Juan Carlos y Sofía. Retrato de un matrimonio

Las últimas noticias de la Realeza. Monarquía vs. República
¿Cuánto reinarán Felipe VI y Letizia?


Imagen

Avatar de Usuario
Mss Larsen

Mensajepor Mss Larsen » Mar 17 Abr, 2012 1:49 am

Imagen

Corinna zu Sayn-Wittgenstein: escaladora social, cazadora real

La personalidad atrayente de la princesa alemana cautiva a las más altas cumbres empresariales y financieras europeas

Corinna zu Sayn-Wittgenstein, de 46 años, es una mujer atractiva, simpática y de gran elegancia, que sabe desenvolverse con facilidad en los ambientes de alto nivel empresarial y financiero de Europa, pero especialmente en Alemania, donde con su agenda tiene acceso a cualquiera de los altos dirigente y propietarios de las empresas de ese país.

Imagen Esto lo ha sabido combinar con una actividad filantrópica que la ha llevado a poder contactar con políticos y personalidades de la cultura que, de otra forma, no habría conseguido. Colabora con diferentes organizaciones de protección de la infancia. En la Fundación Auténticos, de la que es fundadora junto con Frederick Mostert, Timothy Trainer y Chen Xuemin, desarrolla su principal actividad. Esta Fundación está dedicada a sensibilizar contra las redes de lavado de dinero, cárteles de narcotraficantes, paramilitares y contra el trabajo infantil. Tiene presencia en muchos países del mundo.

Esto parece no contradecir en su personalidad su afición a los safaris y su participación en regatas y actividades acuáticas de alto riesgo. De España, además de Madrid, conoce Lanzarote. El título que ostenta le vino dado con su boda con el príncipe Casimir zu Sayn-Wittgenstein-Berleburg, casi 10 años más joven que ella. Se casaron civilmente en Londres en 2000, y la ceremonia religiosa se celebró en Salzburgo (Austria) en 2001, tras la anulación de su primer matrimonio. Hasta entonces era Corinna Larsen, divorciada de Philip Atkins, con quien en 1992 tuvo a su hija Nastassi.

Al margen de esos dos matrimonios, fue conocida su relación con Muck, de la familia Flick, una familia que controla gran parte del imperio Mercedes.

Imagen


Entre los principales amigos de Corinna se encuentra el platero inglés Patrick Mavros, muy relacionado igualmente con las cacerías. Sus colecciones de joyas incluyen con frecuencia las figuras de animales de la sabana, entre ellos elefantes.

Cuando Mercedes ha personalizado los modelos que ha cedido temporalmente a Don Juan Carlos para su disfrute personal, ha incluido extras embellecedores, como el cambio de marchas en plata realizados por Mavros, como el 612 HP Maybach, que Dieter Zetsche, presidente de DaimlerChrysle, le entregó en Barcelona a finales de mayo de 2006, justo en la época en la que Corinna zu Sayn-Wittgenstein conocía al Rey de España.

Cada vez con más frecuencia, Corinna ha dirigido sus pasos hacia Oriente Próximo, donde en 2009 asistió a la entrega de los galardonesdel 21st Century Leaders Awards en Doha (Qatar), una celebración benéfica en la que conoció a Sir Ben y Lady Daniela Kingsley y a la diseñadora Bonne Young. Corinna es elegante por igual con personalidades de la realeza como con celebrities de las artes o la creación de moda... siempre y cuando mantenga un tono de elegancia y refinamiento al que ella está acostumbrada.

Imagen

Avatar de Usuario
turbo

Mensajepor turbo » Mar 17 Abr, 2012 1:57 am

    Imagen

    ASUNTOS INTERNOS / LUCÍA MÉNDEZ

    La Reina



Sucedió en los tiempos felices de la nación próspera, el Rey campechano y la familia unida. La Infanta Cristina e Iñaki Urdangarin tenían dos niños pequeños y relataron a los periodistas durante una recepción el viaje por carretera que habían hecho a Vitoria en Navidad con los niños dando la tabarra. Como si fueran personas normales, dijo alguien. Entonces la Reina, presente en el corrillo, preguntó: «¿Es que usted cree que nosotros no somos normales?». La pregunta era retórica, por supuesto. De sobra sabe la Reina que ella nunca ha podido actuar como lo hubiera hecho cualquier abogada, ministra o cajera de Mercadona. La Reina nació marcada por un destino del que no ha querido escapar. Nació para estar a la sombra de un príncipe o –con suerte– de un Rey y para ser madre de príncipe o –con suerte– de un Rey. Desde este punto de vista, grabado en su partida de nacimiento, la vida de la Reina puede considerarse un éxito. Ha sido mujer de Rey y será madre Rey.

Superadas las muchas dificultades que el régimen franquista puso en su camino, la Reina encontró su sitio en España, se esforzó por conocer el país y formó una familia. Así se convirtió en lo que el Rey, con su naturalidad habitual, calificó como «una profesional ». Todo el mundo repite esta definición fría, despiadada e inconveniente. Sin pizca de cariño hacia ella, a pesar de que no resulta aventurado decir que sin ella no se puede explicar el éxito de la Monarquía española. El Rey no sería el Rey si ella no hubiera estado a su lado. Con discreción, saber estar, dignidad y grandeza.

En los últimos años, la Reina ha tenido que hacer frente a situaciones para las que no estaba preparada. La educaron para vivir en un mundo que ya no existe. Ahora las mujeres son iguales que los hombres, aunque ella sigue siendo desigual en la familia. La Reina ha asistido a la destrucción del matrimonio de su hija mayor –el divorcio no estaba entre las palabras que le enseñaron cuando era pequeña– y a los graves problemas judiciales del marido de su hija menor, un muchacho agradable que había hecho feliz a Cristina. Por no hablar de otras cosas de las que nadie habla por el respeto que a todos nos merece su figura. La Reina ha soportado las cosas malas que le ha deparado la vida con idéntica dignidad y grandeza que las cosas buenas. La Reina guarda las formas aunque eso no quiere decir que sea una piedra sin emociones, ni sentimientos, ni sangre en las venas. Puesto que no es una persona normal no puede llorar, ni mostrar emociones ni expresar su dolor. Ni siquiera puede quejarse, aunque motivos tiene de sobra.

Aunque todo el mundo alaba el papel del Rey, es la mujer que ha sufrido a su lado la que sigue sosteniendo la Monarquía. La Reina podría asestar un golpe de muerte a la institución si se dejara llevar por las emociones de las mujeres normales cuyos maridos deciden un buen día hacer su vida sin contar con ellas. La Reina sigue en su sitio y por ello merece el reconocimiento de todos. Ella, el Príncipe y Letizia son los que siempre están en el lugar que les corresponde. Afortunadamente para el prestigio de la institución monárquica.


EL MUNDO. MARTES 17 DE ABRIL DE 2012

Avatar de Usuario
Troppi escandali

Mensajepor Troppi escandali » Mié 18 Abr, 2012 5:36 pm

La prensa internacional se hace eco de la crisis de la Monarquía española tras las revelaciones del safari del Rey a Botsuana. La prensa italiana, como el diario Oggi Notizie, va más allá y menciona la presencia presencia de una mujer, Corinna zu Sayn-Wittgenstein, en el safari en el que se produjo la caída del Rey.

Mencionan su nombre "Corinne Larson, 46 años", y que lleva "cuatro años" siendo la amante del Rey de España. La "fascinante" Larson entró en el ambiente de la "nobleza europea" cuando acabó su matrimonio con el príncipe alemán Casimir Zu Sayn-Wittgestein", del cual se divorció posteriormente.

La Reina Sofía, menciona el artículo de Oggi Notizie, habría soportado ya 1.500 escapadas de su marido. Según el artículo, Larson vive en Madrid con sus hijos y es quien acompaña habitualmente al Rey en los viajes y escapadas no oficiales. No es la única vez que su nombre sale a la palestra como posible amante del Rey. Además, señala que ella habría organizado el safari en el que don Juan Carlos sufrió la caída.

La Stampa se hace eco también de la crisis que atraviesa la Monarquía española en un artículo de su corresponsal en Madrid Gian Antonio Orighi. El texto menciona el escándalo Urdangarín, el disparo en el pie del joven Froilán, y ahora el accidente del Rey, el último de una cadena de sucesos acaecidos al Monarca, como detonante de la crisis que atraviesa la institución española.

Spagna - Critiche sul re per presunta "amante ufficiale"

Troppi escandali per el sovrano Spagnole stufi di Juan Carlos

Anche la sua avidità è oggetto di chiacchiere: con un patrimonio stimato da «Forbes» in 1,7 miliardi di euro, un appannaggio che nel 2012 è di 8,2 milioni e una collezione di 71 automobili, il re riceve anche royalities «per merchandising di dodici griffe».

Avatar de Usuario
Invitado

Mensajepor Invitado » Jue 19 Abr, 2012 5:39 am

Imagen

La morbosa realidad de Corinna y el Rey sale a la luz como un tsunami

La aventura africana del Monarca no solo ha mermado su popularidad sino que ha destapado su extramatrimonial relación con la mujer de la que más se habla estos días y que ya vive a su lado.


ImagenLa aventura africana del Rey ha abierto la caja de los truenos y de ella ha salido con luz propia Corinna zu Sayn-Wittgenstein. La misteriosa princesa alemana salió a relucir aprovechando que se ha abierto la veda (nunca mejor dicho teniendo en cuenta que comparte y hasta organiza los safaris del Monarca español) y ahora es difícil frenar los escapes de información.

Después de que este fin de semana varios medios hablaran abiertamente de la íntima relación que mantienen Corinna y Don Juan Carlos y confirmaran la ruptura matrimonial-no oficial con la Reina Sofía otros países se han apuntado a la quema y la prensa británica ya da por hecho que fue ella la organizadora del polémico viaje a Botsuana, como ya ha hecho en ocasiones anteriores no sólo paera el Rey sino para nobles de toda Europa.

Y claro la curiosidad se ha cebado en la persona de esta misteriosa mujer de 46 años que parece ser que comparte su vida con Don Juan Carlos, al que se dice que conoció en 2006 en un banquete que ofreció al monarca en Ditzingen, un pueblo al sur de Alemania.

No obstante, la prensa lusa asegura que ambos se vieron un año antes, en 2005, en Portugal. Después ella viajó a Lanzarote y a Valencia, con motivo de la Copa del América de Vela, donde coincidió también el Jefe del Estado español, tal como recoge el diario Levante.

De hecho, en las primeras competiciones de 2005, Corinna llegó a ocupar el puesto de tripulante número 18 del Desafío Español, puesto de honor que posteriormente ocuparían el propio Rey Juan Carlos y sus hijos, el príncipe Felipe y la infanta Cristina.

Ya en 2007, el Rey y Corinna volvían a encontrarse en aguas de Valencia a bordo del barco de seguimiento del equipo Suizo y en 2010 terminaría por instalarse en El Pardo, cerca de La Zarzuela.

Fue José Antonio Zarzalejos, exdirector de ABC, de los primeros en lanzar la piedra pero ya antes la periodista Pilar Eyre relacionó al Rey con una "princesa alemana joven" en su libro La Soledad de la Reina. Eso sin hablar de la "misteriosa" cena que celebró Don Juan Carlos con sus tres hijos en febrero de 2012 sin la presencia de la Reina y que habría tenido por objeto confesarles su amistad con la teutona. Algo que, por cierto, en ese momento las fuentes cercanas a la Casa Real negaron tajantemente. Las mismas fuentes que aseguraban la semana pasada que Don Juan Carlos estaba en La Zarzuela pensativo y con la vista perdida al enterarse de que Froilán se había disparado en un pie... Luego supimos que estaba en Botsuana y que por eso no acudió a visitar a su nieto mayor.

Avatar de Usuario
Invitado

Mensajepor Invitado » Vie 20 Abr, 2012 6:16 am

Imagen


¿Y ahora qué hacemos con Corinna?

De vuelta a casa, la vida diaria de los habitantes de la Zarzuela no cambiará sustancialmente después del real arrepentimiento.



Hasta hace muy pocos días elpulso.es era de los poquísimos medios (en total no más de tres) que habían informado a sus lectores de la existencia de Corinna, la princesa alemana doblemente divorciada que en algunos medios árabes presentan como la representante del rey don Juan Carlos y que en círculos más íntimos conocen por ser su amiga íntima y acudir con él a muchas cacerías donde actúa como anfitriona.

Esto que se anunció aquí, hoy se repite por casi todos los medios de comunicación demostrando que saben leer y recoger informaciones (nunca citando autoría) y eso es algo que siempre nos honra y enorgullece, en tanto en cuanto elpulso.es es fuente donde acudir a la hora de enterarse.

Dicho lo cual (si no reviento) la situación actual es de lo más absurda ya que una vez que el monarca ha pedido perdón al estilo Froilán (“te prometo mamá que no volverá a ocurrir. No vuelo a coger la escopeta con papá y no me juego más dedos del pie”, podrían ser palabras dichas por el niño con algún puchero cautivador en el rostro para ablandar iras) y la reina ha accedido a pasar casi tres horas con él en el interior del hospital San José, a la vuelta a casa las cosas no van a ser tan distintas.

La princesa Corinna seguirá viviendo junto a su hija en una casa de El Pardo. El rey no renunciará a sus amistades privadas, como publica El País, que tiene hilo directo y exclusiva diaria con Javier Ayuso, el nuevo vocero de Zarzuela.

Entre esas amistades figura la mencionada Corinna, quien podría ser una bomba en caso de enfadar o dar una patada a destiempo por muy alemana que sea y poco castellano que hable. Corinna seguirá junto al rey, la reina con su hermana Irene, el príncipe tomará carrerilla de cara al relevo y Urdangarín intentará llegar a un pacto con la justicia para evitar un juicio. Lo anunciamos aquí también en exclusiva y ahora otros intentan coger esa información y apropiársela como si no existiera Google para comprobar de dónde surgió.


>>> Y la reina dio la espantá


    Imagen

    El Rey y Corinna en una cena en Alemania



    Imagen

    Besos 2006


    Imagen

    Viaje oficial 2006 llegada a Stuttgart. Corinna desfilando en la alfombra roja :shock:

Avatar de Usuario
Invitado

Mensajepor Invitado » Vie 20 Abr, 2012 6:51 am

Imagen

La princesa Corinna y el rey Juan Carlos se conocen en Barcelona en 2006


LA AMISTAD DEL REY CON SAYN-WITTGENSTEIN, OTRO QUEBRADERO DE CABEZA PARA LA ZARZUELA
La princesa Corinna agita el debate sobre la agenda privada de Don Juan Carlos

José L. Lobo


El annus horribilis que vive la Casa del Rey parece no tener fin. Cuando los rescoldos dejados por la cacería del monarca en Botsuana aún siguen calientes, una nueva hoguera ha vuelto a avivar las llamas de la polémica. La princesa alemana Corinna zu Sayn-Wittgenstein, amiga de Don Juan Carlos, ha irrumpido en el peor momento en el debate sobre los límites de la agenda privada del jefe del Estado, abierto, precisamente, a raíz de su safari en África, costeado por el empresario de origen árabe Mohamed Eyad Kayali -como adelantó en exclusiva El Confidencial- y del que no fue informado el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy.

¿Qué quiso decir el Rey cuando, tras admitir públicamente el miércoles que se había "equivocado", añadió que "no volverá a ocurrir"? ¿Se refería a que se han acabado para siempre los lujosos safaris, como el de la semana pasada en Botsuana o antes en la vecina Zimbabue? ¿A que informará siempre de su paradero al presidente del Gobierno? ¿Tal vez a que su agenda privada será a partir de ahora más transparente? ¿Era un compromiso de que en el futuro antepondrá siempre sus responsabilidades como jefe del Estado -la cacería de elefantes coincidió con el asalto de Argentina a Repsol-YPF y el repunte de la crisis de deuda en España- a sus ratos de ocio? ¿Quizá dejó entrever el monarca que pondría fin a su amistad con Corinna zu Sayn-Wittgenstein, que le acompañó a Botsuana?

Don Juan Carlos no lo aclaró. Y ayer el periódico Bild Zeitung, el de mayor circulación de Alemania, salía a la calle con una portada explosiva que conmocionó a La Zarzuela. Sobre sendas fotografías del Rey y Sayn-Wittgenstein, este titular: "¿Ama a esta princesa alemana el rey Juan Carlos?". Para más inri, el diario El País aseguraba, citando fuentes oficiales, que el monarca "no renunciará" a sus "amistades personales", entre ellas "la que mantiene desde hace años" con la princesa Corinna, a la que se refería, como también adelantó El Confidencial, como "empresaria y organizadora de safaris".

    "¿Cómo no nos va a preocupar?"
Un portavoz oficial de la Casa del Rey admitió ayer, a preguntas de este diario, que el reportaje publicado por el rotativo alemán Bild Zeitung ha causado alarma en La Zarzuela. "¿Cómo no nos va a preocupar?", se preguntó. Pero, a continuación, desmintió rotundamente la información difundida por El País: "Ninguna fuente oficial de esta casa ha dicho que el Rey vaya a conservar o renunciar a esta o aquella amistad. Es falso, sencillamente porque la Casa del Rey jamás hace comentarios sobre la vida privada de Su Majestad".

El diario de Prisa también sostenía que a partir de ahora, y tras la profunda crisis provocada por la cacería en Botsuana, que ha sacudido los cimientos de la Corona, la Casa del Rey va a imprimir un "cambio de rumbo" en la agenda privada de Don Juan Carlos, que pasaría por "dar explicaciones de dónde está aunque para ello no sea necesario decir con quién". Una afirmación que fue también rechazada de plano por el mismo portavoz de La Zarzuela. "Es impensable que el Rey abra y dé a conocer su agenda privada", puntualizó. "Lo que estamos estudiando es una fórmula para que el Gobierno sepa en todo momento dónde está Su Majestad, pero esa información no será pública".

Avatar de Usuario
Invitado

Mensajepor Invitado » Vie 20 Abr, 2012 11:32 pm

Imagen


La prensa alemana exhibe a Corinna, la 'princesa' de clase media compañera del rey

Publicaciones como Bild o Die Welt hablan con total claridad de la relación entre Juan Carlos I y Corinna Sayn-Wittgenstein, a quien definen como una mujer acostumbrada a frecuentar a grandes fortunas. "Tras el escándalo del viaje a Botsuana, su apartamento en El Pardo permanece cerrado a cal y canto y ella está en paradero desconocido", apunta Bild.


La polémica por el viaje del rey a Botsuana y su supuesta amistad especial con Corinna Sayn-Wittgenstein ha traspasado fronteras para instalarse en Alemania. Varios medios germanos, como ‘Das Bild’ o ‘Die Welt’ dedican páginas estos días al escándalo que ha vivido la familia real en las últimas semanas.

Sin ceñirse a la censura y sin cortapisas, la prensa alemana relata con todo tipo de detalles la relación entre el rey y la princesa alemana, así como con otras mujeres a lo largo del tiempo.

    Los jefes de Estado cometen errores

El diario ‘Die Welt’ entiende el escándalo generado a raíz de las imágenes en Botsuana y se hace eco del que consideran “el discurso más corto” del monarca en sus 36 años de reinado. “No hubo mención ni a elefantes, ni a safaris, pero la gente entendió el mensaje: incluso los jefes de Estado cometen errores”.

Este medio se pregunta si el rey Don Juan Carlos atraviesa algún tipo de “crisis existencial al final de su vida”. “Cada vez aparece más desaliñado, sin afeitar, y con actitudes de lo más vergonzoso”, justifican.

Para los editores de Die Welt, el safari en Botsuana es el primer escándalo que afecta directamente a la persona del rey, ya que hasta el momento los ataques se habían concentrado sobre sus yernos, “uno por consumo de cocaína y otro por fraude fiscal”.

    La amiga del rey

“De siempre se ha conocido su debilidad por las mujeres hermosas, pero los medios de comunicación españoles siempre han sido muy discretos y comprensivos al respecto”, aseguran.

Para el periódico, la prensa del corazón sigue describiendo a Corinna como la ‘amiga especial’ del rey. Sin embargo, ellos dan por sentado que la princesa alemana, de 47 años, vive en El Pardo y que se dedica a organizar safaris entre la alta sociedad, motivo por el cual acompañó al rey en su viaje a Botsuana.

“Sin embargo la lista de conquistas es larga, y la reina Doña Sofía ya ha aprendido a lidiar con las travesuras de su esposo, desde que en 1976 le sorprendiera en compañía de la actriz Sara Montiel”. El diario cita entre otras a María Gabriela de Saboya, Olginha Nicolis o incluso Lady Di, como nombres que han sido relacionados en algún momento con el rey Juan Carlos I.

    Un estilo de vida peculiar

El tabloide 'Bild Zeitung' destaca la figura de Corinna como acompañante habitual del rey en sus viajes oficiales y apunta incluso a que Don Juan Carlos se refiere a ella como su “compañera”.

Elaboran un perfil de esta 'princesa', que conoció al rey en una cena de gala en el castillo de Schöckingen, durante un viaje a Baden-Wuerttemberf en febrero de 2006.

Hija del director europeo de una aerolínea brasileña, Corinna se crio en Fráncfort, en el seno de una familia de clase media. “Desde el principio, su padre intentó rodearse de personas influyentes y frecuentó Marbella, donde Corinna se aficionó a la buena vida y a la compañía de personajes ricos y famosos, explican en Bild.

Su padre siempre se quejó del “estilo de vida peculiar” que llevaba su hija. A los 27 años y sin haber estudiado, se casó con un acaudalado inglés, Philip Atkins, con quien tuvo una hija. Años después se divorciaba, no sin antes haber iniciado una relación con un multimillonario alemán perteneciente a la dinastía Mercedes.

En el verano de 2000 se comprometió con el príncipe Casimir zu Sayn-Wittgenstein-Berleburg, once años más joven que ella. Pese a la oposición del entorno del príncipe, ella siempre esgrimió que “le quería a él y no a su título”. Tras seis meses, el matrimonio se disolvió. “Cuando nació su hijo en 2002, la pareja ya llevaba un tiempo viviendo separados”, afirman.

    Se abrió la veda

Según Bild Zeitung, hasta enero de 2012 Corinna podía confiar en la discreción de los medios españoles sobre su relación con el rey. Sin embargo, tras su mención en el libro de Pilar Eyre “La soledad de la reina” y los recientes escándalos de la familia real, “la veda se ha abierto”.

De hecho, cuando saltó a la opinión pública la palabra “abdicación”, se intentó borrar toda huella de la princesa, cerrando su apartamento en El Pardo a cal y canto. Ahora se dice que Corinna está en Mónaco.

Avatar de Usuario
Invitado

Mensajepor Invitado » Vie 20 Abr, 2012 11:40 pm

Imagen

En la imagen, Corinna zu Sayn-Wittgenstein, con la diseñadora Bonne Young


El archivo secreto de Corinna
Un reportero español atesora cientos de fotos de esta mujer junto al Rey. "No hay dinero para pagarlas", dice

Cientos de fotos de Corinna, la mujer que acude a las cacerías de Don Juan Carlos, junto el Rey. Eses es el archivo secreto que un reportero español atesora en su poder y que, según dice, "no hay dinero para pagarlas" si algún medio quisiera publicarlas.

MARÍA EUGENIA YAGÜE


Un conocido reportero español se ha encontrado este jueves con la portada del diario de mayor tirada de Alemania, el 'Bild Zeitung', dedicada a la princesa Corinna zu Sayn-Wittgenstein y a Don Juan Carlos. El periódico presenta a la aristócrata alemana de origen danés, como el posible gran amor del rey de España.

Este periodista español, reportero de raza y autor de muchas de las exclusivas más sonadas de la prensa rosa en los últimos tiempos, atesora desde hace cuatro años en su archivo, cientos de fotos de Corinna con el Rey y sus amigos en distintos escenarios internacionales. Desde el refugio suizo de la dama a un viaje a Venecia en el que participaron conocidos empresarios españoles , alojados en el legendario y elegante hotel Danielli, donde Angelina Jolie y Johnny Deep rodaron la película 'The Tourist'.

Pero nuestro colega nunca se había atrevido a publicarlas ni ponerlas a la venta por temor a las consecuencias.

Ahora que a Corinna ya la conocen las amas de casa españolas y la prensa alemana la presenta como la mujer que enamora al monarca, el periodista sigue sin decidirse a poner las fotos en circulación: "No hay dinero para pagar ese archivo", asegura.

Avatar de Usuario
LOC

Mensajepor LOC » Sab 21 Abr, 2012 4:48 pm

Imagen Imagen


LAS BODAS
DE ORO
MÁS TRISTES













La celebración de las bodas de oro se ha convertido en el
siguiente problema de la casa real. El accidentado viaje del
rey a África lo ha complicado todo. ¿Tiene la crisis solución?


PILAR EYRE


Cuando la reina se fue a Grecia el viernes pasado (en un vuelo de Iberia a las 11.40) ya sabía que su marido se había caído en Botsuana, que se dirigía hacia Madrid por distintos medios acompañado por Corinna Zu Sayn Wittgenstein y que iba a sufrir una operación complicada con anestesia total.

Doña Sofía estuvo tres días con su familia de sangre en Porto Heli, en el Peloponeso, en una propiedad que ha comprado la millonaria nuera de su hermano Constantino. Con una naturalidad que a los españoles nos dejó pasmados se explicó que la reina había ido a celebrar ¡la pascua ortodoxa! La reina, en estos últimos años de su via crucis particular, ha vuelto a sus orígenes y se ha refugiado en su religión, como si el catolicismo al que tuvo que convertirse cuando se casó hubiera quedado tan obsoleto como su propio matrimonio. En esta reunión, a la que también acudieron algunos primos alemanes, hubo muchas risas y muchas conversaciones en una mezcla de idiomas: alemán, inglés y griego. Español, no, la reina sólo lo habla en actos oficiales. Cuando se despidieron, quedaron en verse en el 60 aniversario de la ascensión al trono de la soberana inglesa.

Por delicadeza es de suponer que nadie se refirió a las bodas de oro de los reyes de España ¡las bodas de oro más tristes de la realeza! El 14 de mayo se cumplirá este aniversario, que en las diversas cortes europeas se celebra con gran fasto y esplendor y que aquí nadie sabe cómo demonios enfocar. Los familiares de Sofía se compadecen de ella, comprenden que su matrimonio está roto y que la raíz del problema está en el comportamiento del rey, de ahí que nunca se les vea ya en público con don Juan Carlos, una forma sutil de manifestarle su reproche. En ningún momento, en estos días, doña Sofía fingió que le preocupaba el estado de su marido y se negó a adelantar su regreso. Al contrario, quiso dejar muy claro que el vaso de su paciencia rebosaba sufrimiento y humillación.

[table color=#f0f0dc][col]

Imagen

LAS PALABRAS

POCAS VECES 11 palabras han dado tanto de qué hablar: «Lo siento mucho. Me he equivocado y no volverá a ocurrir». Era la disculpa entonada por el rey tras cruzar el umbral de la habitación en la que había estado ingresado cinco días. La reina, que se encontraba en Grecia, acudió a visitarlo 72 horas después de su ingreso, y apenas estuvo 15 minutos. Al día siguiente (en la imagen), regresó.


Imagen



[/table]
SACRIFICIO
Recordaba quizás con amargura que el tremendo esfuerzo que tuvo que realizar desplazándose a Barcelona cuando operaron al rey hace dos años de un nódulo benigno en el pulmón, no obtuvo ninguna recompensa. En aquella ocasión la situación era la misma. La tercera persona, también.

Nadie ha reconocido los arrestos que ha tenido estos años nuestra reina para comportarse como una gran «profesional», teniendo una vida íntima tan desgraciada. Y el que menos lo ha hecho ha sido su propio marido, menospreciándola públicamente. En un acto en la catedral de Santiago se desasió de forma violenta de su mujer, que pretendía ayudarle, murmurando algunas imprecaciones que un lector de labios de televisión nos explicó que revelaban una tremenda animosidad ¡tanta que no pudieron utilizarse en el programa! No es extraño que doña Sofía, que no tiene ninguna amiga en España, haya tirado la toalla hace tiempo, intente afianzar sus lazos con sus parientes alemanes, y se niegue a hablar de cualquier celebración para conmemorar sus bodas de oro. Aunque tiene un gran sentido de Estado, no es hipócrita y le molestan los fingimientos. El lunes regresó según tenía previsto, pasó por el hospital tan solo quince minutos en los que al parecer únicamente habló con los médicos, y fue al día siguiente cuando el «gabinete de crisis» la convenció para que «comiera» con el rey.

Los argumentos que se utilizaron para lograrlo debieron de ser de gran calibre para que doña Sofía, dispuesta desde hace pocos meses a llevar una vida más libre y más independiente, se sometiera con una docilidad de la que parecía haber abdicado. Aunque muchos dudamos de que esa supuesta comida en común tuviera lugar. Cuando estuvo en Barcelona dijo que había estado en la habitación del rey, aunque después se supo que no había pasado de la antecámara. Algunos periodistas hablan de una larga conversación entre los reyes en el hospital de San José, a mí se me ha dicho apenas se dirigieron la palabra.

Han transcurrido 50 años desde la noche de bodas a bordo de El Creole de Juanito, un muchacho de 22 años con mucha experiencia, que besa con sus labios «caldi, secqui y sapienti» según una de sus amantes, y de Sofía, cuya sexualidad desconocemos. Pero no sería extraño que esa noche, en lugar de consumar su matrimonio, Sofía tuviera que poner en práctica sus conocimientos médicos. Juanito se había roto el brazo peleando con su cuñado Constantino, la escayola se le había pegado a la piel y, según contó su abuela, la reina Victoria Eugenia, cuando se quitó el uniforme de teniente con el que se había casado se tuvo que arrancar el yeso a tiras, dejando el hombro en carne viva.

Como tantos sucesos en la familia real, el mismo episodio se había repetido exactamente igual durante la boda de sus padres. Don Juan estaba enfermo de gastroenteritis el día en que se casó con doña María y, como le explicó a su hijo con desgarro en una ocasión en que éste pretendía zafarse de un compromiso aduciendo que estaba enfermo:

-¡Yo también estaba hecho una mierda el día en que me casé y a pesar de eso por la noche tuve que cumplir con tu madre!

Pero la verdad es que no sabemos qué pasó esa noche entre Sofía y Juanito, y tampoco sé si para Sofía fue la primera vez. Lo que sí podemos asegurar con bastante exactitud es que la intimidad que estrenaron esa noche, la del 14 de mayo de 1962, duraría tan solo catorce años.

Exactamente hasta un día de enero de 1976. El rey fue a cazar a los montes de Toledo y la reina decidió ir a darle una sorpresa con sus hijos. ¡La sorpresa se la llevó ella! Al día siguiente una destrozada doña Sofía echó mano de la máscara gestual que ya no ha abandonado nunca, para acudir a un acto con embajadores y a un partido entre el Real Madrid y el Atlético de Madrid. Aquel lunes decidió irse a la India con su madre. Un viaje que nos recuerda inevitablemente el que ha realizado a Grecia hace tan solo una semana y por motivos similares.

En aquella primera ocasión su madre la hizo regresar ¡Quizás no volvería a ser esposa, pero continuaría siendo reina! Después de este episodio crucial se remodeló Zarzuela y las habitaciones de los dos se dispusieron en distintas plantas. Y, según se me dijo, nunca más se reanudó la intimidad conyugal. Aunque debo aportar que, según una nueva fuente muy fiable, esta intimidad ya se había roto después del nacimiento del príncipe Felipe. Una vez hubo heredero, el entonces príncipe de España no consideró necesario seguir insistiendo.

1.500 ‘AMIGAS’
El incidente de los montes de Toledo, que yo narro en mi libro La soledad de la reina, ha merecido la única rectificación concreta que se me ha hecho desde Casa Real: «Ese episodio no hubiera podido darse nunca ya que las seguridades de uno y otro están coordinadas y además, en enero no hay partidos de fútbol». Bien, cuando la actividad es tanta y tan imprevista, los servicios de seguridad no dan abasto y en las hemerotecas sale reflejado el citado partido.

También se me dijo que la cifra de 1.500 amigas del rey era exagerada. Cuando se le preguntaba a Sabino Fernández Campo si la reina estaba al tanto de estas amistades, el asturiano contestaba con sobriedad:

-No sabe si son muchas o muy viajadas.

Quizás lo más degradante para Sofía ha sido que en ocasiones ha tenido que coincidir con estas mujeres y disimular su desagrado. Saludarlas en el club náutico de Palma, en la inauguración de una exposición o en algún acto en Barcelona. Me cuentan que incluso tuvo que viajar con Corinna a Arabia Saudí en 2006, ya que la princesa alemana formaba parte del séquito real. No se las pudo fotografiar juntas y tampoco sabemos en calidad de qué viajaba Corinna, que entonces empezaba su amistad íntima con don Juan Carlos.

Una amistad que ya dura siete años, algo más de lo que suele ser normal en las costumbres del rey, excepuando las largas relaciones con la vedette y la decoradora. Aunque los amigos del rey me lo niegan, quizás se trata de la definitiva. Alta, aunque de aspecto frágil, muy femenina, la princesa resulta increíblemente sexy sosteniendo una pesada escopeta de caza o luciendo el fabuloso collar de esmeraldas que le compró a la condesa de Romanones y que había pertenecido a la maharaní de Kapurtala. Una joya importante que contrasta con los collares de abalorios seudohippies que suele lucir nuestra reina colgados del cuello. Aunque es la más dolorosa, la faceta donjuanesca del rey no es la única que le enfrenta a la reina, que detesta profundamente las aficiones de su marido, la caza y los toros. Por su parte, don Juan Carlos la culpa de haber educado mal a sus hijos y de ahí que hayan elegido consortes poco adecuados. Cuando estalló el tema Urdangarin, la reina se fotografió en la portada del ¡Hola! con Cristina y su yerno.

Fue a Washington para apoyar a su hija, pero también es evidente que después del largo rosario de ofensas públicas al que se ha visto sometida, se tomó su pequeña venganza sobre su marido, quien no se recató en expresarle su enfado mediante unos gritos tan tremendos que se oyeron hasta en el cuarto de guardia de Zarzuela. Fue una de las escasas ocasiones en estos años en que mantuvieron una «conversación».

Estas últimas navidades fueron las más tristes de la reina, uno de sus primos alemanes, el más querido, la llamó por teléfono y ella le dijo aterrorizada: «No hablemos de intimidades, pues temo que mi teléfono esté intervenido». Pero después de esta época terrible, Sofía ha parecido venirse arriba. Viaja, tiene personas especiales en su vida, ha rejuvenecido y ha adquirido el aire cosmopolita y desenvuelto de las grandes viajeras. No se descarta que los reyes hayan llegado a algún acuerdo confidencial para separar sus vidas privadas, aunque en lo público continuarían representando a España con la dignidad y el empaque con que lo han hecho hasta ahora.

En estos momentos el «gabinete de crisis» debe estar estudiando si se van a celebrar o no las bodas de oro de los reyes, sopesando si se organiza algún acto «de maquillaje» o es mejor optar por la sinceridad. Está claro que los españoles ya estamos hartos de mentiras. Porque me temo que las disculpas que ha pedido el rey no alcanzan a su esposa ni existe realmente propósito de enmienda en cuanto a su vida conyugal. Me lo dice una persona cercana al rey: «¡Eso no hay dios que lo arregle!»

AMBOS PLACERES
Don Juan Carlos también le había prometido a sus médicos no volver a cazar, ya que el retroceso del arma podría afectar a su pulmón delicado, y sin embargo su actividad cinegética ha llenado prácticamente todos sus fines de semana. Corinna y él son felices con un arma en la mano, para poder tomarse después un buen whisky que la alemana le prepara con mimo y dedicación. A don Juan Carlos le costaría demasiado renunciar a ambos placeres que él considera que se ha ganado después de toda una vida de trabajo y lucha.

Un último apunte, ya que estamos hablando de intimidades. Los príncipes. Cuando acudieron a la boda de Álvaro Fuster en Málaga, se alojaron en el Hotel Vincci. Podían optar por dos habitaciones separadas aunque unidas por un saloncito, una habitación con cama doble o una habitación con cama de matrimonio. Cuando se les preguntó contestaron al unísono y con entusiasmo:

-¡De matrimonio, por supuesto!

Y también la rotunda opinión al estilo legionario tan caro a Su Majestad, de un catalán muy próximo a los príncipes: «Mira, en el futuro no sé qué pasará, pero hoy por hoy te aseguro que don Felipe está ¡encoñadísimo!»





EL MUNDO / LA OTRA CRÓNICA / SÁBADO 21 ABRIL 2012

Avatar de Usuario
LOC

Mensajepor LOC » Sab 21 Abr, 2012 5:44 pm

CORINNA ZU SAYN WITTGENSTEIN
LA PRINCESA DE LA QUE TODOS HABLAN

Simpática, culta, vital y muy inteligente. Amante de la caza y aficionada a la navegación. Así es descrita la mujer que participó en el polémico safari africano

ROSALÍA SANCHEZ / Berlín


[imageleft]Imagen[/b][/imageleft]
U
na persona que conoce a la dama de la que todo el mundo habla, la describe a LOC: «Ella es espectacular y sabe cómo agradar. Simpática, culta, vital y sobre todo, muy inteligente. Es la clásica favorita». Se abre la veda para hablar de Corinna zu Sayn-Wittgenstein (47 años), princesa y alteza serenísima gracias a su matrimonio con Casimir (36 años), un miembro de esta aristocrática familia germana con el que se casó en Londres hace 12 años. El hermetismo con el que Alemania ha estado protegiendo la vida privada de Juan Carlos I, rey de España, respetando la estricta discreción impuesta por la familia Sayn-Wittgenstein, ha llegado a su fin de la mano de Bild Zeitung, que se ha lanzado esta semana a contar todos los detalles de la «estrecha relación» entre don Juan Carlos (74 años) y esta princesa nacida en Frankfurt el 19 de enero de 1965.

La dueña del collar de esmeraldas de Aline de Romanones, como publicó Pilar Eyre en LOC el pasado 24 de marzo, es una mujer refinada: «Pero no es cursi. Tiene espíritu de sacrificio. Pero sobre todo es educadísima y una habilidosa de la vida social».

Bild ha calificado de «gran escándalo» la relación que el rey de España mantiene desde hace años con la alemana Corinna zu Sayn-Wittgenstein, «tan estrecha como para que ella le acompañe incluso en sus viajes oficiales al extranjero». Bild relata que la cacería de elefantes no es ni mucho menos la primera ocasión en la que Corinna ha ejercido de acompañante y publica una fotografía tomada en Stuttgart, en febrero de 2006, en la que Corinna recibe honores militares junto al rey Juan Carlos a su llegada a Alemania en un avión de las Fuerzas Armadas. Fuentes de la Zarzuela han explicado a El Mundo que la princesa Corinna no llegó en el viaje junto a Don Juan Carlos, sino que formaba parte de la comitiva de bienvenida. En aquella ocasión, Corinna se mantuvo a escasos centímetros del rey durante todo el viaje y se sentó a su lado como acompañante oficial en la cena de honor celebrada en el Castillo Schöckingen. Fue la primera vez en la que se tuvo conciencia oficial de este favoritismo. En aquella ocasión, la cena no tuvo un feliz desenlace pues tal y como publicó LOC el 20 de marzo de 2010 (la primera vez que se habló de ella en la prensa española), la Justicia alemana investigó el evento -en el que estuvieron presentes buena parte de los presidentes de las empresas que conforman el índice bursátil DAX 30- ya que el anfitrión, Manfred Osterwald, un acaudalado constructor, pasó los gastos, al más puro estilo Urdangarin, a una fundación cultural que él mismo había creado el verano anterior.

El asunto quedó enterrado en un cajón como las fotos que hoy se publican del polémico evento pues por entonces, pocos conocían aquella relación. Hoy, dice Bild, «toda España habla de Corinna». Y se pregunta «¿Cómo soporta doña Sofía (73 años) a don Juan Carlos?» y se llega a sugerir la posibilidad de un divorcio pues la pareja «lleva años siendo solamente una fachada».

A continuación, el diario alemán desglosa la biografía y cualidades de la favorita, «cazadora en safaris en África, amante de la pesca submarrina y es una gran aficionada a la navegación».

Su padre, «Finn Bönning Larsen, de nacionalidad danesa, era el representante de las líneas aéreas brasileñas Varig. Fue una persona respetada y querida en la capital económica de Alemania. Tuvo dos hijos, Sven Erik y Corinna. La madre, Ingrid, sigue viviendo en Frankfurt». Al parecer, el progenitor de la entonces solo plebella, le disgustó que Corinna despuntara de forma precoz en los ambientes más mundanos. Con 25 años se casó con el empresario británico empresario Phillip Atkins, con quien tuvo en 1992 una hija. Según ha podido saber LOC, la relación del antaño matrimonio es buena y juntos asistieron a la graduación de su hija hace apenas dos años. Es buena madre y es frecuente que lleve a sus hijos de vacaciones a lugares paradisíacos con vuelos en avión privado y travesías en yate. El matrimonio con Atkins duró poco. Entonces ella trató de comprometerse con Gert-Rudolf Flick, Muck para los amigos, nieto del fundador de Mercedes que ya había estado casado dos veces. Pero Muck era reacio a volver a pasar por el altar. Fue entonces cuando Corinna conoció a Cassi, Casimir, 11 años más joven.

Se casaron por lo civil en Londres en el año 2000 a pesar de la fuerte oposición de la familia que quería otra cosa para su hijo, noble aunque no demasiado bien pertrechado económicamente. «Él se empeñó porque pensaba que ella tenía dinero y se supone que le hizo creer a Corinna lo mismo». El matrimonio religioso tuvo lugar en 2001, en Salzburgo (Austria). Tuvieron otro hijo. La pareja se divorció en 2005. En la actualidad Cassi sale con Tinsley Mortimer, socialite estadounidense, miembro de una acaudalada familia de Virginia.

Imagen

Corinna con su segundo marido Casimir zu Sayn-Wittgenstein-Berleburg, Cassi diez años más joven, con quien tuvo su segundo hijo y del que toma el título nobiliario. Se divorció en el 2005.

Pero gracias a su matrimonio y especialmente a su relación con Flick, Corinna, ya princesa, estaba ya bien relacionada. En un acto en Nueva York, fue fotografiada junto a John y Laura McCloy, los mejores amigos de Walter Noel, distribuidores de la estafa piramidal urdida por Bernard Madoff. Ya separada le ofrecieron ser representante de Boss&Co para vender cacerías, así o en algún acto benéfico debió conocer al rey de España. Tras la cena de Stuttgart en febrero de 2006, Corinna y el rey fueron fotografiados en la entrega de los premios Laureus en Barcelona. La princesa pertenece al patronato de estos premios del deporte así como otros proyectos benéficos de la mano de otros ricos como el citado Mostert o el sudafricano Johan Rupert.

También se hizo querer por los países árabes. Según publicó el diario digital El Pulso, citando al Middle East Times International, el príncipe Al Waleed, recientemente exonerado de una violación en España, «recibió en 2007 y en su oficina en Riad a la princesa Corinna Zu Sayn-Wittgenstein, como representante del rey Juan Carlos». De ahí su buena relación con el sirio Kayali, secretario del rey Fahd de Arabia y sufragador del safari de Botsuana. El pasado 15 de noviembre de 2011, asistió en Abu Dhabi a una comida organizada por H. H. Sheikha Fatima Bint Mubarak en honor de las primeras damas de los países del sur de África. Dos días antes, el rey había reaparecido en Abu Dhabi después de suspender su agenda tras el estallido del caso Urdangarin.Es difícil precisar el lugar de residencia de la favorita. Unos la llaman la dama del pabellón de invitados de Zarzuela; otros sitúan su residencia en el pueblo de El Pardo. Sin embargo, el domicilio fiscal de su empresa es Mónaco, en un complejo llamado, paradójicamente Estoril, aunque mantiene casa en Londres.

Bild Zeitung no es el único medio alemán que recoge la pérdida de credibilidad del rey a causa de este y otros asuntos. Der Spiegel subraya que «mientras uno de cada cuatro españoles está en paro», la cacería de elefantes «ha abierto una brecha entre el rey y sus súbditos».


EL MUNDO / LA OTRA CRÓNICA / SÁBADO 21 ABRIL 2012

Avatar de Usuario
bat
Pequeño saltamontes
Pequeño saltamontes
Mensajes: 134
Registrado: Vie 30 Mar, 2012 11:13 am

Mensajepor bat » Sab 21 Abr, 2012 9:07 pm

No es princesa.
tampoco tiene estudios.
su ocupación es frecuentar hombres con dinero.

¿a las cenas con esposas de dirigentes arabes iba en calidad de favorita de juan carlos?

Avatar de Usuario
tal pa cual

Mensajepor tal pa cual » Sab 21 Abr, 2012 9:18 pm

bat escribió:No es princesa.
tampoco tiene estudios.
su ocupación es frecuentar hombres con dinero.


lo mismito que el Rey :>D: :grin:

Avatar de Usuario
Invitado

Mensajepor Invitado » Mar 24 Abr, 2012 6:39 pm

    Imagen

[imageleft]Imagen[/imageleft]
Corinna, Corinna


El tema de conversación 'du jour' desde hace unas semanas es la princesa Corinna Zu Sayn Wittgenstein, gran amiga de SM el Rey. Confieso que me hace mucha gracia comprobar cómo se habla de ella ahora, cuando su nombre ha sido algo totalmente 'verboten' y 'pas dévant les domestiques' durante mas de siete años. Yo, por ejemplo, no me atrevía a pronunciarlo en voz alta: lo susurraba, mirando de reojo para ver si había alguien escuchándome.

Hace unos días llegué a un cóctel siniestro para encontrarme a una mujer indignada de que la guapa alemana (née Larsen) siga utilizando el titulo de su ex marido, el príncipe Casimir, cuando lleva un tiempo divorciada de él. Le expliqué que en el extranjero las mujeres pierden sus apellidos de soltera al casarse, añadiendo luego que las plebeyas que se unen a un título o apellido histórico suelen asirse a él para siempre, como si fuera un salvavidas del RMS Titanic.

Grandes ejemplos:

Mona Bismarck (née Strader) siguió utilizando el titulo histórico de su segundo marido, el conde Eddie Bismarck, estando casada con el tercero, Umberto di Martino, un médico napolitano algo hortera, que resultó ser bígamo, para colmo.

Diane von Fürstenberg (née Halfin) siempre utiliza el de su primer marido, el desaparecido príncipe Egon von Fürstenberg, aunque está casada en la actualidad con el magnate norteamericano Barry Diller. Se divorcio de Egon, hermano de la célebre Ira y 'couturier' años antes de que este muriese, por cierto.

Lee Radziwill (née Bouvier), hermana de Jackie Kennedy Onassis, sigue aferrada al dudoso título de su segundo marido, el desaparecido príncipe polaco Stanislas 'Stas' Radziwill, aunque se divorció y se casó con un tercero, del que está separada. Nota curiosa: 'Stas' (se pronuncia 'stash') dejó de ser príncipe cuando se hizo súbdito británico

Beatrice d'Orléans (née Pasquier de Franclieu), aunque vive separada desde hace muchísimos años de su marido Michel d'Orléans, hermano del actual conde de París, uno de los tres pretendientes al trono de Francia, sigue aferrada al Orléans. Los otros pretendientes serían nuestro Luis Alfonso de Borbón y el Príncipe Napoléon.

Y hay muchos casos más. Quizás uno que cito mucho es el de la princesa Salimah Aga Khan, a los que todos llamaban Sally Chrichton-Stuart, noble apellido de su primer marido, cuando se casó con el imán de la secta ismaelita. Dudo de que nadie sepa que su nombre de soltera era Croker-Poole.

Mi abuela, sin ir más lejos, volvió a adoptar el titulo de mi abuelo, su primer marido, después del asesinato del segundo en Paracuellos del Jarama en noviembre de 1936.

Avatar de Usuario
Invitado

Mensajepor Invitado » Mar 24 Abr, 2012 7:53 pm

Imagen

El Rey durante su discurso en la Agencia Saudí de Inversiones Internacionales. ('Empresa Exterior')


LA AMIGA DEL MONARCA FUE A ARABIA SAUDÍ COMO "CONSEJERA ESTRATÉGICA" DE DON JUAN CARLOS
El Rey llevó a la princesa Corinna a un viaje oficial en el mismo avión que la Reina


La princesa alemana Corinna zu Sayn-Wittgenstein acompañó a Don Juan Carlos en un viaje oficial a Arabia Saudí en el mismo avión militar en el que volaron Doña Sofía, dos ministros del Gobierno y representantes de 11 empresas españolas. La amiga del monarca se desplazó en calidad de "consejera estratégica" del jefe del Estado, integrándose en la delegación empresarial que visitó junto a los Reyes la capital saudí, Riad, del 8 al 10 de abril de 2006, según han revelado a El Confidencial fuentes diplomáticas.

Sayn-Wittgenstein, divorciada y madre de dos hijos, ha sido vinculada sentimentalmente con el Rey en los últimos años. La princesa, que adquirió ese título tras su boda con el príncipe Casimir zu Sayn-Wittgenstein Berleburg, del que se separó en 2005, también acompañó hace dos semanas a Don Juan Carlos a la cacería de elefantes en Botsuana, donde el soberano español sufrió una caída de madrugada y se fracturó una cadera.

En su cuarta visita oficial a Arabia Saudí, Don Juan Carlos y Doña Sofía llegaron a Riad el 8 de abril de 2006 en un avión Airbus A-310 de la Fuerza Aérea en el que viajaron, además de la princesa Sayn-Wittgenstein, los entonces ministros de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, y de Industria, José Montilla, así como representantes de 11 grandes empresas españolas, entre ellas Repsol, Cepsa, ACS y Ferrovial. La comitiva fue recibida en la base aérea de la capital por el rey saudí, Abdullah bin Abdulaziz.

El programa oficial de la visita, de tres días de duración, se ajustó al estricto código social de conducta saudí: hombres y mujeres por separado. Los Reyes tuvieron agendas paralelas, y sólo coincidieron, en la última jornada del viaje, en la recepción que ofrecieron a la colonia española en Arabia Saudí. Mientras Doña Sofía visitaba las ruinas de Al Diariyadh o el hospital Príncipe Sultán Abdulaziz y cenaba con la princesa Hassa, Don Juan Carlos compartía mesa y mantel con el rey Abdullah, visitaba la Asamblea Legislativa y pronunciaba un discurso en la sede de la Agencia Saudí de Inversiones Internacionales.


El programa de Corinna


Sayn-Wittgenstein, por el contrario, sí compartió con el Rey algunos de los actos programados exclusivamente para el monarca. La princesa, por ejemplo, acompañó a Don Juan Carlos en su visita a la Agencia Saudí de Inversiones Internacionales (SAGIA, en sus siglas en inglés), donde éste se dirigió a un auditorio compuesto por autoridades y empresarios de ambos países para animar a sus anfitriones a invertir en España. El jefe del Estado, además, alabó los esfuerzos de Arabia Saudí en la lucha contra el terrorismo.

El Rey y la princesa Sayn-Wittgenstein, según las fuentes consultadas por El Confidencial, también mantuvieron un encuentro con el príncipe Alwaleed bin Talal, sobrino del rey Abdullah, presidente de Kingdom Holding Company y uno de los hombres más ricos del mundo, según la revista Forbes. Precisamente el pasado día 8 Don Juan Carlos le envió una carta de felicitación tras el archivo en la Audiencia de Palma de Mallorca de una denuncia por violación presentada contra Alwaleed bin Talal en Ibiza por una joven modelo en el verano de 2008.

Un comunicado de Kingdom Holding Company, el gigantesco conglomerado empresarial presidido por el príncipe Alwaleed, da cuenta de aquella visita: "En abril de 2006 la princesa Corinna acompañó al Rey [Juan] Carlos y a una delegación española a Arabia Saudí, en una visita oficial de Estado, como consejera estratégica de la delegación". La misma nota oficial recuerda, como ya adelantó este diario, que un año más tarde, en 2007, Alwaleed bin Talal recibió en su despacho de Riad a la princesa Corinna en calidad de "representante de Su Majestad el Rey Juan Carlos de España".

Un portavoz oficial de la Casa del Rey reconoció ayer a El Confidencial que la princesa Corinna viajó en el Airbus de la Fuerza Aérea que trasladó a Arabia Saudí a los Reyes y a la delegación empresarial de nuestro país. "Previa solicitud del Gobierno saudí", afirmó, "el Ministerio de Asuntos Exteriores español determinó la incorporación a ese viaje oficial de varios empresarios españoles, así como de tres personas más que asesoraban a SAGIA, entre las que se encontraba la señora Corinna zu Sayn-Witggenstein". El mismo portavoz rechazó que la princesa Corinna viajase en calidad de "asesora estratégica" del monarca.

Avatar de Usuario
Assia
de Melbourne
de Melbourne
Mensajes: 19367
Registrado: Mar 29 Dic, 2015 2:19 am
Flag: Australia

Mensajepor Assia » Mar 24 Abr, 2012 11:05 pm

Nada ocurrira en esta monarquia espanola pese a que no hay 1 cosa mas ridicula que ver a 1 viejo verde ënamorado de 1 joven que podria ser su hija. La Sofi, seguira tragando con tal de ser reina consorte y tener todos los previligios que se le antoje. Y la prensa espanola la seguira llamado eso: La reina es todo 1 senora,ja,jaaaa,eso tambien dice la prensa australiana de 1 ex-esposa de 1 ex-Primer Ministro australiano. Por que son todo ""una senora?"" Por aguantar a 1 borracho que las insultan cuando estan borrachos y les ponen los cuernos constantemente con la humillacion de pasarle por la jeta amantes guapas y jovenes? A mi no me entra eso en la cabeza de esas clases de "SENORAS."

Por otra parte, la prensa espanola que esta vendiendo a los espanoles el cuento de la abdicacion del Rey a favor del Principe mejor "preparao" de Europa,NO CALARA. Juanito no abdicara,le gusta demasiado ser el rey campechano de todos los espanoles, incluyendo a los republicanos que no son monarquicos pero son Juancarlistas y les importa 1 pepino que ese Juan Carlos I, sea 1 viejo verde,escopetero y puton como todos los Borbones.




Volver a “La Casa Real”