Las fotos vetadas por Berlusconi

Un lugar con buen talante y pluralidad democrática donde se debate lo más relevante de la política y la actualidad nacional e internacional.

Imagen

Avatar de Usuario
fuoriclasse

Mensajepor fuoriclasse » Mar 02 Nov, 2010 4:41 pm

Imagen

tras el caso de "Ruby Robacorazones"
Berlusconi: "Mejor que me gusten las mujeres guapas que ser gay"

El primer ministro de Italia, Silvio Berlusconi, dijo este martes que es "mejor que me gusten las mujeres guapas que ser gay". El líder de Forza Italia pronunció estas palabras durante la inauguración de la 68 edición del salón de la moto de Milán.

Avatar de Usuario
Invitado

Mensajepor Invitado » Mar 18 Ene, 2011 5:02 pm

"Dile que eres la enfermera y vas a hacerle una revisión"

Además de las conversaciones telefónicas de Ruby, los fiscales de Milán han presentado las interceptaciones a otras diez chicas

D.P. Roma 18/01/2011

De las interceptaciones telefónicas de la fiscalía de Milán a Ruby, dentro de la investigación al primer ministro italiano por prostitución de menores y abuso de poder, se desprende que Berlusconi era consciente de que la chica era menor de edad y le ofreció "hacerle de oro" a cambio de su silencio.

Pero las conversaciones registradas por los fiscales a otras chicas que participaban en las fiestas de la mansión de Arcore enseñan que esas "cenas privadas" de las que siempre habla el premier, son todo menos relajadas. Los fiscales milaneses han incluido en el informe enviado ayer al Parlamento los nombres de diez mujeres que junto con Ruby se habrían prostituido con Berlusconi. Se trata de Iris Benardi, Arisleida Espinosa, Elisa Toti, Ioana Visan, Barbara Guerra, Concetta de Vivo, Eleonora de Vivo, Barbara Faggioli, María Ester García Polanco y Alessandra Sorcinelli. Todas con edades comprendidas entre los 19 y 33 años.

Además de las mujeres, están siendo investigados por inducirlas a la prostitución con Il Cavaliere, la consejera regional del Pueblo de la Libertad en Lombardía, Nicole Minetti, el presentador de informativos Emilio Fede, y el cazatalentos televisivo Lele Mora.

Estas son algunas de las interceptaciones de las chicas y parte de sus testimonios a los fiscales que publica la prensa italiana hoy:

- "Berluconi insistía, yo no quería, intenté separarlo. Le dije que no, pero no lo conseguí, y fui obligada a hacer algo que no quería hacer".

- "Es alucinante. No sabes. Le llaman todas amor, tesoro. No puedes imaginar todo lo que pasa allí [...] En los periódicos no dicen ni la mitad incluso cuando le masacran"

- "O estás preparada para todo o coges un taxi y te vas a casa"

- "Entramos sin ningún tipo de control [a la casa del primer ministro]. Es muy simple. Das tu nombre en el telefonillo y entras".

Sobre las conversaciones interceptadas a Minetti, Mora y Fede entre ellos y con las chicas:

25 de septiembre de 2010. Conversación entre Barbara Faggioli con Emilio Fede:

"No me ha invitado, ahora parece que prefiere a las cubanas y a las venezolanas"

Nicole Minetti con Emilio Fede sobre María Ester García Polanco:

NM: "Pajas a 300 euros. Toda la noche por 300 euros. He tenido que alejarla, trabajaba con hombres que vomitaban en sus coches, le han encontrado con droga y un cuchillo"

EF: "Cuántas habrán leído sus mensajes. A una de las que estaban anoche le he dado 10.000 euros de mi bolsillo porque tenía fotos en su teléfono móvil, necesitaba dinero"

Conversación entre las hermanas de Vivo:

"Le he visto un poco 'out'. Gordo. Afeado. El año pasado estaba más en forma. Ahora está más para allá que para acá. Se ha puesto incluso feo. Esperemos que sea más generoso. Yo no le regalo una mierda".

Otra chica sobre el pago de Berlusconi:


"Me ha dado lo mismo que a las otras, pensaba que igual sería distinto conmigo, de hecho ellas dos entraron juntas a la habitación y yo entré luego sola, porque pensaba que él [...] En fin, me dio un brazalete de oro. Pero, coño, con un diamante pequeño. Prefería dinero, pero eso está también bien".

Nicolle Minetti explica a una chica nueva cómo son las fiestas:

"Hay gente para las que es la oportunidad de sus vidas, así que ves de todo [...] Dígamos que hay varias tipologías de gente: Está la pvta, la sudamericana que no habla italiano y viene de las favelas, una un poco seria [..] Y luego estoy yo que hago lo que hago, ¿entiendes?.

Esa chica nueva a una amiga:

"Alucinante. Esto tiene un nombre mucho más claro: es un putiferio"

Una chica le lee por teléfono a un amigo la carta que le ha escrito a Berlusconi:

"Amor, empiezo esta carta dándote las gracias por haberme cambiado la vida: eres una persona buenísima, verdaderamente única, y te quiero muecho. Sin embargo me hacemucha falta un trabajo porque mantengo a tres familias con un trabajo que me da 600 euros y pago 450 euros de alquiler. Me da vergüenza pedirte siempre algo, pero no me gustaría volver a la cama con personas que o me gustan. Por eso recurro a tí, sabiendo que somos muchas y todas tenemos exigencias. Amor, por favor, ayúdame a encontrar un trabajo".

La enfermera de Berlusconi


El 12 de agosto de 2010, Lele Mora llama a Roberta Bonasia, la chica que podría ser la novia de la que habló el pasado domingo Berlusconi:

- LM: "Serás la enfermera oficial"

- RB: "Eso me ha dicho él"

- LM: "Debes gastarle una broma. Coge una cosa de esas que sirve para tomar la tensión y un camisón"

- RB: "De esos de doctor sin nada por debajo, obviamente"

- LM: "La bata de enfermera y por debajo unas medias de esas blancas. Debes decirle: soy la enfermera, tengo que hacerle una revisión"

- RB: "Una visita privada para ver su estado de salud"

- LM: "Sí, sí, él se hace el enfermo"

- RB: "Ya lo hice ayer"

- LM: "Tienes un gran futuro por delante".

Avatar de Usuario
velina

Berlusconi pierde los papeles

Mensajepor velina » Mié 26 Ene, 2011 9:43 am



Berlusconi pierde los papeles

Hasta ahora 'Il Cavaliere' se ha defendido de todas las acusaciones que le rodean sin llegar a perder los papeles. Pero, Silvio Berlusconi ya no puede más y el 'caso Ruby', por el que se le investiga por un presunto delito de inducción a la prostitución, ha acabado con su paciencia.

Anoche, la cadena de televisión privada La 7, una de las pocas que no están controladas por el primer ministro italiano, en su programa 'L'Infidele' ('El infiel') abordaba el caso de Ruby R. cuando, por sopresa, Berlusconi llamó al programa para dar la réplica a los comentarios de los contertulios y enfrentarse al presentador, Gad Lerner.

"Me han llamado invitándome a sintonizar 'Infidele'. Estoy viendo un programa desagradable, con una conducción despreciable, infame, repugnante", dijo el primer ministro en un tono de evidente enfado del que este martes se hacen eco las televisiones del país.

El presentador del programa le instó a calmarse y dejar de referirse a su emisión en esos términos: "Ya ha insultado bastante, ¿por qué no va ante los jueces en vez de insultar? (...) Siendo usted también mi presidente del Gobierno, le invito a moderar los términos en los que habla", le dijo Lerner.

Pero lejos de calmarse, Berlusconi siguió insistiendo en que se habían ofrecido tesis "falsas y distorsionadas, lejanas de la realidad" en ese programa, que abordaba la investigación de la Fiscalía de Milán al mandatario por concusión e incitación a la prostitución de menores.

El primer ministro tuvo tiempo además durante su breve e intensa intervención de defender a Nicole Minetti, la higienista dental a la que llevó a ser consejera de la región de Lombardía y quien supuestamente se encargaba de las chicas que acudían a sus fiestas privadas, por lo que ella también es investigada.

"Nicole Minetti es una espléndida persona, inteligente, preparada y seria", apuntó Berlusconi, a quien llegado un punto, en el que tanto el presentador como él se pisaban la palabra, se le oyó decir algo sobre las "'por decir algo' señoras presentes en el estudio".

Esta última frase terminó de encender al presentador de 'L'Infidele', quien cerró su enfrentamiento con el mandatario con un rotundo: "las señoras no son 'por decir algo' y si usted les dice 'por decir algo' es un maleducado".

El diario 'Corriere della Sera' informa de que el pasado 18 de enero Berlusconi quiso intervenir en otro programa de televisión, 'Ballarò', en el que se analizaba también el caso Ruby, pero el presentador del mismo, visto cómo habían ido otras intervenciones del mandatario, le emplazo a acudir mejor al plató.

Lo sucedido anoche en 'L'Infidele' da muestras del clima de tensión que vive Italia con el caso Ruby, por el que se le acusa a Berlusconi de haber mantenido relaciones sexuales con la joven marroquí cuando era menor de edad y de haber abusado de su poder para sacarla de una comisaría a la que había sido trasladada por un pequeño robo.

Este lunes, los abogados del primer ministro presentaron ante las autoridades judiciales de Milán que se encargan del caso un alegato de defensa, con el testimonio de una veintena de personas que niegan las acusaciones al mandatario.

Avatar de Usuario
Invitado

Berlusconi en apuros con la Justicia

Mensajepor Invitado » Mié 16 Feb, 2011 12:26 pm

Prostitución de menores y cohecho son los delitos cometidos presuntamente por Berlusconi. Todos sabían que el primer ministro italiano tenía debilidad por las jovencitas de pago y llenaba sus fiestas privadas de casi niñas. Es ahora cuando la Justicia parece que le va echar el guante a este viejo que se saca años a golpe de bisturí y crecepelo.

¿Sería posible que en España tuviéramos semejante presidente de Gobierno?


http://tiendacoruna.blogspot.com/2011/0 ... ticia.html

Avatar de Usuario
Invitado

Mensajepor Invitado » Mié 16 Feb, 2011 1:10 pm

¿Sería posible que en España tuviéramos semejante presidente de Gobierno?

si, es el pensamiento Pepón8toroparty o intereconomia) vamosss del PP ... si el marrano pierde las elecciones ,,,,
y vuelve el bigotes ... cuando tenga su edad será un viejo así.
pena de país

Avatar de Usuario
VILLA ARCORE

LA MANSIÓN SIEMPRE FUE UN «PUTICLUB»

Mensajepor VILLA ARCORE » Sab 19 Feb, 2011 10:35 pm



BERLUSCONI / VILLA ARCORE
LA MANSIÓN SIEMPRE FUE UN «PUTICLUB»

Así la califican las asistentes a los ‘bunga-bunga’. Berlusconi compró la villa por sólo 258.000 euros. Parece maldita. Su anterior dueño disfrutaba viendo yacer a su mujer con otros

IRENE HDEZ. VELASCO / Roma
[/list]
Tiene una superficie de 3.500 metros cuadrados construidos. Consta de 147 habitaciones, decoradas con muebles de época. Posee una biblioteca con 10.000 títulos, muchos de ellos volúmenes antiguos de gran valor. Cuenta con su propia pinacoteca, con cuadros de los siglos XVI y XVII, entre los que destacan un Tintoretto y un Tiépolo. Dispone de una reserva de caza privada, de establos con caballos, de un jardín inmenso de 3,5 hectáreas, de piscina exterior y cubierta…

Por tener tiene hasta su propio y colosal mausoleo, con una tumba bajo tierra al estilo de la de Tutankamon, en la que, a su muerte, será enterrado el nuevo faraón y donde descansará en paz en compañía de sus 32 seres más queridos. Y, por supuesto, y como cabía esperar, en un palacio así no podía faltar el trono dorado con la imagen del emperador…

Su nombre oficial es Villa de San Martino, aunque en Italia se la conoce popularmente como Arcore, en alusión a la localidad de 17.500 habitantes a las afueras de Milán en la que se encuentra. Es la principal de las varias residencias que posee Silvio Berlusconi (74 años). Su cuartel general, el centro neurálgico de su poder. El lugar donde organiza citas empresariales, encuentros políticos y donde recibe a jefes de Estado, una especie de residencia oficiosa del primer ministro italiano. Y ahora también, el escenario de un posible delito de prostitución de menores del que Il Cavaliere tendrá que rendir cuentas a la Justicia desde el banquillo de los acusados a partir del 6 de abril.

Se trata de un lugar rodeado de un halo de misterio, dado que, desde hace años, está clasificado como secreto de Estado al ser considerado un potencial objetivo del terrorismo islámico. Sin embargo, en las últimas semanas han salido a la luz algunos de los más recónditos detalles de ese lugar. Como, por ejemplo, que en ese palacio del siglo XVIII, levantado sobre los cimientos de un convento benedictino renacentista, es donde Berlusconi celebra sus fiestas bungabunga con decenas de muchachas, algunas de ellas menores de edad.


BARRAS DE ‘LAP-DANCE’

En los sótanos de esa espléndida villa, donde los lunes Il Cavaliere suele reunirse a cenar con sus principales aliados políticos, existe una discoteca habilitada con las típicas barras de los clubes de lap-dance, en donde las invitadas bailan desnudas mientras el sultán asiste al espectáculo sentado cómodamente en un sillón. Un sillón que unas brasileñas que asistieron en diciembre de 2009 a esas fiestas describieron en declaraciones al diario Il Fatto Quotidiano como «un trono dorado». Es el que ilustra este reportaje.

Según las interceptaciones realizadas por la fiscalía de Milán, después de los numeritos de striptease las chicas se acercarían a ese sillón y se restregarían contra el hombre de 74 años sentado en él. Posteriormente, se darían todos juntos un baño en la piscina cubierta y, finalmente, Il Cavaliere iría llamando a las elegidas a sus aposentos.

Con Noemi Letizia (19) nos adentramos hace un año y medio en las fiestas de Villa Certosa, la fastuosa mansión que Silvio Berlusconi posee en la isla de Cerdeña. Patrizia D’Addario (44) nos abrió, poco después, las puertas del Palacio Grazioli, la residencia privada de Il Cavaliere en Roma, donde esa prostituta de altos vuelos mantuvo en una ocasión relaciones sexuales con el primer ministro italiano grabando la conversación posterior. Y, ahora, con Ruby Robacorazones (Karima El Mahrough), una chica de origen marroquí que entre febrero y mayo del año pasado transcurrió 15 noches en Arcore siendo menor de edad (ahora tiene 18 años) y a la que, según la fiscalía de Milán, Berlusconi pagó a cambio de sexo, nos estamos poniendo al corriente de los más ocultos entresijos de ese lugar. Porque Il Cavaliere habría perpetrado el delito de prostitución de menores (castigado con hasta tres años de cárcel) precisamente allí, entre los gruesos muros de Villa San Martino.

PECULIARES
GUSTOS SEXUALES

PRIMERO AMANTES. El marqués Camillo Casati Stampa di Soncino, anterior dueño de la villa de las fiestas bunga-bunga, estaba casado cuando, en 1958, conoció a Anna Fallarino, también casada. El encuentro tuvo lugar en Cannes, durante una fiesta que acabó en pelea cuando el marido de Anna se lió a puñetazos con un playboy que trataba de seducirla. El marqués intervino para separarlos. Se convirtieron en amantes hasta que Camillo Casati consiguió (se dice que pagando al Tribunal de la Santa Rota mil millones de liras de las de entonces, equivalente a medio millón de euros actuales) la anulación de su matrimonio. Contrajeron nupcias civiles en 1959. Fue durante el viaje de bodas cuando el marqués le reveló a Anna Fallarino sus peculiares gustos sexuales, animándola amantener en su presencia relaciones sexuales con apuestos jóvenes y tomando fotografías de dichos encuentros. Ambos aparecen en esta imagen. / ALINARI (ROMA)




PASADO DE ASESINATOS

Pero no es éste el primer escándalo que sacude a Arcore. La villa arrastra a sus espaldas un turbio pasado que incluye desde asesinatos y prácticas de sexo extremo hasta la muy cuestionada compra de la mansión por parte de Silvio Berlusconi a un precio extraordinariamente inferior al de su valor real.

Durante siglos, y hasta hace poco, Arcore ha pertenecido siempre a una muy noble y riquísima familia de la aristocracia italiana: los marqueses Casati Stampa. El último representante de aquella noble dinastía fue el marqués Camillo Casati Stampa Di Soncino, quien el 30 de agosto de 1970, cuando tenía 43 años, protagonizó un suceso del que se ocuparon profusamente los medios de comunicación italianos: mató a tiros a su mujer y a su amante para, a continuación, suicidarse.

El hombre tenía un problema serio: era un voyeur y sólo disfrutaba viendo a su señora esposa manteniendo relaciones sexuales con otros hombres, a los que pagaba por ello. Las más de 1.500 fotografías que tomó de esos encuentros y las notas que dejó escritas de su puño y letra en su diario no dejan duda al respecto: «Hoy Anna me ha hecho enloquecer de placer. Ha hecho el amor con un soldadito de un modo tan eficaz que, de lejos, también yo he participado de su goce. Me ha costado 30.000 liras, pero ha valido la pena», se lee en una de las entradas.

Ocurrió lo inevitable: la esposa del marqués, Anna Fallarino, acabó enamorándose de uno de aquellos jóvenes. Concretamente, de un tal Massimo Minorenti, un estudiante universitario y matón fascista al que sacaba 16 años. «Es la primer vez que mi mujer me traiciona con el corazón», se lamentaba el esposo. Enfermo de celos, el 30 de agosto de 1970 el marqués abandonó intempestivamente la cacería en Valdagno en la que estaba participando y se precipitó a su casa de Roma, donde encontró a su esposa en compañía de Minorenti. Encajó tres balas a la mujer, dos al amante y la última la empleó para suicidarse.

Arcore y los otros muchos bienes propiedad del marqués Casati Stampa fueron heredados por su única hija, Annamaria, fruto de su primer matrimonio. La joven tenía entonces 17 años, así que le faltaban cuatro para alcanzar la mayoría de edad. Destrozada por la tragedia, la chica optó por poner rumbo a Brasil. Pero antes de marcharse decidió vender Arcore para pagar los abultados impuestos de sucesión, así que firmó un poder a favor del ambicioso abogado Cesare Previti, uno de sus tutores, para que se ocupara de la venta del inmueble. Solo le puso una condición: la mansión debía venderse vacía, sin los muebles, la pinacoteca, la biblioteca y los terrenos circundantes.

Previti no tardó mucho en llamar a la joven marquesa para anunciarle que había encontrado un comprador: Silvio Berlusconi, el rey del ladrillo, como le llamaban entonces, el hombre que estaba levantando una enorme urbanización de lujo a las afueras de Milán a la que había bautizado como Milano-2.

Sólo la mansión de Arcore, sin contar los terrenos que la rodeaban ni los magníficos cuadros y muebles que la decoraban, había sido valorada en la época en 1,7 billones de las viejas liras italianas, el equivalente a unos 900.000 euros de hoy en día. Berlusconi la compró por el precio irrisorio de 500 millones de liras (unos 258.000 euros), a pagar siete años después de la firma del contrato en forma de acciones de compañías que por aquel entonces no cotizaban en Bolsa e incluyendo en el precio no solo el inmueble, sino también las 3,5 hectáreas de terrenos, la pinacoteca, la biblioteca y todos sus muebles. La marquesita Annamaria, inexperta y confiada, firmó sin rechistar aquel acuerdo tan sumamente ventajoso para Il Cavaliere quien, de hecho, acabó comprándole a la joven las acciones que él mismo le había dado como pago por la casa por la mitad de su valor, es decir, por 250.000 liras. Lo que significa que, al final, Arcore fue una ganga increíble para Berlusconi: le salió por 124.000 euros.


30 CHICAS POR FIESTA

Como cabía esperar a raíz de aquella operación el joven Previti no sólo logró hacerse un hueco en el imperio de Silvio Berlusconi, sino que fue escalando posiciones hasta alcanzar puestos de cada vez mayor responsabilidad. Hasta el punto de que, en 1977, tres años después de la firma del contrato de venta, ya era uno de los miembros del consejo de administración de una sociedad inmobiliaria de Il Cavaliere llamada Idra. Con el tiempo, Cesare Previti acabaría convirtiéndose, por ese orden, en el principal abogado de Berlusconi, en ministro de Defensa y en convicto, tras ser condenado a cinco años de cárcel por sobornar a un juez por encargo de Il Cavaliere. Una pena que se libró de cumplir gracias a un oportuno indulto.

Arcore es, desde hace mucho tiempo, el nidito privado de Berlusconi. Il Cavaliere se encargó de instalar a su segunda mujer, Veronica, y a los tres hijos que ha tenido con ella en otra de sus mansiones, Villa Macherio, mientras él vivía en Arcore con los dos hijos de su primer matrimonio. Y cuando hace ya mucho tiempo se independizaron sus dos primogénitos —Marina y Piersilvio, de 44 y 39 años—Il Cavaliere siguió manteniendo Arcore sólo para él.

En los 35 años que Silvio Berlusconi lleva como dueño y señor, la villa ha experimentado algunos cambios. Ha construido por ejemplo una piscina cubierta y otra exterior y ha levantado en el jardín (sin solicitar los oportunos permisos) un mausoleo para 33 muertos decorado con esculturas metafísicas, obra del artista Pietro Cascella. Y en el sótano de la casa ha montado una discoteca. Según Il Cavaliere, para que sus hijos pudieran celebrar allí sus guateques. Según los fiscales de Milán, para acoger las fiestas eróticas de Silvio Berlusconi, a cada una de las cuales asistían una treintena de chicas que entraban en Arcore sin ningún control policial.

«Un auténtico puticlub», así es como varias de las asistentes a los bunga- bunga de Il Cavaliere califican Arcore, según consta en el sumario del proceso contra Berlusconi.


LA PERDICIÓN DE ‘IL CAVALIERE’


Enero 2007.
MARA CARFAGNA(34): Il Cavaliere se le declara en la tele. Ministra de Igualdad



Abril 2007.
ANGELA SOZIO (36): Vista de lamano de Berlusconi con otras cinco chicas



Abril 2009.
NOEMI LETIZIA (19): El primer ministro, Papi, acude a su 18 cumpleaños.



Abril 2009.
BARBARA MATERA(28): Miss y candidata con Berlusconi a las europeas



Mayo 2009.
VERONICA LARIO (54): Pide el divorcio a Berlusconi por seducir a menores



Junio 2009.
ELISA ALLORO (33): Publica el libro defensa: Nosotras, las chicas de Silvio.



Junio 2009.
P. D’ADDARIO (44): Entrega a la fiscalía de Bari las cintas de sus encuentros



Junio 2009.
B. MONTEREALE (25): Arde su coche tras mostrar los cohechos de Silvio



Junio 2009.
MANILA GORIO (28): La transexual dice que seleccionaba chicas para las fiestas.



Julio 2009.
GEMELAS DE VIVO (27): Las asistentes a los bunga-bunga se multiplican.



Diciembre 2009.
NICOLE MINETTI (26): Conoce a Silvio, entra en política y le provee de chicas



Diciembre 2009.
RUBY (18): Silvio la sacó de comisaría, porque era sobrina de Mubarak



Enero 2011.
F. PASCALE (25): Dicen que es la novia de Silvio: «¿Yo? Que hable él primero».



Enero 2011.
IRIS BERARDI (19): Otra menor a la que pagó Silvio



EL MUNDO. AÑO III. NÚMERO 108. LA OTRA CRONICA. SÁBADO 19. FEBRERO 2011

Avatar de Usuario
Ilda Boccassini

¿QUIÉN ES LAMUJER a la que más teme SILVIO BERLUSCONI?

Mensajepor Ilda Boccassini » Dom 20 Feb, 2011 12:38 am

¿QUIÉN ES LA MUJER
a la que más teme
SILVIO BERLUSCONI?



Berlusconi es el jefe de Dios», dijo en una ocasión el genial Roberto Benigni para definir al primer ministro italiano. Unas palabras cargadas de verdad: Il Cavaliere es un hombre que se siente por encima de lo divino y lo humano, y que no teme a nada ni a nadie. Bueno, a casi nadie… Hay una señora de 61 años, de origen napolitano, un poco miope y famosa por su tenacidad, que es capaz de hacer temblar a Silvio Berlusconi. Se llama Ilda Boccassini y muchos en Italia la conocen como Ilda la Roja, un apodo que alude tanto a sus cabellos rojizos, como al hecho de que se ha convertido en la más acérrima enemiga del mandatario quien, para desacreditarla, en numerosas ocasiones no ha dudado en calificarla de roja comunista (el peor de los insultos a juicio de Il Cavaliere).


Boccassini es la fiscal adjunta de Milán, y la más destacada de los tres representantes del ministerio público que ahora acusan al primer ministro italiano, de 74 años, de haber mantenido relaciones sexuales a cambio de dinero con la joven de origen marroquí Ruby Robacorazones cuando esta era menor de edad (el único caso en el que la legislación italiana contempla penas para el cliente de una meretriz) y de haber abusado de su cargo cuando, el pasado mes de mayo Il Cavaliere en persona llamó a la comisaría central de Milán para presionar a los agentes a fin de que dejaran a la chica, detenida por robo, en manos de Nicole Minetti, consejera regional de Lombardía y supuestamente la encargada de gestionar el harén de Berlusconi. Dos delitos por los que al primer ministro italiano le podrían caer hasta 15 años de cárcel…


Ilda Boccassini es, probablemente, la única persona capaz de aterrorizar al siempre radiante Berlusconi y provocarle pesadillas. No hay más que ver los sudores fríos que recorrían al mandatario italiano cuando, allá por junio de 2003, se tuvo que sentar frente a ella para responder de la acusación de haber sobornado a un juez, un delito por el que Ilda la Roja pidió que fuera condenado a nueve años de cárcel. Con la implacable firmeza que le caracteriza, la Boccassini logró atar todos los cabos de aquel intrincado caso y conseguir que el abogado –y amigo íntimo de Il Cavaliere–, Cesare Previti, fuera condenado a cinco años de cárcel por haber corrompido a un magistrado por encargo de Berlusconi. El propio primer ministro italiano fue considerado culpable, aunque se libró gracias a que consiguió alargar el juicio para que el delito prescribiera. Desde entonces, Boccassini se convirtió en su peor enemigo. Y, ahora, vuelve a darse de bruces con ella.

CONCITADE GREGORIO
“En Italia tenemos el burka de la silicona”


LA DIRECTORA DEL PERIÓDICO ITALIANO ‘L’UNITA’ HA LANZADO UNA CAMPAÑA DE RECOGIDA DE FIRMAS PARA PEDIR LA DIMISIÓN DE BERLUSCONI. MÁS DE CIEN MIL ITALIANOS SE HAN ADHERIDO Y LAS MANIFESTACIONES MULTITUDINARIAS SE SUCEDEN. por IRENE HDEZ. VELASCO


«¡Basta!» Las italianas, que durante años han aguantado estoicamente la devaluada imagen femenina que impone la cultura berlusconiana, se están rebelando. Por toda Italia se suceden las sentadas, las manifestaciones y las concentraciones de protesta. Pero si alguien se distingue por su feroz empeño en demostrar que las italianas no son todas velinas y prostitutas, esa es Concita De Gregorio, directora de L’Unita, el histórico rotativo fundado en 1924 por Antonio Gramsci. Desde sus páginas lleva tres años combatiendo la imagen ofensiva e indigna de la mujer que impera en Italia. Ahora, con una campaña de recogida de firmas para pedir la dimisión de Berlusconi que ya han suscrito más de 100.000 personas.

YO DONA: ¿Cuál es la imagen de lamujer en Italia?
CONCITA DE GREGORIO: Hay que distinguir entre la realidad y lo que transmiten los medios de comunicación, sobre todo la televisión. Estos sólo muestran chicas que se adaptan a un determinado estándar estético, como le gustan al señor que tenemos como primer ministro. El burka es algo espantoso, una forma de esclavitud de la mujer. Pero nosotras en Italia tenemos el burka de la silicona, de un modelo estético y político. Sin embargo, la mayoría de las italianas no son así: son mujeres con cuatro trabajos, que se ocupan de los hijos, de los ancianos, de la casa y que cuando tienen un trabajo fuera suele ser precario y peor pagado que el de los hombres.

¿Qué está haciendo que las italianas se rebelen?
Berlusconi siempre ha dicho que lo suyo son debilidades, y la gente estaba dispuesta a creerlo y a perdonarlo. Pero mucha gente se está dando cuenta de que no se trata de un asunto privado, sino de un problema público, de democracia. El sistema para reclutar chicas para el sultán es el mismo que para reclutar personal político. Las chicas de Il Cavaliere luego se convierten en diputadas, europarlamentarias, ministras, presidentas de bancos… Berlusconi hace un uso privado del Estado, como si el país fuera suyo. Y recompensa a las chicas de cuyos favores goza con cargos públicos. Es algo tan grave que se ha convertido en un espectáculo insoportable.

¿Y se resolverá el problema cuando deje de ser primer ministro?
No, porque el problema no es Berlusconi, sino los italianos. Para recuperar la dignidad del país no es suficiente con que caiga Berlusconi. Llevamos 20 años sufriendo un genocidio cultural… Hay que cambiar el sistema, poner en marcha un programa educativo para recuperara las nuevas generaciones, reeducar a los niños y a las mujeres. A los adultos es muy difícil hacerles cambiar. Pero con los niños hay esperanza, y las mujeres son una gran fuerza de cambio.

¿Podría dimitir Berlusconi?
No, resistirá hasta el final. Y todos los que le rodean y que dependen de él –porque los ha nombrado, comprado y pagado– lo defenderán contra toda lógica y contra toda evidencia, con gran violencia. Creo que el berlusconismo tendrá un final muy peligroso.



La verdad es que Il Cavaliere tiene motivos de sobra para echarse a temblar. Y no sólo por la gravedad de los delitos que se le imputan o por las 782 páginas de pruebas que los fiscales ya han reunido contra él, hasta el punto de llevarles a solicitar que sea procesado inmediatamente por la vía rápida y sin fase preliminar. Además, la Boccassini –sin duda alguna la fiscal más prestigiosa de tiene fama de ser una investigadora concienzuda y rigurosa, que una vez que le echa el diente a un caso, no lo suelta. También es famosa por su discreción, como lo prueba el que sus entrevistas se puedan contar con los dedos de una mano. Su currículo habla por sí solo. Comenzó a ejercer como fiscal en Brescia y, con sólo 30 años, entró en el prestigioso equipo de acusadores públicos de Milán. Allí llevó a cabo su primera investigación importante, bautizada como Duomo Connection, que sacó a la luz cómo un grupo de mafiosos sicilianos había logrado meter sus garras en varias empresas constructoras de Milán y en la administración local, consiguiendo que les fueran adjudicados numerosos proyectos públicos. Muchos sospechan que ya entonces las pesquisas llevadas a cabo por la Boccassini hicieron saltar las alarmas de Silvio Berlusconi. Al fin y al cabo, siempre se ha rumoreado que Milano 2, la urbanización de lujo a las afueras de Milán que Il Cavaliere edificó en los años 70 y sobre la que levantó su imperio, pudo haber sido financiada con dinero de la Cosa Nostra…


Fue durante esas investigaciones cuando Ilda Boccassini entró en contacto con el juez Giovanni Falcone, el magistrado siciliano responsable del primer maxi-proceso en Italia contra la mafia. Se hicieron rápidamente amigos. Y cuando, en 1992, Falcone fue asesinado por encargo del temible Totò Riina, el gran capo de todos los capos de la Cosa Nostra, Ilda la Roja no lo dudó: pidió el traslado a Sicilia, decidida a llevar ante la Justicia al responsable del atentado. Y la muy cabezota lo logró: junto con otros magistrados y con el capitán Ultimo –un carabinieri con el que ya había trabajado durante la investigación de Duomo Connection– consiguió echar el guante, en 1993, a Toto Riina, el sanguinario jefe supremo de la Cosa Nostra, un tipo con decenas de asesinatos a sus espaldas y al que las fuerzas de seguridad buscaban desde hacía 24 años. De Sicilia, Boccassini volvió a Milán. Y, de nuevo, cayó en sus manos un caso importante: sustituir al fiscal Antonio di Pietro al frente de Manos Limpias, el proceso que reveló las enormes comisiones ilegales que se embolsaban los partidos italianos y que dio al traste con numerosos políticos y empresarios. Y de ahí pasó directamente a ocuparse de Silvio Berlusconi, consiguiendo probar que había tenido en nómina a un señor juez, aunque al final eludiera ser condenado. Por cierto, que Ilda la Roja tampoco ha tenido nunca problemas en denunciar con voz alta y clara los tejemanejes del jefe Ejecutivo italiano para burlar a la justicia.


Con esos antecedentes, no es de extrañar que el por tercera vez primer ministro italiano sienta escalofríos ante la mera mención de su nombre. Aunque la prueba absoluta de lo mucho que Il Cavaliere teme a la fiscal es la brutal campaña de descrédito que ha puesto en marcha contra ella a raíz de que estallara el caso Ruby, en el que Berlusconi está acusado de pagar a menores de edad a cambio de sexo. No se trata sólo de los brutales ataques que casi a diario Berlusconi dedica a la Boccassini y al resto de fiscales milaneses, a los que tacha de «subversivos», de pretender dar un golpe de Estado judicial, de utilizar métodos dignos de la vieja Alemania comunista para dar al traste con la voluntad del pueblo soberano, de tratar de imponer una república puritana y moralista… Por si todo eso fuera poco, Il Giornale, el periódico propiedad de la familia del primer ministro, se dedica a desempolvar viejas historias, en un sucio intento por enfangar la imagen de la acusadora pública.


Verdades ocultas. Los amores privados de la Boccassini, titulaba hace unos días el rotativo con gran revuelo. El escándalo, a juicio de Il Giornale, es que hace 30 años, Ilda la Roja fue sorprendida en la fiscalía de Milán mientras mantenía «comportamientos amorosos» con un periodista de Lucha Continua, el grupo terrorista de extrema izquierda responsable de varios atentados en Italia a principios de los años 70. El entonces fiscal jefe de Milán, Mauro Gresti, se mostró preocupado y llegó a preguntarse si era oportuno que la Boccassini continuara ejerciendo como acusadora pública. Incluso llevó el caso al Consejo Superior de la Magistratura, donde lo archivaron al considerar que «el comportamiento de la señora Boccassini no ha determinado ninguna consecuencia negativa, ni dentro de las oficinas judiciales ni fuera». De hecho, y por si cupiera alguna duda, hace tres años la fiscal llevó las riendas de la operación que dio al traste con los intentos de resucitar al grupo terrorista Brigadas Rojas, en la que fueron detenidos 17 jóvenes. Implacable, la Boccassini pidió para ellos un total de 200 años de cárcel. Sin embargo, y siempre dentro de la campaña de linchamiento público contra ella, Il Giornale volvía de nuevo a la carga hace unos días, asegurando que la fiscal se habría aprovechado de su cargo para echar una mano a su hijo Antonio cuando, en 1997, el joven se vio implicado en una bronca a las puertas de una discoteca. «¿Presionó la fiscal Boccassini cuando su hijo fue detenido en una pelea en Ischia?», se preguntaba el diario. Nada nuevo, Ilda soporta con estoica resignación los ataques de la maquinaria mediática berlusconiana desde que a mediados de los años 90 decidiera investigar a Il Cavaliere. La pintan como una loca comunista obsesionada desde hace 15 años con echarle el guante al primer ministro. Pero lo peor se descubrió en 2006, cuando salió a la luz que algunos agentes de los servicios secretos militares italianos se dedicaban a espiar a magistrados y a llevar a cabo operaciones dirigidas a desacreditar a políticos del centro izquierda y a ciertos fiscales. La Boccassini era señalada como uno de los principales objetivos a desarticular. «Incluso con acciones traumáticas », se leía en un informe.


El mero hecho de que hace unos días el escritor Roberto Saviano decidiera dedicarle a ella y a los otros dos fiscales del caso Ruby el doctorado honoris causa con que fue investido en la Universidad de Génova, ha hecho que sea crucificado por los leales de Il Cavaliere. «Se lo dedico a Ilda Boccassini, Pietro Forno y Antonio Sangermano, que están viviendo momentos difíciles sólo por haber cumplido con su obligación con la justicia», decía el autor de Gomorra durante la ceremonia. «Me produce literalmente horror que personas como Roberto Saviano, que siempre han declarado querer dedicar toda su energía a la batalla por el respeto de la libertad, la dignidad de las personas y la legalidad, estén renegando de todo aquello por lo que siempre han proclamado luchar», contraatacaba amenazadora la primogénita de Berlusconi, Marina, al frente de la editorial Mondadori, la que publica los libros de Saviano.


La Boccassini, sin embargo, no se deja distraer por esas cuestiones. Dicen los que la conocen que no quería verse de nuevo enfrentada a Berlusconi, consciente de que eso pondría de nuevo en marcha la máquina de guerra de Il Cavaliere. Pero su amigo Edmondo Bruti Liberati, el jefe de los fiscales de Milán y ex presidente de la Asociación Nacional de Magistrados, consiguió convencerla. Así que, ahora la fiscal no hace declaraciones, no concede entrevistas, no permite que se filtren las pruebas que ha reunido contra Berlusconi por prostitución de menores. Calla y trabaja, como ha hecho siempre.Imagen


19 DE FEBRERO DE 2011. Nº 303. YO DONA

Avatar de Usuario
jaja

el retorno de la momia

Mensajepor jaja » Lun 10 Dic, 2012 1:46 am

Imagen

Portada de Libération


Monti vincula su dimisión a los ataques del partido de Berlusconi

El presidente del Gobierno italiano, Mario Monti, ha trasladado al Jefe de Estado, Giorgio Napolitano, su intención de dimitir tras la aprobación de la Ley de Presupuestos, "herido e indignado" por los ataques del partido de Silvio Berlusconi, afirma 'Corriere della Sera'.

"He llegado a la conclusión de que no puedo continuar a la cabeza", le confió Monti a Ferrucio De Bortoli, director del diario más importante de Italia. Según el periódico, el jefe del Gobierno está particularmente ofendido por las declaraciones del secretario general del Partido de la Libertad (PDL), Angelino Alfano, después de que esta formación decidiera no apoyar el texto que atacaba los elevados costes de los políticos en Italia.

Avatar de Usuario
il ritorno

Mensajepor il ritorno » Lun 25 Feb, 2013 6:35 pm

Imagen

Vuelco en las elecciones italianas: Berlusconi ganaría en el Senado

http://www.libertaddigital.com/internac ... 276483281/

Avatar de Usuario
Assia
de Melbourne
de Melbourne
Mensajes: 21577
Registrado: Mar 29 Dic, 2015 2:19 am
Flag: Australia

Mensajepor Assia » Lun 25 Feb, 2013 9:14 pm

Todo indica hasta el momento que Bersoni ha ganado en el Parlamento italiano. Parece ser que el centro izquierda italiano no tendra mayoria para gobernar.

Avatar de Usuario
Invitado

Mensajepor Invitado » Lun 01 Jul, 2013 3:33 am

Imagen


Adiós a la velinocracia

Manuel Jabois


Las últimas imágenes de Silvio Berlusconi dejan un suave estupor entre quienes asistíamos con esperanza al intento siempre agónico de desbaratar la vejez. Empezaron a marchitársenos las flores cuando se descubrió que el pelo era resultado de un spray: Silvio se había trasplantado un graffiti. No hay ahora datos para certificar que Berlusconi haya alcanzado un pacto con el diablo, y si lo hizo, el diablo lo está quemando en una hoguera de viejos boyscouts mientras canta "madre anoche en las trincheras" y le echa el ojo, camuflado entre ellos con sonrisa aviesa, a otro pobre hombre. A Berlusconi la cara se la ha ido desvaneciendo en una suerte de máscara en la que apenas sobrevive nada, acaso dos arrugas muy concretas, casi invisibles, que con empeño suicida consiguen levantar los rasgos para que a Berlusconi no se lo lleve la grúa municipal. Es como si de alguna manera Berlusconi hubiese querido ser aquello que tanto amó: velinas jóvenes y vulgares que sonríen cuando les tiras de una cuerda. Está cerca de la estación final; de la misma manera que Michael Jackson consiguió ser blanco, Berlusconi ya es casi mujer. Una mezcla lentísima de Zsa Zsa Gabor y un cantante de crucero de zapatos impolutos que sólo canta bises.

Su última sentencia –el ritmo judicial de Berlusconi es variopinto y siempre hay que prestar atención a los contraanálisis, como en el Tour, pues cambia el resultado un año después- lo condena por prostitución de menores. Incide no en el empresario tentacular de la política que dominó el país a sus anchas utilizando a los medios como escoba propia para barrer a la oposición y esconder sus corruptelas bajo la alfombra, sino en el pajillero, en el salidillo, en el gracioso que siempre tiene un chiste de tetas a mano. Es una sentencia buena para todos y debería extenderse incluso a quienes asedian a mayores de edad. No hay imagen más estridente que la de un hombre sugiriéndose rupestremente a una mujer. No hay nada menos estupendo y agotador que ese amigo incapaz de cerrar la boca dejando claro cosas que nadie, mucho menos ella, querría saber. Ligar, por culpa de gente así, es una cosa chusquísima, una degeneración constante. Salir de copas con Berlusconi. Llegar a un pub con Berlusconi. Berlusconi haciendo cola con las chicas en el baño mientras les canta canciones, cuenta anécdotas, hace aspavientos generosos y le mete, apretando un botón secreto, una altura más a las alzas. Berlusconi pidiéndole una copa a una camarera mientras intenta sonreír, aterrado, y todos en el bar poniéndonos a cubierto para evitar un grapazo. No sé si me explico: prefiero morirme de sobredosis media hora antes de llegar a una fiesta con Berlusconi. Sobredosis y un tiro en la cabeza si sé que va a ir a la fiesta con guitarra.

No ha habido una mujer en los últimos treinta años que se haya acercado a Berlusconi y éste no haya reparado públicamente en su belleza. Eso se ha traducido en una escena singular: Silvio prorrumpe en un piropo verde y acto seguido se arrepiente cómicamente mordiéndose los labios como si no se hubiera podido controlar; cuando esto ocurre sólo se echa de menos al Samur llevándoselo con mascarilla. Hay una cosa muy primitiva, muy cateta, en gesticular delante de una mujer para hacerle ver que está buenísima, pero a veces, si uno es sutil, se consigue con una mirada o un fruncido elegante. A Silvio Berlusconi sólo le faltaba sacarse la pirola y agitarla en círculos como el lazo de un vaquero en el rodeo. Por eso Obama, cuando el italiano se dirigió a Michelle inflando los carrillos y extendiendo las manos como si le estuviese calibrando la cadera, puso cara de ordenar cuatro cabezas nucleares apuntando a Palermo.

Berlusconi ha hecho de la campechanía un rasgo obsceno asentado en bon vivant, pero en lugar de echarse al noble vicio de la autodestrucción rockera, tan literario, lo ha centrado en el sexo. En los bajos de Villa Certosa diseñó la velinocracia, una forma de gobierno consistente en infiltrar en los ministerios tías buenas que querían hacer fortuna en la televisión y casi acaban, las pobres, como presidentas de la República. Berlusconi se ha asfixiado entre sus piernas; Berlusconi, rodeado de chicas disfrazadas de curas y Ronaldinhos, en un trasiego del que no cuesta imaginárselo desnudo de cintura para arriba con una sierra eléctrica, pedía en la puerta el carné como en una discoteca pero para no dejar pasar a las mayores. Ahora, que las ha convertido de prostitutas a mantenidas, que aceptó el juego de que él pagaba por un francés y ellas se reían de su vejez por la espalda, señala a la habitual conspiración feminista internacional que siempre se organiza cuando un primer ministro le paga a una menor para acostarse con ella. Porque el piropo, las proposiciones y el constante acecho de un culo, además de ser estresante y coñazo, tiene esa viscosidad propia de la intimidación del poder. La seguridad de que, si Berlusconi fuese bedel, no se atrevería a mirarle al escote a la consejera delegada salvo para alabarle el crucifijo y acaso besárselo con fervor.

Se dirá que una sociedad debe extirpar de ella a los corruptos, pero más urgente aún es sacarle de delante a los puteros. No al putero desconsolado que prolifera entre ayunos, ese putero que acude al club a media tarde como a una ceremonia religiosa rascándose apurado el bolsillo (aquel Sito al que dejamos en la puerta de un burdel porque quería "tomar una copa" y a las seis horas se despidió el dueño de él en la puerta llamándole "don Andrés"), sino al putero poderoso que al final de la fiesta se encuentra con que todo, hasta el amor de los terceros, lo ha pagado él. Berlusconi ha pagado todo lo que le rodea desde tiempos inmemoriales y cuando eso ocurre al final uno en lugar de pedir la hora pide directamente el precio. No sabe ya que hay cosas que pueden ser gratis o que a veces los otros prefieren ser los que las paguen, acaso porque se pierde la consciencia de que fuera de él corre el dinero, o la suerte, o el talento. Deja de entenderse lo básico: si se asume que la felicidad la da el dinero, cualquiera puede destruirla fácilmente con un poco más.

En esas últimas imágenes que llegan de él por agencias con la misma textura que las fotografías de Marte se observa a Berlusconi inalterable, clausurado por el bótox. Al contrario de lo que ocurre en España, lo mejor que pueden hacer en Italia es trasladarlo como bien nacional al Museo de Cera en un acto de homenaje una tarde muy soleada de agosto, como en las bodas reales, pero en carretilla, mientras saluda horrorizado a la muchedumbre.

Avatar de Usuario
puro amore

Mensajepor puro amore » Mar 11 Mar, 2014 2:57 pm

Imagen

Habla la novia de Berlusconi
'No quiero el dinero de Berlusconi, sólo el calor de sus brazos'

Francesca Pascale: 'A Berlusconi le pido todos los días que nos casemos. Él se resiste'
Según la prensa italiana, la boda se producirá este mismo año
En abril la justicia decidirá si tiene que cumplir la pena por la condena en el caso Mediaset


Francesca Pascale (28) quiere casarse ya con Silvio Berlusconi (77). Asegura su joven novia en una entrevista en Il Fatto Quotidiano que ella insiste constantemente en la boda: "A Berlusconi le pido todos los días que nos casemos".

"Él todavía se resiste", asegura entre risas la aspirante a radiante novia ("de crema" y no blanco, eso sí). Según la prensa italiana, el enlace se producirá este mismo año pero Il Cavaliere se resiste al anuncio por ahora a la espera de conocer su destino judicial: el 10 de abril el Tribunal de Milán decidirá si tiene que cumplir la pena por la condena en el caso Mediaset en los servicios sociales (como espera) o en arresto domiciliario (como teme). Ese 10 de abril podría ser la fecha de anuncio de compromiso.

"Ya vale", asegura la novia, subrayando que si es viejo a los 77, "entonces ya era viejo hace 20 años". "¿Lo ha visto?, ¿ha visto su fuerza, su determinación?".

Y ella -defiende- no es interesada: "Renuncio a todo, no quiero saber nada de sus activos". ¿Ni siquiera un poquito?. "Nada y estoy dispuesta a ponerlo por escrito". Ella -asegura- sólo busca una cosa de Il Cavaliere: "Sólo quiero que el calor de tus brazos. Mi riqueza es él. ¡Él es mi todo!".

Avatar de Usuario
inocente

Mensajepor inocente » Vie 18 Jul, 2014 8:51 pm

Imagen

Se retira la condena de siete años
La Justicia italiana absuelve a Silvio Berlusconi por el caso Ruby

El Tribunal de Apelaciones de Milán ha absuelto a Berlusconi de los delitos de abuso de poder e incitación a la prostitución de menores.

Avatar de Usuario
Invitado

Mensajepor Invitado » Sab 07 Mar, 2015 9:18 pm

Imagen


Berlusconi afirma tener el «problema » de que las mujeres siempre se enamoran de él

Los medios de comunicación italianos han difundido algunas declaraciones que realizó su ex jefe del Gobierno con su amigo y empresario Tarantini sobre las chicas que invitaba a sus fiestas


No es la primera vez que comentarios con cierta pólemica por parte de Silvio Berlusconi salen a la luz. Esta vez el ex primer ministro italiano admite que siempre ha tenido el «problema» de enamorar a las mujeres y que los hombres que asistían con chicas a las fiestas que celebraba en su mansión eran «viejecitos», pero tenían poder.

La primera de las transcripciones que hoy publican con detalle los medios de las conversaciones entre Tarantini, acusado por la Fiscalía italiana de inducción a la prostitución, y el ex jefe del Gobierno italiano se refiere a la noche del 23 de septiembre de 2008.

Berlusconi contaba a su amigo que hacía tiempo que no veía «a dos chicas jóvenes», una periodista «napolitana muy simpática, muy dulce..., y otra chica de 21 años, brasileña», que se había quejado de que la tenía olvidada. Además Berlusconi le reconoció que en las fiestas «el único joven» era él, mientras que el resto eran «viejecitos aunque con poder».

El 4 de noviembre de 2008 Berlusconi mantuvo una conversación con una mujer llamada Bárbara. Esta le comenta al dueño de Mediaset que las chicas ya esperan en la mesa, a lo que Berlusconi responde que ya llega y que vaya «comiendo un helado», una frase que es seguida de unas risas.

Tras aquel encuentro, Berlusconi quiso conocer la opinión que había merecido de las chicas y llamó a Tarantini para preguntarle.

«¿Qué les da... que acaban todas entusiasmadas?», le dice Tarantini a su amigo. «Créame, presidente, lo digo de verdad, no he conocido una persona tan dulce en mi vida, luego se enamoran y esto es un problema», bromea Tarantini.

«Esto siempre ha sido mi problema, que las mujeres terminan enamorándose de mí... es una cosa que me ha perseguido durante toda mi vida», asegura de inmediato el ex primer ministro.

Berlusconi se queja de la persecución que sufre por parte de la prensa en una conversación interceptada el 3 de mayo de 2009.

«Estas mentiras que circulan sobre mí son una locura. Veo en los medios internacionales que me acusan de frecuentar a jóvenes menores de edad; de locos», comenta.

Ambos empresarios hablan también de personalidades a nivel mundial. De George Bush, del que Berlusconi dice que "solo recibió al papa" como a él y de la canciller alemana Angela Merkel, de la que en esta ocasión Tatantini dice que el encuentro entre ambos «fue muy bien».




Volver a “La Crispación”