MARY DE DINAMARCA Y FAMILIA,(fotos)

Publicar una respuesta


Esta pregunta es una forma de evitar inserciones automatizadas por spambots.
Emoticonos
:cry: :blackeye: :up: :loker :fire: :lol: :grin: :calceta: :pinocho: :shock: :mrgreen: :clown: :juas: :>D: :pukeright: :x :bravooo: :sun: :clap: :salute: :happy0021: :sherlock :wave: :cheerleader3 :guitarman: :bobas :up2 :door :glob :smt031 :roll: :king: :FUCK YOU: :blah :kiss :welcome :eat :bowdown2 :eusaprayrf4: :juggle :cool: :walkman :yes: :pc :pale: :jump :amen: [-X :drunk :smoke :angrywife :acomer:
Ver más emoticonos

BBCode está habilitado
[img] está habilitado
[Flash] está habilitado
[url] está habilitado
Emoticonos están habilitados

Revisión de tema
   

Expandir vista Revisión de tema: MARY DE DINAMARCA Y FAMILIA,(fotos)

MARY DE DINAMARCA Y FAMILIA,(fotos)

Mensaje por Invitada » Dom 22 Jul, 2018 8:34 pm

Secret holiday in the USA

Last weekend, the Danish crown prince family welcomed the ringers' association in front of Graasten Castle, which was not their first holiday: three weeks ago, Princess Mary, Prince Frederik and their children traveled to the USA.

Frederik & Mary & the children went to the USA for a private summer vacation before returning to Gråsten. They went on a road trip along the west coast for nearly 20 days. Mary's former LiW Caroline Heering, her husband and children traveled with them.

The holiday was apparently also a small journey into the past. The destination was the American West Coast, where Prince Frederik worked at a winery in Napa Valley, California, almost 30 years ago. This time, the family embarked on a nearly 20-day road trip. And after returning home, they went on holidaying in Denmark.









Vacaciones secretas en los EE. UU. El

pasado fin de semana, la familia del príncipe danés dio la bienvenida a la asociación de los campaneros frente al castillo de Graasten, que no fue su primera fiesta : hace tres semanas, la Princesa Mary, el Príncipe Frederik y sus hijos viajaron a los Estados Unidos.

Frederik & Mary y los niños fueron a los Estados Unidos para unas vacaciones de verano privadas antes de regresar a Gråsten. Hicieron un viaje por carretera a lo largo de la costa oeste durante casi 20 días. La antigua amiga de Mary, Caroline Heering, su esposo y sus hijos viajaron con ellos.

La fiesta fue aparentemente también un pequeño viaje al pasado. El destino fue la costa oeste de Estados Unidos, donde el príncipe Frederik trabajó en una bodega en Napa Valley, California, hace casi 30 años. Esta vez, la familia se embarcó en un viaje por carretera de casi 20 días. Y después de regresar a casa, se fueron de vacaciones a Dinamarca.


NO HAY FOTOS .

MARY DE DINAMARCA Y FAMILIA,(fotos)

Mensaje por Invitado » Lun 02 Jul, 2018 3:30 am

Imagen

MARY DE DINAMARCA Y FAMILIA,(fotos)

Mensaje por Invitado » Vie 29 Jun, 2018 10:45 pm

Imagen

Nicolás de Dinamarca, príncipe de palacios y pasarelas

El nieto mayor de la reina Margarita, que fue la estrella del desfile de Dior Homme en París, lleva camino de convertirse en el primer 'royal' que hace de la moda su profesión

Altura: 184. Talla: 46. Zapatos: 43. Ojos: verdes. Pelo: castaño. Son los datos que revela el perfil de Nicolás de Dinamarca en la web de la agencia de modelos por la que fichó el pasado febrero, la danesa Scoop Models. El detalle que omiten es que su representado –que aparece en la sección de “condiciones especiales” de la página– ocupa el séptimo lugar en la línea de sucesión al trono de su país.

Imagen
Nicolás, que es el nieto mayor de la reina Margarita de Dinamarca y cumplirá 19 años en agosto, entró a las pasarelas por la puerta grande durante la última London Fashion Week al participar en el desfile de despedida de Christopher Bailey al frente de Burberry. Ahora, el príncipe modelo lo ha vuelto a hacer: el 23 de junio, en el marco de la semana de la moda masculina de París, abrió y cerró uno de los shows más esperados, el primero del diseñador Kim Jones como director creativo de Dior Homme, mientras celebridades como Karl Lagerfeld, Kate Moss, Bella Hadid o Victoria Beckham lo observaban desde la primera fila.

En su cuenta de Instagram, Jones afirmó que la presencia de Nicolás era un homenaje a su fallecida madre, que era danesa, pero en declaraciones posteriores a The Guardian se adivinaba entre líneas el motivo completo: “Yo soy medio danés y a Mr. Dior siempre le gustó la realeza, así que pensé que sería bonito abrir con un príncipe. Es bastante glamuroso, ¿no?”. A Nicolás le pidieron también que se hiciera cargo del Instagram Stories de la firma el día del desfile, y él fue contándole a la cámara cada uno de sus pasos entre bastidores con mensajes más bien anodinos del tipo “ahora estoy en las calles de París”. Él no tiene, que se sepa, cuenta personal en las redes sociales (aunque sí protagoniza cuentas de fans como @prins.nikolai, que acumula ya más de 10.000 seguidores) y hasta la fecha ha sido extremadamente discreto con la prensa. De entre lo poco que ha compartido destaca su pasión por la música deep house; lo contó en una emisora de radio danesa en la que actuó como DJ invitado hace tres años.

Más allá de sus dos (super) desfiles, su escueto perfil en la web Models.com de momento solo incluye una portada y un editorial para la revista independiente Dust. Si el príncipe Nicolás se dedicará a la moda a tiempo completo ahora que acaba de graduarse en el prestigioso instituto danés de Herlufsholm, aún está por ver. De hacerlo, sería el primer miembro de una casa real que convierte la moda en su profesión, aunque otras fuentes aseguran que en agosto ingresará en la academia militar de Varde Kaserne. Sus progenitores, el príncipe Joaquín y Alexandra Manley, condesa de Frederiksborg, han dejado claro en varias ocasiones que apoyarán a su hijo elija el camino que elija. “No tiene que sentirse forzado en nada. Su vida debe desarrollarse enteramente según su propio plan. Por mi parte, yo intentaré apoyarle e inspirarle”, afirmó su padre en la revista Billed-Bladet. Cuando arreciaron las críticas contra Nicolás por saltarse el luto por la muerte de su abuelo para desfilar en Burberry, también salieron en su defensa aduciendo que se trataba de “una ocasión única”.

Sin embargo, el hecho de no tener que cumplir obligaciones reales lleva aparejado que tampoco recibe muchas de sus prebendas. De los ocho nietos de la reina Margarita solo Christian, el primogénito de Federico, el heredero, recibirá una renta anual en su condición de futuro monarca. El resto tendrán que ganarse la vida por sí mismos, y Nicolás ya se ha puesto manos a la obra. Aun así, en agosto de 2018 Margarita de Dinamarca no dudó en poner a su disposición el yate real, el Dannebrog, para celebrar su mayoría de edad por todo lo alto. Porque un nieto siempre es un nieto.

MARY DE DINAMARCA Y FAMILIA,(fotos)

Mensaje por Invitado » Sab 02 Jun, 2018 4:58 pm


Cena de gala para el principe Federico


Semana de celebraciones en honor del principe Federico

MARY DE DINAMARCA Y FAMILIA,(fotos)

Mensaje por Maxi » Mié 30 May, 2018 12:27 pm

Invitada escribió:https://www.youtube.com/watch?v=gULCbo1hWN0&feature=youtu.be





Gracias por el vídeo, Invitada!

Atención a Mary: antes de sentarse se arregla el vestido sin prisas para que no haga arrugas en el talle y a continuación se sienta correctamente, sin arrellanarse y dejando la espalda recta, sin apoyarse en el respaldo del carruaje. Esa es la forma en la que se sienta una señora o señorita bien presentada e instruida.

Lo digo por las que se derrumban en los sillones y hacen un papel nefasto y penoso por muchos pedruscos, pamelas, guantes y floripondios que lleven encima.

MARY DE DINAMARCA Y FAMILIA,(fotos)

Mensaje por Invitado » Mar 29 May, 2018 8:38 pm

Pues si camina como un pato cojo, trata con desprecio a la parienta y le gustan las francesas, parece más Borbón que Schelswig-Holstein-Sondernburg-Glüksburg. A ver si va resultar que los genes de Campechano se extienden hasta Jutlandia, que hasta ahora parecía tierra relacionada solo con la familia de la Sofi. Que peligro tienen estos soberanos calentorros.

MARY DE DINAMARCA Y FAMILIA,(fotos)

Mensaje por Invitado » Mar 29 May, 2018 6:39 pm

FEDERICO Y LA GALANTERIA :cry:
CON QUE DESPRECIO TRATA A MARY CUANDO NO SE DA CUENTA QUE LE ESTAN FILMANDO


LA SUGRA LO MISMO


Imagen
Imagen
Imagen
Imagen

SIEMPRE LA GUSTO MAS ALEXANDRA Y MARIE POR SER FRANCESA

MARY DE DINAMARCA Y FAMILIA,(fotos)

Mensaje por Invitada » Mar 29 May, 2018 11:04 am

MARY DE DINAMARCA Y FAMILIA,(fotos)

Mensaje por Invitado » Mar 29 May, 2018 12:53 am


El principe Federico celebra su 50 cumpleaños con un nuevo retrato



El Príncipe Heredero Frederik vuelve a la escuela en Aarhus



La princesa heredera Mary a su esposo: "Estoy tan feliz de que me hayas hecho perder la cabeza"



Los daneses aclaman al príncipe heredero Frederik en Amalienborg por su 50 cumpleaños



El príncipe Christian, la princesa Isabel, el príncipe Vicente y la princesa Josephine envían un mensaje a su padre el principe heredero por su cumpleaños .

MARY DE DINAMARCA Y FAMILIA,(fotos)

Mensaje por Invitado » Mar 10 Abr, 2018 12:52 am


Principe Federico vsita campo de refugiados en Bangladesh


MARY DE DINAMARCA Y FAMILIA,(fotos)

Mensaje por Invitado » Sab 31 Mar, 2018 9:02 pm


Principes Joachim, Marie, Felix, Henrik y Athena estuvieron en la 50 apertura de Legoland en Billund

MARY DE DINAMARCA Y FAMILIA,(fotos)

Mensaje por Invitado » Lun 12 Mar, 2018 3:17 am

MARY DE DINAMARCA Y FAMILIA,(fotos)

Mensaje por Invitado » Sab 24 Feb, 2018 5:08 pm



Funeral del principe Henrik en la iglesia del Palacio Christiansborg en Copenhague. (02.20.18)

MARY DE DINAMARCA Y FAMILIA,(fotos)

Mensaje por Invitado » Sab 17 Feb, 2018 3:22 am

Imagen
Margarita y Enrique, en 2010.

ENRIQUE DE DINAMARCA
EL PRÍNCIPE QUE SENTÍA CELOS DE SU HIJO

El consorte de la reina Margarita vivía obsesionado con ser tratado como rey. Pero lo que peor llevaba era sentirse relegado en el protocolo por su primogénito Federico. “Yo soy el primer hombre, no él”, bramaba ofendido.

EDUARDO ÁLVAREZ


LOS CELOS QUE ALGUNOSpadres sienten hacia sus hijos son una patología bien estudiada por los especialistas en trastornos psicológicos. Se la ha bautizado como síndrome del príncipe destronado. No es aventurado suponer que cualquier sucesor de Freud le habría diagnosticado este mal a Enrique de Dinamarca si se hubiera acomodado en su diván.

Imagen

LA ÚLTIMA VENGANZA DESDE ‘EL MÁS ALLÁ’

No hay en Europa una Corte que mantenga un protocolo más rancio que la danesa. Y a pocos monarcas les gusta tanto el boato como a Margarita, jefa de la Casa Glücksburg. Sólo por ello, que una de las últimas voluntades de su difunto esposo fuera negarse a ser despedido con un funeral de Estado – que habría de reunir a miembros de toda la realeza mundial y jefes de Estado de toda Europa – , es ya un desplante en toda regla a su familia y a la Corona.

Pero el dardo va especialmente dirigido a la reina, ya que Enrique lo dejó bien claro el pasado verano: “Si quiere que cuando me muera me entierren junto a ella, tiene que hacerme rey”. Y añadió que, si no lo lograba, esperaba que sus restos reposaran lo más lejos posible de la mujer de la que tan enamorado se había casado en los años 60, cuando sus delirios de grandeza todavía eran razonables.

A la Casa Real no le ha quedado más remedio que cumplir los deseos del finado. A pesar de que la soberana ya había diseñado el sarcófago matrimonial que iba a ser instalado en la catedral de Roskilde – donde reposan los cadáveres de todos los reyes daneses y sus consortes – , Enrique será incinerado el próximo martes. Y sus cenizas se esparcirán a medias en el mar y en los jardines de Fredensborg, su residencia favorita.

El jueves, el ataúd con el cuerpo del consorte fue trasladado al Palacio de Christiansborg, en Copenhague. Y la capilla ardiente está abierta durante todo el fin de semana para los ciudadanos que deseen rendirle tributo.

A falta de un funeral de Estado, se celebrará uno muy íntimo, de perfil bajo, al que acudirán amigos y familiares, entre ellos los miembros de la familia real griega, ya que Ana María, hermana de Margarita, es la esposa de Constantino de los helenos.

Imagen

El marido de la reina Margarita ha fallecido esta semana a los 83 años. Y su óbito ha permitido al mundo redescubrir al garbanzo negro de la realeza europea, un excéntrico aristócrata que, pese a disfrutar de un rango de primerísimo nivel casi toda su vida, llevaba décadas amargado por el hecho de que los daneses se negaran a otorgarle el tratamiento de rey. No le bastaba con ser el consorte de la soberana de la dinastía reinante más antigua del Viejo Continente. “O César o nada”, ya saben.

Pero, en realidad, a Enrique de Monpezat más que el hecho de sentirse discriminado –reivindicaba que si a las esposas de reyes se les da el título de reinas debía ocurrir lo mismo a la inversa–, lo que le acabó de hundir la moral fue verse desplazado por su primogénito, Federico, con quien siempre tuvo una relación... complicada. Entre los delirios de grandeza del antiguo falso conde y los celos patológicos hacia su retoño, se comprende que Enrique de Dinamarca fuera un metepatas necesitado de llamar la atención.

Siendo todavía princesa heredera, Margarita se encaprichó perdidamente del diplomático Enrique de Laborde de Monpezat, que trabajaba como tercer secretario en la embajada francesa en Londres. Corría 1965 cuando se conocieron en la capital británica. A ella él le atrajo físicamente enseguida. Cabe recordar que, aunque el príncipe fallecido mostraba hoy un aspecto bastante descuidado y oronda figura –producto de su gran afición al buen comer y al buen beber–, había sido un joven muy atractivo. Enrique y Margarita coincidieron de nuevo meses después en Escocia. Y se inició ya sí una relación ininterrumpida que desembocaría en el anuncio oficial de compromiso.

Nadie se atrevió a cuestionar aquel matrimonio. Sin embargo, el diplomático carecía del pedigrí que hubiera deseado Federico IX para su yerno. Y es que, pese a que el padre del novio se autotitulaba conde, los Monpezat no tenían sangre azul y sus credenciales aristocráticas no pasaban la prueba del Götha. Tampoco ayudó el hecho de que, una vez casado y convertido en alteza real, Enrique no mostrara demasiado interés por agradar a su nuevo pueblo. Aprendió con desgana el danés y le costó adaptarse a un país tan provinciano como era la Dinamarca de los años 60. El siempre bocazas consorte lamentaba la escasez de restaurantes buenos en Copenhague y criticaba el mal gusto culinario de sus súbditos, cuya dieta le resultaba tan insulsa como poco variada. El príncipe siempre prefirió el vino a la cerveza. O los calcetines chillones de seda a los de lana. Detalles nimios que, sin embargo, iban levantando un muro infranqueable entre Enrique y los daneses pese a que en su boda, celebrada en 1967, tuvo que renunciar a su apellido, a su nacionalidad o a la religión católica que profesaba.

La pareja se había casado por amor. Margarita, llamada a convertirse en la primera soberana danesa en varios siglos, había hecho valer su fuerte carácter para imponer su voluntad. Y, aun así, las tensiones en el matrimonio no tardaron en surgir, por más que en su día no alcanzaran a la opinión pública. Eran dos caracteres de armas tomar.

Pocos meses después de la boda, nació el primogénito, el príncipe Federico –hoy heredero del trono–. Y un año después, en 1969, llegó su hermano, el príncipe Joaquín. La pareja real no tuvo más hijos.

De ser ciertas las revelaciones de la periodista danesa Trine Villemann –experta en realeza muy crítica con la Casa Real; una especie de Peñafiel escandinava, para entendernos–, las infidelidades de Enrique no tardaron en producirse. Es este un extremo que, en honor a la verdad, nunca ha podido ser confirmado. Y todos los miembros de la realeza son carne de chismes que alimentan la prensa del colorín. Pero Villemann insiste en que las desavenencias entre Margarita y Enrique que se han conocido estos últimos años se habrían sucedido desde los años 70. En su polémico libro 1015 Copenhagen K y en tantos artículos abunda en los enfados matrimoniales y en cómo la soberana –ascendió al trono en 1972– y su consorte se habrían pasado media vida enfurruñados ocupando alas bien distanciadas de palacio.

La periodista atribuye a esa mala relación conyugal la frialdad con la que Margarita y Enrique educaron a sus hijos. Lo cierto es que los propios Federico y Joaquín han confesado que crecieron sin apenas muestras de cariño de sus padres. Su educación fue tan fría y tan encorsetada como la que siempre se ha dado en los palacios reales hasta que éstos han empezado a plebeyizarse. Probablemente la reina Margarita y el príncipe Enrique consideraran que el futuro rey de los daneses debía fortalecer su carácter y que las muestras de afecto debilitan el espíritu. Eso, y que la Corte escandinava siempre ha sido muy rancia.

Federico fue en los 90 el playboy de las monarquías. Considerado como el príncipe más guapo de Europa, enlazaba un romance tras otro, siempre con cantantes y modelos como Maria Montell o Katja Storkholm. Cuando decidió que quería casarse con Mary Donaldson, la australiana a la que había conocido durante los Juegos Olímpicos de Sidney en el año 2000, se topó con la negativa de sus padres. Tanto a la reina como al príncipe Enrique les costó dar su brazo a torcer. El enfrentamiento entre padre e hijo a cuenta de la boda fue el principio de los interminables desencuentros que llegan hasta hoy.

El 1 de enero de 2002, una gripe impidió a la soberana presidir la tradicional Recepción de Año Nuevo. Y fue sustituida por su primogénito. Enrique montó en cólera al verse desplazado por éste en el protocolo. No dudó en abandonar el país y durante semanas se recluyó en sus dominios vitivinícolas en el sur de Francia. “Durante años, he sido el número dos en Dinamarca, un papel con el que estoy satisfecho. Pero después de tantos años no quiero verme degradado al tercer rango. Yo soy el primer hombre y no mi hijo”, declaró sin reparos en una entrevista que provocó un terremoto.

Su sufrida esposa y el propio Federico se las vieron y desearon para devolver al consorte a Copenhague. Pero Enrique había abierto la caja de pandora y no dejaría de protagonizar desplantes en su obsesión por recibir un título de rey que nunca llegó. Los celos hacia su hijo, que, lógicamente, cada vez ganaba más peso en las labores de representación de la Corona, se disparaban. Cuando en junio de 2009 los daneses aprobaron en referéndum un cambio legal para equiparar a hombres y mujeres en la sucesión al trono –algo que todavía no ha ocurrido en España–, el consorte no pudo reprimir la envidia y volvió a reiterar en otras polémicas declaraciones que no entendía el cinismo de su pueblo para aprobar algo así, cuando él estaba siendo discriminado por ser un varón.

Las pataletas fueron a más. Y, en abril de 2015, se celebraron los fastos con motivo del 75º cumpleaños de la reina, que reunieron a representantes de todas las dinastías europeas. La cara de la soberana, de sus hijos y de sus nueras fue un poema al tener que justificar la ausencia de Enrique, quien no acudió a los festejos alegando un inoportuno resfriado. Como ya no guardaba ni las formas, casi al día siguiente le fotografiarán con varios amigotes disfrutando de una escapada a Venecia. De la gripe, ni rastro.

Imagen

Poco antes de que en septiembre se informara de que el consorte sufría demencia, éste protagonizó su mayor desbarro. Acusó a la reina de que le había tratado como a “un tonto”. Y declaró públicamente que, cuando muriera, no quería que sus restos reposaran para la eternidad junto a su esposa. La paciencia no es infinita. Y hasta el flemático Federico admitió en unas declaraciones sobre su padre: “Realmente, siento mucho sus decisiones en muchas cuestiones”.

Seguro que de buena gana le hubiera dado unos cachetes a su progenitor, igual que los que él recomendaba dar a los niños para educarlos, porque, decía, “son como los perros”.


LA OTRA CRÓNICA EL MUNDO SÁBADO 17 DE FEBRERO DE 2018

MARY DE DINAMARCA Y FAMILIA,(fotos)

Mensaje por Invitado » Vie 16 Feb, 2018 5:00 pm


Arriba