LOS PRINCIPES DE ASTURIAS SE SEPARAN ?¿

Las últimas noticias de la Realeza. Monarquía vs. República
¿Cuánto reinarán Felipe VI y Letizia?


Imagen

Avatar de Usuario
Invitado

Mensajepor Invitado » Vie 23 Ago, 2013 11:21 pm




Los Príncipes pasan unos días en familia en el sur de Italia, según Paloma Barrientos
Tras los intensos rumores sobre el distanciamiento de los Príncipes de Asturias, Paloma Barrientos ha revelado en exclusiva que la pareja ha decidido pasar unos días en familia en el sur de Italia. Acompañados de sus hijas y de Carla, la sobrina de Doña Letizia, la pareja ha disfrutado de un crucero por la Costa Amalfitana

Avatar de Usuario
sic

Tico Medina habla sobre un supuesto embarazo de la princesa

Mensajepor sic » Vie 23 Ago, 2013 11:33 pm



La tarde, aquí y ahora. Letizia embarazada

Avatar de Usuario
LOC

Mensajepor LOC » Sab 24 Ago, 2013 1:14 am

EL PRÍNCIPE FELIPE acudió el pasado sábado con dos amigos y un par de escoltas a la sesión nocturna de Elysium, en los cines Ideal. Su Alteza no tuvo problema en dejarse ver, ya que fue el último en abandonar la sala. Mientras, su esposa, Doña Letizia, y sus hijas, disfrutaban de unas vacaciones privadas en un lugar desconocido, pero con escala en Zúrich. Los rumores de distanciamiento entre los herederos han sido la tonadilla de esta semana. Para quitar hierro al asunto, Zarzuela manifestó que Don Felipe se unió a su familia ese mismo fin de semana. Pero, en cambio, el sábado seguía en Madrid viendo una película de ciencia-ficción. A día de hoy, el paradero de los Príncipes sigue despertando tanto interés como su vis cinéfila.

Avatar de Usuario
Assia
de Melbourne
de Melbourne
Mensajes: 19203
Registrado: Mar 29 Dic, 2015 2:19 am
Flag: Australia

Mensajepor Assia » Sab 24 Ago, 2013 2:08 am

No se porque todo este 'lio'' de separacion entre Lety y Felipe. Lety,no aceptara NUNCA ESA SEPARACION COMO NO LA ACEPTO SU SUEGRA. SER REINA CONSORTE DE ESPANA,TIENE MUCHO VENTAJA.

Hay que ver toda la tinta que se derrama sobre ''las vacaciones privadas'' de Lety.! Si el rey de Espana,no se hubiera fracturado la cadera en esa ultima caceria, LOS ESPANOLES NUNCA HUBIERAN SABIDO QUE EL REY DE ESPANA ESTABA CAZANDO CON SU AMIGUITA CORINNA. SIN OLVIDAR LA FRASE DEL REY ESA DE: '' no poder dormir por la crisis o por los desmpleados que habia en Espana.''

Mientra se hable de 'las vacaciones privadas'' de Lety,no se habla de quien esta pagando la mantencion del palacete en Barcelona de Urdangarin-Borbon. Que yo sepa, Urdangarin no tiene trabajo.Alguien pagara por la mantencion de ese palacete.

Avatar de Usuario
Invitado

Mensajepor Invitado » Lun 26 Ago, 2013 3:09 am

Imagen


El matrimonio de los Príncipes: crisis o “percepción” de crisis

José Antonio Zarzalejos


Él y ella, Don Felipe y Doña Letizia, lanzaron en noviembre de 2003 todo un órdago a la institución de la Corona. Por primera vez en la historia de España, el heredero decidía eludir la Pragmática Sanción de Carlos III (1776) y contraer matrimonio desigual con mujer divorciada (2004). De un plumazo, la norma interna de aplicación en la dinastía se derogaba por el Príncipe de Asturias. No lo hizo su padre al contraer matrimonio con Sofía de Grecia (1968), ni su abuelo al hacerlo con Doña María de las Mercedes Borbón y Orleans, infanta de España y Princesa de las Dos Sicilias (1935). Sus tías, las infantas Pilar y Margarita, lo hicieron al casarse la primera con Luis Gómez Acebo (1967) y la segunda con Carlos Zurita (1972), pero las dos renunciaron a los derechos dinásticos por sí y por sus descendientes.

Avatar de Usuario
Invitado

Mensajepor Invitado » Lun 26 Ago, 2013 11:53 pm

Imagen


´Lo siento, me he equivocado´

Al príncipe le preocupan los desplantes cada vez más públicos de doña Letizia, tan empeñada en separar su vida privada de la pública...

Pilar Garcés

Otro verano atípico, casi estresante en Marivent. Muy atrás quedan las relajadas postales de hace unos años. Los Borbones han organizado su estancia en Mallorca bajo la premisa de no coincidir apenas, y lo han conseguido. No habría novedad respecto al estío pasado, cuando la infanta Cristina se negó a pisar la isla al vetarse la presencia de su esposo, el imputado en un proceso judicial por corrupción Iñaki Urdangarin. Sin embargo, un nuevo frente se ha abierto en la Familia Real, el de la convivencia de príncipe de Asturias y su mujer. Al príncipe le preocupan los desplantes cada vez más públicos de doña Letizia, tan empeñada en separar su vida privada de la pública que empieza a convertirlas en incompatibles. El mantra recitado por el rey Juan Carlos al abandonar el hospital tras su accidente de caza en Botsuana y el escándalo subsiguiente, –"lo siento, me he equivocado"se ha escuchado ya literalmente en boca del heredero, pero para disculpar alguna de salida de tono de su esposa. En su caso, la coletilla "no volverá a ocurrir" carece de sentido.

De los doce días disfrutados por don Felipe en Mallorca, solo en la mitad ha gozado de la compañía de su consorte. Doña Letizia y sus hijas Leonor y Sofía aterrizaron un viernes con el tiempo justo para acompañar a su abuela y primos a la entrega de diplomas de los cursos que los hijos de las infantas Elena y Cristina habían realizado en Calanova. El príncipe llevaba una semana en la isla, y había acudido junto a su madre y a su hermana mayor a visitar a los afectados por el incendio de Andratx. Durante tres jornadas participó en la Copa del Rey Mapfre de vela. En todas sus salidas se le apreció serio y como a disgusto. No se presentó (otra pequeña tradición rota) al concierto que su amigo Jaime Anglada ofreció en el Village de sa Feixina, y a cambio salió a cenar y tomar unas copas con su primo Beltrán Gómez Acebo y otros amigos "de soltero" a la pizzería La Greppia, situada frente a Marivent. También se había citado con sus colegas semanas antes, cuando acudió en Palma a la reunión de ministros de Exteriores europeos. Ese fin de semana fue aprovechado por doña Letizia para asistir a un concierto en el Festival de Benicàssim. Su aparición de incógnito en la actuación de The Killers destapó la afición de la futura reina de España por la música indie, que según ella misma dijo no comparte con su pareja y sí con un grupo de amigos de la facultad.
La princesa de Asturias ha evitado a conciencia uno de los escenarios estivales favoritos de la familia real, el Club Náutico de Palma, donde el rey y sus hijos han competido en uno de sus deportes favoritos y se han relacionado con naturalidad durante lustros. Tal vez se debe a que allí dejó patente doña Letizia hace dos años su disgusto por el tradicional veraneo de sus suegros, cuando le espetó a una periodista que le preguntó por sus vacaciones "¿pero a ti esto te parecen vacaciones?" Que no soporta Mallorca, que cree que los mallorquines no la toleran, que en la isla se halla sobreexpuesta, eran los mimbres de un rechazo secreto atribuido a la princesa que ella misma se encargó de verificar. La presencia en solitario de su marido en la entrega de premios de la regata pasmó a los presentes, y la disculpa del príncipe ("alguien se tenía que quedar con las niñas") a unas informadoras, sonó a eso, a excusa. Preguntado por la ausencia de sus hijas en los cursillos de vela a los que asisten todos sus primos para deleite de la reina Sofía zanjó que "no hay que forzarlas".

Ese sábado los príncipes cenaron juntos con amigos, el domingo fueron al cine Augusta para ver Guerra Mundial Z y el lunes doña Letizia salió por la noche a picar algo con una amiga por el barrio de Santa Catalina, tras el posado que junto a sus hijas y marido protagonizó el La Granja de Esporles, donde en todo momento se mostró monosilábica y tensa. El martes acompañó a su familia política a la cena con las autoridades civiles y militares de Balears en La Almudaina. Algunos de los presentes relatan que, pese a no irradiar felicidad, los príncipes se mostraron cordiales y se trataron con normalidad, sobre todo en comparación con los reyes, que se dirigen la palabra a través de un tercero aunque se encuentren a unos centímetros el uno del otro.

Para sorpresa de todos, al día siguiente la princesa de Asturias regresó a Madrid junto a su cuñada Elena, dejando atrás marido e hijas. Marivent dejaba trascender los deseos del príncipe de que las niñas disfruten de algo de tiempo con sus abuelos. Ante la extrañeza general los portavoces de la Casa del Rey argumentaban con posterioridad que la espantada de doña Letizia se encuadraba dentro de la normalidad de quien desea "pasar unos días sola". Las infantas Leonor y Sofía retornaron a la capital con su abuelo el viernes, mientras su padre permanecía en Palma con la reina. Al día siguiente lo hizo don Felipe, y ese mismo sábado su mujer e hijas abandonaban España con destino a Suiza. Resulta difícil coincidir tan poco en el espacio y en el tiempo si no se planea.

El pequeño vodevil estival mallorquín protagonizado por la única pareja Borbón que quedaba libre de grietas no solo ha encontrado eco en los programas del corazón más superficiales. El evidente distanciamiento de quienes un día ocuparán la jefatura del Estado lo han reflejado incluso los medios escritos más monárquicos, resaltando sobre todo las dificultades de la experiodista Letizia Ortiz para adaptarse a su vida en palacio. Hablan de ella como perfeccionista, rígida, inasequible a ser aconsejada, deseosa de vivir su vida "con normalidad" y "como una funconaria" al margen de su familia política, y la describen como inflexible en su negativa a dar más peso su labor de representación, que resulta mínima si se la compara con otras princesas europeas. Escrutada al máximo desde que se anunció su compromiso con el heredero, ¿qué ha cambiado ahora? Según afirman, el príncipe se ha cansado de sus desaires, públicos y privados.

Para pasmo de personas de su entorno, don Felipe, de carácter apacible y conciliador, ya no oculta su intranquilidad por la capacidad de su mujer para adaptarse a su papel capital en la segunda línea de la sucesión a la corona, e incluso se cuestiona en voz alta su elección. Podría haber dado su brazo a torcer y regresado con doña Letizia a Madrid desde Mallorca, como el año pasado, tras una estancia breve, pero este año ha optado por evidenciar su apego a una tradición como las demás que sostienen la monarquía. Tras su viaje en solitario a la toma de posesión del presidente de Paraguay, se ha reunido, según Zarzuela, con su mujer y sus hijas para unas vacaciones en un destino secreto. Si esta idílica estampa familiar acaba por desvelarse por el bien de la institución que representa la pareja y para aplacar los rumores, ya se verá. Por lo que respecta a Mallorca, la calma ha vuelto a la isla después de esos breves días de mar de fondo en los alrededores de Marivent.

diariodemallorca.es

Avatar de Usuario
Invitado

Mensajepor Invitado » Mié 28 Ago, 2013 1:03 am

Imagen


El divorcio otorgaría a Letizia una residencia de verano

Matías Vallés


Nada queda al azar cuando se dilucida el futuro del trono. La boda por amor entre Felipe de Borbón y Letizia Ortiz conllevó la firma de unas aparatosas capitulaciones matrimoniales, redactadas, como suele decirse, por un prestigioso bufete de abogados con dos linajes enlazados y una tilde en cada uno de ellos. En otras geografías preocupará la cláusula que, en caso de ruptura del vínculo, sitúa a las hijas habidas en el matrimonio a disposición del padre y de la corona, un punto que ilustres juristas consideran absurdo y repudiable por los tribunales. En Mallorca inquieta con más fuerza la disposición que otorga a la posible divorciada una residencia de verano, dado que cabe la posibilidad, terrorífica para la huésped y la anfitriona, de que se trate del palacio de Marivent o equivalente.

Si bien el contrato no contempla el comportamiento de Letizia antes del nada deseable divorcio, la futura Reina se comporta como la presidenta del comité de empresa de La Zarzuela. Veranear en Mallorca es un trabajo, tiene derecho a sus jornadas de asueto durante los fines de semana y la jornada laboral no incluye horas extras. Princesa a tiempo parcial, ha firmado un contrato temporal en estricto cumplimiento de las instrucciones de Juan Rosell para la masa laboral del país. Ambos odian los contratos indefinidos. El Príncipe pensaba por el contrario que había tenido la suerte de encontrar a una periodista curtida en los sacrificios y ausencia de horarios de la profesión, por lo menos en su versión legendaria. De nuevo, una sorpresa mayúscula por ambas partes.


    La futura Reina se comporta como la presidenta del comité de empresa de La Zarzuela. Veranear en Mallorca es un trabajo, tiene derecho a sus jornadas de asueto durante los fines de semana y la jornada laboral no incluye horas extras

La hipótesis de una condena mutua al veraneo perpetuo de Letizia es suficiente para que los mallorquines deseen la recuperación de la estabilidad matrimonial y la disipación de los nubarrones que periódicamente se ciernen sobre las parejas más ejemplares. Aunque Letizia apenas si ha pisado Mallorca en agosto, ha causado incluso consternación su posición dominante en la pareja, en especial entre autoridades mallorquinas -todas ellas del PP- acostumbradas a un reparto de roles más clásico. Si leyeran a Lewis Carroll, habrían concluido que la Princesa “está en una edad incómoda”, como decía Humpty Dumpty de Alicia, que rima con Letizia. Dado que el Príncipe aúna los rangos de esposo y heredero, está demostrando un estoicismo ejemplar respecto de desplantes cuya multiplicación pondría en duda sus dotes para el trono.

Siempre tan optimista, La Zarzuela creía haber solucionado hace años lo que denominaba problemas de carácter a ajustar. Dicho en lenguaje shakespeariano, el palacio estaba convencido de haber domado a la fierecilla. En concreto, Letizia había manifestado que no quería fotógrafos mosconeando a su alrededor si decidía salir de compras o al cine. Curiosamente, por tratarse de una periodista, quería poner coto a su derecho a la intimidad y a la imagen, que según la célebre sentencia del Constitucional se diluye y destruye respectivamente en el caso de personajes públicos que han elegido su situación de privilegio. Con notable optimismo, la Casa del Rey creía haber imbuido a la Princesa de las exigencias casi inhumanas de su rol.

La perspectiva de coronar a la primera Reina sindicalista de España no tiene únicamente aristas negativas. Letizia se ha enfrentado en actos públicos a sectores empresariales omnipotentes que no esperaban sus arremetidas, interrogando por ejemplo a los hoteleros sobre los puntos más punzantes de su gestión. En su última reencarnación bordea además la vigorexia. Ha desarrollado una adicción por las carreras que también puso en práctica en el complejo de Marivent, y piensa ya en participar en maratones. Sin embargo, no estaba preparada para tres imponderables: para ser abucheada, para admitir que siempre habrá un Rey por encima de ella y, sobre todo, para la espera interminable de una sucesión que confiaba en obtener antes de que se apagara su estrella de personaje de la Familia Real más solicitado por los organizadores de actos públicos.

Avatar de Usuario
Assia
de Melbourne
de Melbourne
Mensajes: 19203
Registrado: Mar 29 Dic, 2015 2:19 am
Flag: Australia

Mensajepor Assia » Mié 28 Ago, 2013 2:01 am

No se, como interpretar todo lo que se esta escribiendo sobre el ''supuesto divorcio'' de Letizia. Parece ser que son mas los reporteros para vender periodicos y revistas que la realidad de 1 divorcio entre los Principes de Asturias.

Avatar de Usuario
para nada

Hace lo que le da la gana

Mensajepor para nada » Mié 28 Ago, 2013 5:12 pm

Claro que para nada Letizia se va a divorciar, eso ella jamas lo va a permitir.....se saco el premio gordo casandose con Felipin, ya no se tiene que preocupar de como pagar la luz ni de trabajar horas extras como reportera, ni aguantar jefes o acostarse con ellos para sobresalir :grin: ....ahora hace lo que quiere, gasta en lo que quiere, le dan todo lo que quiere y tiene un marido tonto que la aguanta, que va! esa no se divorcia por nada, primero me voy yo a la luna...... :blackeye:

Avatar de Usuario
Invitado

Mensajepor Invitado » Mié 04 Sep, 2013 11:27 pm

Imagen


Los Príncipes hacen vida conyugal por separado

Paloma Barrientos


Cuando este verano la princesa de Asturias decidió ausentarse del almuerzo compartido por el Jefe de Estado, el presidente de Gobierno y el heredero en el palacio de Marivent, junto con la Reina y Elvira Rodríguez, la mujer de Rajoy, no hubo explicaciones oficiales para esa 'huida' a Madrid. Más si cabe cuando las infantas Leonor y Sofía permanecieron junto a su padre y acudieron a los postres a saludar a los invitados de los abuelos y de papá. La madre había decidido no participar en la reunión oficial, donde tampoco hubo imágenes para que esa desaparición voluntaria no fuera tan visible. En otras circunstancias, habría sido el fotógrafo oficial de la Casa el que habría dejado constancia de ese encuentro con las niñas Borbón como atractivo veraniego. No se realizó porque el mosqueo familiar fue mayúsculo.

Dicen que la Reina, que siempre ha apoyado a su hijo en todas las decisiones personales –le gustaran o no–, es consciente del peligro que tienen estos desajustes entre los Príncipes, que ya son públicos. Ella misma ha sufrido en sus carnes lo que supone que la vida de pareja este en el escaparate mediático.

Aún se desconoce qué llevó a doña Letizia a abandonar Palma cuando su trabajo institucional la requería junto a su marido, amén de sus hijas, las infantas Leonor y Sofía. Mientras esa decisión no ha tenido respuesta por ahora, sí se contabilizan, cada vez con más asiduidad, las salidas por separado de la pareja.

Letizia cena y acude a conciertos con sus amigas mientras su marido comparte cine en Madrid y copas en Palma con su círculo de toda la vida. Y no sólo los que su mujer considera “los pijos”, sino compañeros tanto de la universidad como del Ejército que nada tienen que ver con el estigma de “hijos de papá”. Y se dan situaciones surrealistas como la cena que el heredero tuvo con un grupo de amigos en el restaurante Goizeko, en el Hotel Wellington, cuando, alrededor de la una y con el local ya cerrado, un escolta llamó a la puerta anunciando la llegada de la Princesa. En vez de quedarse con el grupo, Letizia instó a Don Felipe a marcharse a casa. Así se hizo.

Los atónitos compañeros de mesa no daban crédito. Seguramente, la decisión del heredero ante el arrebato de su mujer fue la mejor elección. Las batallas que no se van a ganar es mejor no empezarlas.


Las salidas de la Princesa

Y mientras esos cambios de humor sorprenden a los que rodean al matrimonio y ha hecho que personal que trabaja en el recinto de Zarzuela prefiera cambiar de trabajo, la Princesa de Asturias sigue con su hoja de ruta demostrando que es funcionaria de ocho a tres, aunque su agenda oficial se haya visto reducida estos meses. En cambio no así su actividad social y personal. La misma noche en que el Príncipe Felipe tomaba el avión con destino a Buenos Aires para apoyar la candidatura de Madrid como ciudad olímpica, doña Letizia salía de su casa para cenar con sus amigos. Según explicaba Antonio Rossi en El programa de Ana Rosa, “el problema no es que salga, es que no que avisa con el tiempo justo para coordinar el operativo de seguridad, con el consiguiente desbarajuste organizativo”. Resulta especialemente significativo que la Princesa esperara a que su esposo abandonase palacio para comunicar sus intenciones lúdicas.

Este cambio desconcertante en la forma de actuar de doña Letizia, que ya es público, hace que los rumores de distanciamiento sean cada vez más habituales. Incluso puede que, como ya sucedió en su día con el matrimonio de los Reyes cuando una publicación argentina contó que no compartían habitación, la historia se repita en el caso de la vida conyugal de los Príncipes. La estancia de la pareja en Buenos Aires con la prensa acreditada nacional e internacional va a suponer toda una clase magistral de comunicación no verbal. Los gestos y la manera de actuar de los Príncipes será el termómetro de la supuesta crisis tras nueve años de matrimonio.

Avatar de Usuario
periodista cum laude

Mensajepor periodista cum laude » Mié 04 Sep, 2013 11:29 pm

Anonymous escribió:

Los Príncipes hacen vida conyugal por separado

Paloma Barrientos


son bígamos o k asen

Avatar de Usuario
arenita
En tratamiento
En tratamiento
Mensajes: 1318
Registrado: Sab 31 Ago, 2013 6:59 pm

muy buena apreciación

Mensajepor arenita » Mié 04 Sep, 2013 11:52 pm

¡bingo!

diosito santo lo que hay que leer

vida conyugal por separado

¿y eso cómo se hace?


:roll:

Avatar de Usuario
Invitado

DESINFORMACIÓN

Mensajepor Invitado » Jue 05 Sep, 2013 7:24 pm

QUE PERIODISMO HACEN ALGUNOS QUE PRESUMEN DE "PERIODISTAS"... EN ÉSE ARTICULO DE P.BARRIENTOS SE VÉ QUE EN VEZ DE "INFORMACIÓN" PORQUE NO LE CAE BIEN LETIZIA ,Y SIN APORTAR "PRUEBAS" Y HACE CIERTAS AFIRMACIONES DE "OIDAS"
EN EL ALMUERZO EN MALLORCA DEL REY CON EL PRESIDENTE, NO ESTABA SU ESPOSA. SIEMPRE QUE HAN IDO LOS ANTERIORES PRESIDENTES ACOMPAÑADOS, HABIA FOTO DE SALUDO EN LA ENTRADA CON LOS REYES. NORMAL QUE LA REINA ASISTIRA AL ALMUERZO ESTANDO EN MALLORCA Y TAMBIEN EL PRINCIPE, QUE FUÉ EL QUE DECIDIÓ QUEDARSE UNOS DIAS MÁS CON LAS NIÑAS, SI LETIZIA TENIA UN COMPROMISO, CÓMO INFORMÓ LA CASA REAL PERO LOS PERIODISTAS, QUIEREN SABERLO, TAMBIEN PARA CRITICARLO.
CIERTOS "PERIODISTAS" YA VETERANOS, ESTÁN HACIENDO "OPOSICIÓN" EN CONTRA DE LA PRINCESA, PORQUE TIENE PERSONALIDAD Y TIENE DERECHO A SU PRIVACIDAD, Y NO SE HA DEJADO "CORTESANAR" POR ÉLLOS. Y SIEMPRE HAN ESTADO "MUDOS" AÑOS ATRÁS EN LOS "DESACIERTOS" DE LOS REYES. Y LOS "PERIODISTAS" MÁS JÓVENES PARA DESTACARSE, SIGUEN POR ÉSA LINEA DE "OPOSICIÓN" Y CON OPINIONES "MACHISTAS". QUE MALA ES LA ENVIDIA...

Avatar de Usuario
LOC

Mensajepor LOC » Sab 07 Sep, 2013 4:49 am

Imagen


PRÍNCIPES DE ASTURIAS
2013-2014, UN CURSO DECISIVO PARA ELLOS

Los rumores sobre desavenencias en la pareja no han dejado de crecer, sobre todo debido a sus apariciones en solitario. Este curso cumplirán 10 años desde su sorprendente boda

EMILIA LANDALUCE



En Zarzuela la habitual calma tensa torna en enfado cuando se inquiere por el futuro de Don Felipe (45 años) y Doña Letizia (40). «¿El curso decisivo de los Príncipes de Asturias? Eso es una tontería porque ellos no tienen nada que revalidar. Será un año como han sido todos los demás». En los mentideros populares la percepción es muy diferente. El extraño comportamiento de los Herederos al Trono durante sus vacaciones, su supuesto distanciamiento, ha sido el feuilleton del estío patrio. Los cenáculos más relevantes de la capital daban por hecho que el matrimonio de los Príncipes estaba roto. Incluso algunos ilustres llegaban a decir, con la vehemencia del poderoso, que estaban a punto de firmar el cese de la convivencia, eufemismo zarzuelí de separación. Los runrunes de siempre aunque esta vez aliñados por la distancia física y la falta de complicidad que, últimamente, parece imponerse en la pareja principesca en los escasos actos públicos que comparten, dado que la tónica habitual es que el Príncipe realice gran parte de sus actividades oficiales en solitario. La respuesta desde la Casa del Rey al respecto al espinoso asunto es tajante: «Claro, ahora os empeñaís en separar a los Príncipes de Asturias». E insisten: «Todo sigue igual, nada ha cambiado de un año a otro».

Sin embargo, pese a la normalidad que pretende aparentar la Casa del Rey, algo sí que ha variado; al menos en lo que a la percepción pública del matrimonio se refiere. Por este motivo, la pareja destinada a ocupar algún día la Jefatura del Estado se juega mucho en este curso que comienza, uno de los más difícil es y cruciales de la breve Historia de nuestra Monarquía Constitucional y el más decisivo para el destino de los Herederos, que el próximo 22 de mayo celebrarán, paradójicamente, una década de casados.

Un año que comienza con el apoyo a la candidatura de Madrid para albergar los JJOO de 2020 y que se dirimirá hoy a las 22 horas.

El 15 de septiembre, la Princesa cumplirá 41 años. En 2012, Zarzuela regaló a los medios la última sesión oficial de los Príncipes enamorados que para la ocasión corrió a cargo la prestigiosa fotógrafa Cristina García Rodero. Un curiosidad para ilustrar la tensión con la que la consorte vive su exposición a los medios y, por consiguiente, a la ciudadanía: según una fuente cercana a su equipo, García Rodero no quedó del todo satisfecha con el trabajo realizado. «En todo momento Doña Letizia se involucró en demasía en todos los detalles y se negó a aceptar algunas de las sugerencias que se le proponían», afirma.


HASTÍO INSTITUCIONAL

Semejante celo contrasta con la desidia que la Princesa mostró en el último trecho del curso oficial, que se saldó el pasado 7 de agosto cuando abandonó Palma de Mallorca mientras que su esposo y las infantitas permanecían en la isla tres días más, suscitando todo tipo de rumores. Durante el año, las críticas a la Princesa han ido arreciando. La principal es su aparente empeño en tener un horario fijo. Precisamente, según Ricardo Mateos, el último episodio de este arranque de carácter es la lectura del discurso de ingreso de la escritora Carmen Riera en la Real Academia: «Habiendo la nueva académica expresado su deseo de que en esta ocasión asistiera Doña Letizia, el protocolo ha tenido que ser cambiado moviéndose, de forma excepcional, la fecha prevista de un domingo a un jueves por no querer la Princesa atender a actos públicos en fin de semana», dice el escritor.

LOC se ha puesto en contacto con la RAE para certificar la veracidad de la información. «De momento, no hay fecha», dicen. La incertidumbre resulta singular pues Riera fue elegida en abril, hace ya cuatro meses, y en más de una ocasión se ha mostrado impaciente por pronunciar su discurso. ¿Será éste un signo de que las cosas, como dice Zarzuela, van a seguir como el año anterior?

El deseo de la Princesa de tener un horario es un hecho de sobra conocido. Rara vez se le programan actos en días no laborables y si los tiene, deslizan fuentes de Zarzuela, «no se muestra precisamente contenta, más bien se contraría». Lo que lógicamente causa cierta tensión con el Príncipe de Asturias, educado desde niño para asumir las cargas protocolarias y la agenda oficial. «Lo cierto es que su comportamiento genera cierto malestar en el personal. Y poco a poco va sintiéndose menos apoyada por su entorno. Además de sus amigas, las dos personas de las que más se fía son su madre y Jaime del Burgo, el marido de Telma», sugiere un confidente cercano a Zarzuela. Y apuesta: «El gran reto de la Princesa para este año sería recuperar la confianza en sí misma».

Una cualidad que le ayudará a afrontar los exámenes a los que deberá enfrentarse el próximo curso. Tres días después del cumpleaños de la Princesa, los reyes de Holanda visitarán por primera vez España desde la proclamación de Guillermo Alejandro como soberano. La reina de Holanda representa la antítesis de la situación que vive Doña Letizia en los últimos meses.

Mientras que Máxima es la miembro más popular de la Familia Real de Holanda, Letizia también lidera el escalafón regio pero desde abajo. Según un sondeo publicado por EL MUNDO en enero, Doña Letizia sólo obtenía el respaldo del 51,7% de los españoles, unos resultados que la situaban como el miembro peor valorado de la Familia Real. Precisamente, Máxima será el primer control que deberá afrontar en un curso que empieza con la posible designación de Madrid como capital olímpica.

El jueves, Doña Letizia llegó a Buenos Aires para acompañar a su marido como paladín de la causa capitalina. Es la primera actividad pública que realizan juntos desde el 6 de agosto.

Algunos datos de su agenda: «Empezarán con las diferentes inauguraciones de los cursos oficiales pero el acto más importante será, como siempre, la entrega de los Premios Príncipes de Asturias.

Es el momento en el que el Heredero pronuncia su discurso más personal», explican desde Zarzuela. La ceremonia tendrá lugar el próximo 25 de octubre; pocos días después, los Príncipes sustituirán a los Reyes en el macroviaje oficial a EEUU, en el que visitarán Florida, Texas y California para conmemorar el 500 aniversario de la llegada de Juan Ponce de León.


LOS ABUCHEOS

En Zarzuela se niegan a adelantar más detalles. La agenda extraoficial es más compleja. A lo largo del próximo curso, los Herederos tendrán que seguir lidiando con las consecuencias del caso Nóos mientras los duques de Palma continúan plácidamente su estancia en Suiza, adonde se han trasladado en la última semana de agosto. El pasado curso los Príncipes de Asturias fueron recibidos con pitos en nueve de sus salidas. Según el entorno cercano de Doña Letizia, los abucheos serían uno de los motivos que habrían terminado por minar la moral de la Princesa de Asturias en lo que a su actividad pública se refiere. Incluso un familiar lo ratifica: «Le afecta mucho porque piensa que no se los merece». La Princesa sufre con la presión y las críticas. «Nunca las ha aceptado bien y, por otro lado, piensa que el trabajo que ha realizado ha sido en vano». Pero Doña Letizia debería sobreponerse y estar junto a su marido. Esencialmente porque el Príncipe irá adquiriendo mayor protagonismo a lo largo de los años debido a los problemas físicos que lastran Don Juan Carlos. Y por supuesto, si prosigue la renuencia de la Princesa a participar en la vida pública, la «crisis en la percepción del matrimonio», en argot zarzuelí, se ahondará, especialmente si continúa prodigándose en cenas, salidas y conciertos en solitario y evitando la agenda oficial; esas vidas separadas de las que se han hecho eco diferentes medios de comunicación.

¿Qué pasa entonces en la pareja real? «No se van a separar. Todo está bien», ratifican en Zarzuela. Una afirmación que parecen confirmar algunas imágenes captadas por los paparazzi antes de que Doña Letizia partiera rumbo a sus vacaciones privadas y Don Felipe marchara a Paraguay.

Los aledaños del entorno regio no están de acuerdo. «Hay una crisis. Tienen problemas», sentencia una fuente muy cercana, «pero el Príncipe nunca se va a separar porque sabe lo que se juega». Casualmente, los Herederos afrontan el examen final de curso con una celebración especial. El 22 de mayo de 2014 se cumplirán 10 años desde que los Príncipes de Asturias se casaran en La Almudena. Una persona cercana al grupo de amigos del Príncipe se muestra taxativo. «No están tan mal como dicen. Él sigue empeñado en sacar su matrimonio adelante. Otra cosa es que ella se rinda».


[table]
[row]Imagen

AMOR Y TENSIÓN
El 22 de mayo, los Príncipes celebrarán su décimo aniversario. Estos son sus momentos más tensos. 1.— «Déjame terminar», le espetó ella a su prometido en la petición de mano. 2.— En agosto de 2008, la Princesa desapareció dejando tras de sí una estela de rumores. Cuando reapareció antes de lo previsto por la tragedia de Spanair, se supo que se había operado. 3.— «¿Tú te crees que esto son vacaciones privadas?», le dijo a la periodista Carmen Duerto. 4.— Los pitos en Liceo en mayo de este año. 5.— Las huida de Mallorca el pasado agosto dejando solo a Don Felipe.[col]Imagen[col]Imagen

REAPARICIÓN ESTELAR
Después de casi un mes de ausencia, Doña Letizia ha ido a Buenos Aires para acompañar en su marido en la delegación que viajó a Argentina para apoyar la candidatura de Madrid como sede de los Juegos Olímpicos en 2014. La Princesa apareció ciertamente radiante, lo que ha vuelto ha desatar todo tipo especulaciones respecto a su destino vacacional. Según la periodista Marisa Martín Blázquez, habría pasado de nuevo por el quirófano para someterse a un nuevo retoque estético facial. De momento, Zarzuela no ha desmentido la información.[/table]


EL MUNDO LA OTRA CRÓNICA SÁBADO 7 SEPTIEMBRE 2013

Avatar de Usuario
Invitado

Mensajepor Invitado » Sab 07 Sep, 2013 7:39 pm




Los Príncipes se dejan ver cogidos de la mano
Los Príncipes de Asturias se dejaron ver anoche cogidos de la mano tras asistir a la gala de inauguración de la asamblea general del Comité Olímpico Internacional. Don Felipe y Doña Letizia, que intercambiaron palabras antes de subirse al autobús que trasladó a la delegación española a sus hoteles, se mostraron muy sonrientes y amables con la prensa. Cada gesto de los Príncipes se sigue con gran expectación tras desatarse rumores sobre una posible crisis matrimonial.




Volver a “La Casa Real”