UNA NOCHE EN LA OPERA

Cajón de Sastre: Foro para temas variados

Imagen

Avatar de Usuario
MELBOURNE

UNA NOCHE EN LA OPERA

Mensajepor MELBOURNE » Mar 08 Dic, 2015 1:37 am

1 MILLON DE GRACIAS Invitado por ese magnifico video. Sabes...? Me has recordado a ese GRAN compositor ruso que hacia tanto tiempo que no habia oido nada del GRAN Tchaikovsky, ni siquiera me acordaba de sus videos o discos.
Un abrazo,
Assia


Avatar de Usuario
MELBOURNE

UNA NOCHE EN LA OPERA

Mensajepor MELBOURNE » Jue 10 Dic, 2015 3:30 am

GRACIAS Invitado por esta composicion musical aunque no es 1 de mis favoritas.
Saludos,
Assia

Avatar de Usuario
Invitado

Sviatoslav Richter - Haydn - Piano Sonata in A major, Hob XVI-46

Mensajepor Invitado » Jue 17 Dic, 2015 3:21 am


Avatar de Usuario
MELBOURNE

UNA NOCHE EN LA OPERA

Mensajepor MELBOURNE » Jue 17 Dic, 2015 10:36 am

MAGNIFICA SONATA EN A MAJOR! 1 MILLON DE GRACIAS Invitado POR ESTA GRAN PIEZA DE PIANO. QUE VISTA MAS BONITA MIENTRA SE ESCUCHA ESA GRAN SONATA: NUBES ARRIBAS, COLINITAS AL FONDO, AGUA DE 1 AZUL LIMPISIMA Y MUCHO VERDE ''QUE TE QUIERO VERDE.''
Un abrazo,
Assia

Avatar de Usuario
Invitado

Henry Purcell - cold song

Mensajepor Invitado » Mar 22 Dic, 2015 3:20 am


Avatar de Usuario
MELBOURNE

UNA NOCHE EN LA OPERA

Mensajepor MELBOURNE » Mar 22 Dic, 2015 4:47 am

MUCHAS GRACIAS Invitado por esa pieza de musica. Me ha gustado mas el COLD SONG de 2 mujeres 1 de ellas Amande Altais que pinche en 2 recuadros.
Saludos,
Assia

Avatar de Usuario
Invitado

Dare, Animals, Summer - GAGA SYMPHONY ORCHESTRA

Mensajepor Invitado » Dom 27 Dic, 2015 5:12 am


Avatar de Usuario
MELBOURNE

UNA NOCHE EN LA OPERA

Mensajepor MELBOURNE » Lun 28 Dic, 2015 12:05 am

GRACIAS Invitado por esa pieza de musica. No me gusto ese director de musica con sus saltitos y sus tonterias que hacia mientras dirigia la orquesta. Pinche en 1 recuadro que decia: ''taurovideos'' donde se ve graves cogidas de varios toreros. En ese recuadro que pinche podeis comprobar que toda la vida de EL CORDOBES fue pura ficcion. ESA FRASE QUE SE PUBLICO TANTAS VECES QUE DIJO EL CORDOBES, PODEIS COMPROBAR QUE FUE ROBADA AL ESPARTERO: '' MAS CORNADAS DA EL HAMBRE.'' LOS 2 TERTULIANOS DE ESE RECUADRO QUE PINCHE CONFIRMARON LO QUE YO YA HABIA DICHO HACE TIEMPO EN EL TEMA TAURINO: ESA FRASE DE ''MAS CORNADAS DA EL HAMBRE'' LA DIJO EL ESPARTERO.
Saludos,
Assia

Avatar de Usuario
Invitado

Bufones

Mensajepor Invitado » Mié 20 Ene, 2016 5:07 am

Bufones

tsevan rabtan


Vengo del Teatro Real, de escuchar música de Donizetti. Y una vez más, ciento setenta años más tarde, Don Pasquale comprende lo absurdo de querer casarse a su edad y Norina y Ernesto reciben su perdón. Donizetti escribió la última ópera bufa que merece tal nombre –Falstaff es otra cosa- y poco después permitió que la sífilis terminase su trabajo.




TITO SCHIPA "POVERO ERNESTO!" Don Pasquale(Donizetti)


Y lo hizo innovando. Esto es una coña, claro. Aunque a medias. Para agradecer eternamente a los italianos su generosidad con la cultura occidental bastaría -no se sulfuren con la herejía- con que sólo nos hubiesen entregado la gloriosa historia de la opera buffa. Siempre iguales y siempre distintas, con el sabor único -en cada obra, en cada buena representación- de la verdad, ligera, agridulce, y fugitiva. Los personajes, enredados en los lazzi, nos hablan del amor y la juventud, de la senectud y la ocasión perdida, de la traición y del perdón. Arlequín, Colombina, Polichinela, el Doctor, Tartaglia, el Soldado, los enamorados Florindo e Isabel, la Señora … ¿Falta alguien para hablar de cualquier cosa que de veras importe?

Lo demás es anécdota. Mientras escribo esto escucho La italiana en Argel. Es increíble que una obra tan maravillosa se represente tan poco. Sutil, redonda y divertidísima, el asunto “turco” es lo de menos. De nuevo la lujuria de un anciano poderoso es vencida por la juventud. La música de Rossini nos lo cuenta todo de soslayo; a veces una simple frase, una burla, un comentario, o unas pocas notas que flotan entre los atónitos espectadores, dibujan perfectamente las debilidades de los personajes, que de eso se trata. Todos somos pappataci. ¿Quieren saber de qué les hablo? Cómprenla, acomódense unas horas en un buen sofá, con alimento y bebida adecuados, y no se olviden primero de ir al baño.

Cuando Wagner preguntó a Rossini si había conocido a Beethoven, y el poeta Michotte tomó notas, quedó para la posteridad un ejemplo patético del abandono en el que permitían los vieneses se encontrase el que intuían era el más grande de los compositores. Pero lo más soprendente es el reconocimiento natural, por parte de Rossini, de la poca importancia que Beethoven daba a la música de aquel: “… la ópera seria no está en la naturaleza de los italianos. Para el drama no conocen ustedes bastante la ciencia de la música … Por encima de todo siga haciendo cosas del tipo del Barbero de Sevilla”. Cuando salía del cubil de Beethoven, Rossini lloró, pero no por los comentarios del huraño. Era un hombre generoso.

Ese es un ejemplo de la paradoja. El orgulloso Sostatre, duque de Noruega, cantó largas arias y nos demostró su valor, pero la ópera seria no está en la naturaleza de los italianos. ¿Quién se lo iba a decir a Pergolesi? Il Prigionero Superbo le había llevado mucho tiempo, pero era larga y había que aligerar los entreactos para que el público napolitano pudiera respirar y tomar un tentempié después de ver como los dioses “cagan mármol”, según la feliz salida de tono de Amadeus. Así que Pergolesi escribió La serva padrona, un divertimento, una cosa ligera y sin pretensiones, y los napolitanos la escucharon, por vez primera, en el año 1733, atragantándose y riendo a carcajadas.

El solterón Uberto discute con Serpina, su sirvienta, una vez más. La razón de la última bronca: lleva tres horas esperando su chocolate y la pícara le espeta que ya es tarde para desayunar, y además lo encierra en su propia casa. Sólo hay una solución, casarse con ella. Pero necesita que los celos y el miedo ante el valentón que incontinente cala el chapeo, le aseguren que su apuesta le hará feliz.




"Per te io ho nel cuore" - La Serva Padrona


Nadie se acordaba de Sostrate a las pocas semanas, pero La serva padrona viajó por toda Europa y llegó a París. Y allí las muchedumbres la reivindicaron, a la puerta del Théâtre des Italiens, y comenzó la querelle des bouffons, la pelea cyranesca que decidiría si la pequeña Serpina era más poderosa que los héroes de Lully o Rameau. Los hombres se peleaban en los teatros y decidían sobre la superioridad del italiano o el francés a espadazos, mientras los libelos alfombraban las calles de París. El Rey intervino y expulsó a esos italianos, pero dio igual. Uberto y Serpina habían tenido descendencia. Numerosa, descarada y ruidosa.


"Il Matrimonio segreto": (4) Terzetto - Le faccio un inchino (Daniel Barenboim)



Giovanni Paisiello - Il barbiere di Siviglia - "Scorsi gia molti paesi" (Pietro Spagnoli)



Edith Mathis & Gundula Janowitz "Le Nozze di Figaro" Canzonetta Sull'aria




Tito Gobbi- Largo al Factotum

Avatar de Usuario
Assia
de Melbourne
de Melbourne
Mensajes: 16928
Registrado: Mar 29 Dic, 2015 2:19 am
Flag: Australia

Re: UNA NOCHE EN LA OPERA

Mensajepor Assia » Mié 20 Ene, 2016 6:42 am

1 millon de gracias Invitado por habernos colgados esos magnificos videos de opera. Gracias tambien por el articulo tan extraordinario que has escrito.
Saludos,
Assia

Avatar de Usuario
Invitado

UNA NOCHE EN LA OPERA

Mensajepor Invitado » Mié 20 Ene, 2016 2:33 pm

yo también te lo agradezco.

Avatar de Usuario
Invitado

taci, che troppo il sai

Mensajepor Invitado » Vie 22 Ene, 2016 2:53 am

taci, che troppo il sai

tsevan rabtan


Monteverdi nació en 1567 y murió en 1643. Nació como músico renacentista y murió como músico barroco. Dominó magistralmente ese maravilloso estilo final de la música vocal de finales del XVI, tan claro y a la vez libre, con sus pasajes homófonos y contrapuntísticos, sin forzar jamás el texto aunque musicalizado y expresivo, pero ya desde el principio se reveló como el motor de lo que venía. Venía el barroco, la declamación, la oposición dramática, la ópera, el bajo continuo.

Le pasó lo que a los grandes creadores. Alcanzó, dentro de formas estrictas, cumbres de expresión. Inventó y asumió reglas y, dentro de ellas, demostró una extraordinaria capacidad para inventar.

Ya en Orfeo aparecen esos bajos continuos tan habituales en sus últimos madrigales. La melodía puede cambiar, pero el esquema (al menos el rítmico) del bajo se repite formando un ostinato. A veces era preciso repetirlo o adaptarlo si el texto era demasiado largo, pero siempre era reconocible.

Uno de los bajos más utilizados es el de romanesca, de origen español, que normalmente se usa para composiciones para una o dos voces.




Narciso Yepes plays: Guárdame las Vacas by Luis de Narváez


Otros son los bajos de chacona o pasacalle, también originarios de España, que se desarrollan habitualmente en cuatro compases, con un ritmo lento, algo trágico, y una fórmula melódica básicamente descendente camino de la dominante y que tantos hijos sublimes ha dado.




J. S. Bach - Chaccone (Henryk Szeryng - Violin)


Esos bajos servirán, junto con otros elementos, para dar estructura a la novedad dramática de este primer barroco: el estilo concertato. Se busca, aunque parezca contradictorio, una discordia entre los elementos musicales, una pelea, a veces entre instrumentos y grupos de instrumentos, a veces entre voces.

Entre las muchas joyas que se encuentran en los libros de madrigales de Monteverdi, una es Ohimè dov’è il mio ben, un madrigal para dos sopranos de su séptimo libro. Monteverdi pone música a un texto ottave rime, ocho endecasílabos, y lo hace utilizando el bajo de romanesca, que se repite cada tres compases. Cada voz, dentro de la doble estructura del bajo y el verso, funciona de manera muy libre, de forma que Monteverdi puede explotar todo tipo de recursos estilísticos y puramente musicales, como imitaciones canónicas, partes de coloratura, recitativos expresivos y choques disonantes para resaltar determinados momentos del texto, de una forma extremadamente sutil.




Monteverdi, "Ohimè, dov'è il mio ben" (La Venexiana)


La obra de Monteverdi en la que el uso del bajo de pasacalle alcanza la máxima capacidad de emocionar, con esa mezcla entre libertad y pulso constante, es el sublime Lamento della ninfa, del octavo libro de madrigales, en el que el desgarrador pasaje central se construye sobre un tetracordo descendente en el bajo continuo, que el intérprete ha de armonizar:


Imagen


Es evidente que este procedimiento le gustaba a Monteverdi, pues lo utilizó también en varios dúos de L’incoronazione di Popea, pero nunca estuvo tan inspirado como en esta obra. La teatralidad es resultado de la tensión entre los casi artificiosos comentarios del trío de tenores y bajo y la declamación, ajena al voyeurismo, de la ninfa. Monteverdi escribió:


Modo di rappresentare il presente canto. Le tre parti, che
cantano fuori del pianto della Ninfa, si sono così
separatamente poste, perché si cantano al tempo della
mano; le altre tre parti che vanno commiserando in debole
voce la Ninfa, si sono poste in partitura, accio seguitano il
pianto di essa, qual va cantato a tempo dell’affetto del
animo, e non a quello de la mano.


La ninfa es libre de cantar sin sujetarse al tiempo. El bajo, con su pulso, y los espectadores, con sus afectados comentarios y puntualizaciones, enfrentados al lamento, crean la tensión que hace auténticos pasión y sufrimiento. Amor, ¿dónde está la fidelidad que el traidor me juró?




Monteverdi - Lamento della Ninfa - Kirkby

Avatar de Usuario
Assia
de Melbourne
de Melbourne
Mensajes: 16928
Registrado: Mar 29 Dic, 2015 2:19 am
Flag: Australia

Re: UNA NOCHE EN LA OPERA

Mensajepor Assia » Vie 22 Ene, 2016 3:33 am

1 millon de gracias Invitado por esas magnificas composiciones de musica,esa voz agelical femenina y por tus mensajes explicadolo. Confieso que ninguna de esas piezas de musica las habia escuchado antes.
Saludos,
Assia

Avatar de Usuario
Invitado

Tomás Luis de Victoria - O Magnum Mysterium

Mensajepor Invitado » Mié 03 Feb, 2016 1:56 am



Tomás Luis de Victoria - O Magnum Mysterium (The Sixteen)




Volver a “Cajón de Sastre”