Azul y Rosa - MI SEMANA - Cronica de Jaime Peñafiel

Publicar una respuesta


Esta pregunta es una forma de evitar inserciones automatizadas por spambots.
Emoticonos
:cry: :blackeye: :up: :loker :fire: :lol: :grin: :calceta: :pinocho: :shock: :mrgreen: :clown: :juas: :>D: :pukeright: :x :bravooo: :sun: :clap: :salute: :happy0021: :sherlock :wave: :cheerleader3 :guitarman: :bobas :up2 :door :glob :smt031 :roll: :king: :FUCK YOU: :blah :kiss :welcome :eat :bowdown2 :eusaprayrf4: :juggle :cool: :walkman :yes: :pc :pale: :jump :amen: [-X :drunk :smoke :angrywife :acomer:
Ver más emoticonos

BBCode está habilitado
[img] está habilitado
[Flash] está habilitado
[url] está habilitado
Emoticonos están habilitados

Revisión de tema
   

Expandir vista Revisión de tema: Azul y Rosa - MI SEMANA - Cronica de Jaime Peñafiel

Azul y Rosa - MI SEMANA - Cronica de Jaime Peñafiel

Mensaje por Invitado » Jue 06 May, 2021 1:37 am




Ángel Gabilondo, ese intelectual profundo, ex ministro de Educación, fichó, en esta campaña electoral, al querido amigo Jorge Javier Vázquez que, el 27 de abril de 2020, declaró en directo en su programa Sálvame en Telecinco que este solo era para “rojos y maricones. Quien no nos quiera ver, que no nos vea. Esto es una declaración de principios”.

Confieso que después de esta “declaración de principios” acudí una tarde a Sálvame, programa en el que hacía tiempo participé asiduamente junto a Pilar Eyre. En esta ocasión, lo hice para hablar de mi experiencia con el Covid que a punto estuvo de costarme la vida.

Antes de comenzar mi participación con los contertulios habituales, advertí a Jorge Javier Vázquez que yo acudía a su programa pero que no era “ni rojo ni maricón”. No por nada sino porque, al igual que muchos de sus colaboradores habituales no lo son, hoy por hoy, “ni rojo ni maricón” soy aunque sí amigo, desde hace muchos años, del presentador así como de Paolo Vasile, el máximo responsable de Telecinco.

Esto es lo que le ha faltado decir al pobre Ángel Gabilondo que ha buscado, a la desesperada, a un colaborador como Jorge Javier Vázquez cuando estoy seguro que no es “maricón” aunque sí hombre de izquierdas. Pero, sobre todo, riguroso intelectual de una interesante biografía.

Hasta 1979 había sido un fraile de la orden de los corazonistas, una congregación de los Hermanos del Sagrado Corazón que durante trece años guardó fidelidad a los votos de castidad, pobreza y obediencia.

A los 30 años dejo la institución religiosa e inició una espectacular carrera académica que le llevó a ser catedrático de Metafísica y Rector de la Universidad Autónoma de Madrid. En 2009, Rodríguez Zapatero le nombró ministro de Educación.

En 2015, Pedro Sánchez le llamó a pesar de que Gabilondo no tenía carnet del Partido ni lo quiere tener, no solo porque es un referente político sino moral e intelectual en el más amplio sentido de la palabra que mantiene siempre un tono reposado, un tanto “soso” como se autocalifica, tan necesario para rebajar las tensiones en campañas electorales.

Por todo esto y mucho más me ha sorprendido haya buscado la colaboración de un tipejo como Pablo Iglesias y de Jorge Javier Vázquez, salvando las distancias. Que yo sepa ni es “rojo” en el sentido peyorativo de la palabra ni “maricón”. Desde hace veinticinco años, la pareja de Gabilondo se llama Carmen Gallardo. Paloma Olmedo fue su primera mujer y madre de sus dos únicos hijos: Hugo y Román.

    Imagen

Azul y Rosa - MI SEMANA - Cronica de Jaime Peñafiel

Mensaje por PERDON » Sab 01 May, 2021 12:26 am

NO HABIA VISTO EL ARTUCULO DE PENAFIEL QUE YA SUBIO NUESTRO Invitado CUANDO ESCRIBI EL MENSAJE DE LA MEMA/MEMO.

Azul y Rosa - MI SEMANA - Cronica de Jaime Peñafiel

Mensaje por Invitado » Vie 30 Abr, 2021 11:57 pm

Imagen

MI SEMANA
JAIME PEÑAFIEL
Viernes 30 de abril de 2021

Imagen


LA SOBRINA DE LETIZIA

    Esta mi semana, Carla Vigo, la hija de la malograda Erika, hermana menor de Letizia que murió a los 31 el 7 de febrero de 2007 en el piso que había sido de ésta en Valdebernardo, se ha convertido en protagonista de la prensa del corazón, concediendo su primera entrevista en exclusiva a la revista Semana, que la ha sacado en portada. La joven, que está a punto de cumplir veinte años, ha declarado que le "ha costado asumir" quién es, nada menos que sobrina carnal de la consorte real y prima hermana de la Princesa Leonor y de la Infanta Sofía. Carla también es noticia por haber protagonizado su primera intervención en televisión en un cortometraje para promocionar su perfume, bautizado con el nombre de Carla Intense, spot rodado en Granada. El tema no ha sido otro que una historia de amor de Carla con Laura, un encuentro romántico de ambas en un ambiente vintage bisexual. La sobrina de Letizia no deja de promocionar su condición lésbica y los derechos de LGTBI. Ante las críticas que despierta, ha declarado muy enfadada: "Estoy harta de que me juzguen por mi apellido, por mi parentesco. Pero yo no tengo la vida resuelta y me la tengo que buscar. No me siento como ellos. Yo soy una persona normal". ¡Toma ya! ¿Se sentirá Letizia orgullosa de su sobrina? No hay que olvidar lo controladora que era con sus hermanas, como recuerda David Rocasolano, el famoso primo en su polémico e interesante libro Adiós, princesa (Ediciones Akal 2013). "La pobre Erika recibía de Letizia llamadas controladoras cuando en la prensa rosa aparecían fotografías de ella con Antonio Vigo. Pero Erika no fue nunca capaz de mandarla a la mierda. También a Telma cada vez que abría la boca en un medio de comunicación o se dejaba fotografiar con ciertas compañías". Pienso que Letizia o ha cambiado mucho o le importa un carajo Carla, que gusta apostar para vestir por el rojo, color fetichista de su tía, según ella. También recogerse el pelo en una cola, peinado favorito de su tía desde que comenzó la pandemia.

‘LA ÚLTIMA REINA’

    Estimada Carmen Gallardo, el título de tu libro, La última reina (La Esfera de los Libros), no es original, ya que C.W. Gortner, profesor de Historia de la Universidad de California, sobre Juana, la hija de los Reyes Católicos, lo tituló así. Libros dedicados a Doña Sofía hay muchos. Entre ellos La Reina y La Reina muy de cerca, de Pilar Urbano. También Sofía, nuestra reina de Carmen Enríquez, simplemente Sofía, de Pilar Arístegui; Doña Sofía, de Emilio Oliva; La Reina Sofía de Ricardo Mateos... Amén de Dios salve a la reina y los 80 años de Sofía de un servidor. Pero yo me quedaré siempre con La soledad de la reina de Pilar Eyre, por ser el menos cortesano y el más crítico. ¡Como debe ser! Puede que Sofía sea la última reina consorte de sangre real, como apunta Marta Michel, ya que Letizia, la actual, también consorte de España; Máxima, la de los Países Bajos; Silvia, la de Suecia; Sonia, la de Noruega; Matilde, la de Bélgica e incluso Charlène, la de Mónaco; nada que ver, en sus orígenes, con familias reales. Algunas, incluso, de origen modesto como Sonia Haraldsen, que era una modistilla que incluso se confeccionó su propio vestido de novia o Letizia, nieta de un taxista republicano. Pero todas ellas aportaron aire fresco y modernidad aunque, en algunos casos, mucha vulgaridad. Por el contrario, las futuras reinas titulares en las monarquías europeas serán, todas ellas, no como sus madres, sino hijas de reinas consortes. Como Elizabeth de Bélgica, hija de Matilde, de 19 años o Amalia, primogénita de Máxima de los Países Bajos, de 18 años; o Ingrid, hija de Mette Marit, de 15 y Leonor, la primogénita de Letizia de la misma edad. Y Victoria, la mayor de todas, hija de Silvia de Suecia que acaba de cumplir 42 años.

EL ERROR DE JUAN CARLOS

    Me gustaría recordarle a Carmen Gallardo que yo fui testigo de la boda de la princesa Sofía y que aquel matrimonio no fue un matrimonio por amor. Don Juan Carlos, hace ya tiempo, reconocía a la periodista francesa Francoise Laot el error de su boda con Sofía ya que: "Yo tenía que haberme casado con María Gabriela". ¡Qué triste es, estimada Carmen, que la felicidad de un hombre dependa de la persona con la que no se pudo casar! También la mujer. Porque doña Sofia, aunque no quiera reconocerlo, incluso lo ha desmentido, tuvo un primer amor. La reina Federica, la gran celestina de la época, hizo todo lo que pudo para que lo del príncipe Harald, prosperase. ¿Es necesario que te recuerde lo del Agamenón, aquel crucero del amor para mantener la pureza de las relaciones en las familias reales, tan endogámicas entonces? Incluso invitó a Harald a Corfú "un lugar ideal, según ella, para enamorarse". Como luego invitaría también a Juanito "el chico de los Barcelona". Pero el hoy rey de Noruega prefirió casarse con Sonia Haraldsen, el amor de su vida.



CHSSSSS ••• Que la verdad no te estropee una gran exclusiva, se dice en el argot periodístico, como el escrizofrénico de El Escorial le ha estropeado al PSOE no solo lo de la navaja, también lo de las balas. ••• Muy bueno lo de Gabriel Albiac cuando, hablando de la ministra "Montero", " Montera" o " Montere", dice que lo riguroso sería referirse a ella como una analfabeta. ••• Me alegro que llore por primera vez de emoción y no de tristeza. ••• El muchacho amenaza ahora con no acudir a la inauguración de un monumento en memoria de mamá porque algunos familiares le miraron mal durante el funeral por el abuelo. ¡Natural! ••• Las famosas disfrutan no solo enseñando el culo sino también y de un tiempo a esta parte las barriguitas antes y después del parto. ••• No ha quedado claro si la paliza se la dio su ex marido o su hija. ¡Qué triste todo por parte de todos! ••• ¿Se acuerdan ustedes del "El Yoyas", aquel personajillo de la tele famoso por su violencia con las mujeres? Ahora ha sido condenado a prisión por maltratar a su mujer. Quien lo hace, lo paga. ••• Había recibido un buen dinero por escribir sus memorias, pero lo ha devuelto porque le resultaba muy doloroso revivir su pasado. A esto se llama honestidad. ••• No pudo ser ni ministro por un día pero ha cumplido el sueño de ser actor en una serie de la televisión valenciana. ¡Qué alegría, sobre todo para mamá!


SUBE BAJA
REYES MAROTO

Imagen

La ridícula y patética ministra de Industria, Comercio y Turismo, ¡demasiado para su incompetencia! Por presumir en rueda de prensa de haber tenido el honor de recibir una navaja manchada ¿de sangre? El esperpento solo duró hasta que se supo que el remitente era un tipo con problemas de salud mental.
FIDEL ALBIAC

Imagen

De quien conservo mal recuerdo porque, en la boda de Javier Saavedra jr. con la marquesa de Cenete en Sevilla, arremetió contra mí sin conocerme, con tal violencia verbal que hasta Rociito –¿te acuerdas, guapa?– tuvo que intervenir diciéndole: “Es de los nuestros”, cuando no soy absolutamente de nadie, tío.
MARÍA GÁMEZ

Imagen

Directora de la Guardia Civil, que ha comprometido la tradicional neutralidad política del Instituto Armado, cuando debe estar para defender los intereses generales de los guardias civiles y no lo que ha hecho participando en mítines políticos, arropando al pobre Gabilondo en una comparecencia del PSOE.
SHAKIRA

Imagen

La cantante colombiana, pareja de Gerard Piqué, con quien tiene dos hijos, a quien la Agencia Tributaria ha ratificado haber defraudado 14,5 millones de euros entre 2012 y 2014. Hacienda sostiene que reside en España el tiempo mínimo para tener la obligación de pagar los impuestos.



EL MUNDO / LOC / 30 ABRIL DE DE 2021

Azul y Rosa - MI SEMANA - Cronica de Jaime Peñafiel

Mensaje por Invitado » Mié 28 Abr, 2021 11:50 pm

    Imagen


    Imagen
    Opinión
    _______________________________________________

    La sobrina

    Jaime Peñafiel
    _______________________________________________



“Quienes no tienen hijos, Dios (o el diablo) les da sobrinos. Aun teniéndolos, también.

Tal es el caso de Letizia Ortiz Rocasolano, consorte real que teniendo dos hijas, Leonor y Sofía, también dos sobrinas carnales Carla y Amanda, esta última hija de Telma.

Pero la que, de un tiempo es noticia y quebradero de cabeza para la consorte, es Carla, hija de su hermana Erika, encontrada muerta a sus treinta y un años, en la mañana del 7 de febrero de 2007, en el piso de Letizia en Valdebernardo y que ésta le había cedido cuando se marchó para casarse con Felipe.

Se trató de un suicidio, de una ingesta masiva de barbitúricos. Según David Rocasolano, el famoso primo: “La decisión de Erika había sido meditada. La tarde anterior había dejado a su hija Carla, de seis años, en casa de una amiga. Todo muy frio. Muy calculado. Preguntándome si mi prima Erika había sido alguna vez feliz”.

Esa niña a la que David se refiere en su libro “Adiós Princesa” (Ediciones Akal 2013) es hoy una mujercita de veinte años que se ha estrenado como actriz en un cortometraje para promocionar su perfume. Ha sido su primera intervención en televisión.

Su perfume ha sido bautizado con el nombre de “Carla Intense” y el spot se ha rodado en Granada, mi ciudad, con el título de “Carla, una historia de amor con Laura, en un encuentro romántico de ambas en un ambiente vintage bisexual. La joven no deja de promocionar su condición lésbica y los derechos LGTB.

Para esta ocasión, lucía un jumpsuit rojo reciclado de un vestido que llevó en su graduación, zapatos de tacón alto, eye-liner oscuro y labios rojo carmín.

Ante las críticas que despierta ha declarado muy enfadada:

- Estoy harta de que se me juzgue por mi apellido, por mi parentesco. Pero yo no tengo la vida resuelta y me la tengo que buscar. No me siento como ellos, yo soy una persona normal. ¡Toma ya!

“Mi madre, aunque no guardo muchos recuerdos de ella porque yo era muy pequeña cuando murió, estaría orgullosa del camino profesional que yo he tomado pero el 7 de febrero de 2007 dejó este mundo para pasar a mejor vida. Estés donde estés, siempre te querré mamá”.

Su padre Antonio Vigo, ahora casado, es padre de otros dos hijos.

Una pregunta obligada ¿se sentirá Letizia tan orgullosa de su sobrina como Erika si viviera, tanto como Carla piensa?

Se desconoce que relación mantiene la joven con su tía y sus primas hermanas. Para empezar, no existen fotografías que demuestren una mínima relación. No hay que olvidar que la pobre Erika recibía “llamadas histéricas controladoras cuando aparecían algunas fotografías en la prensa rosa de ella con Antonio Vigo”, recuerda David. Erika no había sido capaz de mandarla a la mierda. También a Telma cada vez que abría la boca en un medio de comunicación o se dejaba fotografiar con ciertas compañías”.

Con respecto a su sobrina Carla y su comportamiento como militante de LGTB, a Letizia le importa un carajo o ha cambiado mucho, muchísimo. Pienso que hoy por hoy solo le importan sus hijas, Leonor y Sofia, sobre todo Leonor.

De todas formas, Carla ha declarado que le gustan, para su ropa, los mismos colores que a su tía. Para empezar, en el corto promocional de su perfume, vestía de rojo. Como Letizia.

    Imagen

Azul y Rosa - MI SEMANA - Cronica de Jaime Peñafiel

Mensaje por Invitado » Sab 24 Abr, 2021 12:32 am

Imagen

MI SEMANA
JAIME PEÑAFIEL
Viernes 23 de abril de 2021

Imagen


VÍCTIMA DEL REY JUAN CARLOS

    Lo malo de cumplir muchos años es que te vas quedando muy solo. El Abc, con sus páginas de esquelas, es un sobresalto casi diario. Cuando no es un amigo es un conocido o alguien de tu misma edad. El pasado miércoles Paz de Aznar e Ibarra y sus cinco hijos comunicaban la muerte de mi querido amigo José Joaquín Puig de la Bellacasa, fallecido el día anterior. No hacía mucho que le había visitado en su nuevo domicilio del barrio Salamanca. Y juntos recordamos aquellos años en los que fue secretario personal de Don Juan Carlos junto a quien redactó, el discurso de su proclamación como Rey. Por discrepancias con el general Alfonso Armada, entonces Secretario General de la Casa, se vio obligado a abandonar Zarzuela aunque el Rey le despidió diciendo: "¡Volverás!". Y, ¡vive Dios! que en mala hora volvió para ser protagonista de una historia que nunca hubiera deseado vivir y que con todo el respeto a los protagonistas, pero sobre todo a José Joaquín, voy a intentar recordar.

    La primera parte de esta triste historia se desarrolla en 1990, en Londres, donde José Joaquín era embajador de España, "el mejor desde el conde de Gondomar en el siglo XVII", según Pedro Méndez de Vigo. Como antes lo había sido en el Vaticano. En los dos puestos recibió los mayores elogios. Del Papa Juan Pablo II, como recuerda su amigo y compañero Marcelino Oreja, y de la reina Isabel cuando el rey Juan Carlos, el más importante protagonista de este drama, le obligó a renunciar al puesto para que fuera Secretario General de Zarzuela y posible sucesor del general Sabino, el otro protagonista, cuando éste se jubilara. Pero la historia no acabó como se pretendía. Porque el gran José Joaquín estuvo en el cargo poco menos de un año. Y su salida de Zarzuela fue mucho, muchísimo más traumática que la anterior vez. ¿La culpa? Me duele escribirla, dada las tristes circunstancias de los protagonistas: dos están muertos y el tercero, el único protagonista vivo de los tres, está en una situación que nunca pensó vivir. Pero, en esta historia, Don Juan Carlos no se comportó como debía. Si Sabino no se mereció jamás salir como salió, tampoco José Joaquín, quien se sorprendió de que el Rey prescindiera tan pronto de él, después de haberle obligado a renunciar a su puesto diplomático. El Rey le echó la culpa a Sabino "que me ha pedido que te despida porque en la Casa creas demasiados problemas. Te pido, por el cariño que me tienes, aceptes. De Sabino no puedo prescindir, aunque mucho me gustaría porque es un hombre muy peligroso".

QUISO PONER UN POCO DE ORDEN

    Profundamente religioso y monárquico convencido, no le gustaba el comportamiento del Rey con Doña Sofía. Y su insistencia en pedir mayor discreción a Don Juan Carlos produjo escenas violentas entre ambos. El Soberano no admitía recomendaciones en lo concerniente a su vida privada y a su relación con Marta Gayà. José Joaquín criticaba las vacaciones en Marivent que, para él, tenían todo menos convivencia familiar y no le gustaba el círculo de amistades poco recomendables entre las que se movía Don Juan Carlos.

    Para prescindir de José Joaquín, Don Juan Carlos utilizó malas formas impropias de un Rey, metiendo por medio a Sabino, que dañaron gravemente la relación entre ambos que, incluso, dejaron de hablarse. Y yo, el cuarto protagonista de esta historia y como gran amigo de ambos y sabiendo como sabía lo que realmente había pasado, no podía permitir aquella injusta situación. Así que un día convoqué a Sabino y a José Joaquín a un almuerzo en el restaurante Club 31, para aclarar lo que había pasado. Fue la comida más dramática que yo había tenido en mi vida. En algunos momentos, me hicieron incluso llorar. Lo que allí se habló quedará siempre en mi memoria como un tesoro que nunca desvelaré. Y después de varias horas, se dieron un largo y emocionado abrazo. Como estábamos en el mes de octubre, víspera de la recepción que el Rey ofrecía en el Palacio Real con motivo de la Fiesta Nacional y a la que ambos estaban invitados, decidieron, de forma sibilinamente inteligente, acudir juntos. Cuando el Rey les vio en el besamanos, se sorprendió y se violentó mucho más, cuando Sabino, con la famosa retranca asturiana, le explicó: “Aquí estamos, señor, aclarándolo todo”. Siempre me alegraré de haber colaborado para que se aclarara tan injusta situación que el Rey y solo él había creado.

UNA TARDE EN EL NUEVO RITZ

    El pasado martes quise regalarme un almuerzo bajo la bellísima cúpula del nuevo Ritz. Y no pude de por menos que recordar aquella época en la que era tan exclusivo en la selección de clientes que, a los actores de cine, por muy famosos que fueran, no se les aceptaba. Nada que ver con aquellos duques de Windsor habituales desde su primer viaje a Madrid. En una de sus últimas visitas, acudí al hotel para una entrevista el mismo día que se marchaban. Mientras esperaba, apareció el duque quien, dirigiéndose al recepcionista, le mostró la factura que había pedido y que llevaba en la mano al tiempo que decía en el mejor lenguaje chelí: “¡Me han metido un clavo!”. El empleado, sorprendido, remiraba la factura sin saber qué decirle. Al parecer, había un error que inmediatamente fue subsanado.



CHSSSSS ••• Muy criticado, por lo inadecuado, el atuendo con el que la consorte recibió, acompañando a su esposo, al embajador del Reino Unido para testimoniarle su pesar por la muerte de “tío Phillip”: top negro sin mangas que dejaba ver sus musculosos brazos. No era el más adecuado. ••• El presidente de la Patronal no debería ser, por razones obvias, amigo de la ministra de Trabajo. ••• ¡Lo que le faltaba! La muchacha tendrá su propio ‘reality’ sobre su vida que se emitirá en Netflix ¿también sobre su culo que gusta mostrar como el mejor de sus atributos? Que lo es. ••• De un tiempo a esta parte las nuevas famosas o famosillas como la mini Kardashian española, gustan mostrar mejor el culo que los pechos. ••• ¡Y los papás, tan orgullosos y contentos! ••• La muchachita ha dejado claro, la muy desvergonzada, que no quiere participar en ningún ‘reality’ tipo ‘Supervivientes’, cuando todo el día está enseñando lo que una joven de 18 años no debería. ••• Siempre le he tenido simpatía a su padre. Pero reconozco que su ex, a la que no tengo ningún afecto, está educando a vuestra hija mejor que tú, querido. ••• Y qué me dicen de su exigencia para que le arreglaran con esmero y mucha laca el moño al líder antes del debate. ••• La desfachatez de hacer su entrada triunfal en taxi ante la prensa y su salida en coche y rodeado de escoltas o gente de su partido. ¡Qué demagogia barata la de este tío!


SUBE BAJA
IRENE MONTERO

Imagen

Por referirse no solo a “todas” y a “todos” sino también a “todes”. Esta muchacha, cuando habla, hace un gran esfuerzo por no parecer lo que es, tonta del culo y nunca mejor dicho porque siempre se está refiriendo a personas que no encajan en la definición de género binario.
SARA HERNÁNDEZ

Imagen

Alcaldesa socialista de Getafe, otra que tal anda, por ser la autora de una guía sexual dirigida a niños y niñas, jóvenes y adolescentes para que tengan relaciones sexuales con un encendido elogio del clítoris, “Apaga la tele y enciende el clítoris”. Otra tonta del culo, por no decir cosas peores.
ANGELINA JOLIE

Imagen

Famosa actriz actualmente inmersa en una batalla judicial contra su ex, Brad Pitt, salvando distancias, quiere ser como Rocío Carrasco contando su conflictivo matrimonio en el que, al parecer, hubo violencia de género y admira a todas aquellas que prefieren gritar en la tele que sufrir en silencio.
KARLOS ARGUIÑANO

Imagen

A sus 72 años, el ministro de Cultura le ha concedido el Premio Nacional de Televisión “por todos estos años de profesionalidad y por hacer de la gastronomía cultura”. Este galardón lo han recibido, desde 2009, Chicho Ibáñez Serrador, Jesús Hermida, José Luis Balbín, Matías Prats, Victoria Prego y Buenafuente.



EL MUNDO / LOC / 23 ABRIL DE DE 2021

Re: Azul y Rosa - MI SEMANA - Cronica de Jaime Peñafiel

Mensaje por Maritxu » Vie 23 Abr, 2021 12:15 pm

Yo no me lo creo.

Re: Azul y Rosa - MI SEMANA - Cronica de Jaime Peñafiel

Mensaje por bobamaria » Jue 22 Abr, 2021 9:49 pm

Maritxu escribió:Sí, tuvo depresión durante muchos años, al final de su vida le extirparon un riñón y sufrió Parkinson.

Pobre hombre. Ahí se ve que el.dinero no hace la felicidad.
Lo de los malos tratos no lo había leído jamás.

Re: Azul y Rosa - MI SEMANA - Cronica de Jaime Peñafiel

Mensaje por Maritxu » Jue 22 Abr, 2021 10:16 am

bobamaria escribió:Que Beatriz fue cruel e inhumana con Claus? Eso es real? No recuerdo haber leído nada de eso, sólo que Claus era una persona depresiva. Alguien sabe?



Sí, tuvo depresión durante muchos años, al final de su vida le extirparon un riñón y sufrió Parkinson.

Re: Azul y Rosa - MI SEMANA - Cronica de Jaime Peñafiel

Mensaje por bobamaria » Jue 22 Abr, 2021 12:54 am

Que Beatriz fue cruel e inhumana con Claus? Eso es real? No recuerdo haber leído nada de eso, sólo que Claus era una persona depresiva. Alguien sabe?

Azul y Rosa - MI SEMANA - Cronica de Jaime Peñafiel

Mensaje por Invitado » Mar 20 Abr, 2021 1:31 am




El Reino de la Gran Bretaña acaba de enterrar, con una ceremonia fúnebre digna del mejor director de Hollywood, al más famoso y perfecto consorte de la historia de las monarquías europeas: Felipe de Edimburgo. Lo fue de Isabel, la reina más reina del mundo.

Siempre supo estar en su sitio: a dos pasos de Su Graciosa Majestad, física y simbólicamente hablando. Aunque nunca un buen marido, Felipe fue siempre fiel a la Reina, pero no a su esposa. Como ya he repetido en múltiples ocasiones, la reina dijo en un determinado momento: “A mi marido nunca le he pedido fidelidad sino lealtad”.

A pesar del enorme sombrero que llevaba y la inevitable mascarilla, no lograron esconder el dolor, la soledad y la fragilidad que la muerte del consorte le producía.

Impresionaba ver la pena reflejada en los escasos momentos en que se pudo ver su rostro cabizbajo y esquivo de la viuda real a quien las cámaras quisieron librar de toda sobreexposición y cuya mirada solo fue captada cuando se dirigía, en coche, a la capilla, por vez primera en setenta y tres años tras su marido. Y la primera vez también en 69 años de reinado que estaba sola.

Era la imagen más dramática del desamparo de una viuda ante la muerte de su amado esposo. Decir adiós a alguien con quien se ha estado casada 73 años debe ser algo profundamente doloroso en la vida de cualquier persona. Isabel ha llevado ese momento de angustia con extraordinaria dignidad.

Nada que ver esta muerte con las muertes de los otros dos grandes consortes reales: Henri y Claus. Tampoco del comportamiento de sus respectivas esposas: las reinas Margarita de Dinamarca y Beatriz de los Países Bajos.

Cierto es que los dos fueron dos hombres muy atormentados y desgraciados.

Aunque los dos habían cumplido con “la obligación de depositar el semen en la vagina de la reina” como reconoció Felipe de Edimburgo y dar un heredero que perpetuara las respectivas monarquías, los dos se sintieron desplazados por sus propios hijos y por el protocolo.

Y así, entre esas brumas oscuras del alma atormentada, que llevó primero a Henri a renunciar incluso a ser príncipe consorte, porque él lo que siempre quiso es que la reina Margarita, su esposa, le nombrara rey consorte; y, segundo, a Claus, por haberse casado con la mujer equivocada, a cuya sombra fue enloqueciendo por el trato cruel e inhumano de la reina Beatriz. “No me duele nada, me duele el alma”, dijo poco antes de morir, a lo que su real esposa respondió con estas crueles palabras: “Cada uno debe resignarse a llevar su cruz. No existe una vida que solo conozca alegrías”.

Nada que ver, ninguno de los dos, con el gran consorte desaparecido, ¡tan amado por la reina su esposa! Y, por lo que se ha podido ver, también por el pueblo. Hasta el extremo de permitir que, en el funeral de despedida, entre las treinta personas, solo treinta, presentes en la capilla del castillo de Windsor, se encontraba Lady Penny, la última “amiga entrañable” de su esposo. ¡Todo un generoso detalle póstumo!

Cierto es que también podía haber invitado a Patricia Klugge, Pat Kirkwood, Helene Cordet o Daphne Du Maurier, algunas de las amantes que tuvo a lo largo de su vida matrimonial y cuyas fotografías ilustraban la crónica de Pilar Vidal en Abc del sábado 10 de abril. Pero, como hemos escrito al principio de esta crónica, Felipe fue fiel a la Reina, pero no a su esposa. ¿Esto les suena?

    Imagen

Azul y Rosa - MI SEMANA - Cronica de Jaime Peñafiel

Mensaje por Invitado » Vie 16 Abr, 2021 11:36 pm

Imagen

MI SEMANA
JAIME PEÑAFIEL
Viernes 16 de abril de 2021

Imagen


¡INADECUADO TELEGRAMA A LA TÍA LILIBET!

    El protocolo ha regido siempre la vida en la monarquía británica pero, sobre todo, en el seno de la Familia Real donde ni tan siquiera los parientes más cercanos de la Reina la llaman por su nombre en público. Y no solo a Su Graciosa Majestad. También al Príncipe de Gales. Lo pude comprobar, no hace mucho, durante una cena en Buckingham a la que fui invitado, donde el protocolo se mantiene a rajatabla. Para hablar con el heredero, había que esperar a que él se acercara a ti, manteniendo, en todo momento, el tratamiento, como a la reina Isabel, máxima representación de la realeza en el mundo. No solo porque es titular y no consorte sino porque es la única a quien se le ve en determinadas circunstancias con cetro y corona. Es la reina más reina y la más admirada, incluso por otras reinas como Doña Sofía, según se lo contó a la querida compañera Pilar Urbano y que aparece en su magnífico libro La Reina (Plaza y Janes 1996).

    "Cuando mi marido y yo estuvimos de viaje oficial a Inglaterra y nos alojamos en Buckingham, el segundo día de la visita y cuando una noche salíamos para asistir a una cena de gala, vestidos de tiros largos, nos cruzamos en uno de los largos corredores del Palacio con una señora mayor con un chubasquero, unas botas cortas de agua y un pañuelo en la cabeza que iba a lo suyo: a sacar a sus perros y que al cruzarse con nosotros se limitó a decirnos "Good night". "¡Juanito, es la reina!, le dije a mi marido".

    Por todo ello y mucho más, sorprende el telegrama de pésame que Felipe y Letizia enviaron a la reina Isabel por la muerte de su esposo. El asombro y el estupor que ha producido su lectura se ha debido a la extraña familiaridad con la que ha sido redactado el telegrama en el que se refiere a Su Majestad como "tía Lilibet" y al fallecido duque de Edimburgo como "tío Philip". Hacer alarde de tal familiaridad cuando ni siquiera lo hacen sus parientes más cercanos es, cuando menos, ridículamente patético.

CAPA FUE AMANTE DE BERGMAN

    Esta mi semana, el Ayuntamiento de Madrid ha aprobado un plan para expropiar la casa símbolo de la Guerra Civil, fotografiada por el famoso Robert Capa, para convertirla en museo sobre los bombardeos y dar su nombre a una plaza.

    Hasta el historiador Ian Gibson se felicita por esta decisión. Lo que el lector puede que no sepa es que este fotógrafo húngaro fue el autor de la famosísima y trágica fotografía de un soldado desplomándose herido de muerte en una trinchera durante la Guerra Civil española, así como de las mejores y más dramáticas imágenes en la playa de "Omaha" sobre el desembarco de Normandía.

    Posiblemente, el lector no sepa que uno de los grandes amores de la famosísima actriz Ingrid Bergman fue Robert Capa, su amante durante varios años. Se conocieron en el vestíbulo del hotel Ritz de París, cuartel general de los corresponsales y los artistas norteamericanos, el día final de la guerra en 1945. Era tal el júbilo que las chicas francesas besaban a los soldados en las plazas y en las calles.

    -Yo también lo haré, le dijo Ingrid a Capa. Besaré al primero que encuentre.

    - ¿A cual?, le preguntó el famoso fotógrafo a la archifamosa actriz.

    - Aquel, el de allí, le respondió, al tiempo que se arrojó sobre el soldado besándole en la boca.

    El problema de Ingrid era que se había enamorado de Capa, un joven de 31 años. "Un ser humano impresionante, vigoroso y divertido, lleno de seductor encanto, con oscuros ojos bajo espesas cejas, que hablaba cinco lenguas". Como ella.

“NUNCA ME PIDIÓ QUE ME CASARA”

    Surgieron porque: "Yo era muy moral, muy mojigata si se prefiere. Pero yo ansiaba estar con él", reconoce la actriz en sus memorias recogidas por Alan Burgess. "Si él me hubiese pedido: 'Cásate conmigo, sé mi amor, probaremos todos los placeres', habría accedido. Pero nunca me lo pidió". "No puedo casarme contigo, porque eso sería atarme. Si me ordenan: 'Mañana a Corea', y estamos casados y tenemos un hijo no me sería posible ir. El matrimonio no se hizo para mí". "A mi entender y conforme me habían educado, nos casamos con el hombre que amamos. En eso estribaba el quid."

    Ingrid, consagrada a su carrera, entendía con claridad el punto de vista de Capa. Sus relaciones acabaron por preocupar bastante a ambos. Él jamás viviría a la sombra de una gran estrella. Dejaron que la situación flotase y flotaron con ella. Capa se iba, volvía, se iba y volvía... Y un día, no volvió más porque una bomba antipersonal acabaría con su vida en Vietnam, el 25 de mayo de 1954.

    Tenía al fallecer 40 años. "Resulta extraño y terrible que haya desaparecido y también que las revistas hayan publicado sus fotografías y su biografía y que en las paginas siguientes tratasen de Juana en la hoguera y de mi vida".



CHSSSSS ••• Su propio hijo ha descrito la muerte de su padre como "un milagro", no solo porque "ha fallecido en paz en su hogar" sino a los 100 años. ••• El más polémico de sus nietos se ha despedido de su abuelo recordando que "era maestro de la barbacoa". Esto me recuerda a alguien muy cercano. Pero pienso que era mucho, muchísimo más. ••• Se ha justificado la ausencia en los funerales de la impresentable esposa del nieto alegando su embarazo cuando ha sido la reina quien ha prohibido su presencia. ••• A la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, se le tenía que haber caído la cara de vergüenza al ver a la consorte real mantener el tipo después de que nadie la recibiera en el Congreso. Solo dos conserjes. ¡Impresentable, tía! ••• El ex presidente de la Generalitat valenciana y la popular presentadora, a los que admiro, se han casado ¡por fin! Ya era hora, queridos. ••• La princesa nórdica ha decidido mudarse a Estados Unidos para vivir su amor junto al chamán negro del que hace tiempo se ha enamorado. ••• La fotografía publicada esta semana en ¡Hola!, no despeja precisamente los rumores sobre su salud, como se titula en la información. ••• A la novia de esta semana, que era bonita, se le ha ido la mano en el botox, el ácido hialurónico o la cirugía. No la reconoce ni la madre que la parió. ••• Declara con orgullo que suelen llamarla "mini Kardashian". A tus dieciocho años, no es precisamente un piropo, guapa. ¡Qué horror!


SUBE BAJA
REINA LETIZIA

Imagen

Una agradable excepción en un acto feminista en el Congreso previsto para las 11 de la mañana, y a las 11 en punto llegó, practicando esa cortesía obligada a los Reyes que es la puntualidad que ni Don Juan Carlos ni Doña Sofia nunca respetaron. Increíblemente, no había nadie esperándola. ¡Vergonzoso!
GEGORIO MARAÑÓN

Imagen

Presidente del Patronato del Teatro Real, a quien el Ayuntamiento de Madrid ha otorgado la Medalla de Oro de la ciudad, por su labor al frente del teatro, consiguiendo grandes montajes operísticos en momentos tan difíciles en plena pandemia con el riesgo que ello conllevaba. ¡Justo reconocimiento!
PABLO IGLESIAS

Imagen

A quien una joven alumna le señala por haber sufrido, hace años, “acoso machista” en el bar La Huelga del barrio de Lavapiés, donde “un tipo feísimo con coleta y chepa y un piercing choni que era profe de la uní me dijo: ‘Voy al baño a refrescarme, te espero ahí’.
CORINNA LARSEN

Imagen

Ex entrañable amiga del Rey Juan Carlos, que se ha dejado ver en público en Nueva York con su nueva pareja, Alvise Casellati, director de orquesta, hijo de la presidenta del Senado italiano. Nunca, como en esta ocasión “a rey muerto, rey puesto”, frase atribuida a Felipe V. ¡Pena me da de él!



EL MUNDO / LOC / 16 ABRIL DE DE 2021

Azul y Rosa - MI SEMANA - Cronica de Jaime Peñafiel

Mensaje por Invitado » Mar 13 Abr, 2021 2:11 pm

Vaya payasada de artículo, Peñafiel.

Re: Azul y Rosa - MI SEMANA - Cronica de Jaime Peñafiel

Mensaje por bobamaria » Mar 13 Abr, 2021 2:59 am

Imagen

Azul y Rosa - MI SEMANA - Cronica de Jaime Peñafiel

Mensaje por Invitado » Mar 13 Abr, 2021 12:30 am

    Imagen


    Imagen
    Opinión
    _______________________________________________

    “Querida tía Lilibet...”

    Jaime Peñafiel
    _______________________________________________



De todo el mundo era sabido los lazos no solo de amistad sino de parentesco entre la Familia Real Española y la Británica, por aquello de que casi todos los titulares de las actuales monarquías reinantes en Europa descienden de la reina Victoria que se reforzó tras el matrimonio de Alfonso XIII con Victoria Eugenia de Battenberg, nieta de la mítica soberana.

En el caso del fallecido príncipe Felipe de Edimburgo, el parentesco era doble, también por parte de la reina Sofía cuyo abuelo, el rey Constantino, era hermano de Andrés de Grecia y Dinamarca, padre del marido de la reina Isabel cuya muerte ha conmovido a los británicos sin distinción de credo político.

Pero ha sorprendido por su extraña familiaridad y cursi redacción el telegrama de Felipe y Letizia a la “Querida tía Lilibet con motivo de la muerte de nuestro querido tío Philip”. Ignoro quien habrá sido el autor o autora del ridículo telegrama. Nadie sabía que comían en el mismo plato y que existía ciertamente tal relación con el tu. Hacer alarde de ello es orgullo, lo decía Confucio. Yo diría que hacer alarde de ello en tan dramáticas circunstancias es, cuando menos, ridículamente patético. Que diferencia con lo que contaba doña Sofía, invitados en Buckingham, cuando una noche se cruzaron en uno de los corredores de palacio con una señora, cubierta la cabeza con un pañuelo, con botas de agua y rodeada de sus perros, que pasó junto a ellos diciendo, simplemente, “Good night”: “Mira, Juanito, es la reina”, le dijo a su marido. Por eso sorprende la ridícula familiaridad de Felipe y Letizia en este telegrama. En aquella ocasión, siguiendo este trato de Felipe y su consorte en el telegrama, bien podían haberle dicho: “Hi, aunt Lilibet …”.

Otra cosa son las declaraciones del líder de la oposición laborista, Keir Starmer, que se ha sumado al tributo nacional declarando que el príncipe Felipe “era un hombre que dedicó su vida a este país y que será recordado por su extraordinario compromiso y su devoción hacia la reina”. Y el premier Boris Johnson declaró en la puerta de Downing Street “que era un marido devoto, un padre orgulloso, un cariñoso abuelo y en los años más recientes, un gran bisabuelo”.

¡Qué diferencia del comportamiento miserable de los políticos españoles y el pueblo español con el rey Juan Carlos, también la Familia, empezando por su hijo Felipe VI que, incluso, ha tenido la desvergüenza de echarle de su casa y de su país! De doña Sofía, ¡mejor no hablar!

Todo el mundo sabía que el Duque de Edimburgo era mujeriego, mucho más que nuestro rey Juan Carlos, pero leal a su esposa a quien prometió servirla como el más humilde vasallo hasta el fin de sus días. Isabel II siempre ha reconocido que era el puntal de su reinado.

Cierto es que ella confesó cuando le vinieron con el cuento de las amantes “yo a mi esposo no le pido fidelidad sino lealtad”, frase que yo le brindé a doña Sofía en más de una ocasión.

La muerte del príncipe Felipe era esperada después de la operación de corazón a que fue sometido el pasado mes de marzo y a sus 100 años que cumpliría el 10 de junio, casi coincidiendo con los 95 de la reina, el 21 de abril próximo y que serán los más amargos de su vida.

    Imagen

Azul y Rosa - MI SEMANA - Cronica de Jaime Peñafiel

Mensaje por Invitado » Dom 11 Abr, 2021 1:07 am

Imagen

Jaime Peñafiel: "El duque de Edimburgo no soló modernizó a la Monarquía, también humanizó a Isabel II"

¿Cómo ha sido Felipe de Edimburgo en su papel de consorte durante más de 70 años, el más longevo de la monarquía británica?

Felipe de Edimburgo ha sido quizás el consorte por excelencia que ha habido en las monarquías europeas. Estaba también Klaus van Amsberg en Países Bajos o Henri de Monpezat en Dinamarca, pero Felipe fue el más perfecto y profesional de todos.

Siempre se le ha atribuido un papel de modernizador de la familia real británica. ¿En qué sentido impulsó esta modernización de la institución?

Como ejemplo bajó a las cocinas de Buckingham, que eran muy antiguas, donde había lavanderas que fregaban a mano, él les puso lavavajillas, renovó y modernizó las cocinas. Incluso puso cocinas en varias plantas al lado de los comedores, donde puso aparatos para poder calentar y preparar la comida, ya que hasta entonces cuando había banquetes tenían que subir los platos desde los sótanos.

Él no solo modernizó la Casa Real sino que humanizó también a la reina Isabel. Hasta el punto de que un día le dijo a su esposa la reina, que siempre aparecía en público muy seria, "mujer sonríe". En cierta ocasión, iban los dos en el coche un día que llovía y salpicaron a un grupo de personas que estaba esperando a que pasara la comitiva real. La reina preguntó a su marido qué estaban chillando esas personas y él le respondió "lo que somos, miserables". No era antipático, simplemente era muy cínico e irónico, y eso a la reina Isabel II le divertía muchísimo porque le relajaba.

También fue bastante polémico por su fama de mujeriego y por su relación con la prensa...

Como nuestro Rey Juan Carlos ha sido siempre muy mujeriego, pero mucho. Incluso, hay varios libros editados allí en Reino Unido que habla de sus aventuras. Hasta el extremo de que en 1992, el 'annus horribilis' como decía la reina Isabel al separarse ese año el príncipe Andrés y comenzar los problemas entre el príncipe Carlos y Diana de Gales, se declaró un incendio en Windsor, mientras circulan las imágenes de la reina con calderos tratando de apagar el fuego, su marido estaba en ese momento en Buenos Aires encamado con la madre de su nuera, con la madre de Sarah Ferguson. Siempre ha sido un mujeriego hasta el punto de que su propio suegro, el rey Jorge VI, tras casarse con su hija le dijo "Ay Felipe si tu bragueta hablara".

Las infidelidades fueron la tónica de su vida. Lo que pasa es que la reina Isabel, a diferencia de la reina Sofía, cuando le vinieron con el cuento de que su marido tenía aventuras, ella dijo una frase fantástica que yo le he brindado muchas veces a nuestra reina emérita: "Yo a mi marido no le pido fidelidad, le pido lealtad". Él siempre fue leal a la Reina pero no fiel.

Al mismo tiempo era una persona muy cínica y también odiaba a la prensa de una manera visceral. Hasta el punto de que una vez que viajó a Gibraltar, al bajar del avión preguntó a las autoridades que quería saber cuáles eran los periodistas y cuáles los monos. Odiaba a la prensa, quizás yo he sido uno de los pocos periodistas que le ha podido entrevistar.

¿Y cómo fue esa entrevista? ¿Qué recuerdos le trae?

Fue muy entrañable. Yo le entré por la cosa humana, me lo gané diciéndole en un encuentro previo que tuve con él que se parecía muchísimo a mi padre. Eso le gustó y me indicó que me contactaría su secretario para poder hacerle una entrevista. En dicha entrevista estuvimos hablando del tiempo, de los caballos, un tema que a mi también me gusta mucho, de todo, la verdad es que fue una entrevista muy personal.

¿Cómo era su relación con la familia real española?

Siempre ha habido una buena relación de amistad entre ambas casas reales, además de tener lazos de sangre. Ten en cuenta que el duque de Edimburgo era tío de Doña Sofía, ya que el padre de ella, Pablo I, era primo hermano de Jorge I, abuelo de Felipe.

Arriba