ECOS DE SOCIEDAD

Cajón de Sastre: Foro para temas variados

Imagen

Avatar de Usuario
Invitado

ECOS DE SOCIEDAD

Mensajepor Invitado » Sab 01 Ago, 2020 3:12 am

Imagen
Ana Soria y Enrique Ponce, en su primera imagen juntos en redes sociales.

La declaración de amor de Enrique Ponce a Ana Soria: "Te amo más que a mi vida"

La joven almeriense ha compartido su primera imagen junto al torero en su perfil de Instagram.

Ana Soria (21 años) y Enrique Ponce (48) han dado un paso más en su relación. La joven almeriense ha compartido este viernes una imagen con el torero en sus redes sociales, en la que le ha dedicado unas románticas palabras. Aunque hace unas semanas ya había colgado en stories una foto juntos, esta es la primera instantánea de ambos en su perfil de Instagram. "El corazón más noble que he conocido nunca. Te quiero (más que ayer, y menos que mañana)", ha escrito la estudiante de Derecho para describir la fotografía. En esta se les ve posando de una forma muy cariñosa y apunto de darse un beso, mientras el diestro abraza a su novia.

En pocos minutos, la publicación ha generado un sinfín de reacciones. Pero sin duda, la que más ha destacado ha sido la del propio Enrique Ponce, quien no ha perdido la oportunidad para profesar su amor por Ana públicamente. "Te AMO más que a mi vida. Forever", ha comentado el diestro.



Ana Soria no solo ha compartido esta imagen en su perfil de Instagram. También lo ha hecho en su stories, acompañándola de un fondo musical que le ha dado un toque mucho más romántico. La joven almeriense ha utilizado la canción Y ahora, de Manuel Carrasco. En concreto, la frase de la melodía que dice "Me paro en este renglón para decirte que te quiero".

A juzgar por la ropa que tiene puesta el torero en la foto, esta imagen fue tomada hace unos días, cuando Enrique Ponce practicaba para su regreso a los ruedos. Este sábado el diestro volverá a torear en Osuna (Sevilla) tras unos meses de parón, debido al confinamiento. Un evento que está generando gran expectación en la crónica social, por la presencia de Ana Soria.



Tras confirmarse su relación, Enrique Ponce y Ana Soria ya no se esconden y viven su historia de amor intensamente. En las últimas semanas se les ha visto disfrutar del verano en Almería, en compañía de los padres y amigos de la estudiante de Derecho, dejando una serie de imágenes que demuestran lo mucho que se ha integrado el torero al círculo social de su novia.

Desde que Enrique Ponce y Paloma Cuevas (47) hicieron pública su separación, saltó a luz la existencia de una tercera persona en la vida del torero. Una noticia que terminó por confirmar él mismo, el pasado 6 de julio, en conversaciones con Sálvame. "Estoy ilusionado", declaró el valenciano en directo, antes de contar más detalles y dejar claro algunas cuestiones sobre su relación con Ana Soria. Aunque en todo momento, el diestro ha pedido respeto para él, para la joven y su familia, sus últimas fotografías y en especial la publicación de la almeriense en Instagram, confirman que no tienen ninguna intención de ocultarse.

Por el contrario, Paloma Cuevas sí se ha mantenido alejada del foco mediático, intentando llevar una vida lo más discreta posible. Incluso, en sus redes sociales. Han sido muy pocas las veces que ha publicado en su cuenta de Instagram, desde que escribió un mensaje en el que daba a entender que, pese a las circunstancias, su relación con el torero seguía siendo buena.

Avatar de Usuario
Invitado

ECOS DE SOCIEDAD

Mensajepor Invitado » Sab 01 Ago, 2020 3:13 am

Imagen
LAS DIFERENCIAS QUE LE LLEVARON A ANA SORIA
Ella se hizo más casera a raíz de la muerte de su hermano. Él prefería cantar en Ramsés a peregrinar a Lourdes.



“PALOMA PEREGRINABA A LOURDES, PONCE PREFERÍA RAMSÉS”

El torero reaparece hoy en la plaza sevillana de Osuna, sin el apoyo de su suegro, que ya no le apodera, y con la expectación por la presencia de su novia. Su entorno desliza a LOC las diferencias con Paloma Cuevas.

CONSUELO FONT


“¡VOLVEREMOS A HACER HISTORIA EN nuestra plaza!”, aseguró el 25 de junio la alcaldesa de Osuna, Rosario Andújar, al presentar el cartel de la corrida que hoy, 1 de agosto, se celebra a las nueve de la noche y encabeza Enrique Ponce (48). La alcaldesa se refería a que será la primera corrida que se celebre en Andalucía tras el confinamiento, pero no sospechaba entonces que tendría toda la prensa rosa al acecho. Porque el estreno de Enrique Ponce esta temporada tiene lugar en pleno apogeo del culebrón del verano: su separación de Paloma Cuevas tras 24 años de casados, inesperada pues se les tenía como matrimonio modélico; y la irrupción cual huracán de una tercera en discordia, la rubia almeriense Ana Soria, de 21 años. Ponce, quien sólo cinco días después del bombazo de su separación, el 1 de julio, pregonaba en Sálvame y posteriormente en Semana su amor por la veinteañera.

Algo inédito en este discreto torero, que tampoco se ha escondido para irse de vacaciones con su nueva novia. Eligieron el Cabo de Gata, donde estos días se ha prodigado con ella en arrumacos y a lomos de un cocodrilo hinchable; compartiendo barco con los padres de ella como uno más de la familia, o de copeo nocturno con los jovencísimos colegas de la almeriense. Por ello, la expectación ante la corrida de hoy es inmensa, por el morbo de si estará o no Ana Soria en el tendido, tanto que en los programas de corazón hasta se han hecho porras.

El culebrón tiene dividido al país en palomistas –defensores del señorío con que Paloma Cuevas(47) afronta este amargo trago–, y poncistas –que jalean la gesta del cincuentón por ligarse a una veinteañera–. División que se traslada al entorno del torero.

“Enrique es ya una leyenda del toreo, un catedrático con 30 años de alternativa y arriba del escalafón. No digo que no se separe o se enamore de otra, pero con más respeto. Él sigue casado y tiene dos hijas, una de 12 años que ya se da cuenta de todo. Aparecer con la chica nueva subido a un cocodrilo de goma o exhibirse en la prensa rosa como si fuera Jesulín de Ubrique, frivoliza su imagen de cara al aficionado”, asegura a LOC un ganadero amigo suyo.

Algo que está afectando a Paloma Cuevas, quien según sus íntimos está “ triste”, tanto que ha decidido sellar su boca y no hacer declaraciones en prensa. Esta semana publicaba en Instagram una foto con sus hijas, dejando claro que son para ella lo primero: “Cuando eres madre descubres nuevamente la vida a través de los ojos de tu hijos, tu corazón se sincroniza con el de ellos y el horizonte se expande para dar cabida a tanto amor”.

En sus primeras declaraciones hechas a LOC nada más conocerse la separación, Paloma, que se deshacía en elogios hacia su marido –“nuestra relación es super buena y hay muchísimo cariño entre nosotros”–, definía la situación como “un tiempo de reflexión”, lo que parecía no descartar la posibilidad de reconciliación, asegurando que no habían firmado “ningún papel” y seguían compartiendo techo. Su piso madrileño en la zona de Rosales y la finca Cetrina, donde pasaron el confinamiento junto a las niñas y los padres de Paloma, Victoriano Valencia y Paloma Díaz. Ante el rumor de que podía haber otra mujer, respondía: “A mí esas cosas Enrique siempre me las ha negado, tendrías que preguntárselo a él”. Su versión apuntaba más a una crisis matrimonial que a un divorcio, algo que corroboró después en portada de ¡Hola!, donde aparecía con anillo de casada.

Pero el inédito comportamiento del torero ha dejado contra las acuerdas a su mujer, al asegurar incluso que la almeriense nada ha roto porque Paloma y él llevaban dos años separados, lo que también ha corroborado Ana Soria en los medios . “Entiendo que Paloma esté mal, porque ella cuida mucho su impecable imagen y la de su familia. Lo de Enrique es inexplicable, a no ser que se haya visto muy presionado por la chica o por la familia de ella, porque en Almería ha sido un escándalo. Yo no sé quién filtró la separación, Paloma seguro que no, ella lo hubiera hecho en tono discreto por sus hijas, no este desmadre, que a quien ha beneficiado es a Ana, que parece ahora la esposa de Ponce”, asegura el ganadero.


Imagen

LA RELIGIÓN, EL PROBLEMA

Aunque en su entorno sabían que había crisis, ponen en cuestión que estuvieran separados, como reconoce una amiga de Cuevas: “Antes Paloma le acompañaba a todo y hacían mucha vida social, pero desde que murió Nano, su único hermano en 2014, a ella le apetecía menos salir y se volcó mucho en sus padres y en la religión, incluso viajó varias veces a Lourdes ”. Algo que no debió asimilar bien Enrique, que es muy animado; de hecho, no era extraño que tras cenar con amigos, ella se fuera a casa y él se apuntara a las copas”, recuerda esta fuente. “Es verdad que iban cada uno un poco a su bola. Recuerdo hace unos años en Casa Lucio una noche que Paloma no quiso salir, Enrique coincidió con un empresario taurino mexicano y juntaron las mesas. Había una actriz jovencita con la que Enrique coqueteó y luego se fueron todos de copas a Ramsés, pero son detalles sin importancia”.

Imagen

SE QUEDA SIN APODERADO Y SUEGRO
Victoriano Valencia, suegro de Enrique Ponce, pertenerce a una importante saga de toreros valencianos, los Roger, que él representa a la IV generación. Durante años compartió apoderamiento de Ponce con Juan Ruiz Palomares. Ahora, medio retirado por la edad, no quiere saber nada del maestro al que definía: “Enrique lo ha conseguido todo porque sólo piensa en el toro, única y exclusivamente”.

Incluso las navidades pasadas, cuando Ponce ya estaba con Ana Soria, pues según él llevan ocho meses juntos, el matrimonio cenó en Tatel con Luis Alfonso de Borbón y Margarita Vargas. Y en enero acudieron a una entrega de premios en el Club Allard. Incluso días antes de saltar la separación, Ponce tentó en la finca Puertolaca y, según testigos, habló mucho y con normalidad de Paloma y sus niñas. “Se notaba que eran el típico matrimonio un poco quemado por la rutina, pero se querían un montón, se seguían llamando ‘cari’ (cariño) el uno al otro”, asegura la citada amiga.


¿RETIRADA?

No ha sido este un año bueno para Ponce, que en Fallas de 2019 sufrió una terrible cogida cuyo diagnóstico fue “rodilla catastrófica” por lo que los médicos dudaron que volviera a torear. “Lo pasó muy mal, se volcó en rehabilitar para recuperarse porque para Enrique los toros son su razón de ser, aunque Paloma quería que se retirase. Pero necesita esa droga del protagonismo, ser el centro en las plazas y fuera de ellas, por eso canta en las fiestas y pienso que ahora en el fondo le halaga estar en boca de todos por su romance con una veinteañera”, apunta su amigo.

Aunque la atención mediática se centra este sábado en la plaza de Osuna, mañana, domingo 2 de agosto, Ponce, que ha entrenado en la finca de su amigo, el ganadero Manuel Ruiz, en Alcaraz, tiene otra cita con gran morbo. Será con toros de su ganadería y en Navas de San Juan, la población en la que se ubica su finca, Cetrina, donde ha pasado Paloma Cuevas la tormenta de su separación con sus hijas y sus padres. La gran pregunta es si Ana Soria tendrá agallas de presentarse en lo que ha sido hasta ahora el feudo del matrimonio Ponce-Cuevas.


LA OTRA CRÓNICA EL MUNDO SÁBADO 1 DE AGOSTO DE 2020

Avatar de Usuario
Invitado

ECOS DE SOCIEDAD

Mensajepor Invitado » Sab 01 Ago, 2020 5:16 pm



Marqueses de Urquijo, 40 años del crimen y la chapuza más misteriosa

El asesinato de los marqueses de Urquijo en su mansión de Somosaguas conmocionó a la sociedad española. Cuatro décadas después siguen abiertas muchas interrogantes sobre la autoría y los motivos del crimen.


Recién inaugurada la democracia en España, un terrible asesinato sobresaltó a la sociedad (alta, media y baja). Parecía un thriller, pero era la pura realidad. En la madrugada del 1 de agosto de 1980, los marqueses de Urquijo fueron asesinados en su mansión de Somosaguas (Madrid). Sus cuerpos los encontró la criada dominicana a las 9 de la mañana.

Manuel de la Sierra y Torres (55) era uno de los banqueros más importantes del momento (Banco Urquijo) y su mujer, María Lourdes de Urquijo y Morenés (45), era la V marquesa de Urquijo. El matrimonio yacía separado. A él le pegaron un tiro en la nuca mientras dormía en la gran cama matrimonial y ella, que lo hacía en una camita junto al vestidor, se desveló por el ruido del/los asesinos al tropezarse con un mueble y tras preguntar "¿quién anda ahí?" recibió dos disparos, uno en la yugular y otro en la boca. Al parecer, ella no era el objetivo.

Antes del suceso que conmocionó al país, el Banco Urquijo estaba a punto de fusionarse con el Hispano Americano, una maniobra que el marqués desaprobaba. Una vez muertos, sus hijos, Myriam y Juan, la autorizaron. ¿El móvil fue económico? (Casi) todo apunta a ello. Los dos estuvieron en el punto de mira, pero jamás fueron detenidos.

Imagen
Juan y Myriam Urquijo
A partir del 1 de agosto, una concatenación de errores, maniobras extrañas y relaciones truncadas provocaron que, cuatro décadas después, el misterio siga generando rumores. ¿Por qué nadie rechistó cuando Diego Martínez Herrera, administrador de la finca, mandó lavar los cuerpos antes de la autopsia? ¿Por qué quemó documentos privados? ¿Por qué se llevaban mal los marqueses con sus hijos? ¿Se ausentó la criada para tener un affaire con un mayordomo de otra mansión? ¿Quién hizo desaparecer la confesión manuscrita de autoinculpación de Rafi Escobedo, ex marido de Miryam? ¿Por qué desaparecieron el arma del crimen y los casquillos? ¿Necesitaban dinero Juan y Myriam? Si Rafi murió envenenado, ¿fue necesario colgarle con una sábana en su celda?

Había que buscar un chivo expiatorio que no diera demasiados problemas y lo encontraron en Rafael Escobedo, un chico de buena familia, manipulable y frágil emocionalmente. Su matrimonio con Myriam no gozó del beneplácito del banquero, por lo que entre suegro y yerno hubo siempre una cruda enemistad.

El 8 de abril de 1981 detuvieron a Rafi porque se decía que quería vengarse del marqués. Supuestamente, le sometieron a torturas, por lo que terminó confesando que era el asesino. Así, la caza de culpables principales se finiquitaba. Cuando en julio de 1983 a Rafi le condenaron a 53 años de cárcel, la confusión seguía en el aire a raíz de una frase de la sentencia que remarcaba que el inculpado había actuado "solo o en compañía de otros". ¿Quiénes? Su amigo Javier Anastasio fue inculpado como coautor del crimen al llevar a Rafi a la mansión y deshacerse poco después de la pistola tras lanzarla a un embalse y Mauricio López-Roberts como encubridor tras haber comprado un silenciador para la pistola y haber prestado 25.000 pesetas a Anastasio. El primero cumplió tres años y medio de prisión provisional y en 1987 huyó a Brasil porque no había tratado de extradición (¿con el dinero del aristócrata?). Volvió cuando el caso prescribió. Al segundo le condenaron en 1990 a diez años.

Cuando Melchor Miralles y Javier Menéndez publicaron El hombre que no fui en la que reconstruyeron la trama Urquijo, el abogado de Rafi Escobedo, Marcos García-Montes, confesó que el caso "fue una chapuza amparada por los poderes públicos en los que estaba implicado el marqués de Urquijo".

Imagen
Rafi Escobedo
Myriam de la Sierra dio su propia versión en otro libro, ¿Por qué me pasó a mí? (2013), donde dejó entrever la inocencia de su exmarido como autor material de los hechos, pero afirmó que sí había estado en la casa aquella noche. Pero no estaba solo. Según García-Montes, las pruebas indicaron que al menos cinco personas se encontraban en el interior y, para más inri, desveló que una de ellas era una mujer porque se encontró un lazo para el pelo.

A pesar de los enigmas, los herederos siguen haciendo su vida. Juan de la Sierra (63), actual marqués de Urquijo, está separado de Rocío Caruncho, con quien se casó en el 2000, tuvo tres hijos, y se dedica a sacar adelante los negocios de su padre. Por su parte, Myriam (64) se casó en 1987 con Dick Rew, tuvo dos hijos y se divorció. Tras el asesinato, no pudieron vender las tres propiedades de los marqueses ubicadas en Somosaguas, Sotogrande (Cádiz) y Banyeres (Tarragona) debido a la macabra historia. Ambos decidieron hacer una partición equitativa: Juan se quedó con la mansión madrileña y Myriam con las otras dos. El futuro de ambos hermanos transcurrió en diferentes aguas, ya que el nuevo marqués de Urquijo siguió incrementando su fortuna mientras que su hermana tuvo problemas monetarios tras varios negocios fallidos.

Avatar de Usuario
Invitado

ECOS DE SOCIEDAD

Mensajepor Invitado » Dom 02 Ago, 2020 2:38 am

Imagen

Ana Soria interviene en directo en 'Sálvame': "No voy a vivir justificándome"

La nueva novia de Enrique Ponce se ha mostrado muy enfadada por una noticia sobre ella que han tratado en el programa.

Ana Soria (21 años) está en el centro de la atención mediática desde que se conociera su relación con el torero Enrique Ponce (48). La joven estudiante de Derecho ha pasado del anonimato a ser analizada con lupa y a protagonizar todo tipo de noticias. La última de ellas se desvelaba este viernes en Sálvame, cuando el excasero de Soria hacía llegar al programa unas fotografías del lamentable estado en que, supuestamente, la inquilina había dejado el piso en que vivió.

Ante las especulaciones, Rafa Mora (37) invitaba a la novia de Ponce a llamar en directo para aclarar el asunto. Minutos más tarde, el programa lograba la que ha sido la primera intervención televisiva de Ana Soria.

La aludida se mostraba muy molesta con la información sobre ella: "No se le puede dar credibilidad al primero que llega y por el hecho de enseñar un piso de alquiler por el que habrá pasado mucha gente", aseveraba.

"No tengo que justificarme ni decir si soy higiénica o aseada porque me da igual la gente, que crean lo que quieran", comentaba sobre las fotografías aportadas por el propietario de la casa donde vivió.

"No voy a vivir justificándome ni aclarando tonterías (...) Yo sí viví ahí, pero cuando se hicieron esas fotos podía haber estado viviendo otra persona. Yo, si encuentro unas fotos de cuando yo estaba, os las envío", sentenciaba.

Como no podía ser de otra manera, la noticia sobre la suciedad del piso pasó pronto a un segundo plano y los colaboradores del programa asaltaron a Ana Soria para preguntarle por su relación con Enrique Ponce. "Os pido un poco de intimidad, él empieza a torear y todo esto le afecta", ha rogado.

La joven ha asegurado que poco a poco se va acostumbrando a la atención mediática y ha aprendido a "relativizar y no hacer caso a tonterías". Además, ha vuelto a reiterar que no ella no tiene nada que ver con Paloma Cuevas (47), exmujer de Ponce: "Yo no la conozco, ya lo dije. No he hablado con ella y no sé nada de ella".

Avatar de Usuario
Invitado

ECOS DE SOCIEDAD

Mensajepor Invitado » Dom 02 Ago, 2020 2:43 am

Imagen

'Sálvame' pone en un aprieto a Ana Soria, novia de Enrique Ponce, por esta desagradable foto

La nueva pareja del torero ha entrado en directo vía telefónica para aclarar un malentendido y pedir que se respete su relación


Avatar de Usuario
Invitado

ECOS DE SOCIEDAD

Mensajepor Invitado » Dom 02 Ago, 2020 2:50 am


Avatar de Usuario
Invitado

ECOS DE SOCIEDAD

Mensajepor Invitado » Dom 02 Ago, 2020 2:50 am


Avatar de Usuario
Invitado

ECOS DE SOCIEDAD

Mensajepor Invitado » Lun 03 Ago, 2020 2:44 am

Un divorcio astifino

Enrique Ponce insiste en exhibir su desatada pasión por Ana Soria y a Paloma Cuevas se le agota la paciencia

Dios nos libre de la peste, del hambre y de la guerra, imploraban en la Edad Media... Y de un marido de mediana edad locamente encaprichado de una veinteañera, podría añadir Paloma Cuevas, condenada a vivir un verano más negro que la peste por culpa del omnipresente exhibicionismo de Enrique Ponce y Ana Soria, cuya desatada pasión ilustra cada semana las páginas más efervescentes de las revistas del corazón. Y si solo fuera eso... Pero todavía hay más. Mientras se prodiga con Ana, el torero ha decidido eliminar a Paloma borrando con obsesión estalinista todas las fotos de su Instagram en las que aparecía su imagen.

Ponce, que ayer toreó en Osuna, celebra hoy el 30 aniversario de su alternativa. Será en la plaza de tercera categoría de Navas de San Juan (Jaén), a las siete de la tarde, y ante cuatro toros de su propia ganadería. «Corrida de Enrique Ponce en directo y en 'streaming'», anuncia su página web. Dicho así suena atrayente... La pregunta es si estará presente Ana Soria o si la estudiante, a sus 21 años, preferirá ver la faena por internet, algo perfectamente posible gracias a un 'link' en el que se puede comprar un acceso por 6,78 euros.

Pases en el ciberespacio

Pues sí que se ha modernizado este hombre, pensará a estas horas la afición... Y es que Ponce, a sus 48, no solo se maneja como un veinteañero en las redes, sino que ahora también pega pases en el ciberespacio.

Sin embargo, hay cosas que permanecen donde estaban. En la página web del diestro de Chiva (ahora mismo, como una cabra) todavía reina Paloma Cuevas. «Su apoyo es el más grande que he tenido en todos estos años. Ella ha vivido intensamente el sufrimiento que conlleva ser mujer de torero. Siempre ha estado ahí. Y no es fácil».

Así se expresaba el diestro antes de que se le cruzara una almeriense (rubia, con hechuras de maniquí) y le diera una voltereta a su matrimonio, enviándolo a la enfermería... Un matrimonio que el año que viene habría cumplido las bodas de plata. Porque cuando Enrique y Paloma se casaron, Ana Soria ni siquiera había nacido. Lo malo es que al sufrimiento de Cuevas como mujer de torero se une ahora su tormento como esposa de un marido escandalosamente infiel... «Abro el manual de 'La crisis de los 50' y el índice te describe», podría decirle Paloma a Ponce, inspirada en lo que le suelta a Ricardo Darín su exmujer en 'El hijo de la novia'. Madre de dos niñas de doce y ocho años, la siempre impecable, perfecta, casi envasada al vacío Paloma Cuevas podría ahora romper el molde para plantarle cara al torero.

Está en juego un patrimonio que incluye imponentes fincas y florecientes negocios ganaderos, agrícolas e inmobiliarios. Y a Paloma, según ha declarado su entorno, con tanto exhibicionismo adolescente de Ponce, se le ha agotado la paciencia. El diestro torea hoy toros de su ganadería, pero muy pronto podría encontrarse con un divorcio astifino, más difícil de lidiar que un Victorino 'avisao'.

Avatar de Usuario
Invitado

ECOS DE SOCIEDAD

Mensajepor Invitado » Lun 03 Ago, 2020 2:58 am

Carmen Lomana destapa el deseo oculto de Paloma Cuevas tras su separación de Enrique Ponce

La colaboradora de COPE, Carmen Lomana, ha revelado este sábado en Fin de Semana el oculto deseo de Paloma Cuevas tras su separación con el torero Enrique Ponce, que ha comenzado una relación con la joven Ana Soria. Además, la socialité analizaba las últimas informaciones relacionadas con la pareja, como las palabras de la madre de la joven pareja de Ponce, que se ha desmarcado de los medios de comunicación.



A través de su habitual consultorio de los sábados, Lomana destapaba además cuál es la reacción de la que fuera la esposa del torero, cuando ve a Ponce en programas de televisión hablando sobre su ruptura y sobre su nueva relación. Y es que en las últimas semanas la nueva pareja comentaba el buen momento por el que pasan, además del anuncio de que Soria ha renunciado a cursar el próximo año su beca erasmus en Polonia para quedarse en España y refortalecer así su relación.

Las declaraciones de la madre de Ana Soria

Este viernes, la madre de Ana Soria se ha desmarcado de los medios de comunicación. Pillada por la televisión en mitad de la calle, y a pesar de que están muy contentos con la relación, la madre aseguraba que no quiere saber nada: “Este circo no va conmigo”, comentaba. Incluso, enfurecida, se dirigía a la periodista para remarcarle: “He tratado de ser educada”.

Una actitud que ha recibido el apoyo de Lomana. “Lo mejor que ha podido hacer la madre, porque a mí me parece una tontería cuando sale la familia haciendo declaraciones”. Y es que, sobre la relación de Soria y Ponce “ha hablado la tía y el abuelo, y la niña ha estado correcta y encantadora cuando le ha preguntado la prensa”.



El deseo oculto de Paloma Cuevas

Sobre cómo ha encajado la nueva relación la esposa de Ponce, Lomana revelaba tajante: “Paloma no quiere ver la realidad”. “A mí me ha dicho que en realidad han tenido un desencuentro, que no estaba de acuerdo con unas ausencias tan grandes de Enrique, que no podía contar con él en momentos importantes, en cumpleaños… Claro, ¡es que se ha casado con un torero!”.

“Tú no puedes pedirle a un torero que se retire cuando está en pleno esplendor”, remarcaba la socialité. Eso sí, matizaba Lomana que esta no es la única razón por la que el matrimonio ha roto. “Habrá sido el desgaste” concluía.

“Ella siempre ha pensado, y piensa todavía, que si esto (relación Soria y Ponce) no hubiera salido a la palestra, seguirían”, destapaba la colaboradora de Fin de Semana de COPE. Eso sí, asegura que Paloma tiene muy claro de donde vino la filtración: “Ella piensa que no ha sido Enrique quien lo ha filtrado, sino un periodista”.

“Se estaban dando un tiempo y no tenía ganas de separarse”, concluye Lomana.

La peculiar reacción de Paloma Cuevas

Y es que la cosa no se quedaba ahí. Carmen Lomana destapaba en COPE la peculiar reacción de Paloma Cuevas cuando le hablar sobre el nuevo amor de su marido. “Incluso cuando le preguntas por Ana Soria y por lo que ha dicho Enrique en un programa en el que jamás me hubiera imaginado que él podía salir haciendo declaraciones, no te contesta. Es como que no existe. Es como si me dices “buenos días”, y yo te contesto “manzanas traigo”.


Avatar de Usuario
Invitado

ECOS DE SOCIEDAD

Mensajepor Invitado » Lun 03 Ago, 2020 3:55 am



Lo que no esperaba encontrarse Enrique Ponce en su regreso a los ruedos

Fue una tarde llena de sorpresas: Ana Soria fue la gran ausente de la primera corrida de la nueva normalidad y varias fans apoyaron a Paloma Cuevas en el coso

Un día antes del exitoso regreso a los ruedos de Enrique Ponce en Osuna, Ana Soria pedía públicamente un poco de respeto y privacidad después del revuelo mediático que se había montado en torno a su relación. Aseguraba que le estaba afectando a su trabajo. Sin embargo, el torero no tenía reparos en alimentar más la bola con un tierno gesto al dibujar una A (de Ana Soria) en la arena del coso este sábado. Eso sí, ella ausente en el primer paseíllo de la nueva normalidad.

Como es lógico ausente también estuvo Paloma Cuevas, aunque muy presente entre el público. Osuna colgó el cartel de lleno, pero entre el público también se encontraban defensores de la mujer que ha ocupado el corazón del torero durante más de 24 años. Entre los pañuelos blancos también destacó alguna que otra pancarta en defensa de Paloma Cuevas con el fin de hacer constar su malestar por la separación con Enrique Ponce.

«Paloma Cuevas, te queremos ¡ánimo!», se podía leer en una de las pancartas que había en el coso. «Paloma es una señora. Siempre serán pro Paloma», gritaban las defensoras de la exmodelo aunque dejando claro que Enrique Ponce era una gran torero. Este no podía llegar a imaginar lo de le depararía esa tarde.Sabía que habría mucha expectación en torno a su regreso a los ruedos por su nueva relación, pero seguro que no imaginaba estos mensajes de apoyo a su ex.

Avatar de Usuario
Antonio Fresno

ECOS DE SOCIEDAD

Mensajepor Antonio Fresno » Mar 04 Ago, 2020 8:24 pm

Rachida se mueve bien en las complicadas aguas de la política gala. Aunque estaba cantado que no conseguiría ser alcaldesa de París siempre esta en el candelero y bien posicionada

Avatar de Usuario
Invitado

ECOS DE SOCIEDAD

Mensajepor Invitado » Jue 06 Ago, 2020 2:36 am

Imagen

Enrique Ponce celebra el cumpleaños de la mejor amiga de Ana Soria

La novia del torero se ha convertido en asidua a las corridas de Ponce y le acompaña junto a un grupo de amigos. Tras la faena de Plasencia celebraron el aniversario de la mejor amiga de su novia.

Enrique Ponce (48) ya es uno más en la pandilla de su novia,Ana Soria (21). La joven almeriense está acompañando al torero en su gira por las plazas, que inició el pasado día 1 en Osuna (Sevilla), junto a un grupo de amigos. Aunque ese día no apareció en la plaza sevillana, si lo ha hecho después, el lunes en Huelva y el martes en Plasencia. Tras las corridas, el torero, su novia y los amigos suelen salir a cenar y a divertirse. El lunes organizaron una pequeña fiesta en un hotel de Huelva , donde se vio a la pareja en actitud muy cariñosa, y el martes celebraron el cumpleaños de la mejor amiga de Ana, una joven rubia como ella a la que llama "hermanita" y "mi otra mitad".

Tras abandonar la plaza de Plasencia el diestro, Ana Soria y sus amigos celebraron con globos y una tarta el cumpleaños, tal y como se aprecia en la foto que la almeriense ha subido al stories de su cuenta de Instagram en la aparece la que Ponce muy sonriente.

Horas antes, Ana permaneció hierática durante el tiempo que duró la faena de Ponce y rehusó hacer declaraciones a la salida de la plaza. Un cambio de actitud en la joven que contrasta con sus primeros encuentros con la prensa en los que se mostró mucho más abierta hablando del momento que atraviesa junto a su gran amor.



La joven se ha convertido en la mejor compañía de su gran amor en el taurino verano al que se enfrenta Ponce. Un horizonte en el que, a buen seguro, la pareja del verano se convertirá en protagonista de nuevos titulares.

Avatar de Usuario
Invitado

ECOS DE SOCIEDAD

Mensajepor Invitado » Jue 06 Ago, 2020 2:43 am

Ana Soria eclipsa a Enrique Ponce en su corrida de toros en Plasencia
Enrique Ponce y Ana Soria están viviendo su verano más especial. Enamorados y viviendo a tope su relación, el diestro y la estudiante no dudan en gritar a los cuatro vientos lo felices que son desde que oficializaron su noviazgo - una vez que se hizo pública la separación del valenciano y Paloma Cuevas - y dejaron de esconderse para dar rienda suelta a su amor.

ImagenImagen
ImagenImagen
ImagenImagen
ImagenImagen
ImagenImagen
ImagenImagen

Avatar de Usuario
+++

ECOS DE SOCIEDAD

Mensajepor +++ » Jue 06 Ago, 2020 2:45 am



Enrique Ponce, de celebración con Ana Soria tras su tarde de toros en Plasencia



Enrique Ponce y Ana Soria disfrutan de una velada entre amigos tras su tarde de toros
Ana Soria no se ha perdido la cita taurina de Enrique Ponce en la plaza de La Merced de Huelva por la Feria de Las Colombinas. La joven no estuvo presente en la vuelta a los ruedos del diestro en Osuna (Sevila) ni al día siguiente en Navas de San Juan (Jaén), pero en esta ocasión la almeriense sí ha estado entre el público en el tendido acompañada por algunos amigos. Tras el compromiso taurino, Ana y Enrique aprovecharon para disfrutar de la noche onubense, con una velada entre amigos saliendo a cenar a un restaurante.




Volver a “Cajón de Sastre”