Corinna zu Sayn-Wittgenstein

Las últimas noticias de la Realeza. Monarquía vs. República
¿Cuánto reinarán Felipe VI y Letizia?


Imagen

Avatar de Usuario
Invitado

Corinna zu Sayn-Wittgenstein

Mensajepor Invitado » Jue 12 Jul, 2018 10:31 am

Que triste tiene que estar Boira , no puede decir que la responsable es Letizia, aunque quizas si, tambien la echara a ella la culpa, como de todo lo que paso el siglo pasado, el anterior.

Avatar de Usuario
Invitado

Corinna zu Sayn-Wittgenstein

Mensajepor Invitado » Sab 14 Jul, 2018 3:41 am

    Imagen
    LA VIDA DE LOS OTROS
    EMILIA LANDALUCE

EL MAL OJO DEL REY JUAN CARLOS Y JOSÉ MARÍA AZNAR



JUAN VILLALONGA

Una pregunta incómoda para todos. ¿Quién tenía peor ojo para las compañías? ¿José María Aznar o el Rey Juan Carlos? El ‘Dios los cría y ellos se juntan para lo que sea’ parece probado en la trama villarejiana que El Español y OKDiario están publicando al unísono. Los titulares textuales: “Corinna confiesa que Juan Carlos [le llamaba así] cobró parte de la comisión del AVE a La Meca, que fue de 100 millones. Rompí por primera vez con el Rey en 2010 porque llevaba 3 años con otra mujer. Me dijo que se casaría conmigo y a su hijo le dijo que no lo haría; lo que quería era el dinero. Si alguien pregunta por los pagos a Air Partner, se pondrán histéricos. Es la ruta del dinero. La amiga entrañable: En el Instituto Nóos las instrucciones las daba el Rey. Corinna revela que Juan Carlos pagaba los viajes de la pareja desde una cuenta en Suiza. Corinna acusa a Ana Romero de ser agente doble del CNI”

■ ■ ■

La mención a la periodista no es casualidad. En Final de partida, el libro que Romero publicó en La Esfera de los Libros, ya advertía que el comisario Villarejo estaba dispuesto a chantajear a la Corona. La teoría resulta extraña. Sobre todo considerando que la publicación de las veladas londinenses de Villarejo y Corinna avalan precisamente el contenido del libro. ¿Qué quiere Villarejo?

■ ■ ■

CORINNA

Pero hay un elemento realmente fascinante en este asunto. La presencia del ex presidente de telefónica Juan Villalonga que se descuelga con otro titular estelar. “[El Rey Juan Carlos] siempre me pareció, hasta hace poco, muy tonto, hasta que un día estuve pensando y dije: ha toreado a Franco y ha toreado a todo el mundo, debe ser menos tonto de lo que creemos, porque es tonto para los criterios que nosotros utilizamos para medir la inteligencia, pero en lo que él se sabe mover es un fuera de serie, el cabrón”. Lo peor que tiene el Rey viejo es su nula habilidad para escoger a los amigos. Lo cierto es que muchos, desafortunadamente, han acabado imputados o condenados. El Monarca también tiene mal ojo para las “amigas entrañables”.

■ ■ ■

Corinna ha remitido un comunicado: “Desde hace tiempo, ha habido una campaña de descrédito con motivación política contra mi persona. Siempre he actuado correctamente y pretendo continuar viviendo mi vida de forma tranquila, con independencia de los años de acoso constante y de los intentos de descrédito público que he padecido con un sinfín de información falsa. Tengo enorme respeto por las instituciones de España, pero no puedo permitir ser utilizada en un conflicto que no me atañe”.

■ ■ ■

FELIPE VI

En ningún momento, la ex princesa apoya la tesis del CNI y la propia Ana Romero de que la voz que aparece en las grabaciones no es la suya. Además, habría que tener en cuenta que la participación de Juan Villalonga, marido de Vanessa Von Zitzewitz, la mejor amiga de la entrañable, refutan la afirmación. Pero existe otra posibilidad. Los que han estudiado de cerca a Corinna (recuerden que en el primer artículo sobre “la bella princesa”, denominación con la que Miguel Ángel Mellado invitaba a leer entre líneas, lo firmó Rosalía Sanchez en este suplemento en 2010) pueden adivinar a qué se refiere Romero. La danesa (de soltera es Larsen) no hablaba tan bien en español como demuestra en la cinta. Tampoco cuando se entrevistó con la periodista para la entrevista que publicó EL MUNDO. Por eso, algunos barajan la posibilidad de que Corinna leyera un texto escrito (la construcción gramatical sugiere un conocimiento casi nativo del castellano) y que por lo tanto supiera que les estaban grabando.

■ ■ ■

DON JUAN CARLOS

Y ahí llegamos a la conclusión final. Corinna no era desde luego la persona más conveniente para que el Rey emérito le entregara sus afectos y lo que fuese. Dios los cría y Corinna se fue a juntar con Villalonga a quien su amigo Aznar hizo presidente de Telefónica. ¿Qué papel jugó en la puesta en escena de la conversación villarejiana? En mi humilde opinión el chantaje no sólo proviene del célebre comisario.

■ ■ ■

Afortunadamente, Felipe VI está por encima de esto.


EL MUNDO / LA OTRA CRÓNICA / SÁBADO 14 JULIO 2018

Avatar de Usuario
Invitado

Corinna zu Sayn-Wittgenstein

Mensajepor Invitado » Dom 15 Jul, 2018 3:06 am

El retorno de los zombis conseguidores y su rubia fatal

DAVID GISTAU




VUELVE A hacerse necesario trazar un perímetro profiláctico alrededor de FB6. Hay mañanas en las que el Rey parece la estatua de Cibeles cuando la protegían con una mampara de metacrilato las noches de celebración madridista. El nuevo foco infeccioso lo componen...

...las grabaciones puestas en circulación por algunos de los tipos más chungos de nuestro subsuelo, así como por ciertos resentidos que jugaron a ser beautiful people y a creer en el sistema mientras éste les permitió trincar, y que ahora pretenden la voladura de aquello de lo que fueron expulsados. Las reminiscencias fatales de una época de conseguidores y de un entorno parasitario sólo a medias cauterizados por esa abdicación, que fue como la hoja de un cuchillo al rojo vivo aplicada sobre la herida en los wésterns.

A menudo, el pasado acredita, da sentido de continuidad a las cosas. Por eso, en la actualidad contemplamos una doble impugnación del pasado que conviene al espíritu disolvente de la época y al proyecto de Transición verdadera, pendiente, que justifica la abrumadora carga ideológica del engendro gubernamental. La conspiración contra JC1, más allá de cómo éste se expusiera por culpa de sus apetitos más primarios y de su sensación de impunidad, no aspira tanto a dañarlo a él como a liquidar dos prestigios de pasado: el de este ciclo democrático, que antaño fue autocomplaciente y narcisista –¡los mejores años de España!–, y el de la propia Monarquía, donde la noción de continuidad y de profundidad dinástica lo es todo.

Estuvieron ustedes equivocados, vienen a decirnos los curanderos de la nueva política que mantienen cautivo al Kennedy de la Guindalera. Los mejores años son los que comienzan con nosotros, y la ruptura aún no ejecutada con el franquismo y sus mutaciones aboca a la democracia popular. A veces se diría que a los reyes españoles se les instala en el coche un GPS que sólo sabe llegar a Estoril.

FB6 es un rey que se cree lo que es y lo que juró, la bandera incluida. Y que en muchos sentidos, visto el fracaso de los partidos, es el Last Man Standing, lo que queda en pie de un ciclo –de una España–, tomado por asalto y de cuya defensa se ha retirado la socialdemocracia, que estuvo hasta la moción.

Para explicar la inquina del ataque al ser simbólico, hay que agregar el afán de venganza del independentismo, que no perdona a FB6 el discurso y que quiere hacer de la calle un ambiente hostil, imposible para él de pisar, que acreciente la impresión de aislamiento y soledad. Pero por su balance personal, el de vida y el de trabajo, a FB6 sólo se le puede agrietar a través de la elección de peinados y vestidos de su esposa It, algo acerca de lo que ya hay toda una literatura en España. En lo demás no hay por dónde entrarle. No hay siniestro operador que le pueda dejar en la cama la cabeza de un caballo. Por ello hay que practicarle lo que en tiempos de Menotti se llamaba el achique de espacios. Despojarlo de pasado, de legitimidad dinástica, de un sistema sano al cual simbolizar. Despojarlo hasta de familia más allá de la que cabe en la mesa del comedor de casa. Dejarlo como lleno de muñones por los miembros que hubo que amputarle para evitar una propagación. En realidad, las fuerzas que lo atacan esbozan cuál sería la España alternativa a la suya. Ahí es donde ya sabrá cada uno a qué atenerse.

Aún me ocurre, en algunas cenas, encontrar a un comensal que dice eso de que los 40 años de Democracia son los de la mejor España posible. Me entran ganas de levantarme, abrazarlo mucho rato y mantener así protegida su deliciosa, ingenua, infancia mental. Sí, bonito, sí, tú di que sí.


    Imagen
    EL LADO OSCURO DE LA CLOACA. Pululan unos personajes siniestros que han quedado expuestos a la luz por el rebalse de las cloacas. Su descubrimiento y su protagonismo impulsan el final de una ingenuidad colectiva: ésa por la que nos creímos una aseada sucursal de democracia escandinava. Incluida Corinna, al menos son grandes personajes para la serie que habrá que hacer sobre este colapso.




Volver a “La Casa Real”