JOSE MARIA AZNAR

Publicar una respuesta


Esta pregunta es una forma de evitar inserciones automatizadas por spambots.
Emoticonos
:cry: :blackeye: :up: :loker :fire: :lol: :grin: :calceta: :pinocho: :shock: :mrgreen: :clown: :juas: :>D: :pukeright: :x :bravooo: :sun: :clap: :salute: :happy0021: :sherlock :wave: :cheerleader3 :guitarman: :bobas :up2 :door :glob :smt031 :roll: :king: :FUCK YOU: :blah :kiss :welcome :eat :bowdown2 :eusaprayrf4: :juggle :cool: :walkman :yes: :pc :pale: :jump :amen: [-X :drunk :smoke :angrywife :acomer:
Ver más emoticonos

BBCode está habilitado
[img] está habilitado
[Flash] está habilitado
[url] está habilitado
Emoticonos están habilitados

Revisión de tema
   

Expandir vista Revisión de tema: JOSE MARIA AZNAR

JOSE MARIA AZNAR

Mensaje por Invitado » Lun 25 Jun, 2018 4:09 am

Imagen


José María Aznar: "O el PP se renueva o dejará de ser partido de Gobierno"

El ex presidente expone en esta entrevista, en pleno proceso de primarias del PP, las claves que él considera necesarias para la reconstrucción de un proyecto nacional y ganador de un centroderecha unido. Entiende que la reflexión debe alcanzar a su propio partido, pero también a Albert Rivera y a Ciudadanos.


Por primera vez en el PP se celebra un proceso abierto de primarias.

Y yo me voy a quedar al margen porque creo que es mi papel. Por eso dije que no me sentía representado por nadie.


Alguno de los candidatos tiene la etiqueta de aznarista.

Nunca he creído en el aznarismo y no lo he practicado. La personalización de la política, los proyectos sin propósitos y sin objetivos, son una enfermedad de la política que me disgusta profundamente.


Pablo Casado fue jefe de su gabinete y en una ocasión, en Ávila hace varios años, se refirió a él como su sucesor.

No me va a coger con la guardia suficientemente baja como para hablar de los candidatos.


¿La renuncia de Feijóo agudiza el riesgo de fragmentación?

No sé si ese riesgo responde a la realidad. Hay una oportunidad para reconstruir el centroderecha y renovar y refundar el PP. Si se hace, podrá volver a ser un partido de Gobierno. Si no se hace, el PP corre el grave riesgo de dejar de ser un partido con posibilidades de Gobierno. Si no se hace, lo harán los electores en las elecciones.


Hay una expectativa de una pugna personal y no programática entre Cospedal y Santamaría, dos personas muy cercanas a Rajoy.

Me interesa más la reconstrucción del espacio político, porque yo legué un espacio político integrado después de un ejercicio de sumas y de adiciones y de ensanchar las bases del partido. Un centroderecha unido es necesario. Me preocupa la situación del país. Vivimos todavía con un golpe de Estado sin resolver. También la crisis política, con un Gobierno en minoría y en una situación internacional muy cambiante.


La situación del PP tiene mucho que ver con esas crisis.

Es que tiene que haber un diagnóstico muy claro de lo que ha pasado y un proyecto claro bajo un liderazgo. Ahí el PP se la juega.


Hace tres años se preguntó usted: «Dónde está el PP».

Lo importante es qué tiene que ser el centroderecha y qué tiene que ser el PP dentro del centroderecha. En 2015 dije que el PP necesitaba una rectificación enérgica y creíble, y que, si no lo hacía, vendrían problemas muy serios. Hace 15 días, cuando hablé de reconstruir el centroderecha, sufrí todo tipo de descalificaciones. Hoy, viendo que se habla de refundación, me quedé corto.


¿Qué señas de identidad ha perdido el PP?

El PP pierde sus referencias en 2008 cuando acepta los planteamientos que sobre él hace la izquierda. Y en lugar de acercarse a su electorado y de ensanchar su base, pierde sus puntos de referencia. Por eso se produce una fuga de votos y de respaldo al PP.


En el congreso de Valencia, hace 10 años, advirtió que el PP no podía ser el partido que esperaban sus adversarios que fuera.

Se partió del error de pensar que se habían perdido las elecciones porque se había perdido el centro. Pero no. En 2008, el PP gana el centro político pero perdió las elecciones por la participación de la extrema izquierda. El problema es que, a partir de entonces, pierde su posición porque asume el discurso que hace la izquierda de él. En política, cuando intentas difuminar tu posición, creyendo que con eso ganas más votos y provocas menos rechazo, lo que provocas es tener menos votos y más rechazo. Eso es lo que produce la confusión que se manifiesta cuando el PP empieza a tomar decisiones alejadas de su base electoral.


¿Qué concretas líneas maestras tendría que tener un proyecto ilusionante para el centroderecha?

Un proyecto no tiene que ser solamente político, tiene que ser también un proyecto cívico. La reafirmación de la nación española como nación de ciudadanos libres e iguales; el fortalecimiento del Estado; la continuación de las reformas económicas y una posición internacional muy clara en el sentido de los valores atlánticos. Ése es el proyecto que tiene que defender el centroderecha.


Usted se ofreció a ayudar «desde» su «posición». ¿Qué significa?

Significa hacer lo posible para que se retome el proceso de integración que hizo del PP la casa común del centroderecha. A eso dediqué mi vida política y vuelve a ser necesario, pero desde mi posición, fuera de la política. Ya lo hice en su momento. A todo el que quiso, le enseñé la puerta para entrar. Ahora les toca a otros y en lo que pueda ayudar, ayudaré.


    Rivera y Ciudadanos


¿Qué puede aportar Ciudadanos?

Yo soy afiliado del PP. En 2015, antes de intervenir en un mitin, me dijeron que no criticase a Ciudadanos. Yo no hice caso porque me parece un error no distinguir al PP de Cs. Pensé que generaba una gran confusión porque algunos pensarían que se podían pasar a una especie del PP de Rivera. Que fue lo que pasó. En cualquier caso, conviene reflexionar cuando uno tiene 36 diputados en Cataluña y otro tiene cuatro.


Desde las filas del PP se ha criticado más a Rivera que a Sánchez.

Y a mí. Y todo por advertir lo que ha pasado. Me cuesta mucho aceptar lecciones de lealtad cuando he estado a punto de ser asesinado por defender a mi país, mis ideas y mi partido. Sobre todo que lo digan personas que se han dedicado a intentar enterrar 14 años de historia del PP. La lealtad no es el silencio.


Habla de la unidad del centroderecha. ¿Habría que promover una fusión entre PP y Ciudadanos?

Yo entregué un partido de centroderecha unido. Evidentemente, no es lo mismo tener el 45% de los votos que el 23%. Si el PP quiere recuperarse, tendrá que dirigirse a esos millones de votos que se han ido del PP a Ciudadanos.


¿Es viable que se tiendan puentes entre Ciudadanos y el PP?

La realidad es que la reflexión del centroderecha incluye al PP e incluye a Ciudadanos. El patrimonio histórico del centroderecha que representaba el PP se ha perdido. ¡Qué le vamos a hacer!


¿Y no será Rivera quien pueda encabezar ese proceso de reconstrucción al que usted se refiere?

Rivera debe elegir entre ser coprotagonista de ese proceso de refundación del centroderecha o ser el actor secundario de la izquierda.


    Rajoy, el sucesor


Rajoy dice que deja un país mejor que el que se encontró. ¿Lo cree?

Me preocupa mucho que no haya sido capaz de resolver un golpe de Estado.


¿Y deja un partido mejor que el que se encontró?

La necesidad de refundación del PP es muy distinta a la situación de unidad del centroderecha representado por el PP. Es muy diferente.


La persona que ha protagonizado esa pérdida de señas de identidad de la que habla es la que usted designó sucesor. ¿Fue un error?

No me arrepiento. Le deseo mucha suerte.


Él aludió a usted como desleal en su despedida.

Cada uno hace la despedida que le parece oportuna. Yo anuncié con mucho tiempo de antelación que me iba y respeté mi palabra.


¿Qué virtudes de liderazgo observó en él como sucesor?

Yo no soy profeta del pasado ni soy adivino. Rajoy era lo menos... El que tenía menos inconvenientes en un momento determinado.


¿Usted contempló un proceso de primarias?

La situación es distinta y el mundo ha cambiado. De lo que se trataba es de garantizar al máximo la unidad de un partido que era enormemente fuerte.


¿Cuándo fue la última vez que hablaron?

Probablemente hace tres años.


¿En qué momento se produce esa ruptura tan abrupta con él?

Las cuestiones políticas son las cuestiones políticas. Rajoy ha sido presidente del Gobierno, ha dejado de serlo por una moción de censura, ha hecho muchísimas cosas... La cuestión de ser presidente es que luego pasas a ser ex presidente.


A usted seguramente le resultó muy doloroso que en aquel congreso de Valencia el partido excluyese a esa parte del partido que representaba María San Gil.

He pagado un precio muy alto por alertar sobre algunas cosas. La política es un ejercicio de suma, y ahora, en los momentos de reconstrucción, hay que tenerlo siempre presente. Uno de los grandes activos del PP era eso, el ejercicio de la suma. Ensanchar la base electoral es el reencuentro reforzado con los electores. Los electores no se han movido, los que se han movido son los partidos. El PP y también, el PSOE.


¿Cree que Rajoy debería haber dimitido para que no saliese adelante la moción de censura?

No voy a enjuiciar las decisiones que se tomaron. Lo que no sé es si un candidato del PP hubiese obtenido mayoría suficiente para continuar en el Gobierno. Como no lo sé, no puedo enjuiciar esa decisión.


Imagen


    El precio de la corrupción



¿Qué coste ha tenido la corrupción en la situación actual del PP?

La corrupción me parece absolutamente inaceptable. Pero con la corrupción no se puede generalizar, sin distinguir por personas o circunstancias. Yo he procurado dar ejemplo de combate contra la corrupción de una manera continua, cuando tuve responsabilidades. Creo que poner el ventilador en las cuestiones de la corrupción es un error. En el tratamiento de esa cuestión, el PP ha puesto el ventilador contra sí mismo, un error absolutamente garrafal.


¿Qué quiere decir?

El ventilador no resuelve los problemas; los extiende. Es una manera de decir: esto viene de aquí, esto de allá. En fin, pueden perturbar más de lo que se intenta resolver.


Pero sí es cierto que, en el año 96, cuando el PP que usted lideraba gana las elecciones, lo hizo con un programa de regeneración. ¿Usted entiende que hay personas que puedan sentirse decepcionadas al comprobar que ese partido se estaba financiando ilegalmente?

Entiendo que puedan sentirse decepcionadas, que puedan pensar que fallaron controles. Pero entiendo que hay que concentrar las cosas desde el punto de vista de las responsabilidades individuales, que son al final las determinantes.


Esas personas que han sido condenadas en Gürtel utilizaron la ascendencia que les procuraba la cercanía con el poder que usted representaba.

No, eso no es así. Cuando yo me tuve que enfrentar a esos hechos, lo hice y sigo pensando lo mismo. Si ha habido personas que no han tenido un comportamiento correcto deben pagar por ello.


Es notorio que algunas de esas personas estaban en un círculo personal cercano al suyo.

¿Por ejemplo?


Por ejemplo, el señor Correa fue testigo de la boda de su hija.

Hay cuestiones que a mí todavía me llaman mucho la atención, de las cuales se sigue hablando, porque en 16 años pasan muchas cosas... En su periódico también han pasado muchas cosas. Da tiempo para estar vivo, da para estar muerto... Bueno, da para muchas cosas. Yo soy muy consciente de que se dice: «Nosotros hemos pagado el precio de cosas que vienen de 'la época de Aznar'». Bueno, ¿qué es eso de 'la época de Aznar'? No acepto que se hable de 'la época de Aznar' como diana para intentar justificar errores.


¿No se siente decepcionado por los casos de esa época?

Me puedo sentir decepcionado con comportamientos individuales, pero yo no generalizo esos comportamientos. Por otro lado, me preocupa mucho que en España se haya puesto en marcha una política general según la cual todo político que está investigado debe dimitir. A mí eso me parece un ejercicio de dimisión y de abdicación de responsabilidades por parte de los políticos. Un disparate que pone en manos de los jueces la existencia política y que elimina la presunción de inocencia de manera radical.


    La política en Cataluña


Un documento de FAES criticaba la ausencia de discursos y políticas movilizadoras del Gobierno de Rajoy en Cataluña.

Un votante constitucionalista en Cataluña, como en su momento en el País Vasco, cuando sale a la calle, se tiene que sentir respaldado. Tiene que sentir que la nación española, que los españoles están con él, que el Gobierno de la nación está con él, que el Estado está con él. Y tenemos la experiencia de lo que pasó en el País Vasco, cuando, para derrotar al terrorismo de ETA, se confrontó todo el aparato político del terrorismo. No hay que olvidar lo que fue el plan Ibarretxe. Es una pena que Zapatero derogase la norma según la cual el que convocase un referéndum ilegal podía ser castigado con penas de prisión. Y es una pena que no se reestableciese después. Pero existe una Ley de Partidos Políticos que está vigente y que determinó un cambio en el País Vasco.


Dos millones de independentistas son muchos...

A mí lo que me preocupa es que esos 45 millones de ciudadanos que no son secesionistas mantengan una posición firme y de unidad. Creo que el Rey lo entendió muy bien. Habló para los españoles, todos los españoles, no para dar la razón a los secesionistas.


En el PP se recuerda que con el Pacto del Majestic usted cedió competencias importantes.

El Pacto del Majestic fue un buen pacto. A los grandes profetas del pasado, que ahora abundan en el PP, entonces no se les escuchó decir nada. El resultado de esos cuatro años de Gobierno fue una mayoría absoluta y el fortalecimiento de España y de la Transición. Ésa es la verdad. Luego los nacionalistas cambiaron. Los estudios dicen que en 2004 había un 10% de votantes separatistas y hoy son el 50%. ¿Qué ha pasado desde entonces? No sólo hay que reconstruir el centroderecha. También es necesario refundar el centroizquierda. El actual Gobierno no va por ahí desgraciadamente.


Pero sí es cierto que por ese pacto se retiraron competencias a la Guardia Civil en beneficio de los Mossos. ¿Hace autocrítica?

Bueno, obviamente en toda tarea política hay aciertos y errores. Nosotros aplicamos el estatuto vigente de Cataluña. No me voy a arrepentir de haber desarrollado el Estado de las Autonomías, pero tampoco me voy a arrepentir de haber alertado de que el Estado de las Autonomías se ha desarrollado completamente. Y que detrás de esa raya solo quedaba el debate sobre autodeterminación. Que se haya cruzado es responsabilidad de otros.


Pero es verdad que no permitió que se presentara un recurso ante el Tribunal Constitucional con el asunto de la lengua.

El recurso es una potestad que tenía el Defensor del Pueblo en aquel momento. Probablemente pudimos hacer más, pero la historia de Cataluña es un... Esas historias son eso, y la historia de la Transición es una historia de integración.


¿Se puede reconducir la situación en Cataluña?

Los elementos esenciales que pusieron en marcha el golpe siguen vigentes. Hoy parece que incluso los que me han descalificado están de acuerdo con que la intervención en Cataluña no ha dado resultado porque no ha sido suficientemente decidida. La decisión de realizar una intervención como se hizo, para convocar elecciones, ha sido un error del que no se puede responsabilizar a nadie más que a quien la ha tomado.


¿Los partidos constitucionalistas deberían afrontar juntos el desafío nacionalista?

En lugar de estar hablando del traslado de presos, tenemos que respaldar más que nunca a los movimientos cívicos en Cataluña, a los ciudadanos que han salido a la calle... ¿Quién va a respaldar a esos votantes? Pongo el ejemplo del País Vasco. Hoy el PP y el PSOE juntos no suman ni lo que tuvo Jaime Mayor Oreja en el año 2001. Y su perspectiva es cada vez peor. Todo eso es lo que está por delante. Un proyecto nacional renovado. Nos jugamos la continuidad de la Transición democrática en esto.


Cuando dice un 155 más duro, ¿a qué se refiere? ¿A cerrar TV3?

Cuando te dan un golpe de Estado tienes que desarticularlo. También sus aparatos mediáticos, culturales y financieros. Si no se hace, estás jugando a un juego equívoco también desde el punto de vista de la legalidad. Se hizo lo que se hizo y los resultados no son los mejores ni los deseados. También hubo una operación Diálogo en Cataluña que resultó un fracaso y no conozco a nadie que se haya hecho responsable. Y ahora hay otra en marcha. Me preocupa que los paganos de esta operación de diálogo que se quiere hacer otra vez en Cataluña vuelvan a ser los constitucionalistas.


Entonces, el 21-D...

Si en lugar de desarticular el golpe, le das al nacionalismo la oportunidad de ganar las elecciones, te gana las elecciones. Es difícil de explicar esto porque es un hecho insólito en la Historia.


¿Y cómo juzga que hayan ganado la batalla de la opinión pública internacional al margen de las cancillerías?

Es un problema de movilización. Se puede recurrir a muchos foros y organismos en el mundo para explicar bien lo que pasa. Hay un mundo muy importante y muy influyente, y eso hay que cuidarlo mucho.


¿Le ha sorprendido que la euroorden, que usted promovió, no haya servido para que Puigdemont esté en una cárcel española?

La pregunta que hay que hacerse es si eso, lo que le está pasando a España, le pasaría a Alemania o Francia. Francamente lo dudo.


¿Y qué pasa con España?

España es un país que puede tener más o menos peso internacional si juega más o menos acertadamente sus cartas. Los momentos de mayor influencia internacional de España no han sido precisamente recientes.


A usted se le acusó de querer ser más de lo que era España realmente. ¿Está pasando lo contrario?

No me importa que me acusen de tener ambición para mi país. La sigo teniendo. Otra cosa distinta es perder la posición. Los liderazgos son activos, no reactivos.


    La desaparición de ETA


¿Cree que se ha pagado un precio por la desaparición de ETA?

No veo ninguna razón para darles ventajas políticas a quienes han defendido posiciones vinculadas al terrorismo, por eso me preocupa mucho ese reencuentro del nacionalismo con los defensores del terrorismo, y por eso no soy partidario en este momento de hablar de procesos generales, de acercamiento, de...


El presidente del Gobierno aludió a que iba a cambiar la política penitenciaria respecto a los presos...

Sí, pero uno a uno. Ahora tienen la oportunidad de pedir perdón, de arrepentirse, y de decir que no tenían que hacer lo que hicieron. Uno a uno, o con carácter general.


¿Pero cree que ha logrado ETA algunos de sus objetivos políticos?

Sí, claro que lo han logrado.


¿Por ejemplo?

Me preocupan la situación de Navarra, el arrinconamiento de las fuerzas constitucionalistas en el País Vasco, la desarticulación del movimiento constitucionalista. Mire, no basta con hacer solamente gestos en relación con las víctimas. Es que no hay explicación de lo que ha pasado en España sin que las víctimas estén en primer plano. Ése ha sido el elemento fundamental de lucha de la democracia española.


    El gobierno de Sánchez


Pedro Sánchez ha llegado con el voto de los separatistas.

Yo no creo en las coaliciones negativas y la responsabilidad del centroderecha es plantear una alianza positiva, y cuando hablo de las posibilidades del centroderecha incluyo al PP en lo que le corresponde y a Ciudadanos, porque Rivera tiene hoy una parte importante de los activos y del patrimonio político del PP.


Sánchez plantea una reforma constitucional para Cataluña.

Es absolutamente inviable, o sea, plantear una reforma constitucional y plantear la vuelta a un estatuto declarado inconstitucional en gran parte me parece un ejemplo de error político muy grave, y con eso además es que no se va a contentar al secesionismo. No sería bueno que fuesen de nuevo los votantes constitucionalistas quienes pagaran de nuevo las consecuencias de otra operación de diálogo.


¿El PSOE de Sánchez le recuerda al de Zapatero?

Se nota que hay un gobierno socialista en que cada vez que habla un ministro, incrementa el gasto o anuncia más impuestos. También se han introducido hechos o intenciones que pueden alertar en torno a la vuelta a ese tipo de políticas de exclusión de la derecha. Son políticas muy peligrosas porque lo que cuestionan es la Transición democrática.


¿El nuevo Gobierno pone en juego la Transición?

El modelo de la Transición se pone en riesgo a partir del año 2004, en algunas expresiones muy claras como la Ley de Memoria Histórica, que es un perfecto desatino. Es inexplicable el que no fuese derogada en su momento por el PP con mayoría.


¿Qué haría usted con el cuerpo de Franco?

Yo creo que la cuestión es la Transición. El cuerpo de Franco está donde está desde el año 1975 y una cosa es el respeto a la memoria de las víctimas del Franquismo y otra cosa es poner en cuestión la Transición democrática. Si se cuestiona la Transición, también se cuestiona la Monarquía, que es el elemento básico de la Transición, y de la Constitución, que es el principio de la unidad de España. Ésos son los puntos de reafirmación tanto en el centroderecha nacional como en el centroizquierda nacional.


Decía antes que volvíamos a la deslegitimación de la derecha...

Esencialmente. El cuestionamiento de la Transición supone la ruptura de los elementos básicos de la convivencia y de la alternancia entre los españoles y supone la exclusión y el arrinconamiento del centroderecha. Y una de las cosas que debe hacer el PP es dejar de creerse esa especie de leyenda negra.


Con polémicas como la del Valle de los Caídos... ¿El PSOE busca romper esa especie de unidad para no ceder ante el separatismo?

Claro. La reacción espontánea que se produjo por parte de millones de españoles es un patrimonio político formidable, y ese patrimonio político se ha dilapidado con una intervención que no ha producido los efectos deseables. Y se puede dilapidar ahora si se hace pagar a toda esa gente que se movilizó el coste del diálogo que parece buscar el Gobierno de Sánchez.


¿Le da recorrido al Gobierno?

En este momento, la tendencia es a resistir porque a nadie le interesan unas elecciones, pero gobernar con 84 diputados con una coalición negativa es muy difícil. Y claro, ¿cómo se afronta el tema de las pensiones? ¿Del golpe de Estado?


Supongo que observará con preocupación cómo aborda la UE temas como la inmigración.

Me preocupa la conjunción del auge del nacionalismo y el populismo motivados por cuestiones migratorias, unido a las circunstancias del Brexit y a la debilidad en este momento de la relación atlántica. Los ciudadanos en la mayoría de los países están muy preocupados por las cuestiones migratorias y por las cuestiones de seguridad. Y la preocupación está relacionada con políticas de corte populista o radical, como es el caso de Italia. En España haríamos bien en hacer una reflexión sobre todo en esas cuestiones. Conviene reflexionar para definir políticas más allá de los gestos. Hay gestos que, desde el punto del sentimiento humanitario, no son criticables. Pero no hacen políticas.

JOSE MARIA AZNAR

Mensaje por España le llama » Mar 05 Jun, 2018 9:09 pm



Aznar se ofrece a liderar la reunificación del centro derecha, dividido entre el PP y Ciudadanos

El expresidente considera indispensable acabar con la división para enfrentar los problemas de España

José María Aznar se ha ofrecido este martes a ayudar a reconstruir el espacio del centro derecha, dividido ahora entre el PP y Ciudadanos, sin volver a la política activa. El expresidente del Gobierno ha alertado sobre la crisis del sistema de partidos, la amenaza del independentismo en Cataluña y la falta de lideres que a su juicio hay ahora mismo en España. Y ha resaltado, por encima de todo, que el enfrentamiento entre el PP y Ciudadanos ha roto lo que considera uno de sus grandes logros: haber unificado todo lo que había "a la derecha de la izquierda" en un única marca electoral.

"El centro derecha español ha sido desarticulado", ha dicho el antiguo líder del PP. "Lo que estaba unido ahora está separado y me parece que desgraciadamente enfrentado", ha seguido, sin mencionar en ningún momento al PP y a Ciudadanos. "La superación de esta situación es fundamental. La reconstrucción de un centro derecha nacional es indispensable para ver con confianza el futuro de España. Si se estuviese dispuesto a ello, desde mi posición actual, y desde ninguna otra, contribuiría con mucho gusto para que los españoles puedan tener esa mayor garantía de estabilidad y de seguridad en el futuro", ha subrayado. Y ha matizado: "Mi compromiso es con mi país, con España y con los españoles. No tengo ningún compromiso partidario, ni me considero militante de nada ni me siento representado por nadie".

Aznar también ha apuntado a la necesidad de reconstruir el PSOE aprovechando su llegada al Gobierno. "Si yo estuviese en su lugar y si piensan en el interés general de España, el acento lo pondría en la reconstrucción de una izquierda nacional", ha dicho sobre el nuevo presidente, Pedro Sánchez, aupado a La Moncloa tras una moción de censura contra Mariano Rajoy.

JOSE MARIA AZNAR

Mensaje por Invitado » Dom 21 Ene, 2018 6:48 pm

ImagenEl expresidente José María Aznar y su hijo mayor en 2013 en un evento en Madrid.

Familia Aznar
Aznar S.L. segunda generación

José María, Ana y Alonso, el éxito empresarial y social de los hijos del expresidente


Se podrá dudar de la rentabilidad para el país de las dos legislaturas en las que José María Aznar ocupó la presidencia del Gobierno de España, pero en ningún caso de la magnífica inversión a futuro que han supuesto para él y su familia.

ImagenAlonso Aznar Botella, el año pasado en Madrid.
La nada desdeñable cantidad que el Estado asigna a cada exjefe de Gobierno —unos 80.000 euros anuales— no debió resultar presupuesto suficiente para este político que desde que cesó en el cargo en 2004 decidió apostar a lo grande por los negocios. Su experiencia como presidente y su nutrida agenda le han facilitado un torrente de cargos que han multiplicado exponencialmente el patrimonio familiar. Conferencias, asesoría en multinacionales extranjeras, intermediario en contratos multimillonarios, libros y, a partir del próximo mes de marzo, un fichaje de lujo como asesor internacional en Latham & Watkins, el primer despacho legal del mundo por facturación.

Su esposa, Ana Botella, alcaldesa de Madrid entre diciembre de 2011 y junio de 2015, ha figurado como secretaria de la sociedad Famaztella (con la que el matrimonio explotaba los derechos de libros, discursos y conferencias) y, aunque sea a título honorario, fue nombrada a finales de 2016 asesora especial sobre Turismo Urbano del secretario general de la Organización Mundial del Turismo (OMT), Taleb Rifai.

Con estos mimbres no resulta extraño que el ejemplo paterno haya calado entre sus retoños, todos ellos educados en colegios privados y con un baño inglés conseguido mediante másters o stages en prestigiosos centros y empresas estadounidenses y de la City londinense.

José María Aznar Jr. es el más discreto y menos mediático del trío, también a quien a primera vista solo le falta el bigote para ser un conseguido clon de su padre cuando tenía unos años menos. Se licenció en Administración y Dirección de Empresas en el Colegio Universitario de Estudios Financieros CUNEF y se ha convertido en un analista que rehúye de la exposición pública, da clases de Economía Financiera y Contabilidad en la Universidad San Pablo Ceu de Madrid, está casado desde hace seis años con Mónica Abascal —diseñadora de bolsos— y tiene tres hijos, Valvanuz, José María y Gaspar.

ImagenAna Aznar y Alejandro Agag en la fiesta de cumpleaños del actor Orlando Bloom, en Marruecos la semana pasada.
Con 39 años se le podría calificar de ejecutivo, empresario y rico —se ha publicado que ha adquirido recientemente un chalet en la exclusiva urbanización madrileña de El Viso valorado en 1,8 millones de euros—. Una bonanza que proviene principalmente de ser socio de la sociedad Promontoria Plataforma —entidad que tras el escándalo de Bankia gestiona los activos inmobiliarios del banco para encargarse de su venta— y de su relación no publicitada con Cerberus Capital Management, un fondo buitre especializado en comprar barato activos financieros que se encuentran en problemas.

Su hermano pequeño Alonso, de 29 años, que entró a vivir junto a su padre en Moncloa cuando solo tenía 8, es el más polvorilla de la familia. Su carácter extrovertido y su capacidad de relacionarse con la jet set, donde se mueve como pez en el agua y le sobran amigos, le han convertido en un asiduo de todo acto que pete en Madrid o Marbella, en un conseguidor que sabe sacar partido a sus relaciones para él o para otros, y en un emprendedor adicto al móvil y a los aviones, que le llevan de aquí para allá en busca de negocios y diversión.

Es oficialmente el guapo de la familia, vivió varios años en Londres y, aunque guarda también cierto parecido físico con su padre y comparte con él su pasión por el Real Madrid y el fútbol en general, prefiere los vaqueros a la corbata y dicen que es mucho más simpático que su progenitor.

2017 ha sido para él un año intenso. A tenor de sus redes sociales lo ha pasado divirtiéndose por el mundo, pero su currículo tras acabar la misma carrera que su hermano mayor, también en CUNEF, prometía resultados y no ha decepcionado. Su carácter inquieto va a tono con su actividad. Alonso es un emprendedor de altos vuelos. Participa en la sociedad La Rumba Tarumba, propietaria de más de una decena de restaurantes de moda en Madrid, entre los que se encuentran Perrachica, Marieta, Habanera o Juanita Cruz. Creó varias apps de citas que no llegaron a funcionar, y en la actualidad es consejero delegado en España, Portugal y México de Afiniti, una compañía que se dedica a aplicar la inteligencia artificial para mejorar empresas y que en dos años ya cuenta con veinte empleados. Un soltero de oro en toda regla que parece no tener ninguna prisa por dejar de serlo.

Ana Aznar con sus padres, Ana y José María Aznar y sus cuatro hijos en 2016 en Londres, en una cena de gala de la Fórmula E.

La que ha seguido la senda más convencional ha sido Ana Aznar (37 años). En 2002 se casó en el Escorial en una boda con 1.100 invitados y tintes de enlace real, cuando su padre todavía era presidente. Se trasladó con su marido Alejandro Agag a Londres y allí terminó sus estudios de Psicología, ha tenido cuatro hijos varones y da conferencias sobre las relaciones padres e hijos, tema de su doctorado. Su esposo, es otro emprendedor de éxito. El último de ellos la Fórmula E, la versión eléctrica de la Fórmula 1, que fundó y lanzó en septiembre de 2014 y es otra fuente de dinero y relaciones internacionales que promete aumentar, aún más, la historia de éxito de esta familia. Pero esta es otra historia que merece capítulo aparte.

JOSE MARIA AZNAR

Mensaje por Invitado » Lun 27 Nov, 2017 11:40 pm

Imagen

CASO PÚNICA
Ana Botella se sirvió de la red Púnica para mejorar su imagen por 60.000 euros

Un informe de la Guardia Civil detalla los contactos de la exalcaldesa madrileña con la trama de corrupción

La exalcaldesa de Madrid Ana Botella utilizó los servicios del empresario Alejandro de Pedro, uno de los principales imputados del caso Púnica, para mejorar su imagen en Internet, según la Guardia Civil. En agosto de 2013, la entonces regidora y su esposo, el expresidente José María Aznar, se reunieron con De Pedro en Marbella. Tras ese encuentro, la jefa de prensa de Botella concertó supuestamente con De Pedro que el Ayuntamiento pagaría 60.000 euros por estos trabajos.

La Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil entregó el 2 de noviembre al juez de la Audiencia Nacional Manuel García-Castellón un informe de 69 páginas sobre los trabajos realizados entre 2013 y 2014 por las empresas del empresario valenciano Alejandro de Pedro para mejorar la deteriorada imagen política de Ana Botella. El documento sostiene que, en el verano de 2013, De Pedro presentó a la entonces alcaldesa de Madrid “una propuesta de servicios en materia de reputación online” en una reunión en Marbella con ella y con Aznar que supuestamente le fue conseguida por su amigo el exministro de Trabajo Eduardo Zaplana.

Los trabajos de las empresas de De Pedro consistían en crear y difundir noticias positivas sobre los cargos públicos para desplazar a las noticias negativas en los buscadores de Internet. De estos servicios de reputación personal, pagados con dinero público, hicieron uso otros políticos del PP, como el expresidente murciano Pedro Antonio Sánchez, la exconsejera madrileña Lucía Figar o la senadora Pilar Barreiro. Todos están imputados por corrupción.

“Fruto de la reunión con Ana Botella en Marbella, Alejandro de Pedro entraría en contacto con la jefa de prensa de la alcaldesa, Elena Sánchez, dando por iniciado el proyecto poco después mediante la difusión de noticias favorables a la alcaldesa a través de su red de medios digitales”, sostiene la UCO en su informe. La Guardia Civil solo aprecia responsabilidad penal en De Pedro, su socio José Antonio Alonso Conesa, Elena Sánchez y Zaplana.

Según las conversaciones intervenidas por mandato judicial, el contacto personal entre Botella y De Pedro se produjo a finales de agosto de 2013, días antes de que la regidora viajara a Buenos Aires para defender la fallida candidatura olímpica de Madrid 2020.

Los investigadores, tras analizar decenas de correos electrónicos, consideran que De Pedro pactó con Sánchez el pago de 60.000 euros por los servicios de reputación online de su jefa. Aunque los trabajos se iniciaron días después de la reunión de Marbella, “de los distintos mensajes cruzados se deduce que la contratación” de estos servicios “no termina de concretarse”, según la UCO.

El principal problema consistía en la dificultad de facturar esos trabajos con cargo al presupuesto municipal. En marzo de 2014, después de que De Pedro se valiera de Zaplana para reclamar los pagos íntegros —solo cobraron 400 euros mensuales de los 12.000 previstos en cinco meses—, la jefa de prensa de Botella le contesta vía Whatsapp: “Es que sólo nos dan eso. Pero hay un plan b. Ya te contaré”. La solución fue subcontratar a una de las empresas de De Pedro en un contrato de publicidad municipal.

JOSE MARIA AZNAR

Mensaje por Invitado » Jue 09 Nov, 2017 3:00 am

JOSE MARIA AZNAR

Mensaje por Invitado » Sab 28 Oct, 2017 4:06 pm

Imagen
os Aznar el día de su boda en la parroquia de San Agustín

Bodas de rubí
La vida privada de los Aznar Botella en 40 años de matrimonio

Este 28 de octubre cumplen cuatro décadas casados. Se hicieron novios de viaje y se comprometieron a los cinco días de volver

"Ana, vamos a envejecer juntos". Estas fueron las palabras que pronunció José María Aznar (64) el 19 de abril de 1995 apenas unas horas después del atentado con el que ETAintentó matarle. Aznar salió ileso, aunque los médicos de la clínica Rúber aconsejaron su ingreso durante 24 horas. Fue en la habitación del hospital madrileño donde se reencontró con su esposa y dijo esa frase, que su mujer recordó en el libro Ana Botella, la biografía (Ediciones B). Llevaban 18 años casados y el atentado reforzó sus vínculos matrimoniales. Una unión que se produjo hace hoy 40 años, el 28 de octubre de 1977.

José María y Ana, estudiantes de Derecho en la Universidad Complutense de Madrid, fueron compañeros de aula toda la carrera. Sin embargo, ninguno de los dos reparó en el otro hasta la Semana Santa de 1975. Ese año, un grupo de estudiantes cambió las procesiones españolas por un viaje de fin de carrera a Turquía y Grecia.

Según recordaron las amigas de ella, la primera vez que la pareja habló fue en la última noche que pasaron en Estambul. A modo de despedida de la ciudad turca, los estudiantes visitaron el club nocturno Torre Gálata, donde se hacían strep-tease. "Perdona, te has manchado el pantalón", esas fueron las primeras palabras que el serio y seco José María dedicó a la extravertida y sociable Ana. Ella se limitó a agradecer la observación.

Imagen
El matrimonio Aznar por los jardines de Moncloa

Al día siguiente, el grupo tomó un avión con destino Atenas y a Aznar y Botella les tocó sentarse juntos. Bastó esa hora y media de vuelo para que comenzaran su relación. José María y Ana ya actuaron como pareja los cuatro días que pasaron en Grecia y cuando llegaron a Madrid eran novios oficiales. Les bastaron cinco salidas más para comprometerse. Aznar, un joven seco y directo, le dijo a Botella: "Tú te vas a casar conmigo". Ana le despidió con una respuesta afirmativa y al final de 1975 la pareja oficializó su noviazgo y diseñaron un plan para casarse. Lo más rápido era aprobar oposiciones. Con un salario fijo, podrían contraer matrimonio y, sobre todo, tener liquidez para independizarse.

En abril de 1977, Ana ingresó en el cuerpo de Técnicos de la Administración Civil del Estado.Eso significaba un sueldo fijo de 90.000 pesetas al mes -540 euros-. La pareja retomó su compromiso y fijaron la fecha de su boda el 28 de octubre de ese año. Con el salario de Ana abrieron su primera cuenta corriente, a nombre de los dos. Todas sus cuentas bancarias son compartidas.

La boda se celebró en la parroquia de San Agustín, en la calle Joaquín Costa de Madrid. De ahí, los invitados se trasladaron al restaurante Pavillón y los novios pasaron su primera noche juntos en el hotel Villamagna. Tras diez días de viaje en Madeira, el matrimonio comenzó su vida de recién casados en un apartamento de 30 metros cuadrados en el paseo de La Habana. Según recordó Botella, los primeros meses de matrimonio no son tan idílicos como parecen. Al no haber convivido, la pareja discutía a menudo por las tareas del hogar. Mientras Ana trabajaba, José María hacía el curso de inspectores que debía aprobar tras la oposición y que sólo le reportaba 19.998 pesetas de sueldo -120 euros-. En esa escuela, Aznar entabló amistad con Miguel Blesa, que estaba casado con María José Portela. Las parejas, jóvenes y con la misma precariedad, entablaron una amistad que se prolongó durante décadas.

Blesa y Aznar pidieron plaza en Logroño para empezar su nueva vida como inspectores juntos. Ana a quien sus padres le enseñaron la importancia de ser independiente económicamente, pidió el traslado en el ministerio para poder trabajar en la capital riojana. En noviembre de 1978 los Aznar se convirtieron en familia tras el nacimiento de José Mari, su primer hijo. Por entonces, Aznar ya era un colaborador habitual de Alianza Popular y su mujer ya militaba en el partido, al que él se afilió en 1979.

Imagen
El matrimonio tras las elecciones del 2000

En diciembre de 1980 el matrimonio regresó a Madrid, él consiguió plaza en la Delegación de Hacienda y su mujer en el Ministerio de Obras Públicas. Nueve meses después de la vuelta a la capital y ya instalados en el número 100 de la Castellana, nació Ana, su segunda hija. Su vida en Madrid también se tradujo en el ascenso político de José María, quien en 1987 se convirtió en presidente de Castilla y León. Eso suponía una nueva mudanza para la familia, que se instaló en Valladolid. Botella tampoco renunció entonces a su trabajo y le asignaron un puesto en la delegación de Hacienda de la ciudad. Unos meses después, el presidente de Castilla y León volvió a ser padre de un niño, Alonso, que nació el 11 de mayo de 1988.

Con una vida tranquila en Valladolid, la familia se enfrentó a un nuevo reto en el que volvieron a afianzar su unión. Con la crisis de Alianza Popular, se decidió fundar un nuevo partido y Manuel Fraga pidió a Aznar que fuera el líder del mismo. Así, en 1989 los Aznar Botella regresaron a Madrid, a la casa que habían comprado en la calle Diego Ayllón, y se prepararon para la exposición pública. Con Aznar convertido en jefe de la oposición, Botella empezó a tener más relevancia pública. Los asesores del líder del PP se dieron cuenta de que ella ayudaba a conseguir votos, por lo que de manera progresiva su papel fue aumentando dentro del partido hasta el punto de que en la campaña electoral se publicó la citada biografía sobre la posible primera dama de España. Es la única mujer de un presidente del Gobierno nacional con una biografía, que además redactaron antes de su llegada a La Moncloa.

La mudanza al palacio presidencial fue el mayor triunfo del matrimonio, que actuó como los Clinton e hicieron de su unión y su familia un objeto propagandístico. Además de los cinco miembros de la familia, a La Moncloa se mudaron dos perros que le habían regalado a Aznar durante la campaña y que, según contó Botella en Aznar, la vida desconocida de un presidente (Planeta), fueron el único motivo de crisis en el matrimonio. Según ella, Aznar los trataba como personas y estaban tan maleducados que mordieron a varios colaboradores del Gobierno.

En su papel de primera dama, según la citada biografía, Ana recortó un 35% los gastos en personal en la residencia e impuso la austeridad. Además, en la primera legislatura se llevó sus muebles y recuperó otros de patrimonio estilo Luis XV que dieron a las estancias públicas de Moncloa un aspecto palaciego y barroco. Pese al ahorro de dinero, Julio González de Buitrago, jefe de cocina de Moncloa con todos los presidentes menos con Rajoy, reconoció que los Aznar fueron el matrimonio más exigente.

Imagen
En septiembre de 2002, durante la boda de Ana

Los ocho años que pasaron en Moncloa hicieron de su familia un instrumento político. Ofrecieron numerosas recepciones y al comienzo de las vacaciones, como si de la Familia Real se tratara, daban un posado a los fotógrafos en el que aparecían sus hijos. Además, hicieron un gran número de contactos y amistades internacionales, como el matrimonio Blair, que llegó a pasar una Semana Santa en Doñana.

A cambio del apoyo de Botella durante años, Aznar hizo lo propio en 2003 cuando su mujer fue elegida concejal del Ayuntamiento de Madrid. El hecho de que Aznar todavía fuera presidente no fue un impedimento para lanzar su propia carrera política.

Los ocho años que pasaron en Moncloa hicieron de su familia un instrumento político. La mayor exposición fue en septiembre de 2002, cuando su hija mediana, Ana, se casó en El Escorial con Alejandro Agag. Invitaron a 1.100 personas de todos los ámbitos de la sociedad y varios de los asistentes fueron después protagonistas por sus implicaciones en las tramas Gürtel y Púnica. Ana se instaló en Londres con su marido, dueño de la Fórmula E, y terminó sus estudios de psicología, especializándose en psicología infantil. En la actualidad son padres de cuatro niños y, mientras Alejandro recorre el mundo vendiendo sus carreras ecológicas, Ana ofrece conferencias sobre la relación padres e hijos, tema en el que se especializó en su doctorado.

Su hermano José Mari estudió en Cunef y se marchó a Estados Unidos tras graduarse. En 2011 contrajo matrimonio con Mónica Abascal, residen en Madrid y son padres de tres hijos: Valvanuz, José María y Gaspar. Él asesora a empresas extranjeras sobre el riesgo de invertir en España y residen muy cerca del matrimonio Aznar.

El pequeño, Alonso, es quien lleva una vida más pública. Amigo de varios jóvenes empresarios de Madrid, como Chiqui Calleja o Rosauro Varo, vivió varios años en Londres hasta que en enero de 2016 se trasladó a España para trabajar para un fondo de inversión.

En estas décadas de trayectoria pública, el matrimonio ha ocupado más titulares por su relevancia política que por lo social. Sin embargo, en 2008 el escándalo sobrevoló su casa cuando Interviú publicó unas imágenes de un encuentro privado entre Aznar y la ex ministra francesa Rachida Dati, que en ese momento estaba embarazada. Aznar demandó al periódico marroquí l'Observateur porque le señaló directamente como padre del bebé y, además, emitió un comunicado negando cualquier relación.

Imagen

Nada de eso les ha alejado. Botella alcanzó el techo de su carrera como alcaldesa de la capital entre diciembre de 2011 y septiembre de 2014. En 2013 fue objeto de parodias tras su discurso en la presentación de la candidatura de Madrid a los Juegos Olímpicos de 2020. Desempolvó su inglés de las Madres Irlandesas y dijo aquello de "relaxing cup of café con leche". Tras retirarse, se dedica a disfrutar de sus tres hijos y sus siete nietos mientras su marido ocupa titulares desde Faes. Pasa mucho tiempo en Londres con Ana jr y le alegró mucho la vuelta de Alonso a Madrid. En su biografía reconoció que su madre le había enseñado que el amor entre los cónyuges debe estar por encima de todo, también de los hijos. Eso les ha llevado a cultivar su amor y a no atravesar crisis importantes. "Si hay una cosa de la que me encuentro satisfecha y contenta es de mi relación matrimonial", confesó en su biografía. Además, Botella comparte el deseo que le expresó Aznar tras el atentado de ETA: "Una de mis mayores ilusiones es envejecer junto a mi marido".

JOSE MARIA AZNAR

Mensaje por Invitado » Jue 05 Oct, 2017 1:06 pm



Aznar reclama a Rajoy que active ya el 155 o convoque elecciones

FAES, la fundación del expresidente José María Aznar, se muestra contundente ante el desafío independentista en Cataluña y muy crítico con la reacción del Gobierno de Mariano Rajoy, a quien reclama la activación inmediata del artículo 155 o, si se demuestra “incapaz”, la convocatoria de elecciones.

En un análisis, con el título ‘El precio de la libertad’, la fundación reclama directamente al Ejecutivo que emplee “todos los instrumentos constitucionales que en virtud de las mayorías parlamentarias actuales no sólo están a su disposición sino que tiene la inexcusable obligación de utilizar”. Aunque sin mencionarlo, la apelación es una llamada urgente a poner en marcha el polémico artículo.

Más aún, el expresidente considera que Rajoy tiene la “responsabilidad” de aprobar esas medidas aún con el rechazo del PSOE. En este sentido, para Aznar, la mayoría parlamentaria que el PP tiene en el Senado “es suficiente para activar toda la potencia política prevista para la defensa de la Constitución” y, por ello, “no se puede pretender hallar ahí excusa aceptable alguna para continuar en la inacción, ni ampararse en cálculos de oportunidad, eficacia o coste”. “Todas esas cautelas desaparecen cuando se comprende la magnitud de la amenaza”, advierte.

Así, insiste en que “el Gobierno debe actuar tal y como la nación necesita que lo haga. Buscando cuantos apoyos pueda, pero sin ellos si eso retardara o condicionara el cumplimiento de su mandato constitucional. La ley es el precio de la libertad, la libertad es el premio de la ley”, añade.

El órdago va más allá, porque para Aznar, si Rajoy “no encontrara el ánimo para hacerlo o hubiera de reconocer su incapacidad, entonces debería otorgar a los españoles la posibilidad de decidir qué gobierno, con qué propuesta y con qué apoyo electoral se deberá hacer frente a esta coyuntura crítica para España”.

El artículo, muy duro contra el Ejecutivo y en particular contra el presidente, acentúa que “hay por delante decisiones apremiantes que pueden resultar críticas y ante las que nunca se insistirá lo suficiente en el valor de la unidad”.

“Los pactos fundamentales sobre los que se ha asentado nuestra convivencia ya han sido rotos, y habrá que ocuparse de ello. Pero ahora urge enfrentar no un simple desafío, sino un ataque frontal a la ley, a la democracia y a los derechos de nuestros conciudadanos. A España, en suma. Un ataque que está en curso y que no ha perdido posiciones desde que se inició. Al contrario. Hasta el punto de que sus primeros responsables continúan desarrollando sin mayor obstáculo su actividad ordinaria”, afea.

Según Aznar, “no es posible declarar muerta la democracia en Cataluña y no hacer nada que rebase el umbral de lo retórico para reducir a cero la capacidad de acción de los verdaderos responsables de ese crimen”.

JOSE MARIA AZNAR

Mensaje por Invitado » Sab 09 Sep, 2017 7:06 pm

El expresidente del Gobierno haciendo running junto a sus guardaespaldas.

Aznar echa a correr por el monte mientras Cataluña avanza en su ruptura

Pillamos al expresidente del Gobierno soltando adrenalina horas después de que el Parlamento catalán aprobara la ‘ley de desconexión’.

ImagenJosé María Aznar haciendo deporte en Madrid.
Jueves, 7 de septiembre. 10:15 horas. Solo unas horas después de que el 'president' Carles Puigdemont y el vicepresidente Oriol Junqueras firmaran la convocatoria de referéndum catalán. A esa hora ya se había iniciado la segunda jornada en el Parlamento de Cataluña. Pero en un monte próximo a Pozuelo de Alarcón (Madrid), un hombre de Estado como José María Aznar estaba a otras cosas.

Vestido de corto, con pantalón de deporte negro y camiseta técnica roja, el expresidente del Gobierno estaba soltando el exceso de adrenalina que seguro le provocó lo ocurrido la tarde anterior en el Parlamento catalán. Junto a un compañero de fatigas (entrenador personal, guardaespaladas, o ambas cosas) el presidente de la Fundación FAES estaba cumpliendo con unas series de unos 70 metros de sprints con unos 25 segundos de recuperación ante la atenta mirada de un labrador de color negro que estaba cansado solo de verle.

Fueron varios los ciclistas y runners que se cruzaron con el expresidente y seguro que la mayoría ni siquiera le reconocieron. Costaba hacerlo. Con un cordial "buenos días" responde al saludo de cortesía cuando los aficionados al deporte se cruzan por los caminos de un monte. Pero lo hace intentando esconder su rostro mirando al suelo. Allí estaba él, abstrayéndose del debate que mantenían en Cataluña quemando grasa a base de sprints.

‘Men sana in corpore sano’

Es de sobra conocida la afición de José María Aznar por el deporte: running, pádel, esquí nórdico... Los que le conocen aseguran que puede llegar a ser obsesivo con su preparación física y no perdona ninguna de las rutinas de su plan de entrenamiento. Este verano le pudimos ver en bañador en Marbella y ya no luce aquella tableta que lucía en la época en la que se hacía hasta 2.000 abdominales al día bajo las órdenes de Bernardino Lombao, su personal trainer; pero sí muestra un cuerpo trabajado a base del running y ejercicios de musculación para tonificar.

El que fuera jefe del Ejecutivo entre 1996 y 2004 lleva actualmente una vida mucho más tranquila fuera de la primera línea de la política, lo que le permite disponer de más tiempo para practicar deporte. Pero no solo del ejercicio vive su cuerpo. Aznar también cuida mucho su alimentación. Tanto que la receta con la que se presentó en casa de Bertín para el programa Mi casa es la tuya fue una triste ensalada de tomate.

Aznar durante las vacaciones de 2017 en Marbella.

Los políticos son conscientes que su forma física repercute positivamente en su vida laboral. De hecho cada vez es más frecuente pillar a los presidentes del Gobierno y primeros ministros calzados con deportivas cuando tienen alguna cumbre internacional. Los que saben de esto dicen que, al margen de su condición física, ofrece a la personalidad un plus de combatividad y agilidad mental. En el caso de Aznar, su entrenamiento se asemeja al de un deportista profesional, con 'palizas' diarias (entrena seis días a la semana).

JOSE MARIA AZNAR

Mensaje por Cualquiera » Dom 20 Ago, 2017 10:06 am

Cualquiera escribió:Aznar, el de la Bomba Atomica, mira que hacer la burbuja inmobiliaria, para hacer la burbuja inmobiliaria hay que ser un buen y buen descerebrado.

Menuda lio que se a montado con la economía, y todo por crear la burbuja inmobiliaria el maldito PP, que puso a trabajar en la construcción al 17% o más de la gente que trabajaba. Aunque dicen que se supero esa cifra contando a la gente que trabajo en la economía sumergida, no suele haber mucha gente en ese sector en la economía sumergida pero, si que se supone que se sobrepasaría es cifra. Con lo que la Bomba Atomica quede hecha por el PP. El PSOE, también intervino en la buebuja inmobiliaria, pero el PP fue el que lo jodio todo. Que paso del 9,7 de la gente que trabajaba en la construcción al 19% contando con ulguno que otro de la economía sumergida, y hay quien dice que se sobepaso esa cifra del 19%.

Economía equilibrada, economía sana, y el maldito PP se cargo el país, desequilibrando la gente que trabajaba en la construcción, del 9,7% hasta el 19%. La Bomba Atomica PPera quedo hecha.





.


Invitado, de que te ries, ¿te ries de la gente que a salido de España? ¿te ries de la clase media que a desaparecido? ¿te ries de la burbuja Inmobiliaria? ¿te ries de los contratos de 4 horas? ¿te ries de la gente que esta pidiendo? ¿te ries de todo junto? ¿o te ries de que estas loco?


.

JOSE MARIA AZNAR

Mensaje por Invitado » Sab 19 Ago, 2017 9:21 pm

Imagen

JOSE MARIA AZNAR

Mensaje por Cualquiera » Sab 19 Ago, 2017 8:51 pm

Como tengaís que apuntar al paro los 3 millones, 4 millones, de gente que a salido fuera de españa, y los de los contratos de 4 horas.

Y que contenta, que contenta una señora como de 46 años en el autobus, porque la habían hecho un contrato de trabajo de 4 horas, y no te digo la chica de uno de los bares que frecuento, que alquilo el bar porque la hacian contratos de trabajo de 4 horas, y nada menos que en una cadena de hoteles de las o la más grande de españa.

Seguir, seguir lanzando propaganda, para que podaís seguir robando gurtelianos.



-

Aznar, el mejor presidente de la historia de España

Mensaje por Invitado » Sab 19 Ago, 2017 4:22 pm



el segundo Mariano Rajoy

Imagen

JOSE MARIA AZNAR

Mensaje por Invitado » Sab 19 Ago, 2017 4:05 pm

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

JOSE MARIA AZNAR

Mensaje por Cualquiera » Sab 19 Ago, 2017 11:17 am

Aznar, el de la Bomba Atomica, mira que hacer la burbuja inmobiliaria, para hacer la burbuja inmobiliaria hay que ser un buen y buen descerebrado.

Menuda lio que se a montado con la economía, y todo por crear la burbuja inmobiliaria el maldito PP, que puso a trabajar en la construcción al 17% o más de la gente que trabajaba. Aunque dicen que se supero esa cifra contando a la gente que trabajo en la economía sumergida, no suele haber mucha gente en ese sector en la economía sumergida pero, si que se supone que se sobrepasaría es cifra. Con lo que la Bomba Atomica quede hecha por el PP. El PSOE, también intervino en la buebuja inmobiliaria, pero el PP fue el que lo jodio todo. Que paso del 9,7 de la gente que trabajaba en la construcción al 19% contando con ulguno que otro de la economía sumergida, y hay quien dice que se sobepaso esa cifra del 19%.

Economía equilibrada, economía sana, y el maldito PP se cargo el país, desequilibrando la gente que trabajaba en la construcción, del 9,7% hasta el 19%. La Bomba Atomica PPera quedo hecha.





.

JOSE MARIA AZNAR

Mensaje por Invitado » Sab 19 Ago, 2017 2:55 am

Imagen
CERDEÑA, 2005. Torso depilado. En su intención de presumir más de sus abdominales se ha rasurado el pecho.


José Mª Aznar
Abdomen de hierro

LAS VACACIONES DE MILLONARIO DEL EX PRESIDENTE

Fue abandonar Moncloa y cuidar su cuerpo como un atleta profesional. Le pillaron luciendo abdominales junto a Briatore. Sus músculos fueron símbolo de su nueva vida.

BEATRIZ MIRANDA


UN AÑO DESPUÉS DE DEJAR La Moncloa, España descubrió a un José María Aznar despreocupado por lo que pudiera pasarle a él o a su partido. Fuera de la primera línea política y aún el país en vacas gordas, se refugió en FAES y se dedicó a la cómoda -y holgada- vida de consejero de diversas empresas, profesión también desempeñada hábilmente por Felipe González.

El verano de 2005 reparamos todos en el fantástico estado físico del marido de Ana Botella, que puso rumbo en julio junto a su familia a la isla de Cerdeña, en concreto a Porto Cervo, que no se parece en nada a Oropesa, donde veraneaban antes de estar en la cumbre.

A bordo del F.B.One, el yate del millonario Flavio Briatore, íntimo amigo de su yerno Alejandro Agag, Aznar lució unos abdominales de hierro sobre los que se podían partir nueces. A su lado, el italiano parecía un donut quemado por el sol. José María lo contrario: un chaval de 53 años que había dedicado los últimos meses a cultivar su mente, pero sobre todo su cuerpo, a golpe de running y flexiones en escuadra.

Entrevistamos todos corriendo a Bernardino Lombao, su entrenador. El escultor de esta obra maestra admitió que entrenaba a Aznar desde finales de los 90, y que desde que había dejado el Gobierno lo hacía dos horas al día los siete días de la semana. Como un atleta de alta competición.

Entonces trascendió la cifra de abdominales diarios que hacía el marido de Ana Botella: 2.000. “A veces no las alcanzamos, pero no nos cuesta nada hacer de 300 a 1.000”, revelaba Lombao a la vez que comentaba la sencilla tabla de ejercicios que hacían juntos cada mañana: entrenamientos de resistencia orgánica, muscular y de velocidad. Cuestas, carreras y pesas con disciplina militar. Una tortura en toda regla para muchos.

En cuanto a lo que come José María Aznar, poco después de esta foto se publicó el libro La cocina de La Moncloa, en el que el chef Julio González de Buitrago aseguró que Aznar era adicto al helado de café de Häagen-Dazs y que su esposa estaba obsesionada con el punto correcto de la tortilla española. Aznar nunca come patatas fritas es su forma de cuidarse. Esa y veranear a cuerpo de rey. En Porto Cervo y Marbella. A Castellón no ha vuelto.


[size=85]LA OTRA CRÓNICA EL MUNDO SÁBADO 19 DE AGOSTO DE 2017[/size]

Arriba