DIANA QUER NO ESTA EN ESTADOS UNIDOS

Cajón de Sastre: Foro para temas variados

Imagen

Avatar de Usuario
Invitado

A la caza de la familia Quer

Mensajepor Invitado » Mié 03 Ene, 2018 10:57 pm

Imagen


A la caza de la familia Quer

La desaparición y asesinato de Diana Quer provocó que su familia se viese envuelta en un reality show en el que airear toda clase de trapos sucios

Manuel Jabois


Las fiestas “con hombres” de su madre enredaron la investigación sobre Diana Quer. También hubo “episodios oscuros” en la familia con gritos de “golfa, perra” del exmarido a su exmujer. La madre de Diana fue vista entrando en una misteriosa “casa azul” junto al lugar en el que apareció el móvil de la chica. Una vecina de los Quer dispone de una información “muy valiosa” y se la ha comentado al alcalde, depositario de esa confidencia que “podría dar un giro” a la investigación. La madre de Diana Quer le dijo a su hija: “Tómate un orfi”. Una vidente anunció que la chica está en A Pobra: “No ha salido nunca de ahí”. SOS Desaparecidos difundió imágenes de ella en Serbia, Croacia y Rumanía; en cada país podría haber cambiar de aspecto. Una grafóloga advirtió de que Diana Quer es inmadura y tiene poca autoestima. Fuma, bebe y anda con chicos peligrosos. Las hermanas discutían con sus padres, se peleaban con ellos y entre ellas. Altercado en una clínica. Posibles malos tratos. Cuando Diana se iba de casa su madre podía estar tres días sin saber nada de ella, pero cuando Diana desapareció, llamó inmediatamente a la Guardia Civil. Su hermana Valeria, de 15 años, se enamoró y se fue de viaje a África. La madre de Diana Quer podría estar liada con el padre de una ex de Paquirrín. En las fiestas de A Pobra, Diana Quer se enrolló con un chico que no conocía. “La vida de lujo de los Quer”, tituló un portal.

En 500 días, el caso Diana Quer ha dado tres grandes noticias: la desaparición de la chica, la aparición de móvil y la detención del principal sospechoso junto al descubrimiento del cadáver de la chica. Sin embargo, la atención ha sido exhaustiva. Sin culpables, toda la atención social se giró bruscamente hacia la familia de la víctima hasta desmenuzar cualquier incidente real o inventado, dando pábulo a toda clase de invitados de excepción que creían tener información relevante. Y convirtió, como se observa en el primer párrafo, su vida en una especie de reality show donde se elucubraba con amores, vacaciones y broncas públicas de unos miembros de la familia convertidos en personaje públicos a causa de una circunstancia dramática. Todo bajo la distorsión de una ausencia, la de Diana Quer, que solía dar un segundo significado a cada titular o información.

Un antiguo amigo de veraneo del matrimonio concluye: “Yo recuerdo cuando en España esa clase de famosos lo eran por acostarse con folclóricas o con toreros. Pero fíjate, que ahora tienen que asesinarte a una hija”. Es el hombre que cuenta algo revelador de los primeros días de la desaparición de Diana Quer. Ocurrió el 31 de agosto de 2016, cuando el padre de la chica dijo una frase de la que se arrepintió esa misma noche, y lo haría muchas más veces en público y en privado. Ese día el juez retiró a su exmujer, Diana López-Pinel, la custodia de su otra hija, Valeria Quer. Habían pasado nueve días de la desaparición de Diana, y su padre recibió la custodia lamentando que llegase “demasiado tarde”. La armonía en público del matrimonio saltó por los aires.

A la desaparición de una chica joven, atractiva y de familia de dinero (Missing White Women Syndrome lo llaman en EE UU; la enorme desproporción de cobertura respecto a otras desapariciones) se le sumaba el ingrediente final para convertir la intimidad de los Quer en un culebrón explosivo. “Ojalá nuestros desaparecidos hubiesen tenido la décima parte de atención que Diana”, le reprocharon amargamente al asesor de comunicación de Juan Carlos Quer, Luis Arroyo, en una reunión auspiciada por Paco Lobatón. Esa atención fue brutal desde el primer día, pero tras romperse la imagen cordial de los padres de Diana Quer en el juzgado sosteniendo una foto de su hija, el interés del público y la reacción mediática no tuvo precedentes.

“Se trata de dos personas que jamás se habían puesto delante de una cámara, que no sabían dónde estaba su hija desde hacía días, que atravesaban un proceso de divorcio larguísimo y traumático. En estado muy nervioso, como se puede imaginar. Y cometieron errores, errores humanos y de comunicación. Quizás tuvieron que tener más comprensión por parte de todos. Cuando aparecían en cualquier parte, subía la audiencia”, cuenta uno de los sostenes esos días de Juan Carlos Quer. Prueba del despiste monumental de su entorno es que cuando el padre de Diana quiso frenar la atención sobre la intimidad de su familia, el abogado, con toda la buena voluntad del mundo, le propuso organizar una multitudinaria rueda de prensa para anunciar que no hablaría más. Por su parte, la madre de Diana, viendo lo que se venía encima, advirtió ese mismo otoño: "A mi hija esto no le parecería nada bien" ya que se empezaban a anteponer temas que nada tenían que ver con la desaparición.

Un año y medio después de publicar que las "fiestas con hombres" de la madre de Diana estaban entorpeciendo la investigación, el mismo medio denunció el show a costa de la chica y pidió responsabilidad a los programas de televisión por su lucha por la audiencia admitiendo todo tipo de tretas y olvidando, decía el editorial, que cuando no se puede decir nada verosímil lo mejor es el silencio.

Avatar de Usuario
Invitado

DIANA QUER NO ESTA EN ESTADOS UNIDOS

Mensajepor Invitado » Dom 07 Ene, 2018 2:58 am

Imagen


Todo se pudre alrededor de El Chicle

La familia del presunto asesino de Diana Quer sufre un brutal acoso mientras algunos de sus miembros reniegan de él

MANUEL JABOIS


El 22 de agosto de 2016 la Guardia Civil emitió una alerta por la desaparición de una chica de 18 años en A Pobra do Caramiñal. El 3 de enero de 2018 una mujer entró en Facebook, vio la foto de una niña de 12 años y le deseó la muerte. Ésta es una historia de odio y de niñas inocentes. Sobre la muerte física y la muerte civil. Sobre un asesino y un asesinato.

Diana no era la más rebelde de las hermanas Quer, dos chicas de 18 y 14 años con los conflictos propios de la adolescencia y del divorcio de sus padres. Su desaparición se produjo en un entorno idílico, el paseo marítimo de Areal en su lugar de veraneo, A Pobra. Por allí sobreviven las ruinas de la discoteca Boomerang, un viejo lugar de culto de los 80 del que se podía salir para bañarse en la playa y volver. Diana Quer se esfumó cerca, a la altura de un restaurante italiano. Era una noche de fiesta grande en un paseo iluminado junto a la playa; Diana vestía un pantalón corto rosa, camiseta blanca, sudadera y zapatillas con cordones. Su casa en Xobre, Monte Curota, domina las vistas del pueblo. Cuando salió el sol y su madre vio que la chica no estaba en su dormitorio, cogió el coche y se dirigió al puesto de la Guardia Civil. Los agentes se desplazaron con ella a casa para iniciar una pequeña investigación que resolviese lo que podría ser una larga noche de fiesta. Pero allí mismo se encendieron las alarmas: nunca había hecho eso, ni hubiera tardado en llegar sin dejar aviso. Se había ido de casa alguna vez, pero siempre tras una gran discusión y un portazo. No era el caso.

24 horas más tarde, la prensa se hizo eco tímidamente de la noticia: “joven madrileña”, “chica de 18 años”, “joven desaparecida”. Es imposible saber qué estaba pasando entonces por la cabeza de José Enrique Abuín, alias El Chicle o Chikilín, vecino de Taragoña (Rianxo) de 41 años, casado y con una hija. Tenía oficios precarios, ilegales en su mayoría; acudía a comer a diario a casa de sus padres. Cerró la temporada de maratones en junio de 2016 con su equipo de Moraña acompañado de su hija, que estaba en el mismo equipo. A principios de julio acudió a las fiestas de San Antonio de Catoira, lugar de origen de su mujer, Rosario Rodríguez; allí el matrimonio se reunió con una de las hermanas de Rosario y su marido, los cuñados que posteriormente, junto a la propia Rosario, le proporcionaron una coartada para la noche de la desaparición de Diana Quer (él les dijo que no tenía nada que ver pero tampoco nada que le exculpase; luego los acabaría amenazando). El sábado 23 de julio, Abuín, su mujer y su hija disfrutaron de un día en Padrón y se fotografiaron en el puente colgante de O Xirimbao. A mediados de agosto, Abuín cubrió de andamios su casa de Taragoña, una llamativa construcción de color verde, para repintarla junto a un amigo. El domingo 21 de agosto le dijo a su mujer sobre las diez de la noche que salía a robar gasoil y entre las dos y las tres de la mañana metió por la fuerza en su coche a una chica de 18 años, Diana Quer y, según una declaración espontánea sin validez judicial cuando dijo dónde estaba el cuerpo, la estranguló al no ser capaz de violarla.

Los niveles de destrucción de un asesinato son masivos. Todo lo que ha quedado estos días en Rianxo es tierra quemada. Un silencio casi funerario después de dos semanas que sus vecinos no podrán olvidar nunca. Bajo ese silencio trata de recomponer su vida la familia de Abuín. Las pintadas en su casa (“Asesinos”, “cómplice”, “Chikilín estás morto”) son la punta del iceberg de un acoso masivo a través de las redes sociales. Comentarios que han llegado a apuntar a su hija, de 12 años, a la que una mujer le desea la muerte para que Abuín pague como está pagando la familia de Diana Quer. Un hombre, al ver la misma foto de la niña, le dejó este mensaje: “Hija de asesino”. Son comentarios respondidos automáticamente por usuarios que reclaman que se deje en paz a la familia. Pese a estas peticiones, también se han compartido fotos de la niña, de su madre y de sus tíos advirtiendo de quiénes se trata. Al sobrino de Abuín, un chico de 19 años, una mujer le escribió: “La misma cara y los mismos dientes”. Otra colgó el comentario: “Sois todos de la misma sangre y éste se parece al asesino”. El chico, que tenía mala relación con su tío, ha pedido la pena de muerte para violadores y asesinos: “Si antes le tenía asco, ahora más”. Decenas de comentarios se han ido repartiendo en las cuentas de cualquier perfil que tuviese relación con El Chicle, y miles de comentarios en el suyo; alguien con acceso a su cuenta ha borrado hilos de más de 2.000 mensajes en los que se podía encontrar toda clase de expresión de odio, especialmente insultos homófobos debido a su estancia en la cárcel.

La fábrica abandonada en la que apareció el cuerpo de Diana Quer, hundido por unos lastres en un pozo de agua dulce, se ha convertido en el altar improvisado a la memoria de la joven. Flores frescas y mensajes de la misma gente que la buscó con ahínco en los últimos días de agosto de 2016. A doscientos metros de los padres de un hombre que, sabiéndose sospechoso del asesinato, y tras ser interrogado y vigilado, volvió a atacar con el mismo procedimiento a una joven parecida físicamente. De ahí que no haya nada cerrado en relación a José Enrique Abuín: se investiga todo. Las consecuencias del asesinato ya transcurren en dos planos paralelos: por un lado la justicia, por el otro el dolor de su familia. Fuera de esos focos, la toxicidad del crimen pudre todo lo que esté cerca de él.

Avatar de Usuario
Invitado

DIANA QUER NO ESTA EN ESTADOS UNIDOS

Mensajepor Invitado » Dom 07 Ene, 2018 3:24 am


dianapinel. Así es como te siento, tan cerca Diana... Como siempre hemos estado y seguiremos estando, no puedo expresar con palabras el dolor que siento dentro de mi, pero me consuela saber que nuestros corazones seguirán latiendo juntos en el mío. Has sido la mejor hija que podía tener y ojalá sientas lo orgullosa que me siento de todo el bien que has hecho a todos los que has tenido alrededor. Tu bondad no tenía límites y seguirá haciendo el bien desde donde estés para que nadie sufra lo que lamentablemente te ha tocado a ti. Pero acuérdate de lo que siempre te dije: Dios te escogió como una de sus mejores guerreras para la batalla más dura. Muchas seguirán viviendo gracias a ti, hay un antes y un después de tu existencia, viniste a cumplir una misión como ángel que eras, seguro que Dios te arropará entre sus brazos como hacía yo aquí en la tierra. Te amo más de lo que jamás pensé que se podría y eso me lo enseñaste tu.

Avatar de Usuario
Invitado

DIANA QUER NO ESTA EN ESTADOS UNIDOS

Mensajepor Invitado » Mar 09 Ene, 2018 8:09 pm

Imagen

El juez desimputa a la mujer de 'El Chicle' por la muerte de Diana Quer

José Enrique Abuín se derrumbó y confesó dónde estaba el cadáver de la joven después de que su esposa Rosario Rodríguez lo dejase sin coartada.

El juez que se ocupa del crimen de Diana Quer ha acordado el sobreseimiento provisional de la imputación de la mujer de 'El Chicle', Rosario Rodríguez, en relación a su implicación en la muerte de la joven "al no existir en el momento actual indicios suficientes" contra ella.

En el auto, al que ha tenido acceso EL ESPAÑOL, se indica que en un primer momento Rosario Rodríguez se situó en la noche del 21 a 22 de agosto de 2016 junto a su esposo en la salida de su domicilio, de lo que se derivaría su posible participación en los ilícitos investigados.

Sin embargo, posteriormente se retractó de las anteriores afirmaciones. En la segunda versión manifestó que permaneció en la vivienda que compartía con el presunto autor del crimen. El juez encuentra "contrastada" esta versión ya que los datos arrojados por su terminal telefónico indican que "permaneció en todo momento en su vivienda situada en el término de Rianxo”.

Finalmente, aclara la resolución judicial, “de los informes médico forense y del Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses remitidos no se desprende la existencia de indicios ni de muestras genéticas que indiquen la participación en el hecho de varias personas".

Para el juez instructor, no existen por tanto en el momento actual indicios de entidad suficiente que apunten a la participación la mujer de El Chicle como autora o cómplice de la muerte de Diana Quer.



Así violó a su cuñada menor de edad: "Me dio 10 segundos para quitarme la ropa"




Volver a “Cajón de Sastre”