LICUADO DE NOTICIAS SOBRE MONARQUIA

Publicar una respuesta


Esta pregunta es una forma de evitar inserciones automatizadas por spambots.
Emoticonos
:cry: :blackeye: :up: :loker :fire: :lol: :grin: :calceta: :pinocho: :shock: :mrgreen: :clown: :juas: :>D: :pukeright: :x :bravooo: :sun: :clap: :salute: :happy0021: :sherlock :wave: :cheerleader3 :guitarman: :bobas :up2 :door :glob :smt031 :roll: :king: :FUCK YOU: :blah :kiss :welcome :eat :bowdown2 :eusaprayrf4: :juggle :cool: :walkman :yes: :pc :pale: :jump :amen: [-X :drunk :smoke :angrywife :acomer:
Ver más emoticonos

BBCode está habilitado
[img] está habilitado
[Flash] está habilitado
[url] está habilitado
Emoticonos están habilitados

Revisión de tema
   

Expandir vista Revisión de tema: LICUADO DE NOTICIAS SOBRE MONARQUIA

LICUADO DE NOTICIAS SOBRE MONARQUIA

Mensaje por Invitado » Lun 10 Ago, 2020 11:43 pm


Así pasan los royals sus vacaciones de verano 2020
Los royals pasan el verano de 2020 entre las vacaciones y la cuarentena y la familia real española tuvo unos días atípicos en la que la reina Letizia y Don Felipe VI realizaron una gira oficial para impulsar el turismo tras la crisis de la pandemia. Por otro lado, los príncipes Pablo y Marie Chantal junto a sus hijos, pasan unos días en Grecia con sus familiares, mientras que los reyes de Holanda, han mantenido en secreto su destino de vacaciones, aunque se dio a conocer que podrían estar en las aguas griegas en su yate recién comprado. Alberto y Charlene de Mónaco optaron por visitar las playas locales con sus hijos y compartir fotografías en sus redes sociales.

LICUADO DE NOTICIAS SOBRE MONARQUIA

Mensaje por Maritxu » Sab 06 Jun, 2020 4:33 pm

Peleas de gallos, detenciones y traiciones: los dramas de la familia real de Rumanía


El anuncio de que Nicolás de Rumanía espera un hijo con su esposa vuelve a poner sobre la mesa el problema de la sucesión de la familia real rumana


06/06/2020 05:00
Esta misma semana, Nicolás de Rumanía anunciaba que está esperando un hijo con su mujer, Alina Maria Binder. Una buena nueva que vuelve a poner sobre la mesa el problema de la sucesión de la familia real rumana, y es que aunque ya no tienen el trono, siempre ha de haber una cabeza visible para defenderlo. Nicolás, nieto del difunto rey Miguel, era el candidato ideal, ya que su tía Margarita, actual jefa de la casa, no tiene descendientes.

El depuesto monarca veía a Nicolás como su digno sucesor y tenía la esperanza de que en algún momento se restauraría la monarquía en Rumanía y ya fuese él o Nicolás volverían a reinar tras el exilio. Sin embargo, las cosas se torcieron cuando el rey despojó a su nieto de cualquier derecho sucesorio al enterarse de que había dejado a una de sus asesoras embarazada, siendo este hecho una gran humillación para toda la familia.

"La familia real y la sociedad rumana de estos tiempos necesitarán un dirigente bajo el signo de la modestia, bien equilibrado, con principios morales y siempre pensando en los demás", rezaba el comunicado del rey Miguel. Aunque Nicolás reconoció aquella paternidad, ni su abuelo ni su tía Margarita quisieron que volviera a la familia real, retirándole el título. A pesar de ello, el joven celebró su boda con Alina Maria por todo lo alto, con el apoyo de los rumanos, eso sí, sin la presencia de su familia, tan solo la de su hermana, Karina, que vive en Londres y no tiene ningún interés en los asuntos reales.

El misterioso marido de Margarita
Nicolás es hijo de Elena, la segunda de las cinco hijas del rey Miguel y Ana de Borbón Parma, cuyas vidas están llenas de polémicas. La mayor de ellas es Margarita. Parecía la hija perfecta y la digna heredera de los derechos sucesorios de Miguel I, pero en 1996 anunció que se había enamorado del actor Radu Duda y que se iban a casar. El marido que eligió la princesa Margarita nunca gustó a sus progenitores y los escándalos no tardaron en producirse.

Poco después de casarse, BAE Systems, una de las fundaciones de caridad de la que la princesa es presidenta, se vio envuelta en un escándalo de corrupción que ascendía a más de 7 millones de euros y en el que estaba implicado directamente el príncipe Radu Duda. Poco después, el consorte de Margarita, motivado por su ambición, quiso implicarse en la política de Rumanía y llegar a ser presidente del país.

Ante esto, Miguel I decidió cortar por lo sano y prohibió a su yerno cualquier interferencia en el sistema parlamentario. Radu siempre ha sido un personaje misterioso y enigmático con ansias de poder al que le encantaría tomar el papel protagonista si la monarquía vuelve de la mano de su esposa. La pareja no tiene descendencia, por lo que se desconoce qué ocurrirá con la Casa Real a la muerte de Margarita.

Tres años de cárcel para Irina
Elena, la segunda de las hermanas, vive entre Rumanía y Reino Unido junto a su segundo marido, Alexander Philips Nixon. Como ya hemos dicho, es madre de Nicolás y Carina, ambos fruto de su primer matrimonio con Robin Medforth-Mills. Elena lleva una vida de lo más discreta y jamás se ha pronunciado sobre el problema de su hijo. Su actitud dista mucho de la de su hermana Irina, quien siempre fue muy díscola.

Al contrario que sus hermanas mayores, no se decantó por estudiar en alguna de las universidades británicas en las que podría haber sido aceptada y decidió marcharse a Estados Unidos a principios de los años 80, alejándose de su familia y de Europa. Su primer matrimonio se produjo en 1983 con John Kreuger, un ciudadano estadounidense de origen sueco con el que tuvo 2 hijos, Michael y Angelica.

La relación entre Irina y John se acabó disolviendo en 2003 y la hija de Miguel I se casó poco después con John Wesley Walker. En 2014, un tribunal de Oregón acabó condenando al matrimonio Walker a tres años de libertad condicional y el pago de una multa que ascendía a 200.000 dólares por organizar peleas de gallos ilegales en el rancho que comparte la pareja. Cuando el exmonarca de Rumanía se enteró del escándalo despojó a su hija y a todos sus descendientes de sus títulos y sus derechos sucesorios al trono. No acudió a los funerales ni de su padre ni de su madre.

Títulos falsos para el marido de Sofía
La princesa Sofía de Rumanía nació en el palacio de Tatoi, la antigua residencia de verano de la familia real griega. Recibió el nombre en honor a su madrina, la reina Sofía de España, y siempre fue considerada como la hija con el carácter más fuerte y respondón de Miguel y Ana.

En 1998 anunció su compromiso con Alain Michel Biarneix, un agente empresarial de origen francés con el que tuvo a su única hija, Elisabeta Marie de Rumanía-Biarneix. El marido de la princesa Sofía se hacía pasar por descendiente directo de la familia de Habsburgo y se hacía llamar Michael de Laufenburg. Miguel I se opuso en todo momento a este matrimonio y llegó a despojar a su hija de sus títulos y derechos sucesorios, aunque se los restituyó en 2002 cuando Sofía se divorció de Alain.

La más discreta
La princesa María, nacida en Dinamarca, es la más discreta de los hijos de Miguel I y Ana de Borbón-Parma. Siempre alejada de los medios, se casó con Casimir Mystkowski en 1995, el yerno perfecto para el exmonarca de Rumanía. Parece ser que la pareja no acabó de encajar del todo bien y terminaron divorciándose en 2003, provocando un gran disgusto en Miguel I, quien creía que esta unión era muy sólida y que podía durar muchos años.

https://www.vanitatis.elconfidencial.co ... a_2626300/

LICUADO DE NOTICIAS SOBRE MONARQUIA

Mensaje por Invitado » Sab 06 Jun, 2020 3:29 am

Imagen


EL DRAGÓN NO CORRE RIESGO DE EXTINCIÓN EN BUTÁN, EL REINO DE LA FELICIDAD

EDUARDO ÁLVAREZ



¿QUIÉN?

UN HERMANITO REAL.

Todas las imágenes de la familia real de Bután –país pionero en medir la Felicidad Nacional Bruta de sus habitantes– son tan asquerosamente encantadoras que no nos sorprendería nada descubrir algún día que la dinastía Wangchuck es en realidad un invento de la factoría Disney o de algún estudio cinematográfico de Hollywood. El caso es que la Corte de Thimphu acaba de presentar al segundo hijo de Sus Majestades los reyes Jihme Khesar y Jetsun Pema a través de las primeras fotos del nuevo principito, que nació el pasado 19 de marzo. Y está claro que esta familia no tiene nada que envidiar a la que forman los duques de Cambridge, con quienes se compara a los monarcas del Himalaya. Las carantoñas que dedica el príncipe heredero a su hermanito, ante la atenta mirada de sus orgullosos padres, confirman que el futuro quinto rey dragón –es el título de los monarcas butaneses– tenía muchas ganas de compartir con alguien correrías en palacio.


¿DÓNDE?

BUTÁN.

El conocido como Reino de la felicidad es un pequeño país de unos 50.000 km², enclavado entre los dos gigantes asiáticos, China e India, en la cordillera más alta del mundo. Tiene poco más de 900.000 habitantes. Esta misteriosa nación se ha abierto al turismo en fechas muy recientes y de un modo muy limitado. En ella quiso ver el escritor británico James Hilton su célebre paraíso tibetano que bautizó como ‘Shangri La’. El actual rey es el primer monarca parlamentario del lugar. Se da la circunstancia de que su padre abdicó en 2006 cuando decidió que había llegado la hora de que los butaneses contaran con una Constitución en toda regla, se crearan partidos políticos y comenzara la era democrática.


¿CUÁNDO?

NOMBRE SECRETO.

La familia real butanesa, y sobre todo su titular, han estado muy volcados en las últimas semanas en la gestión de la pandemia del coronavirus. La rápida actuación de las autoridades fue determinante y, por suerte, no se ha registrado ninguna víctima mortal en el país, con pocas decenas de infectados. Cuando parece que lo peor ha quedado atrás, los reyes han decidido que era el momento de hacer su primer posado familiar. Pero no han querido desvelar aún qué nombre llevará su segundo retoño, un misterio que, eso sí, han prometido que dejará de serlo muy pronto. No cabe duda de que buscarán unir la tradición de la dinastía con algún patronímico de significado especial en la cultura budista. Lo que es apuesta segura es de que el niño se convertirá en un guapo mozalbete; cosa de genes, porque su padre ha sido considerado muchas veces como el rey más sexy del planeta y su madre, que cumplió el jueves 30 primaveras, es un auténtico bellezón.



EL MUNDO / LOC / SÁBADO 6 DE JUNIO DE 2020

LICUADO DE NOTICIAS SOBRE MONARQUIA

Mensaje por Maritxu » Dom 24 May, 2020 1:42 pm

La desafiante respuesta del rey de Tailandia a Alemania tras el malestar de la ciudadanía
Las protestas en Alemania por la presencia del rey de Tailandia allí han ido en aumento. El monarca es, cada vez más, un incómodo huésped. Su respuesta ha encendido más el fuego



23/05/2020 15:04
La presencia del rey de Tailandia, Rama X, en un hotel de lujo de Alemania en tiempos de pandemia está comenzando a convertirse en un problema de Estado en el país.

El polémico monarca, famoso por sus excentricidades y su mano dura contra sus empleados y contra todo aquel que osa criticarle en Tailandia, permanece confinado en el Grand Hotel Sonnenbichl, donde se hospeda con su harén de 20 mujeres.

Su actitud y la incomprensible permisividad de Alemania ante la situación han hecho que medios de comunicación de todo el mundo le pongan en el punto de mira.

Las protestas en Alemania por la presencia del rey de Tailandia allí han ido en aumento. Diversos activistas han pasado de manifestarse a las puertas del hotel donde Rama X se encuentra recluido, a realizar proyecciones contra el monarca sobre los muros de algunos de los edificios más emblemáticos de Berlín, como la puerta de Brandeburgo, el Parlamento, la Embajada tailandesa, e incluso en la casa de Angela Merkel.

La organización no gubernamental PixelHELPER está demostrando ser tremendamente tenaz en sus reclamaciones para denunciar las actividades del controvertido monarca tailandés, pero también el clima político en Alemania empieza a ser muy hostil hacia él. Según ha publicó en sus redes sociales el periodista escocés Andrew McGregor Marshall, azote de Rama X, haciéndose eco de una información dada por Radio Bayern, se ha llegado a presentar una moción en el Parlamento bávaro para debatir el permiso bajo el cual se está hospedando Rama X en el mencionado hotel, en plena pandemia del coronavirus.

Anton Speer, autoridad del distrito de Garmisch-Partenkirchen, donde se encuentra ubicado el mencionado hotel, ha hecho una preocupante denuncia, en medio de acusaciones de haber dado un trato de favor a Rama X: "Recibo llamadas de odio y cartas con amenazas de muerte. Llegan de toda Alemania, incluso de Holanda. Muy pocas son de la región. Dicen que debería morir de coronavirus"

En Alemania preocupa, y mucho, la nefasta imagen que puedan estar dando en el exterior por todo este asunto.

Pero ante tal panorama, Rama X, lejos de parecer preocupado, ha respondido con una actitud más que provocadora. No parece que sus oídos se vean afectados de algún modo por las críticas recibidas.

Numerosos testigos afirman que el rey de Tailandia ha vuelto a infringir las normas de seguridad sanitaria implantadas por el gobierno alemán, al dar un paseo en bicicleta, rodeado por un enorme servicio de seguridad de 30 hombres, fuera del hotel en Garmisch-Partenkirchen.

Anton Speer, un alto funcionario del distrito, ha asegurado que envió un mensaje al rey de Tailandia diciéndole "cómo debe actuar", según desveló Müncher Merkur, pero parece que al monarca poco le han importado las indicaciones recibidas...

https://www.vanitatis.elconfidencial.co ... s_2607667/

LICUADO DE NOTICIAS SOBRE MONARQUIA

Mensaje por Invitado » Mié 13 May, 2020 4:01 pm

Imagen

Muere súbitamente la princesa Maria Galitzine, a los 32 años

La princesa Maria Galitzine ha fallecido de forma de forma repentina a los 32 años, víctima de un aneurisma torácico, en su domicilio de Houston.

Según ha revelado la familia, no se pudo hacer nada por ella y su muerte fue prácticamente instantánea.

Bisnieta de Carlos I, el último emperador de Austria, y de Zita de Borbón-Parma, Maria Galitzine residía en la ciudad de Texas junto a su marido, Rishi Roop Singh, con quien contrajo matrimonio en 2017, y el hijo de ambos, Maxim, nacido en febrero de 2018.

Imagen

La princesa estaba ligada al apellido Borbón-Parma, familia que ha sufrido otras dos importantes pérdidas en las últimas semanas. María Teresa de Borbón-Parma falleció a finales del mes de marzo a causa del coronavirus, a los 86 años.

Hace unos días, y por la misma causa, moría su prima, Diana de Borbón-Parma. Ambas eran sobrinas de Zita de Borbón-Parma, bisabuela de la princesa Maria Galitzine.

Imagen

LICUADO DE NOTICIAS SOBRE MONARQUIA

Mensaje por Invitado » Mar 05 May, 2020 11:01 pm


Así es el último Napoleón Bonaparte pretendiente al trono de Francia

Jean Christophe Napoleon Bonaparte y Olympia von und zu Arco-Zinneberg en octubre 2019 fue un acontecimiento en París ya que el joven es descendiente del emperador Napoleón y pretendiente al trono de Francia junto con el Conde de París Jean de Orleans y el duque de Anjou Luis Alfonso de Borbón

LICUADO DE NOTICIAS SOBRE MONARQUIA

Mensaje por Invitado » Dom 03 May, 2020 10:29 pm


Liechtenstein, los príncipes más ricos de Europa

El principado de Liechtenstein es el menos conocido de Europa, pero de este país centroeuropeo es la princesa Angela de Liechtenstein y Tatiana de Liechtenstein, de quien se dijo que fue novia del principe de Asturias entonces, el actual rey Felipe VI. Su jefe del Estado es Juan Adan II y su heredero el príncipe Alois de Liechtenstein

Re: LICUADO DE NOTICIAS SOBRE MONARQUIA

Mensaje por Maritxu » Mar 14 Abr, 2020 7:51 pm

La reina de Tailandia, recluida en un hotel suizo mientras el rey disfruta de su harén
Rama X sigue en el centro de la polémica internacional por sus arbitrarios desplazamientos por Alemania, mientras su mujer está apartada de todo en su refugio habitual




14/04/2020 05:00
El pasado sábado por la noche, el rey de Tailandia abandonaba un confinamiento muy sui generis en el estado alemán de Bavaria para regresar a su país, donde asistió al día de Chakri, una festividad en Bangkok para celebrar la llegada al trono de la dinastía de la que él es ahora su máximo representante. Un viaje relámpago en un avión de Thai Airways destinado exclusivamente para él que hizo escala en la localidad suiza de Zúrich para recoger a la reina Suthida, que le acompañó en un segundo plano en los actos para mayor gloria de su persona.

A su regreso, el rey Rama X volvió a recalar en la misma ciudad suiza para dejar a su mujer y regresar al Grand Hotel Sonnenbichl, en la ciudad bávara de Garmisch-Partenkirchen (unas instalaciones utilizadas en su momento por los nazis y que también hicieron las veces de internado femenino), o a su propia mansión, junto al cercano lago de Starnberg, a menos de treinta kilómetros de Múnich. Un establecimiento que ha recibido un permiso especial para albergarle durante estas fechas tan delicadas de confinamiento, que él y su séquito se están saltando a su libre albedrío, lo que está poniendo contra las cuerdas a las autoridades bávaras ya que resulta complicado justificar sus vuelos en su avión privado por distintas localidades alemanas o las excursiones en bicicleta por las inmediaciones del establecimiento.

Mientras el monarca disfruta de su harén de 20 concubinas, que según algunos medios tiene organizadas como si de un ejército se tratata (hay quienes le atribuyen un fetichismo sexual en este sentido), con sus uniformes, sus galones y sus jerarquías, la discretísima reina Suthida volvía a quedarse en el establecimiento que, al parecer, es su verdadero hogar desde hace ya mucho tiempo.

El hotel Waldegg se encuentra en Engelberg, a 87 kilómetros aproximadamente de Zúrich y a una hora en coche, y es sabido que la reina pasa allí gran parte del año, separada de su marido. Se trata de un establecimiento de cuatro estrellas, las mismas que el que ocupa en Baviera el monarca, con impresionantes vistas a los Alpes, a apenas dos kilómetros de un complejo de esquí y con un servicio de spa, masajes y tratamientos de belleza y de salud. Dispone de 60 habitaciones, divididas en tres categorías, doble superior, doble de lujo y deluxe con sauna. En cuanto a la gastronomía, la reina dispone de dos restaurantes, uno panorámico y otro asiático para que no eche de menos las delicias gastronómicas de su país.

Los medios locales ya informaban que el pasado mes de febrero el rey tailandés había viajado hasta Zúrich en un vuelo de Thai Airways y se especulaba con la posibilidad de que el monarca pasara más tiempo a partir de entonces con su mujer, que llevaba ya meses viviendo en este hotel en el que el propio rey se había hospedado con ella en 2018. Estaban muy equivocados... Rama X, de 67 años, se establecía con sus concubinas, a las que, según algunos medios, incluso llega a drogar para mantener relaciones sexuales con él en el mencionado hotel bávaro, mientras su mujer, de 41 años, permanece apartada del foco público.

Ya denunciaba la situación de la reina el pasado mes de julio el periodista escocés Andrew MacGregor Marshall, autor del libro 'Un reino en crisis: la lucha de Tailandia por la democracia en el siglo XXI', que fue prohibido en el país asiático, y que se ha convertido en una figura clave en la denuncia de los abusos de esta institución. Convertido en la actualidad en una de las principales fuentes de los medios de comunicación internacionales para recabar información sobre la situación en el mencionado país asiático, subrayaba que el rey, cuyo nombre completo es Vajiralongkorn Bodindradebayavarangkun, vivía separado de su mujer y que su estancia tanto en Alemania como en Suiza era pagada con el dinero de los contribuyentes tailandeses.

No podemos pasar por alto que el trato del monarca a su mujer no ha sido precisamente exquisito, en especial en el último año. Un día antes de su coronación, en mayo del año pasado, sorprendía a todos al anunciar que se habían casado. Se trataba de la cuarta esposa del controvertido soberano, que se casó por primera vez en 1977, con Soamsavali Kitiyakara, una prima por el lado materno que le dio una hija, Bajrakitiyabha, y de la que se divorciaría. Después mantuvo una sonada y larga relación con la actriz Yuvadhida Polpraserth, que acabó en boda en 1994 y separación en 1996, y de la que nacieron cuatro hijos y una hija. El tercer matrimonio, con Srirasmi Suwadee, con quien tuvo un hijo, fue anunciado en 2005 y acabó en divorcio en 2014.

Las sorpresas no acabarían ahí ya que en el mes de julio una de sus concubinas, Sineenat Wongvajirapakdi, recibió el título de consorte real en julio, solo dos meses después de su boda. Sin embargo, no pasaría demasiado tiempo sin que cayera en desgracia y en el mes de octubre el propio Palacio anunciaba que había sido "ambiciosa" y había intentado situarse al mismo nivel que la reina. "Los comportamientos de la consorte real fueron considerados irrespetuosos", manifestaban sin especificar exactamente de qué se la acusaba, muy en la línea de cómo gestiona este rey su vida personal y sus labores institucionales.

https://www.vanitatis.elconfidencial.co ... h_2546156/

Re: LICUADO DE NOTICIAS SOBRE MONARQUIA

Mensaje por Maritxu » Lun 13 Abr, 2020 1:19 pm

El rey de Tailandia pone contra las cuerdas a las autoridades alemanas
Las autoridades de Bavaria guardan silencio ante el controvertido comportamiento del monarca, ajeno a las medidas de confinamiento




ACTUALIZADO: 13/04/2020 11:18
Los principales medios de comunicación del mundo se hacen eco en estos días del errático e insolidario comportamiento del rey de Tailandia, pero todo tiene un límite y las autoridades alemanas están empezando a ser cuestionadas por la irresponsable e incomprensible libertad de movimientos del monarca y su séquito en medio de la pandemia del coronavirus.

El periodista David Crossland firma en 'The Times' un artículo muy contundente en el que refleja el estupor generalizado que Maha Vajiralongkorn está generando en la región, estableciendo una analogía con su propio pasado que tan bien reflejó el cineasta Luchino Visconti en su película 'Luis II de Baviera, el rey loco': "Como antiguos sujetos del loco rey Ludwig (Luis II), los bávaros están acostumbrados a excéntricos monarcas y han respondido durante años con benigno desconcierto a las payasadas del rey de Tailandia, quien acompañado por un ejército de cortesanos ha sido un residente semipermanente en la región alpina durante más de una década".


En estos días se está llegando a un punto que cuesta justificar o encontrar explicación a sus caprichos. Más allá de que haya estado alojado este tiempo en el centenario Grand Hotel Sonnenbichl, un establecimiento, teniendo en cuenta sus excentricidades, modesto, en la ciudad bávara de Garmisch-Partenkirchen (unas instalaciones utilizadas en su momento por los nazis), o en su propia mansión, junto al cercano lago de Starnberg, a menos de treinta kilómetros de Múnich, que incluso se haya visto a personal de su séquito o, para ser más precisos, de su harén, montando en bicicleta, lo que ha generado un enorme desconcierto y enfado han sido sus vuelos privados con su propio Boeing 737 a Dresde, Leipzig y Hannover, y el más llamativo e inexplicable de todos, desde la localidad suiza de Zúrich a Bangkok para asistir a una fiesta nacional que conmemora la llegada al trono de la dinastía a la que él representa.

Este último vuelo lo habría realizado en un avisón de Thai Airways reservado exclusivamente para él. Una línea aérea que ha paralizado sus servicios en Europa en un momento en el que el aeropuerto de Bangkok ha estado cerrado porque, según la versión oficial, 100 turistas tailandeses se habían negado a cumplir su cuarentena en unas instalaciones del Gobierno. La versión oficiosa es que quisieron ganar tiempo para desinfectar estas para la llegada del monarca. Sin embargo, debemos interpretarlo en clave local, pero... ¿en qué lugar quedan las autoridades suizas y alemanas?

Las autoridades de ambos países empiezan a ser cuestionadas por "hacer la vista gorda" por su estatus de vip y su enorme fortuna. Este fin de semana informábamos en Vanitatis que un fotógrafo del periódico 'Bild', el más vendido del país, era arrestado en Zúrich cuando intentaba hacer una fotografía al monarca, lo que llevaba al medio a afirmar: "Tenemos una vez más la impresión de que las autoridades suizas están poniendo los intereses de invitados importantes por encima de los intereses generales".

En cuanto a Alemania, hay que tener en cuenta que, según la normativa con respecto a los ciudadanos no comunitarios que no tienen permiso de residencia, estos no pueden entrar en el país salvo que tengan un motivo muy urgente y el turismo no es un motivo que se contempla en este sentido. Aunque el monarca, conocido también como Rama X, es un jefe de Estado y posiblemente tiene un estatus diplomático, no parece muy claro que sus viajes puedan recibir la calificación de 'oficiales'.


Sin explicación oficial
Las autoridades bávaras están echando balones fuera y manifiestan que no les han notificado que su cortejo se haya saltado las normas de confinamiento, aunque hay testimonios que indican lo contrario, mientras que el hotel en el que se hospedan recibió un permiso especial para alojarlos porque se trataba de un "grupo homogéneo". De hecho, el Ministerio de Asuntos Exteriores ha formulado mediante email una pregunta formal en este sentido que no ha recibido respuesta.

La misma tesis de 'The Times' mantiene el corresponsal en Berlín de 'Il Corriere della Sera', quien señala al propio ministro-presidente de Baviera, Markus Söder, y la permisividad con el monarca tailandés: "Por supuesto, Rama X puede invocar la urgencia de reunirse con sus 20 concubinas, que se dice organizó como un regimiento militar con muchos uniformes, rangos e insignias, pero no sería una motivación muy sólida, aparte de obviamente para la parte interesada".

https://www.vanitatis.elconfidencial.co ... a_2545387/

LICUADO DE NOTICIAS SOBRE MONARQUIA

Mensaje por Invitado » Vie 10 Abr, 2020 8:55 pm

Imagen
El rey de Tailandia y su esposa, la reina Suthida, durante una celebración religiosa.


EL REY DE TAILANDIA
LAS 20 MUJERES QUE PODRÍAN HACERLE CAER DEL TRONO

Podrían ir a la cárcel, pero los tailandeses ya cuestionan a su rey: se ha ido en plena crisis sanitaria para divertirse en Alemania con las mujeres de su harén a las que, según un libro, droga para soportar las prácticas sexuales a las que las somete.

A. MUÑOZ LONDRES


A OJOS DE LA LEY TAILANDESA, EL REY es un semidiós. Para los ciudadanos del país del sudeste asiático, Maha Vajiralongkorn, el actual monarca, empieza a parecerse cada vez más a un ser demasiado terrenal, cargado de tantos vicios y tan pocas virtudes que ya empiezan a cuestionarse, incluso, la utilidad de su figura. Y no es para menos. A sus 68 años, y recién coronado, sigue protagonizando más portadas por sus escarceos amorosos y por su estilo de vida, más propio de una desfasada estrella del rock que de un royal, que por sus buenas obras.

Ni siquiera parece haberle importado que 1,2 millones de tailandeses hayan decidido desafiar a la ley, que les amenaza con penas de hasta 15 años de prisión por criticar a cualquier miembro de la familia real, mascotas incluidas, lanzando un hashtag en Twitter con una pregunta que ya recorre un país que vive, desde hace dos semanas, bajo un estricto estado de alarma por el coronavirus: “¿Para qué queremos un rey?”. La atención de Rama X, el décimo de su estirpe, está centrada en el extranjero, donde pasa más tiempo que en su propio país. Tras estudiar y vivir varios años en Reino Unido, ahora ha decidido establecerse en Alemania.

Es allí, en uno de los países que mejor están gestionando la crisis del coronavirus, donde el monarca ha decidido establecerse para aislarse de la pandemia, aunque sus excentricidades no están pasando desapercibidas para la prensa germana. Ni siquiera estando en cuarentena, aunque quizás sea porque él no está acostumbrado a tener que ocultar sus actividades.

Para pasar un momento de encierro tan complicado, que por supuesto, no va con él, decidió reservar un spa de cuatro estrellas al completo en la ciudad de Garmisch-Partenkirchen, un centro deportivo de invierno con spa en la zona de Baviera, y encerrar allí a varios cientos de sus empleados y a 20 concubinas que le proporcionasen placer. Él, sin embargo, no está confirmado que viva dentro del complejo, ya que tiene una residencia propia apenas a 30 kilómetros del lugar.

Allí, en el Grand Hotel Sonnenbichl, el rey Vajiralongkorn impone su propia ley. Según desvelaba Andrew MacGregor en su libro Un reino en crisis: la lucha de Tailandia por la democracia en el siglo XXI, algunas mujeres de las que tiene allí encerradas son drogadas para soportar las prácticas sexuales a las que son sometidas en la llamada Sala de los Placeres, una habitación de la cuarta planta con ese fin.

Y MIENTRAS EN SU PAÍS... Rama X abandonó sus días de diversión en Alemania para regresar a su país a una celebración que homenajea a la familia real. Pero sólo estuvo allí 24 horas. En la foto, la guardia de honor con mascarilla .


Para doblegarlas, y según el también periodista de investigación, estas jóvenes son víctimas de una presión psicológica constante, similar a la de una secta, en la que es el Rama el que cambia sus nombres a voluntad y el que, además, decide que todas tengan la misma apariencia: un peinado muy corto al estilo ‘bob’. Vajiralongkorn, obsesionado con el género femenino según su propia madre, lo está también con las mujeres jóvenes, que, forzadas por sus familias para intentar ascender socialmente y enriquecerse, se alistan en el Ejército con la esperanza de lograr captar su atención.

Una vez pasan ese primer filtro, el monarca, que también sirvió en el cuerpo militar, las envía a un regimiento especial llamado Servicio Aéreo Especial (SAS), donde reciben un colgante en forma de medio corazón y pasan a adoptar el mismo nombre: Sirivajirabhakdi. Una de estas mujeres, Niramon Ounprom, más conocida como Koi, fue una enfermera que, tras ir ascendiendo hasta convertirse en la favorita del rey y ser presentada como tal oficialmente en el verano de 2019, desapareció misteriosamente el octubre pasado. Según algunos rumores, la joven murió asesinada en prisión tras ser encerrada por sus “ansias de poder”.

Rama X lleva, a sus 68 años, cuatro matrimonios, entre ellos uno con la aspirante a actriz Yuvadhida Polpraserth, con la que llegó a tener cinco hijos entre los que se encontraba su primogénito. Cansada de la vida que le ofrecía el monarca, la joven se fugó al Reino Unido junto a los príncipes, perdiendo todos ellos sus títulos y pasaportes tras ser repudiados oficialmente.

Sus escándalos, sin embargo, no se limitan al terreno amoroso, sino que lo último que ha desvelado la prensa germana sobre sus actividades es que, en plena cuarentena, al monarca asiático no se le ha ocurrido otra cosa que pilotar su Boeing 737-800 y sobrevolar, en diferentes ocasiones y direcciones, el espacio aéreo alemán. Diversos testigos y medios aseguran que se le ha visto cubriendo rutas entre Múnich, Dresde, Leipzig y Hannover, y que, además lo hacía pilotando él mismo un avión en el que era el único pasajero. Su juego, sin embargo, no ha terminado ahí, sino que además se ha divertido practicando la maniobra Touch and Go: aterrizar y volver a despegar sin dejar que la aeronave se detenga por completo.

Molesto porque se publiquen sus actividades y para participar en el día de Chakri, una festividad que homenajea a la familia real, Vajiralongkorn regresó a Tailandia este pasado lunes acompañado de la reina Suthida, que realiza una cuarentena voluntaria desde hace semanas en un hotel de Zúrich. Pero el monarca apenas pisó el suelo de su país durante 24 horas para poder volver cuanto antes al Grand Hotel Sonnenbichl. Mientras, sus súbditos, aterrados por el coronavirus, siguen preguntándose: ‘¿Para qué queremos un rey?”.


LA OTRA CRÓNICA EL MUNDO VIERNES 10 DE ABRIL DE 2020

LICUADO DE NOTICIAS SOBRE MONARQUIA

Mensaje por Invitado » Vie 10 Abr, 2020 8:53 pm

Imagen
El príncipe heredero de Dubái Hamdan bin Mohamed Al Maktum.


HAMDAN AL MAKTUM
EL PRÍNCIPE HEREDERO TOMA LAS RIENDAS DE DUBÁI

En plena crisis de imagen pública de su padre por el juicio en Londres que le ha enfrentado a Haya de Jordania, el joven ha optado por convertirse en discreto portavoz del emirato en su lucha contra la pandemia del coronavirus

FRANCISCO CARRIÓN


EN MEDIO DE LA CRISIS GLOBALque mantiene confinada a la mitad de la Humanidad, el liderazgo en las monarquías del golfo Pérsico ha comenzado a mutar. En Dubái, la castigada capital del ocio de Emiratos Árabes Unidos, el príncipe heredero Hamdan bin Mohamed Al Maktum (37) ha asumido la tarea de poner rostro a la batalla de la familia real contra los estragos del coronavirus. El joven –un personaje polifacético, acostumbrado a escribir poemas, exhibir sus viajes por medio mundo desde las Maldivas hasta Escocia o Tokio, y mostrar sus periplos en todoterreno por sus fincas– ha optado ahora por convertirse en discreto portavoz del emirato que desde 14 años gobierna su padre Mohamed bin Rashid Al Maktum (70).

“Esta pandemia es una amenaza muy real para todos y cada uno de nosotros, para nuestros amigos y familias. La única manera de garantizar que protegemos a nuestros seres queridos es actuar ahora, juntos y sin excepciones. Permaneced en casa”, escribió hace unos días el heredero en su cuenta de Instagram, donde tiene 9,7 millones de seguidores –la población del emirato de Dubái apenas llega a los 4 millones–. Hasta hace unas semanas, sus publicaciones resultaban más despreocupadas: compartía instantáneas de infancia, jugando entre risas con sus hermanos; o selfies con camellos y caballos, una de sus pasiones; o fotogramas de sus viajes o de encuentros como el que mantuvo a finales de diciembre con Cristiano Ronaldo.

El rigor de la coyuntura ha cambiado el tono. Los mensajes instando a cumplir el confinamiento –cada vez más estricto en sus confines– se han sucedido desde marzo, con súplicas directas a sus conciudadanos. “La distancia social no es un asunto que se pueda elegir”, recalcó en su comunicado a sus súbditos. En la ciudad de Dubái, una de las urbes más cosmopolitas del planeta, el 83% de sus habitantes es extranjero.

Con su padre alcanzado por el demoledor informe publicado a principios de marzo por la justicia británica a propósito de la batalla legal por la custodia de sus hijos que libra con la que fuera su esposa, la princesa Haya de Jordania, Hamdan se ha hecho con las riendas de la comunicación pública y las principales gestiones para contener la pandemia.

Dubái es, de los siete emiratos que componen Emiratos Árabes Unidos, el más castigado por el Covid-19. En la federación, los contagios superan ya los 2.000 y los fallecidos, la docena. El príncipe heredero ha visitado los hospitales donde se tratan a los pacientes, se ha dejado fotografiar con su personal y ha agradecido a “los héroes” que “se hallan en la primera línea del frente”. Firmó, además, el decreto que establecía un centro para el control de epidemias y enfermedades, encargado de esbozar el plan de intervención de las autoridades frente al avance del coronavirus, entre la que figura la campaña de limpieza y desinfección de la ciudad.

Con la epidemia diezmando hospitales y paralizando la actividad económica de una urbe que hace una década vivió una profunda crisis inmobiliaria y tuvo que acudir a los brazos de su vecino Abu Dabi, Hamdan se ha unido también a los esfuerzos por reclutar a los ciudadanos dispuestos a brindar ayuda. A través de sus redes sociales, anunció el lanzamiento de una campaña que, bajo el lema de “Tu ciudad te llama”, pide la colaboración de los residentes conforme a su experiencia. Los voluntarios pueden alistarse mediante una aplicación de teléfono móvil. “Nuestro propósito principal es prevenir la enfermedad y seguir los planes del Gobierno para construir una sociedad sana y segura”, desliza el joven en sus apariciones públicas.

Con sus salidas y viajes suspendidos, Hamdan también ha acudido al auxilio de Emirates, la aerolínea de su tierra y una de las principales responsables de situar a la ciudad de rascacielos y lujo en el mapa turístico. “El Gobierno de Dubái está comprometido plenamente con brindar apoyo a Emirates en estos momentos críticos e inyectará capital en la compañía”, anunció el príncipe heredero en su cuenta de Twitter, sin desvelar la cifra que aportará para permitir que la mayor compañía aérea de Oriente Próximo siga operando desde su cuartel general, el aeropuerto internacional de Dubái.

La ciudad en la que reina la familia Al Maktum se enfrenta a un mes negro. La Exposición Universal de Dubái 2020, la última gran internacional programada para este año tras el aplazamiento de los Juegos Olímpicos de Tokio, podría quedar en suspenso hasta el próximo año. El retraso se decidirá finalmente el próximo 21 de abril, señalan a LOC fuentes de la Oficina Internacional de Exposiciones.

Hamdan, casado el pasado mayo con su prima Shaija Bint Said Bin Zani Al Maktum, ha tratado de calmar los ánimos de los empleados públicos, preocupados por las consecuencias económicas de la pandemia y por enfrentarse a una nueva recesión. En una misiva en la que se presenta como “un hermano”, despacha una inyección de moral que aprovecha para intentar relanzar la imagen pública de su padre y su otrora áurea de hombre espiritual y humano: “Hemos sido bendecidos con unos líderes excepcionales que proporcionan tranquilidad, seguridad y paz. […] Como empleados públicos, nuestra responsabilidad es apoyar el liderazgo de nuestra nación durante este tiempo crítico”.



Imagen
El gobernador de Riad, Faisal bin Bandar bin Abdelaziz al Saud.


ARABIA SAUDÍ
El coronavirus se propaga entre la realeza saudí

En plena crisis de imagen pública de su padre por el juicio en Londres que le ha enfrentado a Haya de Jordania, el joven ha optado por convertirse en discreto portavoz del emirato en su lucha contra la pandemia del coronavirus

FRANCISCO CARRIÓN


La realeza saudí está sintiendo, de lleno, el zarpazo del coronavirus. Unos 150 príncipes de la vasta familia real han resultado contagiados y el hospital Rey Faisal, la clínica de Riad donde acostumbran a recibir los cuidados médicos más exclusivos, ha diseñado un plan de contingencia, derivando a los pacientes menos graves y preparando medio millar de camas ante la previsión de que la pandemia siga extendiéndose entre los miembros de la Casa de Saud.

El príncipe más afectado por el virus es Faisal bin Bandar bin Abdelaziz al Saud, que desde hace seis años desempaña el cargo de gobernador de Riad -el puesto que el actual rey Salman ocupó durante más de medio siglo y a cuya sombra creció su hijo, el príncipe heredero-. El septuagenario -sobrino del actual monarca y nieto del fundador del reino ultraconservador- se halla en la unidad de cuidados intensivos del centro, según fuentes citadas por el rotativo estadounidense The New York Times.

Su caso ha sembrado la alarma en el núcleo familiar, con más de 5.000 miembros. La dirección del hospital, reservado a la élite gobernante del país y con un millar de camas, ha dado ya orden de que las habitaciones "estén listas para los VIP de todo el país". "No sabemos cuántos casos recibiremos pero la alerta es máxima", reconoce una circular interna del centro en la que se pide al personal que los pacientes crónicos sean trasladados a otras instalaciones a la mayor brevedad posible y que solo sean aceptados "los casos urgentes".

La orden también exige que el personal enfermo del hospital -uno de los más prestigiosos del país- sea tratado en otros centros para dejar espacio a la realeza saudí. Hace dos semanas sonaron las primeras alertas después de que una anestesista de la clínica diera positivo por Covid-19, forzando el cierre de las instalaciones a nuevos pacientes; la reducción de las consultas; y el aislamiento de los empleados en el departamento en el que trabaja. Una docena de sanitarios resultaron contagiados.


EL REY, MUY PROTEGIDO

La clínica Rey Faisal es el lugar habitual en el que reciben tratamiento el rey Salman y sus últimos hermanos. Dispone de una exclusiva ala dedicada a la élite gobernante. La propagación del coronavirus entre la familia ha obligado a la corte a tomar medidas excepcionales. Salman, de 84 años y una salud cada vez más quebradiza, se halla confinado en un complejo palaciego que ocupa una isla cercana a Yeda, la segunda urbe del país situada a orillas del mar Rojo.

Salman, que padece demencia y cuyo rumores de fallecimiento se dispararon a principios del mes pasado, ha recibido la visita de especialistas chinos y ha mantenido su agenda. A finales de marzo presidió una cumbre virtual de líderes del G20 para abordar la pandemia y la respuesta económica de las naciones más ricas del planeta. Desde su despacho y ante una pantalla de ordenador, el anciano leyó no sin dificultad el discurso inaugural de la reunión. Durante cerca de seis minutos, el rey balbuceó la visión del reino ante la crisis global.

Su hijo, el todopoderoso príncipe heredero Mohamed bin Salman (34), ha optado por hallar refugio junto a un séquito de ministros en una zona de difícil acceso en el norte del país, un páramo desértico donde otrora habitaron beduinos y donde su alteza ha proyectado "Neom", una ciudad futurista que promete asombrar al mundo con el alarde de tecnología que pueden financiar los petrodólares.

Los médicos que atienden a los príncipes sospechan que pudieron contagiarse en sus frecuentes viajes a Europa. El primer caso de coronavirus fue anunciado en el reino el 2 de marzo. El "paciente cero" era un ciudadano saudí de la provincia oriental de Qatif que regresaba de Irán mediante una escala en otro país del golfo Pérsico. Por miedo a las represalias, el viajero -miembro de la minoría chií del país- no informó de su procedencia.

Desde entonces, la epidemia se extendió rápidamente. Arabia Saudí cuenta actualmente con 3.287 casos y 44 fallecimientos. El virus ha obligado a decretar toques de queda de 24 horas en las principales urbes del país; suspender los vuelos y cancelar las peregrinaciones a las ciudades santas de La Meca y Medina. Las autoridades sopesan incluso la histórica suspensión del "hajj" -la peregrinación anual a La Meca que todo musulmán debe realizar al menos una vez en la vida-, que debería celebrarse en julio.

Los mayores afectados, sin embargo, son los trabajadores procedentes de Asia, África y el mundo árabe. Sus condiciones de vida, hacinados en campos, han provocado la rápida difusión del Covid-19. El rey Salman, que ha aprobado partidas millonarias para combatir el virus, anunció la semana pasada que el régimen correrá con los gastos del tratamiento a cualquier extranjero que resulte contagiado, independientemente de su estatus de residencia. El martes el ministro de Sanidad, Taufiq al Rabia, advirtió de que en las próximas semanas el número de casos podría oscilar entre "un mínimo de 10.000 a un máximo de 200.000".


LA OTRA CRÓNICA EL MUNDO VIERNES 10 DE ABRIL DE 2020

LICUADO DE NOTICIAS SOBRE MONARQUIA

Mensaje por Invitado » Sab 04 Abr, 2020 3:00 am

Imagen
Los reyes Simeón y Margarita de Bulgaria, sus hijos, nietos y la viuda de Kardam. Miriam de Ungría, en el funeral celebrado en honor al príncipe de Tírnovo en la Iglesia de los Jerónimos, en junio de 2015.


KARDAM DE BULGARIA
CINCO AÑOS DE LA TRÁGICA PÉRDIDA DEL HEREDERO

A pesar de la fe de Miriam, su esposa, Kardam no superó las secuelas de un accidente y falleció en 2015. Su vida se desarrolló en España y, tras su muerte, su viuda se fue a Londres, cerca de sus dos hijos.

CONSUELO FONT


ESTE MIÉRCOLES 7 DE ABRIL SE CUMPLEN cinco años de una triste noticia: la muerte de Kardam de Bulgaria, hijo del rey Simeón y heredero al trono búlgaro con el título de príncipe de Tírnovo. Tenía solo 52 años y aunque falleció por una neumonía, en realidad fueron las secuelas del terrible accidente que sufrió en agosto del 2008 lo que acabó con su vida. Regresaba junto a su mujer, Miriam Ungría, de su finca de Riaza, en Segovia y su coche se salió de la carretera impactando contra un árbol, lo que le produjo un gravísimo traumatismo cerebral que le condenó a una vida vegetativa. La titánica lucha de su mujer, que lo probó todo, incluso se instalaron un año en la aldea gallega de Cacheiras, donde Kardam se sometió a una novedosa terapia de células madre en la fundación Foltra, no tuvo resultados. Un drama que impactó enormemente, ya que Kardam de Sajonia-Coburgo y Miriam Ungría, eran una pareja muy popular en la vida social española, dados los estrechos lazos de los Bulgaria con la familia real española. En el funeral de Kardam, celebrado en los Jerónimos en junio, coincidieron por vez primera públicamente la Infanta Cristina y el Rey Felipe, lo que no ocurría desde que fue proclamado Monarca ya que su relación estaba rota tras el escándalo Nóos.

Simeón de Bulgaria fue proclamado zar con 6 años, ya que su padre, el Rey Boris, murió sospechosamente en 1943, tras una entrevista con Hitler. Posteriormente, los comunistas mataron a su familia y Simeón tuvo que escapar recalando en Madrid en 1951, donde Franco le otorgó asilo político. Se casó en 1962 con Margarita Gómez Acebo, hija de los marqueses de Cortina y prima de Luis, marido de la Infanta Pilar, y en España se criaron sus cinco hijos, Kardam, Kyril, Kubrat, Konstantin y Kalina, la princesa punky, casada con el aventurero Kitín Muñoz, todos ellos habituales del papel couché.

Kardam de Bulgaría y Miriam de Ungría.

El depuesto rey Simeón protagonizó en 2001 una curiosa aventura, al presentarse a las elecciones de su país y ser elegido jefe de Gobierno de la república búlgara, algo inédito en un monarca depuesto. Tras dejar la política en 2009, ha vivido a caballo entre Madrid y Sofía, donde desempeña gran actividad pública, pese a que actualmente mantiene una batalla legal con el Estado que ha llevado al tribunal de Estrasburgo, tras ser despojado de sus propiedades, el palacio de Vrana, fincas y tres castillos, que inicialmente le fueron devueltas.

Kardam tuvo una educación estricta propia de un futuro monarca, pues desde pequeño su padre le hablaba en inglés, alemán, francés y búlgaro, y su madre en español. Apasionado de la jardinería, llego a hacer un máster en agricultura, aunque consciente de lo remoto de llegar al trono, optó por licenciarse en económicas desempeñando posteriormente cargos en empresas de telefonía como Amena y Airtel. Enamoradísimo de su mujer, Miriam, cuando la vio por primera vez comentó “con esta chica me voy a casar”. Hija del multimillonario Bernardo Ungría, dueño de “patentes y marcas”, y tía de Javier, marido de Elena Tablada, era la pequeña y única chica de siete hermanos. Se casaron en Madrid por el rito ortodoxo en 1996, ceremonia a la que acudieron la Reina Sofía y las Infantas, Elena y Cristina. Tuvieron dos hijos, Boris, actual príncipe de Tirnovo y Beltrán. Tras el accidente, la vida de la pareja dio un vuelco, pues desaparecieron de la vida social y Miriam se enclaustró para volcarse en Kardam, incluso mandó a sus hijos a internados en Austria para que no sufrieran por el estado de su padre. Jamás perdió la esperanza. “Cuando le abrazo y él derrama una lágrima, sé que sigue ahí y me quiere” comentaba.

Su muerte fue un mazazo que trastocó nuevamente su existencia, ya que Miriam, licenciada en arte y gemóloga de profesión, se afincó en Londres, donde está volcada en su firma de joyas, MdeU. Frecuentemente viaja a Madrid, para ver a la familia y amigos. Cuando en octubre pasado falleció su madre, Carmen López Oleaga, no faltaron la Reina Sofia y la Infanta Elena para acompañarla en el tanatorio.

En Londres está junto a sus hijos, matriculados en universidades británicas, Boris, de 22 años y Beltrán de 20, dos chicos que quizá por las duras circunstancias de su infancia, son muy educados y responsables. Beltrán estudia física, y Boris, a punto de terminar su carrera de arte, habla cuatro idiomas y es un virtuoso de la guitarra. Aunque es consciente de su papel como heredero búlgaro, está más volcado en labrarse un futuro profesional, pues como comentaba con humor su padre “somos reyes a los que nos han quitado la parcela”.


LA OTRA CRÓNICA EL MUNDO SÁBADO 4 DE ABRIL DE 2020

LICUADO DE NOTICIAS SOBRE MONARQUIA

Mensaje por Invitado » Lun 30 Mar, 2020 3:27 am


El rey de Tailandia indigna a todos: la rebelión (nunca vista) de su pueblo

Las críticas al rey por parte de los tailandeses se han manifestado con más intensidad que nunca, a pesar de correr el riesgo de que penas de 15 años de cárcel puedan imponerse

En Tailandia existen unas estrictas leyes que pueden recaer sobre todo aquel que ose criticar a su rey. Las penas pueden llegar a 15 años de cárcel. A pesar de eso, los tailandeses parecen estar llegando al límite de su aguante con un monarca que no se está mostrando a la altura de las circunstancias ante la pandemia mundial por coronavirus.

Mientras que los casos de infectados no cesan de crecer en el país, el rey de Tailandia, Vajiralongkorn Bodindradebayavarangkun, también conocido como Rama X al ser el décimo monarca de la dinastía Chakri, ha continuado haciendo gala de su ya conocida excéntrica vida y personalidad.

Rama X asumió el cargo después de la muerte de su padre, Bhumibol Adulyadej (o Rama IX), el 13 de octubre de 2016, quien falleció a los 88 años. El por entonces príncipe heredero pidió un periodo de luto para honrar la memoria de su padre antes de ser proclamado monarca.

En una ceremonia celebrada en el palacio capitalino Dusit, Vajiralongkorn fue proclamado rey de Tailandia el 1 de diciembre de 2016, con carácter retroactivo desde el fallecimiento de su padre, que fue proclamado monarca el 9 de junio de 1946 y coronado el 5 de mayo de 1950. El actual soberano ha vivido gran parte de su vida en el extranjero, desconectado de los quehaceres de la Corona y no ha heredado la popularidad de la que gozó su padre.

Desde su ascensión al trono, Vajiralongkorn ha fortalecido sus poderes con la aprobación de varias reformas legales que, entre otras cosas, han puesto bajo su única autoridad el vasto patrimonio de la Corona y varias agencias estatales responsables de su seguridad. La información sobre la monarquía tailandesa es un asunto muy sensible en el país debido a la ley de lesa majestad, que castiga con penas entre 3 y 15 años de cárcel a quienes critiquen o emitan comentarios que se consideren insultantes para la familia real.

En plena pandemia, Rama X no ha querido renunciar a sus habituales escapadas a Europa. Cuando todo el turismo está restringido, él ha logrado alojarse en un hotel de Alemania, en un moderno complejo deportivo de invierno de Garmisch-Partenkirchen, con todo su harén. El hotel ha sido cerrado al público, pero Rama X y una veintena de mujeres permanecen allí y disfrutan de un modo de vida desenfadado. Algunos testigos aseguran haber visto al rey acompañado de algunas mujeres montando en bicicleta por los alrededores.

Esta actitud ha resultado tan indignante que los tailandeses, a pesar del riesgo que corren, no han dudado en criticarle a través de redes sociales. En apenas 24 horas, un hashtag que se podría traducir como #porquénecesitamosunrey se convirtió en trending topic y fue usado por más de un millón de personas.

No ha sido el único acto de rebelión. Los tailandeses también expresan su descontento de otras maneras. Por ejemplo, Andrew MacGregor Marshall, periodista y autor de 'Un reino en crisis: la lucha de Tailandia por la democracia en el siglo XXI', ha compartido algunas imágenes que muestran cómo los tailandeses han tachado en los billetes los ojos en el rostro de su rey.


Todas estas muestras críticas resultan tan inauditas en Tailandia que el Gobierno ha tenido que salir al paso y advertir de las duras consecuencias que puede traer a cualquiera el hecho de que se critique al rey o a su familia.

LICUADO DE NOTICIAS SOBRE MONARQUIA

Mensaje por Invitado » Sab 28 Mar, 2020 10:28 pm


Fallece por COVID-19 la Princesa Maria Teresa de Borbon-Parma

LICUADO DE NOTICIAS SOBRE MONARQUIA

Mensaje por Invitado » Sab 28 Mar, 2020 3:17 am

Imagen
ROYALS EN ESTADO DE GUERRA CONTRA EL CORONAVIRUS Guillermo y Máxima de Holanda ya han cerrado su palacio de Huis ten Bosch, en La Haya. Viajes oficiales cancelados y palacios cerrados... La pandemia pone en alerta a todas las monarquías


LA REALEZA MUNDIAL, AFECTADA POR LA PANDEMIA DEL CORONAVIRUS

Varios ‘royals’, como Alberto de Mónaco, el príncipe de Gales o Carlos de Habsburgo, se han contagiado ya por el Covid-19. Otros, como los reyes de Holanda o de Noruega, se han visto obligados a pasar cuarentenas por precaución. El maldito virus afecta a la agenda de todas las Cortes del mundo, cuyos miembros se multiplican en gestos solidarios, volcados en combatir al enemigo invisible que azota al mundo entero.

EDUARDO ÁLVAREZ


LA PANDEMIA del coronavirus se extiende de forma dramática por el globo. Y, como es lógico, está teniendo ya una gran incidencia en la agenda de las familias reales de todo el mundo. 2020 será un año de cancelaciones de los más importantes eventos y los diferentes Palacios sustituyen viajes de Estado, celebraciones, aniversarios, bodas y actos solemnes muy esperados para estos próximos meses por confinamientos, gestos solidarios y alocuciones a la nación que, salvando las distancias, recuerdan a la actuación de las distintas dinastías reinantes en las últimas grandes guerras.

AIKO DE JAPÓN
La hija de los emperadores no pudo contar con sus padres en su graduación


El Covid-19 no distingue por sexos, razas o clases. Y ya son varios los royals que se han infectado. Lanoticia más trágica llegaba ayer, con la muerte de la princesa María Teresa de Borbón Parma (86 años), a causa de complicaciones derivadas del coronavirus. Carlos de Inglaterra, el eterno heredero del trono británico (71 años), pasa su cuarentena en Balmoral (Escocia). Y la prensa se pregunta si pudo contagiarse durante una reunión en la que coincidió con Alberto de Mónaco, el primer jefe de Estado que, el pasado día 19, anunció que había contraído la enfermedad. De inmediato, se aplicó el protocolo de seguridad en el Palacio de los Grimaldi en el principado de la Costa Azul, donde se han cancelado citas tan glamourosas de cada primavera como la prueba local del campeonato de Fórmula Uno o el Baile de la Rosa, en el que este año debutaba como director artístico Christian Louboutin tomando el relevo del fallecido Karl Lagerfeld. El mandatario monegasco permanece en cuarentena en sus aposentos. Aunque ya ha retomado sus tareas a través de videoconferencias y ha concedido entrevistas en las que asegura sentirse bien. “No tuve pérdida de sabor u olor. Al principio fue como un resfriado, la tos no vino de inmediato. Luego, sentí algo de fiebre, pero los síntomas han sido muy leves”, explicó a Nice-Matin.

Antes que ellos, el primer representante del Götha que había dado positivo por coronavirus fue el archiduque Carlos de Habsburgo-Lorena. El jefe de la Casa Imperial de Austria y Real de Hungría y Bohemia se vio obligado a mantener un confinamiento estricto en sus dominios de Salzburgo en fechas en las que en Europa aún nos tomábamos muy poco en serio la pandemia. A uno de sus hijos, fruto de su ex Francesca Thyssen, el archiduque Fernando de Austria, que realiza el servicio militar, se le puede ver movilizado estos días junto a sus compañeros de regimiento repartiendo comida y enseres básicos para hacer frente a la crisis en sus país.

GUILLERMO DE HOLANDA
El monarca visita en Tilburg la clínica donde se registró el primer caso de Covid-19.


En la cercana Bélgica, su familia real está muy volcada en actividades solidarias. Primero vimos a la reina Matilde repartir flores y dulces en algunos centros de mayores. Y, después, la imitaron sus cuatro hijos, incluida la princesa heredera Isabel, que ha tenido que regresar a su país a consecuencia del Covid-19 desde Gales, donde estudia. Isabel y sus tres hermanos han distribuido gofres elaborados en Palacio en residencias de Bruselas y forman parte del ejército de voluntarios que atienden líneas telefónicas a disposición de personas que necesitan algo de aliento en este aislamiento. La última iniciativa de la consorte belga, mientras su marido ejerce sus tareas como Jefe de Estado, ha sido grabar lecturas en Facebook en las tres lenguas cooficiales del reino, a disposición de cualquiera que quiera matar así un poco el rato.

Las medidas gubernamentales son muy distintas en cada país. En los Países Bajos, por ejemplo, no se ha decretado un confinamiento tan severo como el de España, en estado de alarma, sino que el Ejecutivo de Mark Rutte confía en que sus conciudadanos se encierren por voluntad propia en sus casas, como gesto de responsabilidad, que ya es mucho confiar. Quizá les valga, eso sí, el ejemplo de su familia real. Guillermo Alejandro y Máxima y sus tres hijas tuvieron que someterse a una cuarentena en Palacio a principios de mes, como medida de prevención al regreso de una semana de esquí en Lech (Austria), donde se registraron varios infectados. Durante el encierro, se vio a los reyes y a sus hijas participar en el aplauso que también allí brindan los ciudadanos a sus sanitarios.

Acabada la cuarentena, el rey holandés, como casi todos los monarcas europeos, dirigió un mensaje a la nación que fue seguido por 6,7 millones de personas, un espectacular dato de audiencia. Y estos últimos días está volcado en labores de información y coordinación sobre la crisis del coronavirus, que ha incluido una visita a la clínica de Tilburg donde se registró el primer caso de Covid-19 en el país.

Como los monarcas holandeses, o desde hace un par de días los de Malasia, los reyes de Noruega también se han visto obligados a pasar una cuarentena. Harald V (83 años), con una salud muy precaria que le ha llevado a ser hospitalizado en fechas recientes, y su mujer Sonia, tuvieron que recluirse varias semanas por precaución a su regreso de la visita oficial que realizaron la primera semana de marzo a Jordania. Ha sido éste uno de los últimos viajes de Estado de la realeza europea; como no puede ser de otro modo, varios de los anunciados para las próximas semanas, incluido el de los Reyes de España a EEUU, han quedado en suspenso. Desde su confinamiento, el monarca noruego, que goza de la popularidad más alta de todas las monarquías del continente, dirigió un solemne mensaje a su pueblo. Por su parte, los herederos Haakon y Mette-Marit pasan el mayor tiempo recluidos en su finca de Skaugum. La princesa ha difundido instantáneas muy de andar por casa y aprovecha para leer, practicar deporte o tejer, una de sus aficiones más singulares.


SUSTO EN DINAMARCA

El sobresalto se ha producido esta semana en Dinamarca. El príncipe Enrique (10 años), uno de los dos hijos que el príncipe Joaquín –segundo de los vástagos de la reina Margarita– tiene con su actual mujer, Marie Cavallier, fue hospitalizado al regreso de toda la familia de Francia por problemas respiratorios relacionados con una bronquitis asmática. Se temió que el chaval hubiera sido infectado por el coronavirus, aunque el test dio negativo, un alivio para la familia real.

FELIPE DE BÉLGICA
El rey visita un laboratorio donde se afanan en encontrar una vacuna para el virus.


Esta primavera se presentaba muy especial en Copenhague. El 16 de abril la soberana danesa cumple 80º años y, con este motivo, la Corte había preparado un programa de actos impresionante –no se olvide que estamos hablando de la dinastía que mantiene el mayor boato de toda Europa–, que incluía una cena de gala para mandatarios extranjeros a la que iban a asistir miembros de todas las familias reales europeas, incluidos Don Felipe y Doña Letizia. Iba a ser el primer encuentro entre ésta y la princesa Marie-Chantal –sobrina política de la reina Margarita– desde que la mujer de Pablo de Grecia publicará los tuits contra ella a raíz del rifi rafe de Doña Letizia y Doña Sofía en Palma. Veremos si las dos primas mal avenidas pueden coincidir en verano en la boda de Teodora de Grecia, ahora en el aire.

Aunque todas las celebraciones han sido canceladas, cientos de miles de daneses están promoviendo una iniciativa en las redes para cantar el cumpleaños feliz a su soberana en su día desde los balcones, como toca hacerlo casi todo ahora. La reina Margarita fue una de las primeras soberanas que se dirigió a su pueblo para alertarles del peligro del Covid-19 y reprendió duramente a quienes seguían haciendo fiestas y reuniones. Tras el aplaudido mensaje, el Gobierno endureció las medidas.

También se han suspendido todos los fastos en Japón. El aplazamiento de los Juegos Olímpicos a 2021 impedirá a los emperadores Naruhito y Masako ser anfitriones este julio, como estaba previsto, de una interminable lista de mandatarios de todo el mundo. Y el próximo abril no tendrán ya lugar las ceremonias con motivo de la investidura del hermano del soberano, el príncipe Fumihito, como heredero del Trono del Crisantemo.

ALBERTO DE MÓNACO
El soberano durante un acto en el Museo Oceanográfico, antes de dar positivo.


Las autoridades niponas están muy preocupadas por proteger al máximo la salud de los miembros de su familia imperial. Y, por ello, al acto de graduación de Aiko, la única hija de Naruhito y Masako, que no podrá reinar por ser mujer, no pudieron asistir sus padres. La princesa recogió, con mascarilla, su diploma en la escuela secundaria para niñas Gakushuin, donde ha finalizado sus estudios básicos. A partir de ahora, Aiko (18 años) estudiará en la Facultad de Letras de la Universidad de Gakushuin, igual que hizo su padre.

Todas las familias reales, como vemos, están volcadas estos días en la lucha contra el coronavirus. En Serbia, Alejandro y su mujer Katherine se afanan en recopilar material para hospitales, como los ocho desfibriladores que Palacio ha adquirido con los fondos recaudados en una cena benéfica el pasado abril.

Por su parte, Margarita, custodia de la Corona rumana, ha puesto a disposición de las autoridades sanitarias varias dependencias de la familia real, como partes del imponente Castillo de Peles, para que puedan albergar a ciudadanos que tengan que hacer cuarentena por la pandemia. Los royals saben que en este combate no existen clases sociales y que solo se puede ganar entre todos.


LA OTRA CRÓNICA EL MUNDO DOMINGO 28 DE MARZO DE 2020

Arriba