ECOS DE SOCIEDAD

Cajón de Sastre: Foro para temas variados

Imagen

Avatar de Usuario
Invitado

ECOS DE SOCIEDAD

Mensajepor Invitado » Dom 28 Mar, 2021 1:03 am

Imagen

Eres tonta

Nunca es pronto ni tarde para levantar cabeza, pero ya te tiene cogida del cuello y solo te soltará cuando se canse de ser tu yugo, si no eres tú quien le quita el poder que le diste

LUZ SÁNCHEZ-MELLADO

En cuanto él te dice tonta, inútil, patética y tú no le respondes ahí te quedas, estás cavando tu tumba. La de tu paz. La de tu alegría. La del respeto a ti misma. Nunca es pronto ni tarde para levantar cabeza, pero ya te tiene cogida del cuello y solo te soltará cuando se canse de ser tu yugo, si no eres tú quien le quita el poder que le diste. Por eso, en cuanto la oí decir en la tele, llorando desde las tripas, que él la llamaba desde novios tonta, inútil, gorda patética, sin que ella le dijera ahí te quedas hasta que fue tarde, supe que eso era cierto. Tanto como que ella no es una santa ni una madre perfecta. A quien lo sea que la saquen en procesión y le canten saetas.

Desde el instante en que pares ya no eres tú, no solo. Eres la madre y lo serás hasta que mueras. Así te miran, así te llaman, así te juzgan. Una madre nunca haría eso, lo que sea, sentencian, y lo peor es que son mujeres las que lanzan las peores piedras. Una madre no decide no amamantar pudiendo. Una madre no sale de juerga y deja a sus hijos con otra. Una madre no cede la custodia de los hijos por su carrera. Una madre aguanta lo que le echen. De los padres no se habla. Son hombres, ya sabes. Los hijos son de las madres, aunque lleven de primer apellido el de alguien que ni está ni se le espera. Dicho esto, se puede ser maltratada y avariciosa. Maltratada y egoísta. Maltratada y vuelta a maltratar sabiendo lo que sabes. Y, sí, maltratada y madre mejorable. Las maltratadas no son ángeles. Son humanas. Eso es lo que vi el domingo en la tele. Una mujer contando el proceso del maltrato mejor que cien libros blancos. Lo demás: la música apocalíptica, las plañideras rasgándose la camisa después de haberle arrancado la piel a tiras, las políticas subiéndose al carro, los sorteos de 12.000 pavos entre golpes de pecho, sobra. Con que una cría de 17 años oiga la alarma si el noviete la llama tonta y le diga ahí te quedas, algo habremos ganado.

Avatar de Usuario
Invitado

ECOS DE SOCIEDAD

Mensajepor Invitado » Dom 28 Mar, 2021 1:04 am


Avatar de Usuario
Invitado

ECOS DE SOCIEDAD

Mensajepor Invitado » Dom 28 Mar, 2021 1:26 am

Imagen

Los datos clave en el conflicto Flores-Carrasco

Este pasado sábado, Antonio David Flores volvió al plató del programa 'Sábado Deluxe' para conceder una entrevista única y esperada

Paloma García-Pelayo 14/12/2019

La televisión encendida me regalaba la imagen de un apuesto y repuesto Antonio David Flores cuando abría el ordenador para comenzar a escribir esta semana. Reconozco que no estaba muy atenta, pendiente de conectar mi portátil y también porque poco nuevo me esperaba del discurso del exmarido de Rocío Carrasco. Entonces, lo escuché: “ha pasado algo” que le llevaba a no poner piedras en el camino de su hija para una reconciliación con su madre. Me dio un vuelco el corazón y por unos segundos pensé que había una posibilidad de que madre e hija, las Rocíos, volvieran a encontrarse. Son muchos años, demasiados, sin verse, sin hablarse ni abrazarse desde aquella mañana de julio en la que la adolescente saliera de su casa y dejara atrás a su madre. Ella sabe muy bien cómo fue. Creo que no me equivoco si digo que ninguna debe haber olvidado ese momento, ese último instante en el que se vieron. Imposible. Ningún hijo olvida la última vez que vio a su madre y ninguna madre, la última imagen que guarda de su hijo.

Como un espejismo, la idea de que hubiera ocurrido algo bueno, una llamada o un mensaje, se desvaneció en el momento en el que Flores aseguró que no se trataba de eso sino de “cosas que han sucedido”, pero que no podía contar. Él, bajo los focos, insistía en que sí deseaba una solución entre madre e hija, después de todo, y aseguró que de haber llegado a un acuerdo cuando él y Rocío se separaron “nada de esto hubiera pasado”. Desconecté unos segundos. ¿Cómo que nada de esto hubiera ocurrido? ¿O sea, que el origen de este drama familiar nace porque no se consiguió un acuerdo al principio de la separación hace ya 20 años? (En 2003 firmaron convenio regulador privado y custodia compartida, que se elevó a público en 2005). Me lo ponía difícil para creerlo.

Tecleé para recuperar una información que creía haber leído en su momento y la encontré. Decía la verdad y es cierto: él no estaba de acuerdo. La sentencia de separación, fechada en enero de 2001, otorgaba la custodia a la madre y fijaba en 140.000 pesetas, de entonces, la pensión alimenticia para los hijos por lo que se designaba un número de cuenta corriente determinado, a nombre de Rocío Carrasco. Ahí debía pasar la pensión, pero no estaba de acuerdo y reclamó, vía recurso: quería la custodia de sus hijos, 500.000 pesetas, de entonces, por cada uno de ellos, y una compensatoria por ‘desequilibrio’ de 250.000 pesetas al mes para él.

El Juzgado de Primera Instancia número 5 de Alcobendas desestimó sus pretensiones, en un auto del 4 de julio de 2002. No, no se pusieron de acuerdo. “Tras un análisis en profundidad de la personalidad, condiciones y aptitudes de cada uno, así como de sus hijos se concluye que éstos cuentan al lado de su madre de un medio estable y organizado de acuerdo con su edad y propias necesidades, no detectándose necesidad de cambio”. Sobre la pensión compensatoria, el Juzgado se pronunció también: “El matrimonio, por la fama y notoriedad antecedente de la esposa y su familia, ha supuesto para el sr. Flores una indiscutible ayuda para su promoción social y del que dicho litigante se ha servido para lograr una situación profesional y pecuniaria muy superior a la que disfrutaba en su condición de funcionario público antes del matrimonio disponiendo de unos ingresos no solo por sus actividades mercantiles sino también por la explotación de la propia imagen en diversos medios de comunicación que le permiten un holgado nivel de vida que excluyen toda ayuda ni aún temporal del otro cónyuge”. Puro dato. Publicado en ‘¡Hola!’, el 5 de julio de 2002. ¿Se le ha olvidado o lo oculta?

Vuelvo a la pantalla y Flores sigue con sus declaraciones. No seré yo quien niegue que el discurso lo tiene ganado y mucho. Todo lo que cuenta y cómo lo hace, llega a cualquiera que, como yo misma, defienda el bienestar de los hijos ante los intereses de cónyuges en conflicto. Otra cosa es la realidad, la suya, tras dos décadas de pleitos con su exmujer y pensar cuál ha sido su verdadero papel en esta terrible historia que comenzó cuando se casó, en marzo de 1996, con la hija de la desaparecida Rocío Jurado. Le avala el que sus hijos hoy estén con él, sí, eso es irrefutable, pero ¿en serio que si todo se hubiera arreglado en el momento de la separación nada de esto hubiera pasado? ¿Really, George?

Escucho entonces que desde que en 2003 obtiene la custodia compartida él se cuestiona por qué tiene que pagar. El impago de pensión alimenticia es la principal causa de conflicto judicial, pero no desde 2003, sino desde el minuto uno. Otro dato que oculta con su discurso cautivador. Antonio David Flores decidió no pagar desde el principio y el juzgado, por su parte, embargarle. En febrero de 2002, le retienen exactamente los 26.204,13 euros, con atrasos, intereses y costas incluidos, que no abonaba desde el inicio de su separación en 1999. Tras el embargo de estos primeros años, firman un convenio regulador y la custodia compartida en 2003 y es entonces cuando realiza las primeras transferencias, alguna a una cuenta a nombre de Rocío Carrasco y de su pareja entonces, Fidel Albiac, hoy su marido, diferente a la asignada inicialmente en el juzgado. El propio Flores me mostró copia en su momento.

No sé si oculta deliberadamente estos datos, pero ahí están. Deseo de custodia, pero también pleitos continuos, dinero y nula conciliación. Empezó quedándose en la casa de Rocío Jurado, hogar conyugal del matrimonio, cuando se separaron. En contra de lo que ha declarado esta semana, ya entonces me detallaron como esa convivencia fue “un infierno”. Salió el día en que Rocío Jurado fue a recoger a sus hijos a Colombia. Le dijo hasta aquí. Para entonces, ya le había espetado a algo así como “¿Qué, Jurado, no te gusta verme en tu casa, ¿no? Pues es lo que hay». No son palabras exactas, sino una versión suavizada. Y sí, “nada de esto hubiera pasado”.

ImagenImagen
ImagenImagen
ImagenImagen
ImagenImagen
Imagen

Avatar de Usuario
MELBA

ECOS DE SOCIEDAD

Mensajepor MELBA » Dom 28 Mar, 2021 11:27 am

AH, LA EYRE.. LA MISMA QUE HACE ALGUN TIEMPO ASEGURO QUE CARMINA DOMINGUIN LA CONTO QUE SU CUNADO:''JUAN DE LA PALMA SE SUICIDO TIRANDOSE POR UNA VENTANA'' CLARO, QUE ESO LO DIJO LA EYRE CUANDO CARMINA DOMINGUIN ESTBA MUERTA Y NO PODIA DESMENTIRLO.

EN MI OPINION: UN MALTRATADOR NO ES BUEN PADRE. HUBIERA HABLADO ROCIBICHO SI NO HUBIERA HABIDO DE POR MEDIO ESOS MILLONES DE EUROS.?

SI SU HIJA LE SALIO 1 JOVEN AGRESIVA, LA OBLIGACION DE 1 BUENA MADRE ES LLEVARLA A 1 PSIQUIATRA.ESO ES LO QUE HIZO LA SUEGRA DE BOYER CON SU HIJO QUE TANTO LA HIZO SUFRIR. DESPUES DE MUERTO EN CIRCUSTANCIA DUDOSA, ELENA SORIANO ESCRIBIO: '' BIOGRAFIA Y MEMORIA... TESTIMONIO MATERNO'' PERO TODO EL DINERO QUE GANO CON ESE LIBRO, LO DONO Y NO QUISO COBRAR NI 1 CENTIMO POR ESE LIBRO DONDE ESCRIBE LO QUE SUFRIO CON SU UNICO HIJO VARON JUANJO.

Avatar de Usuario
Invitado

ECOS DE SOCIEDAD

Mensajepor Invitado » Lun 29 Mar, 2021 1:49 am


Avatar de Usuario
Invitado

ECOS DE SOCIEDAD

Mensajepor Invitado » Lun 29 Mar, 2021 2:07 am

Imagen

Las escuderas de Rocío Carrasco: estas son las únicas mujeres que siempre creyeron en ella

Las amigas de la hija de La más grande la protegen y la cuidan, no sólo ahora, en plena vorágine informativa, sino desde el inicio de su relación.

Rocío Carrasco (43 años) no está sola. Esa ha sido una de las máximas más recurrentes escuchadas en los diferentes platós de televisión desde que este pasado domingo, hace ya una semana, se emitiesen los dos primeros capítulos de Rocío: contar la verdad para seguir viva.

Rocío Carrasco no tiene relación con sus hermanos pequeños, Gloria Camila (25) y José Fernando Ortega (28). Tampoco con sus tíos, hermanos de Rocío Jurado, Amador (67) y Gloria Mohedano (66). Tampoco con sus primos, todos los hijos de ellos. Y lo que es peor a ojos de la mayoría, tampoco se habla con sus propios hijos, Rocío (24) y David Flores (22).

Pese a esto, Rocío no está sola. Así lo manifiestan sus amigas a voz en grito, mientras la protegen y la cuidan, no sólo ahora en plena vorágine informativa, sino desde el principio de su relación. Algunas de ellas, desde hace décadas. JALEOS nombra a las verdaderas escuderas de la hija de La más grande, las mujeres que siempre creyeron en ella.

    Imagen

    1. Las Campos

    Rocío Carrasco siempre ha visto a María Teresa Campos como a una segunda madre. La relación entre la veterana comunicadora y la artista Rocío Jurado era muy estrecha. Un vínculo que provocó que Campos contase para su exitoso programa matinal, Día a día, con la presencia de su única hija biológica, entonces Rociíto. Desde aquel momento, finales de los años 90, su unión no ha hecho más que fortalecerse con el paso del tiempo.

    No ha habido proyecto que Rocío haya puesto en pie donde no hayan estado María Teresa junto a sus dos hijas, Terelu Campos (55) y Carmen Borrego (54). Durante años, las hijas de la presentadora malagueña han sido preguntadas por la situación personal de Rocío Carrasco y la respuesta del clan siempre ha sido la misma: el silencio. Este pasado verano, en el programa Hormigas blancas dedicado a La más grande, Teresa lanzaba un mensaje premonitorio respecto a todo lo que está sucediendo en los últimos días.

    "A ella -a Rocío Jurado- no le habría gustado ver lo que está pasando en su familia, porque Rocío no ha llegado a ver lo que su hija ha vivido y sigue viviendo" explicaba. "Si existe algo, yo desde aquí le digo: 'Rocío, levantará cabeza y alguna vez se hará justicia con tu hija". "Yo la amo", dijo Carrasco cuando la prensa le preguntó por estas declaraciones. La relación de Carrasco con las Campos es tan estrecha que Rocío ve a Alejandra Rubio (21) como una sobrina y ella se refiere a Carrasco como "Tita Ro".

    Imagen

    2. Las mujeres de Hable con ellas

    En el verano de 2014, Rocío Carrasco volvía a la televisión tras años de silencio mediático. La hacía poniéndose al frente de Hable con ellas, un programa ameno, de entrevistas y entretenimiento con presencia eminentemente femenina. Sus compañeras, que fueron cambiando dependiendo de la temporada, terminaron tornándose, en su mayoría, amigas. Entre ellas se encuentran Sandra Barneda (45), Alba Carrillo (34), Yolanda Ramos (52).

    "'No hables a menos que puedas mejorar el silencio' dijo Borges Rocío lo ha mejorado", dijo Barneda sobre su gran amiga mientras veía el documental. Alba Carrillo tuiteó lo siguiente: "Probablemente no haya heredado la voz de su madre, pero sí su fuerza y quizá no golpee como su padre, pero sí esquiva los golpes de la vida como él, con la cabeza bien alta. Rocío Carrasco, te quiero".

    Yolanda Ramos, desde su cuenta de Instagram, apoyaba a la hija del boxeador Pedro Carrasco de la siguiente manera: "Que no nos rompan las alas. Si tienen ganas de romper algo que se rompan ellos los huevos. Te quiero mucho amiga mía. Mucho".

    Imagen

    3. Anabel Dueñas

    La cantante cordobesa Anabel Dueñas (35) ha sido la gran valedora de los secretos de Rocío Carrasco en los últimos años. Rocío se enamoró de la voz de la joven artista y la seleccionó para representar a su madre, Rocío Jurado, en los diferentes musicales que han hecho. El último, en plena pandemia de coronavirus, Qué no daría yo por ser Rocío Jurado.

    Imagen

    4. Belén Rodríguez

    Belén Rodríguez es otra de las grandes infalibles en la vida de Rocío Carrasco. Ambas se conocieron como compañeras de televisión bajo el paraguas de María Teresa Campos en Día a día. Aunque el programa llegó a su fin en 2003, la amistad entre ellas perdura hasta estos días y la lealtad de Belén Rodríguez para con su Carrasco la han llevado a renunciar a trabajo en televisión por no coincidir con la persona a la que unos días llamaba "monstruo": Antonio David Flores (45).

    Imagen

    5. Isabel Rábago

    La periodista y abogada Isabel Rábago (46) es otra de las personas que siempre ha estado al lado de Rocío Carrasco. La colaboradora de televisión forma también parte del círculo más íntimo de la familia Campos, donde Rocío es una más. Junto a ellas, Rábago ha pasado los momentos más especiales de su vida pública y privada. Pero sobre todo, ha sido su gran bastón en esos instantes en los que Rocio más la ha necesitado.

Avatar de Usuario
MELBA

ECOS DE SOCIEDAD

Mensajepor MELBA » Lun 29 Mar, 2021 3:47 am

NO COMENTARE MAS DE ESTA PETARDA MENTIROSA QUE HA COMENTADO EN ABC.es. (PAGINA GENTE) '' QUE ES FELIZ CON LA GENTE QUE LA QUIERE...'' NO RECUERDO PORQUE ME DIO REPUGNANCIA LEER EL TITULAR. PODEIS LEERLO DONDE LO HE PUESTO. ESA SIEMPRE HA SIDO ROCIITOBICHO, QUE LA QUIERAN Y LA CREAN PERO ELLA NO QUIERE NI A 1 HIJO CON GRAVES O LEVES PROBLEMAS MENTALES.

'' LA MAS GRANDE'' SIEMPRE ESTUVO AGRADECIDA A LA ''MAMA'' CAMPOS PORQUE FUE LA ''MAMA'' CAMPOS LA QUE LE DIO EL PRIMER TRABAJO A SU ROCIITOBICHO.

AH, LA FRASE DEL ESCRITOR ARGENTINO: SEGURO QUE EL CALLO CUANDO LA DICTADURA ARGENTINA TORTURABA Y ASESINABA Y ''HABLO'' NOO... COMIO, CON EL DICTADOR VIDELA. POR ESO COMENTARIA ESA FRASE TAN POPULAR. BORGES, SIEMPRE FUE 1 VELETA, AUNQUE RECONOZCAMOS QUE FUE UN GRN ESCRITOR.

Avatar de Usuario
Invitado

ECOS DE SOCIEDAD

Mensajepor Invitado » Lun 29 Mar, 2021 10:22 pm


María Teresa Campos de Rocío Carrasco: "Yo quería que se hiciera justicia con ella"

María Teresa Campos valora el documental 'Contar la verdad para seguir viva' protagonizado por Rocío Carrasco. La comunicadora María Teresa Campos declara qué opina sobre la decisión que ha tomado la hija de Rocío Jurado de contar episodios sobre su vida hasta ahora desconocidos para el público.

Avatar de Usuario
Invitado

ECOS DE SOCIEDAD

Mensajepor Invitado » Mar 30 Mar, 2021 8:48 pm


Crónica Rosa: El capítulo bomba del serial de Rociito
Federico comenta toda la actualidad del corazón con Verónica Caso, Alaska y Beatriz Cortázar.

Avatar de Usuario
Invitado

ECOS DE SOCIEDAD

Mensajepor Invitado » Vie 02 Abr, 2021 12:58 pm

    LA CONTRA DE LOC
    Mª EUGENIA YAGÜE

    EL SOSPECHOSO ANÓNIMO EN LA GUERRA DE LOS HIJOS DE FEFÉ



iguel Bosé.

Miguel Bosé llevaba semanas en silencio, sin mensajes ni proclamas negacionistas. Ahora sabemos que se trataba de cuidar su voz. El 24 de julio actuará en Starlite; el año pasado iba a subirse al escenario del Teatro Real en los conciertos de la discográfica Universal, pero la pandemia que el cantante considera un catarro de nada, destrozó el calendario de todos los artistas. Antes del verano, este mismo 11 de abril, Jordi Évole entrevista a Miguel Bosé. Es probable que alguien le haya aconsejado mejorar su imagen, tan maltrecha como su voz. Veremos si explica todo lo que ha callado hasta ahora: salud, separación de esos cuatro hijos de los que antes presumía o pleito con su antigua pareja. Este verano, los niños Bosé y los niños Palau volverán a reunirse, cumpliendo el acuerdo por la demanda de su ex pareja. Fermín, el hombre para todo que cuida la casa de los Bosé–Dominguín en Somosaguas, es quien lleva y trae en el Ave de Valencia a Madrid y viceversa, a los pequeños Tadeo y Diego Bosé, que pasan semanas alternas entre Madrid y Chelva, el pueblo de sus “hermanos” Yvo y Telmo Palau. Cuentan que los niños de Miguel son más felices bañándose en el río del pueblo valenciano que en la superpiscina de la mansión de su padre en México DF.

Lucía Bosé, que iba a testificar apoyando a Nacho Palau en el juicio que se celebró en octubre en Madrid, le dijo a Miguel que si no se portaba bien con los niños que ya no reconocía como hijos, le iba a castigar Dios, dejándole sin voz. Cuando se siente frente a Évole, veremos si se cumple la amenaza divina. Mientras tanto, a Nacho Palau le tientan con un cheque de muchos ceros para que vaya a Supervivientes, donde concursa Palito Dominguín, la hermana pequeña de Bimba Bosé. De momento, el escultor valenciano le ha deseado mucha suerte a una niña que vio nacer, cuando era capataz de la finca extremeña de Miguel, donde Lucía Dominguín y su marido, Carlos Tristancho, los padres de Palito, abrieron el hotel Rocamador, un negocio que acabó en ruina y acabó con el matrimonio.

■ ■ ■

Fernández Tapias, con Mourinho y Florentino Pérez.

Poco después de que los hijos de Fernando Fernández Tapias intentaran incapacitar a su padre en los Juzgados, llegó a los correos electrónicos de varias redacciones un escrito que, de entrada, ya olía a chamusquina. Y es que el remitente se autodenominaba anónimotapias. La supuesta autora aseguraba ser una antigua trabajadora del naviero gallego, al que ponía por las nubes como jefe generoso, confiado y buena persona, víctima de esa bondad, tanto Tapias como su abnegada y leal esposa Nuria González, de hijos maquiavélicos y ambiciosos. En el panfleto se hablaba de inclinaciones perversas, como si ciertas opciones sexuales fueran aparejadas con el latrocinio y el delito. Se mencionaba a detectives que espiaban a esposas por si eran infieles y de una conspiración filial para dejar al pobre empresario en la miseria. No hubo forma de que la denunciante diera la cara o un simple número de teléfono, pero había un dato evidente. La redacción era impecable, de alguien muy ilustrado, aunque el laísmo propio de lo que antes era Castilla La Vieja (la compré, la dije, la advertí...) delataba que el autor era de Burgos o de la vecina Palencia, donde Tapias encontró a su tercera esposa.

■ ■ ■

Isabel Pantoja y Kiko Rivera.

Otra de hijos ingratos. Kiko Rivera podría darle a su madre la estocada mortal que Isabel Pantoja no se merece. Por si no le bastara con llamarla ladrona y embustera y cobrar una fortuna por insultarla en prime time, preparaba también demostrar que su padre no ha sido Paquirri, haciéndose una prueba de paternidad con un hijo biológico de Antonio Muñoz Cariñano, el otorrino sevillano que cuidaba la voz de Pantoja, Rocío Jurado o María del Monte. El médico fue vilmente asesinado por ETA solo por su antigua condición de militar, pero a lo largo de su vida Francisco Javier Muñoz, el hijo que Cariñano tuvo fuera del matrimonio, asegura que el doctor confesaba su devoción por Pantoja y consideraba evidente que Paquirrín, en versión desmejorada, se le parecía muchísimo.

■ ■ ■

Rocío Jurado.

Todo el mundo de la prensa habló durante años de esa semejanza del médico con el hijo de Pantoja, pero de eso a hacerse un Deluxe con el tema y dejar a tu madre por los suelos, hay un abismo. Kiko podría dar marcha atrás. ¿Por vergüenza torera y nunca mejor dicho? Pantoja vuelve a televisión, sin ganas de abandonar Cantora y su silencio, obligada por un contrato pendiente con Tele 5, como jueza del concurso Top Star. Comparte plató con Risto Mejide, con el que existen malas vibraciones. En la cadena se hacen apuestas por si la convivencia acaba como el rosario de la Aurora.


EL MUNDO / LA OTRA CRÓNICA / VIERNES 2 ABRIL 2021

Avatar de Usuario
Invitado

ECOS DE SOCIEDAD

Mensajepor Invitado » Vie 02 Abr, 2021 1:14 pm

Imagen

Rocío Jurado y 'ese hombre' falso, enano y rencoroso

Manuel Alejandro compuso la mayor parte de los éxitos de La Jurado. En uno de ellos, se inspiró en el boxeador Pedro Carrasco.

INMACULADA COBO

A pesar de que Mediaset se ha empeñado en que la canción Tout l'Univers del próximo representante de Suiza en Eurovisión suene en cada promoción de la docuserie de Rocío Carrasco, la verdadera banda sonora de esta historia le pertenece indudablemente a Rocío Jurado. Es cierto que algunas canciones de la madre de Rocío Carrasco están incluidas en los temas que irán sonando a lo largo de la emisión de los episodios de su verdad, pero es inevitable que los espectadores hayan hecho ya su propia selección.

Las letras de las canciones de Rocío Jurado son un escrutinio inigualable de los sentimientos en carne viva. Merecen ser analizadas en toda su morfología, sintaxis y semántica. Su artífice fue alguien a la altura o por encima incluso de la ejecutora, el compositor jerezano Manuel Alejandro. El letrista confesó en una entrevista con Rosa Belmonte que cuando escribió la canción Ese Hombre se inspiró en Pedro Carrasco, el marido de La Jurado. Cuando la cantaba, la Más Grande se despachaba lo más grande contra él y con mejores golpes que los del boxeador en el ring. "Es un gran necio, un estúpido engreído, egoísta y caprichoso, un payaso vanidoso, inconsciente y presumido, falso, enano, rencoroso, que no tiene corazón". Y continúa: "Lleno de celos sin razones ni motivos, como el viento impetuoso, pocas veces cariñoso, inseguro de sí mismo, soportable como amigo, insufrible como amor". La sucesión de calificativos es demoledora e implacable, y es que todo adjetivo se queda corto cuando la ira sustituye al amor.

Rocío Jurado se casó en 1976 con Pedro Carrasco, de quien se separó en 1989. Antes de tomar la decisión, la unión de la cantante y el boxeador ya hacía aguas. Las diferencias eran cada vez más insalvables y la pasión ya no las calmaba. "Hace tiempo que no siento nada al hacerlo contigo, que mi cuerpo no tiembla de ganas a verte encendido, y tu cara, y tu pecho y tus manos parecen escarcha, y tus besos, que ayer me excitaban, no me dicen nada", rezan los versos de Lo Siento Mi Amor.

Sin visos de recuperar la pasión, llegó también el fin del amor. "Porque el corazón de darse, llega un día que se parte, el amor acaba. Porque se vuelven cadenas, lo que fueron cintas blancas, el amor acaba", escribió también Manuel Alejandro.

La Jurado encontró a su Amante Amigo en José Ortega Cano, con el que se casó en 1995 y se mantuvo unida hasta su muerte en 2006. Las canciones que jalonan la vida de La Más Grande también son extrapolables a la de su hija Rocío Carrasco. El amor de Antonio David llegó literalmente a su vida Como una ola. Tanto, que cuando le conoció, le quedaron ocho asignaturas.

Avatar de Usuario
Invitado

ECOS DE SOCIEDAD

Mensajepor Invitado » Vie 02 Abr, 2021 10:32 pm


Rocío Flores da un zasca a su madre, sale con Ortega Cano y Gloria Camila

Una vez más, Gloria Camila está siendo un gran apoyo para Rocío Flores en estos momentos tan complicados para su familia. Hemos visto cómo Gloria Camila recoge a su sobrina para irse a comer juntas, un plan con el que ambas intentan poner la mayor normalidad posible en sus vidas, algo complicado desde que estalló la guerra mediática tras las declaraciones de Rocío Carrasco. Al mismo restaurante han llegado poco después José Ortega Cano ljunto a su mujer y su hijo José María, donde habían quedado con Rocío y Gloria

Avatar de Usuario
Invitado

ECOS DE SOCIEDAD

Mensajepor Invitado » Vie 02 Abr, 2021 11:39 pm

Imagen

Una amiga de Rocío Carrasco asegura que vio cómo Antonio David la maltrataba y tiene una grabación

Cristina Cárdenas, que vivió con Rocío Carrasco y Antonio David Flores en Argentona, asegura ser testigo de los malos tratos y tener una grabación de una presunta agresión

Ahora ha salido a la luz el testimonio de Cristina Cárdenas, la que fue el gran apoyo de la hija de Rocío Jurado en Argentona (Barcelona). Era una de las mujeres más buscadas, junto a Sonsoles, la supuesta amante del exguardia civil, a la que todos buscan para ponerle cara y conocer su versión.

https://www.vozpopuli.com/gritos/rocio- ... stina.html



Imagen

Sonsoles, la amante de Antonio David Flores, confirma la versión de Rocío Carrasco

La mujer confirma que estuvo con él y que Olga Moreno también lo sabía porque cuando comenzaron su relación, Sonsoles y él seguían juntos

Los nuevos capítulos de la serie documental ‘Rocío, contar la verdad para seguir viva’ vuelven a dar mucho de qué hablar y sobre todo, ha despertado una gran curiosidad la aparición de una tercera persona: Sonsoles, una camarera a la que Antonio David Flores conoció en una discoteca de Chipiona, La Brisa, en el verano de 1998 y con la que supuestamente le fue infiel a Rocío Carrasco, cuando esta estaba embaraza de su segundo hijo David.


https://www.vozpopuli.com/gritos/sonsol ... lores.html

Avatar de Usuario
MELBA

ECOS DE SOCIEDAD

Mensajepor MELBA » Sab 03 Abr, 2021 12:52 am

NO SE SI HE ENTENDIDO BIEN PORQUE OTRA VEZ TENGO PROBLEMAS CON MI ORDENADOR Y ME SALEN LAS LETRAS DEMASIADOS PEQUENAS PARA LEERLAS.

AHORA ME TEMO QUE POR PAGNE SALDRAN MUCH@S EN TELEVISIONBASURA A CONTAR LO QUE NO VIERON. SI HE ENTENDIDO BIEN, ANTONIO DAVID MALTRATO A ROCIBICHO EN ARGENTONA....? NO SE, PUEDE QUE NO HAYA ENTENDIDO, PERO SI A ARGENTONA ES DONDE SE FUE LA ROCIBICHO A VIVIR CON EL AD Y AUN CREO QUE NO ESTABAN CASADOS... ? VAMOS, ESTO ME PARECE EL DRAMA DE GARCIA LORCA: ''BODA DE SANGRE'' DONDE EN ESE DRAMA SE HABLA DE LOS 2 BANDOS.

PD: NO SE SI HE ENTENDIDO OTRA VEZ BIEN, ''ESE HOMBRE'' QUE CANTA ROCIO JURADO ERA PARA CARRASCO.? PUES QUE NO SE HUBIERA CASADO CON CARRASCO, LA JURADO SABIA QUE CARRASCO DE QUIEN ESTABA ENAMORADO ERA DE GRACIA MONTES. CUANDO GRACIA MONTES LO DEJO, CARRASCO SE ''ENAMORO'' DE TODA 1 PERSONA FISICAMENTE OPUESTA A GRACIA MONTES. NO LE PARECIO A '' LA MAS GRANDE'' QUE 1 HOMBRE QUE ESTABA ENAMORADO DE GRACIA MONTES, NO PODIA DE REPENTE CAMBIAR ASI DE GUSTO.?

Avatar de Usuario
Invitado

ECOS DE SOCIEDAD

Mensajepor Invitado » Sab 03 Abr, 2021 1:07 am

Imagen

Las otras 'Rociítos': cuando quienes manipulan a sus hijos son los hombres

La denuncia de Carrasco, apoyada por la ministra Irene Montero, ha reabierto el debate sobre el discutido 'síndrome de alienación parental'. Las feministas siempre lo han negado, pero también hay mujeres que culpan a sus ex maridos. Hablan cuatro de ellas. Maite: "A mi hija le decía que yo estaba loca"

CHEMA RODRÍGUEZ

«Te voy a destrozar la vida, te voy a quitar lo que más quieres». Con una frase, 14 palabras, empezó el calvario de Maite. Y el de Victoria y el de Carmen y el de Elena. Sus nombres, a excepción del primero, son tan ficticios como reales las historias que relatan estas cuatro mujeres, a las que esta semana se les han removido las entrañas. La culpa la tiene la entrevista/documental en la que el pasado lunes Rocío Carrasco aseguró no sólo que su ex marido la maltrató, supuestamente, sino que también puso a sus dos hijos en su contra.

El feminismo niega su existencia y la ministra de Igualdad, Irene Montero, le declaró la guerra en octubre del año pasado, pero lo que la hija de Rocío Jurado -a la que Montero ha apoyado públicamente- contó en el prime time de Telecinco encaja como un guante en la definición de lo que se ha venido en llamar Síndrome de Alienación Parental (SAP). O, lo que es lo mismo, la manipulación de los hijos a manos de uno de los progenitores hasta lograr que odien al otro.

El verbo no está elegido al azar. Los menores, según los defensores del SAP, llegan a sentir auténtico odio hacia uno de sus padres. Sin embargo, aunque el término es utilizado por peritos, abogados y trabajadores sociales, su existencia está discutida. La Organización Mundial de la Salud no lo incluye como patología médica. El Consejo Superior de Trabajadores Sociales de España lo rechaza frontalmente. También la Asociación Española de Neuropsiquiatría ha advertido sobre su abuso como argumento para justificar cambios de custodia. Y el Consejo General del Poder Judicial ha instado a no utilizarlo en los tribunales por «carecer de base científica».

Elena, Victoria, Maite y Carmen no están de acuerdo. Las cuatro aseguran haberse sentido totalmente identificadas con el testimonio de Carrasco. Y, aunque cargan con una mochila de sufrimiento que a ratos las asfixia, acceden a contar a Crónica cómo han perdido lo que más querían o, mejor dicho, cómo se lo han arrebatado. Cómo la amenaza que un día profirieron sus ex maridos ha terminado por cumplirse.

Maite sí es un nombre real, pero no se atreve a dar ni un dato más por miedo y tiene grabada a fuego aquella amenaza. «Te voy a destrozar la vida, te quitaré lo que más quieres, tus hijos», le dijo su ex pareja nada más comunicarle que no pensaba volver con él al mes de que ambos se separasen. Eso sucedió hace 10 años, una década que resume en una sola palabra: «Calvario».

Su hija tenía entonces 13 años y fue el blanco del bombardeo constante del padre, que fue haciendo mella en una adolescente que acababa de entrar, dice su madre, en una etapa de absoluta rebeldía.

Poco a poco, pero sin pausa, dice, fue desautorizándola. Le decía que no hiciera caso a su madre, «que estaba loca», y así ponerle límites a una adolescente rebelde se convirtió en una misión imposible que se le volvió en contra a Maite. Al cabo de tres meses, su hija se fue de casa, no le cogía el teléfono y cuando lo hacía era para insultarla.

Con suerte, a veces conseguía que se viese con ella a escondidas del padre, pero en ocasiones las sorprendió y aquello fue a peor. Así pasaron cuatro años, casi sin relación, como si la una no existiese para la otra, con un vacío que la consumía.

"Algo se rompió"

A día de hoy, su hija tiene 27 años y, aunque Maite ha logrado restablecer los vínculos, la relación «no es completa» porque, se lamenta Maite, «algo se rompió». En cambio, por su padre sentía, y siente, «una adoración fuera de lo común». Maite usa una metáfora para ilustrarlo: «Es como una taza, que una vez se rompe se puede pegar, pero nunca queda igual».

«Me puedo sentir afortunada entre comillas, pero el daño está hecho sobre mi hija, mi otro hijo y sobre mí». Y todo, concluye, por pura venganza.

Lo mismo que en el caso de Carmen: «El objetivo soy yo». Su ex marido también le declaró la guerra con una frase, pero en un mensaje de móvil. «Al enemigo, ni agua», le escribió en respuesta a una petición de ayuda para acercarse a su hija, que a los seis meses de la separación hizo las maletas y la abandonó. Durante todo un año, el contacto fue nulo. Pero lo peor estaba por llegar. Su hijo se marchó un fin de semana, en teoría para cumplir con el régimen de visitas con el padre, y nunca más volvió.

Fue entonces cuando le imploró a su ex que le echase una mano, una vez que se había rendido y le había cedido hasta la custodia del menor «para no hacerles más daño» y con la esperanza de recuperar, al menos, un poco de ellos. Cedió, incluso, el domicilio familiar, y sabía de su hijo por la tutora, con la que se reunía en el instituto sin que el chaval lo supiera. «Fue horrible», dice.

Con el paso de los años -12 ya-, Carmen ha restablecido los puentes con su hijo y, de vez en cuando, se ven. «Bien, pero...» jamás ha vuelto a ser lo mismo.

Peor lo tiene con su hija: «Con ella no hay forma, me trata como una basura, me dice cosas que hielan la sangre». Repite, explica Carmen, exactamente el mismo comportamiento de su padre, al que llegó a denunciar por maltrato, con parte de lesiones incluido.

El comportamiento de la hija de Carmen no es una excepción, sino todo lo contrario, como afirma José Manuel Aguilar, perito psicólogo y profesor de la Universidad Loyola Andalucía. Conoce el terreno porque él fue uno de los primeros en abordar este asunto y por su consulta pasan muchas víctimas del «síndrome de alienación parental», tanto mujeres como hombres, porque «no es una cuestión de género, es cuestión de maldad».

Como la que experimentó Elena cuando se separó en marzo de 2004. Su hija tenía 10 años y todo salió razonablemente bien los primeros nueve meses.

Primero la niña comenzó a pedirle que la dejara quedarse en casa del padre más de lo acostumbrado y de lo pactado; ella no puso objeción. Pero un día, después de una estancia algo más larga, algo se rompe entre ellas y la menor se vuelve con el padre. Para siempre.

Elena, que vive en Andalucía -no quiere que se concrete más-, se escondía para ver a su hija, que no sólo no se ponía al teléfono, sino que iba contando «que la había echado de casa». La niña llegó a testificar ante un juez en contra de la madre.

«Mi hija es una niña yoyó», se lamenta Elena, quien incluso se cambió de ciudad para estar más cerca de la pequeña tras enterarse, «por unos amigos», de que su padre y ella se habían mudado. Los profesores del colegio al que asistía su hija le contaron que la menor la daba por muerta, «que estaban viendo un fantasma». «Con el tiempo, hablábamos y venía de vacaciones», pero eso no duró mucho. En su último mensaje le pidió que se olvidara de ella. Ahora no sabe si trabaja, si estudia y hasta la ha bloqueado en las redes sociales.

Y todo empezó, rememora Elena, con la perspectiva que dan los 17 años que han pasado, con una amenaza a la que no prestó demasiada atención, que no la inquietó mucho cuando la escuchó de labios de su ex marido porque, sencillamente, no le creía capaz de tanta maldad. Fue en el verano de 2004, al poco de separarse, y él le espetó algo así como: «Te odio y te voy a quitar lo único que te importa en esta vida».

Victoria, de 59 años, vivió una experiencia parecida hace 13 años, tras un divorcio sumamente conflictivo en el que los hijos de la pareja, dos de los tres que tenían en común, terminaron con el padre. A la más pequeña la recuperó, pero a la mayor, ahora de 27 años, la perdió.

Durante tres años enteros no hablaron. «Un día fui a su colegio y fue como ver a un monstruo», relata Victoria, que le escribía a direcciones que creía que eran suyas porque por teléfono era imposible todo contacto.

«Me decía que yo no era importante en su vida, que la dejara en paz», dice. Ella insistía. Hasta que no pudo más y en septiembre tomó quizá la decisión más difícil y guardó todas las fotos y los recuerdos que conservaba de su hija. «Intento estar tranquila, soy una buena madre y ella tiene mucha rabia», repite para espantar sus propios espíritus. A su ex esposo le define como «un psicópata que va a por ti».

Mil peticiones en una semana

Lucía del Prado es presidenta de la Fundación Filia de Amparo al Menor y, a la vez, dirige el Servicio de Intervención en Coordinación Parental de la Comunidad de Madrid. Desde su experiencia con familias, Del Prado defiende que el fenómeno existe, se llame como se llame. Según sus datos, la Fundación Filia interviene en unos 6.000 casos de este tipo al año, de padres y madres. En la semana que ha transcurrido desde la entrevista de Rocío Carrasco en televisión, han recibido una avalancha de casi 1.000 peticiones de ayuda.

El problema, sostiene, es «que no hay interés» y, por eso, se ha negado hasta la existencia del síndrome. A su juicio, «ya no se puede mirar para otro lado».




Volver a “Cajón de Sastre”