Obituario

Publicar una respuesta


Esta pregunta es una forma de evitar inserciones automatizadas por spambots.
Emoticonos
:cry: :blackeye: :up: :loker :fire: :lol: :grin: :calceta: :pinocho: :shock: :mrgreen: :clown: :juas: :>D: :pukeright: :x :bravooo: :sun: :clap: :salute: :happy0021: :sherlock :wave: :cheerleader3 :guitarman: :bobas :up2 :door :glob :smt031 :roll: :king: :FUCK YOU: :blah :kiss :welcome :eat :bowdown2 :eusaprayrf4: :juggle :cool: :walkman :yes: :pc :pale: :jump :amen: [-X :drunk :smoke :angrywife :acomer:
Ver más emoticonos

BBCode está habilitado
[img] está habilitado
[Flash] está habilitado
[url] está habilitado
Emoticonos están habilitados

Revisión de tema
   

Expandir vista Revisión de tema: Obituario

Re: Obituario

Mensaje por Assia » Jue 30 Nov, 2017 10:44 pm

Segun ABC.es, fallece a los 86 o 87..? anos, la marquesa de Mortella en plena batalla de su hijo natural y su hijo adoptivo por la herencia de esta marquesa que parece que no se preocupo de su herencia y si de jugar a las cartas. Creo haber entendido que la herencia de la mrquesa la lleva 1 bufete de abogados suizo. Solo he ojeado la noticia en ABC.es Pagina GENTE. Confiamos que los bancos suizos no se queden con parte de la herencia de esta marquesa.
Assia
PD: Disculpad mi poca sensibilidad parece que hoy y manana tendremo'' casi 1 ''diluvio'' en Melbourne y eso me tiene de mal humor.

Re: Obituario

Mensaje por BOIRA_A » Lun 27 Nov, 2017 6:02 pm

Assia escribió:Ha fallecido el Fiscal superior de Cataluna, Jose Maria Romero de Tejada a los 69 anos de edad. Aun no se sabe de que ha fallecido, pero parece ser que de 1 infeccion en 1 rinon. ABC.es
Assia

tenia una leucemia y ha fallecido debido a una neumonia, complcada con su leucemia que en estas edades su ese casi letal, pero dicen que las casualidades no existen y que en 10 dias hayan fallecido dos fiscales, que llevaban casos del Referendun ilegal, da que pensar y mucho
Un saludo

Re: Obituario

Mensaje por Assia » Lun 27 Nov, 2017 9:43 am

Ha fallecido el Fiscal superior de Cataluna, Jose Maria Romero de Tejada a los 69 anos de edad. Aun no se sabe de que ha fallecido, pero parece ser que de 1 infeccion en 1 rinon. ABC.es
Assia

Obituario

Mensaje por Invitado » Sab 18 Nov, 2017 4:31 pm

Imagen

Muere Charles Manson

Obituario

Mensaje por Invitado » Vie 17 Nov, 2017 7:18 pm

Imagen

Obituario

Mensaje por Invitado » Dom 12 Nov, 2017 3:42 am

A Chiquito de la Calzada

Arturo Pérez-Reverte


Se da usted cuen, don Gregorio? Toda la vida persiguiendo los garbanzos de uno en uno, rodando por tablaos de mala muerte hecho un fístro y con más agujeros en el diodeno que la ventana de un chérif. Sesenta años que se le retratan a usted en la cara, doce lustros andaluces y flamencos palma va y palma viene, con el gaznate hecho polvo por los trasnoches y el Machaquito, buscándose la vida a cuatro duros. Y ahora resulta que basta un rato en la tele para que la gente le pida autógrafos, y le den palmaditas en la espalda, y Pepita, que es una santa por haberle aguantado a usted, pecador de la pradera, treinta y seis tacos de almanaque haciendo juegos malabares con la cartilla de ahorros, ya no tiene que andar preocupándose de qué echarle al puchero.

Cuánto me alegro, maestro. Sobre todo porque, como dice la copla, al arriba firmante lo que más le alegra es comer jamón serrano de pata negra y oír a un flamenco contar un chiste. Contarlo además como Dios manda, o sea, dándole a uno igual el chiste que sea, y atento a la manera, que es donde está el duende, por la gloria de mi madre; como una vez que oí a Paco Gandía, que es un monstruo, comprándole un periódico a Curro el de la Campana en la esquina de Sierpes, en Sevilla, y tuve que sentarme en la confitería para no caerme al suelo de risa. Mi mujer, que es rubia y de Huesca, dice que no le ve a usted la gracia. Pero ya sabe usted, don Gregorio, que en España los chistes según y cómo. De Despeñaperros arriba, la historia necesita gracia. De Despeña-perros abajo, el chiste nos da igual. La guasa está en quién y en cómo lo cuenta' Y cuanto más largo, mehó.

Pero me desvío del tema. Lo que quería decirle es que el otro día, mientras me contaba usted el del mono que le endiña el diodeno vaginal al león, o sea, yo le miré los ojos y me encontré de pronto allá, al fondo, toda la tristeza lúcida y resabiada de quien ha hecho muchas palmas y ha cantado muchas coplas mientras la vida le daba, por lo bajini, más cornás que un Vitorino loco. De pronto -y disculpe, maestro, si me meto en lo que no me importa- me pareció verle en las arrugas del careto, en las patillas y el pelo en caracolillo tras la oreja, en esos ojos tranquilos y zumbones, mucha cátedra de la vida y de la puñetera condición humana. De esa que tienen los viejos flamencos; la que nadie, le cuenta a uno sino que se aprende palmo a palmo, noche a noche mirando la vida desde el tablao, entre guitarristas y bailaoras de faralaes llenos de zurcidos, alegrándole la noche de sangría barata a rebaños de guiris que ni entienden lo que se les canta ni se les baila, ni maldito lo que les importa, o a señoritos de fino La Ina y pameses, bautizo en el cortijo, boda, despedida de soltero, cuéntanos otro, Chiquito. Esa mariquita que va por la calle. Ja, ja. Etcétera.

Por eso me alegro tanto de lo suyo, don Gregorio. Aparte de haber enriquecido con un par de nuevas palabras el lenguaje de los españoles -más de lo que han hecho en su vida muchos ilustres escritores y académicos-, es bueno que de vez en cuando aquí triunfe alguien que merezca la pena, no por lo que cuenta, sino por lo que es y lleva a cuestas en su vieja y abollada maleta. En este país donde el éxito suele ir ligado a niñatos canta-mañanas que nacen de pie, a demagogos de lágrima fácil o a tiburones de moqueta, compadre y pelotazo, usted, merced al único golpe de suerte de su vida, se lo acaba de montar a puro huevo, y eso tiene mucho mérito y nunca estará del todo pagao. Porque la gente no sabe que un flamenco contando un chiste es lo más trágico del mundo, y de ese desgarro es, precisamente, de donde sale la gracia. A ver si no, de qué. A ver cómo sobrevive uno en esta casa de putas si se lo toma, encima, por la tremenda.

En cuanto a lo que el diodeno dé de sí, bueno estará y usted lo sabe. Hay gente que sale en la tele y cree, ¿verdad?, que lo de firmar autógrafos y lo de muy bueno lo tuyo es algo que dura toda la vida. Parece mentira, pero en este país donde a uno lo aplauden y al día siguiente lo apuñalan con idéntico entusiasmo, menudean fistros con menos futuro que un espía sordo, de esos que creen que el triunfo llega y no se va nunca. Pero a usted, don Gregorio, no hay más que mirarle la cara. Usted tiene más mili que el cabo Tres Forcas, y nadie tiene que contarle de qué está hecho el éxito. Sobre todo el éxito de la tele, que suele actuar como un macró con las lumis: las pone al punto en las mejores esquinas y luego, cuando están quemadas y hechas polvo, las cede a los compadres de los puticlubs, a precio de saldo.

Así que Dios lo bendiga, maestro. Y que le dure.

20 de noviembre de 1994

Obituario

Mensaje por Invitado » Dom 12 Nov, 2017 3:24 am

h

Obituario

Mensaje por Invitado » Dom 12 Nov, 2017 3:15 am

Imagen


Ni tristes podemos dejar de estar contentos

Manuel Jabois


Hace años, en una entrevista en Interviú, le preguntaron a Chiquito de la Calzada en qué idioma hablaba en Japón, donde vivió dos años. “En el preciso para poder comer”, respondió para aclarar luego que hablaba japonés peor que los propios japoneses, “que ya es decir”. Para entonces Chiquito, que ha muerto esta madrugada a los 85 años, ya era cultura popular; entre tantas revoluciones de fin de siglo apareció él con algo tan insólito que España, risa va y risa viene, tardó una década en descubrir: un sonido. Entonces las risas dejaron paso a profundas reflexiones que albergaban la posibilidad de que Chiquito fuese un genio o un marciano. Incapaz de catalogarlo a él, España empezó a catalogarse a sí misma y la obra de Chiquito alcanzó su cénit: que el carnicero de la esquina te diese los bistés con un “pecadorrrrr” que se te ponía la piel de gallina. Efectivamente, lo preciso para poder comer.

Por eso siempre digo (hoy es la primera vez, pantomima full) que Chiquito no fue un humor nuevo, ni fundó una expresión artística, ni resumió ninguna época ni fue Internet antes de Internet, algo que había escrito en la primera línea y ahora me parece francamente ridículo: Chiquito inventó un fonema. Que quizás ya estaba ahí para algunos esfuerzos tremendos, incluso como último suspiro (jarl es la despedida total, con la ele del final tan prolongada que aún no la hayas acabado cuando el funerario, trastornado, te esté metiendo en la caja), pero que nadie había contextualizado con las manitas en el aire, ese paso loco con la mano en el lumbar y el discurso cuyo gran mérito era que nadie le prestase atención porque eran los peores chistes de la historia: nos reíamos porque no los escuchábamos. Caballo de bonanza, candemor y no puedorl: con eso fuimos echando el cierre al siglo. Adiós Cuba y Filipinas en el XIX, bienvenidos fistro y Papá Piquillo en el XX: al final sí que resumió una época.

Ese sonido Chiquito —ese quiebro que de repente aparece en algún discurso sin mediar razón, a veces también sin mediar palabra, sólo un prolongado ultrasonido para regresar después a las tareas— ha emparentado a todos en España hasta disolver, como en la noche de fiesta de Serrat, las clase sociales. Hay miserias de todo tipo y perfectos malnacidos, pero nadie, nunca, puede evitar devolver con una sonrisa de felicidad un “jarl” que aparece de improviso, un “te da cuen” expresado con gracia (el “te da cuen” es más complicado y requiere una técnica especial, si se abusa puede resultar molesto o incitar a la violencia).

Chiquito viudo fue el final: sobrevivió a medias a la muerte de un amor de medio siglo, Pepita García. Duró cinco años quién sabe con qué fuerza y con qué dolor. Más de una vez lloró en público al recordarla. Chiquito había sido fabricado para otra cosa. Tuvo una celebridad que, al no entenderla, se hizo agradable a todos en un mundo, el de los famosos, muy consciente de sí mismo. Consiguió algo excelso para un artista: que su invento tuviese aún más gracia en su público que en él. Lo de Chiquito, al fin y al cabo, no era hacernos gracia, sino hacernos un poco más felices.

Todavía hoy, sin venir a cuento, después de tres o cuatro meses sin hacerlo, alguien entrecorta la respiración y suelta una frase, o emite un sonido, o hace el gestito dichoso. Y 25 años después sigue teniendo esa especie de gracia, esa especie de encanto, ese raro buen rollo que inspira un buen “candemor”, un “candemor” colocado como Dios manda. Todo cambia. Vas a pedirle a tu amigo los 200 euros que te debe desde hace seis meses, te responde “no puedor, no puedor, no puedor” bailando un poquito en el salón y le dejas otros 200.

Ni tristes podemos dejar de estar contentos.

Obituario

Mensaje por Invitado » Sab 11 Nov, 2017 4:24 pm

Grande Chiquito merece estatuas y calles descanse en paz

Obituario

Mensaje por Invitado » Sab 11 Nov, 2017 3:55 pm

ta luego lucas.
te das cuen.

Obituario

Mensaje por Invitado » Sab 11 Nov, 2017 2:05 pm

Imagen

Muere el humorista Chiquito de la Calzada a los 85 años en Málaga

Cantaor durante medio siglo, Gregorio Sánchez logró enorme popularidad gracias a un programa de chistes en televisión

El humorista Gregorio Esteban Sánchez Fernández, más conocido como Chiquito de la Calzada, ha fallecido la madrugada de este sábado a los 85 años en Málaga, han informado a Efe fuentes sanitarias del Hospital Regional de Málaga, tras haber sido sometido el viernes a un cateterismo cardíaco. Chiquito de la Calzada había sufrido hace dos semanas una angina de pecho que motivó su ingreso.

¿Cuál fue el mejor chiste de Chiquito de la Calzada?

Obituario

Mensaje por Invitado » Vie 03 Nov, 2017 12:23 pm

Chau, flaco
Nos hemos quedado más solos y a partir de ahora nos toca bregar con tu ausencia

Muere Daniel Viglietti, emblema de la canción de autor en Uruguay
La lista de amigos perdidos empieza a ser tan extensa como insoportable, de modo que hace un tiempo decidí no escribir más obituarios de gentes queridas. No solo porque hacerlo no me produce ninguna liberación, sino también porque cuando llega el final, por cercano y previsible que se anuncie, necesito un tiempo para nosotros. Para él y para mí. Pero los muertos son noticia y como a tales se les mira con ojos urgentes.


Vamos, vamos... antes de que se enfríe.

1972. Montevideo. Allí nos conocimos. Tú estabas en la cárcel, yo lo supe y desde el escenario del Teatro Solís me puse a cantarte con la esperanza de que mi voz llegase a tu calabozo: “Yo no soy de por aquí/ Es otro pago mi pago...”.


Conocía la canción. Era una habitual de mis serenatas nocturnas a la luna y quise dedicársela al colega, entre la desaprobación escandalizada de parte del público local —entre el que estaba Nati Mistral— porque ya se sabe que los artistas no han de meterse en asuntos de política.

Ese fue el banderín de enganche de nuestra amistad.

Y también Anike y Trilce.

“Tan chiquí-, tan chiquita que es la Tierra/ si la mi-, si la miran desde el Sol./ Tan chiquí-, tan chiquita que es la infancia,/ cuando vi-, cuando vino se escapó.”

Recién habías salido a la calle

¿Te acuerdas de aquellas elecciones que devolvieron a Perón a la Casa Rosada que seguimos hasta el amanecer chupando y mateando. ¿Dónde fue...? ¿En Buenos Aires o en Montevideo, en aquella casa cercana a la embajada americana...?

Fue apenas días antes de que tuvieses que salir al exilio:

“Bordaberry, métete el Uruguay en el culo”, rezaba una pancarta que algunos valientes colgaron en la amura de babor del ferri a Buenos Aires, con evidente riesgo de su integridad.

“El último, que apague la luz...” decía otra, y cada día era más duro y cada noche más oscura en aquel Montevideo que iba a tardar hasta 1980 para que un plebiscito que el pueblo le ganó a eso que llamaron la junta cívico-militar devolviera al exilio y las cárceles empezaran a abrirse.

Pero pasaron 12 años de exilio.

Primero Argentina y luego Paris. —¿Era rue General Leclerc...? Doce años en aquella ciudad de luces menguadas para los que madrugan y trasnochan en la banlieu, caminando a donde les lleven sus zapatos.

De vez en cuando tus idas y venidas a España, donde me hablabas del Penal de Libertad y de Aníbal Sampayo pudriéndose entre sus muros.

Y México. Siempre México acogiendo a los perseguidos con su chingada generosidad.

Y Cuba y los compañeros y el mundo que a pesar de todo existe y acompaña.

Y al fin 1984. El año de los regresos y la vuelta a Montevideo y la casa cerquita del Parque Rodó.

“Oiga, Benedetti, soy músico y me gustan mucho sus poemas.

—Tenemos que hacer algo con esta casualidad”, te contestó.

Fue entonces cuando te pusiste la gorra para siempre y te dejaste crecer los dientes.

A las 5 quedamos en tu hotel. Vale. Y aparecías con tus aviesas intenciones y un magnetofón. “Han llegado los dos. Viglietti y Tímpano”.

—Pero no puedes venir solo. Por una vez solo y olvidarte una puta vez el magnetofón en casa”.

Y te soltabas una la risa franca que te achicaba los ojos y agitabas la cabeza como un ratón pícaro.

Y luego llego Párpado, que era como Tímpano pero con imágenes, y si te hubiese dado tiempo la vida habrías seguido con Péndulo o Sándalo para acabar con Báculo.

Empezaste desalambrando —y así has seguido toda la vida, sencillo y generoso amigo— y acabaste con Trabajo de hormiga.

Suena a círculo cerrado.

Morirse es grave, efectivamente, pero a fin de cuentas somos los vivos los que cargamos con lo que ha ocurrido. Nos hemos quedado más solos —ahora recuerdo a Lourdes, tu compañera, aquellos días de México— y a partir de ahora nos toca bregar con tu ausencia.

Chau, flaco.

Re: Obituario

Mensaje por Assia » Vie 03 Nov, 2017 5:18 am

Pena, penita, pena, que en este foro, nadie se haya acordado de escribir que el cantante uruguayo murio hace unos dias. Daniel Viglietti, poeta, gran guitarrista y cantante, murio de 1 operacion complicada.
Muy bonito homenaje escribio Joan Manuel Serrat en EL PAIS. Serrat, nos recordo como el, Serrat, actuo en 1 teatro en Montivideo (creo) cuando Viglietti, estaba encarcelado. Gracias a 1 campana internacional, por el filosofo frances: Jean-Paul Sartre, Julio Cortaza y otros intelectuales,pusieron en libertad a Daniel Viglietti. Viglietti tuvo que exiliarse en Argentina y en otros varios paises hasta que la democracia volvio a Urtuguay. Conmovedor fue su entierro, seguidos de coches y de 1 uruguayo en bicicleta con 1 microfono o algo parecido, donde se escuchaba la voz de Daniel Viglietti cantando: '' A DESALAMBRAR.''
Que la tierra te sea leve, Daniel.
Assia

Obituario

Mensaje por Invitado » Dom 22 Oct, 2017 6:08 am

Re: Obituario

Mensaje por Assia » Jue 28 Sep, 2017 12:34 pm

El fundador de ''PLAYBOY,'sera enterrado junto a Marlyn Monroe.
Assia

Arriba