Juan Carlos y Sofía. Retrato de un matrimonio

Las últimas noticias de la Realeza. Monarquía vs. República
¿Cuánto reinarán Felipe VI y Letizia?


Imagen

Avatar de Usuario
Invitada

Juan Carlos y Sofía. Retrato de un matrimonio

Mensajepor Invitada » Vie 21 Ago, 2020 2:43 pm

REENAMORAMIENTO’ DE SOFÍA

Si, si, muy enamprada pero no le acompaño.
Sigue chupando del bote, no puede alquilar un casa,
comprar una, ya es hora.
Ha sabido sacar partido de la infidelidad de J.C.
pobrecita Sofia.

Avatar de Usuario
Invitado

Juan Carlos y Sofía. Retrato de un matrimonio

Mensajepor Invitado » Dom 23 Ago, 2020 2:45 am

Imagen

Reina Sofía: el 'castigo' a la madre del Rey que no beneficia a la corona

Los Reyes y sus hijas no se han dejado ver en ningún acto junto a Doña Sofía en su estancia en Palma. Todo dentro de la estrategia de Zarzuela por hacer visible cuál es hoy el núcleo de la institución.

Como si de una coreografía ensayada se tratara, la Reina Sofía se dejó ver en Palma, en un gran centro comercial, en vísperas de que se trasladaran a Marivent Don Felipe y su familia, y no ha vuelto a salir del Palacio hasta que los Reyes y sus hijas han retornado a Zarzuela. Para decepción de propios y extraños, a Doña Sofía no se la ha visto en ningún acto -ni de carácter oficial ni familiar privado- junto a su hijo, su nuera y sus dos nietas, la Princesa de Asturias y la Infanta Sofía, a pesar de que este año los cuatro han protagonizado una cargada agenda en Baleares, prácticamente con eventos públicos diarios.

Doña Sofía ha estado enclaustrada en el complejo de Marivent durante los 12 días que los suyos han estado en la capital mallorquina. A diferencia de lo vivido el año pasado, este agosto no ha habido ninguna salida de compras con sus nietas, ningún paseo amigable junto a la Reina Letizia ni ninguna asistencia a algún espectáculo en la isla. Muy llamativo fue que Doña Sofía se perdiera el concierto en beneficio de la organización Proyecto Hombre al que es habitual que acuda en Palma cada año.

La reclusión concluía este miércoles, cuando se volvía a ver a la madre de Don Felipe disfrutando de un paseo por Palma y de una tarde de compras en compañía de tres escuderos que se encuentran desde siempre entre sus más íntimos: su hermana, la princesa Irene de Grecia, su prima la princesa Tatiana Radziwill y su marido, el doctor Jean Henri Fruchaud. El matrimonio suele acudir todos los años a Mallorca para pasar una parte de las vacaciones estivales junto a Doña Sofía.

Imagen
De izquierda a derecha: el doctor Jean Henri Fruchaud, la Reina Sofía, la princesa Tatiana Radziwill y la hermana de la Reina, la princesa Irene.

Lo ocurrido con la Reina Emérita es parte de la estrategia que ha puesto en marcha la Casa del Rey desde marzo, cuando estalló la bomba atómica de las millonarias cuentas opacas de Juan Carlos I. Un escándalo que no ha dejado de engordar con los meses, incluidas la salida del Rey Padre de España rumbo a Emiratos Árabes, o las últimas y explosivas declaraciones de Corinna Larsen, que continúa su venganza por capítulos en este caso asegurando en la BBC que la corrupción ha sido "un modus operandi" de Don Juan Carlos durante 40 años, que actuaba como "una empresa familiar" y que tendría "cientos de cuentas" por el mundo. La estrategia de Zarzuela busca trasladar la imagen de que la Familia Real, de facto, hoy la constituyen sólo Don Felipe y Doña Letizia y sus dos hijas.

Pagando justos por pecadores, en ese intento de marcar distancias con el anterior Jefe del Estado, la Corona no ha contado tampoco con Doña Sofía para ningún acto oficial desde marzo. Y la forma de que se visibilice bien cuál es el núcleo de la institución ha pasado también por evitar cualquier fotografía con Doña Sofía en Palma.

Pero este castigo a la madre del Rey puede ser contraproducente para la Monarquía. Porque la Reina Madre sigue siendo uno de los miembros de la Familia Real más populares y queridos por los españoles, lo que la convierte en un valioso activo del que no parece razonable prescindir. Dejar de contar con sus servicios reduce todavía más la capacidad de proyección y de representación que tiene una Casa Real en la que ahora mismo sólo trabajan -por razón de edad- dos personas. Eso no es bueno para cobrar el necesario impulso.

Avatar de Usuario
Invitado

Juan Carlos y Sofía. Retrato de un matrimonio

Mensajepor Invitado » Vie 28 Ago, 2020 7:48 pm

Imagen

Peñafiel: Sofía se vuelve a Grecia harta de la crueldad de Letizia y las nietas

La Reina Sofía está a punto de emular a su marido poliinfiel, y se podría largar de España. Las vacaciones de este verano 2020 en Marivent han sido el detonante de la decisión, pasándoselas encerrada en palacio mientras lo compartía con Felipe, Letizia y las niñas. Sólo ha salido de casa en un par de ocasiones, precisamente cuando la familia no estaba. Y no, no piensen que mientras el hijo, la nuera y sus nietas recorrían por la residència le dedicaran demasiado tiempo. Más bien, cero. Con la que estaba cayendo por el tsunami Juan Carlos. Las últimas puñaladas, la entrevista a Corinna en la BBC y la reaparición de una "nueva" amante, con la que JC engañaba a su mujer, pero también a la alemana: la empresaria valenciana Sol Bacharach.

Imagen
La Reina Sofía con Sol Bacharach, supuesta amante de Juan Carlos I - Casa Real

Imagen

Jaime Peñafiel desliza una de sus famosas confidencias: "después de estos dramáticos dias en Marivent, la nuera no se ha dignado a dirigirle la palabra". Letizia sigue con mano de hierro, y no se fía casi de nadie en aquella casa. Tiene como aliadas a las niñas, la Princesa Leonor y la Infanta Sofía, de las que el cronista dice: "no le han demostrado ningún cariño". Una crueldad hacia su yaya que refuerza la imagen de la tirana Letizia, y de cómo detesta a la suegra. Del hijo no dice nada, pero se entiende que es consentidor. Por eso, harta, habría tomado una decisión: coger un avión y marcharse a Grecia con su familia, buscando cobijo e intentando aislarse del mundo. Bye-bye.

Imagen Imagen ImagenImagen


El veterano periodista le dice adiós con cierta sorna, "es lo mejor que podría hacer", después de la paliza del otro día ("Sofía es cruel, frívola y tonta"). La crueldad, sin embargo, parece inherente al ADN de Zarzuela.

Avatar de Usuario
Invitado

Juan Carlos y Sofía. Retrato de un matrimonio

Mensajepor Invitado » Vie 28 Ago, 2020 9:16 pm

¿Y el ADN Ortiz cómo es, como el del burro Platero, tan blando por fuera que se diría todo de algodón? Amos, anda.

Avatar de Usuario
Invitado

Juan Carlos y Sofía. Retrato de un matrimonio

Mensajepor Invitado » Sab 29 Ago, 2020 2:40 am

Imagen
AMOR OTOÑAL Los reyes, intercambiando un gesto cariñoso durante una regata. Estas muestras de afecto que no han sido la tónica habitual en público, se habían vuelto habituales en el último año.


REYES PADRES
LA RECONCILIACIÓN TRUNCADA DE DON JUAN CARLOS Y DOÑA SOFÍA

“Cada vez estoy mejor con Juanito”, desveló la madre del Rey a su entorno hace un año. Desde entonces se la ha visto acompañando a su marido e incluso intercambiando gestos amorosos. La marcha de Don Juan Carlos trunca su amor crepuscular.

JAVIER BLÁNQUEZ


EL MOMENTO DE LA ABDICACIÓN fue para Juan Carlos I como si el cielo se le cayera encima, que era lo que más temían los galos en los cómics de Astérix. De repente, en pleno 2014, el Rey de España dejaba de reinar y, por extensión, de tener una agenda institucional que le ocupara el tiempo y le diera pie, también, a mantener una agenda privada entretenida: se limitaron los viajes, las recepciones, las cenas y las entrevistas personales para dar paso a largos meses de reclusión en la Zarzuela que, para quien había sido un monarca particularmente social, más se parecían a una condena que a una nueva vida de liberación.

EN EL ‘EXILIO’ INTERIOR DEL REY JUAN CARLOS

Muchos monárquicos, donfelipistas de pro, han fantaseado con que en un arranque de Carlos V, el rey padre decida ingresar durante un par de años en Santo Domingo de Silos en lugar de aceptar la generosidad de los hermanos árabes de Abu Dabi. Sin embargo, pese al silencio que impera en el emirato respecto a las actividades del Rey Juan Carlos, algunos testimonios de sus amigos españoles permiten averiguar cuál es su vida. O mejor dicho: su exilio interior pues no puede salir del hotel donde reside (que sí, carisísimo) por las temperaturas extremas de la región en verano. Al parecer, el Monarca dedica sus días a la lectura de la prensa y a estudiar la situación legal que atraviesa por la locuacidad de Corinna Larsen, que tendrá que declarar ante el juez García Castellón el próximo 28 de septiembre por las grabaciones (y sus intenciones) que hizo junto con Villlarejo y Villalonga.

Los que le tratan aducen que se la marcha de España de Rey será temporal pues quedará demostrado judicialmente que el anterior jefe de Estado no ha cometido ninguna irregularidad por lo que esperan que cese “el linchamiento en los medios” y que Don Juan Carlos pueda retornar a España para estar con su familia y pasar en su país los últimos años. Por otro lado, comentan la amargura de Don Juan Carlos porque siente que la situación es muy injusta. “Don Juan Carlos ha rendido un gran servicio a este país. Si alguno de los que ahora hablan se acordara de cómo era este país al principio de su reinado y lo que ha cambiado...”, comenta uno de sus amigos a este suplemento. En cualquier caso, parece que el Rey Juan Carlos está en permanente comunicación con la Reina Sofía y las Infantas, así como con otros amigos. Un auténtico exilio exterior. / CARMEN CHAPA

Los reyes, intercambiando un gesto cariñoso durante una regata. Estas muestras de afecto que no han sido la tónica habitual en público, se habían vuelto habituales en el último año.

CARMEN CHAPA

No es que llegara Don Juan Carlos al extremo de vagar por los pasillos como un ánima en pena, afectado de una profunda melancolía como si fuera un personaje shakesperiano, pero sin un desempeño oficial, en barbecho para que amainara el escándalo de la cacería en Botsuana y el affaire Corinna, y por tanto desapegado del cargo, de sus honores y de sus excursiones, el monarca se sentía vacío por dentro.

Cualquier otra persona, llegado el momento de la jubilación, habría encontrado distracciones para ocupar su tiempo —aunque fuera bajar al bar a desayunar, inspeccionar las obras y jugar al dominó—, pero cuando se ha sido Rey, se es cualquier cosa menos una persona común.

A la larga, sin embargo, la liberación del cargo terminó teniendo efectos beneficiosos en Don Juan Carlos. Poco a poco aceptó la situación, encadenó una rutina palaciega —en la que no faltaban las visitas de los amigos, mucho más discretas— y, de paso, tuvo tiempo para reencontrarse con una vieja amiga que vivía justo al lado. Hace un año, contábamos en LOC que Doña Sofía y Don Juan Carlos habían empezado a acercarse cada vez más, desempolvando los viejos afectos de más de medio siglo juntos, aprovechando que el Rey Padre ya no se escapaba a hurtadillas del palacio.

“Estoy mejor que nunca con Juanito”, había dicho la Reina a su entorno más cercano, y esa confesión se correspondía con el incremento de las apariciones públicas de la pareja durante buena parte de la primavera y el verano del año pasado, a veces subrayadas con gestos de afecto normalmente proscritos, como una caricia furtiva o un par de manos asidas.

Este acercamiento se produjo porque el alejamiento de la vida pública y el atemperado de los pequeños escándalos había dado paso a un periodo de calma y discreción entre los muros del palacio. También Doña Sofía se sentía sola y aburrida por el descenso de su agenda oficial. De hecho, la soledad de la Reina Madre no era una cuestión reciente, sino un asunto del que se había tenido constancia durante años.

Mientras Juan Carlos I atendía a sus ocupaciones de rey y a sus asuntos privados —las ya conocidas Corinna Larsen y Marta Gayá—, -Doña Sofía desaparecía poco a poco en un silencio triste en el que tenía mucho que ver los rumores sobre su relación con la Reina Letizia, el acercamiento escaso a sus nietas y, por supuesto, la catarata de chismes publicados por la prensa del corazón sobre los años horribles de Juan Carlos.

Pero hubo un cierto momento de calma y silencio, el que va desde el encierro de la pareja real en Zarzuela hasta la reapertura del caso Corinna a principios de este año, en la que Juan Carlos y Sofía pudieron reencontrarse sin la compañía de ese molesto ruido de fondo.

Doña Sofía siempre se ha referido a su marido como Juanito, un diminutivo cariñoso que no se ha conservado en el tiempo por casualidad. Siempre se ha remarcado el hecho de que Sofía se casó en Atenas profundamente enamorada, y a pesar de los devaneos del Rey, ese amor nunca se ha disipado del todo.

Dos afectos paralelos lo explicarían: por una parte, el afecto familiar, formado sedimento a sedimento por mor de la responsabilidad institucional, el esfuerzo por garantizar la sucesión y la protección de la imagen pública de la Corona. Quienes conocen bien las interioridades de Zarzuela sostienen que Doña Sofía nunca ha sido una víctima sufridora de infidelidades que le llegaban por sorpresa, sino que estaba bien informada de muchos detalles de la vida del Rey que, por el bien de la institución, callaba y consentía, a la vez que organizaba el tiempo de su vida privada para hacer también sus visitas y sus viajes, que solía hacer a plena luz, como bien saben los pasajeros que coincidieron con ella en varios vuelos baratos de Ryanair con destino Londres.


LEALTAD FINAL

Y luego estaba el afecto del amor puro, la lealtad, que nunca se apagado en Doña Sofía, lo que ha podido llevar a esa reconciliación que se habría ido puliendo desde el año 2017 en adelante, en cuanto bajó temporalmente el ritmo de publicaciones sobre las intimidades del rey. Llegados a 2019, ese acercamiento era manifiesto, y encarado para transformarse en una fase última de dulce compañía en la vejez que, más allá de la cuestión personal, habría constituido una buena imagen pública para la familia real.

Pero las investigaciones en Suiza sobre las cuentas del Rey, alimentadas por el testimonio de Corinna Larsen, y la marcha voluntaria de Juan Carlos a Abu Dabi han sido palos en una rueda que, hasta ese momento, estaba girando bien y que, a la luz de los acontecimientos, ya parece que no podrá ponerse en marcha de nuevo.

Pues, al fin y al cabo, todo esto tiene un coste emocional enorme para Doña Sofía, a la que se le ha visto paseando por Mallorca como si estuviera soportando una carga de dos toneladas sobre los hombros, donde sigue refugiada de los acontecimientos actuales en la seguridad del palacio de Marivent, sin que aún se sepa cuándo decidirá volver a Zarzuela. Parece lógico que, tras el último golpe recibido en su moral y su amor propio —la entrevista de Corinna a la BBC—. Y aun así, a pesar de los detalles, sigue quedando mucho amor en la reserva de su corazón.


LA OTRA CRÓNICA EL MUNDO SÁBADO 29 DE AGOSTO DE 2020

Avatar de Usuario
Invitado

Juan Carlos y Sofía. Retrato de un matrimonio

Mensajepor Invitado » Vie 18 Sep, 2020 11:41 pm


La ex de Juan Carlos, Corinna, retrata a la reina Sofía como "maquiavélica"

Corinna Larsen ex amiga del rey Juan Carlos I, concede una entrevista a la revista Paris Match en el hotel Claridge's de Londres donde relata la información que tiene sobre el padre del rey Felipe VI. Aparecen fotos del rey Juan Carlos en una barbacoa

Avatar de Usuario
Invitado

Juan Carlos y Sofía. Retrato de un matrimonio

Mensajepor Invitado » Sab 19 Sep, 2020 6:37 pm



La reina Sofía reaparece limpiando las playas tras las últimas bombas de Corinna

La emérita ha participado este sábado en la limpieza de residuos en la playa de Rincón de la Victoria para luchar contra la basura en la naturaleza.


La reina Sofía (81 años) se ha convertido este sábado, Día Internacional de la Limpieza de Playas, en una voluntaria más y ha participado en la limpieza de residuos en la playa de Rincón de la Victoria (Málaga) para luchar contra la basuraleza, la basura en la naturaleza.

Pasados unos minutos de la una del mediodía, la emérita Sofía ha llegado a esta localidad malagueña, vestida con ropa cómoda y protegida con la preceptiva mascarilla, entre el asombro de los bañistas que disfrutaban de un día de playa y que desconocían la celebración de este acto.

La esposa del rey Juan Carlos (81) no ha llegado a mojarse en las aguas del Mediterráneo, pero sí se ha dado un baño de afecto, entre vivas a España y a la reina y los gritos de "guapa" que le han dedicado algunos de los bañistas presentes.

Imagen

A su llegada, responsables de la campaña 1 metro cuadrado por las playas y los mares del Proyecto LIBERA, de SEO/Birdlife y Ecoembes, le han explicado la dinámica de la iniciativa y le han aplicado el protocolo sanitario, al proporcionarle gel para las manos y facilitarle unos guantes.

A continuación, portando dos bolsas de distintos colores para clasificar los residuos, Sofía ha recorrido la playa y se ha ido agachando para recoger las basuras que encontraba a su paso y depositarlas en las bolsas.

Uno de sus acompañantes en la recogida ha sido Óscar Martín, consejero delegado de Ecoembes, quien tras el acto ha resaltado a Efe que, "una vez más, la Reina ha mostrado mucho interés y preocupación por la cantidad de basura que nos devuelve el mar".

Según Martín, Sofía ha expresado su "enorme preocupación por acabar con este problema" y por la aparición entre los residuos "en los últimos tiempos de mascarillas y de guantes, y también de toallitas".

Imagen

Este responsable de Ecoembes ha recordado que es la tercera vez consecutiva que la reina emérita participa en la recogida de basura para "evidenciar que tenemos un gravísimo problema", ya que "el 80 por ciento de lo que nos devuelve el mar viene de lo que tiramos en tierra".

También ha participado en el acto Nieves Rey, directora de Comunicación de Ecoembes, que ha señalado a Efe que la reina se ha mostrado "tremendamente consciente del problema, quiere ser parte de la solución, dar ejemplo como una voluntaria más y que cuidemos las playas para que el ecosistema esté lo mejor posible".

Al final del recorrido, Sofía ha conocido además la aplicación para móviles Marnoba, que indica los residuos recogidos, y se ha interesado por el curioso origen de las redes que utilizan los buzos para recolectar las basuras en los fondos marinos.

"Son redes de pesca ya en desuso que son recicladas por un grupo de mujeres rederas que estaban en el desempleo. Les hemos dado un empleo y se está recuperando un oficio artesanal que se estaba perdiendo, el de las rederas. Con las redes que antes pescaban peces ahora se pescan residuos", ha explicado Antonio Márquez, coordinador de la Red de Vigilantes Marinos.

Imagen

Estas imágenes de la reina Sofía cobran sentido en este momento más que nunca al tratarse de su primera aparición pública e institucional después de las últimas bombas de Corinna Larsen (56). La que fuera amante del rey Juan Carlos durante casi diez años ha concedido una entrevista a la revista Paris Match donde ha desvelado, entre otras cosas, que Juan Carlos fue "muy explícito" al confiarle su preocupación ante dos frentes.

El primero, el que formaban su esposa y "sus lugartenientes", ya que Sofía tendría prisa por poner a su hijo en el trono porque tenía mucha más influencia sobre Felipe VI (52) que sobre el entonces jefe del Estado. Y el segundo, que el expresidente del Gobierno, Mariano Rajoy (65), pretendía "castrarle y debilitar la monarquía".

Imagen

Avatar de Usuario
Invitado

Juan Carlos y Sofía. Retrato de un matrimonio

Mensajepor Invitado » Mar 22 Sep, 2020 11:37 pm


La Contundente respuesta de la reina Sofia a la acusación de Corinna Larsen

a reina Sofía ha aparecido este fin de semana recogiendo resíduos de las playas de Málaga. El diario ABC compara la actividad de la reina Sofía con la entrevista concedida por Corinna Larsen a la revista Paris Match donde la ex amiga del rey Juan Carlos ha esparcido basura, según el diario, contra la casa real española




Volver a “La Casa Real”