cosas

Cajón de Sastre: Foro para temas variados

Imagen

Avatar de Usuario
:)

Mensajepor :) » Dom 20 Jul, 2014 7:30 pm



Avatar de Usuario
tatau

Mensajepor tatau » Mié 23 Jul, 2014 9:13 pm

Tatuajes para colgar en la pared del salón

Pedro Torrijos Leon


Imagínate qué historia más chula para una serie de televisión o una novela negra: un misterioso asesino en serie, aquejado de síndrome de Stendhal extremo, persigue a hombres y mujeres con tatuajes especialmente bellos para arrancarles la parte de la piel donde se encuentra el dibujo. Después enmarca los tatuajes y los expone en una macabra galería de arte.

Mola, ¿verdad? Pues ni se te ocurra escribirlo, que la idea es mía. Y tampoco se te ocurra ponerlo en práctica, por favor, que lo de despellejar a gente es una cosa que está muy muy fea.

El caso es que el arte de dibujar sobre la piel es una disciplina milenaria de raíces profundamente arraigadas en las culturas del Pacífico, sobre todo en la Polinesia y en Japón. De hecho, la palabra tatuaje deriva del polinesio «tátau», y es un tipo de ornamento corporal abstracto que se remonta al principio de su civilización. A veces tenía un sentido esencialmente comunal, pero en otros casos, como en el de los maoríes, se trataba de pinturas de batalla con rango jerárquico.

En Japón, por el contrario, el tatuaje adquiría una significación de índole narrativa, que servía para contar hechos, hazañas o referencias culturales especialmente relevantes para el portador del dibujo. Ambos tipos de tatuaje han sobrevivido a lo largo de los siglos y se siguen practicando en sus áreas de influencia aunque, en algunos casos, se ha perdido el concepto guerrero o jerárquico.

Imagen

Un jefe Maorí encontrado por el capitán James Cook, y dibujado por Sydney Parkinson en 1784 (DP)


Estando tan alejados, es lógico pensar que la cultura del tatuaje llegase a Occidente a través de los marineros que surcaban las aguas del Pacífico y que imitaban la decoración corporal que habían visto en los nativos. Así, y quizá debido al choque cultural que supuso, durante casi todo el siglo XX el tatuaje se vio en Occidente como una aberración, un atentado contra el cuerpo que solo se aceptaba en las pieles de los propios marineros, los delincuentes, los presidiarios y, más tarde, las estrellas del rock.

Sin embargo, desde hace unos quince años, la cultura del tatuaje ha sufrido una explosión por todo el globo, hasta el punto de que es complicado encontrar a personas entre los 16 y los 50 años que no tengan algún tipo de dibujo permanente en su cuerpo.

Pero vamos, cuando digo ninguna persona es que verdaderamente nadie parece haberse resistido a inyectarse un poco de tinta en su piel. Deportistas, atletas, cantantes, presentadores de televisión, diseñadores de moda, hipsters urbanos, las chicas y los chicos que pueblan los centros comerciales un domingo por la tarde y hasta la señora Felisa que compra el pan en el mercado del barrio lleva un pequeño delfín dibujado en el omóplato izquierdo.

Lo malo es que la mayoría de esos tatuajes suelen ser bastante horribles: desde el ínclito delfín hasta la brujita feliz, pasando por unos caracteres en chino (que vete tú a saber lo que dirán) y terminando por los espantosos «tribales» que decoran los bíceps de la población masculina de la mayoría de los gimnasios.

No obstante, en los últimos 3 o 4 años han surgido un grupo de artistas –porque así debemos llamarlos- que han avanzado varios pasos en la cultura del tatuaje llevándolo a terrenos a menudo inexplorados. El éxito de estos tatuadores se basa tanto en la gran pericia técnica que poseen, como sobre todo, en el desarrollo de una inventiva y una creatividad a prueba de cualquier prejuicio.

Vamos a ver algunos de ellos. Y sí, molaría tener una copia en papel para colgarla en la pared del salón.

    1. Expanded Eye

    El colectivo Expanded Eye lo forman los ilustradores Jade Tomlison y Kev James. En su estudio franco-británico realizan delicadísimas obras en soportes poco convencionales que exponen en galerías de arte. Posteriormente, suelen plasmar obras similares en soportes aún menos convencionales. Como la piel.

    Imagen

    Imagen

    Imagen


    2. Victor Octaviano

    Tatuador brasileño afincado en São Paulo, Victor Octaviano trabaja con acuarelas que dibuja sobre papel. Luego, mediante un sistema de tintas aguadas, reproduce esos mismos dibujos, a veces propios y a veces originales de otros artistas, en el cuerpo de sus clientes. El resultado es fresco y sorprendente.

    Imagen

    Imagen


    3. Peter Aurish

    El estudio berlinés Nevada Johhny está integrado por varios tatuadores, como las estupendas Jessica Mach y Marie Kraus. Quizá el más interesante de sus componentes sea Peter Aurish, que suele recrear obras conocidas de la historia del arte bajo una afiladísima perspectiva propia del cubismo de Pablo Picasso o Georges Braque.

    Imagen

    Imagen


    4. Ondrash

    El checo Ondrash también aproxima sus tatuajes a los terrenos del puro arte pictórico. Empleando tintas enormemente saturadas, sus mejores piezas se relacionan con la abstracción y con el expresionismo. Y claro, también con el expresionismo abstracto.

    Imagen

    Imagen


    5. Xoïl

    Xoïl –también conocido como Loïc- es francés, pero tanto su trabajo como él mismo han dado la vuelta al mundo, habiendo participado en decenas de convenciones y eventos donde se le rifan para que tatúe algunas de sus obras. Xoïl se enfrenta al tatuaje como lo haría un diseñador gráfico delante de la pantalla de un ordenador. No en vano, su trabajo es el máximo exponente de un estilo de tatuaje denominado Photoshop Tattoo o Collage Tattoo. Con formidable destreza, crea vertiginosas composiciones acumulativas casi fotográficas, en las que emplea recursos propios de otros medios, como los degradados, el esténcilo las tipografías.


    Imagen

    Imagen

    Imagen

Avatar de Usuario
Invitado

Mensajepor Invitado » Mié 23 Jul, 2014 9:25 pm


Avatar de Usuario
cosas cuquis

Mensajepor cosas cuquis » Jue 24 Jul, 2014 11:52 pm


Avatar de Usuario
Invitado

Mensajepor Invitado » Vie 25 Jul, 2014 2:44 am

Imagen


El árbol de los cuarenta tipos de fruta

Sam Van Aken injerta árboles frutales para conseguir que un único árbol de más de cuarenta tipos de frutos de hueso diferentes, como duraznos, ciruelas, albaricoques, nectarinas, cerezas y almendras.
Cada una de sus creaciones tarda cinco años en desarrollarse y empezar a florecer. El color durante la época de floración es sorprendente, al concentrarse en un único árbol 40 tonalidades diferentes.

Sam Van Aken es un profesor de arte de la Universidad de Siracusa (EEUU) que trabaja sus árboles con variedades autóctonas que normalmente no se comercializan, con la intención de preservarlas.
Su obra también es una denuncia de la desaparición de muchas variedades frutales, únicamente por intereses económicos.
Hasta la fecha ha creado 16 árboles de este tipo para diferentes instituciones públicas y coleccionistas de arte en los EEUU.
Su próximo proyecto pretende crear un pequeño jardín compuesto únicamente por estos coloridos árboles. Tendremos que esperar para ver los resultados.

Avatar de Usuario
Assia
de Melbourne
de Melbourne
Mensajes: 21520
Registrado: Mar 29 Dic, 2015 2:19 am
Flag: Australia

Mensajepor Assia » Vie 25 Jul, 2014 3:03 am

''cositas,'' se me paso escuchar ese video de Cello and Orchesta. Seguro que no se me hubiera pasado si lo hubieras colgado en el tema videos musicales. GRACIAS POR COLGARLO.
Saludos,
Assia

Avatar de Usuario
Invitado

Mensajepor Invitado » Lun 04 Ago, 2014 9:17 pm



Animación que muestra las migraciones culturales durante más de dos milenios

Avatar de Usuario
Invitado

Mensajepor Invitado » Lun 04 Ago, 2014 9:59 pm

Anonymous escribió:graffitis de Banksy convertidos en gifs animados:






Robbo muere, Banksy le rinde tributo

Cuando dos artistas se pelean, muchas veces el ganador es el arte mismo

No es raro que dos artistas se pongan a pelear, y una de las más afamadas en años recientes fue la que aconteció entre los artistas de graffiti londinenses Robbo y Banksy.

Avatar de Usuario
nubes

Mensajepor nubes » Lun 11 Ago, 2014 1:03 am

Imagen

Avatar de Usuario
Invitado

Mensajepor Invitado » Jue 21 Ago, 2014 3:43 am

Imagen


laurajenkinson
LAURA JENKINSON Makeup Artist/Beauty Blogger


Imagen

Avatar de Usuario
Invitado

Mensajepor Invitado » Vie 22 Ago, 2014 11:36 pm


Avatar de Usuario
a debate

Mensajepor a debate » Sab 30 Ago, 2014 11:53 pm

Imagen


¿Debe devolver Inglaterra los mármoles del Partenón?

Miguel Ángel García Vega


Entre otras muchas obras, a Grecia le faltan desde hace más de dos siglos 75 metros de friso (sobre los 160 originales que ideó Fidias), 17 esculturas de los pedimentos este y oeste y 15 paneles de las metopas. Es una carencia que el país heleno lleva décadas intentado resolver. No hay, por ahora, forma de encontrar una salida. Da igual que el vacío sea enorme. Representa más de la mitad de la decoración del Partenón, el gran icono de la Grecia clásica. Levantado en el siglo V a.C. en honor a la diosa Atenea, el templo es uno de los logros que definen la humanidad.


Imagen

Dos visitantes contemplan un grupo de esculturas del friso del Partenón en el British Museum, en una imagen de 2000



La historia es conocida. Entre 1801 y 1805 Lord Elgin, embajador Británico en el Imperio Otomano, utilizando un cuestionado permiso del Sultán, levantó (algunos emplean la expresión “arrancó”) buena parte del friso interior y las metopas. También se adueñó (para lo que al parecer no tenía permiso de ningún tipo) de varias esculturas, como una de las cariátides del Erecteion y diversas piezas del Templo Atenea Niké. Entre las obras expoliadas hay tallas tan impresionantes como la procesión de las Grandes Panateneas. Muchos de los mármoles y esculturas fueron seccionados de mala manera y con pocos miramientos. En principio, el destino de tanta maravilla era decorar el jardín de su casa. Acosado por agobios financieros, Elgin (quien se autocalificaba como amante de las antigüedades y cuyo hijo, por cierto, ordenó el saqueo del palacio de verano de Pekín) vendió esta Capilla Sixtina de mármol a su Gobierno en 1816 por 35.000 libras. De ahí pasaría a la colección del British Museum, que construyó una sala especial para el friso y las esculturas.


Imagen

Entre 1801 y 1805 Lord Elgin arrancó metopas, el friso interior del Partenón y se llevó a Inglaterra diversas estatuas



Hace ya tiempo, pues, que faltan (¿irremediablemente?) de Grecia. Más o menos desde finales de los años setenta del siglo pasado el Gobierno heleno lleva porfiando por su devolución. La pelea la inició una mujer excepcional, repleta de coraje y valentía, la ministra de cultura y actriz Melina Mercuri (1920-1994). Pasados los años, y sin los mármoles de vuelta, otra mujer, Marianna V. Vardinoyannis, embajadora de buena voluntad de la Unesco, ha impulsado la campaña “Return, Restore, Restart”. Recuperar (los mármoles), restaurar (el Partenón) y reiniciar (la historia). Y sus palabras —a través de la agencia EFE— suenan claras. “Esto no es algo que atañe solo a Grecia. Es sobre la humanidad. Significaría el cumplimiento de nuestro deber con la historia y la cultura para conseguir la unidad de un monumento ecuménico”.


Imagen



Estas frases se leen de forma muy distintas en el Reino Unido. A pesar de que hay algunas encuestas —como la del periódico The Guardian de este mismo verano— que revelan que la población inglesa estaría en su mayoría de acuerdo con la restitución de los mármoles a Grecia. Sin embargo tanto el Gobierno como el patronato del British Museum (la decisión final es suya) se oponen a su regreso. ¿Tema zanjado? No para los griegos.

Poco a poco estrechan los argumentos y las justificaciones británicas. Frente a la idea de que en Grecia los mármoles estarían mal atendidos, los griegos levantaron en 2009 un gigantesco y novísimo museo a solo 300 metros de la Acrópolis. Allí una sala aguarda la llegada del friso y de las estatuas. La ubicación es única. Colocadas en la tercera planta, las obras, a través de una gigantesca cristalera, mirarían directamente al templo de Atenea. Sobrecogedor. Como sostiene el crítico de arte inglés Jonathan Jones: “El contexto lo es todo”. Nadie se imagina la Capilla Sixtina fuera del Vaticano. El arte pertenece al lugar para el que fue creado.

Otro argumento griego es la unidad del relato. Lo más probable es que los mármoles cuenten la procesión de las Grandes Panateneas. Al estar fragmentando, no solo por las piezas que se hallan en Londres, sino también en el Louvre o en Museo Nacional de Copenhague, entre otras instituciones, la narración se rompe. Se fractura. Del otro lado, hay réplicas clásicas. Por ejemplo, si se acepta la devolución sería abrir la puerta a que se vaciaran la mitad de los museos europeos o estadounidenses. Y hay, también, quienes se aferran a la legalidad (harto discutible) de la compra de Lord Elgin.


Imagen

En el nuevo museo de la Acrópolis, el friso del British Museum hablaría directamente con el Partenón



Este es un debate intenso y difícil que habla del papel de las colecciones y de los museos en el siglo XXI. En un tiempo en el que se quiere transmitir la idea de que la historia y el patrimonio cultural pertenecen a toda la humanidad y que, por lo tanto, cuidarlo y protegerlo es deber de todos. Sin embargo, en esta ocasión, no es una obra menor sino una pieza que define la identidad nacional de un país y que tiene sentido en su conjunto. No fragmentada. Y, desde luego, no todos los griegos tienen la posibilidad de viajar a Londres para verla. En Grecia estaría en casa y cuidada. ¿Entonces?

Conocidas las posturas griegas y británicas hemos planteado la pregunta con la que se abre la entrada a pesos pesados de la cultura española. En esta primera entrega (iremos añadiendo más voces en días sucesivos) Miguel Zugaza, director del Museo del Prado; Juan Uslé, pintor; Carmen Giménez, conservadora del siglo XX de los museos Guggenheim y Bartomeu Marí, director del Macba se mojan.


Miguel Zugaza, director del Museo del Prado[/url]“Los mármoles se encuentran consolidados en una de las colecciones más extraordinarias del mundo”


Imagen



"Existe un gran consenso entre los museos europeos sobre la respuesta a este tipo de reclamaciones. Los mármoles de Elgin se encuentran consolidados en el seno de una de las colecciones más extraordinarias del planeta y más necesarias hoy para entender el mundo con una perspectiva histórica completa. Se presentan ya no como un botín del imperialismo británico del siglo XIX sino en el centro de la visión universal de la cultura y el arte que ofrece su tradición coleccionista y su vocación de estudio. Los objetos de arte y cultura están ligados tanto al pasado como a su historia contemporánea. Discutir la legalidad y legitimidad de esta vinculación histórica significaría el fin de la visión universalista de los grandes museos internacionales".


Juan Uslé, pintor

“Veo lógico que se devuelvan al lugar de donde se expoliaron”


Imagen



"Es un tema complejo, sobre todo porque hay indudables intereses económicos de por medio y, también, porque se ponen en cuestión argumentos y estructuras culturales que han tomado gran relevancia y protagonismo en los dos últimos siglos. Yo veo humana y lógicamente justo que se devuelvan al lugar de donde se expoliaron, sobre todo pensando que existe ya un museo en la Acrópolis donde estarán perfectamente cuidadas y expuestas. Pero no lo imagino como un proceso fácil de llevar a cabo porque son grandes museos los que están implicados y muestran estas piezas como sus principales reliquias; salvo que la Unesco que, supuestamente, representa y protege los intereses de toda la “humanidad cultural” contribuya enérgicamente a establecer pautas y procesos precisos".


Carmen Giménez, conservadora del siglo XX de los Museos Guggenheim

“Durante años, los griegos descuidaron su patrimonio. No los movería”


Imagen



"No movería los mármoles de Londres. Los dejaría donde están. Porque si hay una sala extraordinaria en el British Museum es la que los acoge. Siempre que viajo a la ciudad voy a verlos. Al igual que me parece muy bien que haya una Escuela Española de pintura en el Louvre. Por el museo francés pasan miles de personas al año. Es una forma, en este caso, de dar a conocer nuestro patrimonio. Los griegos durante muchos años han descuidado el suyo y dudo mucho que puedan mostrar los frisos de la misma forma que los británicos. La historia se ha construido así. Si todos los países empezaran a reivindicar… Recuerde el saqueo del patrimonio español que hubo con la invasión francesa. Yo no los movería".


4º Bartomeu Marí, director del MACBA

“Pertenencia o titularidad no son fenómenos equivalentes”


Imagen



"Desde hace años se ha hecho evidente la petición de países como Grecia de que les sea restituido el patrimonio artístico de gran relevancia. ¿A quién pertenecen los mármoles de Elgin? ¿Quién debe custodiarlos? Pertenencia o titularidad no son términos equivalentes. Pero ello nos recuerda que una parte del patrimonio que se encuentra en los museos europeos —instituciones que sintetizan un ideal de civilización— no siempre se ha incorporado a nuestras instituciones de manera limpia. El pillaje —expresión de barbarie—, llámesele botín de guerra o como se quiera, ha formado parte de las vías de enriquecimiento de museos en el pasado. Sin dejar de contestar a las preguntas anteriores, debemos —la comunidad científica— también ser muy honestos a la hora de pensar y llevar a cabo la relación entre presente y futuro del patrimonio público y privado".

Avatar de Usuario
curiosidades

Mensajepor curiosidades » Dom 31 Ago, 2014 4:41 am

Echad una ojeada a este blog: Secretos de Madrid


La hoz y el martillo de los Nuevos Ministerios


Lo bueno de que cada vez seamos más en esta aventura ‘secretera’ es que en ocasiones, como hoy, sois vosotros los que me nutrís de historias. En este caso quiero hablaros de un secreto de un tamaño desproporcionado y sin embargo, casi inapreciable. Estoy convencido de que muy poca gente habrá reparado en la curiosa e intencionada planta de los Nuevos Ministerios.

Esta enorme mole que en la actualidad alberga los Ministerios de Fomento y de Empleo y Seguridad Social ocupa una gigante manzana en el cruce entre la Calle de Raimundo Fernández Villaverde y el Paseo de la Castellana. Miles de personas transitan a su alrededor día a día, desconocedores de que, se trata, de una de las mayores apologías a nivel mundial, por su colosal tamaño, del comunismo. Impresionante y desconcertante a la vez, ¿verdad?

seguir leyendo...



El arma secreta del Banco de España


A 35 metros de profundidad la Diosa Cibeles esconde uno de los tesoros mejor custodiados de Madrid, y de todo el país, nada más y nada menos que la cámara acorazada del Banco de España. Además, la fuente tiene mucho que ver con el sistema de seguridad de la misma. Un secreto que parece sacado de una película.

Inaugurada en 1936, la cámara acorazada del Banco de España ocupa una superficie de 2.000 metros cuadrados en los que se amontonan más de 90 toneladas de oro. Un tesoro al que dan forma muchísimos lingotes y otros objetos de gran valor como el primer maravedí con caracteres latinos, original del siglo XII.

seguir leyendo...



Un Madrid sin piropos


Una de las cosas que más me impresionó al comenzar a vivir a Madrid fue observar, durante mis prolongados paseos, como muchos chicos susurraban piropos (o lo intentaban) a chicas desconocidas que se cruzaban por la calle. Algo que jamás había vivido en Pamplona, una ciudad con otra mentalidad bien diferente, y que guarda gran relación con el secreto de hoy.

Mi periplo por esta ciudad me dejó claro que lo de piropear a las chicas por la calle es algo muy arraigado entre los madrileños, algunos lo hacen con más sutileza y elegancia que otros pero os aseguro que he visto a hombres de todas las edades proferir palabras al paso de las chicas. Al instante, siempre me planteo el objetivo real de esta acción y el ratio de éxito, si es que lo hubo alguna vez.

seguir leyendo...

Avatar de Usuario
tipografia

Mensajepor tipografia » Mié 10 Sep, 2014 2:14 am





Volver a “Cajón de Sastre”