El historial delictivo del PSOE

Un lugar con buen talante y pluralidad democrática donde se debate lo más relevante de la política y la actualidad nacional e internacional.

Imagen

Avatar de Usuario
EL HUNDIMIENTO

Mensajepor EL HUNDIMIENTO » Mié 16 Ene, 2013 2:58 am

Imagen
Imagen

IU a 0'5 puntos del PSOE

Imagen

Imagen Barómetro electoral: enero 2013

Avatar de Usuario
Assia
de Melbourne
de Melbourne
Mensajes: 16946
Registrado: Mar 29 Dic, 2015 2:19 am
Flag: Australia

Mensajepor Assia » Mié 16 Ene, 2013 7:09 am

Los sicialistas espanoles no quieren enterarse todavia que si continuan con Rubalcaba de lider,los socialistas iran a la sombra por muchos anos.

Avatar de Usuario
AMY

Mensajepor AMY » Sab 26 Ene, 2013 4:15 am


Avatar de Usuario
Assia
de Melbourne
de Melbourne
Mensajes: 16946
Registrado: Mar 29 Dic, 2015 2:19 am
Flag: Australia

Mensajepor Assia » Sab 26 Ene, 2013 11:05 am

Ja,JA,JAAA, AMI, HAS PUESTO LA MUSICA DE 1 CANCION DE LA FALLECIDA CECILIA. LA CANCION QUE MAS ME GUSTA A MI DE CECILIA:
"UN RAMITO DE VIOLETAS." YA ERA HORA QUE ALGUIEN ME SACARA 1 SONRISA HOY.

UN MILLON DE GRACIAS
Un abrazo,
Assia

Avatar de Usuario
corruPSOE

Mensajepor corruPSOE » Dom 27 Ene, 2013 3:13 am



Oda a Amy Martin :juas:

Avatar de Usuario
un chiste

Mensajepor un chiste » Mié 06 Feb, 2013 12:46 am

Imagen


Soraya Rodríguez: «Es muy fácil colocar mi nombre junto a una cantidad»

La portavoz del PSOE exige la dimisión del presidente pero resta importancia a su vinculación con una presunta subvención irregular a Carlos Mulas


La portavoz parlamentaria socialista, Soraya Rodríguez, ha asegurado que es «muy fácil» colocar su nombre «junto a una cantidad» en cualquier subvención que haya recibido Ideas, Faes o cualquier fundación de un partido con representación parlamentaria, porque esas subvenciones dependen de la Secretaría de Estado que ella ocupó de 2008 a 2011.

Así se ha defendido de su supuesta vinculación en la presunta subvención irregular que adjudicó a Carlos Mulas como secretaria de Estado de Cooperación Internacional para la edición de un libro. Ha asegurado que, sin embargo, «es imposible conocer los proyectos concretos» que se subvencionan y ha hecho hincapié en que Mulas tendrá que «devolver todo el dinero cobrado de forma ilegal».

La socialista ha hecho uso de este argumento al mismo tiempo que está dando por necesarias explicaciones más profundas e incluso la dimisión del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, después de que haya aparecido su nombre junto a una cantidad en la supuesta lista elaborada por el ex tesorero popular Luis Bárcenas.

Mulas fue destituido de su cargo tras conocerse que la Fundación Ideas, vinculada al PSOE, había pagado más de 50.000 euros a una columnista ficticia, Amy Martin, que resultó ser un pseudónimo usado por su expareja Irene Zoe Alameda.

Avatar de Usuario
otro

Mensajepor otro » Mié 06 Feb, 2013 12:49 am



https://twitter.com/BecasYofertas/statu ... 80/photo/1

Avatar de Usuario
Invitado

Mensajepor Invitado » Dom 09 Jun, 2013 4:54 pm

Imagen

El PSOE se borra de la asociación que pide investigar fichajes de socialistas por eléctricas

Se da de baja en la lista de miembros adheridos a la Plataforma Ciudadana por un Nuevo Modelo Energético, que ha pedido a Anticorrupción que investigue a Felipe González, Salgado y Solbes, entre otros. La variante madrileña, el PSM, continúa.

El PSOE se ha borrado de forma fulminante de la plataforma que el pasado miércoles presentó un escrito de denuncia ante la Fiscalía Anticorrupción para que investigue posibles delitos de prevaricación y tráfico de influencias cometidos por 26 expolíticos, entre ellos, 12 socialistas, como consecuencia de su paso de la cosa pública al sector energético (en especial, grandes compañías eléctricas) en los últimos años.

Este diario publicó el viernes que el PSOE había tomado parte en la denuncia como integrante de la Plataforma Ciudadana por un Nuevo Modelo Energético, un heterogéneo colectivo en defensa de las energías renovables al que el Partido Socialista se adhirió, a través de algunos de sus miembros, en el momento de su creación, el pasado mes de septiembre.

Ha sido publicarse esa noticia y desaparecer el logotipo del PSOE del apartado de “adhesiones” de la página web de este colectivo, como puede apreciarse en la imagen que ilustra esta información.

La plataforma, que integra “a personas, colectivos sociales, organizaciones ambientales, sindicatos, organizaciones empresariales y partidos políticos por la defensa de un cambio en el modelo energético, basado en el ahorro, la eficiencia, las energías renovables y la soberanía”, ha pasado así a tener 145 miembros, según su web, aunque fuentes de la misma dicen que la cifra actual de adheridos ronda ya los 150.

El pasado jueves, desde el colectivo confirmaban la vinculación del PSOE con la misma (sobre todo, en su fase inicial, a finales del año pasado) y añadían que los socialistas eran “plenamente conscientes” de la presentación de esa denuncia antes de que se hiciera pública.

Por su parte, el secretario de Ordenación del Territorio y Sostenibilidad del PSOE, Hugo Morán, reconocía que el partido ha colaborado con la plataforma en varias iniciativas, pero aseguraba que su grupo, de cuya ejecutiva federal es miembro, “no está adherido” a ese colectivo y recalcaba que "nunca" lo ha estado, unas palabras que han provocado cierta sorpresa en algunos miembros del colectivo. También señalaba que está "en contra" de la iniciativa presentada ante la fiscalía.

El propio Morán se ha encargado personalmente de ponerse en contacto con los responsables de la plataforma para exigir la retirada del logo del PSOE de su web.

No obstante, en la misma sigue figurando como miembro (con el número 110) el Partido Socialista Madrileño, liderado por Tomás Gómez y al que pertenece Cristina Narbona, la socialista que más se ha significado en el apoyo a este movimiento, aunque miembros del mismo aseguran que lleva tiempo sin aparecer por las asambleas que realiza cada semana. Narbona es desde este año consejera del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) a propuesta del PSOE.

La denuncia, que este viernes ya superaba las 123.000 firmas de apoyo en Internet, incluye a destacadas figuras del socialismo como el expresidente del Gobierno Felipe González (consejero de Gas Natural), los exministros Pedro Solbes (Enel), Elena Salgado (a sueldo de una filial de Endesa) y Narcís Serra (exvocal de Gas Natural) y el expresidente del Congreso Manuel Marín (expresidente del Congreso y presidente de la Fundación Iberdrola).

La plataforma destaca que ha logrado situar el debate energético en la discusión pública y subraya que aúna a “personas con muchas diferencias ideológicas que han aparcado” para trabajar en pos de un modelo energético basado en las renovables.

Avatar de Usuario
Invitado

José Amedo presenta "Cal Viva"

Mensajepor Invitado » Vie 04 Oct, 2013 3:29 am




Cal viva
Cal viva es el relato más visceral, descarnado y directo que nunca se había escrito de los crímenes de los GAL, a través del testimonio en primera persona de uno de sus protagonistas indiscutibles, cuando se cumplen treinta años. José Amedo revela por fin los detalles más minuciosos, hasta ahora desconocidos: cómo se urdió el asesinato de Santiago Brouard en el hotel Ercilla de Bilbao, la colaboración de la policía francesa para acabar con el santuario de la banda en el sur de Francia o la conspiración que trenzó Baltasar Garzón para vengarse del ninguneo que padeció durante su etapa en la política.

Pero no solo eso. En este libro, el exsubcomisario identifica con nombre y apellidos quién ordenó, planeó y ejecutó cada atentado, y desnuda el alma de la guerra sucia.

Avatar de Usuario
Invitado

El Rey, González, Rubalcaba, Garzón...

Mensajepor Invitado » Sab 05 Oct, 2013 9:06 pm

Imagen

El Rey, González, Rubalcaba, Garzón...
José Amedo señala a los protagonistas de los GAL

"No tengo ninguna duda de que el Rey lo sabía. El GAL lo hizo el Gobierno con el consentimiento de la Oposición"


Imagen


El Rey

"No tengo ninguna duda de que el Rey lo sabía. El GAL era un asunto de estado, y es imposible pensar que no lo hizo el Gobierno con el consentimiento de la Oposición [en aquel momento la AP de Manuel Fraga] e informando al jefe del Estado" Las palabras de Amedo el viernes durante la presentación del libro sobre el papel de Don Juan Carlos quedan reducidas a mera especulación en las páginas de Cal Viva. El libro se limita a relatar un encuentro entre el monarca y el padre de José Amedo durante los Juegos de Barcelona en 1992. Un encuentro que habría propiciado el propio monarca tras saludar al equipo de tiro, en cuyo equipo técnico participaba Ramón Amedo. Lo hablado es una incógnita que el padre de Amedo nunca quiso revelar y tampoco ahora su hijo, aunque, asegura "es fácil de imaginar".



Imagen


Felipe González

"Cuando Felipe González dijo en 1988, en una rueda de prensa en La Moncloa, que el Gobierno respaldaba a Amedo y Domínguez nos estaba lanzando un mensaje. Debíamos guardar silencio" Amedo relata cómo posteriormente el Ejecutivo del PSOE mantuvo una línea abierta al más alto nivel con ellos: "los abogados llegaban todos hablando en nombre de Felipe González" Por supuesto para Amedo no hay duda de que corresponde al ex presidente la X que el juez Garzón dibujó en lo más alto del organigrama de los GAL.



Imagen


Corcuera

El que fuese ministro del Interior entre 1988 y 1993 también tuvo un papel activo en las presiones para que Amedo y Domínguez no tirasen de la manta. "Corcuera llamaba directamente a mi mujer, a nuestra casa". En el décimo capítulo de Cal Viva se relata además lo siguiente: "El 30 de junio [el 6 de ese 1993 el PSOE había vuelto a ganar contra pronóstico las elecciones generales] José Luis Corcuera citó en su despacho a uno de mis familiares para informarle de que no era el memento más oportuno, por los pactos que su partido tenía con los nacionalistas vascos, pero que en la primera semana del mes de julio se nos concedería el tercer grado y, cuatro meses más tarde, el indulto" Ocurrió lo primer pero nunca lo segundo.



Imagen


Garzón

"El primero que empezó a conocer a Garzón fui yo. Es un delincuente con toga. Torturaba a los que interrogaba" El ex juez de la Audiencia Nacional es quien peor parado sale del relato de Amedo, que lo dibuja así en el libro: "se trataba de uno de los mayores farsantes que ejercen la judicatura, era un pésimo instructor y tenía una ambición sin límites". El antiguo subcomisario afirma que Garzón también les prometió el indulto, un perdón que sólo conceden los gobiernos, porque iba a ser, según sus propias palabras, ministro del Interior. Su aspiración se frustró tras la victoria electoral socialista con Garzón como flamante número dos en la lista de Madrid, justo después de Felipe González. Después de unos meses como diputado socialista y Delegado del Gobierno en el Plan sobre Drogas, Garzón volvió a tomar inmediatamente la toga tras su paso por la política (entonces no había como ahora impedimento legal para ello) y volvió a acaparar todos los titulares con la histórica reapertura del sumario de los GAL, el primer paso para el posterior encarcelamiento de la cúpula de Interior, incluido el ex ministro del Interior, José Barrionuevo.



Imagen


Rubalcaba

El actual secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, era el portavoz del Gobierno durante la época que recuerda Cal Viva. Amedo le atribuye el intento de comprar su testimonio a finales de 1995 para intentar dar un vuelco a las elecciones que se habían convocado anticipadamente para el año siguiente. Algo para lo que se habría valido de un militante socialista, Joaquín Abascal, quien se hizo el encontradizo con Amedo en varios locales nocturnos que el subcomisario frecuentaba. En aquel momento, mediados de los años noventa, Amedo ya era una persona conocida para el gran público por su aparición en los medios. Lejos de rechazar la invitación, ambos hicieron buenas migas e incluso compartieron negocios inmobiliarios. La explicación del autor del libro: "Sinceramente, me podía la curiosidad de saber hasta dónde estaba dispuesto a llegar el PSOE"



Imagen


Michel Domínguez

Los GAL cometieron 28 asesinatos. En el libro Cal Viva se detallan alguno de ellos, como el del objetor de conciencia Juan Carlos García Goena o el del dirigente de HB Santiago Brouard. Sin embargo, para José Amedo la mayor víctima es su compañero Michel Domínguez, con quien compartió servicio y posteriormente cárcel "sabía que se estaba comiendo algo que no le correspondía. Le cogieron cuando tenía muy poca experiencia como policía por su origen francés. Se necesitaba alguien que dominara el idioma en aspectos muy técnicos y complicados". Por ello, relata, le dijo en abril de 1993 que intentase hablar con Garzón para desvincularse del GAL, algo que fue posible gracias a que el juez no respetaba ningún procedimiento y le hizo llevar de la prisión a su despacho en la Audiencia Nacional. Y ahí fue cuando el entonces magistrado les propuso el pacto: su silencio a cambio de un futuro indulto. Según la versión de Amedo, la penetración en Francia era muy importante porque el GAL, además de sus acciones criminales, trataba de persuadir a los jóvenes del País Vasco francés de que no cayesen en las redes de ETA.

José Amedo no reniega de la guerra sucia contra ETA en la que participó "era la única salida que tenía el gobierno de González" y la justifica por un contexto en el que la moral de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado "estaba por los suelos"; los etarras "tenían en Francia su santuario" y la herida del 23-F no se había cerrado del todo "los sables no se habían envainado".

Avatar de Usuario
Invitado

Mensajepor Invitado » Dom 17 Nov, 2013 10:16 pm

Imagen


Luis Roldán, el rostro de la corrupción: “Y sí, delinquí”

■ Encuentro con el excargo, 20 años después de uno de los mayores escándalos en democracia

■ "He pagado como no lo ha hecho ningùn otro", afirma

Imagen De Pamplona a Laos

Imagen Roldán guarda el botín a buen recaudo, por JOSÉ MARÍA IRUJO

ESPECIAL Imagen Toda la información sobre Luis Roldán



He aquí a Luis Roldán, un exdelegado del Gobierno roto, un exdirector de la Guardia Civil roto, un casi ministro del Interior roto, un exsocialista roto, un tipo roto, en general. Un viejo roto. Setenta años rotos. Helo aquí, roto, 20 años después de los comienzos del desastre. Nació, creció, se multiplicó y se hizo rico sin dejar de romperse, de corromperse. He aquí la metáfora central de una época rota en la que la democracia se defendía en las alcantarillas y en la que las olas de modernización producían la espuma sucia del crimen de Estado, del secuestro de Estado, de la malversación de los fondos públicos, de la financiación ilegal, de las filesas, las malesas, las time export… He aquí un expícaro roto, un hombre de Estado roto. He aquí al primer civil que dirigió la Benemérita. Dos matrimonios rotos, una salud rota, una biografía hecha pedazos. Pasen y vean, tiene algo.

—¿Usted ha sido un delincuente?

—Es evidente que fui condenado por una serie de delitos. Y sí, delinquí.

Avatar de Usuario
Invitado

TIRAR DE LA MANTA NO SIRVE PARA NADA

Mensajepor Invitado » Dom 01 Mar, 2015 2:58 am

Imagen


LA VERDAD ÚLTIMA DE ROLDÁN
❝TIRAR DE LA MANTA NO SIRVE PARA NADA❞

LA VERDAD ÚLTIMA DE ROLDÁN “YO SÓLO TIRÉ DE LA SÁBANA...”

ROLDÁN: “ No he tirado de la manta porque me percaté de que sólo dejaba al aire a cuatro o cinco personas de segundo nivel, y los poderosos iban a seguir tan abrigados como siempre. Pasó antes y es lo que vuelve a pasar ahora en España. El ejemplo más directo es Bárcenas: él ha tirado, lo han achicharrado y los demás se han ido de rositas... Yo sólo tiré de la sábana, y dos o tres días”

SÁNCHEZ DRAGÓ : “ Roldán se ha reencontrado con Dios a través de las lecturas, de Aristóteles a nuestros días, y con su actual mujer, la rusa Natasha. Deja de ser un delincuente y tiene dos vías: el suicidio o la regeneración. Él se encuentra con Dios y se ha regenerado”

Las confesiones del ‘iluminado’ ex director de la Guardia Civil: de la ‘guerra sucia’ a los ‘sobres’ de Moncloa: “Cobraba todo dios”. Ahora, dice, vive arruinado con Natasha, su mujer rusa: “Mi palabra no sirve para nada, pero usted ha estado en mi casa y sabe cómo vivo”. El nuevo libro de Sánchez Dragó cuenta su historia


ANTONIO RUBIO



Llora y llora, pero no tiene pañuelo para secar sus lágrimas. Me acerco hasta el cuarto de baño y le ofrezco un rollo de papel higiénico. Seca sus lágrimas y vuelvo a mis cámaras, una Canon New F-1 con un objetivo 24 mm y una Canon AE-1 con un 50 mm. Intento captar el momento, la situación de un fugado que se ha llevado cientos de millones de pesetas del erario (se calcula que unos 10 millones de euros). Es abril de 1994 y estamos en París, en la habitación 208 del hotel Marignan, junto a los Campos Elíseos. Han pasado 20 años y me lo vuelvo a encontrar, de frente, en Madrid y en la casa de un escritor. Ahora no llora y sus manos ya no juguetean con su gafas Christian Dior de lectura y plegables, ahora sostiene un libro, sus memorias o una «Novela de no ficción», como reza en la tapa. Es Luis Roldán, ex director de la Guardia Civil, la imagen de la corrupción de los años 90, junto con el difunto Jesús Gil.


Imagen

NATASHA EN EL TEATRO DE GATOS

Uno de los primeros pasajes del libro relata cómo Sánchez Dragó conoció a Luis Roldán: fue en Moscú, cuando el escritor acudió a una representación del Teatro de los Gatos —una sala en la que los felinos ejercen de ‘actores’— junto al periodista Daniel Utrilla. Al acabar la función, la mujer de la fila de delante, una bella rubia llamada Natasha, se giró: «¿Son ustedes españoles? Yo soy rusa, pero mi marido es de su país», dijo mientras su acompañante guardaba un cohibido silencio.

Al final, los cuatro acabaron compartiendo una botella de vodka en una taberna, lo que permitió que al misterioso hombre se le soltara la lengua. «Te conocemos. Eres Dragó, ¿no?», le preguntó. El escritor asintió y le devolvió el interrogante: «¿Y tú? Me suenas. ¿Hemos coincidido en alguna parte?». Fue entonces cuando Utrilla decidió resolver el enigma: «Lo dudo, a no ser que alguna vez te haya detenido la Benemérita. Se llama, si no me equivoco, Luis Roldán».

Dice Dragó que Roldán admitió la evidencia con una sonrisa forzada. Luego, le confesó: «No tengo una peseta, Fernando, vivo de una pensión ridícula que no llega a los 800 euros». El escritor apostilla: «Y le creí».



Aquel día en París estaba acompañado del espía, mercenario y masón Francisco Paesa, hoy está junto a un filósofo y escritor, Fernando Sánchez Dragó, que ha sido quien le ha dado cuerpo y forma a esas memorias noveladas. Crónica entrevista en primicia al autor de La canción de Roldán y a su principal protagonista.

Entre abril de 1994 y febrero de 2015 han pasado muchos años y muchas cosas. Unas, verdad, y otras, medias mentiras. Y todas ellas investigadas y destapadas por este diario. Roldán es el pobrecito Patito feo que se llevó la «pasta» porque «los otros también lo hacían». Débil justificación. Y como dice el refrán: «Quien roba a un ladrón tiene 100 años de perdón». Ese otro ladrón, en palabras del ex director de la Guardia Civil, es su ex socio y compinche, Francisco Paesa Sánchez, Paco para los amigos. Un hombre que murió y fue incinerado, extraoficialmente, el 2 de julio de 1998 en Bangkok y que resucité, oficialmente, el 15 de noviembre de 2004 en Luxemburgo.

Recuerdo que Roldán, en París, amenazó con «tirar de la manta» —ese día EL MUNDO vendió 710.000 ejemplares y se acabó el papel— pero se quedó en la sábana. Hoy, después de tantos años, y tras leer esas «memorias-novela no ficción» con un añadido de Crimen y castigo, aprecio que, una vez más, se queda a las puertas de la mina, de la alcantarilla, de las cloacas. No cuenta quiénes son los auténticos criminales, los autores materiales e intelectuales de algunos asesinatos de la guerra sucia por esclarecer, como los de Mikel Zabalza (1985), conductor de autobuses de San Sebastián; Juan Carlos García Goena (1987), objetor de conciencia exiliado en Francia y el cartero José Antonio Cardosa (1989), al que le explotó un paquete que iba dirigido a un miembro de HB de Rentería.

En el último atentado de los GAL, el que ocasionó la muerte de Juan Carlos García Goena en julio de 1987, los autores materiales contaron con el apoyo e infraestructura de algunos miembros del cuartel de Intxaurrondo. Roldán fue nombrado director general de la Guardia Civil en octubre de 1986, nueve meses antes del crimen.

El maestro Fernando Sánchez Dragó reflexiona, analiza e incluso filosofa para intentar justificar, de alguna manera, por qué ha escrito este libro sobre Roldán: «Es un encargo del editor».

El escritor, después de muchas entrevistas y encuentros con el falso licenciado en Empresariales, intenta justificar, una y otra vez, eso que se conoce con el nombre de síndrome de Estocolmo: «Si a mí aquel día, en vez de ofrecerme unos cuantos billetes, pocos, pero suficientes para corromper mi virtud, me hubieran ofrecido los 10 millones de euros largos que robó Roldán, ¿los habría cogido? ¿Y usted, lector?».


SÍNDROME DE ESTOCOLMO

Y en esa discusión-reflexión filosófica Sánchez Dragó quiere argumentar por qué ha escrito un libro que otros muchos, periodistas, rechazaron y algún escritor comenzó, Juan José Millás (que también sufrió su propio síndrome de Estocolmo), y no acabó:

El síndrome de Estocolmo, en cualquiera de sus variantes, es dolencia letal para el historiador, pero forma parte del sistema inmune del escritor.

Sánchez Dragó va más lejos: «Yo no soy historiador, sino escritor, y no estoy escribiendo la historia de Roldán…».

Ahora, casi 21 años después de aquella exclusiva de París puedo decir: «Yo no soy historiador, ni escritor, soy periodista y docente y no tengo el síndrome de Estocolmo».

Comienza la sección a dos bandas. A mi derecha, el escritor y filósofo; a mi izquierda, el ex militante del PSOE, ex gobernador de Navarra y ex director general de la Guardia Civil.

    PREGUNTA.- En París me dijo: «Tiro de la manta o me pego un tiro». Hasta ahora sólo ha tirado de la sábana, que no de la manta, y aún no se ha pegado un tiro. ¿Cuándo va a cumplir con aquellas promesas o amenazas?

    RESPUESTA.- No he tirado de la manta porque cuando volví a España y comparecí en varios juzgados, incluida la Audiencia Nacional, me percaté enseguida que si tiraba de la manta sólo suponía dejar al aire libre a cuatro o cinco personas de segundo o tercer nivel y que los poderosos iban a seguir tan abrigados como siempre. Y eso es lo que pasó antes y lo que pasa ahora, en 2015.


    P.- Entonces, ¿se limitó a tirar de la sábana?

    R.- Ni eso. Tiré de la sábana durante dos o tres días, me di cuenta que no iba a nada y decidí: «A otra cosa mariposa».


    P.- Y, ahora, con este libro, con esta «novela de no ficción», ¿nos vamos a enterar de quiénes eran los trincones y asesinos de aquella época?

    R.- No. En este libro Fernando (se refiere a Sánchez Dragó, al novelista, al escritor) ha hablado con ocho o nueve personas de aquella época y de sus conversaciones se pueden deducir cosas. Los lectores inteligentes podrán deducir. Tirar de la manta no sirve para nada. El ejemplo más directo es el de Luis Bárcenas, él ha tirado, lo han achicharrado y los demás se han ido de rositas. En la corrupción, concretamente en el delito de cohecho, hay dos actores: el que paga y el que recibe. Yo no veo que pasen muchos corruptores por los juzgados y que luego sean condenados. En mi caso quedó acreditado que me pagaban, pero nadie se sentó en el banquillo de los acusados.


    P.- Es decir, sus amenazas de París no se han cumplido.

    R.- No, efectivamente, no se han cumplido.


    P.- Y si no cuenta nada nuevo, tal como he leído, me pregunto: ¿Por qué tengo que comprar este libro?

    R.- Si lo que busca es un tema de denuncia política le puedo decir que no lo va a encontrar. Aquí hay una trayectoria personal y la explicación de la expiación de mi condena y el carácter de excepcionalidad y aislamiento en el que me tuvieron durante esos años. Ahora intento vivir físicamente y psicológicamente.
Sánchez Dragó, el escritor, no aguanta más. No puede seguir callado. Lo ha intentado en varias ocasiones, pero no ha podido. Ahora, sí. Ahora ha decidido que es su tiempo y busca y explica el porqué de su colaboración, de su pluma junto a un personaje que fue condenado a 31 años de cárcel por malversación, cohecho, fraude fiscal y estafa.

«Cuando me embarco en esta aventura lo primero que digo es que yo no voy a escribir un libro informativo, de investigación, como lo ha hecho Antonio Rubio y otros. Ese libro ya está escrito. Yo soy escritor y a mí lo que me movía era describir la historia del conde de Montecristo, un individuo que se chupa esa condena y ese periodo de aislamiento y que, como ser humano, su personalidad, su identidad se va destruyendo. Y para llevar a cabo ese análisis he utilizado los diarios que fue escribiendo en la cárcel, en su periodo de aislamiento, y que han sido un documento estremecedor. Ahí está la demolición de una persona.

    P.- Me quiere decir que el estafador, el defraudador y el malversador ha visto la luz, se ha transformado.

    SÁNCHEZ DRAGÓ.- Luis Roldán se ha reencontrado con Dios a través de las lecturas, desde Aristóteles hasta nuestros días, y con su actual mujer, Natasha (EL MUNDO 19-3-2010). Esa persona, Luis, deja de ser un delincuente y cobra conciencia y tiene dos vías: el suicidio o la regeneración. Él se encuentra con Dios y se ha regenerado.
Roldán atiende, escucha, sigue las palabras y los gestos de su lazarillo intelectual y mientras tanto, en un acto de nerviosismo contenido, enrolla una y otra vez un pañuelo de papel. Ese mismo gesto, ese mismo tic ya lo manifestó en París, cuando le ofrecí el rollo de papel higiénico para que secara sus lágrimas.

    P.- Expiación de los pecados, reencuentro con Dios, regeneración... La pregunta, señor Roldán, sería: ¿Le explicó a Dios o explicará a la Justicia por qué murieron tres inocentes como Mikel Zabalza (1985), Juan Carlos García Goena (1987) y José Antonio Cardosa (1989) cuando usted era gobernador de Navarra y director general de la Guardia Civil?

    R.- No sé cómo murieron esas personas. No tengo nada que ver con esos muertos. Sé tanto como usted.


    P.- Pero usted tenía cargos de responsabilidad cuando y donde se produjeron esos asesinatos.

    R.- Mikel Zabalza (era conductor de autobuses en San Sebastián y fue detenido y torturado en el cuartel de la Guardia Civil de Intxaurrondo) apareció en una presa de agua donde una de sus orillas era Navarra y la otra Guipúzcoa. No puedo decir más. Fue detenido en Guipúzcoa. Me arrepentí de no haber hecho más. Y me arrepiento de haber colaborado con el sistema que permitió esos asesinatos.


    P.- El caso de García Goena, que fue asesinado en julio de 1987, cuando usted era director de la Guardia Civil, aún está abierto en la Audiencia Nacional. ¿Va a colaborar en su esclarecimiento?

    R.- No sé. Sólo sé que en la época en la que era director montamos negocios-tapadera en el sur de Francia y en Navarra. En Bayona había un bar que controlaban dos guardias que tenían familia en Francia.


    P.- ¿Dónde más montaron negocios-tapadera para recabar información de ETA?

    R.- No me acuerdo.


    P.- ¿Montaron una tienda de fotografía en Hendaya y a través de ella controlaban a los etarras cuando se hacían la foto para la renovación de sus permisos de residencia?

    R.- No lo sé, no sé nada. Además, no quiero tener problemas, ni querellas. De eso usted sabe más que yo. No sé nada, no sé nada.
Hay que recordar que los autores materiales del atentado contra Juan Carlos García Goena utilizaron una foto familiar que el objetor militar se había hecho con su mujer, Laura Martín, y su hija, Maider, de cuatro años, en una tienda de fotografía de Hendaya dos años antes de que los GAL lo hicieran volar por los aires.

    P.- ¿Conoce a un policía francés apodado Jean Louis que colaboraba con el cuartel de Intxaurrondo y dio cobertura al atentado de Juan Carlos García Goena?

    R.- El director de la Guardia Civil no estaba en esas cosas, eso dependía de los servicios de información. No sé quién cobraba, ni lo que hacían. Nunca he tenido la relación de los confidentes o colaboradores.
Roldán no es capaz de salir solo del atolladero religioso místico, lapsus mental, donde se ha metido con su expiación de los pecados y reencuentro con el Divino y el escritor sale en su busca.

    S.D.- Recuerdo que en tus diarios tú hablabas de que no merecía la pena tirar de la manta porque esto no es un Estado de Derecho y el sistema judicial español está montado de tal manera que cualquier cosa que dijeras no iba a servir para nada y que sólo te iba a traer problemas.
Y a continuación el ex director de la Guardia Civil echa mano a su situación personal, lastimosa, a su estado físico, aquejado de varios males, y a las dificultades económicas que pasa para llegar a final de mes. Además, ahora, tiene una nueva esposa, una ciudadana rusa de nombre Natasha que conoció a través de Internet. Los muertos y la guerra sucia son del pasado y Roldán ha decidido pasar página.

    P.- ¿Qué pasó con los papeles de Laos, los que utilizó el ex ministro Juan Alberto Belloch para montar la pantomima de su detención?

    R.- Los papeles de Laos, como ya publicó en su día EL MUNDO, fueron falsificados en el extranjero y fue la base para que yo decidiera entregarme en Bangkok. Cuando llegué a Madrid lo denuncié y el fiscal general de Estado dijo que no podía emprender acciones contra el ministro de Justicia e Interior, Juan Alberto Belloch (actual alcalde de Zaragoza) porque no estaba acreditada la manipulación en el extranjero. Incierto, porque yo testifiqué que los había firmado en el extranjero. Y, finalmente, no pasó nada con los papeles de Laos.


    P.- En el Ministerio del Interior de su época había reparto de sobres entre la cúpula. ¿Cuántos y quiénes trincaban de ese dinero destinado a luchar contra el narcotráfico y el terrorismo?

    R.- Más de 200 personas y sólo hubo tres condenados.

    EL SÍMBOLO DE LA CORRUPCIÓN

    1. Luis Roldán fue director de la Guardia Civil entre 1986 y 1993 y llegó a sonar como ministro del Interior de Felipe González. Fue cesado tras publicarse datos sobre su fortuna.

    2. Se le acusó de malversación, cohecho, fraude fiscal y estafa. También se descubrió que había engordado su currículo con títulos falsos como una licenciatura en Empresariales.

    3. El 29 de abril de 1994 se fugó y fue localizado y entrevistado por EL MUNDO en París.

    4. Tras 11 meses de huida, Roldán se entregó a las autoridades en Bangkok con la mediación del agente Paesa.

    5. Fue condenado a 31 años de cárcel, de los que cumplió 15, gran parte en aislamiento.

    P.- Qué puede decir hoy, en febrero de 2015, de Francisco Paesa, su socio y testaferro en el desfalco de más de 10 millones del erario.

    R.- No sé nada de él. Pienso que vive. Así lo ha escrito y fotografiado usted. La última vez que lo vi fue en el aeropuerto de París, cuando me fui para Tailandia, antes de mi entrega pactada en Bangkok.


    P.- ¿Y el dinero?

    R.- Paesa testificó en la instrucción que el dinero —10 millones de euros— lo tenía él y yo pedí que viniera a testificar en la vista oral.


    P.- ¿Por qué no asistió al juicio?

    R.- Porque la Policía lo citó mal. Lo estaban encubriendo y lo citaron como Francisco Sánchez Paesa y no Francisco Paesa Sánchez. Además, lo citaron por un procedimiento que no correspondía y nunca apareció.


    P.- ¿Quién tapa y da protección a su socio Paesa, la Policía o la Justicia?

    R.- Creo que funcionarios policiales.


    P.- ¿Por qué?

    R.- No sé a qué pacto habrán llegado, pero a Paesa, según publicó usted, le pagaron 300 millones de pesetas por mi entrega (EL MUNDO, 10-XI-1998) y la inmunidad de no perseguir el dinero. Es curioso que en 1997 este señor tuviera una cuenta en Suiza, con mi dinero, y aparezca ahora en la lista Falciani. Eso significa que la Policía no hizo ninguna investigación sobre mi dinero.


    P.- Ahora, ¿dónde están los millones?

    R.- Los millones los tiene Paesa. Eso es evidente.
El escritor permanece atento a los comentarios del ex director general de la Guardia Civil y, además, se ha entrevistado con sus amigos y enemigos. Uno de ellos, Rafael Vera, ex secretario de Estado de Interior y quien tenía la llave de la caja de los fondos reservados, no está de acuerdo con su ex compañero de Ministerio y militancia.

    P.- En La canción de Roldán, Sánchez Dragó entrevista a Vera y este dice textualmente: «Roldán tendrá una parte del botín en un paraíso fiscal y dudo de que Paesa y Sancristóbal se lo quedaran todo».

    R.- Yo no lo tengo y usted ha estado en mi casa y sabe cómo vivo. Lo que ocurre es que ahora, diga lo que diga, mi palabra no tiene ningún valor. Cualquier cosa que yo diga no sirve para nada, pero cualquiera puede ver cómo vivo. Pero si Vera dice eso es porque él si está acostumbrado al tema de los paraísos fiscales y, además, habrá que preguntarle por los apartamentos de Miami y por sus visitas a un banco de Andorra en compañía del ex ministro José Luis Corcuera.
Sánchez Dragó, en el transcurso del libro, va dando lecciones de literatura, música, pintura, gastronomía y viajes a su discípulo, un «cateto baturro»— y utiliza a los amigos y enemigos de su protagonista para contar las diferentes caras del poliedro. Uno de ellos es Vera, con el que tuvo algunas diferencias a la hora de plasmar su entrevista, su encuentro. Primero dijo unas cosas y después exigió matizarlas porque consideró que eran muy fuertes.

    P.- ¿Qué le dijo el guardián de la caja de los fondos reservados al escritor Sánchez Dragó?

    S.D.- Sorprendentemente, Vera me recibió con los brazos abiertos. Llegó acompañado de un coronel de la Guardia Civil —me pidió que no revelara su nombre— y comenzó a contarme cosas que me fueron sorprendiendo y sobrecogiendo. Le pregunté si todo lo que me estaba contando lo podía publicar y me dijo que sí, que podía contar todo porque «yo tengo en mi casa todos los recibís de la gente que recibió dinero de los fondos reservados».
El periodista, escritor, filósofo y autor de La canción de Roldán explica que las conversaciones que mantiene con sus interlocutores no las graba para no intimidar a los personajes y que prefiere reconstruirlas en base a las notas que va tomando. Y después, antes de publicar el libro, les deja leer la parte donde aparece cada uno de ellos.

    P.- ¿Y qué pasó con Vera?

    S.D.- Cuando le mandé el texto, tal como habíamos pactado, se me encampanó. No tanto por lo que decía sino por el tono mordaz, sarcástico, irónico y literario en el que estaba escrito. Pactamos una segunda reunión, encuentro para dirimir lo que había en el libro. Fue una especie de duelo en el OK Corral, con testigo, y Vera vino receloso, pero después se fue acercando y volví a redactar y retirar algunas de las cosas que me había dicho y que no revelaré porque así me comprometí.
Ese segundo encuentro entre Vera y el embaucador Sánchez Dragó está recogido entre las páginas 606 y 609 del libro y son dignas de leer. El escritor describe y narra la forma en que los dos pistoleros van acariciando el ordenador, como si fuera la culata de los revólveres, y corrigiendo, poniendo y quitando términos y frases, hasta que al final acaba el duelo sin cadáveres.

    P.- Vera siempre ha amenazado con tirar de la manta y contar quiénes eran los periodistas que cobraron de los fondos reservados. ¿Contó, dio nombres?

    S.D.- A mí no me dio ningún nombre. Julio Feo sí me dio nombres y luego me pidió que los quitara.


    P.- ¿Y qué sabe el ex director de la Guardia Civil de este apartado?

    R.- No, no, yo no sé nada (Luis Roldán emite una sonrisa cómplice, sigue jugando con su pañuelo de papel, busca la mirada de su lazarillo y dribla). Desde la Guardia Civil no se pagó nunca, desde Interior es otra cosa y eso lo saben ellos, Vera.


    P.- ¿Y en Interior quién recibía los sobresueldos?

    R.- Todos. Eso no era ningún secreto, todo el mundo lo sabía. En Interior, en Moncloa. Además, tengo la certeza intelectual, que no material, que cobraban hasta los de Comunicación. Cobraba todo Dios. Y recuerdo que había una agencia externa de comunicación, que se encargaba de las campañas del Ministerio y, curiosamente, siempre era la misma.
Han pasado tres horas desde que el escritor, su protagonista y un servidor se pusieron a hablar del ayer para saber cómo es el presente del ex director de la Guardia Civil. Son muchas las incógnitas, interrogantes y temas negros que quedan por esclarecer. Luis Roldán se ha reencontrado con Dios, dice que quiere expiar sus culpas pero los actos de contrición no aparecen. Y el dinero tampoco.

Antonio Rubio es director del Máster en Periodismo de Investigación, Datos y Visualización de la Universidad Rey Juan Carlos y la Escuela de Periodismo de Unidad Editorial






Imagen

«La canción de Roldán», de Fernando Sánchez Dragó,
se publica el martes 3 de marzo
(Editorial Planeta)

Avatar de Usuario
Invitado

El historial delictivo del PSOE

Mensajepor Invitado » Mié 06 Dic, 2017 1:49 am

Imagen

El PSOE no hace autocrítica de sus crímenes y pide más memoria histórica

Cada vez que un líder socialista habla de represión y de fosas queda más claro que se refiere a las de un solo bando y que pretende ocultar los crímenes de los suyos


El líder socialista, Pedro Sánchez, vuelve a las leyes ideológicas más rancias de la izquierda. Como hiciera su antecesor José Luis Rodríguez Zapatero, en lugar de proponer medidas políticas para mejorar la situación actual de los españoles, vuelve a reabrir viejas heridas que quedaron zanjadas hace más de cuarenta años.

Es una constante. Cuando la izquierda no encuentra mensajes políticos que encaminen a España hacia un futuro más próspero vuelven a sacar a relucir a Franco y el franquismo para intentar recuperar el voto de los más radicales y de algún que otro nostálgico de esos que siguen trinando por una guerra que perdieron hace ya casi ochenta años.
PUBLICIDAD

Sánchez debe tener mucho tiempo libre a pesar de la situación por la que se atraviesa en Cataluña, la tasa de paro en España, el problema para el pago de las pensiones, las listas de espera en Sanidad, la falta de recursos para dependencia,… y vuelve a sacar la Memoria Histórica. No tiene suficiente con pedir que se dicte como verdad histórica su interpretación de la realidad. Es decir, imponer la censura a quienes no piensen como ellos.

Imagen

Ahora pretende ahondar en la sectaria Ley de Memoria Histórica con nuevas medidas y una dotación económica importante para aplicarla. Entre las medidas que propondrá para la reforma de la polémica ley se encuentran las que ha enunciado desde Paterna.

En primer lugar, propone la creación de una Comisión de la Verdad. Es decir, que un grupo de especialistas, que ya se encargará la izquierda de que sean furibundos antifranquistas, va a dictar la única verdad histórica. Se marginarán así las investigaciones que no concuerden con sus conclusiones y se negará el derecho intelectual a la disidencia. No es nada nuevo: en Madrid la alcaldesa, Manuela Carmena, ya creó el Comisionado de la Memoria que preside su amiga Francisca Sauquillo y que solamente ha generado polémicas. Muchas de sus decisiones sobre la eliminación de nombres de calles han sido revocados por los tribunales.

También pretende la creación de un banco público de ADN para la identificación de las víctimas que no han sido reconocidas hasta el momento. ¿Conoce el líder socialista la legislación sobre protección de datos de carácter personal en materia sanitaria? Esta legislación haría inviable esta medida al no poder mantenerse la custodia de la protección de los datos y ser ilegal, según la norma, el permiso general de consulta de datos. Esto quiere decir que cada vez que se encuentre una fosa, todos y cada uno de los donantes de ADN deberían autorizar el uso de sus datos para poder tenerse acceso a la base que los contiene para cotejarlos.

Imagen

Pero no se queda aquí el líder socialista. Propone un censo nacional de víctimas. Un recuento imposible que acabará siendo como el registro de fosas que realizó el Gobierno socialista. En ese conteo de fosas se encuentran cientos de enterramientos realizados en los frentes en los que solamente hay víctimas de los enfrentamientos militares de la Guerra Civil. También contiene numerosos casos de fosas que, tras ser abiertas, resultaron ser de víctimas de la represión de los partidos de izquierdas, entre ellos el PSOE. Por supuesto, esas fosas volvieron a ser cerradas puesto que el reconocimiento de las víctimas que piden es solamente para las de un lado.

En ese supuesto censo, ¿a quiénes considerarán víctimas? A los muertos en las trincheras, a los que fueron fusilados tras aplicárseles la legislación vigente en ese momento, a quienes fueron condenados a muerte y luego conmutadas sus condenas y siguen figurando como reprimidos,…

Entre las propuestas está también la de permitir el acceso a los archivos estatales que se siguen ocultando. Pero no explica qué archivos son esos. Todos los archivos de titularidad pública son accesibles a los investigadores. Sin excepción. La única parte de los archivos que no se puede consultar es la de los miles de documentos que, precisamente en aplicación fraudulenta de la Ley de Memoria Histórica, fueron expoliados del Archivo de Salamanca y enviados a Cataluña, donde todavía no están accesibles a los investigadores. Un traslado que, por cierto, fue apoyado por el Partido Socialista.

Imagen


Y entre esas medidas que propone Sánchez está la de proceder a la retirada efectiva de toda la simbología franquista. Bajo esta premisa se viene atentando desde hace diez años contra gran parte del patrimonio cultural e histórico español. Se ha usado para barrer de las calles a la mitad de los representantes de la historia de la Guerra Civil mientras que proliferaban recuerdos a la otra mitad. Pero también se ha empleado para eliminar símbolos religiosos, escudos de los Reyes Católicos, Recuerdos a asesinatos cometidos por los partidos del Frente Popular o menciones positivas a logros del régimen franquista como hospitales, pantanos o carreteras.



Los crímenes de los que se olvida el socialismo

Todo esto viene justificado por Pedro Sánchez en una frase que, por mucho que la repita, carece de cualquier coherencia si observamos su manera de pensar y actuar: “un país que honra a sus víctimas es un país mejor”. Hipócrita en boca de quien está pidiendo que solamente se honre a la mitad de las víctimas de un conflicto que tuvo dos bandos con dos retaguardias en las que se cometieron injusticias.

Ni una sola palabra para las víctimas de Paracuellos, la Fosa de Camuñas, el cementerio de Aravaca, el túnel de la muerte, los trenes de Jaén, la masacre de Bilbao, los crímenes contra sacerdotes y religiosas, las checas de Madrid, Barcelona, Valencia,…

Se olvida de los asesinatos cometidos por “su bando”, gran parte de los cuales recaen en militantes socialistas. Empezando por el de Calvo Sotelo, el líder de la derecha conservadora durante la Segunda República. Un crimen que precipitó el comienzo de la guerra y que fue cometido por guardaespaldas del líder socialista Indalecio Prieto.

También se olvida de esas checas de partido que eran administradas por el PSOE, o de que las juventudes socialistas y los milicianos de su partidos comenzaron una revolución en Asturias, en 1934, en la que cometieron crímenes brutales contra empresarios, sacerdotes y católicos.

También se olvidan de que su partido es responsable de los incendios del patrimonio artístico, y esto no solamente durante la Guerra Civil, también durante los primeros meses de la Segunda República, en mayo de 1931.

Imagen

Y por supuesto, se olvida de los mensajes de sus principales líderes, Indalecio Prieto y Largo Caballero, alentando contra el crimen y el asesinato de todos aquellos que no pensaban como ellos. Dos ilustres criminales socialistas que, no solamente no son ejemplos de la autocrítica del actual PSOE, sino que lucen sendas estatuas junto a los Nuevos Ministerios de Madrid.




Volver a “La Crispación”