El problema de la educación

Publicar una respuesta


Esta pregunta es una forma de evitar inserciones automatizadas por spambots.
Emoticonos
:cry: :blackeye: :up: :loker :fire: :lol: :grin: :calceta: :pinocho: :shock: :mrgreen: :clown: :juas: :>D: :pukeright: :x :bravooo: :sun: :clap: :salute: :happy0021: :sherlock :wave: :cheerleader3 :guitarman: :bobas :up2 :door :glob :smt031 :roll: :king: :FUCK YOU: :blah :kiss :welcome :eat :bowdown2 :eusaprayrf4: :juggle :cool: :walkman :yes: :pc :pale: :jump :amen: [-X :drunk :smoke :angrywife :acomer:
Ver más emoticonos

BBCode está habilitado
[img] está habilitado
[Flash] está habilitado
[url] está habilitado
Emoticonos están habilitados

Revisión de tema
   

Expandir vista Revisión de tema: El problema de la educación

El problema de la educación

Mensaje por Invitado » Mar 03 Ago, 2021 5:52 pm

El problema de la educación

Mensaje por Invitado » Sab 10 Jul, 2021 5:32 pm

Imagen

La demoledora carta de renuncia de un profesor: «Me cansé de luchar contra móviles y WhatsApp. Me rindo»

El periodista y académico uruguayo Leonardo Haberkorn (Montevideo, 1963) renunció a su puesto de trabajo como profesor de periodismo en la Universidad ORT de Montevideo hace dos años. La carta que escribió en su momento se ha vuelto a hacer viral


El periodista y académico uruguayo Leonardo Haberkorn renunció a su puesto como profesor universitario en Montevideo hace dos años, y quiso explicar sus razones en una carta pública dirigida a sus alumnos que se titulaba «Me cansé... me rindo». Esa misma carta se ha vuelto a compartir recientemente en redes sociales.

«Después de muchos años», decía Haberkorn, se cansó de la falta de interés de sus alumnos. «Me cansé de pelear contra los celulares, contra WhatsApp y Facebook. Me ganaron. Me rindo. Tiro la toalla. Me cansé de estar hablando de asuntos que a mí me apasionan ante muchachos que no pueden despegar la vista de un teléfono que no cesa de recibir selfies», lamentó el profesor.



«Esta semana en clase salió el tema de Venezuela. Solo una estudiante entre veinte pudo decir lo básico del conflicto, lo muy básico. El resto no tenía ni la más mínima idea», aseguraba Haberkorn. «Les pregunté ¿Qué es lo que pasa en Siria? Silencio. ¿Qué partido es más liberal o está más a la 'izquierda' en Estados Unidos, los demócratas o los republicanos? Silencio», explicó en su carta.

«Ves que a estos muchachos que siguen teniendo la inteligencia, la simpatía y la calidez de siempre les estafaron, que la culpa no es solo de ellos. Que la incultura, el desinterés y la ajenidad no les nacieron solos. Les fueron matando la curiosidad y con cada maestra que dejó de corregirles las faltas de ortografía, les enseñaron que todo da más o menos lo mismo», continuó en su relato.

El profesor confesaba que «no quiero ser parte de ese círculo perverso», ya que «nunca fui así ni lo seré». «Lo que hago, siempre me gustó hacerlo bien, lo mejor posible. Y no soporto el desinterés ante cada pregunta que hago y se contesta con el silencio. Silencio. Ellos querían que terminara la clase. Yo también»

El problema de la educación

Mensaje por Invitado » Vie 16 Abr, 2021 10:20 pm

El problema de la educación

Mensaje por Uno » Mar 06 Abr, 2021 8:40 pm

Ahí también estudiaron Rubalcaba y Lissavetzky, por ejemplo, que del PP precisamente no eran... Y no solo salen politicos del Pilar, allí han estudiado filósofos, escritores, cantautores, actores...

El problema de la educación

Mensaje por Marcos » Mar 06 Abr, 2021 12:11 pm

Si al menos esta persona que se se hace llamar periodista, se informara un mínimo, sabría que los centros de Reyes Magos y Castelló no tienen nada que ver, son totalmente independientes.
El asco del clickbait. Eso define este artículo totalmente sesgado.

El problema de la educación

Mensaje por Invitado » Vie 02 Abr, 2021 12:34 pm

ENDOGAMIA JESUITA Y PILARISTA ‘PEPERA’ EN MADRID

BEATRIZ MIRANDA

ELITISMO. A nivel estatal el PP está bastante disperso, pero en Madrid conserva feudos bien arraigados desde hace siglos. No me refiero a los votantes de Ayuso y Almeida, las nuevas estrellas del rock. Eso es ya gente de todo tipo, de izquierdas y de derechas, que representan al joven PP. Me refiero a la vieja guardia; al votante del PP de toda la vida que coquetea con Vox. Estos días, por ejemplo, anda revolucionado un lobby muy popular, el de padres que quieren meter a sus hijos en colegios donde han estudiado los líderes del centro derecha y sus descendientes. Es el caso de Nuestra Señora del Recuerdo, los famosos jesuitas de la plaza duque de Pastrana, en Chamartín, y los dos centros de Nuestra Señora del Pilar que hay en la ciudad: el de Castelló y el de Reyes Magos.

El 8 de abril arranca el plazo de solicitud de plaza en estos colegios, como el resto de concertados, y hay auténticas bofetadas por conseguir una. La cosa va por puntos, sin embargo, hay tantas familias que alcanzan el máximo que no hay sitio para todos. Es decir, que ni siquiera los que cumplen los requisitos top, léase, ser ex alumnos, forzar ser familia numerosa en el tiempo récord de tres años (se ingresa en Infantil) y vivir en el mismo distrito del colegio, no tienen todas consigo para entrar. Por eso se celebra un sorteo posterior.

Una amiga que vive enfrente del Recuerdo y le venía de perlas el centro para su hijo llamó por teléfono a la secretaría de Jesuitas y la despacharon rápidamente: le dijeron que con sólo el punto del distrito no tenía nada que hacer. Vamos, que si no era alguien de los suyos, puerta. Allí, o formas parte del círculo de confianza vía educativa o matrimonial o no puedes entrar. Esto da lugar a todo tipo de chanchullos, el más recurrente pedirle a un colega que vive en la zona si puedes empadronarte en su casa unos meses.

La cosa es tan endogámica que ni los Austrias. Los alumnos no tienen el mentón del Rey Pasmado pero casi, metafóricamente hablando. Se relacionan entre ellos, se casan entre ellos. Ahora que el Gobierno impulsa la creación de colegios inclusivos (ojito, la ley Celáa no se mete en admisiones, eso es cosa autonómica), por contra pervive este reducto de centros excluyentes, que no tanto exclusivos. Porque la preparación académica es buena, en efecto, pero no superior a la de otros concertados de renombre que no ejercen ese elitismo social.

Lo bueno de Jesuitas y El Pilar es su red de contactos. Gente bien que se ayuda en el futuro y te allana el camino, siempre en la misma dirección. Pues después del colegio toca la universidad, con frecuencia Cunef, Icade... En lo personal, luego toca un matrimonio acorde con alguien del entorno directo o indirecto, pero entorno bien en cualquier caso.

Pues bien, el día 8 se caerá el sistema telemático de la consejería de educación de la comunidad de Madrid debido a la avalancha de solicitudes. Los que más pulsarán F5, no lo duden, serán los aspirantes a entrar en estos centros donde estudiaron los Aznar, los Rato o los Ruiz-Gallardón (en el caso del Recuerdo) o Juan Villalonga, Pío García-Escudero, Arias Salgado y Villar Mir (en el caso del Pilar). Yo pensaba que el caso Gürtel, las tarjetas black, los papeles de Bárcenas y demás corruptelas iban a dejar estos lugares vacíos, pero no ha sido así, sino todo lo contrario. Van a tener que construir más pastiches neogóticos como el del Pilar de Castelló, que muchos confunden con un internado a lo Harry Potter.

Apunte: Almeida fue al Colegio Retamar (Opus Dei) y Ayuso al Blanca de Castilla, en Chamberí. Por cierto que Ayuso no cumple estrictamente el perfil de chica pepera. Ni Andrea Levy, ni por ascendencia familiar ni social. Dos versos sueltos.

El problema de la educación

Mensaje por Invitado » Lun 24 Ago, 2020 12:38 am


Los 3 grandes errores de la universidad | Quintín Racionero

El problema de la educación

Mensaje por Invitado » Jue 23 Jul, 2020 7:07 pm

Imagen

España retrocede 14 años en Lectura en el Informe Pisa con uno de sus peores datos

La OCDE publica los datos que congeló hace siete meses por "anomalías" en la realización de los exámenes.


La OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos) ha hecho públicos los datos de Lectura del Informe Pisa que no se publicaron el pasado 3 de diciembre. En ellos, España cae 19 puntos respecto al último informe (496 en 2015 y 477 en 2018, en su peor resultado en 14 años), lo que equivale a medio curso escolar.

Con estos resultados, España cae por debajo del promedio de Lectura de los países de la OCDE, que se sitúa en 487. Por Comunidades, las mejores paradas y las que superan este baremo son Castilla y León (497); Asturias (495); Galicia (494), Aragón (490), Cataluña (484), Cantabria (483), Murcia (481) y Baleares (479).

Las que mayor 'batacazo se dan son la Comunidad de Madrid, que pierde 46 puntos respecto al anterior informe; y Navarra, que hace lo propio con 42 puntos. País Vasco, la Comunidad Valenciana, Canarias, La Rioja, Andalucía, Extremadura, Melilla y Ceuta también tiene un índice lector inferior al del anterior informe de 2015.

Imagen

En cuanto a países, España se sitúa por detrás de países como Letonia, Croacia o Bélgica y por encima de Italia, Islandia o Grecia.

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) atribuye estos malos resultados a las anomalías detectadas a que "varios estudiantes se mostraron negativamente dispuestos hacia la prueba PISA y no hicieron todo lo posible para demostrar su competencia" porque la evaluación coincidió con otros exámenes de la ESO.

Así explica ahora el organismo las causas del comportamiento "anómalo" de las respuestas a la prueba de lectura que, a su juicio, no reflejaban "el nivel real de competencia de los estudiantes".

Cerca de 40.000 alumnos de 1.102 institutos de todas las comunidades españolas participaron en 2018 en las pruebas del Informe del Programa Internacional para la Evaluación de Estudiantes, conocido como PISA por sus siglas en inglés, que desde el año 2000 evalúa las capacidades de estudiantes de todo el mundo en lectura, matemáticas y ciencias.

Las pruebas del Informe PISA están destinadas a alumnos de 15 años, justo cuando se acercan a terminar la educación obligatoria, y se realizan cada tres años. En España, las pruebas se aplican en todas las comunidades autónomas con una muestra ampliada de unos 50 centros en cada región que permitirá obtener resultados autonómicos. La elección de los centros es aleatoria, y del mismo modo se seleccionan, por azar, los 42 alumnos que hacen la prueba en cada instituto.

Pospone los próximos informes

La OCDE ha informado de que va a posponer las pruebas y la publicación de resultados de los dos próximos informes PISA sobre la educación, a causa de los efectos de la pandemia de la Covid-19.

De esta manera, los estudiantes se someterán a las pruebas para el próximo estudio en 2022, y no en 2021 como estaba previsto, y los resultados serán difundidos en diciembre de 2023.

De igual forma, el siguiente informe PISA se publicará en 2026 y no en 2025 como se había planeado, según informó la Organización para el Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) en un comunicado,

Las pruebas de PISA se realizan cada trienio entre alumnos de 15 años de diferentes países y examinan su rendimiento en áreas temáticas clave como lectura, matemáticas y ciencias.

El problema de la educación

Mensaje por Invitado » Lun 16 Mar, 2020 1:59 pm



Gregorio Luri: “En España el 90% de los alumnos no sabe diferenciar un hecho de una opinión”

Al hablar de los estudiantes de hoy, el periodista cartografía a los adultos contemporáneos, seres capados de intuición y con unas aptitudes lectoras justas


Vivimos tiempos extraños. Enseñar se confunde con entretener, el emotivismo se impone sobre la emotividad y el entretenimiento aplaca el conocimiento. ¿Se puede pensar críticamente cuando muchos son incapaces de distinguir un hecho de una opinión? Esa es una de las cuestiones que aborda el educador y filósofo Gregorio Luri en su libro La escuela no es un parque de atracciones. Una defensa del conocimiento poderoso (Ariel).

Escrito con brillantez y una prosa culta, pertinente en cada cita y análisis, Luri propone en este libro un análisis de la educación actual. Al hablar de los estudiantes de hoy, Luri cartografía a los adultos contemporáneos, seres capados de intuición y con unas aptitudes lectoras justas de las que encontramos explicación en muchos de los capítulos planteados en este ensayo.

Ya no hay conocimientos poderosos, sino buscadores potentes en Internet. La escuela, al perder los argumentos para defender su nobleza, intenta ocultar sus imperfecciones empeñándose en ser entretenida, plantea Gregorio Luri. Ahora bien, ¿esos niños que no hallarán en ningún sitio lo que no encuentren en la escuela, no se merecen algo más que una escuela divertida? Es esa una de las preguntas que el autor de La imaginación conservadora y La escuela contra el mundo contesta e esta entrevista.


—Nos está hablando de los niños del presente, pero aún más de los adultos del presente. Es un diagnóstico en el que es difícil separar dónde comienza uno y dónde determina el otro.

—Estamos viviendo una crisis de cultura profunda y no sería tan especialmente preocupante si no estuviera afectando algunas esencias de nuestra tradición occidental, como el humanismo. Un profesor de teología me decía que un alumno defendía que un ser humano no tiene más dignidad que una piedra, puesto que los dos son seres. Que estas cosas entren en el debate de lo imaginable pone de manifiesto que una serie de conceptos que parecían impensables hoy están abiertos.

—Asegura que la escuela ha reducido sus exigencias cognitivas y propone recuperar la idea de el aprendizaje como la modificación de la memoria. Recupera el ejemplo de Steiner y la memorización.

—Hay que defender sin complejo aquello en lo que crees. Porque muchas veces las batallas culturales se pierden por la retirada de una de las partes. Y siempre hay una batalla cultural presente, pues hay que darlas y ya veremos el resultado, lo que no puedes es retirarte. En ese sentido, hay que defender aspectos esenciales la a transmisión de lo mejor de nuestra herencia y la memoria es, por supuesto, una de ellas. Cuando digo esto no me apoyo no sólo en Steiner o los humanistas, intento extraer los argumentos de la más moderna ciencia cognitiva.

Imagen
—Dice que la escuela ha renunciado al conocimiento y se limita a entretener a los niños. Responsabiliza a los pedagogos.

—La principal causa de nuestra crisis educativa actual es la pérdida de claridad sobre los fines, para qué educamos, qué significa una persona educada en un mundo culto. Como tenemos confusión sobre los fines, estamos focalizándolo todo en los procedimientos. Si no tienes claro el para qué de esos procedimientos, la discusión sobre ellos será dar palos de ciego. Nuestro compromiso escolar no es sólo con la psicología del alumno sino también con la cultura común. Las dos cosas van unidas.

—No atribuye a la tecnología un papel negativo, bajo ningún concepto, pero sí a la sociedad donde esa tecnología opera.

—No puedo ser contrario a la tecnología, porque vivo en el siglo XXI. Tengo un móvil, un blog, me muevo por las redes sociales. Las nuevas tecnologías te permiten llegar a muchas cosas y proporcionan muchos recursos, pero yo las defino como prótesis antropológicas que amplifican lo que ya eres. Según tus intereses, desarrollarán lo que ya eres, en una dirección o en otra. A mí me encanta la época en la que vivo porque creo además, que si no te gusta tu presente no estás capacitado para hablar del mismo.

—¿Qué es un conocimiento poderoso?

—Es curioso cómo en educación prestamos más atención a lo bonito que a lo riguroso. Hay ideas que nos sugieren que el esfuerzo puede ser sustituido por el entretenimiento, y nos parecen maravillosas. Yo lo que digo es no hay sustituto del esfuerzo e incluso creo que una de las grandes satisfacciones de esta vida es el esfuerzo intelectual que encuentra la respuesta a lo que busca. Es un sentimiento de satisfacción plena. Y a veces encuentras la respuesta una vez que has dejado de pensar en eso y estás en otra cosa.

—Opone emotividad y emotivismo. Asegura que no basta presentar el sufrimiento de alguien como argumento definitivo de que tiene razón. El problema es que ese mecanismo impera hoy.

—El hombre puede evaluarse desde lo más alto o lo más bajo. Y nos gusta mirarnos desde nuestra capacidad de sufrimiento, no desde aquello a lo aspiramos y esa una inversión de toda nuestra tradición humanista. Los animales también sufren, entonces, si el ser humano también, existe el interés de crear una unidad. Medirnos por lo más alto, por lo que realmente podemos llegar a ser, es lo que realmente nos dignifica y le da sentido a lo humano.

—¿A qué obedece ese mecanismo victimista de la sociedad contemporánea?

—Frankenstein escenifica el momento de esa ruptura. La novela de Mary Shelley es una novela maravillosa. El creador ha dado vida a un monstruo, y como no lo acepta, el monstruo se siente rechazado, así que va haciendo bestializando por ahí y en un momento determinado se encuentra con su creador Frankenstein y le dice: ‘concededme la felicidad y seré virtuoso’. Eso es nuevo.

—¿En qué sentido?

—En la historia de la humanidad las cosas siempre se habían planteado al revés: voy a ser virtuoso, para buscar la felicidad, pero ahora cualquier persona que sufre, haga lo que haga, será ‘pobre’. Es decir: ‘pobre, que ha tenido una maña familia’; ‘pobre es esto’ o ‘pobre lo otro’. Les damos, no nuestra solidaridad, sino nuestra compasión., Hay un victimismo, mira cómo sufro y por lo tanto merezco tu solidaridad.

—¿Es esa la lógica indulgente de las propuestas de la ministra Celáa para una ley de educación?

—Me preocupa por el desconocimiento de la realidad de las escuelas que eso supone. El alumno que se presentaba con una asignatura dudosa a la evaluación final viene siendo aprobado desde hace décadas. A nadie se le suspende, y lo digo con conocimiento de causa. Las secciones de evaluación lo hacen desde hace mucho. Lo nuevo es que ahora la ministra te dice que debes aprobarlo por obligación y es ahí cuando impones un criterio externo a algo que ya hacía el claustro. Pero lo importante no es el número de alumnos que lleguen a la evaluación con una materia dudosa, lo importante es el número reducidísimo de quienes llegan todas las asignaturas aprobadas. Ese es nuestro problema y no querer ver que uno de cada cuatro alumnos termina su escolarización obligatoria sin ser capaz de comprender un texto mínimamente complejo.

—¿Cuáles son las capacidades actuales de los alumnos en España?

—Según el ultimo PISA, 90% de los alumnos terminan su escolaridad obligatoria sin saber diferenciar un hecho de una opinión. Entonces dices: si esto es cierto cómo se puede insistir en un modelo crítico y en la autonomía. Me estáis vendiendo algo que después no sabéis cumplir. Yo no creo que en teorías conspirativas ni que exista un poder dispuesto a infantilizar a la gente, creo que quieren hacer lo mejor y creo que el gobierno quiere hacer lo mejor y que a la hora de elegir qué es tal cosa como lo mejor se evalúan más a sí mismos por sus intenciones que por sus resultados.

—¿Reprueban entonces?

—A los políticos, las buenas intenciones hay que dárselas por supuestas y juzgarlos por los resultados. Cuando los niños salen de la escuela con un vocabulario de subsistencia de 500 palabras, creo que hemos fracasado. Y si tienes analfabetos matemáticos, por ejemplo, de qué demonios hablas cuando hablas de emprendimiento e innovación. Las buenas intenciones nos ocultan los resultados mediocres.

—La lectura se nutre de la preeminencia de una voz interior. Las tendencias de la industria editorial, por ejemplo el auge del audiolibro, demuestran que la capacidad de introspección es limitada.

—Por una parte, hay un fenómeno editorial que, en sí mismo, es interesante. Por ejemplo, las descripciones han desaparecido de la literatura, de la infantil juvenil y adulta, porque cuando el lector se topa con ellas, pasa página. Spielberg ha vencido por goleada a los grandes narradores. Pero lo que pone de manifiesto es la pobreza lingüística. El fenómeno de la comprensión es situar algo en un contexto que le da sentido. Si quieres fomentar la compresión lectora, lo que debes hacer es enriquecer el contexto, el lenguaje y los conocimientos. La pobreza contextual es lo que nos lleva a la pobreza lectora.

—España tiene ocho leyes educativas. ¿Qué significa no tener un proyecto educativo a largo plazo?

—Hanexistido varias leyes educativas, pero detrás de todas las que se han puesto en práctica ha estado una misma mayoría legislativa, que han sido socialistas y nacionalistas, porque las leyes educativas del PP nunca han entrado en funcionamiento plenamente, ni la de Wert. Si analizamos los hechos tal como son lo que te encuentras que existe una ideología legislando. Que esa ideología legislando haya necesitado rehacer su discurso legal tantas veces es algo que debería preocuparnos. Nuestros resultados provienen de una misma sucesión de leyes con el mismo suporte ideológico. Parece que los únicos que pueden legislar en educación son la socialdemocracia y los nacionalismos periféricos y eso en sí mismo implica una pobreza del debate, cómo vas a llegar a consensos si asumes que sólo tú puedes legislar. Lo que vivimos es la perplejidad educativa del partido socialista.

El problema de la educación

Mensaje por Invitado » Lun 20 Ene, 2020 4:55 pm


LIBERTAD DE LOS HIJOS, NO DE LOS PADRES, DIJO ÁBALOS

El director de Hispanidad.com, Eulogio López, denuncia la majadería del número dos del PSOE, José Luis Ábalos.

El problema de la educación

Mensaje por Invitado » Dom 19 Ene, 2020 3:07 am

El problema de la educación

Mensaje por Invitado » Jue 16 Ene, 2020 3:00 am

El problema de la educación

Mensaje por Invitado » Lun 16 Sep, 2019 7:18 pm

Imagen

Informe Fundación CYD
Endogamia en la universidad: el 70% de los profesores obtuvo el doctorado en la misma universidad en la que trabaja

España tiene la cifra de graduados universitarios que trabaja por debajo de su cualificación más alta de toda la UE (el 37%). La tasa de paro en los universitarios españoles dobla la media de la OCDE.

El 68,8% de los profesores obtuvo el doctorado en la misma universidad en la que trabaja. El dato es una muestra de la endogamia que existe en la educación superior española, en donde se contrata antes a los de dentro que a los que vienen de fuera, aunque sean mejores y tengan más méritos. En otros países, los docentes tienen que pasar un tiempo en otros campus antes de ser contratados en el de origen.

Lo denuncia la Fundación Conocimiento y Desarrollo (CYD), un think tank que tiene como misión a promover la contribución de la universidad al desarrollo de España y que tiene en el patronato a los responsable de las principales empresas. Advierte que la mayor endogamia se produce en Canarias y en el País Vasco, donde más del 90% de los profesores que impartían docencia en las universidades públicas presenciales había leído la tesis doctoral en la misma universidad donde trabaja. Por el contrario, el porcentaje era inferior al 50% en Navarra y Castilla-La Mancha.

La Fundación CYD ha presentado este lunes su radiografía sobre el sistema universitario español, un compendio de datos que profundizan en sus principales males. La endogamia es uno de ellos, según este informe, que advierte que el porcentaje alcanzado en 2017-2018 es "solamente una décima inferior al del curso precedente, siguiendo con la muy lenta tendencia hacia el descenso que se observa en el último lustro".

Imagen
"Un año más, se constata que dicha endogamia es fundamentalmente alta en los centros propios de las universidades públicas (el 74,3% en los funcionarios y el 75,1% en los contratados), mientras que en los centros adscritos y en las universidades privadas los porcentajes respectivos eran del 47,7% y del 32,9%", advierte el informe, que ha sido presentado por Ana Patricia Botín.

Martí Parellada, catedrático de Economía Aplicada de la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad de Barcelona y coordinador del informe, ha explicado que la endogamia "es un problema de la cultura de cada universidad". "Hay universidades donde está extendida y en otras no. No hay nada que prohíba a una universidad contratar a personas que cumplan la condición de estar un periodo de tiempo fuera, es algo que se hace en otros países como principio y ya hay agencias de acreditación regionales que lo acreditan en España. Si se quisiera hacer, se haría", ha manifestado.

Estos son otros "desafíos" que tiene la universidad española, según el informe de la Fundación CYD:

1. SOBRECUALIFICACIÓN

Los universitarios españoles se ven sometidos a una contradicción: por un lado ir a la universidad les proporciona ventajas innegables (más del doble de ingresos, más trabajo, mejores contratos), pero, al mismo tiempo, el sistema produce "una oferta de titulados muy superior a la demanda que requieren los empleadores". Esto tiene como consecuencia una sobrecualificación: España tiene la cifra de graduados universitarios que trabajan por debajo de su cualificación -el 37%- más alta de toda la UE.

Las empresas se encuentran con dificultades para cubrir determinados perfiles profesionales y, a cambio, hay overbooking en algunas titulaciones, lo que provoca que la tasa de paro de los universitarios españoles doble la media de la OCDE.

Imagen
¿Hay muchos universitarios? El informe señala que hay un 37% de titulados entre la población de 25 a 64 años, cinco puntos superior al conjunto de la UE. En España, la proporción de titulados entre 24 y 35 años duplica la de los que tienen entre 55 y 64 años. "Es el mayor porcentaje de titulados superiores de la historia en la población activa (y, por tanto, un capital humano preparado), si bien certifica un desajuste importante entre la demanda y la oferta tanto en cantidad como en calidad", avisa el trabajo.

2. FALTA DE CALIDAD

El informe advierte que continúa la tendencia en relación a producir más cantidad de investigación, pero de menos calidad, "ya que, si bien el volumen de producción científica crece, su crecimiento convive con el descenso del liderazgo y la excelencia científica de España, que, además, registra un declive en la colaboración internacional".

Las cifras constatan que el 21% de los funcionarios no tiene reconocido ningún sexenio de investigación. Este dato ha mejorado en relación a los últimos cursos, a razón de más de un punto porcentual por curso en promedio, pero "el porcentaje es aún elevado, e indica que más de uno de cada cinco no ha conseguido ver reconocida la investigación que realiza, esto es, ser evaluado positivamente y conseguir una retribución adicional".

Otro indicador de calidad, esta vez en relación a los propios estudiantes: sólo el 34% de los alumnos de grado finaliza esta carrera en los cuatro años previstos. El resto, se demora o abandona los estudios.

3. DESMESURADA OFERTA

Actualmente hay 8.526 titulaciones oficiales: 2.920 grados, 3.567 másteres, 1.137 doctorados, 810 dobles grados y 92 dobles másteres. Los autores se preguntan si tanta oferta es sostenible. Y pintan un panorama en el que ha cambiado el perfil del "cliente" universitario: "De un estudiante tradicional de 18 a 22 años que se matricula en un grado pasamos a estudiantes de más edad que hacen un máster".

El curso 2017/2018 es el sexto consecutivo en el que descienden las matrículas en los grados al tiempo que suben en los másteres. Mientras los estudiantes matriculados en grados en las universidades públicas descienden, aumentan en las privadas más de un 15%. ¿Por qué?

"Las universidades privadas dedican más esfuerzo a la empleabilidad y las públicas, a la investigación", explica Parellada. Francesc Solé, catedrático de la Universidad Politècnica de Catalunya y vicepresidente de la Fundación, apunta razones demográficas, pues hay cada vez menos jóvenes en España, así como al incremento de las matrículas de las carreras públicas.

Lo que se observa, en cualquier caso, es que hay un nuevo desafío en la coexistencia de lo público y lo privado. De las 88 universidades autorizadas actualmente, 50 son públicas y 38 privadas. Desde la creación de la última universidad pública, en 1998 (la Universidad Politécnica de Cartagena), se han autorizado más de 20 privadas, a razón de una por año. "Todo esto hay que encajarlo en el sistema público", alerta Parellada.

4. LA ELECCIÓN DEL RECTOR

Los autores recalcan que la elección del rector por sufragio universal ponderado ha producido "resultados muy dispares". "En un porcentaje no menor de casos el rector es escogido por el peso de los estudiantes y del personal de administración y servicios, en contra de la opinión del profesorado", explica Parellada. ¿Qué consecuencias tiene esto? "Que las propuestas electorales de los candidatos a rector están condicionadas por el perfil que tiene la masa electoral y por la capacidad de conseguir el apoyo de determinados colectivos universitarios", responde. Y recuerda que en casi ningún país de la UE se elige de esta forma al rector. "El sufragio universal es un sistema excéntrico".

Apunta que, en los países europeos, se crea un consejo de gobierno en el que están presentes profesores, estudiantes, trabajadores y representantes externos de la sociedad y otras personas de reconocido prestigio y es este consejo de gobierno quien nombra al rector, que tiene que rendirle cuentas. "Son personas responsables que garantizan que el gerente sigue un plan estratégico", indica Solé.

5. PROFESORES ENVEJECIDOS

La congelación de la tasa de reposición ha envejecido las plantillas del profesorado: más del 16% es mayor de 60 años. Entre los catedráticos, el 50% supera esta edad. No hay relevo generacional ni relevo de talento.

6. POCA INTERNACIONALIZACIÓN

La universidad cada vez está cada vez más internacionalizada, pero en España hay todavía un "mundo cerrado" en los campos, poco abierto al exterior, que nos lleva a tener sólo un 0,9% de alumnos extranjeros, frente al 4,3% de la media de la OCDE y al 6,5% de la UE. El porcentaje español es el tercero más bajo de todos los países analizados por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos. La ratio de profesores venidos de fuera tampoco es muy alta.

Parellada: "crear networks de universidades europeas en las que puede haber reconocimiento de títulos y créditos va a poner en tensión el marco legal, sobre todo en España". En esto, la universidad española "va rezagada".

7. FALTA DE FLEXIBILIDAD EN EL MARCO NORMATIVO

Los autores señalan que, desde 1983, cuando se aprobó la Ley de Reforma Universitaria, prácticamente "no se ha hecho nada". "La LOU de 2001 pone en acento en cómo el profesor realiza la carrera académica, algo que también modifica la ley de 2007, pero no ha habido cambios sustanciales. Las posibilidades que permite el marco legal a las universidades no han sido atendidas", dice Parellada. Así que "el marco legal no es el más adecuado para hacer frente a los desafíos y el comportamiento de las universidades no parece el más adecuado para hacer posible aquello que le ofrece la ley". La norma debe cambiar y no aplazar la reforma más tiempo. Lo reconocen los rectores y también lo quiere hacer el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez.

El problema de la educación

Mensaje por Invitado » Mar 18 Dic, 2018 2:18 pm

El problema de la educación

Mensaje por Invitado » Mié 31 Oct, 2018 1:49 pm


BICICLETAS Y PATINETES IMPONEN LA VULGARIDAD EN VESTIMENTA Y EN URBANIDAD

Hoy, miércoles 31 de octubre de 2018, el director de www.hispanidad.com, Eulogio López, recuerda las evidencias ocultas sobre las bicicletas.

Arriba