Ha muerto Erika Ortiz

Las últimas noticias de la Realeza. Monarquía vs. República
¿Cuánto reinarán Felipe VI y Letizia?


Imagen

Avatar de Usuario
Invitado

Mensajepor Invitado » Jue 08 Feb, 2007 7:32 pm

"Gracias a todos los que se han sentido apenados por la muerte de mi hermana"

Imagen


Érika Ortiz ha sido incinerada tras un responso de 20 minutos | Los Príncipes se dirigieron a la prensa | Sólo han faltado al tanatorio doña Sofía y Telma Ortiz.


Avatar de Usuario
la fama

Mensajepor la fama » Jue 08 Feb, 2007 7:47 pm

En esta historia de famas se ha visto cómo no todos son iguales. Y ojo, no digo ni peores ni mejores porque no quiero juzgar. Mientras que Thelma, Jesus Ortiz, Menchu y Henar se han sentido como peces en el agua en medio de cámaras y protagonismos, la pobre Érika nunca acabó de adaptarse y la situación complicó los problemas personales que arrastraba al margen. Por lo tranto no se puede decir que fuera la fama la que le arrastrara a decidir acabar con su vida pero sin duda que esta movida familiar acabó de rematarla. No es culpa de nadie, es tan solo mala suerte.


Avatar de Usuario
C.N.

Mensajepor C.N. » Jue 08 Feb, 2007 8:03 pm

Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen

Avatar de Usuario
C.N.

Mensajepor C.N. » Jue 08 Feb, 2007 8:08 pm

Antonio Vigo

Imagen

Francisco Rocasolano

Imagen

Letizia y Elena

Imagen

Jesús Ortíz, Ana Togores y Menchu

Imagen

Avatar de Usuario
C.N.

Mensajepor C.N. » Jue 08 Feb, 2007 8:10 pm

Los Prícipes visiblemente emocionados.

Imagen

El coche fúnebre rodeado de médios de comunicación

Imagen

Primer plano de Letizia

Imagen

Avatar de Usuario
C.N.

Mensajepor C.N. » Jue 08 Feb, 2007 8:16 pm

Tras la cremación, los Príncipes se acercaron a los periodistas

Imagen

Avatar de Usuario
C.N.

Mensajepor C.N. » Jue 08 Feb, 2007 8:39 pm

EN VENA

Letizia pierde a su protegida @Paloma Barrientos

Jueves, 08 de febrero de 2007

Imagen

“Érika, con acento en la E”. Así me lo dijo la primera vez que me envió un correo electrónico desde su ordenador de FMR, la revista de arte para la que trabajaba, primero como comercial, y después como responsable de comunicación. Este cargo, según supe después, le venía grande, por lo que lo abandonó tras la boda de su hermana mayor con el Príncipe Felipe. Precisamente, una entrevista suya que apareció a toda pastilla en ¡Hola! y donde explicaba el trabajo que desempeñaba en la editorial fue el motivo de mi desencuentro con la Princesa Letizia. A raíz de ese reportaje en la revista más emblemática de la prensa rosa, la bauticé como “hermanísima”, un apodo que molestó sobremanera a la entonces prometida y que me valió una regañina que siempre he considerado injusta.

Imagen

En cambio, Érika se lo tomó con bastante sentido del humor. Desde ese día sustituí el hermanísima por el erikísima. De hecho, en la fiesta organizada en el Casino de Madrid de la calle Alcalá para presentar en sociedad la renovación de socios de la editorial, se acercó a mí y me saludó con un “Hola, Palomísima, soy Erikísima”. Entonces me explicó el porqué de su aparición en el colorín, que más tenía que ver con inexperiencia que con ansias de protagonismo. A partir de ahí, funcionó la química y creo recordar que nunca más volví a escribir sobre ella, porque se convirtió de nuevo en una persona relativamente anónima. Mirando la hemeroteca, mis únicos comentarios y noticias se han referido exclusivamente a Letizia Ortiz en su calidad de Princesa de Asturias. Nada más.

No es momento ahora de abrir heridas. Érika Ortiz, la pequeña de la casa, era quizás la más sensible, la más bohemia, la menos agraciada físicamente y, puede ser, que la más insegura. Por eso, no sólo era la protegida de sus padres, sino también de sus hermanas, sobre todo de Letizia, antes y después de cambiar su vida y convertirse en miembro de la Familia Real. Esa protección iba más allá de lo meramente fraternal, precisamente porque la mayor de las Ortiz sabía que a veces su hermana se sentía mal por aparecer involuntariamente en las revistas con un novio o un nuevo trabajo. Pensaba que la podía perjudicar y por eso sufría.


Imagen

Por su parte, doña Letizia era consciente del papel tan complejo en el que se encontraba su familia, precisamente por ser ella la Princesa de Asturias. Sabía lo fácil que podía resultar colocar en el disparadero a cualquiera de los suyos a través de ciertas prebendas que, en circunstancias normales, no se darían. Algo así como adorar al santo por la peana. En un principio, Érika se dejó tentar por cantos de sirena, pero como era lista se dio cuenta de que traspasar esa línea era peligroso. Por eso, como el resto de los Ortiz Rocasolano -madre, padre y abuelos- desde hace un tiempo eligió la discreción. Poco se sabía de la supuesta depresión que padecía y, por lo tanto, ahondar en el tema resulta fuera de lugar.

Imagen

En estos momentos, la historia dramática de Érika tiene una sola lectura: la muerte de joven de 31 años con un futuro relativamente prometedor y que deja huérfana a una niña de siete años. Toda la familia, como cualquiera que sufriera ese duro golpe, está destrozada. El impacto ha sido terrible y sobre todo para la Princesa de Asturias, embarazada de seis meses, a la que la noticia de la muerte le ha dejado fuera de juego. Letizia siempre intentó salvaguardar a su hermana de cualquier agresión externa, incluso con la separación de sus padres y más tarde cuando se quedó embarazada de Carlita. Ella siempre se erigió como una madre protectora.

Avatar de Usuario
Invitado

Mensajepor Invitado » Jue 08 Feb, 2007 9:56 pm

:cry: :cry: :cry: :cry: :cry: :cry: :cry: :cry: :cry: :cry: :cry: :cry: :cry: :cry: :cry: :cry: :cry: :cry: :cry: :cry: :cry: :cry: :cry: :cry:
¿¡Porque!?
¡Aguante leticia!

Avatar de Usuario
Invitado

Mensajepor Invitado » Vie 09 Feb, 2007 12:30 am

Imagen

En primer plano, Antonio Vigo, antigua pareja de Erika, bajo la intensa lluvia que caía en Madrid. Detrás, Roberto García, su pareja actual, que no podía contener las lágrimas.

Avatar de Usuario
Elinat

Mensajepor Elinat » Vie 09 Feb, 2007 12:33 am

Anonymous escribió:Erika: “extrañas circunstancias”

Jaime Peñafiel

Hace dos veranos, la abuela materna de Letizia, la inefable Enriqueta, la esposa de Francisco Rocasolano, el entrañable abuelo taxista, que pasaba sus vacaciones en una casa rural de Puerto Béjar, en la serranía salmantina, era ingresada en el Hospital Clínico Universitario de Salamanca.

Como si se hubiese tratado de la abuela real, alguien con muchas ínfulas de cortesano ordenó montar un dispositivo especial en torno a la enferma aquejada de un cólico nefrítico.

A los periodistas, que solicitaban información, se les remitía a La Zarzuela, que declinó dar información por la sencilla razón de que doña Enriqueta no es ni familia real, ni familia del Rey, ni tan siquiera pariente de Su Majestad.

Cuando, en las últimas horas de ayer, se supo de la repentina muerte de Erika, hermana de Letizia, la prensa acudió a la Casa Real, que, ante la avalancha de llamadas, pidió a los informadores “respeto y prudencia”.

Sorprende que la Casa de Su Majestad recomendara tales comportamientos a los periodistas, que, salvo excepciones, saben cómo tienen que comportarse. ¿Respeto? El debido y obligado a una persona que ha muerto sea o no hermana de la consorte.

¿Prudencia? Pienso que un periodista lo que tiene que ser es responsable, pero nunca prudente.

De todas formas no es la Casa Real quien debe facilitar comunicado alguno. No se trata de ninguna persona relacionada a nivel de parentesco con los reyes.

Son don Jesús Ortiz y doña Paloma Rocasolano, los padres de la pobre Erika, más importantes en esta tragedia que Don Juan Carlos y Doña Sofía, quienes, personalmente o por delegación, tienen que informar de las causas de la muerte de su muy amadísima y desgraciada hija.

Además deben hacerlo para evitar que la ausencia de información dé lugar a dolorosas especulaciones, entre ellas el suicidio.

La presencia de la jueza y de la Policía Judicial en el domicilio de Erika, cedido a ella por su hermana Letizia cuando contrajo matrimonio con el Príncipe, y el traslado del cadáver al Instituto Anatómico Forense son pruebas más que elocuentes de que el fallecimiento de la pobre Erika, una muchacha desgraciada casi de la cuna a la sepultura, se debió a algo más que a “extrañas circunstancias”, frase recurrente cuando no se quiere decir o reconocer la verdad.



:blackeye: No puedo comprender como una señor que perdió a una hija se atreva a escribir cosas tan fuertes como


"La pobre Erika, una muchacha desgraciada casi de la cuna a la sepultura, se debió a algo más que a “extrañas circunstancias”

:oops: Tanto resentimiento guarda este señor..o no se acuerda lo que le sucedió a su propia hija? Me pregunto si le hubiera gustado a Peñafiel que alguien comentara públicamente que la hija que él perdió fué desgraciada desde la cuna a la sepultura.
Creo que cada día entiendo menos al ser humano :-k



Pilar Rahola:
"A Jaime Peñafiel se le ha ido la mano"





Avatar de Usuario
*666*

Mensajepor *666* » Vie 09 Feb, 2007 12:55 am

:clap: :clap: :clap: :clap: :clap: :clap: :clap: :clap: :clap: :clap: :clap: :clap: :clap: :clap: :clap: :clap: :clap: :clap: :clap: :clap: :clap: :clap: :clap: :clap: :clap: :clap: :clap: :clap: :clap: :clap: :clap: :clap: :clap:
BIEN POR PILAR RAHOLA

Avatar de Usuario
rahola

Mensajepor rahola » Vie 09 Feb, 2007 12:58 am

Pilar Rahola: "A Jaime Peñafiel se le ha ido la mano"(2)

Avatar de Usuario
videos

Mensajepor videos » Vie 09 Feb, 2007 1:03 am

La Familia Real da su último adiós a Érika


El adios a Erika Ortiz


Manejan hipotesis de suicidio en muerte de Erika Ortiz


La Princesa Letizia, tras muerte de su hermana




Volver a “La Casa Real”