OBAMANATOR...

Un lugar con buen talante y pluralidad democrática donde se debate lo más relevante de la política y la actualidad nacional e internacional.

Imagen

Avatar de Usuario
doctor Jekyll

Mensajepor doctor Jekyll » Sab 07 Ago, 2010 11:55 pm

El problema no es de Michelle Obama y su sequito que ya sabes como son de prepotentes, para mi lo peor es el circo mediatico que se ha montado detras de esta señora y el pueblo hortera que encima que le quitan sus espacios sea en la playa, resturantes o monumentos van como palurdos a verla y hacerla fotos y ver si la pueden saludar.

Pienso que tenemos lo que nos merecemos y Berlanga lo puso de manifiesto en su pelicula bienvenidos Mr. Marshall pero en esta ocasión esperemos el precio que nos cuesta pues este turismo en Marbella no es el que necesitamos.

Avatar de Usuario
Obse
Regadera
Regadera
Mensajes: 2427
Registrado: Vie 04 Jul, 2008 5:11 pm

Mensajepor Obse » Dom 08 Ago, 2010 1:20 am

Sor_Citroen escribió:
:king:


Jo sor, sólo nos falta el Pepe Isbert, a ver si mañana hay suerte en Marivent y tenemos un remake :lol:

La Infanta Elena bien podía hacer el papel de L-o-l-i-t-a Sevilla por peineta que no sea.
El que corra menos que yo que se dé por jodido...

Avatar de Usuario
Assia
de Melbourne
de Melbourne
Mensajes: 21564
Registrado: Mar 29 Dic, 2015 2:19 am
Flag: Australia

Mensajepor Assia » Dom 08 Ago, 2010 2:43 am

Que la Miguela, su hija y su sequito,se larguen cuanto antes a su pais y dejen de disfrutar y hacer el ridiculo en fiestas flamencas tocando palmas "desentonadas y esaboria."

Su Pais esta de luto si es cierto que (aunque las noticias en ABC canal 1 no han sido muy clara, debido a que estamos en la segunda campana electoral australiana)han asesinados avarios norteamericanos en Afganistan juntos con otros extranjeros,parece ser que todos era del personal medico. La Miguela deberia partir rapidamente para USA para acompanar a su marido al aeropuerto cuando regresen sus compatriotas en ataudes cubiertos con las benderitas del IMPERIO.

Avatar de Usuario
Don Vitto
Pequeño saltamontes
Pequeño saltamontes
Mensajes: 17
Registrado: Jue 07 May, 2009 7:03 pm

Mensajepor Don Vitto » Dom 08 Ago, 2010 4:01 am



Michelle Obama en Ronda se interesa por los toros, degusta jamón y dice que volverá
[font=Times New Roman]Los italianos piensan que el mundo es tan duro que hace falta tener dos padres, por eso todos tienen un padrino[/font]

Avatar de Usuario
Mister Hyde

Mensajepor Mister Hyde » Dom 08 Ago, 2010 1:38 pm

Nunca entendere a esta mezcla de pueblo iberico mas arabe que barbaro.



Avatar de Usuario
pikolin

Mrs.Obama criticized for Spain trip

Mensajepor pikolin » Dom 08 Ago, 2010 4:05 pm






Avatar de Usuario
Mondo
Pequeño saltamontes
Pequeño saltamontes
Mensajes: 69
Registrado: Sab 07 Ago, 2010 4:37 am

Mensajepor Mondo » Lun 16 Ago, 2010 2:05 am



    Imagen
    Obama se arriesga a favor de la mezquita en la ‘Zona Cero’

    El 70% de los estadounidenses está en contra de la construcción del centro
Antes de partir hacia el Golfo deMéxico, Barack Obama abrió la caja de los truenos con su defensa enérgica de la mezquita en la Zona Cero. El presidente estadounidense invocó a Thomas Jefferson en elmomento de respaldar el controvertido proyecto: «Los musulmanes tienen el mismo derecho que cualquiera a practicar su religión (...) Esto es América, y nuestro compromiso con la libertad religiosa debe ser inamovible».

Después de esquivar la polémica durante días, Obama decidió dar su bendición al centro cultural islámico –conocido como Iniciativa Córdoba– aprovechando la ceremonia del inicio del Ramadán. Al presidente no le tembló a la voz a la hora de apoyar el proyecto, pese a las encuestas que revelan que un 70% de estadounidenses está en contra de su construcción, amenos de 200 metros de donde estaban las Torres Gemelas.

Sarah Palin, la voz más insistente de la América conservadora, vio venir el anuncio desde horas antes. «¿Expresará Obama el dolor de EEUU y pedirá a los musulmanes que demuestren su tolerancia renunciando a la mezquita del 11-S?». La ex gobernadora de Alaska considera la mezquita como «una provocación innecesaria», y con ella están en este asunto no sólo el 82% de los republicanos, también el 54% de los demócratas (de acuerdo con un reciente sondeo de la CNN).

Quizás por ese motivo, Obama pasó ayer de puntillas por la polémica a su paso por el Golfo de México. «No he querido entrar en si es o no prudente la decisión de poner una mezquita allí», declaró. «Mis comentarios se han ceñido específicamente al derecho de la gente desde las fundación de este país. Por difíciles que sean estos asuntos, pienso que es muy importante que nos centremos en cuáles son nuestros valores».

Es que a Obama le empezaron a caer ayer las primeras críticas desde su propio partido. «A veces preferiría que el presidente fuera más ‘presidente’ y menos ‘profesor’», declaró el ex congresista y estratega Martin Frost. «Aunque su posición es defendible, lo cierto es que no va ayudar a los demócratas en los lugares que más lo necesitan».

No habían sido las únicas críticas del día. «El presidente no escucha a los neoyorquinos», se lamentó el candidato republicano a gobernador de Nueva York, Rick Lazio, dispuesto a convertir el tema en caballo de batalla en su pulso contra el candidato demócrata, Mario Cuomo (a favor del proyecto). «Con las más de cien mezquitas que existen en Nueva York, no estamos hablando de un asunto de religión, sino de seguridad », dijo Lazio.

En defensa de Obama salió el alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, que se adelantó al presidente con su espaldarazo al proyecto. El alcalde también desafió al 60% de los neoyorquinos que se oponen al proyecto y a familias de víctimas del 11-S.

El ex republicano, ex demócrata e independiente alabó la valentía de Obama y comparó su gesto con el que tuvo hacia los judíos George Washington. «Hace 200 años, el padre de nuestro país escribió su famosa carta a la Comunidad Judía de Newport y les llamó ‘los hijos de Abraham’. El presidente Obama ha evocado al presidente Washington con su propio recordatorio: todos poseemos la misma libertad».

En su discurso, Obama se apoyó en Thomas Jefferson, al que citó textualmente: «Todos los hombres deben ser libres de profesar y mantener sus opiniones en religión. La Primera Enmienda de nuestra Constitución estableció que la libertad de religión es la ley de la tierra».

«Ahora bien, no podemos decir que la religión no causa controversia », matizó. «Recientemente se ha prestado atención a la construcción de mezquitas, particularmente en Nueva York. Debemos reconocer y respetar la sensibilidad de todo lo que rodea a los proyectos en el Bajo Manhattan. Los ataques del 11-S fueron un suceso traumático para nuestro país. Y el dolor y el sufrimiento experimentado por quienes perdieron a sus seres queridos es inimaginable. Entiendo las emociones que este asunto puede generar: la Zona Cero es suelo sagrado». «No debemos olvidar nunca a quienes perdimos de una tan forma trágica en el 11-S y debemos honrar siempre a quienes han liderado nuestra respuesta a ese ataque», dijo Obama. «Los enemigos de EEUU no son líderes religiosos, sino terroristas que asesinan hombres, mujeres y niños inocentes. Al Qaeda ha asesinado a más musulmanes que gente de otras religiones». «La causa de Al Qaeda no es el islam, sino un gran distorsión del islam », concluyó el presidente, enter aplausos, ante decenas de representantes de comunidades musulmanas del país. El promotor del centro islámico, el magnate inmobiliario árabe Sharif el Gamal, se apuntó desde lejos a la celebración: «Estamos conmovidos y agradecidos por las palabras del presidente».

Gamal pretende construir 13 plantas, con presupuesto de 100 millones de dólares y un auditorio, un lugar para la oración, aulas, locales comerciales e instalaciones deportivas. Al frente la mezquita estaría el imam sufí Feisal Abdul Rauf, uno de los rostros más visibles del islamismo moderado en EEUU, que ha preferido guardar un prudente silencio en medio de la polémica.


Imagen

Espíritu de libertad o un sacrilegio

>El conservador Charles Krauthammer publicó el jueves en ‘The Washington Post’ el artículo ‘Sacrilegio en la Zona Cero’: «América es un país libre donde puedes construir lo que quieras, pero no donde quieras. Por eso hay leyes. [...] Hay restricciones por motivos profundos de decencia común y respeto por lo sagrado. [...] No a lamezquita en la ‘Zona Cero’. Constrúyanla en cualquier otro lugar».

>El alcalde neoyorquino, el magnate Michael Bloomberg, realizó una emotiva defensa de la mezquita el 3 de agosto con la Estatua de la Libertad de fondo: «Nueva York fue construida por inmigrantes y es sostenida por inmigrantes, gente de 100 países diferentes que hablan más de 200 idiomas y profesan su religión. [...] Es exactamente ese espíritu de apertura y aceptación el que fue atacado el 11 de septiembre de 2001».

>Es difícil poder cifrar el número de musulmanes que hayenundeterminado lugar porque no suele ser necesario decir qué religión profesa uno. Por eso, el número de musulmanes en EEUU oscila de dosmillones a siete. En la ciudad de Nueva York, son 600.000.

>Según una encuesta publicada por Gallup en enero, el 43%delosestadounidenses admite sentir algún prejuicio contra los musulmanes. El 31% reconoce, además, que no está a favor de esta religión, encontraposiciónal9% que la defiende.


El símbolo del odio
SALVADOR SOSTRES

La libertad es el gran don de la humanidad, pero los peligros en que nos adentramos cuando la invocamos en vano son también los más siniestros. En las últimas semanas hemos visto cómo los islamistas de Lérida defendían el derecho de sus mujeres a llevar el burka en nombre de la libertad de expresión. ¿Se puede usar el concepto de la libertad de un modo más perverso y con unos fines más opuestos a los que realmente representa? El presidente Obama ha defendido que se construya una mezquita en la Zona Cero en nombre de la libertad religiosa y del derecho que tienen los musulmanes a practicar su religión. La libertad de culto es un derecho fundamental, pero el odio en que se basaron los atentados de las Torres Gemelas, de los autobuses de Londres y de los trenes de Madrid fue predicado en mezquitas. También cada cual tiene derecho a ser del club de fútbol que prefiera, pero después de la tragedia de Heysel, a los equipos ingleses se les prohibió competir en Europa hasta que tomaron medidas para erradicar el hooliganismo; tarea en la que, por cierto, y una vez más, se empleó a fondo la entonces primera ministra Margaret Thatcher. Se dice del islam lo mismo que del comunismo: que la idea es buena y que lo desastroso es la interpretación que se hace. Son matices imperceptibles al lado del abrumador recuento de cadáveres. Una mezquita es el símbolo del peor enemigo que tiene el mundo libre. La amenaza islamista es mucho más peligrosa que el comunismo en los años de la Guerra Fría. Construir una mezquita en la Zona Cero es un homenaje a los verdugos y un inaudito escarnio a sus víctimas. «Esto es América, y nuestro compromiso con la libertad religiosa debe ser inamovible» «Entiendo las emociones que este asunto genera: la ‘Zona Cero’ es sagrada»

EL MUNDO. DOMINGO 15 DE AGOSTO DE 2010

Avatar de Usuario
Mondo
Pequeño saltamontes
Pequeño saltamontes
Mensajes: 69
Registrado: Sab 07 Ago, 2010 4:37 am

Mensajepor Mondo » Lun 16 Ago, 2010 4:05 pm



    Imagen
    Cuando Barack Obama imitó a Manuel Fraga

    El presidente de EEUU pasa 27 horas en las costas afectadas por el vertido del Golfo de México para intentar revitalizar el turismo
Como Fraga en Palomares, Barack Obama se puso el bañador, se quitó la camisa y se mojó en las aguas revueltas del Golfo de México para demostrar que no hay peligro. Obama compartió el chapuzón con su hija menor, Sasha, que en la misma semana ha pasado del lujo de Marbella al bullicio de este Benidorm autóctono de Florida llamado Panama City Beach y conocido popularmente como la Riviera de los paletos. Michelle, que no estaba para baños, se unió a ellos a la caída de la tarde, vestida de sport y con tirantes. Fueron a jugar al minigolf en la Aventura de la Isla del Pirata, y Sasha intentó emular el swing del padre. Luego hicieron el paseíllo por un centro comercial, antes de hincarle el diente a las gambas en el restaurante Firefly.

La familia incompleta (Malia sigue de campamento) pasó la noche en el Bay Point Marriott, un resort de relativo lujo, encajonado en el enjambre de rascacielos pretenciosos y moteles trasnochados que se disputan la finísima arena de Panama City Beach. Ayer, bajo los eternos cielos amenazantes del Golfo, salieron de allí en un yate, el Bay Point Lady. Apenas se alejaron de la costa pudieron ver varias marsopas a babor, señal inequívoca de que lo peor del vertido de BP ya pasó.

    Imagen
Y al cabo de 27 horas, perseguidos por un tumulto de admiradores (incluido el mexicano Macario Salomón, que vino a casarse a la playa), los Obama dieron por acabadas sus minivacaciones populares en aras del turismo local...

Manuel Fraga Iribarne, a la sazón ministro de Información y Turismo, se llevó a toda la prensa del mundo mundial (incluida la norteamericana) a su machada en aguas almerienses y en pleno mes de marzo de 1966. Barack Obama dio sin embargo esquinazo a los medios en el momento estelar de su visita al Golfo: tan sólo el fotógrafo oficial de la Casa Blanca tuvo el privilegio de ser testigo del baño familiar en el punto conocido como Alligator Point.

«No quería que pasara lo que ocurrió en Hawai», matizó después el presidente, a la hora de justificar su escapada con Sasha. En aquella ocasión, Obama jugó a hacer surf con las olas y los fotógrafos dispararon a placer. Esta vez, el presidente apenas sacó del agua los brazos, la cabeza y la calculadísima sonrisa, invitando a los americanos a perderle el miedo al vertido.

El incidente de Palomares, cuando dos aviones norteamericanos colisionaron sobre el mar con su carga de cuatro bombas termonucleares, dio en su día pie a un documental de propaganda militar, titulado Operación Headstart, con Fraga luciendo los calzones de protagonista. La operación secreta de Obama, semisumergido en las aguas del Golfo, aún no tiene nombre, pero está calculada para impulsar el maltrecho turismo local (se calcula que las pérdidas podrían ser de 27 millones de dólares) e intentar olvidar que en un punto no tan remoto en el horizonte se vertieron al mar 800 millones de litros de petróleo.

Los periodistas le echamos valor y nos bañamos a la altura de Gulf World, uno de esos torreones de 30 pisos en primera línea de playa. El oleaje es intenso y el agua tiene un color pardusco. Todo está lleno de algas y se diría que la espuma deja un regusto a petróleo en el ambiente.

«La playa se llenó hace un mes de bolas de alquitrán, pero no ha sido peor que otras veces», recuerda John Schaeffer, que estudia Económicas en Tallahassee, con un bote de Budweiser en la mano. «Para mí que el Golfo tiene unas tragaderas enormes... Voy a hacerle caso a Obama: ahora mismo llamo a unos cuantos amigos para que se vengan mañana para acá».


[table][col]Imagen[col]Imagen[col]A la misma hora del baño de palomares de Obama, Macario Salomón se casaba con Amy Lynn Gipson sobre la arena blanquísima de Panama City Beach, con su hijo de dos años Ethan Michael como testigo. «Siempre soñé con casarme en la playa», aseguraba Macario, que vive en Arkansas. «Con Clinton he coincidido alguna vez, pero lo que no esperaba era toparme aquí mismo con Obama».

«La visita del presidente ha sido un gran empujón», reconoce Kayla Fuit, de Gold Side Beach Weddings. «Tuvimos muchas cancelaciones porque nadie quería casarse en un playa manchada con petróleo. Pero esta semana vamos ya viento en popa: ésta es nuestra cuarta boda». [/table]

Callie, Lavonne y Juliette Burden (madre, hija y nieta) vienen regularmente al Benidorm del Golfo desde Alabama. «Todo está un poco más sucio, pero nada ha cambiado», asegura Lavonne, afroamericana. «Yo le diría a los Obama que no se vayan tan pronto, que se queden con nosotros toda la semana», piensa para afuera la mujer, mientras la familia del presidente pone pies en polvorosa.

EL MUNDO, UVE, LUNES 16 AGOSTO 2010

Avatar de Usuario
Etiopia
En tratamiento
En tratamiento
Mensajes: 1005
Registrado: Mar 02 Dic, 2008 9:11 am

Mensajepor Etiopia » Lun 06 Sep, 2010 5:08 pm

03-09-2010

La biografía oculta de los Obama: una familia al servicio de la CIA (I)

Wayne Madsen
Voltaire.net

El periodista de investigación Wayne Madsen ha logrado compilar varios archivos de la CIA que demuestran los vínculos de esa agencia de espionaje con instituciones y personas estrechamente ligadas a Barack Obama, así como a sus padres, su abuela y su abuelo. La primera parte de este trabajo subraya la participación de Barack Obama padre en las acciones de la CIA en Kenia, operaciones destinadas a obstaculizar que el comunismo ganara terreno en ese país gracias a la influencia de China y de la Unión Soviética en los medios estudiantiles. Las operaciones de la CIA en Kenia tenían también como objetivo evitar el surgimiento de líderes africanos no alineados.


Business International Corporation, la empresa tapadera de la CIA en la que trabajaba el futuro presidente estadounidense, organizaba conferencias en las que reunía a los más poderosos dirigentes y utilizaba a periodistas como agentes en el extranjero.

El trabajo que el propio Barack Obama realizó en esa empresa a partir de 1983 coincide con las misiones de espionaje por cuenta de la CIA que su madre, Stanley Ann Dunham, había realizado durante los años 1960, después del golpe de Estado en Indonesia, como trabajo para otras instituciones que también servían de pantalla a la CIA, como la East-West Center de la universidad de Hawai, la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (United States Agency for International Development, USAID) [1] y la Fundación Ford [2].

Fue durante su trabajo en el East-West Center, en 1965, que la madre de Obama conoció a Lolo Soetoro, el padrastro de Obama , y se casó con él. Soetoro fue enviado nuevamente a Indonesia en 1965 como oficial de alto rango encargado de servir de consejero al general Suharto y a la CIA en el sangriento derrocamiento del presidente Sukarno [3]

El padre de Barack Obama había conocido a la madre, en 1959, en un curso de idioma ruso organizado en la universidad de Hawai. Barack Obama padre figuraba entre los seleccionados para participar en un intercambio entre [la región] Este de África y Estados Unidos, intercambio que debía incorporar 280 estudiantes africanos a diferentes instituciones universitarias estadounidenses.

Según un despacho de la agencia Reuters fechado en Londres el 12 de septiembre de 1960, aquella operación contaba simplemente con una «ayuda» proveniente únicamente de la Fundación Joseph P. Kennedy. Su objetivo era entrenar y adoctrinar a futuros agentes que debían ejercer su influencia en África, continente que por aquel entonces estaba convirtiéndose en un terreno de confrontación entre Estados Unidos, la Unión Soviética y China, potencias que trataban de ganarse a los regímenes de los países africanos que acababan de alcanzar la independencia o que estaban a punto de lograrla.

Durante la selección de los estudiantes que serían enviados a Estados Unidos, Masinda Muliro, vicepresidente de la Unión Democrática Africana de Kenia (Kenyan African Democratic Union, KADU), había denunciado las preferencias tribales a favor de la etnia kikuyu, mayoritaria, y de la minoritaria etnia luo. Aquel favoritismo privilegiaba a los simpatizantes de la Unión Nacional Africana de Kenia (Kenyan African National Union, KANU), cuyo líder, Tom Mboya, tenía un pasado como nacionalista y sindicalista. Fue Mboya quien decidió el envío de Barack Obama padre a la universidad de Hawai como estudiante. Obama padre, ya casado en Kenia, donde era padre de un hijo y estaba en espera de otro, se casó con Stanley Ann Dunham en la isla de Maui el 2 de febrero de 1961. Dunham ya tenía 3 meses de embarazo de Barack Obama en el momento de su unión con Obama padre, quien se convirtió en el primer estudiante africano incorporado a una universidad estadounidense.

También según la agencia Reuters, Muliro declaró que quería enviar a Estados Unidos una delegación para investigar a los estudiantes kenianos que habían recibido « regalos » provenientes de estadounidenses y «garantizar que los regalos que se hicieran a los estudiantes en el futuro [fuesen] administrados por personas sinceramente preocupadas por el desarrollo de Kenia».

Mboya recibió en aquella época una subvención ascendiente a 100 000 dólares proveniente de la Fundación Joseph P. Kennedy, en el marco del programa de invitación de estudiantes africanos, después de haber rechazado una propuesta similar de parte del Departamento de Estado. Resulta evidente que a Mboya le inquietaban las sospechas que la entrega de una ayuda oficial estadounidense podía provocar entre los políticos kenianos procomunistas, quienes ya sospechaban que Mboya estaba vinculado a la CIA. Así que el financiamiento del programa se garantizó a través de la Fundación Joseph P. Kennedy y de la Fundación de Estudiantes Afroamericanos. El padre de Obama no estuvo en el primer grupo enviado a Estados Unidos por vía aérea, sino en uno de los siguientes. Aquel programa de ayuda a los estudiantes africanos, organizado por Mboya en 1959, incluía estudiantes de Kenia, Uganda, Tanganyka, Zanzíbar, Rhodesia del Sur y del Norte (hoy Zambia y Zinbabue) y de Nyasaland (hoy Malawi).

La agencia de noticias Reuters reporta además que Muliro denunciaba por entonces que el favoritismo existente en la selección de los beneficiarios de la ayuda estadounidense «molestaba y amargaba a los demás estudiantes africanos». Muliro señalaba que «se daba preferencia a las tribus mayoritarias [ los kikuyus y los luos] y que muchos de los estudiantes seleccionados por Estados Unidos no habían logrado pasar los exámenes de admisión mientras que otros estudiantes no seleccionados tenían mejores referencias».

El padre de Obama era amigo de Mboya y pertenecía a la etnia luo.
Al ser asesinado Mboya, en 1969, Obama padre compareció como testigo en el juicio contra el presunto asesino. Incluso afirmó haber sido él mismo objeto de un intento de asesinato en plena calle después de su testimonio ante el tribunal.

El padre de Obama partió de Hawai en 1962 para estudiar en Harvard y se divorció de Dunham en 1964. Se casó nuevamente con una estudiante de Harvard, Ruth Niedensand, una estadounidense judía, y volvió con ella a Kenia, donde tuvieron dos hijos. Aquella unión también terminó en divorcio. Obama padre trabajó en el ministerio de Finanzas y en el ministerio de Transportes de Kenia, así como en una compañía petrolera. Murió en un accidente automovilístico, en 1982, y los principales políticos de Kenia asistieron a sus funerales, entre ellos Robert Ouko, quien se convertiría posteriormente en ministro de Transportes y sería asesinado en 1990.

Los documentos de la CIA indican que Mboya era un importante agente de influencia que trabajaba por cuenta de la CIA, no sólo en Kenia sino en todo el continente africano. Según un informe semanal secreto de la CIA (CIA Current Intelligence Weekly Summary), fechado el 19 de noviembre de 1959, Mboya tenía la misión de vigilar a los extremistas durante la segunda Conferencia Panafricana de Túnez (All-Africa People’s Conference, AAPC).


El documento de la CIA reporta que «serias fricciones [se habían] desarrollado entre el primer ministro de Ghana, Kwame Nkrumah, y el nacionalista keniano Tom Mboya quien [había] participado activamente en diciembre [de 1958] en la vigilancia sobre los extremistas durante la primera Conferencia Panafricana en Accra». La expresión «participado activamente» parece indicar que Mboya cooperaba con la CIA, cuyo informe fue redactado por sus agentes destacados en Accra y Túnez. Fue durante aquel período de «colaboración» con la CIA en Accra y en Túnez que Mboya asignó una beca de estudios al padre de Barack Obama y le ofreció la posibilidad de salir del país y de estudiar en la universidad de Hawai, donde encontraría a la futura madre del actual presidente de Estados Unidos y se casaría con ella.

En un informe semanal secreto de la CIA anterior, con fecha del 3 de abril de 1958, aparecen la siguientes frase: «[Mboya] sigue siendo uno de los dirigentes africanos más prometedores». En otro informe semanal secreto, fechado el 18 de diciembre de 1958, la CIA califica al nacionalista keniano MBoya de «joven vocero capaz y dinámico» durante su participación en los debates de la Conferencia Panafricana y lo describe como un opositor ante «extremistas» como Nkrumah, quien contaba con el apoyo de « los representantes chino-soviéticos».

En un documento desclasificado de la CIA sobre la Conferencia Panafricana de 1961, el conservadurismo de Mboya, al igual que el del tunecino Taleb Sliam, se define claramente como contrapeso ante la política de izquierda del clan Nkrumah. Los procomunistas habían sido electos a la cabeza del comité organizador de la Conferencia Panafricana durante la conferencia del Cairo, en 1961, a la que asistió Mboya.

En el informe de la CIA aparecen los nombres de varios de aquellos dirigentes, como el senegalés Abdoulaye Diallo, secretario general de la Conferencia Panafricana; el argelino Ahmed Bourmendjel; el angoleño Mario de Andrade; Ntau Mokhele de Basutoland (antiguo Lesotho); el camerunés Kingue Abel; Antoine Kiwewa, del Congo belga (la actual República Democrática del Congo); el ghanés Kojo Botsio; el guineano Ismail Touré, T. O. Dosomu Johnson, de Liberia; el maliense Modibo Diallo; el marroquí Mahjoub Ben Seddik, el nigerino Djibo Bakari; el nigeriano Tunji Otegbeya; Kanyama Chjume, de Nyassaland; el somalí Ali Abdullahi; el sudafricano Tennyson Makiwane y Mohamed Fouad Galal, de los Emiratos Árabes Unidos.

Los únicos participantes que recibieron la aprobación de la CIA fueron Mboya (quien, según todo indica, era un colaborador de la CIA); Joshua Nkomo, de Rhodesia del Sur; B. Munanka, de Tanganyka; el tunecino Abdel Magid Shaker y el ugandés John Kakongé.

Finalmente se produce la destitución de Nkrumah, después de un golpe de Estado orquestado por la CIA mientras que el líder realizaba una visita a China y Vietnam del Norte. Aquella operación se produce un año después de la que realizó la CIA contra el presidente Sukarno, otro golpe de Estado en el que participó la familia de Obama por parte de madre. Ciertos elementos hacen pensar que el asesinato de Mboya, en 1969, fue organizado por agentes chinos que actuaban por cuenta de las facciones gubernamentales que el presidente keniano, Jomo Kenyatta, había puesto a cargo de la lucha contra Mboya y, por consiguiente, de la eliminación de un político africano proestadounidense de primera línea. Todas las embajadas de Nairobi pusieron sus banderas a media asta como homenaje a Mboya, con excepción de la embajada de la República Popular China.

La influencia que Mboya ejerció sobre el régimen de Kenyatta se prologará durante mucho tiempo después de su muerte, aún en vida del padre de Barack Obama . En 1975 se produce el asesinato de Josiah Kariuki, socialista miembro del partido KANU (partido a cuya creación había contribuido junto con Mboya y con el padre de Barack Obama . Después de aquel asesinato, Kenyatta expulsa del gobierno a tres ministros rebeldes que «estaban personalmente vinculados a Kariuki o a Mboya». Dicha información se clasificó primeramente como secreta (nivel de clasificación Umbra) y aparece en varias notas de servicio de la CIA en el Medio Oriente, en África y Sudáfrica. Fue divulgada posteriormente a través de la red COMINT, el 24 de junio de 1975. La información de inteligencia que figura en ese informe, como lo demuestra su nivel de confidencialidad, proviene de escuchas efectuadas por el ministerio del Interior de Kenia. Nadie fue acusado nunca por el asesinato de Kariuki.

Las escuchas a las que fueron sometidas personas vinculadas a Mboya y Kariuki prueban que la NSA y la CIA mantuvieron bajo vigilancia al padre de Barack Obama , quien –como ciudadano extranjero en Estados Unidos– podía ser sometido ocasionalmente a escuchas de manera legal, escuchas de las que se encargan la NSA [la National Security Agency estadounidense] y el Government Communications Headquarters (GCHQ, servicio de espionaje electrónico del gobierno británico).


Fuente: http://www.voltairenet.org/article166882.html

Avatar de Usuario
Invitado

EEUU SE DISPONE A CASTIGAR A OBAMA EN LAS URNAS

Mensajepor Invitado » Mar 02 Nov, 2010 6:05 pm

http://www.elpais.com/articulo/internac ... iint_3/Tes
Elecciones legislativas en EE UU
EE UU se dispone a dar un drástico giro político como castigo a Obama
elpais.com, 02/11/2010

Una victoria republicana abrirá una gran incógnita sobre el futuro del presidente. Estados Unidos se dispone a dar un drástico giro político. Los esfuerzos finales de Barack Obama, que hasta el último momento hizo campaña a favor de las candidaturas demócratas, no han servido para cambiar el estado de ánimo de los electores, que hoy castigarán severamente al presidente y darán a los republicanos una mayoría suficiente en el Congreso como para frenar el proyecto demócrata y, si son capaces, avanzar sus propias soluciones a la crisis de confianza que vive el país.

Avatar de Usuario
Batacazo electoral

Mensajepor Batacazo electoral » Mié 03 Nov, 2010 8:26 pm

http://www.publico.es/344802/obama-reco ... mi-trabajo
Obama:'Debo hacer mejor mi trabajo'
publico.es, 03/11/2010

Imagen

"Me siento mal". Un cariacontecido Barack Obama no ha podido esconder su decepción tras la histórica derrota ("ha sido una paliza") del partido Demócrata en las elecciones al Congreso y el Senado celebradas ayer en EEUU.

Avatar de Usuario
Invitado

Mensajepor Invitado » Mié 03 Nov, 2010 9:48 pm

http://www.abc.es/20101103/internaciona ... 8984676:z0
Obama sufre el mayor vuelco parlamentario en 60 años
abc.es, 03/11/2010

Imagen

Estas elecciones midterm han provocado el mayor vuelco político en la Cámara de Representantes de EE.UU. en 60 años. Exactamente desde 1946.
Los republicanos tomaron el control de la Cámara de Representantes, algo que se veía venir desde no muy entrada la noche. La humillación fue casi completa, y el Tea Party dio la puntilla.

El "Tea Party" que ha logrado imponer a sus candidatos en relevantes victorias, sobre todo en la Cámara Alta. Como es el caso de Rand Paul en Kentucky junto a Marco Rubio en Florida, que ahora más que nunca alimentar toda clase de especulaciones presidenciables

Código: Seleccionar todo

El llamado "Tea Party" no es nada más que la clase media americana, la gente antipartido que sólo desea un futuro mejor para su descendencia y que no desea que los partidos sean el todo en América. Esto nos vendría muy bien en España, por supuesto, pues la gente normal está harta de tanta intromisión de los partidos políticos en su vida y de tanto vivir ellos a nuestra costa. Pero América es de verdad democrática y sólo busca lo mejor para el pueblo. !Cuánto camino nos falta por recorrer en España, sobre todo a los politicuchos que tenemos que no hacen más que chuparnos la sangre¡.

Avatar de Usuario
Palin

Mensajepor Palin » Dom 07 Nov, 2010 10:13 pm

TRIG, BANDERA DE LA MAMÁ DE AMÉRICA

En la campaña para las elecciones de esta semana, cuyo resultado refuerza el futuro de Sarah Palin, no se separó de su hijo, afectado por el síndrome de Down

RICARD GONZÁLEZ/Washington

[table][col]Imagen[col]Imagen[col]Al final del mitin del Tea Party en Phoenix, Sarah Palin sale a saludar a las docenas de excitados fans que la esperan detrás del escenario. En sus brazos sostiene a Trig, su hijo menor. Palin lo besa, le hace carantoñas. Lo mira con orgullo. No hay duda de que el pequeño, de dos años y medio, es el niño de sus ojos. A nadie debería sorprender la actitud de Palin. Por algo dice la sabiduría popular que los hijos pequeños son los más mimados. Sin embargo, en su lugar, muchas madres de hoy no habrían dado a luz al bebé. Y es que Trig padece síndrome de Down.

El profundo amor de los Palin por Trig es evidente desde su nacimiento. Tan pronto como John McCain sorprendió a propios y extraños nombrando a la desconocida gobernadora de Alaska como aspirante a la vicepresidencia, ésta no tuvo reparos en aparecer ante la prensa con su bebé. Otros más bien lo habrían escondido, como si fuera una vergüenza. «Trig es precioso, y ´ lo adoramos. Sabíamos por las pruebas que afrontaría desafíos especiales, y nos sentimos privilegiados de que Dios nos haya concedido este regalo, y una alegría indescriptible desde que él ha entrado en nuestras vidas», declaró la familia Palin en un comunicado cuando el bebé tenía sólo unos días. Desde entonces, un vínculo muy especial se ha formado entre Trig y su madre, que no se separa del pequeño en los múltiples viajes que realiza por EEUU, ya sea para presentar su último libro, o para ofrecer un discurso en algún mitin del Tea Party, o de algún candidato republicano. Quizás algo tenga que ver en la pasión de Palin por el niño su atribulado parto, que forma parte de la leyenda en torno a la políticamás querida y más odiada de América. A los ocho meses de embarazo, Palin decidió acudir a Dallas para dar un importante discurso en una cumbre de gobernadores dedicada a la energía. Minutos antes de subir al estrado, la osada líder conservadora empezó a sentir contracciones. No obstante, realizó su intervención como si nada estuviera pasando. «No me iba a perder ese discurso», explicaría después. El único que notó algo raro, por la rapidez con la que bajó del escenario, fue Rick Perry, el gobernador de Texas. Camino del aeropuerto, Palin rompió aguas, pero contuvo el dolor con disimulo, y no informó al capitán del vuelo. «Quizás no me habrían dejado volar», recuerda. Por suerte, llegó a Anchorage, la capital económica de Alaska, y Trig nació sin complicaciones añadidas. [/table]

A pesar de la convicción con la que defiende hoy su decisión de dar a luz a su quinto hijo, en un primer momento fue presa de las dudas, e incluso de la desazón. Para empezar, su embarazo había sido no deseado, y el saber a los cuatro meses que su hijo tendría síndrome de Down no facilitó las cosas. «No había tenido ningún problema con los otros embarazos, o sea que fue un shock... Pensé: “¿Cómo lo voy a hacer?”», explicó en una entrevista en profundidad con la célebre presentadora Barbara Walters. «Me costó un tiempo abrir el libro que el doctor me dio sobre los niños con síndrome de Down, y entrar en internet para empezar a informarme».

En cambio, la reacción de Todd, su marido, fue mucho más positiva. Enseguida se hizo la reflexión opuesta a la de muchos padres en una situación parecida. «No deberíamos preguntarnos: “¿Por qué nosotros?”. Deberíamos decir “¿Por qué no nosotros?” Siempre creí que nuestra familia podría manejar esta situación perfectamente», explicó Todd, el marido fiel.

    ENVIADO POR DIOS

Al final, su creencia en Dios jugó un papel muy importante en su decisión. «Tenemos la fe de que cada bebé ha sido creado por una buena razón, y tiene el potencial de hacer del mundo un lugar mejor », fueron sus palabras para explicar el porqué de su negativa a abortar. [El 90% de los padres aborta al saber que esperan un hijo con síndrome de Down. Muchos especialistas vaticinan ya la extinción de los Down]

Tras su fulgurante ascenso en la política nacional las malas lenguas atribuyeron su parto a «una motivación política». Pero Palin, a pesar de haberse convertido en la estrella del Partido Republicano y en su mejor baza para disputar la presidencia al hoy tocado Obama, siempre ha rechazado haber realizado cálculos políticos. Dicho esto, es innegable que la coherencia entre su ideología política, contraria al aborto, y su actuación en aquella delicada situación fue uno de los motivos por los que su figura despertó una adhesión instantánea entre los sectores conservadores de la sociedad.

Desde su nacimiento, el pequeño Trig ha sido utilizado como una arma arrojadiza contra Palin por parte de sus adversarios. Los más desalmados no dudaron en diseminar la teoría de que el bebé no era hijo de la gobernadora, sino de su hija Bristol, que quedó embarazada unos meses después del nacimiento de Trig, siendo aún adolescente. Aún hoy se expande el bulo en alguna web.

Más tarde, se acusó a la política conservadora de poseer una ambición desaforada y de ser una mala madre, pues, de otra forma, no habría aceptado la propuesta de McCain de formar un tándem contra Obama. Un bebé de pocos meses, y más aún síndrome de Down, requiere unas atenciones incompatibles con la vicepresidencia de la superpotencia mundial. A estas críticas Palin respondió abriendo las puertas de su despacho en la sede del Gobierno de Alaska, donde los periodistas pudieron ver cómo ejercía de forma natural su profesión con la cuna de Trig a su lado.

Después de abandonar el cargo de gobernadora el verano pasado, ha sido mucho más fácil para Palin compatibilizar su condición de madraza con la de líder política de la América conservadora. Sus colaboraciones como tertuliana de la cadena Fox News y sus viajes por el país le conceden más tiempo para su hobbie favorito: realizar actividades al aire libre con sus hijos. Trig participa en ellas como uno más, aunque para Palin es el más especial.

EL MUNDO / CRÓNICA / DOMINGO 7 DE NOVIEMBRE DE 2010

Avatar de Usuario
Obama Sr.

Mensajepor Obama Sr. » Dom 07 Nov, 2010 10:41 pm

Imagen
El presidente de EEUU, con su padre —también Barack Obama—, en una imagen de 1971.

¿FUE ASESINADO EL PADRE DE OBAMA POR MOTIVOS POLÍTICOS?

No habría muerto al estrellarse contra un árbol, borracho como una cuba, sino víctima de un crimen político de una etnia rival en Kenia . La hipótesis la recoge un libro sobre las raíces del presidente de EEUU. La abuela keniata: «El coche no estaba muy perjudicado, ni siquiera había mucha sangre»

ANA GOÑI / JOANA SOCÍAS
Madrid / Nairobi

La noche era cerrada. Aquel 24 de noviembre de 1982 la oscuridad imperaba en África. El alcohol barato de los bares de Nairobi había convertido la cabeza de Barack Obama padre en un bombo. Todo le daba vueltas. Incluso el árbol que tenía enfrente y que no pudo esquivar. Dicen que la muerte fue instantánea y que apenas sufrió. Una hipótesis que ahora refutan los Obama africanos y que recoge un nuevo libro. La tesis: el padre del presidente estadounidense podría haber sido eliminado por su resistencia al Gobierno de los kikuyus, etnia que los británicos promovieron tras la independencia en detrimento de los luos, la tribu de los Obama.

    —Barry, Barry, ¿eres tú?
    —Sí… ¿Quién es?
    —Soy tu tía Jane, de Nairobi.
    —¿Quién has dicho que eres?
    —La tía Jane. Escucha, Barry, tu padre ha muerto en un accidente.
Cuando Barack Obama (Barry) recibió la llamada con las malas noticias era un estudiante de la Universidad de Columbia (Nueva York). No conocía Nairobi ni Kenia. Y Barack Hussein Obama senior, el fallecido, no era para él más (ni menos) que un padre ausente. Sin embargo, su sombra incómoda le ha perseguido siempre. Hoy, vuelve a hacerlo. El libro The Obamas (Ed. Crown), sobre las raíces africanas del primer presidente negro de EEUU, se hace eco de las dudas que los familiares y amigos de Obama Sr. albergan sobre su muerte, en un intento que muchos expertos califican de afán por redecorar la figura de un hombre con muchos pliegues.

La versión oficial dicta que salió de un bar como una cuba, como solía, y se empotró contra un árbol. La que con este libro (que ya está a la venta en el Reino Unido y en primavera llegará a EEUU) sale a la luz, apunta a que pudo ser víctima de un asesinato político. Incluso la abuela del presidente, mamá Sarah, sostiene que el accidente no fue la causa del fallecimiento de su hijo, cuyos restos están enterrados en la casa de la octogenaria, como manda la tradición africana, en la misma tierra fértil que alberga el cuerpo de su difunto marido. «Nunca pensamos que fuera un accidente de verdad. Su cuerpo estaba entero, el vehículo no estaba muy perjudicado. […] Ni siquiera había mucha sangre», ha dicho ahora, al ser preguntada.


    ALCOHÓLICO, VIOLENTO Y POLÍGAMO, ABANDONÓ AL PEQUEÑO BARACK CON UN AÑO. SÓLO VOLVIÓ UNA VEZ Y DE VISITA

Como reconoce el autor del libro, Peter Firstbrook, intentar probar el asesinato, más de 25 años después, es inútil. Más cuando la biografía del personaje, con tantas luces como sombras, hace posibles ambos desenlaces. Obama Sr. era un individuo sin duda brillante, con convicciones políticas y carisma, orgulloso de su país, Kenia, y capaz por ello de vocear su opinión aunque ofendiese al mismísimo presidente y líder de la independencia, Jomo Kenyatta. Y, al tiempo, un alcohólico con un ego demasiado grande y una boca de igual tamaño, soberbio, cautivador (especialmente con las mujeres), polígamo, esposo violento y hombre iracundo que echó su carrera por la borda y que abandonó a su esposa y al pequeño Barack (1 año), para no volver más que una vez, y de visita. Pero ¿a quién de los dos buscó la muerte aquel 24 de noviembre?

Obama Sr. nació en 1936, junto al lago Victoria, vástago de un patriarca luo (y polígamo: tuvo cinco mujeres), etnia conocida en Kenia por sus dotes intelectuales y por su educación. El chico tenía inteligencia, rebeldía y arrogancia. Con un expediente inicial excelente, abandonó el instituto y su casa, tras la consiguiente paliza de su padre: «Veré cómo te diviertes ganando tu propia comida», le dijo. Corría 1953, y el país hervía con la revuelta independentista contra los británicos, que promovieron a los kikuyus y arrinconaron al resto de etnias, también la luo. Él comenzó a interesarse por la política, pero siempre tuvo una fijación más perentoria: las mujeres.

En 1957 se casó con Kezia Nyandega (su padre dio 16 vacas de dote), y engendró dos hijos. Al tiempo, trababa amistad con los que poco después gobernarían el país, especialmente Tom Mboya, un líder luo e importante promesa política.

Pero Obama Sr. sabía que tenía talento, más que el resto (según creyó siempre), y quería aprovecharlo. Utilizó su encanto y, con la ayuda de varias norteamericanas fascinadas, pasó cursos a distancia y pidió becas (más de 30) para campus en EEUU. Finalmente, lo aceptó la universidad de Hawai, donde sería el primer estudiante negro africano.

En el aeropuerto de partida se quedaron su primer hijo, su mujer, Kezia, y la niña que tenía en su vientre. En el de llegada, le esperaban el título en economía, una nueva esposa que no sabía nada de la anterior, Ann Dunham, y otro hijo, Barack Jr., que nació el 4 de agosto de 1961 (técnicamente ilegítimo, puesto que la poligamia no es legal en EEUU y no se divorció de Kezia).

Cuando acabó la universidad, a los 26, aceptó una beca de doctorado en Harvard, adonde se fue sin ellos. Y siguió conquistando buenas notas… y féminas: «A las mujeres les gustaba este hombre. Barry [padre e hijo comparten nombre y apodo] tuvo montones de novias», cuenta un compañero de Harvard. Entre ellas, Ruth Nidesand, una profesora también blanca, su tercera esposa (después de que Ann pidiera el divorcio) y madre de dos de sus niños.

    LOS WHISKYS, DOBLES

Kenia logró la independencia en 1963. Era hora de volver y buscar un puesto en el gobierno de Kenyatta, en el que su protector, Mboya, ocupaba un ministerio. Pronto, Obama Sr. estaba en el Kenya Central Bank, donde se labró una fama de aclamado economista, pero la semilla de su caída estaba también sembrada. Siempre le había gustado beber. Se le conocía como Double-double, porque pedía dos whiskys a la vez (Johnnie Walker o Vat 69), y siempre intentaba que pagase otro. También escribió un artículo en el que criticaba el gobierno de Kenyatta, lo que le valió importantes enemigos y el pasaje al ostracismo.

A finales de los 60, algunos líderes luo pasaron a la ilegalidad; a otros se les eliminó directamente. En 1969, Mboya fue asesinado, tras lo que muchos vieron la mano del propio Kenyatta. Obama Sr. estaba en una posición difícil. Lo echaron del Banco Central, y se dedicó a beber y criticar en voz demasiado alta. Seguía viendo a Kezia, su primera esposa (que tuvo otros dos hijos, quizá suyos) y su matrimonio con Ruth, a la que según algunos testimonios golpeaba, se rompió. Conductor pésimo, sufrió varios accidentes graves.

Tuvo, aún, un par de empleos, otra esposa, una luo, y otro hijo, en 1982. A éste, de alguna forma, también lo abandonó: pocos meses después, en noviembre, Obama Sr se dejó la vida contra un árbol. Había estado bebiendo toda la noche, pero aquello, según dicen ahora sus familiares en bloque, «no parecía un accidente» sino, más bien, «un crimen […]. Ha muerto tanta gente de esa forma».

No se le veían heridas graves, el coche no parecía salido de un siniestro... Y, como comenta un viejo amigo, «los kikuyus creían que si eliminaban a los luo más brillantes, podrían gobernar para siempre». ¿Es algo que pueda probarse? No. ¿Es creíble? Tanto, quizá, como que Double- double conducía muy borracho.


EL MUNDO / CRÓNICA / DOMINGO 7 DE NOVIEMBRE DE 2010

Avatar de Usuario
harta estoy

ZAPATERO CON SONSOLES Y SUS HIJAS GOTICAS VISITAN EEUU

Mensajepor harta estoy » Dom 14 Nov, 2010 6:52 pm

Imagen


http://images.google.com/imgres?imgurl=http://fotos.laopiniondemurcia....


los comentarios no tienen desperdicio...este hombre nos va dejando en ridiculo cada dia




Volver a “La Crispación”