LESBIANAS FAMOSAS

Cajón de Sastre: Foro para temas variados

Imagen

Avatar de Usuario
pinguizmy

Ellen Degeneres

Mensajepor pinguizmy » Vie 26 Dic, 2014 10:24 pm

me encantas Ellen Degeneres :happy0021:

Avatar de Usuario
Invitado

Mensajepor Invitado » Mié 10 Jun, 2015 7:04 pm



'I want you to know, I'm gay'

Avatar de Usuario
Invitado

Soy mujer hetero y me excitan las mujeres atractivas

Mensajepor Invitado » Jue 21 Ene, 2016 3:09 pm

Imagen

"Soy una mujer hetero y me excitan las mujeres atractivas. Es hora de que lo entiendas"

La ciencia señala el hecho y los expertos lo explican. Con imaginación no hay genitales

¿Hay algo que excite tanto a una mujer heterosexual como la imagen de un hombre atractivo desnudo y en actitud sugerente? Sí: la imagen de una mujer atractiva desnuda y en actitud sugerente. Lo afirman investigadores de la Universidad de Essex (Reino Unido) después de analizar las reacciones de 345 féminas a las que proyectaron vídeos eróticos masculinos y femeninos. Las espectadoras hetero respondían en ambos casos con similar dilatación de pupilas, prueba concluyente, según los científicos, de que los vídeos de hombres y mujeres les excitaban por igual. Las espectadoras lesbianas, en cambio, solo registraban el indiscreto efecto ocular con las imágenes femeninas.

Antes de explicar la razón de estas reacciones, conviene aclarar las diferencias entre sexos en su relación con los estímulos picantes. Para empezar, ellas se inspiran sexualmente de forma diferente de los hombres. “El varón es mucho más ‘visual’ y a la mujer le atrae más el contexto. También somos más auditivas”, distingue Marta Pascual, sexóloga y psicóloga general sanitaria de Madrid. "Determinadas imágenes pueden provocar rechazo en las mujeres", concluye. Dan igual los cromosomas de quien las protagonice.

Investigaciones realizadas en 2004 por expertos de la Universidad de Emory (Atlanta, EE UU) encontraron una explicación a esa disyuntiva visual. Los hombres reaccionan como un resorte ante las imágenes porque estas activan la amígdala cerebral y el hipotálamo más intensamente que en las mujeres. La amígdala, exponía otro estudio de la Universidad de Howard (Washington DC, EE UU), es un centro cerebral que maneja aspectos relacionados con el miedo y la seguridad y, por tanto, con el aprendizaje de cosas que creemos que son relevantes para sobrevivir. La respuesta sexual, recordaban estos investigadores, es un proceso esencial para la supervivencia de las especies. Este es un instinto más desarrollado por el hombre, que se basa en lo que observa para la excitación, como asegura el ensayo. La fémina está viendo un cuerpo desnudo, pero no es tan importante lo que observa, porque la imaginación… echa a volar.

El ingenio femenino desempeña un papel importante. Donde los hombres solamente ven una foto explícita, las mujeres esbozan toda una historia detrás. “Nosotras somos más globales y más estéticas. Los hombres son más genitalizados”, disocia la psicóloga y sexóloga Ana Adán, del gabinete Tú y Yo Psicólogos (Madrid): “Nosotras necesitamos más historia: no solo el genital o el coito. Preferimos imaginar la historia completa”.

“A las mujeres nos excita el contexto. Y no tanto que el protagonista del relato sea hombre o mujer. El ambiente erótico nos hace sentirnos deseadas y deseantes, indica Marta Pascual. También hay razones culturales. “Los hombres heterosexuales tienen un problema a la hora de excitarse, porque a veces albergan pensamientos bloqueantes”, añade esta sexóloga. “Si piensan en excitarse entre ellos con una imagen, digamos, homoerótica, aparece el conflicto. No se dan a sí mismos permiso para ello. Están más condicionados, porque piensan: ‘Si veo una imagen de un hombre y me gusta, ¿será que soy homosexual?’. Las mujeres no nos definimos a través de lo que nos excita, no entra en conflicto con nuestra orientación".

Porno divertido, cálido y humano

Si las mujeres heterosexuales se ponen a tono con una imagen erótica femenina (en foto o vídeo), no es extraño, por tanto, que hayan experimentado algo parecido ante personas de carne y hueso de su mismo sexo. Hasta un 60% han percibido alguna vez ese agradable cosquilleo, según una encuesta realizada en 2011 por las universidades de Boise (Idaho, EE UU) y Arizona (EE UU) entre sus estudiantes. Un 45% había besado a otra mujer. Y la mitad admitía tener habitualmente fantasías con mujeres. El 68% de las encuestadas se definía como “exclusivamente heterosexual”.

“La iniciación a la sexualidad se da en muchas mujeres a través de amigas”, analiza Ana Adán. “En multitud de ocasiones es por juego, por probar. No significa que haya una atracción. Nosotras vemos la orientación de una manera muy distinta de los hombres”. Este escenario, donde los genitales o la inclinación sexual no son tan relevantes a la hora de fantasear o, por qué no, incluso probar, no encaja con la pornografía dominante, donde lo explícito aplasta a lo onírico. De ahí que tan solo uno de cada cuatro consumidores de porno online, según la estadística de la web PornHub, sea mujer. Así lo desarrolla la periodista y feminista británica Caitlin Moran en su libro Cómo ser mujer: "Sospecho que la pornografía femenina, cuando empiece realmente a andar, será algo muy distinto: cálido, humano, divertido, peligroso, psicodélico, con parámetros completamente diferentes a la pornografía masculina". Y donde un cuerpo desnudo solo sea una excusa para empezar soñar, más allá de los detalles de su vulgar anatomía.

Avatar de Usuario
Invitado

NO SOMOS AMIGAS, NOS COMEMOS EL moño

Mensajepor Invitado » Jue 11 Feb, 2016 8:35 pm


“No somos amigas, nos comemos el moño”
Causa sensación estos días en las redes sociales un video de dos jóvenes ‘artistas’ en el que hacen apología del amor carnal entre mujeres… pero de manera un tanto tosca. Son Akelarre, y esta es su canción.

Avatar de Usuario
Invitado

LESBIANAS FAMOSAS

Mensajepor Invitado » Mié 10 Ago, 2016 1:42 pm



La novia de una jugadora de rugby le pide matrimonio en la final de Río

La pedida de mano tuvo lugar tras la victoria de Australia contra Nueva Zelanda


La jugadora de rugby brasileña Isadora Cerullo, de 25 años, rompió a llorar cuando su novia, Marjorie Enya, voluntaria en el estadio Deodoro de Rio de Janeiro, cogió el micrófono y le pidió matrimonio. Sucedió en la misma ceremonia de entrega de medallas de la primera competición olímpica de rugby siete femenino, el pasado ocho de agosto. Enya, de 28 años, ató un lazo amarillo alrededor del dedo de su novia a falta de un anillo. Cerullo aceptó la pedida con un afectuoso beso después de que la selección de australiana ganase el oro contra Nueva Zelanda.

El partido terminó 24 a 17 aunque la victoria de los australianos dejó un momento de atención para la petición de mano, que atrajo a todos los medios de comunicación. Racquel Kochhann, compañera de equipo de Cerullo, afirmó en una rueda de prensa que estaba muy contenta por la jugadora: "Fue algo muy divertido para el grupo y ella es una afortunada".

Avatar de Usuario
ave fenix
Pequeño saltamontes
Pequeño saltamontes
Mensajes: 3
Registrado: Vie 16 Sep, 2016 11:02 am
Flag: Spain

Re: LESBIANAS FAMOSAS

Mensajepor ave fenix » Vie 16 Sep, 2016 1:00 pm

Sinceramente , a mi me gusta que dos mujeres se amen , lo veo bien . Eso si , yo seria muy discreto con estos temas . Lo que pasa que si eres famos@o eso ya es más complicado .
:bobas :bobas :bobas :bobas

Avatar de Usuario
Invitado

Top 10 actriz y cantantes lesbianas más calientes de hollywood

Mensajepor Invitado » Mié 07 Dic, 2016 10:50 pm


Avatar de Usuario
Invitado

Odio a los heteros - Soy Una Pringada

Mensajepor Invitado » Mié 07 Dic, 2016 11:50 pm


Hoy os traigo un vídeo en el que os relato qué es vivir teniendo heterofobia

Avatar de Usuario
Invitado

LESBIANAS FAMOSAS

Mensajepor Invitado » Dom 10 Dic, 2017 4:55 pm

Imagen

Ada Colau confiesa su bisexualidad: "Mi relación con una novia italiana me marcó"

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha confesado su bisexualidad en el programa 'Sábado Deluxe' de Telecinco. Colau se sentó en el plató del espacio de Jorge Javier Vázquez para hablar de su vida sentimental y relatar que ha mantenido relaciones sentimentales con mujeres.

La primera edil de Barcelona en Comú narró el romance que vivió con una estudiante italiana de Erasmus, quien le dejó una gran huella. "Es la única vez que me he enamorado de una mujer. Fue una relación larga y muy importante".

La alcaldesa ha explicado que en su casa jamás fue un problema la bisexualidad y que sus padres lo aceptaron con total normalidad porque tenían muchos amigos gays: "Ella venía a casa como una más, era todo perfectamente normal. Mi relación con mi novia me marcó durante mucho tiempo", añadió.

Ésta es la primera ocasión que Colau habla sin tapujos de su bisexualidad, una condición que tampoco conocen sus asesores en política. La política de Podemos defendió la libertad sexual y argumentó que no hay que dar importancia a estos temas. Tampoco cree que este anuncio le puede perjudicar políticamente: "Ni me lo he planteado. Vivimos en una sociedad moderna donde todo el mundo tiene que querer a quien quiera. Aquí lo he contado porque me ha salido de forma natural y tampoco tengo que esconderlo".

La alcaldesa también reconoció que su infancia no fue fácil porque "era la rarita de la clase". Además, reveló uno de los episodios más duros en su adolescencia: un intento de agresión sexual cuando tenía 16 años. "Es la hora que me da la gana y me visto como me da la gana. Soy una mujer libre en un país libre. Nadie tiene derecho a cuestionarme mi forma de vida y eso no justifica que nadie me agreda", aseveró.

En la actualidad, Colau está emparejada con Adrià Alemany, hombre fuerte de Barcelona en Comú y miembro de su Ejecutiva, y tiene dos hijos: Luca y Gael. Cuando llegó al cargo, Colau recibió críticas de "enchufismo y nepotismo" por haber fichado a su compañero.

Avatar de Usuario
Invitado

LESBIANAS FAMOSAS

Mensajepor Invitado » Mar 06 Feb, 2018 4:17 pm

Imagen

La historia de amor de Elisa y Marcela, que se casaron en 1901 por la iglesia

Técnicamente, fue el primer matrimonio entre dos mujeres

Elisa y Marcela se enamoraron y se casaron. Eso sí, en 1901 y por la iglesia. La cineasta Isabel Coixet ha anunciado que llevará al cine esta historia real, que se estrenará en 2018 en Netflix.

Marcela y Elisa (vestida de hombre), en la foto de su boda.
Marcela Gracia Ibeas y Elisa Sánchez Loriga se conocieron de adolescentes en La Coruña, como explica Isaías Lafuente en su libro Agrupémonos todas las mujeres. Los padres de Marcela no aprobaban esta relación y la enviaron a Madrid. Se reencontraron cuando terminaron sus estudios, ya que las destinaron como maestras a dos aldeas vecinas de Galicia: Elisa, a Calo; Marcela, a Dumbría. Durante dos años y cada noche, Elisa recorría a pie los 12 kilómetros que separaban ambos pueblos.

Cansadas de la clandestinidad, se les ocurrió una forma de oficializar su situación: Elisa pasó a ser Mario. Recortó su melena, cambió las faldas por pantalones e incluso se inventó una infancia en Londres y un padre ateo que no quiso bautizarlo de niño.

El párroco de San Jorge no sospechó nada y, tras bautizar a Mario, los casó el 8 de junio de 1901, a las siete y media de la mañana. Pasaron la noche de bodas en la pensión Corcubión.

Pero solo días después, La Voz de Galicia publicó la noticia, con el titular “Un matrimonio sin hombre”. El diario recogía detalles como que tras la boda los esposos "tomaron chocolate en el domicilio de la madrina, salieron de compras y a la vez fueron a retratarse a la fotografía del señor Sellier”.

Según recoge el libro Elisa y Marcela. Más allá de los hombres, de Narciso de Gabriel, la noticia llegó a periódicos de toda España y Europa, con titulares como “Un folletín en acción. Dos mujeres que se casan” (El Imparcial) y “España, país de locos” (El Heraldo de la Industria). De hecho, todo lo que sabemos de esta historia lo sabemos por la prensa, como recuerda a Verne Lucas Platero, sociólogo especialista en cuestiones de género.

La propia Emilia Pardo Bazán escribió en la revista La ilustración artística una reflexión sobre el caso, como recogía Manuel Rivas en EL PAÍS, que citaba este fragmento: "La destreza y resolución con que (Elisa) urdió la maraña para soltar, por decirlo así, la personalidad femenina, y adquirir legalmente la condición viril, revelan inteligencia nada común y son materia de asombro para el novelista, que apenas acertaría a idear enredo semejante".

Marcela y Elisa no pudieron volver a Dumbría: “A Elisa/Mario le cerraron cualquier posibilidad de empleo, y ambas mujeres comenzaron a sufrir todo tipo de burlas y menosprecios a causa de su condición sexual”, escribe Lafuente. Se fueron a Oporto, donde vivieron hasta que Marcela tuvo una hija, quizás para dar más credibilidad al matrimonio. Allí las detuvieron y arrestaron, acusadas de falsedad documental y travestismo. El proceso de extradición terminó con su absolución y puesta en libertad.

En 1902 partieron a Buenos Aires, donde trabajaron como criadas hasta que Elisa se casó con un anciano, con la esperanza de enviudar y disfrutar la herencia junto a Marcela. El hombre descubrió la trama, dando al traste con el plan. Ahí se pierde el rastro de las dos mujeres.

Imagen
Portada de 'La Voz de Galicia' del día que narraron la boda entre Elisa y Marcela

Jugando con los cabos sueltos

Lucas Platero, coautor de Barbarismos Queer, siente mucha curiosidad por cómo planteará Coixet esta historia, teniendo en cuenta que el contexto en el que se produjo es muy diferente al actual. La cineasta podría optar por explicar solo la historia de amor entre las dos mujeres, “y eso seguiría siendo interesante”, pero también podría plantear “una película más abierta, con más posibilidades y cabos sueltos”. Por ejemplo, ¿era Elisa un ejemplo de travestismo funcional o realmente quería vivir como Mario? Tampoco sabemos casi nada de su vida cotidiana, incluyendo “si entre ellas usaban el pronombre ellas”. Pero Platero advierte también del riesgo de trasladar lo que ahora sabemos a esa época, teniendo en cuenta, por ejemplo, que “hasta los años 50 ni siquiera existía la palabra transexualidad”.

El sociólogo también opina que probablemente no fue el primer caso de este tipo, pero "solo conocemos la experiencia de quienes no lograron pasar desapercibidos". Y añade: “El control social y el disimulo son ideas muy arraigadas en nuestra cultura. No siempre se puede elegir cómo vivir sin que eso pase por ocultar cosas”. Todavía se ve mal la diversidad y se critica “a quien sale del armario y a quien no se siente a gusto con su cuerpo; aún sigue molestando que las mujeres tengan pelo en el cuerpo y que no todo el mundo sea heterosexual o monógamo…”. Es decir, “seguimos castigando a la gente que se atreve a tomar decisiones”.




Volver a “Cajón de Sastre”