione más beneficios. Y así, de esta forma tan sencilla, se esquilma una nación. Es el robo mejor organizado que conozco. Y se practica con la más exquisita impunidad.

Avatar de Usuario
preparaos

Mensajepor preparaos » Mié 28 Sep, 2011 4:12 pm

Imagen

El Rey augura 'bastantes' sacrificios para España
El Rey Juan Carlos a su llegada al almuerzo institucional en el Congreso de los Diputados con los máximos representantes de las instituciones democráticas ha augurado "bastantes, muchos" sacrificios para España.

Así se ha manifestado el Monarca cuando ha sido preguntado por los periodistas que se encontraban el patio del Congreso. A Don Juan Carlos también se le ha interrogado por su estado de salud y el Rey, con buen humor y una amplia sonrisa, ha contestado "estoy muy mal, ya me veis".

Avatar de Usuario
Invitado

Mensajepor Invitado » Jue 20 Oct, 2011 12:06 am

Los bancos han encontrado la solucion a la crisis


Avatar de Usuario
consejos

de un tiburon

Mensajepor consejos » Dom 06 Nov, 2011 7:09 pm

Imagen
Jim Rogers: "Si fuera un joven español cogería el primer avión a Asia"

El legendario inversor recibe a Libre Mercado en Singapur, donde pronostica la decadencia de EEUU y explica por qué descartó España como destino para vivir.

"Hágame un favor: hable en español con mi hija, que lo está aprendiendo". Lo primero que hace Jim Rogers al recibirme en su casa de Singapur es llevarme a ver a su hija menor, de tres años. "¡Baby Bee, habla en español con este señor!". Baby Bee tiene cosas más importantes que hacer, como peinar a su Barbie, y no nos hace ni caso, pero entiende perfectamente todo lo que le digo. Gracias a su profesora colombiana hablará español como tercer idioma dentro de unos años, cuando ya sea bilingüe en inglés y chino.

"Mis niñas son hijas de emigrantes, y por eso tienen una mentalidad luchadora. Saben que tienen que esforzarse para ser tan buenas como los locales. La mayor, de ocho años, ha quedado entre el 3% de los mejores estudiantes de mandarín de todo el país, y acaba de ganar un concurso de caligrafía china... Imagínese, rubia y con ojos azules, la única de su clase que no es de origen asiático, y habla chino perfectamente".

Jim Rogers (Baltimore, 1942) aplica con sus hijas la misma filosofía que ha seguido toda su vida: lucha por conseguir lo que quieres, y no te dejes llevar por lo que piensen los demás. A los cinco años hizo su primer negocio reciclando botellas en un campo de baseball. A los 18 se marchó a Yale y descubrió que el mundo era mucho más grande, más rico y más interesante que la pequeña localidad de Alabama donde creció. A los 22 consiguió su primer trabajo en Wall Street, se enamoró de la profesión y decidió que sería inversor el resto de su vida.

Sin embargo, se retiró a los 37 convertido en millonario, tras fundar junto a George Soros el Quantum Fund, un fondo que alcanzó una rentabilidad del 4.000% en diez años. Según Soros, "Jim Rogers hacía el trabajo de ocho personas". Desde entonces se dedicó a viajar: una vuelta al mundo en motocicleta y otra con su actual esposa en coche le convencieron de que el futuro pasaba por Asia y por las materias primas.

Aumentó aún más su riqueza al crear un índice para invertir en commodities que quintuplicó su valor en pocos años, y en 2007 vendió su mansión en Nueva York y se mudó a Singapur para escolarizar a sus hijas en chino y estar más cerca del nuevo "centro del mundo".

Según Jim Rogers, nos encontramos ante un cambio histórico: "Los principales acreedores del mundo son China, Korea, Japón, Hong Kong y Taiwan, y los mayores deudores son países occidentales. En los años 20 los errores políticos y las crisis financieras desplazaron el centro del mundo de Inglaterra a EEUU. Hoy ocurre lo mismo, de EEUU a Asia, por los mismos motivos: los fallos políticos y la crisis financiera. El siglo XXI será el siglo de China".

    Pregunta: Hace apenas cinco años la economía mundial parecía ir de maravilla. ¿Qué es lo que ha pasado?
    Respuesta: No, no iba de maravilla, estaban ocurriendo cosas muy graves. Los bancos centrales imprimían cantidades enormes de dinero y rebajaban artificialmente los tipos de interés, y así se crearon las burbujas inmobiliarias y de consumo. A la gente que se benefició de esas burbujas y se salió de ellas a tiempo sí les ha ido de maravilla, a los demás no.

    Después los Gobiernos rescataron a quienes habían hecho las cosas mal, y los que recibieron ese dinero están mejor que antes. Sin duda en Wall Street y en Londres están mejor, pero la mayoría está mucho peor.

    ¿Cuál es el problema económico más importante en el mundo ahora mismo?
    La ingente deuda de los países occidentales, incluyendo también la deuda privada y la de estados como California, cuya situación es tan mala como la de España, si no peor, y que tiene una población mayor que la suma de Portugal, Grecia e Irlanda.

    ¿Dónde estamos en comparación con el año 2008?
    Entonces los gobiernos occidentales todavía tenían cierta credibilidad y algunos recursos. Ahora han multiplicado sus deudas y lo único que les queda es imprimir dinero. Pero en ese caso el dólar, la libra y el euro colapsarán. Tanto Europa como EEUU están en una situación mucho más precaria que hace tres años.

    ¿Qué deberían hacer entonces los gobiernos?
    Dejar caer a quienes han hecho las cosas mal, como Grecia, Citibank y ­Wall Street. Se está rescatando a gente incompetente a costa de gente competente. Quienes ahorraron e invirtieron ven ahora cómo el Gobierno rescata con su dinero a quienes compraron casas y coches a crédito. Estados Unidos está destruyendo su clase ahorradora, la que desarrolla un país. Hay que dejar caer a los incompetentes.

    ¿No hay una solución menos dolorosa?
    Hay dos formas de enfrentarse a estos problemas: a la japonesa o a la escandinava. En los años 90 los japoneses no dejaron que cayera nadie, rescataron a todos los que se habían metido en problemas. Mantuvieron bancos zombies y empresas zombies, auténticos muertos vivientes. Y así llevan dos décadas perdidas. Las acciones japonesas han perdido un 80% de su valor respecto a 1990. En Escandinavia entonces tenían problemas similares y no rescataron a nadie. Pasaron tres años muy malos, pero ahora Suecia es uno de los grandes éxitos de las últimas décadas.

    Estados Unidos e Inglaterra están haciendo lo mismo que Japón. Tampoco va a funcionar, nunca ha funcionado. Hemos perdido una década y perderemos dos o tres más. O quizá será como cuando España entró en declive y tendremos tres o cuatro siglos de decadencia.

    Según ciertas encuestas, el 70% de los jóvenes españoles quiere ser funcionario. ¿Qué le dice eso sobre el país?
    [Se ríe, entre sorprendido y sarcástico]. Me dice todo lo que hace falta saber. Qué deprimente. En la mayoría de los países los jóvenes quieren ser estrellas del rock, artistas o futbolistas.

    Durante su última vuelta al mundo, en el año 2000, pasó por España. ¿Qué impresión se llevó?
    Se notaba un fuerte resurgimiento, el país y la economía iban muy bien. Ahora sabemos que se estaban gastando un dinero que no tenían. Volví unos años después, cuando mi mujer y yo estábamos buscando un lugar para vivir fuera de Estados Unidos. Pensábamos que España podría ser un buen destino y llegamos a mirar alguna casa en el año 2004 ó 2005. Pero entonces vi la burbuja inmobiliaria, que estaba por todas partes, así que tachamos España de la lista.

    Tenemos elecciones dentro de dos semanas. ¿Qué le recomienda al futuro gobierno?
    Que recorten el gasto con una motosierra. Es la única solución. Nadie va a ganar las elecciones con ese programa, o si las ganara lo asesinarían o derrocarían al cabo de un año porque las medidas que hacen falta son demasiado dolorosas. La gente en España y en Europa todavía no está preparada para aceptar esto. Sin embargo, no hay otro camino, sería un dolor temporal, pero necesario.

    El desempleo juvenil roza el 50%. ¿Algún consejo para los jóvenes españoles?
    Márchense a Asia. España es un país maravilloso, pero no soy optimista respecto a su futuro, ha cometido demasiados errores graves. Dentro de cien años ni siquiera quedarán españoles, a no ser que ustedes empiecen cuanto antes a tener muchos hijos. Es una lástima: ¿dónde comeremos esas tapas tan estupendas? ¿Dónde encontraremos esas mujeres tan bonitas?

    ¿A qué destinos de Asia en particular?
    Myanmar, un país que se está abriendo y tiene un futuro espectacular. Y Corea del Norte.

    Perdón... ¿ha dicho Corea del Norte?
    Sí. Corea del Norte está haciendo hoy lo mismo que hizo China en 1978, cuando Deng Xiao Ping decidió que el sistema no funcionaba y que había que cambiarlo. El joven que va a dirigir el país (Kim Jong Un, hijo y supuesto sucesor de Kim Jong Il) ha sido educado en una escuela privada de Suiza. ¿Usted cree que este tipo, de 28 años, acostumbrado a la buena comida, bebida, mujeres, coches, películas de Hollywood, etc., va a querer que su país siga como hasta ahora?

    Corea del Norte va a cambiar, se va a unir a Corea del Sur y allí van a surgir innumerables oportunidades. Será un país de 75 millones de personas, con trabajadores baratos y disciplinados en el norte y experiencia empresarial y capital económico en el sur. Japón quiere impedir esa unión porque sabe que no podrá competir con la nueva Corea.

    ¿Qué sectores tienen más futuro en estos destinos?
    Los bienes reales, y en particular la agricultura. Si fuera español y tuviera 22 años cogería el primer vuelo a Myanmar y me haría agricultor. En los próximos veinte o treinta años ése será uno de los sectores más importantes, si no el que más. La edad media de los agricultores en EEUUes de 58 años, es un sector en el que no se ha invertido ni en capital humano ni en tecnología. Nos enfrentamos a una grave carestía de alimentos, así que allí estarán las oportunidades de negocio.

    Si no quiere ser agricultor monte un restaurante en una ciudad agrícola, o un concesionario de Lamborghinis, porque en los próximos años serán los agricultores quienes conduzcan coches de lujo. Estos cambios se han dado muchas veces en el pasado. En ciertos períodos las grandes fortunas se crean en las finanzas, y en otros períodos en la producción de bienes reales como la agricultura o la minería. Ahora estamos en uno de esos cambios.

    Los políticos siempre culpan a otros de sus errores. ¿A quién culparán esta vez?
    A los ricos, a los extranjeros y a los periodistas. Históricamente siempre ha sido así. Ahora también: se culpa a Wall Street, y últimamente también a los chinos porque no dejan que se aprecie su moneda. Por último, a los periodistas, porque los políticos creen que los problemas no existirían si los periodistas no hablasen de ellos. Así que ustedes son los siguientes.

    En España mucha gente culpa a los "especuladores".
    Sí, es lo mismo: los financieros, los banqueros... A nadie le gustan los banqueros, especialmente cuando las cosas van mal. Y en esos casos a todo el mundo se le llama "especulador".

    ¿Es usted un especulador?
    Quien entienda algo de dinero no me llamaría especulador, sino inversor. Pero para la gran mayoría de la gente cualquiera que compre una propiedad inmobiliaria o acciones en la bolsa es un especulador. No saben de lo que hablan.

    ¿Los especuladores crean problemas, o reaccionan ante ellos?
    Los especuladores no sólo no crean problemas sino que los arreglan, porque detectan que algo va mal y dan la voz de alarma. Los que venden bonos de Grecia no han hecho nada incorrecto: no se endeudaron, ni falsearon las cuentas, ni mintieron sobre sus finanzas. Pero sí fueron los primeros en darse cuenta de que el gobierno de Grecia había hecho todas esas cosas. Quienes venden lo hacen por alguna razón, son los mensajeros que avisan de que hay problemas.

    ¿Entonces tendríamos que darles las gracias a los especuladores?
    Sin duda.

    ¿Qué opinión le merece el movimiento Occupy Wall Street?
    Estoy de acuerdo con ellos: no se debería haber rescatado a Wall Street. Todos los bancos deberían haber quebrado. Sin embargo, esa gente se repartió los millones del rescate y ahora siguen conduciendo sus Lamborghinis.

    Si Obama no hubiera rescatado a los bancos hoy no habría protestas en Wall Street... Porque no quedaría nadie trabajando en Wall Street. Decenas de miles de personas en el sector financiero habrían sido despedidas, estarían sin trabajo y la gente, en lugar de indignación, les tendría lástima.

    Pero los manifestantes reclaman más regulaciones, más intervención del Gobierno en la economía.
    Si se hiciera lo que ellos piden las cosas irían todavía peor, no hay duda. Pero eso es más difícil explicárselo. Estamos ante otro ejemplo de las consecuencias imprevistas de la acción del gobierno: se rescató a los bancos, y ahora toda esta gente se echa a la calle contra ellos.

    ¿Deberían ocupar entonces la Reserva Federal y la Casa Blanca, que fueron los salvadores de Wall Street?
    Así es. Los verdaderos culpables son los bancos centrales, por supuesto: la Reserva Federal, el Banco de Inglaterra y el de Japón. Y en segundo lugar el Congreso y el Gobierno de EEUU, que en los años 90 aprobaron leyes para que todo el mundo tuviera una casa. Gracias a dichas leyes, se concedieron todas esas hipotecas a gente que no podía devolver los préstamos y se creó la burbuja inmobiliaria.

    ¿Ha hecho Obama algo bien en la economía?
    Siempre pensé que Bush pasaría a la historia como el peor presidente de Estados Unidos, pero creo que Obama es igual de malo. Además, le encantan las guerras, Bush sólo nos metió en dos, pero él se mete en todas las que puede.

    Obama no subió los impuestos, pero aparte de eso no ha hecho nada bien. No tiene ni idea, hace apenas unos años era un trabajador social [community organizer]. No hay nada de malo en ello, pero ahora tiene que dirigir un país y no sabe cómo.

    Usted se hizo millonario antes de cumplir 40 años. ¿El dinero da la felicidad?
    No tengo mucho en qué gastármelo: no tengo un barco, un avión ni más de una casa, y llevo la misma ropa desde hace muchos años. Sólo me compré mi primer coche porque mi mujer me obligó, hasta entonces iba siempre en taxi.

    Lo que el dinero sí me ha dado ha sido libertad. Libertad para hacer lo que quiero, para viajar, para no tener que ser simpático con nadie si no quiero serlo. Pero siempre he sido feliz, antes de ser millonario lo era y ahora lo soy más que nunca, gracias a mis dos hijas. Desde que nacieron, he llorado más veces de felicidad que en toda mi vida. No puedo creer lo feliz que me hace mi hija de tres años, simplemente con mirarla.

    ¿Hacer lo que le gusta es un componente fundamental de su felicidad?
    Sí. La gente que hace aquéllo que le gusta es la que más éxito tiene. No hay que escuchar a los profesores ni a los padres. Si te gusta ser jardinero, eso es lo que tienes que ser. Un día tendrás una empresa de jardinería por todo Asia y entonces tus padres y tus profesores, que nunca quisieron que fueras jardinero, te dirán que te animaron a serlo desde el principio.

    ¿Si pudiera volver al pasado y cambiar algo, qué cambiaría?
    Mi primera esposa... Y la segunda también. Fueron tonterías de mi juventud, ninguno de los dos matrimonios duró mucho.

    ¿De los cientos de entrevistas que ha dado en su vida, cuál es la mejor pregunta que le han hecho?
    [...] Ésta. Porque para todas tengo respuesta pero ahora no sé qué decir, así que debe de ser ésta.

Avatar de Usuario
Invitado

Mensajepor Invitado » Dom 06 Nov, 2011 10:21 pm

Hay muchas formas de adivinar la que se viene encima. Una de ellas es limitarse a escuchar lo que dicen los que llevan las riendas. Arturo Fernández, presidente de la patronal madrileña y mano derecha de Esperanza Aguirre, adelanta las líneas maestras de la solución que traerá “el cambio”. Ve imprescindibles los recortes sociales; el copago en sanidad y dependencia; la racionalización del gasto sanitario y el transporte público, “que es muy barato”; más presencia del sector privado en lo público, y confía en que las reformas sean contundentes y lleven cambios “brutales”, aunque no gusten a los ciudadanos.
Estas soluciones culminan con una frase que es toda una declaración de principios: “El café gratis para todos va a ser imposible mantenerlo”. Los servicios a los que se refiere de forma metafórica no se regalan, los pagamos con nuestros impuestos, es elemental pero alguien debería decírselo a este guía privilegiado y altruista de nuestro destino. También podía haber evitado el “para todos”, no había necesidad de explicitar que en su mundo ideal unos “pillan” y otros no. Existen otras intenciones que tienden a una mejor redistribución de la riqueza, pero están en las antípodas de los mal llamados liberales.
Aclaradas las “brutales” consecuencias que estas soluciones tendrían sobre los ciudadanos, ha olvidado explicarnos cuál será la cuota de sacrificio de la asociación que representa, la CEOE, porque hasta ahora todos sus esfuerzos van encaminados al abuso, a sacar tajada de esta crisis con un descaro que define al capitalismo más salvaje. Muchas gracias.

Avatar de Usuario
montar el pollo

Mensajepor montar el pollo » Mié 16 Nov, 2011 2:40 am



Dos 'indignados' vestidos de pollo y de oso panda abordan a Rajoy en Orense
Un "pollo" y un "oso panda" han acudido al acto de Rajoy en la Rúa do Paseo y han sido agredidos por la comitiva del candidato. Una mujer que se identificó como "seguridad" y que acompañó a los conservadores hasta la sede provincial del PP, los empujó y apartó con un paraguas, les quitó las máscaras en numerosas ocasiones y rompió una pancarta que decía "hartos de esta panda de recortadores". También fueron insultados por los afines al partido que allí se congregaron con gritos como "ociosos, id a trabajar". Finalmente la Policía Nacional ha requerido la identificación de los dos personas disfrazadas.

Avatar de Usuario
Invitado

Cuántos esclavos trabajan para ti?

Mensajepor Invitado » Mié 16 Nov, 2011 3:14 am

Imagen


Cuántos esclavos trabajan para ti?

The Slavery Footprint es un cudado proyecto (en términos estéticos, de programación y de documentación) que permite documentar las consecuencias de la esclavitud que existe en la vida cotidiana en el mundo occidental. El formulario es largo pero la cuidada metodología permite visibilizar un problema real que existe en nuestro mundo desde a Antigüedad y que, simplemente, cambió de modos, escenarios y telones.

Avatar de Usuario
turbo

Mensajepor turbo » Jue 17 Nov, 2011 1:59 am

La presión de la economía sobre la política
Sátrapas, virreyes y gobernadores

Siendo grave la crisis europea, los golpes de Estado consentidos en Grecia e Italia lo son más

JOSÉ ANTONIO BUENO


[imageleft]Imagen[/imageleft]
Gran parte de los animales defienden violentamente su territorio frente a individuos de su misma especie. De nuestros antepasados homínidos hemos heredado no solo la defensa del territorio, sino incluso un afán por conquistar el del vecino. Y, desde que el hombre es hombre, tras el control militar de nuevos territorios llegaban administradores para implantar las leyes y la cultura de la metrópoli. Todos los pueblos imperialistas desarrollaron la figura de los enviados especiales, desde los sátrapas persas, a los virreyes españoles, pasando por los gobernadores romanos y de otros muchos imperios.

La historia está jalonada por invasiones violentas de los países dominantes de la época, pero en el siglo XX se desarrollaron modelos más sofisticados de reemplazo de la voluntad popular de un país por las necesidades o deseos de otro. No se pueden entender ciertos golpes de Estado en Latinoamérica y en el norte de África sin la necesaria colaboración intelectual y económica de Estados Unidos. Pero lo que estamos viviendo en Europa deja en mantillas las intervenciones de los 70 en las repúblicas bananeras y marca un nuevo estilo de injerencia en la vida democrática. Los mercados (sean estos quienes sean) están derribando gobiernos elegidos democráticamente en medio de la aprobación, cuando no el aplauso, general.

Yorgos Papandreu fue elegido por abrumadora mayoría hace dos años para acabar con una etapa de corrupción y despilfarro. Levantó las alfombras y denunció un déficit del 10% cuando se había anunciado el 3%. Emprendió un camino de ajustes y recortes y tras soportar más de 20 huelgas generales y 1.000 manifestaciones en menos de dos años ha tirado la toalla anunciando un referendo imposible que le ha permitido abandonar discretamente sus responsabilidades. Porque pasado el tiempo parece claro que un hijo y nieto de primeros ministros, titulado en Harvard y de naturaleza brillante no se metió en ese charco porque sí. En su lugar los mercados han colocado a quien fue gobernador del Banco de Grecia cuando su país entró en el euro y, por tanto, probable cómplice de las falsedades con las que Grecia aprobó el ingreso, eso sí, con la inestimable colaboración de Goldman Sachs, empleador entonces del hoy presidente del BCE, Mario Draghi.

Por más que no lo entendamos, a Silvio Berlusconi le han votado los italianos varias veces por abrumadora mayoría, la última en el 2008. Una y mil veces ha salido de los atolladeros en los que se ha metido por su vida privada y sus negocios y a pesar de todo sus votantes le han mantenido. La democracia es lo que tiene, no siempre son elegidos los mejores, sino aquellos que sintonizan con la mayoría de los que votan, que tampoco tienen por qué ser los mejores ciudadanos. Lo que los escándalos de todo tipo no pudieron hacer, forzar su dimisión, lo han hecho los mercados. En su lugar se ha elegido a uno de los comisarios europeos más temidos, el extitular de la Competencia Mario Monti. ¿Servirá de algo? No necesariamente. El anterior presidente de la Comisión Europea, Romano Prodi, fue fulminado por la política italiana en solo dos años como primer ministro. Bruselas no es Roma.

La Europa moderna se caracterizaba por dos valores, el Estado del bienestar y la democracia. Parece que las grietas en el primero están poniendo en duda la segunda, y esto no debería pasar inadvertido. Es tal el cúmulo de despropósitos que si el Gobierno que será elegido democráticamente el 20-N tiene la tentación de anunciar un déficit mayor del que conocemos ahora las iras de los mercados caerán sobre España y quién sabe si vendrá de Bruselas un salvador de la patria. ¿Quién? ¿Un español que haya brillado allí, que los hay, o directamente un francés o un alemán? Tendría su gracia tener de presidente por imposición de los mercados a, por ejemplo, Joaquín Almunia, persona con gran prestigio europeo, tanto como comisario económico como ahora de la Competencia, pero que contó con un escaso apoyo popular cuando fue candidato a presidente del Gobierno en las elecciones del 2000.

Estamos perdiendo el norte. Esto es una crisis económica, grave, pero solo una crisis económica. Para salir de ella hay dos caminos fundamentales: asumir pérdidas millonarias y partir de cero o incentivar la actividad. Europa, Alemania, ha elegido el peor de los caminos. Comenzó por incentivar la economía, pero tras los primeros síntomas de recuperación cambió el rumbo y se ha empeñado en reducir el déficit y, sobre todo, en forzar a los países más débiles hacia la ortodoxia fiscal demasiado pronto. De seguir así, Merkel pasará a la historia como lo hizo Hoover, el presidente de EEUU que no entendió las consecuencias de la gran depresión de 1929 y por cuyas actuaciones esta se agravó y prolongó. Pero siendo grave lo que ocurre en la economía europea lo son mucho más los auténticos golpes de Estado consentidos que han tenido lugar en Grecia e Italia. O ponemos entre todos un poco de cordura o las consecuencias de esta crisis irán mucho más allá de la economía. Los mercados están enviando a sus gobernadores




Volver a “La Crispación”