CASA IMPERIAL DE JAPÓN

Publicar una respuesta


Esta pregunta es una forma de evitar inserciones automatizadas por spambots.
Emoticonos
:cry: :blackeye: :up: :loker :fire: :lol: :grin: :calceta: :pinocho: :shock: :mrgreen: :clown: :juas: :>D: :pukeright: :x :bravooo: :sun: :clap: :salute: :happy0021: :sherlock :wave: :cheerleader3 :guitarman: :bobas :up2 :door :glob :smt031 :roll: :king: :FUCK YOU: :blah :kiss :welcome :eat :bowdown2 :eusaprayrf4: :juggle :cool: :walkman :yes: :pc :pale: :jump :amen: [-X :drunk :smoke :angrywife :acomer:
Ver más emoticonos

BBCode está habilitado
[img] está habilitado
[Flash] está habilitado
[url] está habilitado
Emoticonos están habilitados

Revisión de tema
   

Expandir vista Revisión de tema: CASA IMPERIAL DE JAPÓN

CASA IMPERIAL DE JAPÓN

Mensaje por Maritxu » Jue 14 Abr, 2022 3:42 pm

SE CASÓ CON EL ABOGADO KEI KOMURO EL 26 DE OCTUBRE DE 2021
El nuevo trabajo de Mako de Japón tras renunciar a su título de Princesa por amor
Ejerce de voluntaria en la sala dedicada al arte asiático del museo MET de Nueva York
Imagen

12 DE ABRIL DE 2022 - 16:08 CEST
POR BEATRIZ CASTRILLO
Mako de Japón y Kei Komuro empezaron una nueva vida el 26 de octubre de 2021 cuando se convirtieron en marido y mujer. La princesa, sobrina del emperador, renunció a sus títulos y a su vida de princesa para casarse con el amor de su vida, que no tenía sangre azul, en una discreta ceremonia que tan solo consistió en inscribir su matrimonio en el registro civil. Unos escándalos financieros del novio pusieron en peligro el enlace, dividieron a la opinión pública nipona y provocaron que la pareja no tuviera una ceremonia milenaria a la manera tradicional. Lejos del que fue su reino, se han asentado en Nueva York, donde él intenta abrirse camino como abogado y ella acaba de encontrar un trabajo como voluntaria en el prestigioso Museo Metropolitano de Arte (MET) de la ciudad de los rascacielos.
Imagen
Mako, de 30 años, emplea parte de su tiempo en el área dedicada al arte asiático de la icónica pinacoteca, según informa Japan Times. Ha estado involucrada de manera muy activa en la preparación de una exposición de pinturas inspiradas en la vida de un monje del siglo XIII que viajó por todo Japón para introducir el budismo. Mako es toda una experta en la materia pues se graduó en la Universidad Cristiana Internacional, donde conoció al que hoy en su marido, en arte y herencia cultural. También estudió historia del arte en la Universidad de Edimburgo antes de hacer un master en estudios de museos y galerías de arte en 2016 en la Universidad de Leicester. Mientras era Princesa también hizo algunos trabajos como investigadora especial en el Museo de la Universidad de Tokio. La antigua princesa y el abogado viven en un lujoso apartamento de una habitación en Hell’s Kitchen, una zona que se encuentra a tan solo diez minutos en coche del conocido museo.
La hija mayor del príncipe heredero Akishino se comprometió en el año 2013 con Kei Komuro. La pareja anunció entonces que su idea era que la boda se celebrase en noviembre de 2018, pero tuvo que posponerse tras un escándalo financiero que afectaba a la madre de Kei, cuya expareja le reclamaba 31.000 euros que según ella fueron un regalo y, según él fueron un préstamo para poder hacer frente a los estudios de Derecho de su hijo en los Estados Unidos. La polémica generó un gran revuelo y causó una grave crisis en Palacio. En 2020, el príncipe heredero Akishino dio su aprobación al enlace, aunque poniendo como requisito que el conflicto económico se resolviese, lo que también fue muy cuestionado.

Imagen
La tensión por todos los acontecimientos previos a la boda pasaron factura a Mako que sufrió un cuadro de estrés postraumático. En un intento de conseguir más aceptación, rechazó la ayuda económica de 150 millones de yenes (algo más de un millón de euros) que el Gobierno japonés otorga a las mujeres de la Casa Imperial que dejan su estatus para poder casarse con un plebeyo.
https://www.hola.com/realeza/2022041220 ... ueva-york/

CASA IMPERIAL DE JAPÓN

Mensaje por Maritxu » Sab 19 Feb, 2022 11:02 am

SEGUNDO EN LA LÍNEA DE SUCESIÓN AL TRONO
La nueva etapa de Hisahito de Japón en la que rompe con una tradición de la Familia Imperial
El Príncipe, de 15 años, ha sido admitido en una prestigiosa escuela secundaria de Tokio

Imagen
7 DE FEBRERO DE 2022 - 21:02 CET POR HOLA.COM
El príncipe Hisahito, hijo del príncipe Fumihito y la princesa heredera Kiko, el único varón del heredero y segundo en la línea de sucesión al trono, continúa con su formación y comenzará una nueva etapa en la Escuela Secundaria Otsuka de la Universidad de Tsukuba. El Príncipe, de 15 años ha aprobado los exámenes de ingreso a esta prestigiosa escuela, tal y como ha anunciado la Casa Imperial de Japón. "El príncipe Hisahito y sus padres apreciaron mucho la política de la escuela que valora la libertad y la autonomía en la toma de decisiones", declararon también a través de un comunicado.
[list=]https://www.hola.com/imagenes/realeza/20220217204833/hisahito-japon-nueva-etapa-rompe-tradicion/1-52-743/hisahito-gtres-2-z.jpg[/list]
El príncipe Hisahito volverá a la Escuela Secundaria Otsuka en abril para empezar con sus estudios ya que el curso escolar en el país nipón comienza en ese mes y finaliza en marzo. El jóven seguirá con su educación en este centro público de alto nivel, dependiente de la Universidad de Tsukuba, ubicada en las afueras de Tokio, donde han estudiado tres ganadores del Premio Nobel: Leo Esaki, Hideki Shirakawa y Sin-Itiro Tomonaga, y es famosa por sus departamentos de física, informática y economía. Aunque esta escuela secundaria tiene muy buena reputación, su elección puede parecer sorprendente ya que rompe con la tradición. Los miembros de la Familia Imperial normalmente estudian en la Universidad Gakushuin, que fue fundada en el siglo XIX para albergar a niños de la aristocracia japonesa, o en algún centro afiliado a ella.
Imagen
La admisión de Hisahito de Japón se realizó a través de un programa establecido con su colegio, que permite que algunos de sus estudiantes continúen en escuelas secundarias asociadas. "El Príncipe, que tenía calificaciones lo suficientemente buenas como para postularse para el programa, realizó un examen de ingreso el domingo (día 13 de febrero) y lo aprobó", explica la agencia de noticias Kyodo. Las dos hermanas mayores del príncipe, Mako y Kako, se graduaron de la Universidad Cristiana Internacional de Tokio.

El príncipe Hisahito es sobrino del actual jefe de Estado, el emperador Naruhito, quien cumplirá 62 años el próximo 23 de febrero. Al no tener hijos, es su hermano menor, el príncipe Fumihito de Akishino, de 56 años, quien ha sido designado como su sucesor. El heredero mismo tiene dos hijas y solo tiene un hijo, Hisahito. Fumihito y su hijo Hisahito ocupan la primera y segunda posición en el orden de sucesión al trono. El tercer y último miembro de la Familia Imprerial que podría reinar es el príncipe Masahito, que ya tiene 88 años y no tiene descendencia. Todo el linaje imperial depende únicamente de los futuros hijos del joven príncipe Hisahito, llamado un día a suceder a su tío y a su padre.
https://www.hola.com/realeza/2022021720 ... tradicion/

CASA IMPERIAL DE JAPÓN

Mensaje por Invitado » Jue 09 Dic, 2021 7:26 pm


La princesa Aiko de Japón cumplió su mayoría de edad y recibió su primera tiara

Como lo marca la tradición en el Palacio Imperial, las princesas que cumplan la mayoría de edad (20 años), reciben su primera tiara y la princesa Aiko de Japón, no fue la excepción, al cumplir sus 20 años, siguió la tradición de recibir una diadema, una que le obsequió su tía paterna. En el palacio imperial de Tokio se organizó una ceremonia con invitados y familiares y recibió el Gran Cordón de la Orden de la corona del emperador y a partir de ahora, adquirirá protagonismo en la casa real asistiendo a diferentes actividades.

CASA IMPERIAL DE JAPÓN

Mensaje por Invitado » Lun 06 Dic, 2021 2:04 am

Imagen

Una princesa sin derecho al trono ni título seguro

Aiko, hija única de los emperadores de Japón, llega a la mayoría de edad. Apartada por ser mujer de la sucesión, será expulsada de la familia real cuando se case como dictan las leyes

EDUARDO ÁLVAREZ

La princesa Aiko, descendiente única de los emperadores de Japón, acaba de alcanzar la mayoría de edad con la paradoja de que quien a punto estuvo de hacer historia como posible futura emperatriz a buen seguro que estará ya pensando en un futuro no muy lejano expulsada de la familia real.

Y es que Aiko ha cumplido 20 años -hasta la próxima primavera no entrará en vigor la nueva norma por la que la mayoría de edad se rebaja en el país del sol naciente a los 18, como en casi todo Occidente-. Y no sólo persiste la anacrónica ley sálica por la que las mujeres tienen absolutamente vedado el acceso al trono, sino que tampoco se ha movido una coma de la ley de la Corona que despoja a las princesas de su dignidad imperial y las deja fuera de la dinastía en el momento en el que se casan con cualquier plebeyo, algo que desde hace décadas vienen haciendo todas las féminas de la realeza nipona, entre otras razones porque en su país no cuentan con príncipes entre los que escoger.

Así, por más que Aiko sea la única hija de Naruhito y Masako, actuales soberanos, parece abocada a seguir en un puñado de años los pasos de su prima Mako, quien acaba de contraer un polémico matrimonio con el licenciado en Derecho Kei Komuro, lo que ha llevado a la ya ex princesa a iniciar una nueva vida como una ciudadana anónima más, en su caso en Nueva York, lejos de los asfixiantes muros palaciegos. Todo alimenta la que muchos temen es la maldición por la que se extinguirá la familia reinante más antigua del planeta, que lleva 2.500 años ininterrumpidos ocupando el trono del Crisantemo.

De momento, Aiko es joven. Y las 20 velas que ha soplado suponen un trascendental cambio vital para ella, puesto que empezará a asumir funciones dinásticas y a ejercer labores de representación de la Corona. Asimismo, desde ahora estará obligada a participar en grandes ceremonias de Estado que hasta ahora tenía vedadas por el rígido y antiquísimo protocolo de esta singular monarquía.

Hay mucho de mala suerte en la biografía de Aiko. Y la mayoría de edad le ha llegado en un momento complicado para el país. Por la crisis económica y por los estragos de la pandemia del coronavirus, los fastos que le habrían correspondido en tan señalada fecha se han visto muy mermados. La princesa visitó ayer domingo los santuarios imperiales de Tokio para rezar y hacer ofrendas en honor a sus antepasados. Después, compareció ante sus padres, con quienes compartió un almuerzo sin pompa en la residencia oficial de la dinastía, así como ante sus abuelos, el emperador emérito Akihito y su esposa, Michiko. Naruhito otorgó a su hija el gran cordón de la Orden de la Preciosa Corona. Y, por primera vez, Aiko pudo lucir una tiara, símbolo de la majestad imperial. Aquí volvemos a lo de la esquiva fortuna que la persigue. Porque es tradición que las princesas niponas reciban como regalo del Estado una corona cuando cumplen 20 años. Pero dado que no se ha considerado apropiado en medio de la crisis tal desembolso -de unos 200.000 euros-, la hija del emperador se tiene que conformar con poder usar la diadema de su tía paterna, la ex princesa Sayako, quien también se vio obligada a abandonar la familia imperial al casarse con el urbanista y funcionario público Yoshiki Kuroda.

Debate sucesorio

Cuando Aiko llegó al mundo, ante la angustiosa escasez de varones en la familia imperial, se abrió el debate sucesorio. Y hubo intentos por parte de un sector de la clase política de acabar con la Ley Sálica. Sin embargo, en 2006, el hermano del actual emperador tuvo un hijo, el príncipe Hisahito. Ese mozalbete que hoy cuenta con 15 años está llamado a ser en el futuro el emperador. Y su nacimiento abortó el incipiente proceso en marcha para permitir que las mujeres pudieran reinar. Y eso que el 80% de los japoneses se muestra a favor, según las encuestas.

Pero no deja de crecer la preocupación por la extinción de la dinastía. Y desde hace años paneles de expertos convocados por los sucesivos gobiernos estudian posibles reformas para garantizar su supervivencia. Antes de que concluya este 2021 está previsto que los integrantes de la comisión que aborda actualmente esta cuestión de Estado den su dictamen sobre dos medidas en discusión. La primera, que afectaría directamente a la propia Aiko, sería la de permitir que las mujeres retengan su estatus en la familia imperial tras casarse aunque lo hagan con plebeyos, con el fin de que como princesas puedan seguir sirviendo a la Corona. La segunda medida, que al parecer cuenta con el respaldo del primer ministro Fumio Kishida, baraja aprobar el sistema de adopción para devolver la dignidad imperial a los descendientes masculinos -hoy plebeyos- de 11 antiguas líneas principescas, con lo cual de la noche a la mañana Japón vería bien engordada su dinastía.

Cabe recordar que hasta la Segunda Guerra Mundial, la familia imperial, además de consideración sagrada, estaba formada por una extensa red de casi un centenar de miembros. Pero la Carta Magna impuesta en 1947 por EEUU -la Constitución de la Paz-, redujo la dinastía a sólo los hijos varones y sus descendientes del emperador Taisho -padre del funesto Hirohito que lanzó a su pueblo a la Guerra Mundial-.

De momento, Aiko se mostraba ayer con semblante feliz. Algo que no parece poco esfuerzo para una joven a la que hasta ahora se la conoce también como la princesa sin sonrisa. Motivos le sobran.

CASA IMPERIAL DE JAPÓN

Mensaje por Maritxu » Jue 28 Oct, 2021 9:03 am

Mako de Japón, más allá de su boda: voluntaria de incógnito, estudiante brillante y experta en Museología
Es la nieta mayor del emperador emérito Akihito y la emperatriz emérita Michiko y la sobrina del actual emperador, Naruhito.
POR REBECCA COPE

Imagen

Se trata prácticamente de un cuento de hadas a la inversa: en vez de una rana transformándose en príncipe tras recibir el beso de la princesa, en Japón una princesa se acaba de convertir en plebeya al casarse con alguien que no pertenece a la realeza. Tal ha sido el destino de la antigua princesa Mako, que se ha visto forzada a renunciar a su posición en la familia imperial japonesa al casarse con Kei Komuro, su novio de la universidad. Esto se debe a que, según la legislación japonesa, las mujeres de la realeza no tienen permitido casarse con plebeyos y mantener su posición dentro de la familia imperial.

La boda estuvo a punto de no llegar a celebrarse tras un largo compromiso de cuatro años pese a que en un principio planearon casarse en un año. Se vieron obligados a aplazarla al descubrirse que la madre de Komuro tenía deudas pendientes con un ex prometido suyo. Cuando aquello sucedió el padre de la futura novia tuvo que hacer declaraciones a la prensa explicando que, por supuesto, todo problema financiero habría de quedar resuelto antes de poder celebrar la boda.

Imagen

Pero al fin han podido casarse, apenas unas semanas después de que los medios de comunicación japoneses volvieran a echar leña al fuego burlándose de la coleta del novio, poniendo de relieve que no resultaba apropiada para alguien a punto de casarse con una princesa. La que fuera princesa imperial ha renunciado a la dote de 140 millones de yenes (1.061.760 euros) que habitualmente se le ofrece a quienes abandonen la familia imperial japonesa, así como a los ritos tradicionales del matrimonio. Al parecer, la pareja se dispone a mudarse a los Estados Unidos, algo que alimenta aún más las comparaciones con el príncipe Harry y Meghan Markle, ya que Komuro ha recibido una atención por parte de los medios de comunicación similar a la de la duquesa de Sussex.

¿Pero qué más sabemos sobre la princesa que ha pasado a llamarse Mako Komuro?

Mako nació el 23 de octubre de 1991 y es la mayor de tres hermanos, la princesa Kako y su hermano pequeño, el príncipe Hisahito. Se trata de la nieta mayor del emperador emérito Akihito y la emperatriz emérita Michiko, por lo que atrajo la atención de los medios desde su nacimiento, conscientes de que nunca heredaría el trono.

En 2004, con apenas 13 años, se hizo viral al aparecer en un evento con un vestido marinero. Sus fans utilizaron aquella imagen para crear sus propios dibujos y vídeos, acumulando cientos de miles de visitas y comentarios online.

En 2011, a los 20 años, se presentó de incógnito como voluntaria en la región de Tohoku para ayudar a las víctimas del terremoto y tsunami de Japón.


Imagen

La que fuera princesa es conocida por ser extremadamente inteligente, además de por romper con la tradición japonesa al estudiar en diversas universidades de todo el mundo, entre ellas la Universidad de Edimburgo y la University College de Dublín. Mientras estudiaba en esta última tuvo una reunión informal con Mary McAleese, la ex presidenta de Irlanda. Más adelante se graduó en la Universidad Cristiana Internacional de Tokio, obteniendo un grado en Arte y Patrimonio Cultural. Poco después obtuvo un certificado de conservación y se sacó el carné de conducir, algo de lo más inusual dentro de la familia imperial japonesa. Continuó sus estudios en Reino Unido, donde obtuvo un Máster en Museología en la Universidad de Leicester.

LO MÁS VISTO

Letizia vuelve a vestirse de reina 'flapper' en los Premios Cerecedo

POR D. P.


La vida ‘a la madrileña’ de Sassa de Osma y Christian de Hannover: mercadillos por Malasaña, misa los domingos y dos pandillas VIP

POR NURIA HERNÁNDEZ

El rey Juan Carlos
Quinta da Marinha, la lujosa urbanización en Portugal donde podría instalarse don Juan Carlos cuando vuelva de Abu Dabi

POR VANITY FAIR

En 2012 conoció a Komuro, que en la actualidad ejerce de abogado en Estados Unidos, cuando ambos estudiaban en la universidad de Tokio. Los dos formaban parte de un grupo de estudiantes tratando de organizar un viaje al extranjero. Desde entonces ha viajado mucho por Europa, donde ha visitado numerosos museos y galerías y demostrado su interés por el arte y la arquitectura.

En 2018 se supo que a la princesa se le había diagnosticado un TEPT (trastorno por estrés postraumático) relacionado con un incidente que tuvo lugar durante su infancia, que posteriormente resurgió debido a la constante intrusión por parte de los medios de comunicación con respecto a su vida y su relación amorosa con Komuro.

En los últimos años asumió un papel de mayor importancia dentro de la familia imperial, apareciendo cada vez en más compromisos oficiales. En 2019 lució el tradicional kimono jūnihitoe para participar en una procesión que tuvo lugar en el Palacio Imperial con motivo de la ascensión al trono del Crisantemo de su tío, el emperador Naruhito. El año pasado visitó Sudáfrica en una gira oficial, una tarea que en circunstancias habituales habrían desempeñado sus padres.

En el marco de las protestas que surgieron en las calles de Tokio, Mako declaró ayer lo siguiente en una rueda de prensa: “Lamento mucho las molestias causadas y me siento muy agradecida hacia quienes han seguido apoyándome. Kei es irreemplazable para mí: el matrimonio era una decisión necesaria para nosotros”.

https://www.revistavanityfair.es/articu ... io-familia

CASA IMPERIAL DE JAPÓN

Mensaje por Invitado » Mié 27 Oct, 2021 6:51 pm


La princesa Mako y Kei Komuro protagonistas de un Megxit a la japonesa

La opinión pública japonesa anda dividida estos días tras la renuncia de la princesa Mako. Una historia de amor que la ha llevado a tomar varias decisiones trascendentales en su vida. Para empezar, este mismo martes se casaba casi en secreto con su novio, con el que llevaba comprometida desde hace 8 años. La boda con Kei Komuro, al que conoció en la Universidad, se ha celebrado en Tokio sin pompa real ni grandeza alguna.

A primera hora de la mañana, la joven princesa Mako salía de la residencia familiar, hacía una reverencia a su padre y heredero Akishino, a su madre, la princesa Kiko y se despedía con un abrazo de su hermana Kako. Acto seguido, se subía a un coche para casarse en el registro civil, lejos de las cámaras. Después, los recién casados comparecían ante la prensa en un hotel, para dejar las cosas claras. Ambos leyeron sus propios comunicados...

CASA IMPERIAL DE JAPÓN

Mensaje por Maritxu » Mar 26 Oct, 2021 1:29 pm

Les deseo lo mejor, me parece una actitud valiente. Un país moderno y una monarquía con reglas medievales.


LA PRINCESA Y KEI KOMURO TIENEN SU BODA TRAS TRES AÑOS DE ESPERA
De la inusual imagen de recién casados a la contundente declaración de amor: el atípico 'sí, quiero' de Mako de Japón
La pareja no ha tenido un enlace imperial nipón y en su lugar solo han registrado civilmente su matrimonio y han dado una conferencia de prensa

Imagen

matrimonio y han dado una conferencia de prensa
26 DE OCTUBRE DE 2021 - 13:32 CEST POR BEATRIZ CASTRILLO
Mako de Japón por fin ha tenido su final feliz. La Princesa, sobrina del emperador e hija del príncipe heredero Akishino, se ha casado este martes con su prometido, el abogado Kei Komuro. La pareja ha esperado tres años para poder celebrar sus nupcias y, especialmente ella, ha tenido que hacer muchas renuncias que han mermado su salud mental. Lejos de ser el cuento de hadas que prometía en un principio -una dama de la Casa Imperial se enamora de un compañero de la Universidad- la historia ha virado hasta convertirse casi en un asunto de Estado, dividir a la opinión pública nipona y acabar con una Princesa repudiada, despojada de sus títulos y privilegios y teniendo que abandonar el país. Sin embargo, ellos han conseguido formalizar su amor y poder empezar juntos su nueva vida con un ‘sí, quiero’ de lo más atípico en el que no ha habido el boato de las milenarias ceremonias nupciales del país del sol naciente, sino una conferencia de prensa que se ha convertido en toda una declaración de amor con unos novios contenidos y con poca complicidad.

Imagen

Con paso firme, casi sin mirarse, sin darse la mano, vestidos a la manera occidental -ella con el pelo recogido, su característico flequillo y un vestido azul celeste y él, con traje de raya diplomática y corbata-, la pareja ha entrado en el salón de actos del Hotel Grand Arc Hanzomon de Tokio dode se agolpaban un buen número de reporteros para escuchar las palabras de los recién casados. Los novios no han tenido una boda propiamente dicha, sino que simplemente han cumplido con los trámites administrativos y se han inscrito como matrimonio en el registro civil. Después han hecho un alegato en favor de su unión y han dado su opinión sobre todo el revuelo que ha provocado su relación. Sentados en un estrado, sin apenas decoración ni flores, separados, sin mirarse en ningún momento, leyendo sus discursos y sin tocarse, Mako y Kei han hablado de todo lo que han vivido. “Siento los inconvenientes que he causado y estoy agradecida por el apoyo que he recibido. Para mí, Kei es irremplazable, el matrimonio era una opción necesaria para nosotros”, ha dicho la Princesa en una declaración de amor de lo más sorprendente por la puesta en escena. Por su parte, Kei añadió que quiere pasar toda la vida junto a Mako, momento en que se dirigieron una tímida mirada. “Amo a Mako. Solo tenemos una vida y quiero pasarla con la persona que amo. Me siento muy triste de que Mako haya estado en malas condiciones mentales y físicas, debido a ciertas acusaciones falsas”. Respecto a su nuevo hogar en norteamérica, la sobrina de Naruhito dijo: “Habrá diferentes tipos de dificultades al comenzar nuestra vida, pero caminaremos juntos como lo hemos hecho en el pasado”.

Imagen
Lo cierto es que la cultura, el protocolo y lo que se considera buena educación en Japón poco tienen que ver con las del mundo occidental. Nadie podría haberse imaginado una rueda de prensa de los duques de Sussex sin sus caricias, sus abrazos, sus miradas y sonrisas, algo que aunque sorprenda sí que es corriente en el trono del crisantemo. Su lenguaje no verbal es otro y los japoneses evitan el contacto físico y las muestras de afecto como abrazar. Para ellos el espacio es fundamental y se muestran incómodos si están muy cerca de otras personas. Aún así y pese a tener otro estilo de vida que choca con el mediterráneo, lo cierto es que su frialdad, dada su juventud -los dos tienen 30 años- y la felicidad por haber conseguido su anhelo de casarse ha sorprendido.

Imagen
Enfrentarse a la opinión pública no ha sido fácil, especialmente para Mako. La Princesa acusa un síndrome de estrés postraumático a raíz de toda la tensión que ha sufrido en los últimos tiempos y que le ha impedido que contestaran preguntas de los periodistas tras su comparecencia, un cambio de última hora. En su lugar, se escogerán cinco preguntas que se entregarán por escrito a la prensa, una solución para evitar pasar el mal trago a Mako de tener que enfrentarse en directo a las cuestiones, agravando así su estado de ansiedad, un trastorno que persigue a las mujeres de la dinastía Yamato. “Muchas personas tienen dificultades y dañan sus sentimientos al tratar de proteger sus corazones. Espero sinceramente que nuestra sociedad sea un lugar donde más personas puedan vivir y proteger sus corazones con la ayuda del calor y el apoyo de los demás”, concluyó. A pesar de su discreción, los recién casados también han visto como algunos de sus detractores se agolpaban a las puertas del hotel donde han reaparecido para protestar contra su matrimonio.

Imagen

Antes de reunirse con su ya marido, la Princesa fue fotografiada saliendo de la residencia familiar, el Palacio de Akasaka, haciendo una reverencia a su padre, el príncipe heredero Akishino, y a su madre, la princesa heredera Kiko, antes de darse un abrazo con su hermana, Kako. Después, se desplazó en automóvil hasta el registro civil para, lejos de las cámaras, inscribirse como marido y mujer. La pareja ahora planea mudarse a los Estados Unidos. Kei Komuro trabaja como abogado en Nueva York y su esposa marchará con él, dejando atrás la vida de Palacio que ha conocido hasta ahora.

Imagen
a Princesa y Kei Komuro se conocieron en el año 2012 en la Universidad Cristiana de Tokio. En septiembre de 2017 anunciaron su compromiso y estaba previsto que contrajeran nupcias en noviembre de 2018. Sin embargo, una escándalo financiero de la madre de él (la disputa se inició cuando recibió un dinero por parte de su expareja que ella creyó que era un regalo y que él le reclamaba) puso en riesgo la boda. A partir de entonces hubo muchos sectores de la sociedad nipona que vieron que el prometido ideal ya no sería tan buen candidato. A pesar del revuelo, Mako, fiel a los dictados de su corazón, renunció a las celebraciones tradicionales y rechazó el dinero que el Estado entrega a las damas de la Casa Imperial que se casan con plebeyos. En Japón, las princesas que no contraen matrimonio con miembros de la Familia quedan automáticamente excluidas de sus deberes institucionales y es por eso que reciben una compensación económica.

https://www.hola.com/realeza/2021102619 ... a-atipica/

CASA IMPERIAL DE JAPÓN

Mensaje por Maritxu » Mar 19 Oct, 2021 2:08 pm

SE CASA EN UNA SEMANA Y DEJARÁ DE SER PRINCESA
El gran paso de Mako de Japón que la aleja para siempre de la Familia Imperial
La sobrina del emperador Naruhito ha visitado los tres santuarios del Palacio Imperial de Tokio, pero a diferencia de otras damas de la Corte, ella lo ha hecho a puerta cerrada y sin ningún tipo de ritual

Imagen

19 DE OCTUBRE DE 2021 - 12:27 CEST POR BEATRIZ CASTRILLO
Mako de Japón ya ha comenzado con sus despedidas de Princesa. A partir del 26 de octubre, cuando se case con su prometido Kei Komuro, dejará sus privilegios y se alejará para siempre de la Familia Imperial. La pareja se ha convertido en una suerte de Harry y Meghan asiáticos, aunque en su caso no han sido ellos los que han decidido tener que empezar una nueva vida sino las férreas tradiciones de la monarquía nipona que establecen que las damas de la realeza que se casen con plebeyos quedan automáticamente apartadas. Esto, sumado al escándalo económico que afecta a la madre de Kei, que ha dividido a la sociedad japonesa, ha hecho tambalear no solo la boda, sino los cimientos de una monarquía milenaria. Mako ha renunciado a todo su mundo por amor y ahora que la boda por fin puede celebrarse ha comenzado a dar los pasos para decir definitivamente adiós al mundo en el que estaba predestinada a vivir.

Imagen

Mako ha visitado los tres santuarios del Palacio Imperial de Tokio. Un acto en el que ha rezado a sus ancestros y a los dioses por su matrimonio y que significa que su salida de la monarquía está cada vez más cerca. Es tradición que las damas imperiales hagan esta visita, si embargo ella se ha visto obligada a hacerlo de manera discreta, a puerta cerrada y sin boatos. Normalmente a esta cita se le da mucha más importancia. Es el conocido como el ritual Kashikodokoro-Koreiden-Shinden-ni Essuru-no-Gi, en el que las damas reales vestidas a la manera tradicional rinden culto en los templos. Sin embargo, Mako ya es la princesa repudiada y se la ha privado de cualquier exaltación y de la opción de hacer cualquiera de los ritos relacionados con las ceremonias de boda.

Imagen

Con un vestido en verde menta muy claro, guantes y sombrero, Mako se ha mostrado algo nerviosa en este íntimo compromiso en el que nadie la ha acompañado, tan solo el sacerdote del templo, en una estampa que refleja de un modo muy gráfico la soledad a la que se enfrenta. A partir de la semana que viene tan solo tendrá a su marido. Aún así, la Princesa, que el sábado cumplirá 30 años, tuvo que orar en el patio, en lugar de celebrar el rito dentro del santuario con el atuendo tradicional. Esta no es la primera ceremonia que se ha cancelado, tampoco hará el Choken no Gi, una reunión oficial con el emperador y su esposa. En lugar de eso, se reunirá el viernes con ellos de manera más íntima y sin protocolos. Tras su boda, la Princesa también dejará su país. Al igual que hicieron los duques de Sussex, empezará su nueva vida de casada en los Estados Unidos, concretamente en Nueva York, donde Kei es abogado.

Imagen
Mientras, la Familia Imperial sigue con sus actos. Sus padres, los príncipes herederos Akishino, Fumihito y Kiko, han acudido a un acto religioso en el cementerio nacional de Chidorigafuchi en el distrito de Chuyoda, en Tokio. Un día antes, era la propia Mako la que participaba con su madre de la ceremonia de la cosecha del arroz y su prometido se reunía con sus futuros suegros en el Palacio de Akasaka.

https://www.hola.com/realeza/2021101919 ... -imperial/

CASA IMPERIAL DE JAPÓN

Mensaje por Maritxu » Lun 18 Oct, 2021 10:53 am

Mako de Japón se reencuentra con su prometido después de tres años sin verse
La princesa Mako, sobrina del emperador de Japón, se casará con Kei Komuro la próxima semana.
POR D. P.

18 DE OCTUBRE DE 2021

La princesa Mako y su prometido, Kei Komuro, se han reencontrado este lunes después de tres años sin verse en persona. Cuando faltan solo ocho días para que se conviertan en marido y mujer, Komuro ha visitado esta mañana la residencia de los padres de su novia en Akasaka, donde según la prensa japonesa ha tenido la oportunidad de explicarles al príncipe heredero Fumihito, hermano del emperador de Japón, y a la princesa Kiko cómo ha solucionado los problemas financieros que en 2018 obligaron a posponer el enlace durante casi tres años.

Según informan medios como Japan Times, el joven, de 30 años, también habría conversado con sus futuros suegros sobre la vida que piensa llevar con Mako en Nueva York, el lugar en el que la pareja tiene previsto instalarse después de casarse. De allí regresó a finales de septiembre Kei Komuro, quien no pisaba su país desde que en el verano de 2018 se marchó a estudiar Derecho en la Universidad de Fordham. A su regreso a Japón, el prometido de la princesa tuvo que guardar un periodo de cuarentena y no ha sido hasta hoy cuando ha podido reencontrarse con su novia, con quien según la prensa japonesa llevaba tres años comunicándose por teléfono.

Komuro salió esta mañana de la casa de su madre en Tokyo vestido con traje y corbata, ya sin la coleta que lucía a su regreso de EEUU y que tantos comentarios había provocado. El joven cargaba con varias bolsas, posiblemente llenas de regalos para su prometida y los padres de esta.

Fue en septiembre de 2017 cuando la princesa Mako y Kei Komuro se comprometieron oficialmente. La boda quedó fechada el 4 de noviembre de 2018, pero en febrero de ese mismo año la casa imperial japonesa anunció que el enlace quedaba pospuesto. Detrás de esta decisión estaba la noticia de una elevada deuda contraída por la madre de Kei Komuro con su expareja para pagar los estudios de su hijos, y que al parecer no había saldado. Que poco después se supiera que Kei Komuro se iría a estudiar a Nueva York durante tres años no parecía nada halagüeño, y en Japón muchos empezaron a especular con una posible ruptura de pareja.

Finalmente, la boda se celebrará el próximo 26 de octubre, pero será un enlace bastante atípico. La casa imperial considera que los novios no cuentan con el respaldo del pueblo y por eso la boda se llevará a cabo sin los ritos tradicionales con los que los miembros de la familia imperial cumplen al casarse. La pareja se casará por lo civil y luego dará una rueda de prensa.

Ese mismo día, Mako abandonará la residencia de sus padres y perderá su estatus real. Es lo que les ocurre a aquellas princesas japonesas que se casan con un plebeyo, aunque a diferencia de estas Mako no obtendrá ninguna compensación económica.

Estos tres últimos años no han sido nada fáciles para la sobrina del emperador. Según se supo recientemente, la princesa Mako ha sido diagnosticada con un trastorno de estrés postraumático por el continuo escrutinio al que han sido sometidos su prometido y ella.


https://www.revistavanityfair.es/articu ... -sin-verse

CASA IMPERIAL DE JAPÓN

Mensaje por Maritxu » Jue 07 Oct, 2021 10:21 am

Mako de Japón, diagnosticada de estrés postraumático antes de su boda
La Casa Imperial ya ha confirmado la fecha de la boda de la princesa y su prometido, a quien conoció en la Universidad y por quien renunciará a su condición de princesa y a su dote de más de un millón de euros. Tras casarse se mudará con él a Nueva York.
POR A. S.

3 DE OCTUBRE DE 2021


Imagen

Mako de Japón ha sido diagnosticada de un trastorno de estrés postraumático, según ha informado un portavoz de la familia a través de la Agencia de la Casa Imperial de Japón. Reconoce que la “complicada” situación por la que atraviesa Mako, de 29 años, se debe al escrutinio al que ha sido sometida la princesa por su decisión de casarse con un plebeyo, Kei Komuro, a quien conoció cuando ambos estudiaban en la universidad de Tokio y cuya familia se ha visto envuelta en un escándalo por una deuda de la madre de él con su exnovio a quien le pidió dinero prestado para sufragar los estudios de su hijo. En concreto, a las constantes informaciones negativas “sobre ella, su familia, su prometido y la familia de él”, ha detallado.

Imagen

La princesa Mako, hija de los príncipes Kiko y Fumihito –el príncipe heredero Akishino- y sobrina del emperador Naruhito, “tenía miedo de que sea imposible cumplir su deseo de tener una vida tranquila y feliz después de casarse”, ha explicado al tiempo que ha confirmado que la boda será el 26 de octubre, una fecha, martes, que se considera traerá ventura al matrimonio. La de Mako y Kei Komuro será una boda normal, alejada por completo de la pompa que implica un enlace real y toda la tradición que conlleva celebrarla en el país del sol naciente. Se limitarán a registrar su matrimonio y ese mismo día ofrecerán una rueda de prensa juntos. Después, la princesa se mudará a Nueva York donde reside y trabaja como abogado su prometido. Un paso por el que Mako renuncia a la dote de más de un millón de euros que recibe una princesa al contraer matrimonio.
Imagen

La madre de Mako, la princesa heredera Kiko, se pronunció recientemente sobre los planes de su primogénita: "Hay cosas en las que estamos de acuerdo y en desacuerdo, pero queremos decirnos que creemos que es necesario y me gustaría respetar los sentimientos de mi hija mayor tanto como sea posible". "Como madre, estoy teniendo muchas conversaciones con mi hija para poder aceptar sus sentimientos y pensamientos", dijo. También se refirió a lo que pudiera pasar con su segunda hija, la princesa Kako de 26 años: "Me gustaría escuchar sus pensamientos con antelación y apreciar las conversaciones familiares", fue prudente sobre lo que pueda estar dispuesta a hacer por amor.

Imagen
Tanto los padres de la princesa Mako como el emperador han aprobado el matrimonio de la pareja aunque con reticencias ya que la ley nipona establece que solo los varones pueden aspirar al trono y que las mujeres pierden la condición de princesa al casarse con alguien ajeno a la realeza, como es el caso de Mako. El peso de la Casa Real recae a partir de ahora sobre tres personas: el emperador, Fumihito y su hijo, el hermano de Mako, el príncipe Hisahito de 14 años.

https://www.revistavanityfair.es/realez ... boda/51521

CASA IMPERIAL DE JAPÓN

Mensaje por Maritxu » Mié 06 Oct, 2021 10:09 am

Invitado escribió:Es increíble que no permitan el acceso al trono de una mujer a estas alturas del siglo.



Pues sí, una sociedad avanzada para algunas cosas y en este tema en la Edad Media.

CASA IMPERIAL DE JAPÓN

Mensaje por Invitado » Mié 06 Oct, 2021 9:43 am

Es increíble que no permitan el acceso al trono de una mujer a estas alturas del siglo. Para colmo creo que ya hubo emperatrices en Japón!! Son gente rara, tienen que acomodar unas costumbres milenarias y pasadas de rosca a nuestros días y les pasan cosas bien chuscas. Pues nada, allá ellos los japoneses, son raros raros rrrrarossss.

CASA IMPERIAL DE JAPÓN

Mensaje por Maritxu » Mié 06 Oct, 2021 9:36 am

Muy modernos para unas cosas pero para otras....

TODO LISTO PARA LA BODA DE LA PRINCESA MAKO Y SU NOVIO PLEBEYO: ASÍ SERÁ EL ‘SÍ, QUIERO’ DE LOS ‘HARRY Y MEGHAN JAPONESES'

TIEMPO DE LECTURA: 3 MINUTOS
El 26 de octubre, la sobrina del emperador de Japón, Naruhito se casará al fin con su novio de toda la vida. Pero su compromiso no ha estado exento de obstáculos y ha provocado el descontento en los medios de comunicación japoneses.

Imagen
El compromiso de la princesa Mako con Kei Komuro ha sido todo menos fácil. Planificaron que se casarían en noviembre de 2018, pero esto se pospuso después de que la madre de Komuro se viese envuelta en una disputa financiera relacionada con el dinero que había recibido de su exprometido, pues se pensó que este dinero se había utilizado para financiar la educación de su hijo. Ahora, tres años después, han vuelto a fijar una fecha de boda, y la princesa Mako de Japón, de 29 años, se casará con su excompañero de clase (un "plebeyo"), este mes, y renunciará a su estatus real.

Según los informes, el panorama de la boda se ha agriado un poco; cuando se comprometieron por primera vez, se les presentó como la pareja perfecta: la joven y bella princesa y su inteligente abogado en prácticas, un hombre, también de 29 años, por quien estaba dispuesta a sacrificar su estatus imperial. Ahora, tras el escándalo financiero, los medios de comunicación han cambiado de opinión y han sido apodados como "Harry y Meghan de Japón", dados sus planes de vivir en Estados Unidos tras pasar por el altar.

Imagen

La Agencia de la Casa Imperial anunció el viernes 1 de octubre que la princesa Mako, sobrina del emperador Naruhito de Japón, se casaría con Komuro el próximo 26 de octubre. Pero en lugar de ser un día de celebración nacional, la boda se verá envuelta en un contexto de escándalo, intrusión de tabloides y desaprobación pública.

Komuro, quien recientemente regresó a Japón con un título en derecho de la Universidad de Fordham en Nueva York, se ha convertido en una presa fácil para los tabloides. Según los comentaristas de los medios, esto se debe en parte al hecho de que el tema hace que las ventas y las cifras de audiencia aumenten en los medios de comunicación. Al regresar al aeropuerto de Narita en Tokio la semana pasada, Komuro fue recibido por más de 150 reporteros, quienes enfocaron sus desafortunados titulares en la coleta que este se ha dejado crecer durante su viaje a los Estados Unidos. Según la BBC, "en un país donde la apariencia juega papel importante en las impresiones de la gente, muchos sintieron que era una prueba más de que él no estaba en condiciones de casarse con la princesa Mako".

Imagen

The Guardian apunta que "el escándalo que rodea a su relación significa que esta será una boda real muy diferente al resto". Según los informes, Mako renunciará a un pago de hasta 150 millones de yenes (más de 1.160.000 euros) que generalmente se le da a un miembro de la familia real cuando se va de casa (dado que es un pago financiado por el contribuyente).

La pareja no tendrá una ceremonia de compromiso oficial y se las arreglará sin una reunión formal con el tío de Mako antes de la boda. En cambio, registrarán su matrimonio en una oficina del gobierno antes de mudarse a Nueva York, donde Komuro ha conseguido un trabajo en un importante bufete de abogados.
Imagen

Se espera que la pareja continúe atrayendo la atención de los medios incluso en Estados Unidos. Justo antes de su reciente visita a Japón, su primer viaje al país en tres años, Komuro fue perseguido por las calles de Nueva York por reporteros japoneses.

Los padres de Mako apenas han mostrado su apoyo. A principios de este mes, su madre, la princesa heredera Kiko, dijo que respetaría los sentimientos de su hija "tanto como sea posible", y agregó: "Si bien ha habido asuntos con los que puedo sentir empatía, también hay temas en los que nuestras opiniones difieren". En The Guardian, Akishino, quien es el primero en la línea de sucesión al trono, dijo el diciembre pasado que "aprueba" el matrimonio, "si casarse es lo que realmente quieren".

Según la BBC, "aunque son mucho más discretos que la realeza británica, la parte de su relación que se deja ver en público es un espectáculo poco común para la dinastía más antigua del mundo".

https://www.revistavanityfair.es/realez ... muro/51535

CASA IMPERIAL DE JAPÓN

Mensaje por Maritxu » Lun 13 Sep, 2021 10:39 am

LA MADRE DE MAKO DE JAPÓN SE PRONUNCIA SOBRE LOS PLANES DE SU HIJA DE CASARSE CON UN PLEBEYO Y RENUNCIAR A LA DOTE

TIEMPO DE LECTURA: 2 MINUTOS
Mako se casa en una boda sin ceremonia tradicional en octubre con su novio, de origen plebeyo, a quien conoció en la Universidad. Su intención es renunciar a su dote, más de un millón de euros, e instalarse en Nueva York.

Imagen

JAPÓN REALEZA BODAS BODAS REALES
La princesa Mako de Japón se comprometió con su compañero de Universidad Kei Komuro en septiembre de 2017. Sus planes pasaban por celebrar su boda un año más tarde. Lo que pasó fue, sin embargo, bien distinto. Dijeron, en una excusa poco convincente, que se habían precipitado en su decisión. Posponer la boda desató rumores de crisis avivados tras conocerse que Kei Komuro se marchaba a estudiar Derecho a Nueva York, pero finalmente se halló el supuesto verdadero motivo: la madre del joven debía 30.000 euros a su exnovio y parte de la cuantía la había invertido en la educación de su hijo y prometido de la princesa. Este mismo mes, la Casa Imperial ha comunicado que la pareja de 29 años se casa el mes que viene pero que su boda no incluirá una ceremonia tradicional nipona. Lo previsible es que novia renuncie a su dote (150 millones de yenes, aproximadamente 1,15 millones de euros) y se cree que podría tarsladarse a vivir a Nueva York con su futuro marido.

Imagen

La madre de Mako, la princesa heredera Kiko, ha hablado este sábado con motivo de su 55 cumpleaños. A través de la Agencia de la Casa Imperial ha dicho que pretende respetar la decisión de su hija: "Hay cosas en las que estamos de acuerdo y en desacuerdo, pero queremos decirnos que creemos que es necesario y me gustaría respetar los sentimientos de mi hija mayor tanto como sea posible". Continúa diciendo la princesa en el mismo comunicado: "Como madre, estoy teniendo muchas conversaciones con mi hija para poder aceptar sus sentimientos y pensamientos". No detalla en qué consisten esas conversaciones ni hace ningún tipo de comentario respecto a la supuesta deuda de la madre de Komuro ni sobre la intención de ésta de devolverle el dinero a su ex.

Respecto a un posible matrimonio de su segunda hija de 26 años, la princesa Kako, ha sido cauta: "Me gustaría escuchar sus pensamientos con antelación y apreciar las conversaciones familiares" antes de aventurarse a pronunciar unas palabras de las que luego pueda arrepentirse teniendo en cuenta los pasos que ha seguido su primogénita.

Mako y Kako son hijas de la princesa Kiko y Fumihito, el actual príncipe heredero Akishino, y sobrinas de Naruhito, el actual emperador japonés. Akishino ha aprobado el matrimonio de la princesa y el plebeyo aunque sin demasiadas alegrías quizá porque es consciente que la ley de la Casa Imperial establece que solo los varones pueden ascender al trono y que las mujeres pierden la condición de princesa si se casan con alguien que no pertenece a la realeza, como le sucederá a Mako tras su boda por amor. El futuro de la Casa Real más antigua del planeta se presenta complejo con normas tan poco actualizadas como esta y el peso únicamente sobre tres personas: el emperador, el príncipe heredero Akishino y su hijo, el hermano de Mako, el príncipe Hisahito de 14 años.

Imagen

https://www.revistavanityfair.es/realez ... boda/51288

CASA IMPERIAL DE JAPÓN

Mensaje por Maritxu » Mié 08 Sep, 2021 10:54 pm

Naruhito de Japón se muda al Palacio Imperial de Tokio dos años después de su entronización
Los emperadores junto a su única hija, la princesa Aiko, abandonan su residencia de Akasaka en una simbólica ceremonia

Imagen

El relevo definitivo en la Casa Imperial japonesa va completándose tras la milenaria entronización de Naruhito y Masako como emperadores, que tuvo lugar el 22 de octubre de 2019 ante miembros de la realeza mundial como los reyes Felipe y Letizia; Guillermo y Máxima de Holanda; Felipe y Matilde de Bélgica y un largo etcétera de soberanos y príncipes. El primer cambio sucedió en abril de 2020, cuando los antiguos emperadores, Akihito y Michiko de Japón, abandonaron el Palacio Imperial de Tokio para instalarse en su nueva residencia de Takanawa. El segundo ayer mismo, cuando el emperador Naruhito y su familia se marcharon del complejo residencial de Akasaka para instalarse en el ya mencionado Palacio Imperial de Tokio.

Imagen

Naruhito y Masako, así como su única hija, la princesa Aiko abandonaron su residencia de Akasaka, en distrito de Minato de la capital japonesa, en una simbólica ceremonia en la que se trasladaron varias cajas negras con los tres tesoros sagrados de Japón, un espejo que representa la sabiduría, una espada que representa el valor, y una joya con forma de coma, que simboliza la benevolencia.

El emperador Naruhito, de 61 años, ha vivido la mayor parte de su vida en Akasaka, desde junio de 1960, poco después de su nacimiento en febrero de ese mismo año. En un comunicado emitido por la Agencia de la Casa Imperial, el los emperadores expresaron su "tristeza" y "profunda emoción" por dejar la residencia de Akasaka. Naruhito, Masako y la princesa Aiko fueron despedidos por el príncipe heredero Akishino, hermano menor del emperador Naruhito, y su esposa, la princesa heredera Kiko.

Imagen
El emperador Naruhito y su familia estarán completamente instalados en el Palacio Imperial de Tokio el próximo 15 de septiembre. Mientras tanto, se alojarán en un apartamento adyacente. "Estoy preparando mi llegada al palacio que sirvió como lugar de residencia para que los sucesivos emperadores cumplieran con sus funciones. Llevaré a cabo mis tareas diarias con la mente fresca" , dijo el emperador en un comunicado. Cabe destacar que el Palacio Imperial de Tokio ha sido renovado antes de su llegada y que la mudanza se ha planteado una vez finalizados los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Tokio 2020, el pasado 5 de septiembre.

Imagen

Según publica The Japan Times, la próxima mudanza prevista dentro de la Casa Imperial es la de Akihito y Michiko. Los antiguos emperadores, tal y como hemos dicho al inicio de esta noticia, residen actualmente en Takanawa, pero su intención es trasladarse a Akasaka, en mayo o junio de 2022, cuando estén terminen las obras de remodelación.

https://www.hola.com/realeza/2021090719 ... ial-tokio/

Arriba