Corinna zu Sayn-Wittgenstein

Las últimas noticias de la Realeza. Monarquía vs. República
¿Cuánto reinarán Felipe VI y Letizia?


Imagen

Avatar de Usuario
Invitado

Mensajepor Invitado » Vie 28 Nov, 2014 8:26 pm

Imagen


Corinna, su nueva vida 'alejada' de España


Corinna zu Sayn-Wittgenstein comenzó una nueva etapa en su vida el verano del 2013. Alberto de Mónaco escogió a la alemana para activar las relaciones externas y los negocios del Príncipado.

ImagenPor este motivo no ha resultado difícil verla acompañando a Charlene de Mónaco en Nueva York durante la entrega de los premios de la fundación que preside Bill Clinton en el Sheraton Times Square, como desvela Love. En ese momento Corina y los actuales Reyes de España estuvieron a punto de encontrarse pero finalmente no coincidieron.

Del contrato o pacto al que ha llegado Corina con la familia Grimaldi no se conocen los detalles, únicamente que ella vive junto a su hijo menor -Alexander de 13 años y fruto de su segundo matrimonio con el príncipe alemán Casimir zu Sayn-Wittgenstein- en un lujoso apartamento de 30.000 euros de alquiler en la avenida Grace de Mónaco. Además, las oficinas de su empresa Apollonia Ventures (empresa de consultoría internacional) están en esta misma ciudad.

Su pasada amistad con el Rey Juan Carlos se habría enfriado, como desvela Love, desde que las palabras de Corinna para El Mundo y Vanity Fair saliesen a la luz; pero ella mantiene que su amistad con Don Juan Carlos continúa. Así lo declaró a la edición italiana de Vanity Fair durante la Semana de la Moda en Nueva York: "El Rey es mi amigo, lo será siempre y nos tenemos mucho cariño".

Una amistad que podría haber llevado a Corinna a comprar un lujoso chalet en Somosaguas, a mediados de 2013, a 10 km de la Zarzuela. Una compra que nunca se realizó. Ahora, Corinna vive en Mónaco a cierta distancia de nuestro país, aunque no sabremos si hará alguna que otra visita a España.

Avatar de Usuario
Invitado

Mensajepor Invitado » Vie 05 Dic, 2014 7:23 pm

Imagen

Corinna junto al artista Julian Schnabel


Corinna reaparece en nuestra fiesta de Art Basel en Miami
Imagen

Ataviada con lentejuelas y tacones altos, charló animadamente con el artista Julian Schnabel y el director del Museo Metropolitan de Nueva York en la fiesta organizada por Vanity Fair en Miami


Llevaba top amplio de lentejuelas y volantes, unos pitillos de cuero y salones negros en los pies. El pelo recogido, pendientes de aro y maquillaje natural para resaltar sus ojos azules. Así apareció Corinna zu Sayn-Wittgenstein en la fiesta organizada anoche por Phillips y Vanity Fair International en Miami Beach en homenaje a Julian Schnabel y Martin Z Margulies y sus exposiciones en el NSU Museum of Art Fort Lauderdale.

Era una fiesta en la que, sobre todo, se concentraba el poder del mundo del arte. Corinna no solo charló distendida con el rey del arte neoyorquino y homenajeado en la fiesta, Julian Schnabel; también se la pudo ver con Bonnie Clearwater, la directora y comisaria jefa dell NSU Museum of Art Fort Lauderdale, con Luce Churchill y con Thomas Campbell, director del Museo de arte Metropolitan de Nueva York.

A la fiesta acudieron otros invitados del mundo del arte como Bruce Weber, estrellas del pop como Joe Jonas, actores como Christian Slater y magnates como Russell Simmons.

La última vez que se vio Corinna fue en la Fashion Week de Nueva York, acompañada de su hija Anastasia y del periodista de Vanity Fair USA Bob Colacello. Hace tres semanas, Vanity Fair ofrecía en exclusiva las imágenes de Corinna en una mesa muy diferente: sentada con Urdangarin, Camps y Rita Barberá en una reunión celebrada por el Instituto Nóos durante el Valencia Summit de 2004.

    Imagen

    La princesa Corinna asistió anoche a la fiesta organizada por la revista Vanity Fair, donde se la vio departiendo con el artista Julian Schnabel y la diseñadora de joyas Luce Churchill, casada con un nieto de Wintson Churchill


    Imagen

    Corinna reaparece en nuestra fiesta de Art Basel en Miami


    Imagen

Avatar de Usuario
jolines

Mensajepor jolines » Vie 05 Dic, 2014 7:59 pm

Soy loka perdida y no cocreta ni nada de eso. Aclarada esa cuestion tengo que decir que esta moza tiene pinta de puton. me sabe mal decir una cosa asi eh? el caso es que no puedo evitarlo, tiene pinta de puton.

Avatar de Usuario
Invitado

Mensajepor Invitado » Mar 16 Dic, 2014 8:09 pm

El "plantón" de la Infanta Elena y la casita "escondida" de Corinna

No está el horno como para publicar los intríngulis de la estancia de la alemana amiga de Don Juan Carlos en España, mejor pasar de puntillas. Para "chabolas", la de Pablo Iglesias...


Este fin de semana conocimos que en seis meses Felipe VI ya ha mejorado la popularidad que tenía su padre. De este tema precisamente, se encarga este lunes Pablo Sebastián en República.com: "El rey Felipe VI restituye en apenas medio año el prestigio y la autoridad moral de la Corona. Así titula su portada el diario monárquico ABC, de lo que se deduce que el Rey Juan Carlos I ha sido el causante del ´desprestigio y la falta de autoridad moral de la Corona´ y que por ello se vio obligado a abdicar a favor de su hijo quien en solo seis meses ha salvado la institución. Pero esas sutilezas son, quizás, demasiado pedir y semejante portada no le habrá gustado nada, por ejemplo, al ex jefe de prensa y comunicación de la Casa Real en el tiempo del Rey Juan Carlos I, Javier Ayuso, quien también en domingo echó su cuarto a espadas, para pedir desde el diario El País, la salida de la política de Mariano Rajoy. Hay motivos suficientes y lo saben en el PP para que Rajoy se marche de la primera línea política".

[imageleft]Imagen[/imageleft]El PP no andará fino según esta hipótesis, pero el PSOE no está mucho mejor y sigue dando palos de ciego. Este lunes, El Confidencial Digital se hace eco de la penúltima ocurrencia de los de Pedro Sánchez: "El PSOE incluirá en su programa electoral que tres millones de españoles dejen de pagar IRPF Planteará que a los parados con prestación, pensionistas con cargas familiares y a los padres con hijos que ingresen menos de 16.000 euros brutos anuales no se les apliquen retenciones Entre las iniciativas que el PSOE incluirá en su programa electoral toman especial importancia las de carácter económico y social. Destaca su propuesta alternativa a la reforma fiscal de Montoro. Una de las medidas estrella contempla una bajada de impuestos, a través del IRPF, para determinados contribuyentes españoles con ingresos por debajo de los 16.000 euros brutos al año".

Por su parte, Antonio Casado recoge en El Confidencial que "también en el PSOE hay ruido de sables. Fuego amigo, como en el PP. Siempre lo hubo en las grandes organizaciones políticas. La minoría descontenta como prueba clásica de democracia interna. Minoría, al fin, con muy escaso fundamento, por no decir nulo, cuando airea las supuestas dificultades de Pedro Sánchez para consolidarse como líder del partido y aspirante a la Moncloa, que correrían en paralelo con los supuestos manejos de Susana Díaz para echarlo a un lado. El nuevo secretario general del PSOE y la presidenta de la Junta gobiernan en coalición con idéntica sed de remontada en un partido histórico. En eso van de la mano, por la cuenta que les trae. Los dos están en la ola de renovación generacional (junto a Felipe VI, Pablo Iglesias, Albert Rivera, Alberto Garzón) que se hace sentir en el nuevo aliento político de los españoles. Ambos han barrido en las urnas internas, pero ninguno de ellos ha pasado hasta ahora por las urnas, las institucionales, las abiertas a la ciudadanías".

Que Podemos está haciendo polvo al PSOE no es ningún secreto para Graciano Palomo en El Plural: "Lo ha tenido que advertir Manuel Chaves, ex presidente del PSOE y una referencia dentro de la socialdemocracia española: ¡cuidado, que tampoco tenemos tantas posibilidades! Coincide el aviso con las informaciones que llegan desde Sevilla en el sentido de que Susana Díaz estaría ya calentando la banda ante el "supuesto" de que Sánchez pinche en las municipales y autonómicas del próximo mes de mayo. He visto el odio con el que determinados dirigentes de "Podemos" agracian a los socialistas. ¡Mal asunto!".

Y es que por más que algunos colegas intentan convencer a Luis Herrero de que Podemos será flor pasajera de un día él no lo tiene nada claro en Libertad Digital: "Como los ciudadanos no perciben aún el fin de la crisis, Rajoy ha decidido convertirla en historia para ver si los votantes confían más en el discurso presidencial que en sus propias experiencias personales. En el PSOE dudan tanto de su futuro que a Sánchez lo han convertido ya en la premonición de un cadáver con repuesto de mujer. A Rosa Díez se le van los eurodiputados a los actos de Rivera y a Podemos, a pesar de los errejones, las tanias, los cobros en negro, las espantadas televisivas y las tuerkas sin ánimo de lucro, le siguen saliendo las cuentas. ¿Hay algo en todo eso que permita pensar que se acerca un tsunami que vaya a cambiar el orden de las cosas que hoy muestran las encuestas? Pues entonces habrá que convenir, amigos míos, que lo razonable, desgraciadamente, no siempre tiene razón".

Iván Gil ofrece en El Confidencial el secreto del éxito de la formación de Pablo Iglesias: "El algoritmo de Podemos para hackear la opinión pública en la campaña 2015. La batalla por la opinión pública se juega en la red, que cuenta con sus propias dinámicas y algoritmos interiorizados por Podemos como ningún otro partido. Acaparar cuentas en desuso en redes sociales o prefijar una hora y hashtag en Twitter son algunas de las principales pautas de su éxito".

El caso es que a medida que aumentan sus opciones en las encuestas y crece su leyenda, se multiplica también la curiosidad por conocer más de Pablo Iglesias. Este fin de semana le podíamos ver en fotos haciendo la compra en el súper y ahora El Confidencial Digital informa sobre la "escondida casa ecológica de Pablo Iglesias. Desde hace dos años acude a Casavieja (Ávila), en verano e invierno, a una vivienda de madera. Se autoabastece con placa solar y depósito de agua Una pequeña casa de madera que se autoabastece de energía. Éste es el rincón ´secreto´ en el que Pablo Iglesias se aísla algunos fines de semana y días festivos, tanto en verano como en invierno. La vivienda, muy apartada de zonas frecuentadas, se encuentra en un pequeño pueblo de Ávila y ahora, por primera vez, ve la luz".

Desde El Semanal Digital, Antonio Martín Beaumont se encarga de analizar la figura del nuevo ministro de Sanidad y sus vericuetos: "La designación de Alfonso Alonso puede parecer, más allá de sus méritos, fruto de la ascendencia de Soraya Sáenz de Santamaría sobre Mariano Rajoy. De hecho, es una de esas actuales leyendas urbanas que recorren de norte a sur la opinión pública, como el frio viento serrano, hasta que te calan los huesos. Hablar de "familias" en el PP no es nunca un buen asunto. Sobre todo cuando nos referimos, como en el caso de Alonso, a personas con una dilatada carrera política. Por eso, en este caso concreto me atrevería a hablar --mejor que de "difusas" alianzas internas-- de estar ante un muy destacado miembro de la nueva hornada del Partido Popular que por fin ha saltado al Gobierno tras una rica experiencia pública adquirida durante años".

Por su parte, Rafael Cerro Merinero sigue sacando punta en su blog de ABC a los misterios del lenguaje, aplicados a la vida cotidiana, en este caso de la tilde: "En cada esquina, dentro de un coche con alerón, hay un Ruben que se pronuncia llano. La gente se saluda en el ascensor con un [holá] obscenamente agudo. Los locutores y locutoras de la tele, que son compañeros y compañeras, dicen [ínternacional], con acento en la primera i y no en la a. Claro que para introducir dicha información también dicen "noticias de España y del mundo", como si el país orbitase fuera del planeta, quizás allende Tritón. Cuando esta aberración aparece en los diarios, su lectura provoca glaucoma a los ciudadanos más sensibles. La pronunciación llana de [mama] y [papa] están en nuestro diccionario oficial, independientemente de qué capa de la población la practique. En su día tuvimos un presidente del Gobierno que se jactaba de pronunciar terminadas en zeta voces como modernidad, seguridad y equidad. Todo un intelectual".

La Casa Real comienza la semana por la puerta grande en los titulares de los digitales. Desde Vanitatis, Paloma Barrientos se hace eco del "plantón" de la Infanta Elena a sus primos: "Una negativa con argumentos de peso. La misma semana que el fiscal Horrach solicitaba 500.000 euros como responsabilidad civil para la infanta Cristina, veinte años de prisión para el duque más las peticiones mucho más elevadas para ambos por parte de Manos Limpias, la infanta Elena estaba invitada a una fiesta organizada por sus primos, los Gómez Acebo y su tía, la Infanta Pilar, para dar visibilidad a Atiende, una fundación de niños autistas. El encuentro estaba patrocinado por una firma de joyería de lujo y la presencia de la primogénita del Rey Juan Carlos habría tenido gran repercusión al tratarse de la primera vez que la hermana del Rey acudía a una reunión social que no tenía que ver ni con su trabajo en Mapfre ni con la Jefatura del Estado. Por lo tanto, había máxima expectación ya que también sus tías, la infanta Pilar y Margarita formaban parte del organigrama de honor. Sin embargo, Doña Elena no acudió a la cita. Hay veces que las causas solidarias sirven como excusa para rentabilizar protagonismos de marcas de lujo. La infanta Elena decidió no formar parte del acto y se quedó en su casa para que no hubiera especulaciones de ningún tipo. Los tropiezos mediáticos, aunque sean involuntarios, ahora mismo parecen peligrosos".

Casi tan peligroso como mentar el nombre de la princesa Corinna. Tanto es así, que según VozPópuli, "Patrimonio y Zarzuela ´esconden´ el pabellón de caza de Juan Carlos I en su transparencia. Los portales informativos que han abierto esta semana ambas instituciones no recogen esta "edificación auxiliar" en el Complejo de la Zarzuela, un inmueble que sirvió de residencia durante años a la princesa Corinna zu Sayn Wittgenstein y a su hijo".

Avatar de Usuario
Invitado

Mensajepor Invitado » Jue 18 Dic, 2014 11:13 pm

Imagen


El Ayuntamiento de Barcelona desconoce cómo se gastaron los 8 millones que entregó a Corinna

● La amiga del rey medió ante el Consistorio para que se organizaran en Barcelona dos galas de la Fundación Laureus

● El Ayuntamiento solo tiene constancia del convenio de 8,3 millones de euros, pero no existen facturas ni desgloses de los gastos



El Ayuntamiento de Barcelona desconoce cómo se gastaron los 8,3 millones que pagó para la organización de dos galas de entregas de premios deportivos para las que intermedió Corinna Sayn-Wittgenstein. En el Consistorio no tienen ni facturas ni desgloses de los gastos de esas dos fiestas de apenas dos horas de duración cada una que se celebraron en 2006 y 2007.

La amiga del rey Corinna Sayn-Wittgenstein consiguió convencer al Gobierno local dirigido por Joan Clos (PSC), en aquel momento apoyado por ERC e ICV, para la celebración de esos dos eventos. "No hay demasiada información", admitió la teniente de alcalde, Sonia Recasens, en una reunión de la Comisión de Presidencia celebrada el 10 de diciembre.

El PP se ha quejado de haber solicitado información de estas dos galas desde el año 2006. Su representante en la comisión recordó que el importe inicial era de 1,5 millones de euros, que posteriormente ascendió a tres millones y después, a 3,8 millones, según figura en las actas municipales. Una nueva subida situó el coste de estas celebraciones en 7,6 millones hasta "descubrir por un medio de comunicación" que llegaron a más de ocho millones.

"Queremos que se nos aclare el coste global y cómo se ha tramitado", pidió el PP en esa sesión plenaria después de que eldiario.es informara de la labor desempeñada por Corinna, que intentó que Iñaki Urdangarin trabajara como conseguidor ante el Ayuntamiento de Barcelona para esos eventos. A pesar de que el marido de la infanta Cristina no participó finalmente en esta actividad de la Fundación Laureus, Corinna logró que las galas se celebraran en Barcelona.

"No se ha encontrado demasiada información", expresó Recasens, que se refirió únicamente al convenio suscrito por el ex alcalde socialista Joan Clos el 1 de diciembre de 2005 para la celebración de las galas en los dos años siguientes. La teniente de alcalde aseguró que no existen "facturas ni desgloses de gastos" que acrediten cómo se invirtió esa cantidad.

"El contrato especificaba unos términos a la hora de satisfacer los cuatro millones de euros por anualidad", afirmó Recasens: "No hay nada: ni factura, ni desglose, ni nada", añadió. La Fundación Laureus, para la que trabajaba la noble alemana, consiguió que el entonces regidor firmara ese convenio a través de Barcelona Servicios Municipales, es decir, que una empresa pública corriera con los gastos de esas dos fiestas.

Corinna ofreció a Urdangarin un contrato de 200.000 euros para que actuara como conseguidor ante el Consistorio barcelonés y un bonus de otros 50.000 euros, en concepto de "comisión de éxito" en función de los patrocinadores que consiguiese, según los correos que se intercambiaron entre 2004 y 2005. Buena parte de esas comunicaciones incorporaban al rey Juan Carlos en copia y hacían referencia a que en todo momento se le estaba informando de la marcha de las negociaciones entre Corinna y el marido de su hija, la infanta Cristina.

Urdangarin llegó a enviar su cuenta bancaria a Corinna. Sin embargo, finalmente renunció a la oferta aduciendo que "sería ampliamente criticable" su vinculación a una fundación que tuviera el objetivo de "pedir dinero a futuros patronos". "Durante el último año estamos sufriendo un goteo permanente de noticias poco precisas sobre nuestra vida profesional y personal. La publicación de mi nombramiento en Laureus Foundation levantaría reacciones mal interpretadas que provocarían un impacto negativo para nuestra familia y para la institución a la que nos debemos", añadió Urdangarin.

Avatar de Usuario
Invitado

Mensajepor Invitado » Lun 22 Dic, 2014 12:48 am

Juan Carlos y Corinna, ruptura y acuerdo económico

Sabedora de poseer un cuerpo que llama la atención y un apellido que concita expectación y envidia, Corinna, que pronto cumplirá 51, seguramente pensó que su relación con don Juan Carlos era el negocio de su vida, un pelotazo que la situaba en la cima del mundo, pasta y nobleza, dinero y royals. La ruptura definitiva ha tenido lugar en fecha muy reciente, hace apenas unas semanas. No ha sido fácil.

Jesús Cacho



[imageleft]Imagen[/imageleft]Sabedora de poseer un cuerpo que llama la atención y un apellido que concita expectación y envidia, Corinna zu Sayn-Wittgenstein, que pronto cumplirá 51, seguramente pensó que su relación con el rey Juan Carlos I de España era el negocio de su vida, un pelotazo que la situaba en la cima del mundo, pasta y nobleza, dinero y royals, y un futuro de perfil rosa. La ruptura definitiva ha tenido lugar en fecha muy reciente, hace apenas unas semanas. No ha sido fácil. Primero ha sido necesario convencerle a él, muy reacio, persuadirle de que el gesto de la abdicación entendida como sacrificio encaminado a rescatar el prestigio, muy dañado, de la Corona, y evitar el riesgo inminente de un cambio de régimen, quedaba incompleto, mutilado incluso, si su intención era seguir haciendo el pendón al lado de esta mujer de revista de varietés, si no se cortaba definitivamente con esa relación, si no se saldaban las cuentas pendientes –empezando por las económicas-, y se aseguraba el silencio de la doña incluso comprándolo por caro que fuere. En la operación de inducirle a terminar con esa relación ha intervenido un ramillete de gente muy significada, empezando por el nuevo rey Felipe VI, siguiendo por el presidente del Gobierno, y terminando por un reducido número de amigos -si vale decir que un rey tiene amigos-, entre los que se encuentra algún que otro personaje del mundo de la empresa.


    La operación ha durado meses, prácticamente desde el día siguiente a la abdicación, el 2 de junio de este año y se cerró la primera quincena de noviembre

Ha sido un tejemaneje difícil, porque la doña se ha resistido con uñas y dientes. La operación ha durado meses, prácticamente desde el día siguiente a la abdicación, el 2 de junio de este año. Se cerró en la primera quincena de noviembre. Se cerró, pero algunos temen que en falso, porque la señora no ha quedado satisfecha con la compensación económica recibida y al parecer pide más dinero, quiere más. Y por la brecha de la pasta se han colado otras preocupaciones: el miedo a que “la princesa” –como el servicio de Zarzuela estaba obligado a llamarla, por orden expresa de don Juan Carlos, cuando residía en El Pardo- despechada se cobre ahora su venganza. Fuentes del entorno de la alemana radicadas en Londres cuentan la versión que de la abdicación de Juan Carlos vende entre sus relatives: según ella, el rey habría sido obligado a abdicar contra su voluntad como resultado de una conspiración en la que habría participado el director del CNI, Sanz Roldán, el exjefe de la Casa del Rey Rafael Spottorno –en teoría, siguiendo instrucciones del entonces príncipe Felipe- y el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. El anuncio de la publicación a lo largo de 2015, año en que se cumplen 40 años de la muerte de Franco, de varios libros relacionados con la monarquía juancarlista, entre ellos uno muy especial firmado por la única periodista española que cuenta con acceso directo a la aristócrata alemana, ha encendido todas las alarmas. ¿Pretende Corinna vengarse de la afrenta sufrida contando lo que nadie en Madrid quiere que cuente? Preocupación y nervios en las alturas del poder.

Todo iba de maravilla. No sin esfuerzo, don Juan Carlos había logrado introducirla en los círculos de la buena sociedad madrileña presentándola en cenas, acudiendo a monterías a las que volaba en el propio helicóptero del monarca, e incluso formando parte de la comitiva real en viajes de Estado. Esta es una historia de amor, ¿de amor?, en la que se ha mezclado todo y en dosis altamente contaminantes: los afectos, la cama, la pasta, el poder, la reina ultrajada, el heredero cabreado, la familia abochornada, el Gobierno hierático y un rey acostumbrado desde la muerte de Franco a hacer de su capa un sayo al margen de cualquier convención moral o norma de conducta. Casi un moderno señor feudal. “¿Era amor el de SM o el convencimiento de que, una vez desaparecido aquel personaje irreemplazable que fue Manolo Prado y Colón de Carvajal, esta tía podía cubrirle todos los frentes, es decir, hacer de “intendente” en lo que a los negocios se refiere y al mismo tiempo calentar su cama, cosa nada desdeñable teniendo en cuenta la espectacular arquitectura de la dama?”, se pregunta un buen conocedor de las interioridades de La Zarzuela. “Es una incógnita que solo el rey podría despejar. Lo que parece claro es que para Corinna la relación con don Juan Carlos fue el negocio de su vida, un golpe de fortuna que una mujer como ella, fría, calculadora, orgullosa y lista como pocas, no estaba dispuesta a desaprovechar”.


El gran escollo a salvar estaba en el dinero

Todo se torció con la funesta cacería de elefantes en Botsuana. La madrugada del 14 de abril de 2012 en la que un avión devolvió al rey malherido a España para ingresar directamente en el hospital San José de Madrid, Corinna y su hijo durmieron en el Hotel Miguel Angel, de donde fueron sacados a primera hora de la mañana del día 15 por un par de agentes del CNI que colocaron a la pareja en Barajas casi en la escalerilla de un avión rumbo a París, con la recomendación de no volver a poner pie en España. El accidente de Botsuana marcó el inicio de un rápido declive físico del monarca, pero sobre todo significó la ruptura del velo que durante décadas protegió las actividades de la primera autoridad del Estado, que hasta ese momento habían quedado restringidas al perímetro de una minoría de connoisseurs del mundo de los negocios y del periodismo madrileño. En el mercado de abastos, la parada del taxi y el taller de recambios se enteraron de pronto que el rey de España se dedicaba a matar elefantes en un país exótico y en compañía de su novia, con la que además hacía negocios, en uno de los momentos más críticos para España, con una crisis de caballo que diariamente ponía a miles de trabajadores en la calle.


    Las fuentes insisten en que el rey y Corinna se han visto varias veces después de la abdicación, una al menos en Londres y otra en una finca de Huelva con Alberto Alcocer

Llegó la abdicación como fruta madura. Llegó cuando hasta sus más íntimos se manifestaban convencidos de que de La Zarzuela sólo le sacarían con los pies por delante. Ha sido uno de los pocos actos de responsabilidad que se le conocen, provocado sin duda por el instinto de conservación de la dinastía, amenazada de grave peligro. Las fuentes insisten en que el rey y Corinna se han visto varias veces después de la abdicación, una al menos en Londres, en la casa del distrito de Belgravia propiedad de la alemana, y otra en una finca de Huelva en compañía de Alberto Alcocer. Y ello en medio de las presiones del entorno de La Zarzuela para romper definitivamente esa relación. “Lograda la abdicación, hay que cerrar de una vez el capítulo Corinna”, se decía en ese círculo. El gran escollo a salvar estaba, como casi siempre, en el dinero. Parece que los réditos de las labores de intermediación, vulgar cobro de comisiones, realizadas por la dama con la pantalla del rey de España detrás, se ingresaban en cuentas bancarias a su nombre, una forma mucho más segura y discreta de operar desde todos los puntos de vista. El accidente de Botsuana pilló a la pareja sin ningún tipo de previsión hecha sobre el correspondiente reparto de beneficios.

La verdad de lo ocurrido con la partición de estas peculiares “gananciales” nunca se sabrá. Lo que sí se sabe es que el rey ha roto definitivamente con su pareja en torno al 10 de noviembre, previo arreglo económico. Pero también se sabe que la dama no ha quedado satisfecha con la compensación. El rumor de la aparición de un libro sobre Juan Carlos I como protagonista, con Corinna como gran fuente de información, ha encendido todas las alarmas. “De todas las mujeres que han pasado por la cama del rey, ésta ha sido la peor, en el sentido de que es la más lista y de lejos la más peligrosa… Imposible imaginar peor final para las aventuras sexuales de Su Majestad”, sostiene la fuente citada. “Corinna está herida en su orgullo, no solo porque se le ha fastidiado el negocio demasiado pronto, sino porque se siente maltratada por la forma en que se le ha obligado a romper y a salir de España, casi despedida con cajas destempladas.


“La princesa solo está con usted por su dinero”

“Estamos ante una mujer que más que inteligente es lista, muy lista, incluso un poco bruja, con tendencia a mentir, una autoestima por las nubes y unas dosis de soberbia fuera de lo común, lo que a menudo se manifiesta en descomunales ataques de ira”. Una mujer que durante los años de su estancia en el recinto de Zarzuela gozó de escolta oficial y que en su día manifestó haber hecho "gestiones delicadas y confidenciales" para el Gobierno español, añadiendo que se trataba de "asuntos clasificados específicos (?) que había ayudado a solucionar por el bien del país". ¿Será capaz de mantener la boca cerrada? La glamurosa princesa alemana maquina su venganza, mientras el CNI sigue de cerca sus pasos, las idas y venidas de quien el pasado agosto cenó en Londres con Pedro J. Ramírez (“A ver si se piensa éste que no sabemos lo que hace”). Mientras, el rey padre parece resignado, convencido por una vez de que quienes le advertían del peligro que encerraba la dama (famosa en Zarzuela es la frase del mayordomo real que se atrevió un día a manifestarse de esta guisa: “Me va a permitir, Señor, que le diga que la princesa sólo está con usted por su dinero…”) estaban en lo cierto.

A las puertas del primer mensaje navideño a los españoles del nuevo rey Felipe VI, una lluvia de libros sobre el reinado de Juan Carlos I amenaza a los sufridos españoles a lo largo de un 2015 en que se cumplen 40 años de la muerte de Franco y de la segunda restauración borbónica. El único que cuenta con la bendición, y por tanto con la colaboración directa del monarca, es el que escribe un veterano periodista del establecimiento, colaborador habitual en tertulias de radio y televisión desde hace muchos años, que al parecer presume ante sus amigos de los whatsapp que cruza con el rey padre. El resto serán intentos de gente que, con más o menos talento, tratará extramuros del monarca de dar su versión de una época llamada tras la muerte del dictador a ser la más fructífera de la historia de España, pero que ha terminado como el rosario de la aurora víctima de una corrupción galopante que, de arriba abajo, del rey hacia abajo, fue extendiéndose cual mancha de aceite hasta impregnar a todas las instituciones y a muchos de sus trincones servidores. Libro apasionante será el que publique la periodista aludida: “Corinna está cabreada como una mona con la ruptura, pero yo no voy a ser la relatora de su venganza. Yo voy a hacer mi libro, el mío, que terminará exactamente con la abdicación de don Juan Carlos, y Corinna hará el suyo cuando quiera para reivindicarse socialmente”. Imposible imaginar algo distinto en una periodista tan brillante y radicalmente independiente como la citada.

Avatar de Usuario
Invitado

Mensajepor Invitado » Sab 14 Feb, 2015 10:21 pm

Imagen

Aline Griffith y su nieto, Juan Figueroa


La condesa de Romanones, Corinna y su vínculo

MARÍA EUGENIA YAGÜE


Normalmente las fiestas de sociedad huelen a Chanel nº5 y en la entrada despliegan alfombra roja. En la de Aline Romanones, en la Fundación Diario Madrid, el salón olía a queso de cabra y para entrar había que atravesar la paja que habían esparcido delante de la puerta. Una escenografía muy propia (y resbaladiza), para presentar los quesos que hacen los Romanones con la leche de sus ovejas, en la finca extremeña Pascualete de la que son propietarios sin interrupción desde 1232. Cualquier adjetivo sobre Aline, nacida Griffith hace 90 y algo años en el estado de Nueva York, se queda corto y pobre. Lo de personaje irrepetible, un tópico aplicado tanto a Cayetana Alba, Luisa Medinasidonia y Mimí Medinaceli, sigue en vigor en la última representante de esa estirpe de aristócratas, ante la que se rendirían hasta los de Podemos, si la disfrutaran en vivo y en directo.

Aline pasó olímpicamente de su enfisema pulmonar para cantar las bondades de esos quesos excelentes que comercializa la familia desde 2010, con su hijo Luis Figueroa en cabeza y que se exportan a todo el mundo. Por allí estaban casi todos sus nietos, el más cercano Juan Figueroa zu Sayn Wittgenstein. La primera esposa de Luis, el hijo mayor de Aline, era Helena, una cuñada de Corinna, nuestra Corinna, que al parecer luce hoy una de las joyas que Aline subastó en 2011 en Suiza. El nuevo libro de Aline, después de la novelas sobre su etapa de espía, saldrá esta primavera y son tres años de trabajo sobre la historia de la familia.

Esta semana acabó la nueva edición de Cibeles que recupera el optimismo sobre el presente y futuro de la moda española. Los Alvarno, que ya tienen un pie en la alta costura de París; Amaya Arzuaga, otra internacional como Juanjo Oliva, más Etxebarría y una Agatha Ruiz de la Prada, con una colección de excelente factura, fácil de llevar y de vender, elevaron el nivel de la llamada (Mercedes Benz) Madrid Fashion Week. Se echa de menos el apoyo de la Familia Real y aquellos tiempos en que la Infanta Elena iba a Cibeles con un señor que parecía el cajero de la una sucursal bancaria de Baños de la Sierra y que resultó ser su secretario, Carlos García Revenga, quien nos cogió odio africano por confundir sus funciones, como si cajero de un banco no fuera una profesión honorable, cuando lo deshonroso es meter mano en la caja del Instituto Noós. Pero, en fin, esa es otra pasarela. O paseíllo (en Palma de Mallorca).

Avatar de Usuario
Invitado

Mensajepor Invitado » Lun 16 Feb, 2015 9:50 pm

Imagen


Corinna amasó una fortuna de 30 millones por las "gestiones delicadas" que hizo en España

La amiga 'entrañable' del rey Juan Carlos habría abandonado España en 2013 con 30 millones en su cuenta pero con la prohibición de regresar. Y todo por unos servicios que nadie conoce con exactitud y ante las quejas de destacados empresarios españoles.


La verdadera relación que Corinna zu Sayn-Wittgenstein ha tenido siempre con España ha sido durante mucho tiempo un tema tabú. Ahora, la 'amiga entrañable' del rey Juan Carlos vuelve a la palestra después de que la revista Interviú haya publicado que la princesa alemana amasó una gran fortuna durante su estancia de diez años en España, aunque nadie conociera con exactitud cuál era su trabajo.

Cuando conoció al rey de España, Corinna Larsen era una mujer muy atractiva y joven, madre de dos hijos y sin ningún tipo de patrimonio relevante. En 2013, abandonó España pero no se fue con las manos vacías. Según datos del Gobierno, citados por Europa Press, la amiga del rey se fue con 30 millones de euros cobrados por unos servicios que no se conocen exactamente y ante las quejas persistentes de destacados empresarios españoles. Se marchó con ese dinero pero con la prohibición de volver a España.

"Nadie va a reclamar ese dinero. Nada fue ilegal; en todo caso, poco ético. Era dinero de comisiones por el AVE de Arabia Saudí, por las renovables, del fondo hispano-saudí...", asegura la revista, añadiendo que denominaba todos sus movimientos y trabajos en España como "gestiones delicadas". No solo eso, según informaciones que poseía el gobierno, tan solo un año después de conocer al monarca fundó una empresa de consultoría internacional llamada Apollonia Associates en un momento en el que supuestamente no tenía patrimonio relevante.

¿Cómo recibía ese dinero?

Los servicios de inteligencia explicaron a la revista que se habrían abierto dos cuentas en Suiza a nombre de "Identidades Operativas", un nombre falso pero con documentación española totalmente legal. Por norma general, este tipo de procedimientos se utiliza para agentes encubiertos.

El dinero era destinado a dos bancos y desde allí, un bróker lo controlaba para después hacérselo llegar a la princesa. De esta forma, el dinero no deja rastro y si un juez tratara de seguir las huellas, no encontraría nunca ningún pago a nombre de Corinna.

Avatar de Usuario
Invitado

Mensajepor Invitado » Lun 16 Mar, 2015 1:49 am

Manolo Villarejo, el "nuevo" perejil de todas las salsas:

Imagen


Villarejo denuncia un chantaje a Corinna y acusa al CNI de 'perder' dinero de un rescate

El comisario de la Policía José Manuel Villarejo ha utilizado un medio de su propiedad para acusar al CNI de estar detrás de la campaña informativa que, a su juicio, está sufriendo en los últimos días


El comisario de la Policía Nacional José Manuel Villarejo Pérez ha decidido abandonar temporalmente su labor como investigador de grandes casos de corrupción para protagonizar su propio escándalo. Un diario digital controlado por este mando de las Fuerzas de Seguridad del Estado publicó a última hora del lunes un editorial titulado “Las claves de la campaña contra el comisario Villarejo” que, además de defender a su propietario, acusa al CNI de haber “perdido” dinero procedente de “fondos reservados”, asegura que Corinna ha recibido presiones para “volver a los brazos” del rey Juan Carlos y denuncia que compañeros de la Policía “falsifican pruebas” y cometen un “cúmulo de ilegalidades”, entre otras graves afirmaciones.

El medio que ha publicado el texto es Información Sensible. En apariencia, no tiene ninguna relación con el comisario Villarejo. Sin embargo, el 100% de las acciones de la editora, Sensible Code SL, pertenece a la firma Desarrollos Empresariales Potes SL, cuyo administrador único es el abogado David Macías González, empleado del entramado empresarial que, como reveló El País este martes, posee el comisario Villarejo en España. El propio Macías ofrece sus servicios como abogado en internet utilizando la dirección de un despacho situado en el número 1 de la Plaza de Pablo Ruiz Picasso, exactamente el mismo domicilio que usa la mayoría de mercantiles de Villarejo y su familia.


Una misteriosa acusación popular

Se da la circunstancia de que el mismo abogado también actúa como representante legal de la Asociación Transparencia y Justicia, la tapadera que el comisario de Policía ha utilizado en los últimos años para tratar de influir en procesos judiciales tan destacados, por ejemplo, como el caso Campeón, el incidente de tráfico de Esperanza Aguirre, el caso del pequeño Nicolás y la investigación sobre el ático que ha costado la carrera política a Ignacio González.

Este último escándalo ha sido precisamente el que ha colocado al comisario Villarejo en el foco mediático. González afirmó la semana pasada en una conferencia de prensa que Villarejo era el responsable de la investigación sobre su vivienda de lujo en Marbella y aseguró que le había amenazado con difundir los datos que había conseguido en el curso de esas pesquisas. La grabación de una reunión mantenida entre ambos en noviembre de 2011 deja en el aire las acusaciones del aún presidente de la Comunidad de Madrid, pero Villarejo anunció públicamente una denuncia contra González por acusarle de chantajista. Es la segunda que anuncia en un mes. La primera tuvo como destinatario a un colega, el comisario de Asuntos Internos de la Policía, Marcelino Martín-Blas, a quien acusa de haberle mencionado sin fundamento en un informe del procedimiento sobre el pequeño Nicolás.

Imagen

Pero Villarejo ha recurrido a su propio medio de comunicación para lanzar una nueva acusación contra quienes, a su juicio, han orquestado la “campaña” que afirma estar sufriendo durante los últimos días. El texto no tiene desperdicio. Contiene datos que, de ser ciertos, serían suficientes para hacer tambalear varias veces los pilares de un Estado de derecho.


Un agente encubierto

[imageleft]Imagen[/imageleft]Por un lado, el editorial asegura que el comisario –se refiere todo el tiempo a él en tercera persona– “durante más de veinte años ha realizado unas labores discretas y reservadas como agente encubierto, con una red de colaboradores infiltrada por todo el mundo y aportando información de los delitos más graves, como tráfico de armas, tráfico de drogas, trata, así como el blanqueo de capitales procedente de estos delitos, corrupción política y por supuesto terrorismo en todas sus modalidades”.

Por ello, el texto denuncia que, teniendo en cuenta esta hoja de servicios a España, el funcionario “sea ahora expuesto y en un momento determinado sea conocida su identidad y lo que es más grave, en breve se publicarán todos los nombres de su familia, así como la estructura empresarial familiar que se ha labrado durante los diez años que estuvo excedente”. “¿A quién ha interesado que todo el mundo conozca ahora al Comisario Villarejo? ¿Y qué interés periodístico tiene que se queme la estructura empresarial de la familia del Comisario?”, prosigue el editorial en referencia al artículo publicado este martes por El País, con información de las compañías que controla este agente.

La respuesta a esas preguntas la ofrece el propio artículo señalando directamente al CNI de estar tras esas informaciones. “En cualquier país civilizado, el descubrir la identidad de un agente encubierto y poner en riesgo su red de colaboradores se consideraría traición. Pero, aquí, la frivolidad y el morbo puede a la lógica y al sentido común”, se lamenta Información Sensible, justo antes de deslizar dos graves acusaciones.


Coincidencia con “asuntos muy espinosos”

Según este diario, la “campaña” mediática que estaría sufriendo Villarejo coincidiría curiosamente con que “meses atrás el comisario denunció un par de asuntos muy espinosos” sobre los que hasta ahora no había trascendido ningún dato.

En concreto, Información Sensible asegura que el agente denunció que “un servicio de inteligencia”, en clara alusión al CNI, “ha perdido dinero de los fondos reservados” en el tránsito “para pagar el rescate de unos periodistas”. El artículo no menciona los nombres de los reporteros, aunque los únicos que han estado secuestrados en recientemente son el fotógrafo Manu Brabo, en Libia, el también reportero gráfico Ricardo Vilanova y el periodista Javier Espinosa, en Siria. Y, efectivamente, el CNI se encargó de coordinar las operaciones para liberarlos.

Imagen

El director del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), el general Félix San Roldán

El texto también achaca los artículos críticos con el comisario Villarejo al hecho de que este también denunciara recientemente “que una tal Corinna quiera denunciar en el Reino de España las amenazas que un sujeto –al que llama el Troll– [sic] le ha infringido a ella y a sus hijos, salvo que vuelva a brazos del Señor”. A pesar del tono misterioso de estas líneas, no es difícil concluir que la Corinna de la que habla el editorial es la princesa Corinna Zu Sayn-Wittgenstein y, el enigmático Señor, el rey Juan Carlos. Hasta el momento no había trascendido ninguna información relacionada con esas presuntas presiones.


Asuntos Internos ha quedado en “ridículo”

El editorial de Información Sensible va más allá. Asegura que el comisario de Asuntos Internos de la Policía Nacional, Marcelino Martín-Blas, cometió un “cúmulo de ilegalidades y falsificación de pruebas” para introducir con “intención maliciosa” el nombre de Villarejo en el marco de la Operación Prima, que el pasado noviembre desarticuló una red de blanqueo y tráfico ilegal de sustancias liderada por un empresario indio. En otro párrafo, también afirma que Martín-Blas ha quedado en ridículo por haber confundido a Villarejo con un jubilado de 81 años dentro de otra conocida investigación, el caso del pequeño Nicolás.

El artículo encara su final con una reflexión. “Es curioso cómo al peligroso Comisario nadie le tiene miedo, todo el mundo le insulta, insinuando las cloacas, el hedor… el que algunos sienten por tener su ropa interior algo manchada y claro… al final su propio olor termina por afectarle… Es un poco raro que nadie se preocupe de las graves represalias…¡Dios!, como venga el Comisario Oscuro…¡prepararos todos!”, concluye.

Avatar de Usuario
Invitado

Mensajepor Invitado » Jue 23 Abr, 2015 8:47 pm

Imagen


El Rey Juan Carlos sufrió la ira de Corinna zu Sayn-Wittgenstein al descubrir que se veía con otras mujeres

La relación entre Don Juan Carlos y la alemana sufrió muchos altibajos, principalmente provocados por la cercanía del anterior Rey de España con otras mujeres.


El los últimos 10 años ha caído el velo que protegía a la Familia Real de determinadas informaciones que ahora aparecen con normalidad en los medios. Junto a la prensa, también se han publicado libros que arrojan luz sobre la vida de los miembros de la Casa Real, pasados o presentes.

El último en llegar, y que viene con fuerza, es 'Final de partida', escrito por la periodista Ana Romero y publicado por la Esfera de los Libros. En él, Romero habla sobre los últimos cuatro años de reinado de Juan Carlos I, tratando bien de cerca su amistad con Corinna zu-Sayn Wittgenstein, a quien se refiere como CSW.


Imagen


En una información del libro que desgrana Vanitatis, la que es conocida como 'amiga entrañable del Rey' quería más quizás de lo que Don Juan Carlos le podía dar, no a nivel económico, sino sentimental, algo que el anterior Rey de España no le pudo garantizar durante la década que duró su relación.

Según cuenta Ana Romero en su libro, la alemana dejó a Don Juan Carlos dos veces al enterarse de que no era la única mujer de su vida. Primero fue Marta Gayá, con la que el exjefe del Estado tiene una relación muy cercana, lo que desató la ira de Corinna. La conseguidora le hizo elegir entre ella y Gayá, y el padre del Rey se quedó con zu-Sayn Wittgenstein.


Corinna de Borbón

Las turbulencias volvieron en 2009, cuando Corinna se alejó del que fuera Monarca al enterarse de que Juan Carlos de Borbón estaba con una mujer madura a la que le había presentado la hija de sus mejores amigos de Barcelona. La conseguidora montó en cólera de nuevo, pero logró ser de nuevo la única.


Imagen


En otro fragmento de 'Final de Partida' se cuenta que el Rey discutió con CSW la posibilidad de casarse y que ella pasara a ser Corinna de Borbón: Su ilusión era que el 22 de noviembre de 2015 pudiera celebrar 40 años en el trono, que la Justicia ajustara cuentas con su yerno y que los españoles se hubiesen pronunciado de nuevo por una estabilizadora victoria del Partido Popular", un momento perfecto para anunciar su boda. Esta información ha sido puesta en tela de juicio por Mariángel Alcázar, que ha relatado en 'El Programa de Ana Rosa' que Don Juan Carlos nunca se hubiera divorciado, aunque sí se hubiera separado como hizo la Infanta Elena en su momento.

Avatar de Usuario
Invitado

Mensajepor Invitado » Vie 10 Jul, 2015 9:46 pm




Corinna zu Sayn-Wittgenstein habla en exclusiva para LOC

Es la primera vez que escuchamos la voz de la 'amiga entrañable' del Rey Juan Carlos. Este suplemento habló con la princesa alemana hace unos días en una fiesta en Londres. Las declaraciones al completo, mañana en 'La Otra Crónica'. 'Siempre seré amiga del Rey y siempre nos tendremos cariño'


Corinna zu Sayn-Wittgenstein (50) ha decidido romper sus más de dos años de silencio con un medio español. Es más, por primera vez la vemos hablando a una cámara. Al fin le ponemos cara y cuerpo en movimiento y voz a la princesa alemana más perseguida de los últimos tiempos. 'La Otra Crónica' ha tenido acceso en exclusiva a unas declaraciones de la "amiga entrañable" de Don Juan Carlos.

Aquí tienen un extracto de las declaraciones exclusivas de la aristócrata que mañana publicamos al completo en LOC . Éstas imágenes fueron grabadas hace unos días a la salida de una fiesta benéfica en Londres. Corinna estaba bellísima con un traje de color 'nude' con brillos y plumas.

La princesa no elude las preguntas de La Otra Crónica y contesta en exclusiva a este suplemento sobre su relación actual con el Rey emérito, su vinculación con España y sus planes de futuro.

Avatar de Usuario
Invitado

Mensajepor Invitado » Sab 11 Jul, 2015 2:58 am

[table]
[row]Imagen[col]Imagen[col]Imagen[col]Imagen[col]Imagen[col]Imagen[col]Imagen[row]Imagen[col]Imagen[col]Imagen[col]Imagen[col]Imagen[col]Imagen[col]Imagen

[/table]


CORINNA ZU SAYN-WITTGENSTEIN
“NO VOLVERÉ A ESPAÑA”

La princesa alemana desmiente tajantemente que se esté acondicionando una casa en Somosaguas (Madrid) y que vuelve a vivir en España. “De ninguna manera voy a regresar. Eso es algo que alguien se ha inventado (...) No volveré ni de visita”.

ESTEBAN URREIZTIETA


Corinna zu Sayn-Wittgenstein (51 años) ni está de vuelta ni piensa regresar a España. La aristócrata alemana ha roto su silencio tras más de dos años desaparecida de la esfera pública para negar tajantemente que se haya comprado una mansión en la urbanización madrileña de Somosaguas, tal y como han venido publicando diversos medios de comunicación durante los últimos tiempos. Ha decidido volver a hablar para aclarar también que lleva ya “tres años” sin pisar territorio español y que no tiene previsto volver a hacerlo.

“España es un país maravilloso, pero no tengo una casa allí ni tengo planes de vivir allí. No volveré a España de ninguna manera”, sentencia Corinna con una elegante sonrisa en el receso de un acto benéfico en Londres. No obstante, deja caer, encantadora y enigmática, que “es una buena pregunta” por qué se publican en este momento las informaciones sobre su “falso” regreso inminente y señala con el dedo, ya en privado, a los miembros de lo que popularmente se conocen como “las cloacas del Estado” como los encargados de situarla de nuevo en el disparadero nacional.

EL MUNDO, el primer periódico que publicó una entrevista con Corinna en febrero de 2013, ha tenido acceso en exclusiva al último testimonio de la mujer que se autodenominó en estas mismas páginas “amiga entrañable” de Don Juan Carlos y que protagonizó uno de los mayores escándalos de la historia de la Corona española por su relación personal con el Rey emérito.

Hace tan sólo unos días Corinna acudió a un acto organizado por la Walkabout Foundation en el Museo de Historia Natural de Londres. Se trata de una entidad dedicada a la investigación de tratamientos para discapacitados en todo el mundo que se encarga de recaudar fondos para facilitar sillas de ruedas a los enfermos sin recursos.

Esta asociación sin ánimo de lucro celebró el pasado 27 de junio su gala inaugural, que tuvo como invitado estrella, además de la citada Corinna, al ex presidente de Estados Unidos, Bill Clinton, a la modelo rusa Natalia Vodianova o a la actriz británica Naomie Harris. El acto fue clausurado por todo lo alto por el cantante y productor Nile Rodgers. La cita logró recaudar en una noche un millón de libras que serán destinadas a la adquisición de 2.500 sillas de ruedas para países como Sudán, Haití o Colombia y tuvo gran eco en la prensa inglesa, que se centró en el retorno del artista americano a los escenarios.

Corinna compareció puntual a la cita a las siete y media de la tarde y, ataviada con un impecable vestido largo de color nude con plumas, transparencias y lentejuelas, saludó a los presentes. La princesa alemana se detuvo varios minutos para decir adiós a los españoles.

    Pregunta.— ¿Es cierto que está preparando una casa en Somosaguas y que va a volver a España?

    Respuesta.— De ninguna manera. He de decirle que es una historia que alguien se ha inventado. España es un país maravilloso, pero no tengo una casa allí, ni tengo planes de vivir allí.


    P.— ¿Es verdad que hace tres años que no viene a nuestro país?

    R.— Es cierto. No sé quién se ha inventado esta historia, pero puedo asegurarle que no vivo en España. Yo vivo en Mónaco y vengo a Londres de vez en cuando.
Ni siquiera la reiteración de la pregunta hizo a Corinna alterar su gesto sonriente y cercano y moverse un ápice de su posición. “España es un país maravilloso, pero no volveré”, repitió con indisimuladas ganas de dar por zanjada la conversación.

La contumaz negativa de la amiga personal de Don Juan Carlos colisiona, sin embargo, con decenas de informaciones publicadas en España que han llegado a ilustrarse con fotografías de la supuesta mansión madrileña y que aluden a testimonios directos que aseguran que ella misma ha estado supervisando la puesta a punto de la vivienda.

De la casa se ha contado que dispone de dos plantas, 553 metros cuadrados construidos de vivienda principal sobre una parcela de 3.543, y unas extraordinarias medidas de seguridad. Pero también que Corinna pasará a tener ilustres vecinos como el cantante Miguel Bosé o que la distancia exacta desde su nueva casa a la Zarzuela es exactamente de diez kilómetros en línea recta.

Varios medios han entrecomillado, asimismo, declaraciones de supuestos vecinos que sostienen con rotundidad haber visto con sus propios ojos a esta inconfundible mujer supervisando personalmente las obras de acondicionamiento. Las informaciones van todavía más allá. Precisan que la vivienda fue adquirida por Corinna en 2013, que está siendo decorada con la ayuda de un célebre interiorista español cuya identidad está siendo preservada con celo, que el estilo interior combina las antigüedades con toques modernos y rupturistas y que tiene piscina, un ala entera para la dueña, una habitación especial para su hijo y una zona de despacho para que la propietaria pueda llevar sus negocios desde España.

Corinna ya declaró textualmente en la revista Vanity Fair: “Volver a España no es una buena idea porque no es ni apropiado ni inteligente”. Y, tal y como apunta ahora, lo ha cumplido a rajatabla. “No sé quién se está inventando todo. Es muy duro para mí, porque no es verdad”, se lamenta.



    “NO SÉ QUIÉN SE ESTÁ INVENTANDO TODO (...) ALGUIEN QUIERE CAUSAR PROBLEMAS CON ELLO”
    Habla en exclusiva y niega que tenga una casa en Somosaguas. “De ninguna manera (...) Alquien quiere causar problemas con ello”



    Tras el rotundo desmentido de la residencia, la siguiente pregunta resulta inevitable. Si, como asegura la alemana, la casa ni es suya ni ha puesto su pie en ella ni tiene previsto regresar a España, ¿quién está intoxicando a los medios y, sobre todo, con qué finalidad?

    R.— Es una buena pregunta. Supongo que alguien quiere causar problemas con ello. Por eso le reitero: le niego que me vaya a vivir a España. Siempre duele cuando dicen algo de ti que no es bonito y tampoco es cierto. Pero la gente que me conoce, me conoce de verdad, y sabe que es mentira. Creo que al final eso es lo que importa. Así que ya no siento dolor ante esos comentarios.
De cara a la galería, Corinna se niega a facilitar más detalles. Sin embargo, su entorno más próximo asegura a este periódico que la empresaria identifica claramente a los servicios de inteligencia españoles como los autores del “bulo”. Y que añade en privado que el objetivo de sus responsables consistiría en volver a convertirla en un “problema nacional” para, así, justificar su trabajo y aparentar que son imprescindibles para garantizar la estabilidad nacional.

La primera vez que se supo de la existencia de Corinna fue gracias a LOC, que publicó en 2010 un perfil de una bella princesa alemana que se prodigaba por Madrid. Pero fue en abril de 2013 cuando se investigó en profundidad su estrecha relación con Don Juan Carlos, al romperse éste la cadera en Botsuana en una cacería a la que Corinna le acompañó. Trascendió entonces que ya en 2006 el Rey de España había viajado con ella a Stuttgart: Corinna ejerció de acompañante oficial y formó parte de la comitiva de bienvenida.

Tras el incidente del elefante, se abrió la caja de los truenos y trascendió casi todo de la princesa: sus dos matrimonios fallidos, uno con Philip Atkins, empresario británico y padre de su primera hija, y otro con el príncipe alemán Casimir zu Sayn-Wittgenstein, del que Corinna utiliza el título y el alteza serenísima y que es padre de su hijo pequeño, Alexander. También se hicieron públicos sus negocios y sus supuestas comisiones. Y sobre todo sus joyas, en especial la pulsera de diamantes valorada en más de tres millones que se puso en la portada de ¡Hola! y el collar de esmeraldas que compró en Sotheby’s y que perteneció a la condesa de Romanones. A todo hay que sumar los regalos que se intercambiaron los amigos “entrañables”: el frutero de cristal del despacho del Rey y su cinturón de piel de cocodrilo o el reloj Audemars Piguet que Corinna se puso en su entrevista con EL MUNDO… Posados cuya escenografía y titulares sonaban a mensajes encriptados entre ellos...

Pero todo se complicó cuando en enero de 2013 Diego Torres, el ex socio de Iñaki Urdangarin, compareció ante el juez José Castro y aportó una batería de correos electrónicos que revelaban la relación profesional que había mantenido el marido de la infanta Cristina con la misteriosa amiga del entonces Rey.

En ellos quedaba claro que la princesa germana había gestionado al entonces duque de Palma su fichaje por la Fundación Laureus y Diego Torres dejaba entrever que el mismísimo jefe del Estado estaba, por tanto, al corriente de cada paso que daba su yerno. La maniobra hizo que Corinna decidiera dar un paso al frente y concedió en exclusiva su primera entrevista a la periodista Ana Romero que fue publicada por EL MUNDO en febrero de 2013. En aquella histórica conversación, mantenida en Mónaco, además de aclarar que se había limitado a buscar “un trabajo digno a Iñaki”, Corinna sorprendió al sostener que había realizado trabajos “delicados y confidenciales” para el Gobierno relacionados con “asuntos clasificados”.

Tal y como relata Romero en su libro Final de partida (La Esfera de los Libros), Corinna llegó a disponer en 2007 de “una casa en el monte de El Pardo y todas sus necesidades cubiertas por los empleados de La Zarzuela, que se referían a ella con respeto como ‘la señora del pabellón’”. Al tiempo que “muchos de los recados que Corinna tenía que hacer en Madrid capital iban precedidos de una llamada de palacio en la que se anunciaba la llegada de una ‘amiga’ del Rey a la que el monarca quería que se tratara bien”. Así, pese a haber dispuesto de residencia en la capital de España con todas sus necesidades cubiertas, la aristócrata se comprometió en la entrevista en este diario a “no volver a España” mientras su presencia allí causara “controversia”.

Sus palabras desataron una tormenta institucional sin precedentes y provocaron, junto al caso Urdangarin y el posterior accidente del Rey en Botsuana, la renuncia del jefe del Estado.

    P.— Hace un año de la abdicación del Rey. ¿Ha podido usted hablar con Don Juan Carlos?

    R.— Lo siento, pero no quiero contestar a ninguna pregunta como esa, porque siempre se malinterpreta. Yo sólo tengo los mejores deseos para todo el mundo […] Estoy muy ocupada y tengo muchas cosas que hacer en otros lugares. Esto no quiere decir que tenga nada en contra de nadie...
Empezaba ya a anochecer en Londres y Corinna se despidió con un “gracias” en un perfecto castellano. Volvió a esbozar una sonrisa nívea y se diluyó entre la multitud con una despedida que, esta vez, dijo hasta la saciedad, será para siempre.

    [table]
    [row]Imagen[col]Imagen[col]Imagen[col]Imagen[col]Imagen[col]Imagen[col]Imagen[row]Imagen[col]Imagen[col]Imagen[col]Imagen[col]Imagen[col]Imagen[col]Imagen[row]Imagen[col]Imagen[col]Imagen[/table]

    Varios fotogramas del vídeo con las exclusivas declaraciones de Corinna zu Sayn-Wittgenstein para LOC, que fueron tomadas el pasado 27 de junio en Londres.


LA OTRA CRÓNICA EL MUNDO SÁBADO 11 DE JULIO DE 2015

Avatar de Usuario
Invitado

Mensajepor Invitado » Sab 11 Jul, 2015 3:20 am

Anonymous escribió:CORINNA ZU SAYN-WITTGENSTEIN
“NO VOLVERÉ A ESPAÑA”


Qué disgusto!
Hoy no duermo

Avatar de Usuario
Invitado

Mensajepor Invitado » Sab 11 Jul, 2015 8:38 pm

Imagen


CORINNA ZU SAYN-WITTGENSTEIN
EL VÍNCULO DE LA MANSIÓN CON ‘FEFÉ’ TAPIAS

La hija de la segunda mujer del naviero es la verdadera propietaria de la casa, junto a su marido, director de una conocida consultora americana. Su política es la discreción.

EDUARDO VERBO


La tranquilidad en la elitista urbanización de Somosaguas (Madrid) se ha visto alterada durante los últimos meses. Los vecinos conversan a la usanza de los pueblos. Los buenos chismes, siempre en corrillo. Las noticias lo dan por cierto: Corinna zu Sayn-Wittgenstein (50) se muda a vivir a una de las mansiones más espectaculares de la zona. El chalé sobresale con chulería entre otras construcciones un poco más modestas. Zarzuela está a 20 minutos. Una razón más para inclinar la balanza. Pero no. Las investigaciones de este suplemento van en la misma dirección de la negativa de la princesa alemana, que LOC recoge en exclusiva.

Los 553 metros cuadrados construidos de vivienda principal sobre una parcela de 3.543 pertenecen a un poderoso y adinerado matrimonio de la escena socio-financiera de la capital. Según los datos registrales, el inmueble está a nombre de Carlos Trascasa Arbide (54) y Silvia María Palacios-Pelletier García-Courel (51). Él es director de la oficina madrileña de la conocida consultora americana McKinsey & Company y es patrono también de la Fundación Empieza por Educar de Ana Patricia Botín, al igual que Sol Daurella, una de las mujeres más ricas de Cataluña, entre otros. Ella es apoderada de Xwyzensk Investments Spain S.L., una empresa que se dedica a "actividades financieras y de seguros". Hay más.

En los mundos de sociedad, Silvia es recordada porque fue hijastra de Fernando Fernández-Tapias durante el tiempo que duró el matrimonio de su madre, Juana García-Courel Mendoza, con el naviero, quien dejó a su primera mujer, Chiqui Riva Suardíaz, para casarse por lo civil con ella. Sin embargo, la pareja también terminó rompiéndose y en 1997, con dos hijos en común (Alejandra, de 33 años, y Juan Carlos, de 31), Fernández-Tapias y su segunda esposa protagonizaron uno de los divorcios más caros de los últimos tiempos.


UN DIVORCIO DE LOS MÁS CAROS

Pero a 'Fefé' no le importó desembolsar 12 millones de euros (2.000 millones de pesetas), varias propiedades inmobiliarias y una cuantiosa pensión mensual, porque ya bebía los vientos por la modelo Mar Flores, quien mantenía una relación paralela con Alessandro Lecquio. Juana estuvo en todo momento muy bien aconsejada por la fallecida Concha Sierra, una de las mejores abogadas matrimonialistas de España. Suyos fueron también los casos de las hermanas Koplowitz, el de Carmen Martínez-Bordiú con el duque de Cádiz o el de Manuel de la Concha y Paloma Altolaguirre.

"No tenemos nada que decir. No nos interesa esta historia". Silvia cuelga ufana el teléfono. Un gesto que, minutos más tarde, repite su asistenta. La discreción que esta veterana de la jet siempre ha cultivado para evitar a la prensa del corazón, quien en su día perseguía a su madre, no se corresponde con la fastuosidad del chalé, donde se ha dicho que vive Corinna. La princesa alemana no quiere ni oír hablar de volver a España. Quienes la conocen dicen que no olvida la "pesadilla" por la que atravesó cuando fue invitada a abandonar el país tras la caída del Rey emérito en Botsuana.

Se defendió de las acusaciones que la implicaban en la trama del 'caso Nóos' en varias entrevistas que fueron entendidas como un órdago en toda regla. Luego cogió el primer avión con la premisa de no regresar. Según mantiene, nunca más pisó de nuevo territorio español, aunque otras fuentes siempre han desmentido esta versión.

Los verdaderos propietarios del casoplón adquirieron el terreno en el año 2006 y lo construyeron en 2013. Actualmente, tienen contraídas dos hipotecas millonarias. Los vecinos consultados de la elitista urbanización no logran reconocer quiénes son. "Nunca he visto a nadie aquí", comenta una señora. Carlos y Silvia son tan silenciosos que ni han querido desmentir las informaciones erróneas sobre su residencia. Tienen pánico a perder el anonimato. Aunque, en esta ocasión, han estado tan cerca como cuando el divorcio de Juana con Fernando Fernández-Tapias ilustraba periódicos, revistas y era la comidilla de la beautiful people.

Corinna irrumpió en la escena mediática en el peor momento de la Casa del Rey. La política de relación con los medios de comunicación de sus responsables también fue oscura. Aquello no ayudó nada a esclarecer si, como se había escrito, la comisionista vivió desde 2008 hasta 2012 en La Angorilla, una finca situada en el monte de El Pardo y limítrofe con el palacio de La Zarzuela. Se comenta que la aristócrata alemana residió allí eventualmente con su hijo durante los años de auge de su amistad con el Rey. Entonces, el CNI, que supuestamente la vigiló día y noche, la bautizó en clave como Ingrid. Ahora, no hay portavoces interesados de por medio. La princesa Corinna habla alto y claro. ¿España? Ni en vacaciones.

Avatar de Usuario
Invitado

Mensajepor Invitado » Mar 21 Jul, 2015 12:41 am

[table]
[row]Imagen[col]Imagen[col]Imagen[col]Imagen[col]Imagen[col]Imagen[col]Imagen[row]Imagen[col]Imagen[col]Imagen[col]Imagen[col]Imagen[col]Imagen[col]Imagen

[/table]


La entrevista a Corinna zu Sayn-Wittgenstein que consiguió Telecinco y luego no emitió

Una periodista contratada por un programa la consiguió. Le explicaron que la habían parado por la visita de los reyes a Mediaset

Una periodista de Telecinco entrevistó hace unos días a Corinna zu Sayn-Wittgenstein en Londres. La profesional envió la pieza a Madrid pero, finalmente, la conversación se publicó en El Mundo.


Fue a principios de este mes de julio cuando esta reportera contratada por un programa de Mediaset abordó a Corinna en el centro de Londres. La princesa atendió a la periodista española sin problemas y realizó declaraciones como:

-- “No volveré a España”.

-- “¿Quién miente sobre mí? Es una buena pregunta. Alguien que quiere causar problemas”.

-- Ante la pregunta son si ha podido hablar con Don Juan Carlos respondió: “Lo siento, pero no quiero contestar a ninguna pregunta como esa, porque siempre se malinterpreta. Yo sólo tengo los mejores deseos para todo el mundo [...] Estoy muy ocupada y tengo muchas cosas que hacer en otros lugares. Esto no quiere decir que tenga nada en contra de nadie...”

La sorpresa de la periodista vino días después cuando la entrevista no se publicó en Telecinco, sino en El Mundo. El diario de David Jiménez fue quien finalmente ofreció esta conversación con Corinna.

La pieza estaba firmada por Esteban Urreiztieta y ofrecía el vídeo que grabó la reportera de Mediaset (en él se escuchan las preguntas de esta profesional). Vea aquí la entrevista a Corinna.

La periodista de Telecinco preguntó a sus responsables qué es lo que había pasado. Quería saber por qué no se había emitido en la cadena finalmente una exclusiva como la que había conseguido.

La respuesta que recibió fue que la dirección había decidido no emitirla porque los reyes visitaban esa semana las instalaciones de Mediaset. En efecto, don Felipe y doña Letizia acudieron a la sede de Fuencarral con motivo del XXV aniversario de la cadena.




Volver a “La Casa Real”