BERTONE SERA EL NUEVO PAPA

Cajón de Sastre: Foro para temas variados

Imagen

Avatar de Usuario
Vaticano S.A.

Mensajepor Vaticano S.A. » Jue 31 Oct, 2013 9:21 pm

Imagen


Gianluigi Nuzzi y Enric González o el oscurantismo en el Vaticano

Enric González
Fotografía: Massimo Di Nonno



Gianluigi Nuzzi (Milán, 1969) era un simple periodista de sucesos hasta que hurgó en unas viejas cartas vaticanas. Tirando de ese hilo escribió tres libros, Vaticano, S.A. (2009), Metástasis (2010) y Su Santidad: las cartas secretas de Benedicto XVI (2012), que desvelaron las tramas de corrupción en torno a la sede papal. La maraña de dinero, sexo, mafia y política, unida a tremendas ambiciones personales y a casos de incompetencia extrema, desembocaron durante el papado de Joseph Ratzinger en un callejón sin salida. Quienes denunciaron la situación, bajo seudónimos colectivos como María o Los cuervos, se vieron vindicados por la dimisión del papa y el paulatino afloramiento de la verdad. También el propio Nuzzi, ignorado al principio por la jerarquía católica, pudo demostrar que sus investigaciones reflejaban una situación real. Ahora, tras vender millones de libros, Nuzzi dispone de un programa propio en una de las televisiones de Mediaset, el imperio mediático de Silvio Berlusconi. Esta entrevista se realizó en su oficina de la sede milanesa de Mediaset.

¿Sigue en contacto con María o las demás gargantas profundas?

Sí, un periodista siempre está en contacto con sus informadores.


¿Y qué piensan sobre lo que está sucediendo en el Vaticano? ¿Qué piensan sobre Francisco?

Su reacción es muy positiva. Hay grandes esperanzas porque el ambiente anterior, ese ambiente de intereses y venganzas… Todos se sentían espiados y ahora las cosas están cambiando un poco. Pero esto solo es el comienzo.


¿Solo el comienzo?

Los pasos importantes en la obra de Bergoglio empezaremos a verlos desde ahora. Ya hemos visto algunos: ha hecho nombramientos y gestos importantes, ha hecho que personas que siempre habían trabajado al otro lado del mundo regresaran al Vaticano, intenta llevar a cabo las reformas que Ratzinger había propuesto y luego no pudo realizar. Además del paso significativo que supone distanciarse claramente de Tarsicio Bertone [secretario de Estado y número dos del Vaticano con Benedicto XVI y sustituirle.


¿Por qué Josef Ratzinger aceptó, en cierta forma, someterse a Bertone?

Porque confiaba en él, era un colaborador italiano que se ocupaba de todo lo referente a las relaciones con la política y la administración. A Ratzinger, aun siendo un gran intelectual, un teólogo, le era difícil moverse en lo cotidiano. Pero tuvo intuición para comprender que su Iglesia necesitaba un timonel diferente, más fuerte, y por eso, con enorme refinamiento, dio un paso atrás para que otros también lo diesen. Creo que el gran patrocinador del papa Bergoglio es Ratzinger, aun proviniendo de caminos muy alejados entre sí. Esto, en relación al sentimiento común de la gran necesidad de cambio en la Iglesia, no explica por qué nadie previó a Bergoglio, por qué el papa Ratzinger le dejó una larga carta exponiendo todos los males de la curia romana ni el papel que desempeña Georg Gänswein [secretario personal de Josef Ratzinger, ahora jefe de la Casa Pontificia, que parece ejercer como nexo de unión entre los dos papas. Creo que la Iglesia católica está dando una gran lección política al mundo sobre cómo cambiar. Luego, por supuesto, las personas solemos expresar nuestros deseos a un ritmo más veloz que el de nuestros pasos. En lo que a mí se refiere, me considero afortunado porque en esta contienda he disfrutado de un punto de observación extraordinario.


Imagen


¿Cómo surgió el primer contacto? ¿Cómo empezó la investigación que le llevó a desvelar secretos vaticanos?

La historia viene de lejos. Empezó en 2008. Es una historia de suerte, de confianza, de coraje, de soledad, de hombres, de personas que han arriesgado su propia vida para dar a conocer lo que no funcionaba.


¿De cuántas personas, más o menos, estamos hablando?

De muchas, aunque salvo algunos casos no estén relacionadas entre sí. No nos imaginemos una geometría perfecta en esto, no existe un patrón. Había un gran malestar en el Vaticano, y ese malestar les empujó a realizar gestos heroicos, valerosos.


¿Por qué le eligieron a usted para divulgar información secreta?

Se trató de una coincidencia afortunada, casi la primera surrealista. En aquella época, yo trabajaba para la revista italiana Panorama. El director de la revista habló con un conocido suyo, un actor cómico que interpreta personajes femeninos (lo cual también es curioso), quien le dijo: «Mira, unos amigos míos tienen una historia sobre el Vaticano». El director se reunió con ellos. Eran los herederos de monseñor Renato Dardozzi [muerto en 2003, tras veinte años como consejero de la Secretaría de Estado, que era un poco como el señor Lobo en Pulp Fiction, un hombre que resolvía los problemas embarazosos del Vaticano. Hizo llegar a sus herederos abundante documentación porque quería que se hiciese pública.

Tratándose de un asunto vinculado a la corrupción de la política italiana, y ocupándome yo de ello en aquella época, el director me dijo: «Échales un vistazo a estas cartas a ver si hay algo interesante que pueda servirte». Al principio no les di mucho valor porque se remontaban a los inicios de los años noventa. Después, cuando vi todo el material… Tuve que examinarlo en una casa deshabitada en la que hacía mucho frío. Nunca en mi vida he estado tanto tiempo sentado. Solo me levanté para ir al baño, porque me iban trayendo una carta tras otra. Y al fin me di cuenta de que, por primera vez en la historia del Vaticano, estábamos delante de una filtración de documentos. Del Vaticano jamás salió una carta y ahí, en cambio, teníamos la historia de la corrupción italiana, del blanqueo de dinero en el Instituto para las Obras de la Religión [IOR, el banco del Vaticano, reflejado en cartas del propio IOR. No eran papeles de alguien que estuviera contra la Iglesia católica, no: eran documentos internos. Era algo tan inmenso que al principio no percibí sus dimensiones. Fui haciéndome una idea de su importancia con los días, y también comprendí que para contar lo que había caído en mis manos no bastaba con un número de Panorama. Hacía falta más espacio, el que permite un libro. Estos señores querían vendernos los documentos y exigían que los posibles beneficios que obtuviéramos gracias a ellos fueran donados a beneficencia, por voluntad expresa del difunto monseñor Dardozzi. Finalmente llegamos a un acuerdo. Firmamos un contrato según el cual yo obtenía los documentos para escribir con ellos un libro pero renunciaba a la mitad de los beneficios, que la editorial daría directamente a la Fundación Dardozzi. Esta fundación se dedica a la beneficencia entre la Iglesia pobre: el sacerdote que debe someterse a una operación, las monjas que deben restaurar el convento… A mí me pareció una solución magnífica, porque la denuncia de los males de la Iglesia iba a acabar dando algún dinero a esa misma Iglesia.


Entonces aparece el primer libro, Vaticano, S. A.

Se publicó en mayo de 2009 y tuvo un gran impacto. El libro no recibió demasiada atención en los medios porque incomodaba a la prensa, pero la acogida por parte del público fue muy buena. Vaticano, S. A. permaneció seis o siete meses entre el primer y el segundo puesto en ventas de ensayos, y, sin embargo, se hablaba de él con incomodidad. El cardenal Bagnasco, reformista y responsable de la Conferencia Episcopal italiana, hablando en el Vaticano con varias personas entre las cuales se encontraba una de mis fuentes, comentó: «Este libro no lo admitiremos nunca, pero permitirá la reestructuración de entes que arrojan más sombra que luz». Esta fue su frase, a principios de agosto de 2009. En septiembre de ese mismo año, el entonces presidente del IOR, Angelo Caloia, de quien podríamos decir que tal vez no se metió dinero en el bolsillo pero era cuanto menos miope por lo que respecta a las actividades de blanqueo de dinero negro, fue expulsado. Llegó al IOR Ettore Gotti Tedeschi, un banquero elegido por Bertone con el beneplácito de Benedicto XVI, con la misión de realizar una tarea de saneamiento: debía conseguir que la banca cumpliese los requisitos de la Oficina Europea para la Lucha contra el Fraude) y de todos los organismos internacionales. Entre otras cosas, Gotti Tedeschi era próximo al Opus Dei y exresponsable del Banco Santander en Italia. Creo que Vaticano S. A. aceleró el proceso de cambio, y esto, en el Vaticano, fue interpretado de manera positiva por aquellos que deseaban la reforma. Cuando encontré por primera vez a Paolo Gabriele [mayordomo de Benedicto XVI, luego condenado por filtración de documentos rápidamente sacó a colación el libro.


Imagen


¿Cuál fue el papel de Paolo Gabriele? Era un simple mayordomo laico, alguien sin ningún poder en la curia.

Gabriele quería el bien para su Iglesia, especialmente para su papa. Era un hombre a quien Karol Wojtyla, el papa que le introdujo en el Vaticano, llamaba Paulus. De hecho, tenía una cuenta de correo en el Vaticano denominada paulus@vaticano.va, porque ese era el nombre que Wojtyla le había dado. Cuando Wojtyla le anunció que había sido designado como mayordomo papal, él, que es profundamente religioso, exclamó: «No estoy capacitado», y Juan Pablo II respondió: «No te hemos elegido por lo que sabes hacer, sino por quién eres».


¿Eso dijo Wojtyla?

Sí. Nunca he paseado por el Vaticano con Paolo Gabriele, pero era apreciado por todos y se dirigían a él cuando alguien quería hacer llegar un mensaje a Benedicto XVI al margen de los canales controlados por Bertone y la curia, que habían creado un muro alrededor del papa. Un papa que estaba solo y fue dejado solo. Entonces, él y otros…


¿Él de acuerdo con otros, o él y otros por separado?

De acuerdo y sin acuerdo, él tenía amigos que quedaron impunes. En el Vaticano hubo interrogatorios muy duros sobre estas historias: Paolo Gabriele denunció que estuvo en una celda donde ni siquiera podía extender los brazos. No es precisamente lo que uno espera de la tierra de la misericordia. La iglesia oscurantista está destinada a perder, porque la luz no se apaga, si no que cada vez se hace más fuerte. Yo no estaba seguro de salir con vida de esta historia; quiero decir profesionalmente, no físicamente. Pero creo que lo he conseguido.


¿En algún momento ha pensado: «Mejor dejarlo correr»?

No, porque no puedes hacerlo. Eres tú mismo, reconociendo quién eres, algo que deriva del trabajo y cómo lo haces. Es una necesidad humana, y tu identidad, que proviene de tus orígenes, de tus padres, del ser tú mismo. No podía detenerme. Más que por mí, por otros que arriesgaron más que yo. Yo solo me arriesgaba a quedar empantanado, a no llegar a ninguna parte. El cardenal Bertone se reunió en dos ocasiones con el consejero delegado de Telecom Italia, Franco Bernabè, el propietario de la televisión desde donde yo lanzaba mis ataques contra ciertos ámbitos del Vaticano. Pero Bernabè es un hombre que sabe valorar las cosas y me dejó hacer mi trabajo. Bertone se enfureció porque estaba acostumbrado a dictar a la prensa italiana qué decir y qué no decir. En aquellos días, el TG1 [el telediario de la primera cadena de la RAI, la televisión pública, le hizo una entrevista cuya pregunta más osada fue: «¿Quiere añadir algo más?», mientras que a mí, en el TG1 y el resto de los informativos, me hacían picadillo.


Bertone es un personaje interesante. Incluso cuando mucha gente avisaba al papa de que era un problema, el papa seguía confiando en Bertone.

Creo que sabemos poco sobre cómo fueron las cosas, y muy poco sobre Bertone. A mí me ha gustado mucho una cosa que ha hecho Bergoglio, algo que no ha aparecido en los periódicos. En verano apartó de su puesto a un monseñor que recibía el sobrenombre de Jessica [se refiere a monseñor Francesco Camaldo], e incluso creo que le ha retirado el uso de la casa vaticana de que disponía. Monseñor Jessica fue quien, hace ya muchos años, movió los hilos para que Renato de Predis, delincuente de la banda de la Magliana, fuese enterrado en la iglesia romana de San Apolinar. Este señor responde a su nombre y también al nombre de Jessica. El nuevo papa ya ha hablado del lobby gay. Que un papa diga que en el Vaticano hay un lobby gay es algo devastador.


Ya se sabía.

Sí, pero que lo diga el papa cambia mucho la historia. Porque si lo dice Nuzzi es que «está loco, es un periodista». Pero si lo dice el papa… Monseñor Jessica se encontraba a la derecha del papa Francisco cuando salió por primera vez al balcón de San Pedro y dijo «Buenas tardes»; estaba a la derecha de Ratzinger cuando se asomó tras su nombramiento. ¿Entiendes de qué nivel estamos hablando? Y este papa lo ha echado a patadas. Hace unos meses, antes de la dimisión de Ratzinger, Jessica estaba convencido de que iba a recibir un ascenso. Las cosas están cambiando, y como ciudadano me alegro.


La dimisión de Ratzinger hizo pensar que algo muy grave estaba ocurriendo en el Vaticano.

Ratzinger decía que estaba cansado, se lo comentaba con frecuencia a las diez personas con las que se reunía.


Ya en 2005, cuando fue elegido, se le notaba muy cansado.

Cierto, pero no hasta el punto de no aceptar la elección o dimitir inmediatamente. Cuando renunció, algunos sectores del Vaticano temieron que fuese una operación orquestada. ¿Cuál era el temor? Que él se hubiese sentido inclinado a renunciar, teniendo en mente la idea de apropiarse del cónclave para así poder nombrar a otro papa. Rápidamente se comprendió que las cosas no eran así. En este punto es muy significativa la posición de la comunidad de cardenales estadounidenses, un grupo que siempre ha estado alejado de la curia: iban de paseo con su autocar, ofrecían sus propias ruedas de prensa, contradecían a la curia romana… Y creo que esta vez desempeñaron un papel, seguramente para bloquear a uno de los favoritos, un brasileño [el cardenal Odilo Pedro Scherer], porque representaba la regresión. Bertone lo asumió, y también él votó a Bergoglio.


Imagen


Da la sensación de que había un plan muy bien tramado: el silencio sobre Bergoglio antes del cónclave, la rapidez con que fue elegido… Los cardenales, o al menos una gran parte de ellos, ¿tenían ya una idea al encerrarse en la Capilla Sixtina?

Tenga en cuenta que Carlo Maria Viganò [un monseñor que intentó atajar la corrupción como secretario del Gobierno Vaticano, y fue destituido por Bertone, tras ser apartado, fue enviado como nuncio a Washington. Ese fue un gran error de Bertone, porque permitió a Viganò entrar en contacto directo con unos cardenales renovadores. Supongo que, antes o después, Viganò volverá a Italia.


Con 72 años, para el Vaticano es un hombre relativamente joven.

Sí, joven, sí. Le han hecho pasar por loco, porque también, yendo un poco más adelante en la historia, hubo sectores que adoptaron posiciones oscurantistas y medievales: Nuzzi no debe tener acceso al cónclave (no me concedieron acreditación), Viganò estaba loco, Gotti Tedeschi tuvo que someterse a un reconocimiento psiquiátrico porque él también era «raro»; a Paolo Gabriele también le hicieron pasar un reconocimiento porque era una persona «inestable».


Una actitud muy soviética, ¿no?

Soviética… y tan perjudicial para el denunciado como para el denunciante. Porque si has colocado a una persona inestable al lado del papa, significa que no sabes valorar a las personas. Si ahora es inestable, antes también lo era, ¿cómo pudiste no darte cuenta?


¿Cuánto poder tiene aún el oscurantismo en el Vaticano?

Mucho. Tanto, que Angelo Sodano [decano del colegio cardenalicio y secretario de Estado bajo Juan Pablo II llegó a un acuerdo con Bertone para afrontar el asunto. El problema no consiste solamente en Bertone. La Iglesia, o, mejor dicho, el Vaticano, ¿debe ser la representación de la iglesia italiana, o de la iglesia del mundo? Dado que la mayoría de los católicos ya no están en Europa, sino en África y otros países, es necesario replantearse también la geometría de las representaciones. Ratzinger habría querido hacerlo. Por otra parte, nos encontramos con hornadas de bertonianos ya que él colocaba a sus hombres, italianos, en los puestos más altos. Cuando saltó el escándalo, La Croix, el respetado periódico católico francés, afirmó: «Todos los protagonistas son italianos». Y esto multiplicó las dificultades de Bertone, porque empezaron a llover críticas, críticas que no provenían de otros italianos. Mientras las críticas eran de los italianos, Ratzinger lo consideró un conflicto entre italianos. Pero también se quejaron de Bertone ante el papa personalidades como el cardenal austríaco Christoph Schoenborn. Ratzinger se vio ante un gran dilema, porque no veía posible renunciar a Bertone; para él, eso habría supuesto hipotecar el Pontificado y abrir la puerta a algo que el anterior papa siempre ha temido: la fragmentación de la Iglesia. Si te fijas en Ratzinger, más allá de las muy conservadoras posiciones que ha defendido, siempre se ha esforzado en mantener a la Iglesia unida. Ese fue el caso con los Legionarios de Cristo [cuyo fundador, el sacerdote mexicano Marcial Maciel, fue condenado eclesiásticamente por abusos a menores. Colocó a Velasio de Paolis como comisario y le dijo: «Ponte de acuerdo con las víctimas, pero no investiguemos demasiado». No fue porque quisiera evitar un escándalo, sino porque quería evitar la dispersión de los Legionarios. Con los lefebrevianos, más allá de los incidentes y los errores que Bertone y otros hicieron cometer al papa, ocurrió algo parecido. Si un papa no es un comunicador, y Ratzinger no era un gran comunicador, debes ayudarle más en eso que en cualquier otra cosa, no puedes dejar que se exponga al ridículo.


¿Bertone representaba la unidad en el Vaticano? El catolicismo es mucho más grande que Bertone, un hombre no especialmente brillante.

Bertone llegó a tener a todo el mundo en contra. El único que ha alcanzado su nivel es Berlusconi, en el sentido de que, políticamente, ha conseguido que todos se uniesen en su contra en un cierto momento. El cuerpo diplomático vaticano, el Opus Dei, los focolari… Todos contra Bertone, porque era un hombre inadecuado, cuanto menos. Con Bertone no me tomaría ya no digo un café, ni siquiera un vaso de agua. Bertone debería repugnar y ofender a cualquier hombre honrado.


Cuando al fin fue forzado a abandonar, denunció una conspiración en su contra.

Cierto, porque quería irse con la cabeza alta. Los presuntos conspiradores eran tan malvados que lograron que fuera elegido un papa excelente [Francisco y él tuvo que marcharse. Si él era el bueno, no se entiende por qué el nuevo papa no quiso mantenerle a su lado. Bergoglio fue bastante duro con él.


La desaparición de Bertone fue casi inmediata.

Francisco le aisló desde el primer momento, y después, parece, le dijo: «O te vas, o te echo». Eso es lo que me han asegurado, pero no tengo la certeza.


Imagen


Hablando de cuestiones económicas, ¿qué puede hacerse con el eternamente conflictivo IOR?

El IOR no debe cerrarse, sería un error. Creo que deben unificarse todas las cuentas bajo una única estructura, crear mecanismos de transparencia y echar a cierta gente, como está haciendo Francisco: ha despedido al director y al vicedirector del IOR, y a personajes como Paolo Mennini, hijo del excolaborador de Paul Marcinkus. Juan Pablo II no quiso cambiar nada tras el escándalo del Banco Ambrosiano y el descubrimiento de la relación entre el IOR y la mafia. Marcinkus dejó de ser presidente del IOR en 1989, pero no salió del Vaticano hasta 1996. Permaneció allí siete años más, y no precisamente jugando a cartas. Paolo Gabriele me dijo: «Marcinkus era un hombre muy generoso, en el Vaticano todos le querían. Daba de beber a los obreros cuando trabajaban». En una monarquía absolutista se valoran esos gestos, y por ello alguien como Paolo hablaba positivamente de Marcinkus. Volviendo al IOR, hay que acabar con el sistema que ha prevalecido desde la posguerra hasta hoy, el sistema CIA-Democracia cristiana-crimen organizado, un sistema diseñado para canalizar dólares hacia Italia para luchar contra el comunismo, luego utilizado por la mafia o para financiar el sindicato polaco Solidaridad. No viene al caso, pero el padre de Marcinkus era uno de los chóferes de Al Capone. Wojtyla protegió el sistema. Después de Marcinkus llegó monseñor Donato de Bonis, que acogió las cuentas secretas de la política italiana. Ettore Gotti Tedeschi intentó cambiar las cosas y le echaron. Fue acusado de ladrón y el hombre cayó en la paranoia, sufrió un daño enorme.


¿Debe el IOR permanecer en el Vaticano, o debe trasladarse físicamente al exterior?

Dentro está bien. Es un problema de normas y de hombres. ¿Por qué no debería el Vaticano tener un banco?


No me refiero a su propiedad, sino al emplazamiento físico.

Sí, debería salir de ese torreón medieval, es un símbolo oscuro.


Después de tres libros, ¿su trabajo ha terminado?

No lo sé.


¿Aún queda material?

Sí, pero no tengo una fijación; estoy satisfecho.


Como especialista en sucesos, ¿por qué Italia es tan prolífica en misterios policiales y asuntos que nunca se resuelven?

Italia es el único país donde han nacido y crecido varias formas de crimen organizado que han sido exportadas al resto del mundo. Ningún otro país en el mundo tiene la mafia siciliana, la ‘ndrangheta calabresa, la camorra napolitana, la sacra corona unita apuliense… Esto ante todo. En segundo lugar, Italia es una república muy joven, y ha vivido épocas de fuertes tensiones sociales. No solo ha sufrido el crimen organizado, también el terrorismo de derechas y el de izquierda. Y, además, es el país donde está el Vaticano, un elemento positivo pero condicionante. Durante un tiempo, el Vaticano tuvo una enorme influencia electoral; hoy el voto católico se ha disgregado. También hay que tener en cuenta que es un país muy diverso. En Bolzano [norte te encuentras a la ancianita que se enfada con el guardia urbano porque hay un poco de hielo en la acera. Si en Bolzano aparcas en las áreas reservadas a los discapacitados, toda la ciudad te retira el saludo, les eres ajeno, no formas parte de ellos. En Nápoles ocurre lo contrario. Yo soy medio napolitano y medio trentino, y conozco ambas realidades. Incluso España es más homogénea. En nuestro país, un siciliano y un friulano no se entienden cuando hablan. Y, finalmente, tenemos una tasa de corrupción muy alta. Hablo en general e incluyo como microcriminalidad la evasión fiscal, popularmente tolerada.


Imagen

BOIRA_A
En tratamiento
En tratamiento
Mensajes: 1041
Registrado: Dom 15 Ene, 2012 1:41 pm

Mensajepor BOIRA_A » Mié 06 Nov, 2013 2:20 pm

Buen reportaje Gracias
[font=Comic Sans MS][/font]

Avatar de Usuario
Invitado

Mensajepor Invitado » Mar 12 Nov, 2013 10:13 pm

Trabaja en una Encíclica sobre el Medio Ambiente como Al Gore


Imagen


El Papa recibió a Pino Solanas para hablar de medio ambiente

El Pontífice posó con remeras con las inscripciones: “El agua vale más que el oro” y “No al fracking”.

[imageleft]Imagen[/i][/left]
El diputado nacional y reciente senador electo por UNEN, Fernando “Pino” Solanas, fue recibido por el papa Francisco en el Vaticano.

El director y político le llevó inquietudes sobre lo que denomina “delitos ambientales”, entre los que se encuentra principalmente el acuerdo que realizó el Gobierno con Chevron, “el cual representa el mayor desastre ambiental en el Amazonas”, sentenció Solanas.

“Tuvimos un diálogo extenso y profundo sobre el daño ambiental que se está produciendo en nuestro país y en el mundo. El papa Francisco me reveló que está trabajando una gran Encíclica sobre el Medio Ambiente”, continuó el político.

“Fue un encuentro de una enorme cordialidad, donde le conté al Papa la experiencia de UNEN para trabajar por la unidad nacional y eso derivo en la necesidad de resolver los grandes temas internacionales y trabajar por la unidad latinoamericana, nuestra Patria Grande”, finalizó Solanas.

En las fotos se lo vio al Pontífice posando junto al diputado con remeras con los mensajes: “El agua vale más que el oro” y “No al fracking”.

En el encuentro con su el papa Francisco, también estuvieron presentes: Juan Pablo Olsson (Proyecto Sur CABA) y el fiscal especialista en delitos ambientales, Gustavo Gómez.



Avatar de Usuario
Invitado

Mensajepor Invitado » Dom 24 Nov, 2013 10:42 pm

Imagen

el nuevo papamovil

Avatar de Usuario
Invitado

Mensajepor Invitado » Vie 29 Nov, 2013 6:05 pm



entrevista al Papa Francisco por Pino Solanas
El senador electo por Proyecto Sur-UNEN, Fernando "PIno" Solanas le realizó una entrevista exclusiva al Papa Francisco durante la visita que le realizara al Sumo Pontífice el 8 de noviembre pasado.

En el reportaje, el Papa aborda temas como el medio ambiente y la juventud.
Solanas manifestó que "Entre las principales preocupaciones de Papa Francisco, además de la paz y el medio ambiente, figura la de impedir que nuestra civilización corra detrás del dinero sin importarle las consecuencias que esto tiene para las generaciones futuras"

Avatar de Usuario
Invitado

Mensajepor Invitado » Dom 01 Dic, 2013 2:46 am

Imagen

El párroco Jesús Calvo considera “escandalosa” la presencia de judíos en templos católicos y defiende la desobediencia al Papa si se aleja de la tradición

Asegura que el Derecho Canónico contempla la desobediencia al Papa si es en bien de la Iglesia

El párroco leonés Jesús Calvo ha calificado de “escandalosa” la presencia de judíos en la catedral de Buenos Aires durante una liturgia conjunta celebrada con sacerdotes católicos coincidiendo con el aniversario de la ‘Noche de los cristales rotos’ que tuvo lugar en Berlín entre el 9 y el 10 de noviembre de 1938. Durante el citado acto, católicos argentinos protestaron con rezos contra lo que consideraban un acto herético y una intromisión de los judíos en la Iglesia. Fueron expulsados de la catedral bonaerense, mientras que los judíos, negadores en esencia de Jesús, permanecieron en ella.

Durante una entrevista el pasado jueves en ‘La Ratonera’ criticó la actitud de la curia argentina y volvió a denunciar la influencia de la masonería en el Papado de Francisco I: “Ellos tienen acceso a nuestras parroquias y en cambio nosotros no podemos entrar en sus sinagogas ni en sus mezquitas, porque nos cortarían el cuello. Lo malo de estos escándalos es que ya no nos escandalizamos, y eso es lo más grave”, dijo.

-El Papa ha dicho que renuncia a cualquier pretensión de convertir a los judíos. ¿Qué cree que induce a la Iglesia a mantener una actitud tan entreguista con los enemigos de nuestra fe?

Ese minarnos por dentro de la masonería está influyendo tanto sobre los últimos Papas que así estamos, sin autoridad, porque todo lo que es autoridad ellos le llaman integrismo, cuando la verdad, o es íntegra o no es verdad.

El Papa ha renunciado a evangelizar a los judíos mientras que Jesús nos dijo: Id por todo el mundo y predicad a todas las gentes. No a una nación, ni a un continente, ni a una raza, ya que católico significa universal y la salvación es universal para todos, porque todos los seres humanos tenemos la misma naturaleza, las mismas tendencias, las mismas necesidades. El mensaje de Cristo es útil para todas las razas, para todos los temperamentos y para todas las naciones. Por tanto, renunciar a eso es una forma de apostasía.

Imagen El Padre Jesús Calvo recorre en bicicleta las calles leonesas de para tomar nota de las necesidades de sus parroquianos

-¿Le sorprende esa fascinación de Francisco I por los judíos?

Éste y los anteriores Papas fueron íntimos amigos de los judíos. Juan Pablo II protagonizó una de esas tonterías teatrales tan suyas al introducir unos papelitos en el muro de las lamentaciones. Son cosas contradictorias que causan perplejidad a los católicos. Este Papa no sólo es amigo de los judíos, sino que los llama “hermanos separados”. Si son hermanos, ¿por qué entonces están separados? y si están separados, ¿por qué son hermanos? Es un absurdo propio del modernismo, que consiste en poner una vela a Dios y otra al diablo. Nadie puede servir a dos señores.

Durante la liturgia del Viernes Santo se pide por la Iglesia, por la conversión de los infieles y antes se pedía también por la conversión de los “pérfidos judíos”. Han quitado lo de los “pérfidos judíos” y yo sigo diciendo por la “perfiria judía”. Algunos feligreses me preguntan: “¿Usted por qué dice eso de la perfiria judía, para que se conviertan los judíos o para insultarles? Les respondo que por las dos cosas.

En otro momento de la entrevista, el Padre Jesús Calvo cuestionó la autoridad moral del Papa Francisco I e instó a los católicos a desobedecerle cuando vaya en contra de los principios tradicionales, que considera dogmas de fe. “Puede haber un Papado material, cuya elección haya cumplido todos los requisitos materiales, pero no un Papado moral. Si ese Papado se aparta de la realidad, no hay que obedecerlo, como ya dijo Santo Tomás de Aquino. Toda autoridad, llámese civil o eclesiástica, si no cumple con su deber y atenta contra sus propios deberes, bien sea por traición, por desinformación, por cobardía o por diplomacia, pierde la jurisdicción moral y, por consiguiente, no se puede obedecer lo mal mandado. Ningún Papa puede ir en contra de lo ya definido”.

Sobre esa misma cuestión, el párroco castellano-leonés aseguró que el Derecho Canónico contempla la desobediencia al Papa si es en bien de la Iglesia y se refirió en este sentido a la “falsa excomunión” de monseñor Lefevre, “por no obedecer ninguna herejía ni lo mal mandado”.

-¿Qué deben hacer entonces los católicos coherentes con su fe?

Seguir la tradición de siempre, las convicciones de siempre y aunque nos digan que dos y dos con cinco, defender que dos y dos son cuatro, diga lo que diga quien sea. El elemento humano no es objeto siempre de absoluta obediencia. Ya lo dijo Jesucristo: “El que persevere hasta el final, se salvará”. O como dijo San Pedro: “ser firmes en la fe”.

20 de Noviembre

El párroco Jesús Calvo habló también sobre la ceremonia religiosa celebrada en la capital leonesa, que él presidió, coincidiendo con el aniversario de la muerte de Francisco Franco el 20 de noviembre. Subrayó la presencia de más gente cada año y calificó la del 20-N como “una fecha religiosa que, además de servir de reafirmación de nuestra fe, nos devolvió el Reinado de Cristo social en nosotros gracias a la fe de los mártires y de nuestros combatientes”. “Es una fecha histórica, una Cruzada religiosa, ya que la religión fue lo que hizo que la sociedad española se levantara, manteniéndola católica. Franco dijo que si no era desde el punto de vista católico y religioso, aquella guerra no tendría sentido. Inmediatamente fue cuando Pío XII lo llamó a Roma para condecorarle con la Cruz de los Caballeros de las Milicias de Jesucisto y le dijo que era el estadista predilecto dentro de los estadistas cristianos. Que los ignorantes de la historia no anden buscándoles cien pies al gato intentando demostrar que aquello fue una pelea de gallos. Se salvó la tradición del catolicismo en España después de veinte siglos, igual que echamos a los franceses en la guerra de la Independencia y lo mismo que echamos a los moros”, manifestó.

Subrayó también la ausencia de incidentes en el exterior del templo, al contrario de lo sucedido en algunas parroquias españolas. “Hace unos 12 años, unos mangantes nos insultaron. Desde entonces no han vuelto. Hasta los izquierdistas están desengañados”, señaló.

Por último, Jesús Calvo apeló a la unidad de los españoles. “Sin unidad, las aguas se desbordan y lejos de regar anegan los campos y los destruyen. La potencia de España está en lo que Franco hizo, que conocía muy bien nuestro temperamento. Somos talentosos y valemos para casi todo, pero necesitamos una mano dura y firme que nos encauce por un canal para que el agua, en vez de anegar, riegue. Sin autoridad firme no puede haber Justicia ni verdadera paz.

Avatar de Usuario
Invitado

Mensajepor Invitado » Sab 07 Dic, 2013 11:00 pm

Imagen


El desconcierto cósmico provocado por el Papa Francisco

● El desconcierto del 'ABC' frente a la exhortación apostólica Evangelii Gaudium del Papa Francisco es de proporciones bíblicas.

● Si el catolicismo no es una ideología con vocación de universalidad e integralidad, ¿entonces qué es? ¿Una guía de buena conducta?

● Los que se han llevado la peor parte con el nombramiento del Papa Francisco son los católicos liberales, que haberlos haylos.


Cristian Campos



Cada vez que se publica una nueva ocurrencia del Papa Francisco acudo raudo al ABC. Su desconcierto (el del ABC) frente a la exhortación apostólica Evangelii Gaudium es cósmico. Ya no sé si admirarles la flema, la inocencia o las tragaderas. Me pregunto a través de qué ignoto razonamiento intelectual había llegado esta buena gente a la conclusión de que el catolicismo, el comunismo y el conservadurismo beato de derechas eran cosas diferentes.

Navegando por sus páginas (las del ABC) me cruzo también, como quien se encuentra con un billete de cincuenta euros abandonado en medio de la calle, con el término fieles laicos. Ahí, ahí, con un par de oxímoron. Deduzco que un fiel laico es alguien que cree en su dios y observa sus dogmas a la vez que defiende la separación Iglesia-Estado. ¿Y dónde viven esos míticos fieles laicos? ¿Comparten cueva con los musulmanes moderados y el yeti, quizá?

A mí que no me vengan con moderneces: si el catolicismo no es una ideología con vocación de universalidad e integralidad, ¿entonces qué es? ¿Un uso? ¿Una costumbre? ¿Un consejo de belleza interior? Con las religiones ocurre lo mismo que con las monarquías: lo ideal sería su desaparición, pero puestas a existir, que existan con todas las de la ley y cumpliendo su papel a rajatabla. ¿Qué es ese capricho ornitorrinco de los Papas jesuitas y de los Príncipes de Asturias casados con la presentadora de La Teletienda?


    El refugio natural de un creyente liberal es el protestantismo. O el judaísmo.

Pero los que se llevan la peor parte en esta fiesta son los católicos liberales. Ya lo dice Jose I. López en su Twitter: "El Papa confirma lo que llevo pensando mucho tiempo: que para ser católico y liberal hay que hacer unos malabarismos de la leche. Y aun así". Hombre, como que el refugio natural de un creyente liberal es el protestantismo. O el judaísmo. Ser liberal y acabar en el catolicismo es lo peor que te puede pasar en esta vida: un día u otro te cae en suerte un Papa argentino y ahí sí que no hay dios que le ponga remedio a tus penas.

"Para la economía y los mercados la solidaridad es casi una palabrota", ha dicho el Papa Francisco. Pues nos ha fastidiado: como que lo es. Al menos tal y como la entiende la Iglesia. Y remata: "La Doctrina Social de la Iglesia no tolera que los beneficios sean de quien produce y la cuestión social se deje al Estado y a las acciones de asistencia y voluntariado". Y si los beneficios no son para quien los produce, ¿para qué querría nadie producir, entonces? Y si de la solidaridad también se encargan las empresas, ¿para qué necesitamos a la Iglesia?

Me pregunto cuál es la alternativa a "la economía", por cierto. ¿La autarquía? ¿La limosna? ¿El crowdfunding misionero? ¿Cuál es en definitiva el modelo social del Papa? ¿La izquierda peronista? ¿La turbamulta tribal? ¿La utopía?


    Si yo fuera católico y viviera en el mundo occidental me daría de baja del catolicismo a la velocidad de la luz.

Tiene narices, además, que un individuo que cree en un ser superior omnipotente y omnisciente rechace la idea de la mano invisible del mercado. ¡No me chilles que no te veo le dijo el ciego al sordo!

Si yo fuera católico y viviera en el mundo civilizado, es decir en el occidental, me daría de baja del catolicismo a la velocidad de la luz. El Papa Francisco es joven y este giro hacia el tercermundismo y el posmodernismo más retrógrado puede durar décadas y acabar con la paciencia del más dispuesto. La deriva hacia la inanidad de la Iglesia solo la cura una lectura intensiva de El asedio a la modernidad de Juan José Sebreli. O de Retorno a Brideshead, que aún a día de hoy sigue siendo uno de los pocos libros (novela, en realidad, es decir un sucedáneo de libro) que habla del catolicismo de una forma que puede resultarle atractiva a un ateo liberal, con su nostalgia por la era dorada de la aristocracia británica, su nada disimulado elitismo y su rechazo radical del igualitarismo.

Mención aparte para ese ramalazo 15-M del nuevo Papa cuando pide "mecanismos de participación de los fieles" en los asuntos eclesiásticos. ¿Pero el jefe no es él? ¿A quién le está pidiendo entonces que ponga en marcha esos mecanismos de participación? ¡Que coordine, hombre, que coordine!

Lo que no se le puede negar al Papa Francisco es visión de futuro. Si la Iglesia tiene algún porvenir este no está desde luego en el mundo anglosajón, que con la Reforma del siglo XVI ya superó esa fase infantil de la religión que es el catolicismo. Y digo infantil porque en vista del estado actual de las naciones protestantes en comparación con el de las católicas, queda meridianamente claro que el protestantismo es una forma de cristianismo altamente evolucionada y mucho más eficiente (y efectiva) que el catolicismo.

El futuro de la Iglesia tampoco está por supuesto en las naciones emergentes asiáticas, con sus cocientes intelectuales diez y quince puntos superiores a los europeos. Ni en la beata y muy progresista Europa del Sur, cuya decadencia se puede masticar a dos carrillos.

De tenerlo, el futuro de la Iglesia está en Sudamérica (especialmente en Brasil) y en África.

Si me lo dicen hace veinte años, habría creído que era un chiste: "Dentro de veinte años nombrarán Papa a un cardenal jesuita argentino comunista que le disputará el control ideológico de los continentes africano y sudamericano al totalitarismo liberal chino". Se avecinan tiempos interesantes.



Avatar de Usuario
Invitado

Mensajepor Invitado » Dom 08 Dic, 2013 1:07 am



Julio Anguita opina sobre el Papa Francisco

Avatar de Usuario
Invitado

Mensajepor Invitado » Mié 11 Dic, 2013 4:32 pm

Imagen

La revista Time ha elegido al papa Francisco como persona del año 2013

"En sus nueve meses en el puesto, se ha colocado en el centro de las conversaciones capitales de nuestro tiempo: sobre riqueza y pobreza, ecuanimidad y justicia, transparencia, modernidad, globalización, el papel de la mujer, la naturaleza del matrimonio, las tentaciones del poder", dice la editora de la revista, Nancy Gibbs, en un artículo en la edición digital en el que explica los motivos de la elección.

"En menos de un año, ha hecho algo destacable: no ha cambiado la letra, pero ha cambiado la música" de la Iglesia Católica, añade la revista, que calificó en su día a Francisco como "el papa del pueblo".

El jesuita argentino Jorge Mario Bergoglio, de 76 años, arzobispo de Buenos Aires, fue elegido el 14 de marzo como la nueva cabeza de la Iglesia católica, en una elección rápida e inesperada. Se trata del primer latinoamericano y el primer jesuita en la historia del papado.

Desde entonces, el papa ha reformado la banca vaticana, ha endurecido el código penal vaticano, ha creado una comisión contra la pederastia y se ha manifestado en varias ocasiones en contra de un sistema económico que ha calificado de injusto.

http://www.rtve.es/noticias/20131211/pa ... 7286.shtml

Avatar de Usuario
Invitado

Mensajepor Invitado » Lun 13 Ene, 2014 12:53 am

Imagen

El papa Francisco bautiza en La Sixtina a la hija de una pareja casada por lo civil y al hijo de una madre soltera

El padre explicó que "hubo un pequeño problema" porque no estaban El papa Francisco bautizó el domingo en el Vaticano, en la Capilla Sixtina, a 32 niños, incluyendo a la hija de una pareja que solamente contrajo matrimonio civil, así como al hijo de una madre soltera.

En 1989, en el día en el que la Iglesia católica recuerda el bautismo de Jesús, Juan Pablo II comenzó a bautizar a algunos niños y la tradición continuó después celebrándose en la Capilla Sixtina.

Hoy fue el primer bautizo de Jorge Bergoglio como pontífice, quien en una breve e improvisada homilía recordó a los padres católicos que son ellos los encargados de transmitir la fe.

"Sois vosotros los que tenéis el deber de transmitir la fe a estos niños. Es la herencia más bella que les podéis dejar", dijo el pontífice argentino.

En su homilía, el papa explicó que Jesús no tenía la necesidad de ser bautizado, "pero que los primeros teólogos explicaron que este bautismo fue para que todas las aguas tuvieran el poder de bautizar" y agregó que "el Señor antes de salir a los cielos nos invitó a marchar por todo el mundo y bautizar".

Por ello, agregó que desde el día de su bautismo comenzó "una cadena que nunca se ha roto" y que los niños hoy bautizados son "anillos de esta cadena".

En una Capilla Sixtina en la que resonaron continuamente los llantos de los niños, el papa aseguró que estos eran "el coro más bonito" de la celebración.

"Algunos llorarán porque están incómodos o tienen hambre", dijo Bergoglio, que invitó a las madres a dar de comer a los pequeños si estos tenían hambre.

"¡Tranquilas! Dadles de comer, que hoy ellos son los protagonistas", exclamó.

Entre los niños bautizados hoy había dos pequeñas llamadas "Francesca" y otras dos que lo llevaban como segundo nombre, pero ningún "Francesco" entre los varones.

Como se lleva haciendo desde hace algunos años, el rito se celebró en una de las paredes laterales de la capilla Sixtina y no en el altar central, para "no alterar" y poder disfrutar mejor de los frescos que representan el Juicio Final que pintó el polifacético artista del Renacimiento Miguel Angel Buonarotti.

Mientras que en el momento de la eucaristía, el papa se dirigió al altar central y ofició este paso de la misa de espaldas a los fieles.

Entre los 32 niños bautizados hoy en la imponente capilla Sixtina estaba Giulia, una niña de siete meses, hija de una pareja italiana casada por lo civil.

Que los padres no estén casados por la Iglesia no ha sido un problema para el papa argentino que accedió a bautizar a la pequeña el pasado 25 de septiembre, cuando ellos mismos se lo pidieron durante la audiencia general de los miércoles.

El padre, Ivan Scardia, y la madre, Nicoletta Franco, son ambos militares en la localidad toscana de Grosseto (centro) y tienen otra hija, Giorgia, de cinco años.

Scardia explicó a los medios italianos que hubo "un pequeño problema" al inicio cuando se enviaron los documentos al Vaticano y se supo que no estaban casado por la Iglesia, pero "que se resolvió" rápidamente.

El pasado miércoles, durante su catequesis en ocasión de la audiencia general, el papa precisó que el Bautismo "no es una formalidad" y "que no es lo mismo un niño o una persona bautizada que una que no lo está".

En otro de sus mensajes, el papa había pedido que no se cerrarán nunca las puertas de la Iglesia y se impidiese por ejemplo, por cualquier circunstancia, negar el bautismo a un niño.

No es la primera vez que el papa entra en la Sixtina tras su elección, ya que el día después, el 14 de marzo, ofició rodeado de los frescos de Miguel Ángel una misa con el resto de cardenales que participaron en el cónclave.

http://www.laprensa.hn/inicio/442205-96 ... ada-por-lo

Avatar de Usuario
Invitado

Mensajepor Invitado » Lun 13 Ene, 2014 1:29 am

este papa cualquier dia se fuma un porro en la sixtina

Avatar de Usuario
pajaritos

Mensajepor pajaritos » Mar 28 Ene, 2014 12:47 am

Imagen


[url]http://www.antena3.com/noticias/mundo/gaviota-ataca-paloma-paz-que-papa-solto-como-apoyo-ucrania_2014012600076.htmlUna gaviota ataca a una paloma de la paz que el Papa soltó como apoyo a Ucrania[/url]
Una paloma de la paz ha sufrido un ataque de una gaviota en la Plaza de San Pedro cuando el Papa Francisco la ha soltado al vuelo como muestra de solidaridad con todo lo que está sucediendo en Ucrania.


Imagen


Imagen


Imagen


Imagen

Avatar de Usuario
Invitado

Mensajepor Invitado » Vie 31 Ene, 2014 2:05 am



El Papa Francisco Suelta Palomas De Paz Pero Son Devoradas Por Cuervos

Avatar de Usuario
Invitado

Mensajepor Invitado » Vie 28 Feb, 2014 3:17 am

Imagen

Avatar de Usuario
Invitado

Mensajepor Invitado » Dom 23 Mar, 2014 4:28 am

Imagen


El papa incluye a una víctima en la comisión contra la pederastia


El papa Francisco ha elegido a los ocho primeros integrantes de la Comisión Pontificia para la Protección de los Menores, cuatro hombres y cuatro mujeres, entre los que destaca la presencia de la irlandesa Marie Collins, activista contra los abusos que ella misma sufrió cuando tenía 13 años, el cardenal arzobispo de Boston, Seán Patrick O'Malley, y el sacerdote argentino Humberto Miguel Yáñez.

También forman parte de la Comisión la profesora de Psiquiatría británica Sheila Hollins, el profesor italiano Claudio Papale, la ex primera ministra polaca y ex embajadora ante el Vaticano Hanna Suchocka, el sacerdote alemán Hans Zollner, jesuita como Yáñez, y la francesa Catherine Bonnet.

El Vaticano ya anunció el pasado mes de diciembre la creación de esta comisión, cuyo objetivo será asesorar a la Iglesia sobre cómo proteger mejor a los menores de posibles abusos, proponer iniciativas para la formación del clero y expulsar de sus filas a los pederastas.

Ahora explica que los ocho miembros de la Comisión tendrán como "tarea principal" la de "preparar los estatutos de la Comisión en los que se determinarán sus competencias y funciones", según un comunicado oficial del Vaticano. Los ocho miembros iniciales serán además los encargados de proponer a los demás integrantes del grupo.


"UNA DE SUS PRINCIPALES PRIORIDADES"

"El Papa Francisco deja claro que la Iglesia debe tener la protección de los menores entre una de sus principales prioridades y con la iniciativa adoptada hoy el Papa ha indicado los nombres de personalidades altamente cualificadas y conocidas por su compromiso en esta cuestión", explica el portavoz del Vaticano, Federico Lombardi, en la nota. Lombardi destaca que "la Iglesia debe desempeñar un papel crucial en este campo y mira al futuro sin olvidar el pasado".

La Comisión adoptará un enfoque "múltiple" para fomentar la protección de los menores. "Comprenderá la educación para prevenir la explotación de los niños, el procedimiento penal sobre los delitos contra menores, los deberes y responsabilidades civiles y canónicas y el desarrollo de las mejores prácticas identificados y desarrollados en la sociedad", indica Lombardi.

El portavoz del Vaticano ha destacado la presencia en la comisión del cardenal O'Malley, máximo responsable de la diócesis donde surgieron los primeros escándalos en Estados Unidos, y la de Marie Collins, quien "ha sufrido en carne propia la violencia".




Volver a “Cajón de Sastre”