Marichalar en drogadicto

Publicar una respuesta


Esta pregunta es una forma de evitar inserciones automatizadas por spambots.
Emoticonos
:cry: :blackeye: :up: :loker :fire: :lol: :grin: :calceta: :pinocho: :shock: :mrgreen: :clown: :juas: :>D: :pukeright: :x :bravooo: :sun: :clap: :salute: :happy0021: :sherlock :wave: :cheerleader3 :guitarman: :bobas :up2 :door :glob :smt031 :roll: :king: :FUCK YOU: :blah :kiss :welcome :eat :bowdown2 :eusaprayrf4: :juggle :cool: :walkman :yes: :pc :pale: :jump :amen: [-X :drunk :smoke :angrywife :acomer:
Ver más emoticonos

BBCode está habilitado
[img] está habilitado
[Flash] está habilitado
[url] está habilitado
Emoticonos están habilitados

Revisión de tema
   

Expandir vista Revisión de tema: Marichalar en drogadicto

Marichalar en drogadicto

Mensaje por Invitado » Sab 24 Mar, 2018 12:34 am


DESCUBRE LA NUEVA VIDA DE JAIME DE MARICHALAR, EX DE LA INFANTA ELENA
Jaime de Marichalar, el ex de la Infanta Elena de Borbón, es noticia porque por fin se ha decidido a tener su propia empresa de moda, concretamente dedicada a la sastrería manufacturada para caballeros. El ex Duque de Lugo es muy entendido en este sector y ya trabaja para grandes firmas en España y en el extranjero, lo cual le habilita, junto con su pasión por vestir con un particular estilo, para emprender con éxito su nueva faceta como empresario. El padre de Froilán Marichalar no teme a las críticas por su peculiar estilo porque no le importan

Marichalar en drogadicto

Mensaje por Invitado » Sab 17 Mar, 2018 4:10 am

Imagen
Los dos socios de Jaime de Marichalar en B Corner: Goyo Fernández (izquierda) y Federico Zanolla, en su conversación con este periódico.


LOS NUEVOS NEGOCIOS EN LA MODA DE JAIME DE MARICHALAR

El ex duque de Lugo se ha asociado con dos empresarios para montar una firma de sastrería de lujo que nada tiene que envidiar a las de Savile Row. Tienen taller en Madrid, corner en El Corte Inglés y han abierto mercado en México y Nueva York, donde ya cuentan con muchos clientes exquisitos.

MARÍA EUGENIA YAGÜE


A JAIME DE MARICHALAR (54 AÑOS) se le murió su sastre Antonio Díaz, antiguo oficial del legendario Collado, y ese día sintió su pérdida como una auténtica orfandad.

Y no sólo porque para vestir su estatura de 1 metro 98 centímetros hace falta arte y oficio. Marichalar tiene personalidad, buen gusto y estilo muy definido, tirando a diferente. Sobre una camisa de cuadros igual luce corbata de lunares, chaleco y traje de raya diplomática que un foulard de visón.

“Puedo parecer trasgresor pero es pura espontaneidad, las críticas me dan igual”, dijo más o menos cuando aquellos pantalones estampados de paramecios que llevaba un verano en Italia junto a su entonces esposa la Infanta Elena, levantaron comentarios para todos los gustos.

Lo cierto es que entiende de moda y fueron sus opiniones y consejos los que trasformaron la anticuada imagen de Elena de Borbón en una espléndida duquesa de Lugo vestida por Dior y llamativos tocados de Philip Treacy. Hoy sigue en ese mundo como socio de la tienda de Manolo Blahnik en Madrid y como consejero de Loewe.

“Cuando se quedó sin sastre vino a verme”, cuenta Goyo Fernández, amigo de Marichalar de hace años y propietario de la boutique Just One, una de las más exclusivas del barrio de Salamanca con taller propio de trajes a medida.

“Si estás buscando un sastre, le dije, yo te hago uno y si te gusta, te quedas y encantado”, añade Goyo, 25 años al frente de su empresa y habituado a acompañar a su abuelo y a su padre cuando probaban sus trajes en el taller de Collado.

Unos años más tarde, aquel primer traje hecho a medida se ha convertido en una empresa en la que se han asociado a partes iguales Goyo Fernández, Jaime de Marichalar y Federico Zanolla, un argentino ejecutivo de banca que dejó su trabajo para dedicarse de lleno a llevar las finanzas de B Corner, el nombre de la nueva firma.

La excelencia de la sastrería española nada tiene que envidiar a los famosos artesanos de Savile Row en Londres, comenta Jaime de Marichalar, que defiende la manufactura cien por cien española de la firma creada junto a sus socios. “Lo que nosotros ofrecemos son trajes cosidos a mano, con telas de sastrería, de Draper o Loro Piana, nuestro principal proveedor. Son fibras con una calidad extraordinaria”, asegura Goyo Fernández, mientras señala una pieza de cashmere que cuesta 580 euros el metro.

“Un traje a medida se diferencia por las entretelas, los ojales, las mangas hechas a mano. Piezas cortadas una a una por el sastre que se adaptan a la perfección a tu cuerpo”. Yo tengo, por ejemplo, un hombro más alto que otro por un accidente y necesito que el traje corrija el problema, cuenta Goyo. Los trajes de confección pueden quedar fenomenal, no hay duda, pero hay gente que quiere “su traje”. Es un proceso de culto. A los clientes les gusta charlar con su sastre de si el forro de seda es de un color u otro, de si de los botones son asta de toro. Es su pieza, se crea un vínculo”.

Jaime de Marichalar y Federico Zanolla animaron a Goyo Fernández a salir del barrio de Salamanca y dar una expansión internacional a la nueva firma y los tres están contentos con el resultado.

Acaban de llegar de México, viajan los tres juntos para atender a sus clientes y buscar nuevos contactos. Luego irán a Miami, Singapur y Nueva York. Calculan los viajes y el número de clientes en cada país para que el desplazamiento sea rentable. En México tomaron las medidas a varios clientes y dentro de un mes volverán para retocar.

En Nueva York les espera una reunión en los almacenes Bergdorf Goodman y la revista The Rake, una publicación dedicada a la sastrería de culto, negocia con ellos para una colección única de venta on line.

“Pero tenemos que ir despacio, no podemos ni queremos producir más que un determinado número de prendas. Nos va bien pero no nos haremos ricos. Eso sí, nos gusta mucho lo que hacemos y lo pasamos fenomenal”. Los precios de uno de sus trajes a medida van desde los 1.800 Euros a 2.800, siempre dependiendo de las telas.

También han creado una pequeña colección muy limitada que venden ya en El Corte Inglés de Serrano y en El Palacio del Hierro de México DF”. Se trata de un prêt-à-porter hecho a mano que no difiere en nada de los que hacemos a medida aquí en la sastrería, explican los socios. Están elaborados con un modelo estándar hecho por nuestro patronista y con nuestro estilo”.

El día que veamos a Felipe de Marichalar hecho un pincel sabremos que su padre le ha convencido para que vaya como un dandy. A su imagen y semejanza.


LA OTRA CRÓNICA EL MUNDO SÁBADO 17 DE MARZO DE 2018

Marichalar en drogadicto

Mensaje por Invitado » Lun 04 Dic, 2017 2:29 am

Marichalar en drogadicto

Mensaje por Invitado » Lun 17 Jul, 2017 2:38 am

Imagen


Jaime de Marichalar, de duque de Lugo a duque de lujo

El discreto declive del exmarido de la infanta Elena, cada vez más apartado de la vida empresarial y más cerca de la moda

MÁBEL GALAZ


Cuando Jaime de Marichalar llegó a la vida de la infanta Elena hace 20 años, en la llamada jet set española se habló de los pros y los contras de ese matrimonio. A favor el nuevo integrante de la familia real tenía su particular sentido de la estética que seguro iba a suponer, como así ocurrió, un cambio radical en su esposa. En contra, su escaso expediente académico y un trabajo discreto en banca para poder mantener a la hija de un rey. La herencia de una tía y las gestiones que se hicieron desde el palacio de La Zarzuela resolvieron el problema del recién casado.

Marichalar, de 54 años, trabajó durante años como asesor del director de operaciones de Credit Suisse y presidió la Fundación Winterthur pero en 2008, cuando la empresa cambió su nombre a Fundación AXA, fue cesado. También estuvo sentado en el consejo del grupo Portland Valderrivas, de Esther Koplowitz, hasta que le destituyeron para enviarle a una filial británica de la compañía Waste Recycling Group.

Formó parte del Consejo de Administración de la Sociedad General Inmobiliaria de España, fundada por Robert de Balkany, conocido como "El rey de los centros comerciales" y amigo de don Juan Carlos, pero fue despedido tras el fallecimiento del empresario. Levantaban a Marichalar de las sillas con la misma rapidez con la que dejaba de estar protegido por la Familia Real.

El divorcio de la infanta Elena fue discreto pero no cordial. La hija mayor de don Juan Carlos y doña Sofía estaba totalmente convencida de romper su matrimonio incluso cuando la Casa del Rey se inventó aquel rimbombante “cese temporal de convivencia” en 2007, que dos años después se convertía en un divorcio sin paliativos.

Imagen
Jaime de Marichalar, por una calle de Madrid.

Esta semana se han hecho públicas las fotos de la graduación de Felipe Marichalar, el hijo mayor de la pareja que el lunes cumple 19 años, en el Blue Ridge, un colegio para chicos en Saint George, Virginia (Estados Unidos). En las imágenes colgadas por el centro escolar se descubre una escena en la que quienes un día fueron matrimonio coinciden a la salida de un edificio mirando cada uno para un lado como ignorándose. No es un secreto que Elena de Borbón y Jaime de Marichalar casi no se dirigen la palabra, que solo se relacionan por asuntos relativos a sus hijos. Cuando un travieso Pipe de 13 años se disparó con una escopeta de caza en el pie durante unas vacaciones con su padre en la finca familiar de los Marichalar en Soria, la tensión fue mayúscula entre ellos.

Fueron don Juan Carlos y doña Sofía de acuerdo con su hija Elena quienes le convencieron de que era mejor que su hijo se marchara fuera de España a estudiar para preservar su intimidad y para que no se distrajera de los libros. Marichalar siempre ha sido más permisivo con sus hijos y ha disculpado en público y en privado las travesuras de su hijo Felipe. Incluso ha llegado a asegurar que muchas de las noticias que se han dado sobre él son inventos de la prensa.

Imagen
La infanta Elena y Marichalar, al fondo de la foto, en el colegio Blue Ridge, de Virginia.

Quien un día fue duque de Lugo mantiene desde siempre una tensa relación con los medios de comunicación, a quienes culpa de muchos de sus problemas. Sin embargo, conserva una discreta pero regular actividad social de la que da cuenta la prensa. Es habitual verle en los toros, en la ópera, navegando en algún barco por Ibiza o en el polo de Sotogrande. Pero donde no falla es en la primera fila de los desfiles de París que organiza su gran amigo Bernard Arnault, presidente del conglomerado del lujo LVMH que integra entre otras firmas a Louis Vuitton, Kenzo, Dior, Christian Lacroix, Fendi, Donna Karan, Marc Jacobs, así como las fragancias de Guerlain, Givenchy y otras marcas como Moët & Chandon y Hennessy. Marichalar es su asesor para España. Este empleo le lleva a relacionarse con muchos personajes de la industria de la moda y la farándula. Gracias a este nuevo perfil profesional al exduque de Lugo se le llama coloquialmente el duque del lujo.

No es LVMH su único vínculo con este mundo. Además, trabaja desde hace años en Art+Auction, una revista de subastas de arte que se publica en Estados Unidos y Reino Unido.

Fuera de los focos, sus conocidos cuentan que Marichalar es un hombre triste al que se le ve vagabundear solo por la Milla de Oro de Madrid.

Marichalar en drogadicto

Mensaje por Invitado » Vie 07 Abr, 2017 5:50 pm


Jaime de Marichalar celebra su cumpleaños.

Marichalar en drogadicto

Mensaje por Invitado » Dom 26 Feb, 2017 2:46 am

Imagen
Jaime de Marichalar, junto a Raquel Sánchez y Sheila Loewe.


JAIME DE MARICHALAR
FELIZ ANTE LA ABSOLUCIÓN DE LA INFANTA

MARÍA EUGENIA YAGÜE


EEsta semana ha girado en torno al arte moderno y ARCO ya es mucho más que una cita cultural. Con el fin de la crisis, inversores y coleccionistas han vuelto en masa y no sólo a los pabellones de Ifema donde el glamur de Juliana Awada contrastaba con el (supuesto) nivel artístico de algunas galerías. A veces los escenarios off son más interesantes que la oferta oficial. En Lavapiés se vio desde arte urbano a pie de calle hasta El cuarto de invitados, un piso donde viven y exponen tres artistas ajenos a lo comercial. Otro evento: la exposición de artistas peruanos de la colección Hochschild en Alcalá 31.

Para María Porto, una gran experta en arte moderno y artífice de que las obras hayan venido a España, esta familia de empresarios peruanos "son los Médicis de nuestro tiempo", aseguraba en la inauguración, a la que no sólo asistió la flor y nata de la sociedad peruana en Madrid (de Vargas Llosa, siempre con Isabel Preysler, a Mario Testino). Allí estaban Elena Ochoa, Carolina Herrera, Álvarez-Cascos y Ana Botella. A la cena en la Casa de Correos con Cristina Cifuentes como anfitriona se unieron José María Aznar y empresarios importantes como Luisa y Félix Revuelta, dueños de Naturhouse. Una cena pagada por los Hochschild, que trajeron de Perú algunos de los mejores chef del país para elaborar un menú cien por cien peruano. Una de los platos, el paiche, es un pez que estaba en vías de extinción y la ayuda de esta familia le ha convertido en una industria importante. Otro evento fuera de circuito, la exposición de fotos de Ouka Leele en la tienda de Loewe en la Gran Vía.

Imágenes, colores y personajes de la inolvidable Movida madrileña, trasladados a una colección de gafas, foulards y bolsos. Y protagonistas de entonces como Alaska, Mario o Fabio MacNamara, parte inseparable de Almodóvar en los orígenes de aquel fenómeno del Madrid contracultural. Ahora les siguen otros jóvenes con personalidad propia del momento. Por ejemplo, Alejandro Gómez Palomo, de nombre artístico Palomo Spain, el diseñador cordobés que triunfa en Nueva York y montó su propio off Cibeles en el Club Matador de Madrid, con un desfile irreverente en el que Almodóvar fue espectador inesperado. Jaime de Marichalar estaba contento por la Infanta Cristina, a la que siempre animó en sus adversidades. "Me alegro mucho de que haya sido absuelta". Y eso es mucho decir para alguien que nunca abre la boca.


LA OTRA CRÓNICA EL MUNDO SÁBADO 25 DE FEBRERO DE 2017

Marichalar en drogadicto

Mensaje por Invitado » Sab 10 Dic, 2016 2:30 am

Imagen
MENOS NEGOCIOS QUE NUNCA. En agosto perdió su puesto como consejero en la Sociedad General Inmobiliaria de España, adonde llegó gracias a las relaciones de Don Juan Carlos con su propietario. Le queda silla en Loewe y su asesoría a una marca de gafas de sol.


EL ÚLTIMO CONSEJO DE ADMINISTRACIÓNQUE PIERDE MARICHALAR

Su condición de ex yerno del Rey le valió para ser consejero de cuatro empresas. La más importante la consiguió gracias a Don Juan Carlos. Era de Robert de Balkany, pero en agosto perdió el puesto. Le queda una silla en Loewe, asesora a una marca de gafas de sol ‘low cost’ y ha ‘heredado’ una empresa de Naty Abascal.

MARINA PINA


Imagen

la familia, reunida por las fiestas navideñas

Jaime de Marichalar y la Infanta Elena tienen la custodia compartida de sus dos hijos, aunque desde hace años los menores apenas coinciden. En 2012 Victoria pasó dos cursos escolares interna en Gran Bretaña. A su vuelta para estudiar en España, en septiembre de 2014, su hermano ingresó en el internado de Sigüenza. El joven encauzó sus estudios y sus padres decidieron que en septiembre de 2015 comenzara el curso en Estados Unidos, donde continúa este año. Desde allí, el joven escribe a sus amigos a través de las redes sociales diciéndoles que les echa “demasiado de menos”. Por eso Felipe cuenta los días para regresar a España. Lo hará en navidades para pasar las fiestas en familia.

Si siguen con la tradición, los niños se reunirán con su madre el 24 y el 25 de diciembre, donde la familia suele comer en casa de la Infanta Doña Pilar. Días después los menores suelen poner rumbo a Soria, donde la familia Marichalar pasa las fiestas en la finca familiar. La primera cita en la que se podría fotografiar a Froilán – si no le pillan en ninguna discoteca antes, como sucedió el verano pasado – , será en la misa que todos los años se celebra el 26 de diciembre en memoria de Amalio de Marichalar y Bruguera, padre de Jaime.

Tras esa cita, la familia continúa en Soria hasta el Año Nuevo. Sin embargo, puede que las ganas del joven Felipe de acudir a alguna discoteca en la fiesta del 31 de diciembre les haga cambiar los planes y cenen en Madrid.

En la capital, los niños viven entre la casa del barrio del Niño Jesús con su madre o la vivienda de la calle Ortega y Gasset de su padre. Se trata de una casa de 735 metros cuadrados distribuidos en tres plantas, con ascensor privado, piscina y terraza. La vivienda, según el Registro de la Propiedad, tiene una carga hipotecaria de 3,1 millones de euros a pagar en 30 años. En la misma casa Marichalar es dueño de cinco plazas de garaje, por lo que la familia puede evitar miradas indiscretas saliendo de la vivienda en coche directamente desde su garaje.

Victoria podrá aprovechar además las fiestas navideñas para practicar equitación. La joven comenzó a competir este año, sin embargo, desde principios de verano no ha participado en ningún torneo, aunque ya ha ganado un trofeo gracias a su destreza con este deporte.



“LOS DUQUES DE LUGO, LA INFANTA Elena (52) y Jaime de Marichalar (53), han convenido el cese temporal de su convivencia matrimonial”. Con este escueto comunicado, difundido en un teletipo de la agencia Efe, se anunció el 13 de noviembre de 2007 la separación de la primogénita de los Reyes eméritos y su marido. Nueve años después de esa ruptura la presencia empresarial de Jaime de Marichalar cada vez es menor. En agosto perdió su penúltimo puesto en un Consejo de Administración, el de LSGIE. Una silla a la que accedió gracias a las buenas relaciones de Don Juan Carlos (78).

El 26 de junio de 2012, ya divorciado de Doña Elena, le nombraron consejero de La Sociedad General Inmobiliaria de España (LSGIE), una empresa con una facturación anual de 50 millones de euros, según Cinco Días, y un capital social de diez mil millones. Auspiciado por Don Juan Carlos y tras la mediación de éste, Jaime entraba en la empresa española del rey de los centros comerciales, Robert de Balkany. Comenzaba así una carrera profesional marcada por su amplia red de contactos.

El empresario rumano trabó amistad con Don Juan Carlos durante los últimos años del franquismo cuando ambos, acompañados por el Aga Khan, esquiaban en los alpes suizos. Su amistad se prolongó hasta la muerte de Balkany el 19 de septiembre de 2015. Hasta su deceso, Balkany pasaba todos los meses una semana hospedado en el madrileño hotel Santo Mauro, desde donde controlaba sus negocios. A su muerte, Strom Biger, yerno de Robert, tomó las riendas de la empresa. Así, el 21 de diciembre de 2015 fue elegido presidente. Ocho meses después de su nombramiento, Jaime de Marichalar fue destituido del Consejo de Administración. El 2 de agosto de este año, el Boletín Oficial del Registro Mercantil publicó el cese de Marichalar en LSGIE. La Otra Crónica se ha puesto en contaco con el aristócrata, quien ha declinado responder a nuestras preguntas sobre ésta y sus otras relaciones laborales.

Porque ésta no es la primera silla que pierde Jaime en un Consejo de Administración. Tras el enlace con la Infanta, la pareja se instaló en París, donde residieron hasta que en 1997 Jaime fue nombrado Asesor del director de Operaciones del Credit Suisse First Boston en Madrid. El aristócrata consiguió este puesto después de años trabajando para la compañía en la capital francesa. Sin estudios universitarios, Jaime tiene un curso de Marketing en la escuela Superior de Economía y Marketing de Madrid y ha hecho prácticas en varias empresas en París. La vuelta a Madrid con ese trabajo se complementó con la presidencia de la Fundación Axa. Ésas fueron sus principales ocupaciones durante los 12 años de matrimonio con Doña Elena.

Tras firmar el divorcio, Jaime intentó alejarse de la polémica y llevar una vida discreta a caballo entre París y Madrid, donde reside en un tríplex con piscina y ascensor privado en la calle Ortega y Gasset de Madrid. Fue después de la separación de la Familia Real cuando Jaime tuvo más trabajo. Así, en 2011 el ex duque fue nombrado primero consejero de Axa Vida Sociedad Anónima de Seguros y Reaseguros y después de Axa Seguros Generales Sociedad Anónima de Seguros y Reaseguros. Estos dos puestos en Consejos de Administración le proporcionaban una ocupación y un salario fijo. Sin embargo, la silla con más importancia fue la que ocupó en 2012 gracias a Don Juan Carlos. De las dos sociedades de Axa fue cesado en 2013. El pasado agosto perdió la de LSGIE.

A Jaime le quedan otros tres negocios para ganarse la vida. Por un lado, el ex de la Infanta Elena continúa con su puesto como consejero de Loewe. Marichalar está vinculado a la firma de marroquinería de lujo desde el 8 de julio de 2013. Además de su indudable conocimiento de la moda y la cultura francesa, una vez más, las buenas relaciones sirvieron a Marichalar para sentarse en el Consejo de Loewe. Durante los años de soltero que Jaime vivió en París, trabó amistad con Bernard Arnault, propietario del grupo LVMH. Su hija Delphine heredó esa amistad. Cuando el 8 de julio de 2013, Delphine fue reelegida como consejera de Loewe, Marichalar fue nombrado como consejero de la marca.

Un año después de vincularse a la firma más exclusiva de marroquinería, Jaime se fijó en la marca de gafas más low cost del panorama español. El ex de la duquesa está vinculado desde sus inicios con las gafas de sol Hawkers. El éxito de las lentes se ha confirmado con la entrada en la empresa del venezolano Alejandro Betancourt, quien ha inyectado 40 millones en la marca, como informó Crónica. A pesar de estas cifras, Jaime aporta sus conocimientos a Hawkers de manera desinteresada, según asegura Javier Martínez en conversación telefónica con LOC: “Jaime presta una ayuda desinteresada por la relación personal con nuestros fundadores y porque le gustan los valores de la marca. Pero no descartamos que en un futuro decida invertir o tenga alguna prestación económica a cambio”. Quizá la ayuda más importante que ha prestado el aristócrata ha sido introducir las gafas en Palacio, demostrando así la buena relación con la Familia.

En el verano de 2014, Doña Letizia apareció en Palma luciendo unas gafas de sol polarizadas en naranja. Eran de Hawkers. En las vacaciones de 2015 fueron la Princesa Leonor y la Infanta Sofía las que lucieron sendos modelos de la marca en un solo día. “Gracias a Jaime y a su hijo [Froilán], la Familia Real son consumidores de nuestra marca desde el principio y hasta ahora”, reconocen desde la marca. Tanto la Reina como las niñas sólo las han lucido una vez en público. Lo suficiente para una fotografía y una campaña de publicidad gratuita. Ya este verano, Froilán ha surtido de lentes polarizadas a todos sus primos Urdangarin, quienes las lucieron el 7 de agosto durante una jornada en alta mar.

El último negocio de Jaime es una herencia de otra de sus grandes amigas: Naty Abascal. Desde septiembre de 2015 Marichalar es administrador único de Boabreimab S.L. Se trata de una sociedad limitada con un capital social de 261.000 euros. La empresa fue constituida en 2005 con Naty Abascal y David Bernat Lanao como administradores solidarios.

En febrero de 2014 Naty se quedó como administradora única y, finalmente, el 17 de septiembre de 2015 pasó a manos de Marichalar. Casualmente un mes después de que le quitaran del Consejo de Administración de LSGIE. La empresa se dedica a “la distribución de calzado, tejidos, prendas de vestir y complementos”. Su domicilio social está en el número 10 de la madrileña calle Génova. Tiene otra sucursal en el 38 del barcelonés paseo de Gracia, donde está la tienda de Manolo Blahnik.

“A Naty le regalaron el 33% de la tienda de Manolo en 2013 por convencer al diseñador de abrir en Madrid”, cuenta a LOC una persona que medió en el negocio. La ex duquesa de Feria continúa con ese 33% por ciento de la franquicia”. La relación de Jaime de Marichalar con la exclusiva firma de zapatos es desconocida, ya que el brand manager de la marca en España no ha querido aportar ninguna información a LOC. Nadie habla sobre los negocios de Marichalar, entre el lujo de Loewe y las gafas low cost.


ImagenEn el verano de 2014 la Reina Doña Letizia apareció un día en el puerto de Palma luciendo las gafas de sol de la marca a la que asesora gratis Jaime de Marichalar. ImagenJaime de Marichalar y Naty Abascal son buenos amigos desde hace años. El ex duque de Lugo ha heredado una empresa de la modelo relacionada con Manolo Blahnik



LA OTRA CRÓNICA EL MUNDO SÁBADO 10 DE DICIEMBRE DE 2016

Mensaje por LOC » Dom 27 Sep, 2015 2:14 am

    Imagen

    Jaime de Marichalar con Rosa Mairal, de la joyería Rabat, en un desfile de Mango en Barcelona, este junio


    SIN NOTICIAS DE DIOR / BEATRIZ MIRANDA

    Las ambiciones (rubias) de Marichalar

[table]
[row]El ex de la Infanta Elena siempre está rodeado de señoras, pero sus intereses no son románticos[col]Anna Wintour no irá a Arteixo. Su charla en el Museo del Traje está blindada y verá en privado a Isak Andic[col]Naty Abascal pisó Pasarela Cibeles después de mil años. Ajá. La invitaba El Corte Inglés[/table]


[table color=white][col]

PREYSLER, LIBÉRRIMA Y DESIGUAL

El martes en el Ateneo no cabía un alfiler. La plataforma Libres e Iguales realizó un encuentro de cara a las elecciones de hoy. Mario Vargas Llosa contó con la complicidad de Albert Boadella, entre otros, para abandonar el acto antes de tiempo. En la puerta le esperaba Preysler; no podían llegar tarde al Teatro Real, cuya nueva temporada operística la inauguraban los Reyes. Al final, se sentaron después que Felipe y Letizia. Me hubiera gustado ver a la filipina medirse con Cayetana Álvarez de Toledo.

Con quien sí coincidió hace tiempo la filipina fue con Esperanza Aguirre. Se cruzaron en Peque, la única peluquería de España sin revistas del corazón para no incomodar a sus famosas clientas. Esperanza le preguntó a Preysler si era verdad su entonces incipiente romance, y ella se lo confirmó. La política popular le dijo que no entendía las lágrimas del Nobel en el discurso de Estocolmo al mencionar a su esposa. Isabel replicó: «Si te fijas, habló de compañerismo y no de amor. Cuando conocí a Mario, lo suyo con Patricia ya estaba roto». Julio Iglesias ha defendido a Isabel esta semana. No descarto que algún día vuelvan a estar juntos.

[/table]
PPronto se cumplen ocho años del «cese temporal» definitivo desde el minuto uno, de la convivencia entre Jaime de Marichalar y la Infanta Elena. Ocho años en los que no hemos visto rehacer su vida oficialmente a ninguno de los dos. Se ha especulado mucho con el reencuentro de la Infanta con Luis Astolfi, pero el romance 2.0 no ha llegado a confirmarse, por mucho que fuentes equinas me cuenten que la hija de Don Juan Carlos hace lo posible por coincidir con el jinete en concursos hípicos. Certámenes, por cierto, en los que ella ya no compite. Las inscripciones son muy caras (su salario en Mapfre no le permite estos lujos) y quiere evitar a los paparazzi. Me aseguran que Elena, sigilosa, se aloja en los mismos hoteles que Astolfi, en una habitación del mismo pasillo. Pero todo parece papel mojado. Ganas que tenemos todos de recasar a la infanta naranja, la más querida de la Familia Real.

Doña Elena, en el fondo, es afortunada. No tiene que tragarse en las revistas a su ex en brazos de otra. A Jaime ya ni se le incluye en las listas de solteros de oro. Él está por encima de esas cuestiones banales. Siempre rodeado de señoras, no responde al tópico. Todos sabemos que sus intereses no son amorosos. Al ex duque de lujo (deberían devolverle el título oficioso por razones obvias) le une con sus amigas su interés por la moda. A mi juicio, él es la mayor autoridad esteta de este país. Un catador, no tanto cazador, de tendencias. Las prueba todas sin miedo a equivocarse. Recuerden sus pantalones rojos, sus tres piezas y sus forros de lunares. Él llegó antes que los Medina, es el mejor estilista que ha pasado por Zarzuela.

Aún recuerdo cuando se dijo que salía con una misteriosa joven. Se trataba de Delphine Arnault, hija de Bernard Arnault, dueño de LVMH. Marichalar es hoy consejero del grupo. También trabaja para el recientemente fallecido Robert de Balkany, inventor de los centros comerciales, promotor de La Vaguada y ex marido de María Gabriela de Saboya, una de las primeras novias de Don Juan Carlos. El Rey y Balkany cazaban juntos en África.

Desde que está separado, a Marichalar siempre le vemos del brazo de Anna Gamazo, Pilar González de Gregorio, Carla Royo-Villanova, Cary Lapique, Karolina Kurkova... Ellas son sus ambiciones rubias. Una de sus últimas acompañantes es Rosa Mairal, pareja de Esteban Rabat, dueño de la joyería Rabat. Se ha publicado que Jaime va a diseñar una colección de joyas al puro estilo esposa de rico aburrida, pero parece que sólo asesorará a sus amigos, como ya lo hizo con María Reig, de la joyería Vasari.

La semana que viene viaja a París con otra de sus íntimas, Marisa Yordi (ex de Borbón), para asistir al desfile de Loewe. No irá a la ponencia de Anna Wintour en el Museo del Traje. Tristemente para mí, tal y como aseguran los organizadores del acto, el embajador James Costos, artífice de la ilustre visita, no ha invitado a nadie relevante al acto, sólo a los miembros de ACME y a algunos alumnos privilegiados. Anna, que estará en España prácticamente 24 horas (Milán y París no son Madrid Fashion Week), se reunirá en privado con gerifaltes de la industria textil española, que se sepa Isak Andic, de Mango, y quizás Pablo Isla, de Inditex. Pero no con Alberto Palatchi, de Pronovias, desaparecido desde que se manifestara en contra de la independencia de Cataluña.

La editora de moda no irá a la sede del imperio de Amancio Ortega en Arteixo. A mí me invitaron una vez, pero me pareció poco oportuno ir pues días antes de mi cita escribí en LOC sobre la separación de Marta Ortega. Una exclusiva que Amancio hubiera evitado de haberme ofrecido una tarjeta black válida en todas las tiendas del grupo Inditex.

Wintour is coming, pues, y lo hace justo después de Cibeles, que cada vez cuenta con menos apoyos entre los vips de nivel. Jaime no ha pisado nunca la pasarela, pero quien ha estado sorprendentemente este año es su amiga (morena) Naty Abascal, que no se dejaba caer por allí desde hace años. Ajá. Naty fue al desfile de Juanjo Oliva invitada por El Corte Inglés. Juanjo diseña para Elogy. Lo que haga falta por el rey Dimas.


EL MUNDO / DOMINGO 27 DE SEPTIEMBRE DE 2015

Mensaje por Invitado » Sab 14 Feb, 2015 4:21 am

JAIME DE MARICHALAR, ex esposo de la Infanta Elena de Borbón, se topó con este detective en la oficina de Correos de la calle Conde de Peñalver el pasado martes a mediodía. El ex duque de Lugo no tuvo que esperar cola. Sin embargo, quien escribe sí aguardó pacientemente sin perder detalle de cómo Marichalar recogía un sobre blanco tamaño folio con documentos en su interior. Vestía camisa azul clara de cuadros vichy, pantalón oscuro, bufanda negra y abrigo militar. Pagó en metálico y se marchó con prisa, mientras sostenía el móvil en la mano. ¿Quién le esperaría?

Mensaje por LOC » Sab 10 May, 2014 2:24 am

Imagen

JAIME DE MARICHALAR
ASÍ ES LA CASA QUE INTENTAN COMPRARLE

Un empresario venezolano está interesado en el ático del ex duque de Lugo en plena Milla de Oro. «No lo vendo», dice

MARÍA EUGENIA YAGÜE



Al mercado inmobiliario del lujo apenas le afecta la crisis. Las mansiones de alto standing siguen ofreciéndose sin rebajas y siempre hay un comprador dispuesto a pagar lo que le pidan. No es el caso del piso de Jaime de Marichalar (51) en plena Milla de Oro del barrio de Salamanca de Madrid, por el que se han interesado bastantes millonarios españoles y extranjeros.

El último: un empresario venezolano de energías renovables que lo quería para un amigo de su país, quien buscaba algo fuera de lo común y con vistas a la calle Ortega y Gasset, centro neurálgico de las grandes marcas de moda y joyerías de la capital. Esta oferta sobre el piso ha desatado el rumor de que Marichalar quería desprenderse de su ático de 500 metros, repartidos en tres pisos y tres plazas de garaje que compró por tres millones de euros en 2002 a la familia Corsini.

Un negocio redondo para el entonces duque de Lugo: compraba cuando empezaba a construirse el edificio, lo que abarataba el precio. Al finalizar la obra el piso valía tres veces más. «Ni vendo, ni estoy interesado en vender, ni he mirado ninguna otra vivienda por la zona para mudarme», comenta tajante.

No es la primera vez que surgen comentarios sobre sus planes de vender la casa y dejar España para instalarse en París, donde está LVMH, el holding de moda y complementos más importante del mundo, del que es consejero. Sin embargo, él siempre ha negado tal posibilidad. «No me voy de España y no dejaré una casa donde estoy encantado y que será la herencia que deje a mis hijos», prosigue.

Un piso hecho a su gusto y que decoró la interiorista Rosa Bernal, en estrecha colaboración con la Infanta Elena y sobre todo con el propio Jaime, un hombre elegante y de gustos refinados. Los tres pisos del ático suman 500 metros cuadrados, aunque cada una de dichas plantas no es demasiado grande.

En el primero están la cocina, la zona de servicio y el salón, con chimenea y obras de arte importantes. De sus paredes pende un cuadro de Sofonisba Anguissola, una de las pocas pintoras del Renacimiento a la que se permitió firmar sus obras y que tiene cuadros colgados en las salas del Museo del Prado. También hay un retrato moderno de la Infanta Elena. Contiguo al salón: la biblioteca, cálida y acogedora.

Los grandes ventanales del salón dan al patio ajardinado, donde está la piscina del edificio, casi siempre vacía aunque en verano la disfrutan los niños.

En la segunda planta están los dormitorios de Felipe y Victoria, así como el cuarto de invitados. Y, ya en la azotea, una pequeña piscina y el dormitorio principal. A pesar de ser el último piso, hay una privacidad absoluta.

[table color=white][col]

Imagen

UN APARTAMENTO DE TRES PLANTAS

EL ÁTICO, de 500 metros cuadrados y en plena Milla de Oro, está repartido en tres pisos. Tiene tres plazas de garaje, piscina, zona de servicio... Jaime de Marichalar lo adquirió en 2002 por tres millones de euros a los Corsini.



[/table]

DE GRAN VALOR

Cuando se rompió el matrimonio, la Infanta Elena cambió este ático, donde se habían instalado algunos meses antes, por un chalecito en la colonia de la Fuente del Berro. Poco después, Elena compraría su vivienda definitiva, un piso de unos 400 metros cuadrados cerca del parque del Retiro y del colegio de sus hijos.

Un piso muy diferente del que compartió, aunque por poco tiempo, con su marido. Y es que la casa de Jaime de Marichalar es singular, diferente, en un barrio único. Y eso tiene un precio también especial. «Pero yo no quiero venderla», insiste su propietario. Aunque, como todo en esta vida (al menos las cosas materiales), tiene un precio. «Y si un día ofrecieran una cantidad de ésas que nadie puede rechazar, me desprendería de ella, con mucha pena porque me gusta mucho. Hoy por hoy no es el caso y no lo necesito, gracias a Dios», añade Marichalar.

En la última propuesta de compra por parte del empresario venezolano, Marichalar pidió una cantidad astronómica para que le dijeran que no y no siguieran insistiendo. El intermediario entendió por fin que el piso no estaba en venta y se acabó la oferta. Lo cierto es que el ático, concebido para un matrimonio con dos hijos, servicio y seguridad, se ha quedado grande para su único inquilino, que lo ocupa en solitario desde noviembre de 2007, cuando Zarzuela anunció la separación de la pareja.

Felipe y Victoria viven con su madre, algunos cursos los hacen fuera de España y sólo conviven con su padre fines de semana alternos y parte de las vacaciones. Pero Marichalar no quiere dejar la casa que iba a ser su hogar, donde de vez en cuando recibe a empresarios importantes, organiza almuerzos para sus amigos y donde toda la familia, hasta la muerte de su madre, solía reunirse en Nochebuena en torno a una mesa dispuesta exquisitamente por el propio anfitrión.

Por el momento, todo seguirá igual. Hasta que llegue una oferta imposible de rechazar.


EL MUNDO / LA OTRA CRÓNICA / SÁBADO 10 MAYO 2014

Mensaje por Invitado » Sab 22 Mar, 2014 2:50 pm

Hombre, Marichu, no te pases, que se dice por ahí que además de bujarrón eres un poquito farlopero. Eso sí, de misa de 12.

Mensaje por Marichu » Sab 22 Mar, 2014 2:18 pm

Siempre lo he dicho: Otro vendrá que bueno me hará. Entre los excesos de Fraülein "gatillo fácil" y las comisiones de Urdanga, me veo de regreso al Museo de Cera.
Pero esta vez que me pongan los pantalones de amebas.

Adulona

Mensaje por Invitada » Sab 22 Mar, 2014 1:05 pm

Maruja escribió:Ese muchacho va a acabar muy malamente. Tengo entendido que esta alhaja está situada por delante de Tía Cris para heredar la poltrona del abuelete. Ay, Señor ¿cuándo vendrá a nosotros tu III República?





La Yagüe siempre cortesana , dice no hay fotos de los Principes con Jaime , pero que parece se llevan bien , lo pone asi como dudando sea cierto, de la reina tampoco se tienen fotos con Jaime ,de no ser como lo que cita en el articulo , que coincidan en eventos relativos a la moda al extranjero , ha sucedido dos veces , no pone en duda que se lleva bien con el , ella sigue defendiendo , visitando a su yerno el ladron , pero nunca se la ha visto con Jaime , la reina no tiene amigos en España , tampoco se relaciona con las hermanas del rey , ni con sus sobrinas , con nadie .

Mensaje por LOC » Sab 22 Mar, 2014 1:59 am

Imagen


JAIME DE MARICHALAR
ZARZUELA REHABILITA SU FIGURA

[table color=white][col]

Imagen

Un enemigo con el rey...

JOSÉ MANUEL ROMERO, conde de Fontao y marqués de San Saturnino (74 años), es asesor jurídico personal del Rey don Juan Carlos desde hace 20 años. Ha sido profesor de Filosofía del Derecho en la Universidad Complutense de Madrid y hombre clave en los entresijos del Palacio de la Zarzuela. Él fue el encargado por el Rey de advertir a Urdangarin de la peligrosa deriva de sus negocios privados y la conveniencia de trasladarse fuera de España. Sin embargo, después de prestar declaración ante el juez Castro, el magistrado le espetó a Fontao: «No puedo agradecerle su comparecencia porque, si bien lo que ha declarado es su verdad, su declaración me parece poco creíble».


Imagen

...y las infantas

CARLOS GARCÍA REVENGA. Este maestro de escuela, la misma carrera que estudió Elena de Borbón, su amiga y alumna en el colegio Santa María del Camino, es secretario personal de las Infantas desde hace casi 20 años, con despacho en el Palacio de la Zarzuela, en el que permanece con empleo y sueldo a pesar de estar imputado en el caso Noós, por correos electrónicos que comprometen su inocencia. Después del ‘cese temporal de la convivencia’ de la Infanta, García Revenga creó con Doña Elena una consultora financiera llamada Sociedad Global Cinoscéfalos, disuelta ante las críticas que suscitó su creación y que nunca tuvo actividad alguna.


[/table]
La muerte de su madre ha servido para que Casa Real le mostrase su apoyo. Pese a sus enemigos en la institución, la Reina le trae regalos de sus viajes

MARÍA EUGENIA YAGÜE



La muerte de doña Concepción Sáenz de Tejada, madre de los Marichalar, hizo posible el acercamiento entre la Familia Real y Jaime de Marichalar, apartado del entorno de Zarzuela desde que se rompió su matrimonio con la Infanta Elena. Las fotos de la Infanta y su ex marido, que coge la mano de la que fue su esposa con un afecto especial, escenifican la reconciliación pública entre Marichalar y su familia política.

Letizia se sumó también a esta especie de reparación tardía de las injusticias y errores cometidos hacia el que fue su cuñado, con su visita al domicilio de la condesa viuda de Ripalda. Las imágenes muestran a la Princesa cuando abandona la casa donde vivía la matriarca de los Marichalar, cogida del brazo de su cuñado.

No es la primera vez que Jaime de Marichalar y los Príncipes, juntos o por separado, coinciden en público después de la separación de los duques de Lugo en 2007, pero no existen fotos de esos encuentros.

Sin embargo, la gente que estaba cerca fue testigo de la simpatía y entendimiento entre ellos. Uno de los escenarios fue el Ten con Ten, el restaurante de moda en Madrid, donde Letizia almorzaba con amigas. Marichalar se acercó a la Princesa y se saludaron con gran cordialidad.

Los afectuosos encuentros entre Doña Sofía y su ex yerno han tenido lugar en distintos escenarios públicos. En Nueva York se han visto tres veces al menos. Y las cámaras fueron testigos de uno de ellos: el de la gala del Queen Sofia Spanish Institute, el pasado año.

En 2011, en la inauguración del museo Balenciaga en Guetaria, Marichalar le enseñó a la Reina con naturalidad y en presencia de los invitados, las últimas fotos de sus hijos que guardaba en el móvil. Y es que la Reina siempre ha mantenido una postura conciliadora en los conflictos personales de sus hijos. Incluso ha sido criticada por visitar a los Duques de Palma después de la implicación de Iñaki Urdangarin en sus asuntos judiciales.


MISA EMOTIVA

Con Jaime de Marichalar, ajeno sin embargo a ningún tipo de escándalo, Doña Sofía mantiene contactos personales frecuentes y hasta le trae regalos de sus viajes. No extrañó a nadie que la Reina visitara a su consuegra en el hospital, ni que se acercara a dar el pésame a la familia en su domicilio, acompañada de Rafael Spottorno, jefe de la Casa del Rey.
[imageleft]Imagen[/b][/i]

BOCHORNO
FUERA DE LA FAMILIA REAL. El Duque de Lugo fue ‘expulsado’ del Museo de Cera al día siguiente de anunciar su divorcio de la Infanta Elena.
[/left]
Más sorprendente fue la aparición de la Infanta Elena, tanto en la clínica como en la casa de su ex suegra el viernes 14, como en la misa funeral de cuerpo presente, a la que asistieron familiares y amigos de Jaime, como Naty Abascal, la periodista de Telva Alicia Chapa, o la ex senadora Pilar Aresti. Todas, incluida la Infanta, cantaron la Salve y rezaron juntos.

En cambio, se notó la ausencia en los actos de condolencia de aquellos personajes que formaban el llamado núcleo duro de Zarzuela contra el duque de Lugo. A José Manuel Romero, conde de Fontao, abogado de la Casa Real y Carlos García Revenga, secretario de las Infantas e imputado en el caso Nóos, se les atribuye haber actuado de forma implacable contra el marido de la Infanta, desde el punto de vista judicial. Quizás su influencia estuvo detrás de aquella vergonzosa salida en carretilla de la figura de Jaime de Marichalar del Museo de Cera de Madrid, el 10 de febrero de 2010, justo un día después de anunciarse el divorcio de la Infanta y Jaime.

La muerte de doña Concepción parece haber reparado aquella injusticia. ¿El tiempo pone las cosas en su sitio? A veces, sí.


EL MUNDO / LA OTRA CRÓNICA / SÁBADO 22 MARZO 2014

Mensaje por Desconsolada viuda de Mit » Jue 20 Mar, 2014 3:27 pm

A su lado, el hijo de Ortega Cano tiene modales de seminarista ¿A quién habrá salido el pobre?¿a la familia de su mamá?

Arriba