TODO SOBRE LOS DUQUES DE PALMA

Las últimas noticias de la Realeza. Monarquía vs. República
¿Cuánto reinarán Felipe VI y Letizia?


Imagen

Avatar de Usuario
Invitado

TODO SOBRE LOS DUQUES DE PALMA

Mensajepor Invitado » Sab 10 Mar, 2018 7:32 pm

Imagen

La depresión de Cristina: si Iñaki entra en prisión, la infanta se mudará a Madrid o Lisboa

En menos de dos semanas se conocerá la condena definitiva del ex duque de Palma por el 'caso Nóos', la hermana del rey Felipe VI -al que no perdona- ha decidido abandonar Ginebra. Ha interrumpido sus visitas al psicólogo. La reina Sofía querría que Critisina y sus hijos vivieran con ella.

Es lunes, son las 07.25 de la mañana en Ginebra, Suiza. La infanta Cristina, como cada mañana desde hace casi cinco años, se sube al coche que la recoge para trasladarla desde casa hasta su trabajo en las oficinas de La Caixa en el centro de la ciudad. El rostro de la hija menor de don Juan Carlos y doña Sofía dice mucho sobre el momento que está viviendo la familia Urdangarin Borbón: más delgada y demacrada, sus ojeras revelan que hace muchos meses que la duquesa de Palma no concilia bien el sueño.

Aunque nadie en la familia real quiere decir en alto la palabra que define a la perfección la 'enfermedad' que sufre la hermana del rey, es un hecho que la ex duquesa de Palma se encuentra inmersa en un círculo depresivo. Así llaman los expertos a ese momento en que los enfermos todavía no son diagnosticados como tal, pero que si no se ponen en tratamiento termina siendo una depresión con todas las letras.

Esta fue la razón, y no otra, que llevó a su padre, don Juan Carlos, a viajar a Suiza el pasado 15 de enero. Iñaki Urdangarin cumplía 50 años y su suegro quiso levantar su condena familiar, aunque persiste la institucional, para animar un poco a su hija y mostrarle su cariño. Aunque no era la primera vez que el monarca estaba en Ginebra, como dijeron algunos medios, ya que ha acudido a alguna de las graduaciones de los hijos de la infanta Cristina. El padre del rey Felipe VI viajó con su esposa, la reina Sofía y la infanta Elena y sus hijos, Froilán y Victoria.

Imagen

Esta visita se produjo diez días después de que don Juan Carlos convocara una comida en la Zarzuela con motivo de su 80 cumpleaños. A la cita asistieron setenta parientes: estuvieron sus hermanas, sus sobrinos, sus primos y algunos familiares todavía más lejanos, pero no la segunda de sus hijos. La foto de Familia de aquel día que facilitó Zarzuela evidenció que en aquel almuerzo se impuso el criterio del rey Felipe, quien decretó en su día el alejamiento institucional de los Urdangarin y que, a pesar de que el hombre que hay bajo la Corona quiere muchísimo a su hermana, ha provocado, también, una ruptura familiar de difícil solución.

Ahora, Juan Carlos se debe a su hijo

El rey Juan Carlos se debe ahora a lo que marca su hijo, porque es el rey, y le obedece en el plano oficial. Pero como padre puede hacer lo que considere y, por eso, a pesar de que su presencia no iba a pasar desapercibida, decidió ir a Ginebra al cumpleaños de su yerno.

Los reyes eméritos se marcharon del país de los Alpes mucho más preocupados de lo que habían llegado a Ginebra. Según la propia confesión de su hija a un grupo de amigos y a sus padres y hermana, la aparición de la foto de la familia facilitada por la Zarzuela con motivo del cumpleaños de su padre, en la que faltaba toda la rama Urdangarín Borbón, fue un golpe muy doloroso para la infanta. Tuvo que renunciar a asistir al cumpleaños de su padre cuando se le comunicó la invitación no extensiva a su marido, pero la entrega de la imagen a los medios de comunicación le pareció una ofensa innecesaria que podía haberse evitado.

La ex duquesa de Palma lleva, al igual que su marido, en tratamiento psicológico desde que comenzó el Caso Noós. Su paso por el banquillo de los juzgados de Palma de Mallorca fue casi insuperable para un matrimonio que nunca pensó que ese momento llegaría. Pero ese momento ya pasó y todavía queda lo peor: la resolución del Tribunal Supremo, que se espera a finales de este mes, sobre la condena a su marido. Nada hace pensar que será bueno para ellos, ya que, de hecho, el fiscal ha pedido elevar la pena de seis a diez años de prisión.

La marcha de Suiza, más que próxima

Fuentes cercanas a doña Cristina han contado a EL ESPAÑOL que la infanta estuvo acudiendo durante una larga temporada a la consulta de una prestigiosa psicóloga en el centro de Ginebra, pero que antes de Navidad dejó de ir por ver su marcha de Suiza más que próxima. A las citas con el diván iba también su marido, aunque en días diferentes, nunca como pareja.

Cabe recordar que la Audiencia de Palma condenó al ex duque de Palma a una pena de seis años y tres meses. La Fiscalía del Tribunal Supremo ha solicitado que esa condena sea revisada al alza hasta alcanzar los 10 años de prisión. Concretamente solicita que Urdangarin sea condenado por la versión agravada del delito de malversación. La Fiscalía también considera que debe agravarse la pena por el delito de fraude a la Administración.

Imagen

A pesar de que el refrán diga que ‘la esperanza es lo último que se pierde’, lo cierto es que la hermana de Felipe VI se siente resignada ante la idea de que su marido acabe en la cárcel. La familia está valorando su mudanza desde Ginebra a dos ciudades cercanas a tres de los probables destinos penales de Iñaki Urdangarín: la prisión Madrid VII en Estremera, la cárcel de Soto del Real (ambas en Madrid) o el Centro Penitenciario de Badajoz.

Sea la prisión que sea, la infanta Cristina tiene claro que cambiará de residencia para estar cerca de su marido si entra en prisión. Sus amistades, entre las que se incluye su prima Alexia de Grecia, y su despacho de abogados, encabezado por Miquel Roca, le han recomendado que no lo haga, que se quede en Ginebra por su bien y por el de sus hijos, Juan, Pablo, Miguel e Irene.

El destino de los hijos de la infanta

Pablo ya no vive en Suiza con su familia. Tras estudiar todos en el exclusivo colegio Ecoli, el que dicen que se parece más a los Borbones pidió a sus padres irse a estudiar al extranjero, por lo que se encuentra terminando el bachiller internacional en un internado cerca de Londres. Su hermano mayor, Juan, que en septiembre pasado cumplió los 18, ha preferido quedarse cerca de sus padres. Celoso de su privacidad y unido a sangre con su padre, Juan ha heredado las dotes para el balonmano, que practica en el Centre Sportif des Trois Chene. En el colegio aprobó el bachiller con excelentes notas, por lo que podría estudiar en cualquier universidad internacional. Sin embargo, él ha querido permanecer cerca de su padre durante su difícil trance.

Pero la ex duquesa de Palma no contempla la idea que le ofrecen de viajar a España cuando su marido pueda recibir visitas. Ella quiere estar más cerca para poder ir a visitarle en coche, sin necesidad de coger un vuelo. Por eso baraja la posibilidad de mudarse a Lisboa, donde la Fundación Aga Khan, amigo personal de don Juan Carlos, acaba de abrir sede y ya le han ofrecido trabajo. La otra opción es Madrid, donde La Caixa tiene una gran sede y donde ella quiere realmente ir.

Imagen

Respecto a las prisiones, sin duda la de Estremera es la mejor opción posible: cuando se inauguró en 2008, se la bautizó como la ‘cárcel 5 estrellas’. Con canchas de deporte, piscina, gimnasio, mesas de ping-pong, futbolines, teatro y los equipamientos médicos más modernos. Madrid VII, nombre oficial de la prisión, tiene una superficie de 365.730 metros cuadrados y contiene 12 módulos residenciales y 4 polivalentes, con 1.008 celdas, un módulo de ingresos, salidas y tránsitos con 72 celdas y un módulo de enfermería con 64 camas.

Avatar de Usuario
Invitado

TODO SOBRE LOS DUQUES DE PALMA

Mensajepor Invitado » Sab 10 Mar, 2018 9:26 pm

Pobre mujer, ella y el, que solo hicieron lo que Juanito y los pelotas corruptos del regimen les dejaron hacer.

Avatar de Usuario
Invitado

TODO SOBRE LOS DUQUES DE PALMA

Mensajepor Invitado » Sab 10 Mar, 2018 10:02 pm

Como diría la Cuñadísima: [b]hagas lo que hagas, ponte bragas. Mira como a mí todavía no me han pillado, melona. Si es que no sabéis disimular, listillos.[b]

Avatar de Usuario
Assia
de Melbourne
de Melbourne
Mensajes: 19384
Registrado: Mar 29 Dic, 2015 2:19 am
Flag: Australia

Re: TODO SOBRE LOS DUQUES DE PALMA

Mensajepor Assia » Dom 11 Mar, 2018 12:07 am

'' Pobre mujer'' que se ha librado de la carcel. Su llanto es mas de soberbia por haber sido pillada que de tristeza. Entonces, tu ves bien que porque tu padre robe, tu tambien debes de robar.? Dos cosas malas no hacen 1 buena. Si Cristina y su marido hubieran sido personas honestas, no hubieran robado tantos millones de las arcas publicas.

Muy poca compasion por Pantoja lei yo en este foro cuando Pantoja fue a la carcel. Y no solo pago Pantoja con carcel el blanqueo de capital,
Pantoja tambien tuvo que pagsar con miles de euros la multa que le impusieron.
Assia

Avatar de Usuario
Invitado

TODO SOBRE LOS DUQUES DE PALMA

Mensajepor Invitado » Dom 11 Mar, 2018 12:20 am

La Pantoja y Cachuli eran un par de mangantes de un ayuntamiento Urdangarin un hombre de niogocios que contrataba legalmente con la administracion y la Infanta una señora de su casa, todavia hay clases

Avatar de Usuario
Invitado

TODO SOBRE LOS DUQUES DE PALMA

Mensajepor Invitado » Dom 11 Mar, 2018 7:01 pm


CRISTINA DEJA SUIZA SUMIDA EN UNA PROFUNDA DEPRESION
La Infanta Cristina está pensando en abandonar Ginebra y mudarse a España. La hermana pequeña del Rey Felipe VI estaría considerando mudarse ante la decisión pendiente del Tribunal Supremo de Justicia sobre la apelación de su marido Iñaki Urdangarín, pero aún no hay confirmación sobre ello y la reina emérita Sofía preferiría que Cristina y sus hijos se mudasen a la Zarzuela para poder apoyarles en los momentos que se avecinan. La Casa Real permanece en silencio y la familia real apoya íntimamente a Cristina de Borbón

Avatar de Usuario
Assia
de Melbourne
de Melbourne
Mensajes: 19384
Registrado: Mar 29 Dic, 2015 2:19 am
Flag: Australia

Re: TODO SOBRE LOS DUQUES DE PALMA

Mensajepor Assia » Lun 12 Mar, 2018 1:55 am

Por lo que he ojeado en EL PAIS, la Infanta Cristina se quedara en Ginebra con sus hijos y no ira a vivir a Espana ni a Portugal. Creo que sus hijos pequenos quieren continuar sus estudios en Ginebra.
Assia

Avatar de Usuario
Invitado

TODO SOBRE LOS DUQUES DE PALMA

Mensajepor Invitado » Sab 05 May, 2018 3:21 am

Imagen Imagen

EN BUENA COMPAÑÍA. Urdangarin ya compitió en 2017 en la misma carrera, aunque en la disciplina de 10 km. Lo hizo junto a su cuñado, Lucas Gui (a su lado en la imagen).


IÑAKI URDANGARIN
SU ÚLTIMO MEDIO MARATÓN EN GINEBRA ANTES DE LA SENTENCIA

El ex duque de Palma está inscrito para una de las disciplinas de carreras que se celebra este domingo en Ginebra, el medio maratón, 21 kilómetros. Lo hará junto a su cuñado, Lucas Gui, y la hija de éste, Carlota. Ha entrenado mucho, pues el año pasado sólo corrió 10 km. Será su último even-to festivo en libertad.

CONSUELO FONT


ESTE FIN DE SEMANA, LAS CALLES DE Ginebra serán una multitudinaria fiesta, ya que se celebra uno de los acontecimientos del año: el famoso Harmony Geneva Marathon for Unicef, que ofrece una variada oferta de ocho carreras diferentes para todos los gustos, edades y condiciones físicas. Una importante cita deportiva en la que, según ha podido confirmar LOC, tanto Iñaki Urdangarin (50) como su mujer, la Infanta Cristina (52), están inscritos. Por tanto, si al final compiten, este maratón de Ginebra 2018 será seguramente el último evento público en que se pueda ver a ambos antes de que el Tribunal Supremo, cuya inminente fumata blanca se está haciendo bastante de rogar, decida por fin si el ex duque de Palma ingresa en prisión, lo cual parece bastante probableUrdangarin participará este domingo, 6 de mayo, en la prueba denominada semi marathon o medio maratón, con un recorrido de 21,097 kilómetros. La carrera, vetada a menores de 17 años y cuyo itinerario ofrecerá “estaciones de alimentación”, donde los participantes podrán aprovisionarse de agua, naranjas, plátanos, galletas y bebidas isotónicas, discurrirá desde su inicio en Chêne-Bourg hasta la línea de meta, ubicada en el Pont du Mont Blanc ginebrino.

Previamente, hoy sábado se celebrarán otras pruebas, como el walking nordic, una caminata de 10 kilómetros con bastones, que comienza a las 19.45 horas y que tiene lugar por la noche. En dicha competición está inscrita la Infanta Cristina, que el año pasado ya participó en la prueba de walking, pero sin bastones.

Imagen

LA INFANTA, PASO A PASO Y SIN CORRER

La Infanta Cristina, aunque no tan aficionada al deporte como su marido, también participa en la competición ginebrina. Ella, en la caminata de kilómetros con bastones que tiene lugar hoy a las 19.45 horas. El pasado año realizó la misma carrera, aunque en la disciplina sin bastones. Entonces la llevó a cabo con su cuñada, Ana Urdangarin, esposa de Lucas Gui, que corrió con Iñaki. Al cierre de esta edición, Ana no estaba inscrita para este año.

También compiten en esta edición Lucas Gui, cuñado de Urdangarin, que le acompañará en el medio maratón, y su sobrina, Carlota Gui, que reside en Suiza con los ex duques de Palma. En 2017 participó con su prima Irene (13), la hija pequeña de la Infanta Cristina, que hizo el recorrido de corto de tres kilómetros. Sin embargo, este año Irene no está inscrita, como tampoco sus hermanos Juan, Pablo Nicolás y Miguel, que han participado en algunas ediciones. Aunque la organización ofrece la posibilidad de inscribirse personalmente hasta el mismo sábado.

En 2017, Urdangarin compitió en la prueba de 10 kilómetros, que cubrió en 55 minutos, logrando el puesto 1.190 de 2.652. Este año, sin embargo, se ha animado a inscribirse en el medio maratón, que supone más del doble de kilómetros. Seguramente la razón es que ahora está mucho mejor preparado, pues dedica la mayor parte de su tiempo a entrenarse obsesivamente, como atestigua un miembro de su entorno: “El deporte es lo único que logra distraer su mente de esa pesadilla que para él supone la perspectiva de ingresar en la cárcel. Además, le aporta algo de autoestima, pues le hace revivir sensaciones de cuando era una estrella del balonmano”.

Así, no es extraño ver a Urdangarin corriendo por algún parque de Ginebra, haciendo sprints con su bicicleta, con la que también se desplaza por la ciudad, jugando al tenis en el club Eaux-Vives o esquiando los fines de semana… Lo que sea con tal de disminuir su fuerte estrés y no pensar, algo que ni las terapias de apoyo psicológico que ha recibido han logrado. “Lo está pasando fatal, apura cada día como si fuera el último de su existencia, a sus 50 años parece que tiene más de 60”, asegura dicho allegado.

No quiere pensar en esa condena de seis años y tres meses de prisión, hoy pendiente de su recurso al Supremo, que desde febrero de 2017 le obliga a comparecer mensualmente en un juzgado suizo. Pero tampoco en la humillación que supone para él, que soñaba equiparar su éxito como empresario a su brillante currículum en el balonmano, ejercer de amo de casa. Y es que, perdida la esperanza de conseguir un trabajo y con las cuentas embargadas, no le quedó otra que apechugar con las tareas domésticas.

Su mujer, la Infanta Cristina, gracias a su doble empleo como directora del área internacional de la Fundación La Caixa, a razón de 350.000 euros brutos anuales, y su colaboración en la Fundación Aga Khan, es quien saca el hogar adelante.

Tanto el dúplex de 12 habitaciones de la rue de Granjes, en el centro histórico de Ginebra, donde residen, como los 30.000 euros anuales que les cuesta cada hijo en el prestigioso colegio Ecolint, además de los viajes como el de Roma estas Navidades e incluso las cenas en la pizzería cercana a su casa corren a cargo de la Infanta. A cambio, Iñaki pasea al perro, lleva a sus hijos al colegio y hace la compra semanalmente en una gran superficie, cargando de bolsas el maletero de su coche. Incluso algunas noches se anima a preparar la cena, un pescado al horno, que es su especialidad.

Así va llenando cada día de esa cuenta atrás, hoy en sus últimas horas, pues la decisión del Supremo se producirá casi con total seguridad esta semana que entra. Cada vez más replegados en sí mismos, sin apenas relacionarse con nadie salvo con los miembros del clan Urdangarin, que han hecho piña con Iñaki, los ex duques de Palma y sus hijos están viviendo este último tramo de su dramática espera abandonados a su suerte.

A Iñaki, que proclama su inocencia a los cuatro vientos y mantiene que sólo fue un “amigable componedor” sin conocimientos jurídicos, todavía le cuesta digerir que la Casa Real no haya movido un dedo por su suerte y que Felipe VI se muestre impasible ante esa imagen atroz del yerno regio entrando en una cárcel. Sin embargo, no puede volver la espalda a una dura realidad: que su ingreso en prisión sería aplaudido por gran número de españoles e incluso resultaría beneficioso para la imagen de la monarquía.

De momento, no parece que la familia haya planificado grandes cambios en el futuro próximo, todo indica que la Infanta y sus hijos permanecerán en Ginebra al menos hasta que los críos acaben este curso en el Ecolint.

Todo depende de si Iñaki ingresa en prisión y del centro en que elija cumplir condena. “Al menos mientras su familia permanezca en Suiza, damos por hecho que estará cerca de un aeropuerto con vuelos directos a Ginebra”, asegura el personaje antes citado. Descartada la opción de afincarse en Lisboa, demasiado cerca de España y de la movida mediática, Ginebra proporciona a Cristina de Borbón y a sus hijos calidad de vida y sobre todo una privacidad total. Con la ventaja de que está a tan solo dos horas de vuelo de Madrid y a hora y media de Barcelona, donde la Infanta viaja un par de veces al mes para asistir a reuniones de trabajo en la Fundación La Caixa.

En el caso de que el Supremo determine que Urdangarin cumpla pena de cárcel, salvo que éste intente retrasar nuevamente su condena con la argucia de solicitar el indulto o recurriendo al Tribunal Constitucional, su ingreso puede no ser inmediato. Es pertinente que el Supremo remita su decisión a la Audiencia Provincial de Palma, que condenó a Urdangarin, y a partir de ahí comenzaría la ejecución de la sentencia, que es responsabilidad de las magistradas que presidieron el juicio, encabezadas por la ponente, Samanta Romero.

Puede incluso que se convoque en Mallorca a los acusados para notificarles el mandamiento de ingreso en prisión y lo normal es que haya un margen de unos días para hacerlo efectivo. Se da por hecho que Urdangarin no agotaría el plazo que se da a un condenado para poner sus asuntos privados en orden (supondría ser detenido) e ingresaría voluntariamente en prisión.

Un trago amargo que los ex duques de Palma han querido evadir apurando las que pueden ser sus últimas horas juntos en un evento festivo como el maratón de Ginebra. Cuando este domingo, el ex duque atraviese corriendo la ciudad, seguramente grabará en su mente esas espectaculares vistas de los Alpes a lo lejos y el l ago Leman, que quizá sean su último recuerdo de libertad en mucho tiempo.


LA OTRA CRÓNICA EL MUNDO SÁBADO 5 DE MAYO DE 2018

Avatar de Usuario
Invitado

TODO SOBRE LOS DUQUES DE PALMA

Mensajepor Invitado » Dom 10 Jun, 2018 8:54 pm

Imagen

El cumpleaños más amargo de Cristina: 53 en la semana en que se espera la cárcel para Urdangarin

La hermana del rey Felipe cumple años en uno de los momentos más delicados de su vida. La infanta Cristina cuenta las horas para que el Alto Tribunal se pronuncie sobre el futuro en libertad de su marido.

Cristina de Borbón y Grecia cumple 53 años este miércoles 13 de junio. A la hija de los reyes eméritos no le queda más remedio que comulgar con ruedas de molino y hacer que su día más especial sea, al menos a ojos públicos, sea uno más en su calendario ordinario. De puertas hacia dentro la cosa cambia.

Su posición no deja de presumirse agridulce. En febrero de 2017 salió absuelta de los dos delitos fiscales de los que se le acusaba en el marco del caso Nóos. No así su marido, Iñaki Urdangarin (50), quien espera la inminente decisión del Tribunal Supremo tras ser condenado a seis años y tres meses de prisión por la Audiencia de Palma como autor responsable de los delitos de prevaricación, fraude, tráfico de influencias y dos delitos fiscales contra la Hacienda pública.

Avatar de Usuario
Assia
de Melbourne
de Melbourne
Mensajes: 19384
Registrado: Mar 29 Dic, 2015 2:19 am
Flag: Australia

Re: TODO SOBRE LOS DUQUES DE PALMA

Mensajepor Assia » Lun 11 Jun, 2018 2:28 am

Para el idiota de Watson del detective Holmes: 11 Mar,2018: '' PANTOJA Y SU AMANTE UNOS MANGANTES DEL AYUNTAMIENTO...URDANGARIN UN HOMBRE DE NEGOCIO... LA INFANTA CRISTINA UNA SENORA DE CLASE... TODAVIA HAY CLASES''

Si, algo parecido sonando a lastima dijo Penafiel: '' AY NINA ISABEL, NO ES LO MISMO NACER GITANA QUE NACER HIJA DEL REY'' Pantoja es semi-analfabeta, que tuvo que trabajar desde muy nina despues de morir su padre. Cristina tiene Carrera universitaria en Ciencias Politicas. ''TODAVIA HAY CLASES'' Si, la ''clase'' estuvo que Ussias, Anson, Sanchez Drago y hasta el propio Rajoy, ya dijeron;'' que Cristina no era culpable....'' Y la gitana semi-analfabeta si era culpable y pago con ir a la carcel. Esas son tus amistades en Melbourne: '' DE LA MISMA CLASE DEL LADRON DE URDANGARIN ...'' COMO DESCRIBIO LA REVISTA SATIRICA EL JUEVES A CRISTINA: '' LA TONTA DEL BOTE... AY, YO CREI QUE ERAN ESTAMPITAS DE PAPA''
Que racista y que malita leche tiene ese cobarde embutero. Si poco te enseno los libros de Umbral, si que estas aprendiendo de los tontos de Watson y del Capitan Hastings.
Assia

Avatar de Usuario
Invitado

TODO SOBRE LOS DUQUES DE PALMA

Mensajepor Invitado » Mar 12 Jun, 2018 3:10 am

PEDRO HORRACH
«Don Juan Carlos hubiera tenido que declarar si no fuera inviolable»

Ex fiscal del ‘caso Nóos’.Actor clave en la investigación del mayor escándalo que ha afectado a la Corona, revela a EL MUNDO todos los detalles de la causa, mientras el Tribunal Supremo ultima el fallo que puede llevar a Iñaki Urdangarin a la cárcel.

ESTEBAN URREIZTIETA



El ex fiscal Pedro Horrach (Sa Pobla, Mallorca, 1966) sostiene en una larga entrevista concedida a EL MUNDO en su nuevo bufete mallorquín que el escándalo hubiera afectado de lleno al Rey Emérito de no haber sido por su condición de inviolable y por haber prescrito el préstamo ficticio que realizó a su hija para que se comprara el palacete de Pedralbes. Insiste en que no le hubiera temblado el pulso en citar a declarar al monarca y que si no acusó a la Infanta fue, porque como le dijo un día al juez José Castro una noche de copas, «le parecía una broma».

Pregunta.– ¿Cuándo se dio cuenta de que en la investigación del caso Palma Arena iba a estallar un gran escándalo protagonizado por Iñaki Urdangarin?

Respuesta.– La primera vez fue durante el registro del velódromo Palma Arena, donde encontramos simplemente el contrato del convenio entre el Instituto Nóos y la Conselleria de Turismo y que dio pie a lo que luego fue la pieza 25. A continuación pedimos todo el expediente administrativo y nos encontramos de nuevo sólo con el contrato, sin soporte administrativo. No sabíamos ni siquiera que estaba Iñaki Urdangarin en Nóos, sólo aparecía Diego Torres y le citamos como imputado como un mero trámite. La gran sorpresa es que al preguntar cómo se habían justificado los gastos se acreditó mucho menos dinero del recibido y descubrimos desvíos a quienes eran presidente de Nóos, Urdangarin, y vicepresidente, Torres.


P.– Con esa información en las manos, ¿cuál fue el siguiente paso?

R.– Hice un informe en agosto de 2011 que siempre sospeché que lo teníais en EL MUNDO. Publicasteis un artículo titulado Anatomía de un pelotazo y yo había puesto en mi informe interno dirigido a mi jefe Antonio Salinas «esto parece un pelotazo de libro». Yo siempre pensé que os lo filtraron. Pero nunca pensamos que el escándalo pudiese ser tan profundo.


P.– Ese año terminó con el juez imputando a Urdangarin, la Casa Real apartando al entonces duque de Palma y con la Casa Real diciendo «ya veremos» ante la presencia de la Infanta en la trama. ¿Qué pensaron ustedes cuando vieron que Cristina de Borbón figuraba con nombres y apellidos?

R.– Sabíamos que estaba desde el principio porque aparecía en el Registro Mercantil como socia de la entidad Aizoon. Sin embargo, si lees los interrogatorios de los más de 100 empleados y proveedores, a todos les preguntamos por Cristina de Borbón, si tomó alguna decisión. La respuesta unánime fue que Urdangarin era el jefe con Torres pero que a la Infanta no la habían visto. Salvo una persona que dijo que la había visto una vez en la oficina porque había ido a recoger a su marido. No nos escondimos, siempre preguntamos por ella.


P.– A pesar de que figuraba como socia de una de las empresas a la que se desvió fondos públicos y de la que formaba parte de la Junta Directiva de Nóos, ¿por qué no se plantearon desde el primer momento citarla como imputada?

R.– No nos lo planteamos ni nosotros ni tampoco el juez. Sólo se lo planteó Manos Limpias. Ni siquiera el tema de la Infanta fue objeto de debate al principio entre el juez y yo. Mantuve con él una conversación después de la declaración de Iñaki Urdangarin. Sólo recuerdo que fue una conversación en plan de broma. «Ahora llamamos a la Infanta», me dijo. Y le contesté: «Sí, venga». Pero no debatimos seriamente. Sólo tengo ese recuerdo, fue en el bar Barito, tarde cuando acabamos. De hecho Manos Limpias solicitó la imputación poco después y el juez la denegó. Nos opusimos todos, incluso la representación del PP, que nunca había aparecido por allí.


P.– Castro denegó por primera vez la imputación de la Infanta aludiendo a la denominada teoría de la estigmatización utilizada con Felipe González en el caso Gal. ¿Qué ocurrió para que el juez cambiara de opinión y la imputara? ¿Fue un punto de inflexión el contrato de autoalquiler ficticio del palacete de Pedralbes revelado por EL MUNDO en el que la Infanta firmaba como arrendadora y como arrendataria para engañar a Hacienda?

R.– Fue un elemento que el juez tomó en consideración, es evidente, pero no sé si fue el desencadenante. En cualquier caso, Diego Torres a través de su abogado estaba inundando el juzgado de correos electrónicos.


P.– ¿En qué momento, ya fuera de un bar, le comunica Castro que va a imputar a la Infanta?

R.– Yo estaba en Madrid y recibí una llamada suya porque quería charlar conmigo. Quedamos en el Club Náutico de El Molinar, me dijo que iba a imputar a Cristina de Borbón y le dije que no había elementos suficientes salvo que Manuel González Peeters –abogado de Diego Torres– tuviera pruebas de que la Casa Real conocía y sabía lo que pasaba en el Instituto Nóos y que, por lo tanto, la Infanta también estaba al corriente. Pero luego veías los correos que aportaba y dejaban bastante que desear respecto a ella. Había dos o tres correos de una relación matrimonial normal y de ellos sólo se podía inferir que el secretario personal de las Infantas podía haber intervenido. Así fue la conversación. Aquí el problema es que el juicio de valor ético entró dentro de los juzgados y desde el momento en el que entraron consideraciones éticas, morales… la Justicia se va al garete.


P.– Sin embargo, se desató la guerra entre ustedes y se lanzaron durísimas acusaciones mutuas de prevaricación.

R.– Es verdad que se desató la guerra pero nunca tildé de prevaricador a nadie ni quise hacerlo. Castro puso en duda la actuación profesional de la Agencia Tributaria y con ella, también la de la Fiscalía. De ahí mi reacción en los escritos. Creía que queríamos proteger a Cristina de Borbón.


P.- Castro siempre ha tenido la sensación de que usted recibió instrucciones de sus superiores para salvar a la Infanta.

R.– Estoy convencidísimo de que es así pero nunca me lo ha dicho. Se lo dije varias veces en la misma conversación en su despacho pero no se lo cree, como no se lo cree nadie. Le dije que la responsabilidad era mía y que las hostias me las llevaba yo. A mí me han llamado corrupto mil veces y no he visto que la Fiscalía en una sola ocasión me haya dado amparo ni haya interpuesto una denuncia. En cambio, arañas a un juez y hay un batallón en su defensa.


P.– El juez Castro ha asegurado recientemente que «la Infanta Cristina era la eminencia gris del Instituto Nóos». ¿Qué opina de esa afirmación?

R.– Las impresiones no sirven de nada en el ámbito judicial si no van apoyadas de medios de prueba. Y en este caso no los he visto.


P.– Usted niega cualquier trato de favor a la Infanta pero reconocerá que nunca se recurre una imputación y en su caso usted la recurrió.

R.– Estoy de acuerdo en que no es habitual que la Fiscalía recurra imputaciones. En esto fui muy transparente con el juez instructor. Le dije que si imputaba, recurriría. Es muy fácil, en el caso de Castro, imputar cuando tienes el viento a favor. Aquí se ha dado la teoría del anclaje y ajuste. Existía un prejuicio y había que ajustar los hechos a ese prejuicio.


P.– Usted descubrió que el Rey Don Juan Carlos le hizo una donación de 1,5 millones a la Infanta para comprar el palacete de Pedralbes y que la operación fue camuflada como un préstamo para defraudar impuestos. ¿Por qué no se interrogó al Rey Emérito?

R.– Esa donación pudo ser delito fiscal pero estaba prescrita. Si el Rey Don Juan Carlos no fuera inviolable ni hubieran prescrito los hechos hubiera tenido que declarar forzosamente pero habría que ver en qué condiciones.


EL MUNDO. MARTES 12 DE JUNIO DE 2018

Avatar de Usuario
Assia
de Melbourne
de Melbourne
Mensajes: 19384
Registrado: Mar 29 Dic, 2015 2:19 am
Flag: Australia

Re: TODO SOBRE LOS DUQUES DE PALMA

Mensajepor Assia » Mar 12 Jun, 2018 3:57 am

ME LO DIJO ADELA: estan convenciendo el voto de 1 juez, el voto imprescindible que salvaria al de ''todavia hay clases'' para que no vaya a la carcel como fue esa gitana a la carcel por no tener ''todavia esa clase'' que tiene el ladron de Urdangarin. El fiscal ya hizo tambien el papel que no tenia que interpretar: el de ABOGADO DEFENSOR por eso de: ''TODAVIA HAY CLASE''
Assia

Avatar de Usuario
Invitado

TODO SOBRE LOS DUQUES DE PALMA

Mensajepor Invitado » Sab 16 Jun, 2018 3:49 am

Imagen
El ex duque de Palma tiene hasta el próximo lunes para ingresar en prisión. Arriba, el miércoles tras recoger la notificación de ingreso en la Audiencia de Palma.


INFANTA CRISTINA
PREPARADA PARA SU NUEVA VIDA EN SOLITARIO

Varios profesionales la han ayudado a afrontar su futuro ante la entrada en prisión de Urdangarin. Ahora que es un hecho, la hermana de Felipe VI sabe cómo proceder: continuará con su vida en Ginebra y viajará todas las semanas a la cárcel. Su objetivo es aguantar así hasta noviembre de 2019, cuando Iñaki podría tener su primer permiso. La prioridad, proteger a los niños.

MARINA PINA


LA INFANTA CRISTINA (53) AGOTA LAS horas para cerrar otra etapa de su vida. La hermana de Felipe VI acaba este fin de semana con ocho años de adversidades judiciales. Un conjunto de disgustos que comenzaron en julio de 2010, cuando el juez José Castro y el fiscal Pedro Horrach abrieron una pieza separada del caso Palma Arena para investigar el instituto Nóos, y que terminarán en pocas horas con el ingreso en prisión de su marido. Después de que las puertas de la cárcel se cierren a espaldas de Urdangarin –tiene de plazo hasta el lunes para ingresar donde elija y al cierre de esta edición continuaba en Ginebra–, Doña Cristina comenzará una nueva reinvención.

Imagen
Urdangarin, en octubre de 2011.

OCHO AÑOS DE CAMBIO

Iñaki Urdangarin alcanzó la mayor notoriedad profesional a mediados de 2009. Mientras Casa Real anunciaba el traslado de los duques de Palma a Washington, Telefónica nombró al yerno de Don Juan Carlos consejero y presidente de la Comisión de Asuntos Públicos de Telefónica en Latinoamérica y Estados Unidos. El juez Castro llevaba dos años investigando el Instituto Nóos. Con esta información oculta a la opinión pública, Iñaki se movía por Washington sonriente y se dejaba fotografiar en su vida cotidiana con su familia. Según desveló Esteban Urreiztieta, durante los años en Estados Unidos cobró 1,4 millones de euros al año. En agosto de 2012 la compañía, presidida entonces por César Alierta, cesó la relación con Iñaki después de que Urdangarin acudiera a declarar como imputado ante la Audiencia de Palma por el ‘caso Nóos’. Pese a que la Justicia continuaba con sus investigaciones, muchos se resistieron a condenarle en público. Así, en 2012 la familia Urdangarin intentó vivir de nuevo en Barcelona y en junio de 2013, cuando se anunció la mudanza familiar a Ginebra, Alierta defendió en público a Urdangarin. “Mientras ha sido empleado de Telefónica, su comportamiento y su labor han sido muy positivas. Es lo que yo sé y lo que afirmo aquí delante de todo el mundo”, dijo. Fue la última voz que le defendió. Cinco años después, el deterioro físico de Iñaki es evidente y sus defensores no se pronuncian en público.

Imagen
Iñaki, el pasado miércoles.

Fue el pasado martes a primera hora de la mañana cuando los Urdangarin Borbón conocieron la sentencia definitiva del caso Nóos. A él le condenaron a cinco años y 10 meses de prisión mientras a ella le rebajaron la multa como partícipe a título lucrativo de los delitos de su marido. “Está educada dentro de una monarquía, por lo que decidió mantener la pose impertérrita con la que se ha enfrentado todos estos años a la prensa”, cuenta una persona de su entorno. Por eso, el día que se conocía la sentencia, la Infanta salió de su residencia de Ginebra y se fue a trabajar a las oficinas de la fundación Aga Khan, donde recibió la condena. “Llegó a casa antes de comer y se reunió con Iñaki, que ya sabía que al día siguiente [por el miércoles] tenía que viajar a Palma [para conocer las condiciones de su entrada en prisión]. Fue entonces cuando se derrumbó”, asegura la misma persona.

Esta semana el estado de la Infanta ha sido de “preocupación” ante el futuro. Según la citada fuente “está destrozada aunque muestra la misma fortaleza que ha tenido durante todo el proceso”. Es esta persona quien desvela que “no ha tenido depresión, pero sí momentos de tristeza y rabia por los que ha recibido asesoramiento psicológico. Ambos han tenido ayuda de expertos”, zanja. Un apoyo destinado en un principio a ordenar sus pensamientos y, desde el 18 de febrero de 2017, cuando salió la primera sentencia, una ayuda para afrontar el futuro familiar.


SIN MUDANZAS

Instalados en Ginebra desde 2013, han sido los cuatro hijos de la pareja quienes más han sufrido los problemas judiciales de sus padres. Por ellos, Cristina “no planea ningún tipo de traslado a otro país, ahí están adaptados y felices”, insiste la misma persona. Pese a que en un momento se especuló con una posible mudanza de la hermana de Felipe VI a Lisboa, donde se ha trasladado la sede de la Fundación Aga Khan, su plan es continuar en Suiza.

La nueva vida de la Infanta pasa por viajar semanalmente desde Ginebra para visitar a su marido. Las prisiones españolas permiten un encuentro a la semana y Doña Cristina quiere cumplir todos los que pueda. “Está decidida a hacerlo, su plan es intentar que coincidan los viajes que hace a la sede de la Fundación La Caixa con las visitas a la cárcel, ya que ella ya viajaba con frecuencia a España por su trabajo”, explica la misma fuente. Dado que los encuentros del matrimonio no son iguales que los de cualquier otro preso español, desde Interior ya desarrollan un protocolo de seguridad a seguir cuando Doña Cristina quiera visitar a su marido. Por eso la elección de una cárcel pequeña y cercana a Madrid parece lo más conveniente, tal y como publicó ABC el pasado jueves. Sin embargo, el entorno familiar hace todo lo posible porque no haya filtraciones respecto a la prisión elegida. Por otro lado, las fuentes oficiales de Casa Real insisten en su “absoluto respeto por la Justicia” pero se desvinculan de cualquier conocimiento de los planes de la Infanta bajo el argumento de que “no forma parte de la Familia Real”.


17 MESES ENCERRADO

Tal y como marcan las normas penitenciarias, Urdangarin permanecerá en el encierro absoluto hasta que cumpla un cuarto de su condena, cuando podrá acceder a los primeros permisos penitenciarios. Dado que ha sido condenado a 70 meses de prisión, transcurrirán 17 hasta que el ex duque de Palma tenga su primer permiso. Esto supone que hasta noviembre de 2019 será Doña Cristina quien tenga que viajar a la cárcel. “Esa fecha es la primera barrera psicológica que van a pasar, después improvisarán los planes sobre la marcha”, asegura la misma fuente. Sin embargo, puede que no cambien muchas cosas, ya que en los permisos no dejarán a Iñaki viajar al extranjero.

Imagen

PROTEGER A LOS NIÑOS Toda la familia tiene entre sus prioridades que los cuatro hijos de los ex duques de Palma no sufran. Por eso, los jóvenes irán a Palma este verano (arriba, el año pasado). Ese es también el motivo por el que Doña Cristina es reticente a que visiten a su padre en prisión, para evitar la foto. Juan y Pablo empiezan la universidad mientras Miguel e Irene siguen en el colegio.

Con los planes maritales organizados, en cuanto Urdangarin entre en prisión la Infanta se va a centrar en el futuro de sus hijos. “Tiene un dilema porque no quiere que vayan a la cárcel a ver al padre por la presencia de medios de comunicación, pero tampoco quiere privar a Iñaki de sus hijos”, asegura la misma persona. Tras viajar el pasado miércoles a Palma para conocer cuándo debía ingresar en prisión, Iñaki voló de nuevo a Ginebra para pasar un último fin de semana familiar. Según publicó OKDiario, la familia cenó fuera para celebrar el cumpleaños de la Infanta y después se trasladaron a un hotel para evitar a la prensa, sobre todo por los niños: “Cristina sólo quiere evitar que les fotografíen”, insisten.

Protegerles de la exposición pública e intentar suplir la ausencia de Iñaki son sus dos desafíos familiares. Debido a que Urdangarin no trabaja desde 2012, él se encargaba de la logística familiar mientras la Infanta trabajaba. A finales de este mes, el segundo hijo del matrimonio, Pablo, se graduará en Ecolint, el colegio privado donde han estudiado los cuatro vástagos de los Urdangarin Borbón. Ésta será la primera cita familiar que se perderá el marido de la Infanta.

Tras el verano, Juan (18) y Pablo (17) empezarán la universidad. El primogénito lo hará con un año de retraso. Después de terminar el colegio en junio de 2017, decidió tomarse un año sabático para estar con su padre. Este tiempo lo ha pasado en familia hasta marzo, cuando se marchó a Camboya para hacer un voluntariado en la ciudad de Battambang de la mano de la ONG Sauce con el padre Kike Figaredo, pariente de Rodrigo Rato. A mediados de mayo, Juan seguía en Battambang, aunque regresó a finales de ese mes, como ha confirmado LOC.

Miguel (16) e Irene (13), los hijos pequeños de la Infanta, son los que menos cambios experimentarán en los próximos meses. Los jóvenes, que empiezan esta semana las vacaciones, van a continuar con sus estudios en Ecolint y será en septiembre cuando se desvelará si sus hermanos mayores eligen estudiar en una universidad suiza o si por el contrario se marchan a otro país extranjero. Como es tradición en la Familia Real, Don Juan Carlos continuará financiando la formación de sus nietos.

Según fuentes de Zarzuela, no está previsto que Doña Cristina se reincorpore a la Familia Real, tampoco que, con Urdangarin en prisión, reaparezca en algún acto oficial. Sin embargo, Don Felipe está abierto a una reintegración de su hermana en la vida familiar. La Infanta ya ha acudido a algunos actos privados, como el funeral por Alicia de Borbón o el aniversario de la muerte del conde de Barcelona. Los ánimos de la opinión pública después de que Urdangarin ingrese en prisión marcarán el verano de Doña Cristina.

La familia está dividida. Por un lado, los Eméritos y Doña Elena creen que Cristina podría volver a Marivent ahora que hay una sentencia del Supremo y que su marido está entre rejas. La Infanta no pisa el palacete desde el verano de 2013. Los Reyes y sus asesores escuchan con cautela esta idea, sobre todo si se plantea como una convivencia de toda la familia. Casa Real ve inoportuna, todavía, una fotografía de Don Felipe y Doña Letizia con la Infanta.

Imagen

Como ya desveló este suplemento, Doña Sofía se instalará en Palma la semana del 16 de julio. La emérita insiste en reunir a toda su familia en la isla, más ahora que Don Juan Carlos va a volver a Palma para competir. Es la última semana de julio cuando los Eméritos planean que coincidan todos sus nietos, como ya hicieron el pasado verano, momento en que Don Felipe se llevó a sus sobrinos a navegar. Aunque la presencia de Doña Cristina parece estar garantizada, no así que coincida con los Reyes en la isla.

Doña Cristina intentará que su vida no cambie mucho a partir del ingreso en prisión de Urdangarin, pero desde ese momento será la primera familiar del rey condenada y con visitas semanales a prisión.


LA OTRA CRÓNICA EL MUNDO SÁBADO 16 DE JUNIO DE 2018

Avatar de Usuario
Invitado

TODO SOBRE LOS DUQUES DE PALMA

Mensajepor Invitado » Sab 16 Jun, 2018 2:45 pm


La Infanta Cristina, como una Roca: Ni se Divorcia ni Renuncia al Trono
La Infanta Cristina de Borbón, tras un cumpleaños marcado por la noticia amarga de la resolución judicial para su marido Iñaki Urdangarín, no se divorcia ni tampoco renuncia a sus derechos sucesorios. Tales circunstancias podrían haberse barajado en el seno de la familia real española y en la casa real española pero ella permanece al lado de Iñaki Urdangarín hasta las últimas consecuencias

Avatar de Usuario
Invitado

LOS URDANGARIN-BORBÓN VISTOS POR RICARDO MARTÍNEZ Y JULIO REY

Mensajepor Invitado » Dom 17 Jun, 2018 3:00 am

Imagen

COLORÍN, COLORADO...
Iñaki Urdangarin, antes un rubio príncipe azul de ojos dulces y sonrisa cautivadora, salía el pasado miércoles grave, encanecido y demacrado de la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Palma con su futuro más inmediato dentro de un sobre: Cinco años y 10 meses. La caída empezó cuando los Urdangarin-Borbón apremiados por el Rey (emérito) compraron 6.950.000 euros de palacete en el barcelonés Pedralbes. Pero su ficha como estrella del Barça de balonmano no daba para ese regio tren de vida y de la mano de quien fuera su profesor Diego Torres, Urdangarin se metió en los business… La pareja que antes era imagen de cuento de hadas de la nueva monarquía, roto el hechizo, se ha convertido en rana. Este cuento se ha acabado.




Volver a “La Casa Real”