Aguas turbulentas - Pilar Eyre

Publicar una respuesta


Esta pregunta es una forma de evitar inserciones automatizadas por spambots.
Emoticonos
:cry: :blackeye: :up: :loker :fire: :lol: :grin: :calceta: :pinocho: :shock: :mrgreen: :clown: :juas: :>D: :pukeright: :x :bravooo: :sun: :clap: :salute: :happy0021: :sherlock :wave: :cheerleader3 :guitarman: :bobas :up2 :door :glob :smt031 :roll: :king: :FUCK YOU: :blah :kiss :welcome :eat :bowdown2 :eusaprayrf4: :juggle :cool: :walkman :yes: :pc :pale: :jump :amen: [-X :drunk :smoke :angrywife :acomer:
Ver más emoticonos

BBCode está habilitado
[img] está habilitado
[Flash] está habilitado
[url] está habilitado
Emoticonos están habilitados

Revisión de tema
   

Expandir vista Revisión de tema: Aguas turbulentas - Pilar Eyre

Re: Aguas turbulentas - Pilar Eyre

Mensaje por Assia » Vie 17 Ene, 2020 2:36 am

'' NO ES POR MALDAD'' No he leido mas que el titular de tu cronica Pilarica. Por lo que he leido en varias ocasiones, tanto la Infanta Pilar como la Infanta Margarita, se pusieron de parte de su padre y no de su hermano Juanito y es por eso por lo que tu dices que ''LA REINA SOFIA NUNCA HA OLVIDADO LOS DESPRECIOS...?'' A que llamas tu ''desprecios…Pilarica….? A que 1 hijo le robara el trono a su propio padre.?

NO ES POR MALDAD - Pilar Eyre

Mensaje por Invitado » Vie 17 Ene, 2020 2:16 am

[conte]

Doña Pilar y don Juan Carlos

Llovía sobre Estoril aquel 29 de marzo de 1956, Jueves Santo. La tormenta se abatía ruidosamente contra los cristales de villa Giralda, pero, a pesar de eso, Pilar se detuvo de pronto en medio de una frase y se estremeció. “¿Qué te pasa?”, le preguntó su amiga. “¡He oído un disparo!”.

Fue la única de las nueve personas que estaban en la casa que lo escuchó. Abrió la puerta de su habitación. “¡Mami, mami!”, gritaba su hermano Juanito. Los padres corrían atropellándose escalera arriba hasta el cuarto de juegos. Petrificada, vio cómo su padre bajaba el cuerpo inerte de su hermano pequeño, Alfonsito, con un agujero en medio de la frente pálida, envuelto en la bandera de España. Pilar fue hacia él.

Estudiaba enfermería, tal vez podría ayudar. Pero el padre la detuvo: “Está muerto”. Depositó a su niño listo, su Senequita, como lo llamaban en familia, en el suelo del vestíbulo y, cogiendo a Juanito –el autor del disparo– por el cogote, lo hizo arrodillarse frente a su hermano y rugió con la voz rota: “¡Jura que no lo has hecho a propósito!”. Se cuenta que, muchos años después, Pilar fue a Zarzuela y se encontró a su hermano enseñando a disparar a su hijo Felipe con un arma corta. Se llevó las manos a la cara horrorizada y aulló: “¡No, por Dios, Juanito. Otra vez, no!”.

■ ■ ■

Don Juan y doña María de las Mercedes

En esa época, Pilar ya no era una niña. Tenía 20 años y era una chica “adusta y no muy simpática”, según sus vecinos portugueses. Demasiado alta, desgarbada, de aguileña nariz borbónica, siempre vestida con su chaqueta de amazona cuando no iba de enfermera, porque hacía prácticas en el hospital de los Capuchos de Lisboa.

Había sido concebida en Frascati, el pintoresco pueblecillo cerca de Roma donde sus padres habían dormido el día de su casamiento, ya que nació justo nueve meses después, el 30 de julio de 1936. Y si sabemos lo que pasó en esa noche de boda fue porque el mismo don Juan de Borbón se lo relató a su hijo Juanito, después de que este se negara a participar en un acto porque le dolía la cabeza. “El día que me casé estaba hecho una mierda con gastroenteritis y, aun así, aguanté toda la ceremonia, el discurso de José María Pemán, ¡y por la noche tuve que cumplir con tu madre!”.

La familia vivió con relativa estrechez en Roma, donde el matrimonio se tenía que acostar con gabardina porque había goteras, y después en Lausana, donde Juan conoció a una mujer griega por la que estuvo a punto de romper su matrimonio, lo que entenebreció el ambiente familiar. En aquellas fechas, Franco puso un espía a la familia y sus informes parecen una pieza cómica: “Don Juan suele salir a menudo y vuelve a su casa a las cuatro o las cinco de la madrugada muy afectado por los numerosos cócteles que ingiere… A veces, lo acompaña su mujer, que tiene bastante abandonado el cuidado de su casa. Su mujer también sale por las tardes con sus amigotas”.

Cuando acabó la Segunda Guerra Mundial, la familia se trasladó a Estoril, el exilio definitivo. Pero don Juanito se desgajó del tronco familiar, ya que vino a vivir a España tutelado por Franco, “ese señor que hace sufrir a papá”, según decían los niños.

Pilar creció libre y algo montaraz. La madre se ocupaba de Margot, la hermana cieguita, y poco más, pues ella misma confesaba que era una pésima ama de casa. Fue el padre el que decidió que fuera a las Esclavas del Sagrado Corazón de Lisboa, pero no le gustaba el estudio, se escapaba muchas veces de clase para ir a montar a caballo, y no llegó a terminar siquiera el bachillerato elemental. Para que pudiera estudiar en la escuela de enfermería Ravara, tuvieron que hacer una trampa en el expediente.

Pero ahí surgió lo mejor de Pilar, ya que encontró su verdadera vocación, que pudo demostrar cuando se hundió el techo de la estación de tren de Cais do Sodré. Estuvo cuidando a los heridos durante 48 horas. Y con el uniforme manchado de sangre, salió en el diario ABC, ¡la primera vez, desde el año 1931, que un miembro de la familia real aparecía en la portada de un periódico español!

Sí, todo esto estaba muy bien, ¡pero Pilar no se casaba! La llevaron al crucero Agamenón para que alternara con príncipes europeos, y su padre, harto de verla con la cara lavada, le compró una barra de labios ‘rouge’ en el puerto y él mismo se los pintó. “Qué asco, qué mal sabe”, protestaba la infanta. Los vestidos de organdí se los quitaba a escondidas, porque “pican”, para ponerse el traje de montar.

Su padre le comentó a Sainz Rodríguez que iba a casarla con Balduino de Bélgica, a lo que el amigo objetó: “Ese medio cura tal vez no le guste a su alteza”. “¡Pues se someterá, como todas las princesas de sangre real!”, repuso don Juan, furioso. Pilar escogió de acompañante a su dama de honor menos vistosa, Fabiola de Mora y Aragón, que fue la que enamoró al rey de los belgas. Don Juan agarró a su hija del brazo y se la llevó de vuelta a Estoril al día siguiente y, como la quería entrañablemente, intentó restañar las heridas en su amor propio: “Bah, hubieras sido muy desgraciada con ese hombre”.

■ ■ ■

Los duques de Badajoz con sus cinco hijos

La muerte de Alfonsito destrozó a la familia. Doña María debió ingresar por depresión y alcoholismo en una clínica suiza y Pilar se fue a vivir a Madrid, donde se enamoró del irresistible Luis Gómez-Acebo y Duque de Estrada –ambos son apellidos–. No era una boda muy apropiada para una princesa de sangre real, pero la infanta estaba decidida a casarse con él. Se hizo mechas en el pelo, adelgazó, empezó a llevar atrevidas minifaldas e incluso visitó a un cirujano plástico para operarse la nariz. Pero cuando su padre se enteró, puso el grito en el cielo. “Que te cases con Luis aún te lo paso, pero que te quites el distintivo de los borbones, no te lo consiento, ¡se han tardado siete siglos en hacer esa nariz!”.

Don Juan les concedió el título vitalicio de duques de Badajoz. Primero, vivieron en un pisito que les alquiló Antonio ‘El Bailarín’ –“me lo destrozaron”, confesó el bailarín a esta periodista–, y después, gracias al boyante trabajo de Luis en la cementera Asland, en un chalet en Somosaguas, donde doña Pilar encauzó sus energías criando a sus cinco hijos y fundando Nuevo Futuro.

Apenas se veían con Sofía y Juanito, y se trataban con gran desapego porque en el enfrentamiento entre padre e hijo por el trono de España las infantas siempre se pusieron al lado de su padre y veían a Juanito como un usurpador. No asistieron a la proclamación de Juan Carlos como sucesor, pero si fueron a su coronación cuando murió Franco. Eran tan poco conocidas que el ujier las hizo salir del ascensor, “que es solo para personas importantes”.

La actitud de Pilar durante la ceremonia fue fría y distante porque creía que allí, en lugar de Sofía y Juan Carlos, tenían que estar sus padres. Pero, de pronto, la felicidad de aquella familia se desmoronó. Primero fue un accidente de esquí el que postró un año en cama a Luis. Se perdieron el trabajo y los ahorros. Menos mal que el barón Thyssen lo convirtió en “su hombre en España”. Carmen Cervera fue la responsable y, a mí parecer, nunca se le ha agradecido lo suficiente.

Pero después fue un cáncer linfático el que se abatió sobre el duque de Badajoz que, después de siete años de lucha, murió abrazado a un librito de poemas de San Juan de la Cruz. Doña Pilar se quedó tan desarbolada, y con una gran familia a su cargo, que Mario Conde tuvo que echarle una mano. Le puso un despachito en Banesto, le dio un cargo en la Fundación y le pasó un sueldo durante unos años.

La herencia de su padre le arregló la situación, que nunca ha sido muy boyante, pero pudo encarar apaciblemente el último tramo de su vida. Muy arropada por sus hijos, dedicada a Nuevo Futuro –donde todas la adoran–, el tiempo restañó las heridas y su hermano se convirtió en su mejor amigo. Todos los días hablaban por teléfono. Sin embargo, doña Sofía no ha olvidado nunca aquellos desprecios. “Es que las infantas se lo hicieron pasar muy mal”, justifica un viejo monárquico, testigo de esos sucesos. También es cierto que, en los enfrentamientos entre el matrimonio, Pilar se puso siempre al lado de su hermano. Una vez le preguntaron si volvería a vivir su vida y soltó un espontáneo: “Oh, no, qué horror. Todo ha sido muy duro”.

■ ■ ■

Isabel PreyslerDoña Pilar y Luis Gómez-Acebo

Esta cronista ha mantenido varios desencuentros con doña Pilar. Cuando trabajaba con Luis del Olmo, me llegó la noticia –de muy buena fuente– de que doña Pilar –ya viuda–, salía con un importante hombre de negocios. Alguien llamó por teléfono y me cayó una bronca considerable.

Después, cuando escribí la biografía de su madre, ‘María la Brava’, se quejó a su hermano y pretendió que la prohibiera, a lo que don Juan Carlos se negó: “No ha mentido…”.

Y también, hace pocos meses, cuando publiqué que Cristina e Iñaki estaban al borde del divorcio, un periodista la convenció de que dijera en televisión que era mentira, cuando minutos antes había confesado que no tenía ni idea de la vida de su sobrina, porque no la veía nunca ni hablaba con ella, con lo que también se viene abajo la leyenda de que amparaba a Cristina e Iñaki.

A pesar de todo, he admirado su energía, su capacidad de resistencia ante los embates de la vida, su estoicismo, su generosidad a la hora de defender las causas en las que creía, lo que la quieren sus hijos… Cuando Pilar se encuentre en los espacios siderales con su adorado padre, podrá cuadrarse como un soldadito valiente, joven de nuevo con su chaqueta de amazona, para decirle: “Papá, deber cumplido”.

Aguas turbulentas - Pilar Eyre

Mensaje por ''lLOS FLAMENCOS » Mar 14 Ene, 2020 4:12 am

DEL COLMAO'' le dijeron a la Pilarica o fueron ''LOS GITANOS...?'' '' ES PAYA...'' Miente mas que escribes Pilarica. Rosalia fue abucheada por querer representar a la Virgen Maria en 1 postura en foto. La que parece ser que esta reviviendo LA COPLA es Estrella Morente en 1 espectaculo en Madrid con coplas de su paisano, Carlos Cano, de la gran FRAONA como esa preciosa copla de Gracia Montes: '' SOLEDAD''
Lo lei ayer en ABC.es.
former Assia

NO ES POR MALDAD - Pilar Eyre

Mensaje por Invitado » Vie 10 Ene, 2020 1:14 am



Miriam Saavedra

¿Dakota? ¿Alguien se acuerda de esa criatura gritona y maleducada, cual niña de ‘El Exorcista’? ¿Y qué me dicen del guapo Logan, cincelado como un dios griego? Miriam Saavedra, que parecía un monstruo que iba a comerse el mundo, estuvo durante unas semanas volando por los platós como una polilla aturdida y se estrelló al fin contra el cristal de la indiferencia del público. El Cejas, hasta la monísima María Jesús Ruiz, la otra Ruiz, Aurah –sí, hombre, que de vez en cuando asoma la cabeza para despotricar contra su ex–. Hugo Castejón, que tanto prometía, pero resultó demasiado excesivo para el gusto del público, Pol Badía y Jonathan, Alejandro Albalá y su mamá podóloga… ¡Aneth!

El paso del tiempo los ha devorado a todos, y no solo a los hijos de la televisión. Pregunta difícil: ¿Quién era Cristina Pujol? ¡A la primera novia que tuvo Matamoros cuando se separó de Makoke la perseguían los reporteros por la calle micro en mano! Lo mismo que a Iván Miranda, el presunto y efímero novio de Tamara Falcó.

¡Y a Courtois! Y no digamos el famosísimo marido de María Lapiedra, del cual en estos momentos no recuerdo el nombre y no me hagan consultarlo en la Espasa que estoy algo resacosa… Tuvieron su momento de popularidad, pero han durado menos que una raya en el agua. ¡Adiós, muchachos, adiós para siempre, adiós!

■ ■ ■

Isabel Preysler

Y es que eran ídolos con los pies de barro, como Georgina Rodríguez, como Sandra Gago, como Mar Torres (la de Froilán), quizás como la encantadora Alba Carrillo… Están bien, sí, pero les falta aquello intangible que las convierta en leyenda.

¡Esos ídolos de verdad, divos que quizás no ocupan portadas, pero siguen en el corazón de sus miles de fans, que les guardamos fidelidad eterna! El más grande, Julio Iglesias. Cantó hace poco en el Albert Hall de Londres y The Telegraph dijo: “Su voz es frágil, pero su presencia sigue siendo apabullante… una velada pasada de moda, pero conmovedora”. Raphael celebra cada año un centenar de conciertos con llenos totales… Pantoja, porque a ella no le da la gana, pero, ay, si quisiera, ¡estaría en lo alto del podio, como la grande que es!

¿Y qué me dicen de Isabel Preysler? Nos intentan meter a sus hijas con calzador, pero ninguna le llega a la suela de los zapatos, no se aproximan a su currículo ni por el forro. Isabel, a la edad de Tamara, ya había estado casada con Julio Iglesias, había tenido a sus tres hijos, había anulado su matrimonio, se había casado con el marqués de Griñón, había nacido ella, se había divorciado y casado con el ex ministro Boyer y dado a luz a Ana… ¡Y por sus propios medios se había convertido en una de las mujeres que más dinero ganaba y generaba de España!

¿Y Tamara quiere competir por haber participado en un concurso de cocina y hablar como una niña pequeña? Vamos, hombre, navega, que vienen los vikingos (homenaje a mi amigo Jaime Peñafiel). ¡Un ser así solo sale cada mucho tiempo! Como Rosalía, a la que vi cantar hace cuatro años en el JazzSí, de la calle Requesens, ‘Corazón loco’ de El Cigala y desde entonces la sigo como si fuera mi hija. Los gitanos del lugar me decían: “Es paya, pero respira, vive, trabaja solo por y para el cante, tiene coco y mucho arte, ¡llegará muy lejos!”.

■ ■ ■

Doña Letizia, Leonor y Sofía

Y ahí, inmutable, sigue la familia real. Letizia,Felipe, Leonor y Sofía, tan tranquilos porque saben que en este país ya no se va a tomar el palacio de invierno (que vendría a ser el chalecito de Baqueira, que por cierto he visto estas vacaciones que sigue vacío).

Y es que cada día su posición es más sólida, no solo han confirmado con el discurso de Leonor en Barcelona que “hay una heredera”, sino que Letizia ha demostrado que cuando se dedica a hacer una cosa, educar a sus hijas, lo hace muy bien.

Y si con dos partidos de izquierdas en el gobierno nadie pone en cuestión su supervivencia, ¿quién lo va a hacer? ¡La frase “ahora no toca” la estoy oyendo desde hace 40 años! Mi pregunta es: ¿Siguen necesitando un cordón sanitario? ¿Cuánto tiempo se tardará en permitir que los periodistas nos expresemos libremente en todos los temas que les atañen?

El otro día me confesó un viejo monárquico, noble y catalán por más señas: “¡Tengo unas ganas de que se les pueda criticar!”. Me horroricé y me llevé las manos a la cara. “Pero, tú…”. Me tranquilizó con un gesto. “No, claro que yo no… Pero si se les puede criticar, querrá decir que la monarquía está fuerte y puede superar todos los embates. ¡Ese será nuestro momento y la vieja guardia podremos descansar tranquilos!”. Me voy a ir poniendo la primera de la fila… ¿Quién da la vez?

NO ES POR MALDAD - Pilar Eyre

Mensaje por Invitado » Jue 02 Ene, 2020 3:12 am

Imagen
NO ES POR MALDAD / Pilar Eyre

Urdangarin la lía en la misa de Navidad


Raphael

¡Raphael está de moda! En realidad, no ha dejado de estarlo nunca. Yo fui con él hace muchos años a Nueva York. Cenamos en el mejor restaurante, el Côte Basque, y los camareros nos aplaudieron cuando entramos. En el teatro Radio City Music Hall, familias enteras se me pusieron de rodillas para que les consiguiera una entrada. Cuando Raphael salió a cantar, inundaron el escenario de claveles. ¿Dónde conseguirían claveles en Nueva York en pleno invierno? Me impresionaron las dos primeras filas de ese enorme y abarrotado auditorio. En esa época estaban de moda las ‘muñecas repollo’, copias exactas de la realidad. Todas eran distintas. Pues en las butacas más caras, cien dólares, estaban sentadas una niña y una muñeca repollo, una niña y una muñeca repollo ¡habían comprado entrada también para sus muñecas!

Hablábamos mucho y Raphael me contaba abiertamente sus depresiones, algo que entonces nadie confesaba. “Subo a un escenario y sé que valgo para esto… pero en la vida, ay, en mi vida, a veces me siento en el cielo y otras me hundo en el más profundo de los abismos”.

Y de sus inicios, “éramos tan pobres que me tuve que poner a trabajar de recadero a los diez años… primero me salvó la voz y luego Natalia, que es lo más grande que me ha pasado en la vida”. Un día me lo encontré demudado. Había creído sentir un infarto, cuando solo había sido un ataque de ansiedad provocado por haber cambiado dos veces de continente en el mismo día. Me cogía las manos temblando. “Ha sido horrible, me ha pasado toda mi biografía ante los ojos y he decidido no subirme más a un escenario porque me dejo un trozo de vida en cada actuación y eso no puede ser”. ¡La que se armó! Las fans venían a la redacción a pedirme explicaciones, y al final Raphael dijo que no era verdad, que había recapacitado y que seguiría con su carrera, porque sin su público no sabría vivir.

Fui a su casa, El Tamborilero, en Marbella, y lo vi frágil, paliducho, tierno, y pedía con voz mimosa, “Natalia, tráeme una manta”, a pesar de que la temperatura era de 30 grados. Y dejaba caer con agudeza, porque Raphael es ingeniosísimo, “nunca tomo el sol, va mal para la voz y solo lo pueden tomar esos cantantes que tienen tan poquita voz, que un poco menos no importa”.

Ahora tiene 77 años y, mientras Julio Iglesias, de 76, actúa con cuentagotas, Raphael da un centenar de conciertos al año. “Así seguiré hasta que llegue a ser tan querido como el ratón Mickey…”. En aquellos años me confesó con crudeza, en un momento depresivo, “si no me mato en un accidente de aviación como Gardel, me juego lo que quieras a que dentro de 30 años no me recordará nadie”. Fallaste, corazón, no vuelvas a apostar.

■ ■ ■

Iñaki y Cristina

¡Urdangarin en Vitoria! ¡Tchiki ha vuelto a casa! El momento de darse la paz en la misa del día de Navidad fue apoteósico. Al entrar en la iglesia de la Sagrada Familia, no hubo demasiado revuelo. Susurros, algunas cabezas que se volvían para mirar, algún saludo de lejos… Iñaki escuchó el Evangelio con la cabeza baja, “No temáis, ha nacido nuestro Salvador que es Cristo nuestro Señor en la ciudad de Belén…”.

Pero cuando el sacerdote pidió, “daros la paz”, Iñaki, muy emocionado, primero besó a su mujer y a su madre, después a sus hijos, hermanos y sobrinos, y de los bancos de atrás se tendieron manos, de los de delante también, e incluso algunos feligreses atravesaron el pasillo central para darle un abrazo. El acto se alargó hasta que el sacerdote llamó al orden.

Después Tchiki y los suyos comulgaron devotamente, ya contamos aquí que su gran refugio en estos años de penitencia era la religión, ¡Dios perdona todas las faltas y el corazón de Iñaki está ahora tan limpio como el de un recién nacido! En Vitoria, se ha sentido arropado por su familia y amigos, pero también por ciudadanos anónimos, algo que no le sucedía en Barcelona, donde ha vivido la mayor parte de su vida y donde en los últimos tiempos le rodeaba tal clima de hostilidad que hasta temía salir a la calle.

Pero después de este tibio baño de cariño, la vuelta a Brieva ha sido más dura,aunque con la esperanza de que en enero se revise su caso y se le conceda un tercer grado, lo que equivaldría a un régimen abierto. Es decir, iría a dormir a prisión, pero de lunes a jueves pasaría todo el día fuera, lo que le permitiría ejercer algún trabajo remunerado ya que la economía familiar descansa únicamente en los hombros de Cristina, que no posee asignación, aunque el padre, don Juan Carlos, le pueda hacer algunos préstamos puntuales. Iñaki arde en deseos de trabajar, ha pagado su deuda con la sociedad y creo que se lo merece.


Sí,pero...

ISABEL PANTOJA
Isabel Pantoja has sido la protagonista del año. Has resurgido de tus cenizas, te has reinventado, y ya nadie se acuerda ni de la cárcel ni de Julián Muñoz ni siquiera de Paquirri. La diva eres tú y solo tú por méritos propios.

Sí, pero…

¿Qué pasa, Isabel? Cada vez que creemos que vas a estar en la cumbre de nuevo dando espectáculo, portadas, shows, luces... algo se cruza en tu camino, no sé si una desgracia, la pereza o simplemente miedo. Porque parece que vayas a comerte el mundo ¡y no ocurre nada!

Te refugias en Cantora lejos de las miradas de todos y te rodeas otra vez de hermetismo y misterio. ¡Ese gran paso al estrellato no acabas de darlo nunca y te quedas con el pie en el aire, sin saber si volar o hundirte de nuevo! Ármate de valor, querida niña –porque niña pareces a veces–, y ve a por todas, aquí estamos tus devotos, esperándote.

NO ES POR MALDAD - Pilar Eyre

Mensaje por Invitado » Vie 27 Dic, 2019 12:39 am



Amparo Muñoz y Patxi Andión

Era 1982 y Patxi Andión me citó en una buhardilla medio destartalada que tenía en El Rastro. Hacía un frío del demonio y me sirvió coñac en vasos de plástico. Sin mirarme, me dijo con su voz de macho: “Me gustan las mujeres inteligentes, cultas y progres”. Yo, que entonces era tremenda, le solté: “¿Cómo Amparo Muñoz?”. Me cortó, molesto: “Coño, ¿toda la vida me vas a sacar lo de Amparo?”.

Ceñudo, siguió cuando ya pensaba que iba a callarse: “El matrimonio con Amparo fue una pesadilla, una tontería del principio al final. ¡Si es que me casé solo porque estaba muy buena! Y quería hacerle de Pigmalión, que estudiara, que leyera... Quería que se pasase a mi bando. ¡Pero no hubo manera! Fueron diez meses espantosos, a pelea diaria; un infierno que solo se acabó cuando conocí a Gloria Monis”.

Al publicar la entrevista, me llamó una furibunda Amparo: “¡Todo es mentira! Fue Patxi el que me persiguió y se empeñó en casarse porque es un burgués y le encanta ser famoso. El primer día ya me di cuenta del error que había cometido y quise separarme, pero él se negaba porque encima es un celoso compulsivo…”. Estaba tan enfadada que apenas se la entendía: “Y esa buhardilla la tiene para hacerse el pobre, porque él vive en un chaletazo de lujo que le ha regalado su suegro, con servicio filipino… ¡Pero si ni siquiera es vasco y en su casa lo llaman Paco, eso de Patxi se lo puso él”.

Patxi no tardó en llamarme, muy dolido. “Pilar, lo que dice Amparo es un disparate… He vivido once años en esa buhardilla y nací en Madrid por accidente, pero a los dos meses me llevaron al País Vasco. ¡Coño, si hablo el euskera mejor que el castellano! Y soy tan de izquierdas que he estado dos años exiliado en París durmiendo en la calle y descargando camiones porque a mí nadie, ni el Partido Comunista ni Amnistía Internacional, me ha ayudado”.

En tono acusatorio, le reproché: “En tu casa te llaman Paco”. “Paco, no, perdona, Paquito. ¿Tú crees que puedo anunciarme en los carteles como Paquito Andión?”. Acababan de ganar los socialistas y me sorprendió que me propusiera celebrarlo juntos: “No tengo mucha gente con quien salir… La familia de Gloria [de los adinerados banqueros Fierro] no me pueden ver, y me siento muy lejos de mis compañeros…”. Casi de madrugada, me confesó: “Tengo muchos problemas de conciencia, quiero dejarlo todo”. Y también: “En el fondo, me da pena Amparo. Yo no era lo que ella buscaba. Algún día hablaremos”. ¡Patxi y Amparo, las dos almas ya están juntas para una conversación eterna!

■ ■ ■

Víctor Sandoval

¡Cambia la década y Víctor Sandoval cambia de vida! “¡Empiezo estos nuevos años veinte desde cero! ¡Dejo Sitges y vuelvo a Madrid!”. Víctor habla con el entusiasmo de un chico joven. “Es que me siento así, porque voy a compartir un modesto piso de estudiante en Chamberí. Cuando me fui, tenía a Casper y, ahora, regreso con mi Nou”. Le pregunto por qué lo ha hecho, y se enternece: “Mis padres tienen 92 y 95 años… Se irán, y quiero disfrutar de ellos hasta el último minuto, ¡y también espero que me surjan nuevas oportunidades laborales porque me hace falta!”. Suspira: “Pero añoraré la nueva familia que he creado en Sitges, vine sin conocer a nadie, desesperado, y ahora este lugar me ha robado el corazón”. Y concluye, soñador: “¿Ves? Después de todo lo que he pasado, mi vida empieza de nuevo… Yo sí que soy un superviviente”. Lo fue... y lo sigue siendo.


Sí,pero...
GIANMARCO ONESTINI
Los italianos son guapos, elelegantes y tienen estilo, están entre senador romano y príncipe florentino.

Sí, pero…

Siempre hay excepciones. Gianmarco, por ejemplo. No hablaré de tu físico –esa superabundancia de rasgos en una cara tan pequeña– porque ya lo hizo Mila con mucho ingenio. Ni tampoco diré que tu chaqueta roja de clavos es lo más horrendo que he visto en mi vida.

Lo que me ha molestado ha sido tu aire de superioridad, humillando a una joven concursante:“Cállate, que solo vienes a buscar tu minuto de gloria”. ¿Y tú qué, Gianmarco? ¡Tú buscas, no un minuto de gloria, sino una vida entera de molicie intentando ligar con unas u otras hasta que la ingenua Adara cayó en tus redes! ¡Más falsas que tu propuesta de matrimonio, solo eran las rosas azules que llevabas en las manos! Va via, Onestini, que ardo en deseos de cantarte ‘bello ciao, bello ciao, bello ciao ciao ciao…”.

Re: Aguas turbulentas - Pilar Eyre

Mensaje por Assia » Vie 20 Dic, 2019 3:04 am

'' NO ES POR MALDAD'' Pilarica, pero dudo de que esas presas conozcan esa hermosisima cancion de Nino Bravo: '' LIBRE'' // COMO EL SOL CUANDO AMANECE/// SOY LIBRE COMO EL MAR/// COMO EL PAJARO QUE VOLO DE SU PRISION/// Esa bella cancion la dedico el fallecido Nino Bravo a 1 aleman que murio tiroteado por guadias rusos, cuando trato de saltar el muro de Berlin. /// Y TENDIDO EN EL SUELO SE QUEDO/// SONRIENDO Y SIN HABLAR/// SOBRE SU PECHO CARMESI/// BROTABA SIN CESAR/// LIBRE.../// Y SABRE AL FIN LO QUE ES. LA LIBERTAD/// Disculpad si no recuerdo la letra exacta.
Me temo, Pilarica, que encarcelar a Urdangarin esta saliendo muy costoso al arca publica. PRONTO SALDRA URDANGARIN DE LA CARCEL Y A VIVIR COMO UN REY CON TODOS LOS MILLONES ROBADOS A LOS ESPANOLES Y BIEN REGUARDADO EN PARAISOS FISCALES.

NO ES POR MALDAD - Pilar Eyre

Mensaje por Invitado » Vie 20 Dic, 2019 1:13 am



Iñaki y Cristina

Cristina, f... bien, que si no lo haremos nosotras, ¡qué estamos muy cachondas y él está muy bueno!”. Son las voces arrabaleras y achulapadas de las reclusas de la prisión de Brieva, las compañeras de Iñaki Urdangarin. Sus gritos se oyen desde el exterior y provocan sonrojo hasta en personas acostumbradas al crudo lenguaje carcelario. “Te lo cambio por mi hombre”, dice una, y otra añade, guasona: “¡Yo te lo cambio por dos!”.

Cuando el coche con los cristales tintados que conduce a la infanta para el vis a vis con su marido cruza la puerta de entrada, de forma misteriosa corre la voz de celda en celda: “¡Ha llegado la Cristina para j... con su chorbo!”, y todas a una aúllan: “¡Cristinaaaaaaa, Iñakiiiiii!”, y saltan los comentarios desgarrados e incisivos: “Cris, que tu Iñaki está muy bueno… ¡Déjalo a gusto, exprímele, que si no aquí estamos nosotras para f..., que pasamos mucha hambre!”.

"Cuando arreciaban los rumores de que Iñaki iba a salir de prisión, las presas revelaban estar al tanto, porque gritaban: “¡Qué se quede aquí, para nosotras, que nos lo vamos a tirar y a dejarlo contento! A ti qué más te da, Cristina, que estamos muy necesitadas de hombre y le vamos a enseñar cómo j... el pueblo”.

"Las visitas de Cristina se han convertido en el gran acontecimiento de la prisión, que las reclusas esperan con ansia para pasar un buen rato y salir de la rutina. Las funcionarias intentan acallar el alboroto sin mucha convicción. “Venga, va, tranquilas, ya está bien”, aunque según me cuentan, a la infanta, después de año y medio de visitas, a veces se le escapa alguna sonrisa".

"Hay momentos en que parece que haya una competición de requiebros: “Menudo tiarrón del norte, Cristina. Si todo lo tiene tan grande, no te lo acabas en un par de horas… Mírala qué ansiosa va. Di que te dejen más tiempo”. Y otra: “Aunque no fuera duque nos lo tirábamos… Eso es un cuerpo y no el de la Guardia Civil”.

A la salida del vis a vis, que dura un par de horas en una pequeña habitación tipo hostal humilde, con dos camas y baño con váter, ducha y bidé, vuelven los comentarios a grito pelado: “¿Ya os habéis quedado descansados?, ¿le has hecho todo lo que te pedía?”. Y le preguntan a la infanta con simpática camaradería: “¿Cuántos polvos te ha echado, Cristina? ¿Tres, cuatro…? Esta noche le vamos a dar doble de cena para que se reponga…”.

Pero el tono cambia cuando la infanta sube al coche y se pierde en el espectacular atardecer velazqueño. Entonces las presas, algunas con condenas muy largas, cantan melancólicamente: “Libre, libre quiero ser/ quiero ser, quiero ser libre…”.

Mi informante me lo cuenta todo con amable benevolencia: “Hay que entenderlo. Es un hombre en una cárcel de mujeres. ¿Qué esperabas? Y encima un tío guapo como Urdangarin…”. Pregunto si a Iñaki le hace gracia esta situación: “Algo le distraerá, digo yo… Estar todo el día sin comunicarse con nadie es muy aburrido”.

Pregunto qué hace: “Aparte de acudir al Hogar Don Orione dos veces a la semana, recibe más cartas él solo que toda la prisión entera. Cada día le llega una saca. Intenta contestarlas todas. Escribe a mano muchas horas. Ahora, habla más con los funcionarios; de fútbol, por ejemplo. Y recibe bastantes visitas, de la familia y amigos, todos acreditados, claro está.

"¡Tiene una fortaleza mental increíble! Y sigue con el ejercicio, musculación, pesas, corre en el patio, bicicleta…”. Y, claro, así pasa lo que pasa: “¡Cristina, que tu Iñaki está muy bueno, uy, qué rico! Mmmh… es un chuletón vasco, no te descuides que nos lo vamos a comer entre todas”.

Y otra información suculenta más: “Las reclusas han inventado mil subterfugios –de momento sin lograrlo– para verlo mientras se ducha. Antes le ponían mensajes picantes en las bandejas de comida y le tiraban papelitos al patio, aunque ahora está más controlado. Pero le siguen gritando piropos mientras se pasea: ¡Es el pibón de Brieva!”.

Aguas turbulentas - Pilar Eyre

Mensaje por Invitado » Sab 14 Dic, 2019 3:05 am

NO ES POR MALDAD - Pilar Eyre

Mensaje por Invitado » Jue 12 Dic, 2019 2:50 am



Iñaki Urdangarin

Lo que nos va a costar a los españoles que Iñaki Urdangarin pase cuatro días con su familia estas Navidades, tal como acaban de concederle; un promedio de media docena de escoltas cada día como protección para el ex duque de Palma, su mujer y sus hijos durante su permiso y la estancia de su familia en nuestro país; funcionarios que cobrarán un plus de dedicación exclusiva, dietas y desplazamientos ¡que salen de nuestros impuestos, claro está!

¡Varias decenas de miles de euros! No se trata de un favor especial, sino de la protección establecida para la hermana del jefe del estado, su cuñado y sus sobrinos siempre que estén en España. ¡Y que nadie se escandalice porque en La Pleta de Baqueira, por ejemplo, hay un destacamento permanente de guardias civiles, cuando la ocupación anual de la casa no sobrepasa el par de semanas!

■ ■ ■

Manuel Tejada

¡Menuda cosecha se ha llevado la parca este mes de diciembre! Rosa Morena y su ‘Échale guindas al pavo’, la actriz Concha Hidalgo, la desgraciada Azucena Hernández, Manuel Tejada… Buen actor, hombre discreto en su vida privada, del que pocos recordamos que fue pareja de la gran Lola Herrera. ¡Durante siete años! Después de su desastroso matrimonio con el actor Daniel Dicenta, mujeriego, bebedor y cosas peores, Lola conoció a Manuel Tejada –su galán en una obra de teatro–, que era todo lo contrario, joven e inexperto, tranquilo y muy enamorado de ella.

Montaron compañía propia, “giraron” por toda España representando alta comedia y, aunque no llegaron a compartir piso, Tejada tenía gran cariño a los dos hijos de Lola, Natalia y Daniel. Así siguieron, en una convivencia idílica, profesional y privada, hasta que Lola empezó a sospechar que Manolo llevaba una doble vida. Se encaró con él, y el galán admitió no solo que había perdido la cabeza por una muchacha, sino que deseaba casarse con ella. Fue el segundo gran disgusto sentimental de Lola, a la que nunca más se ha relacionado con ningún hombre. Aunque dama elegante dentro y fuera del escenario, solo comentó con cierta melancolía y un punto de sorna: “Me mintió hasta en dónde había nacido y cuándo… Siendo más joven que yo, ¡encima se quitaba años!”.

■ ■ ■

Francisco Franco

Los operarios que han realizado las últimas obras que se han hecho en Zarzuela –adaptar las instalaciones, por ejemplo, a la silla de ruedas de don Juan Carlos– no han osado tocar las tres habitaciones enormes que hay en los desvanes, llenas hasta los topes de objetos que estaban en el palacio de El Pardo y que se trasladaron allí cuando doña Carmen Polo fue obligada a irse al piso de Hermanos Bécquer. Un servidor de Zarzuela me contó hace un tiempo que “nadie se atreve a abrir esas puertas, hay objetos de lo más variopinto, todos sin valor ninguno, desde alfombras apolilladas, cuadros muy malos, el primer trofeo cinegético de don Juan Carlos, las pezuñas de una liebre que mató en los montes del Pardo con una escopeta regalada por Franco, hasta… hasta...” El hombre dudaba, pero yo lo cogí por las solapas de la chaqueta y lo apremié: “¿Hasta?”. “Pues nada más y nada menos que una veintena de orinales, vulgares, de loza, muy grandes, con asa, porque debajo de cada cama de El Pardo había uno, ya que la instalación de cuartos de baño era muy deficitaria, y los sirvientes los vaciaban por la mañana…”. Vaciló y añadió al fin: “¡Y un váter portátil con el que se desplazaba Franco cada vez que iba de cacería!”.


Sí,pero...
ADARA
Qué guapa eres. Qué forma más elegante de moverte (claro que, viendo a tus padres, dos bellezones, no me extraña). Ahora, en la casa de ‘GH VIP’, nos embobas a todos, y luego saldrás. Sí, pero…

Voy a hacer de Esperanza Gracia, querida niña. ¡No vas a dar ningún juego en los platós, y tus amores y desamores no nos van a importar nada! Eres de esa nueva especie de personajes que solo funcionan en los realities, porque luego los focos, los presentadores famosos, el ambiente, os impresionan tanto que no vas a salir del “qué fuerte, qué fuerte”, y el “madre mía, madre mía”, ¡que para ser Alba Carillo hace falta mucha mili, y no digamos para ser Antonio David o Mila! Pero no hagas caso a esta vieja amargada, porque ya eres una estrella de ‘Gran Hermano’ y puedes ir a Argentina, Italia… Un futuro esplendoroso se abre frente a ti (pero una silla en ‘Sálvame’, no, entendámonos).

Re: Aguas turbulentas - Pilar Eyre

Mensaje por Assia » Jue 05 Dic, 2019 8:58 am

'' NO ES POR MALDAD''' Pilarica, pero Concha Velasco sabia muy bien con quien se caso. La misma Concha Velasco decia sonriendo que cuando ella se levantaba, el marido padre de sus hijos (creo que 2 hijos) se acostaba despues de haber estado toda la noche jugando en casas de juegos. Me refiero a 1 epoca en la que Concha Velasco, ganaba muchisimo pagne. No comprendo que ha pasado con las grandes fortunas que ganaron ya a 1 edad madura, tanto Concha Velasco como Carmen Sevilla. Mucho tuvo que amar Concha Velasco su maridito porque bastante lloro cuando el marido de Concha Velasco murio.

Aguas turbulentas - Pilar Eyre

Mensaje por Invitado » Jue 05 Dic, 2019 2:33 am



Leonor y Greta

Leonor ¡y el cambio climático! Una buena forma de acercar la princesa de Asturias a los miembros de su generación sería diseñarle una agenda más propia de su edad y también de sus gustos personales ya que, influida por su madre –pero también por la escuela–, está muy concienciada respecto al futuro del planeta.

Letizia se ha dado cuenta de que su hija no conseguirá empatizar con los españoles de su tiempo si solo participa en actos arcaicos en entornos rígidos y solemnes, y se está estudiando cómo hacer que se incorpore poco a poco a los nuevos retos sociales.

La cumbre sobre el clima que se está celebrando en Madrid sería un buen momento, y se estaría intentando encajar la presencia de Leonor y su hermana en alguno de los eventos previstos, incluso quizás acompañando a Greta Thunberg, tan solo dos años mayor que la princesa de Asturias. Son decisiones audaces que modernizan la monarquía, como la de la reina aceptando un premio por su lucha contra la violencia de género, que tanto eco ha tenido. Juntas Leonor y Greta, ¿por qué no?

■ ■ ■

Concha Velasco

Concha Velasco ha cumplido 80 años y la hemos visto en el estupendo programa de Alfonso Arús sonriente y afable como una abuelita cariñosa. Pero la gran actriz tiene su carácter. ¡Doy fe! Hace años proclamaba sin complejos que estaba arruinada, y yo conté que lo que ganaba entonces en TVE, 15.025 euros, no le llegaba para pagar las deudas que le había dejado la mala gestión de Paco Marsó. “Pilar, no nos divorciamos porque no tenemos dinero para el abogado. Además, ¿qué nos vamos a repartir? ¿Las deudas?”. Por publicar esta conversación que mantuvimos en maquillaje, Concha cogió un cabreo monumental y dijo de mí cosas terribles. ¡Pero no solo ella! Un día me abordó Marsó echando lumbre por los ojos: “¡Tú! ¡Contigo quería hablar! Yo seré un mal marido, ¡pero he sido siempre un buen empresario, con una gran admiración por Concha, y lo único que he querido es que brillara como se merece! ¡Ha tenido todos los caprichos, desde trajes hasta decorados!”. Me contó que, para ‘La Truhana’–que fue el principio de su fin–, contrajeron una deuda de casi un millón de euros con Hacienda. “El vestuario de Concha, del siglo XVII, fue fastuoso. Había bailarines, música en vivo, ¡la hostia en verso!”. Y con ‘Hello, Dolly!’ se trajo el decorado, que costó dos millones de euros, desde Italia. “Lo tuvimos que tirar casi todo porque no cabía en el escenario del teatro Calderón”. Marsó suspiraba. “Yo, a Concha, la he querido mucho y, por ella, he hecho muchas locuras”. La joven que llevaba colgada del brazo asentía a todo fervorosamente.

■ ■ ■

Don Juan Carlos

¡Don Juan Carlos se hace arreglillos estéticos! Lo convenció Corinna hace años, y con ella acudió a la clínica Planas de Barcelona para que les hicieran a ambos un lifting al alimón. ¡Don Juan Carlos quería estar joven y guapo para su amada princesa! Para su recuperación y posteriores retoques, llegó a alquilar un pequeño departamento en la clínica, donde ofrecía cenas a los médicos, sus amigos e incluso a su hija Cristina, que vivía enfrente. En aquel cuartito, se hablaba de todo, del divorcio de Elena, de la situación política y hasta de Letizia. Uno de aquellos doctores amigos era Manuel Sánchez, que ahora le ha ofrecido en su clínica particular un ‘pack antiaging’: dieta y, quizás –como antaño–, inyecciones de bótox, vitaminas y ácido hialurónico, porque el emérito sigue siendo un coqueto. ¿Querrá estar guapo para reconquistar a Sofía?


Sí,pero...
TAMARA FALCÓ
Nos reíamos de ella con la cariñosa indulgencia reservada a los patitos feos. La lista era Ana, y Tamara era… era… ¡tan mona! Mamá Isabel era elegante y ella era ¡tan mona! Sus hermanos triunfaban mientras ella era tan… no sé cómo decirlo, ¡tan mona! Sí, pero…

El tiempo ha ido pasando y Tamara se ha convertido, no sé si en cisne, pero sí en una máquina de hacer dinero. ¡Y ahora tiene más fama en nuestro país que sus cuatro hermanos y madre juntos! A lo tonto, a lo tonto, esta mezcla de duquesa de Alba y Gracita Morales ha conseguido ganar concursos para los que no está ni medio dotada y que todo un Premio Nobel acuda a un programa frívolo para apoyarla. Se necesita ser muy lista para estar 38 años haciéndose la tonta y que todos le compremos esa moto. Confesemos, amigos, que hemos sido engañados.

Re: Aguas turbulentas - Pilar Eyre

Mensaje por Assia » Mar 03 Dic, 2019 3:29 am

Perdon, no me ha salido que le deseo muchos anos de vida a Rocio Carrasco, pero si por desgracia le pasara algo, me temo que el heredero universal sera su actual marido que tanto le costo que al fin, se casara con ella.

Re: Aguas turbulentas - Pilar Eyre

Mensaje por Assia » Mar 03 Dic, 2019 3:24 am

'' NO ES POR MALDAD'' Pero lo unico que me intereso de tu cronica Pilarica es lo que dice de Rocio Carrasco. '' UNA CAMPANA PARA HUNDIRTE...?'' Ya lo dijo Rocio Jurado cuando hizo publico que sufria de cancer: '' YO TENGO CANCER Y MI HIJA TIENE A FIDEL...'' Que clase de madre no se preocupa de 1 hijo con leves problemas mentales.? Que clase de madre se casa sin invitar a sus hijos a su boda..? Diciendo descaradamente que en su boda con Fidel estaban ''todos los que debian de estar'' La mas grande,'' nunca tenia que haber nombrado heredara universal a su hija Rociito, sabiendo que estaba loca por 1 vago como es Fidel y sabiendo que tenia a 1 nieto que tendra que ser cuidado por el resto de su vida.
Es que toda la familia de Rocio Carrasco es mala.? Alguien en la familia de su madre habra algun familiar 1 poco carinoso con Rociito.?
La muerte no elige edad para llevarse de este mundo ya sea 1 crio o 1 persona madura. Si Rociito la que le deseo muchisimos anos de vida, se muere, el heredero universal sera Fidel que supo muy bien esperar muchos anos antes de casarse. Que sera del hijo de Rocio Carrasco.? Solo cobrara la legitima, 1 crio que necesita cuidado y gastos por el resto de su vida.? No se, pero lo poco que se, Fidel NO TRABAJA y vive ricamente de la gran fortuna que le dejo a su hija ''la mas grande''
No te parece extrano Pilarica que la hija e hijo de Rocio Carrasco prefieren vivir con su padre y no con su madre.?
Muy poco me gusta a mi Antonio David, pero es el y su esposa Olga los que estan manteniendo a su hijo que nunca podra trabajar y encima la Rociito no para de poner demandas a su ex-marido y padre de sus hijos que es el que eta cuidando con su esposa Olga a su hijo enfermo.

NO ES POR MALDAD - Pilar Eyre

Mensaje por Invitado » Sab 30 Nov, 2019 3:06 am



Asunción Balaguer

Asunción, que ha venido Pilar con unas amiguitas de Barcelona y les voy a dar una vuelta por Madrid, sí, sí, claro que iré a cenar”. Paco Rabal hablaba por teléfono, serio como un obispo, y las amiguitas –la que firma, su espectacular hermana y la fotógrafa– éramos ya provectas ancianas de treinta años que esperábamos anhelantes que aquel legendario vividor nos paseara por los tugurios más pecaminosos de Madrid. Nos llevó al Café Gijón como primera parada, y última, porque ya no nos movimos, prendadas de la magia de su voz y sus confidencias. “Dámaso Alonso me dejaba libros y me decía: ‘Cuidado, que los pobres siempre los mancháis de aceite”. “En la Cuesta del Zorzal mi madre me bañaba en un barreño, desnudo, a la vista de la gente, y desde entonces me da pudor estar sin ropa…”. “La primera vez que fui con una mujer tenía quince años, ¡lo hicimos en el monte, nunca olvidaré el olor de su sexo a otros hombres!”.

■ ■ ■

Asunción Balaguer y Paco Rabal

De vez en cuando, venía el camarero: “Don Paco, que ha llamado su mujer, que tiene la cena en la mesa, hoy le ha hecho lentejas”. “Oh, qué rico, dile que ya voy”. Y seguía: “Me hice comunista porque mi padre murió de silicosis y no me iba a hacer monárquico, digo yo… Tuve en el partido un bautizo de lujo, con Bardem, Semprún y el hermano de Luis Miguel Dominguín”.

“¿Quién se ha acostado con más mujeres, tú o Luis Miguel?”. Le brillaban los ojos, pero venía de nuevo el camarero, “que doña Asunción dice que se va a dormir, pero le ha dejado una pescadilla en la cocina”. “¿Pero no eran lentejas?”. “Las lentejas se las guarda para mañana”. Y bebíamos ginebra con limón y whisky hasta la madrugada, lo acompañábamos a su casa de la calle Doctor Esquerdo y aún sugería: “Podríamos ir al Universal”, y el taxista bostezaba: “Ya está cerrado, don Paco”, porque todos los taxistas de Madrid eran amigos suyos.

Para que lo entrevistáramos en un programa, vino a Barcelona con Asunción y los alojaron en el Hotel Ritz. “En casa, en Manresa, teníamos unas sillas como estas”, decía ella acariciando la seda de las butacas, y luego se iba a merendar con sus sobrinos, unos abogados muy serios sin nada que ver con el mundo de la farándula. Un año fui a ver a Paco a Marbella, donde rodaba una película de gánsteres.

Él y Fernán Gómez, ambos sesentones en muy baja forma, tenían que correr sobre tejados. “Hija mía, no hay dinero para dobles, quién pudiera retirarse, pero no soy Errol Flynn precisamente”. Luego, tomábamos vinos en los bares del pueblo, y me preguntaba: “¿Y tu hermanita?”.

Me escribió un poema para ella, “no se lo digas a Asunción”. Después fui varias veces a la casa que tenían en Cercedilla. Paco me confesaba: “Mi vida sin Asunción no tendría sentido, ¡no es solo mi compañera, sino que me gusta como mujer, la deseo como mujer!”. Ella se ponía colorada, pero cuando se iba a sus cosas, el actor se sinceraba: “Solo la quiero a ella, pero chica, me gustan todas, y ya sabes, la ocasión fácil, la juerga, la noche…”.

Desgranaba nombres de actrices, periodistas, nobles. Después me llamaba apuradísimo: “Quítalo todo, que mi mujer se va a enfadar”. Raúl del Pozo, que estaba escribiendo sus memorias, se me quejaba: “¡No quiere hablar de mujeres para que Asunción no se moleste!”. Cuando murió Paco, me encontré a Asunción en un plató y me dijo: “Yo te quiero porque Paco te quería mucho”. Lloré como ahora.

■ ■ ■

Iñaki Urdangarin

Aunque se están barajando otras fechas, no será hasta el miércoles 18 de diciembre cuando Iñaki Urdangarin pueda salir “legalmente” de prisión, con un permiso que le permitirá moverse con libertad durante unas horas.

Por más que, según me comenta un experto en prisiones, después de lo anómalo de su trabajo en el Hogar Don Orione cualquier fecha de salida es posible, tampoco se sabe si se le requerirá el arraigo familiar que están obligados a acreditar otros presos.

Inmediatamente se le concederá un tercer grado 100.2, que es un segundo grado light, el mismo que tiene Oriol Pujol, dormirá en la cárcel, pero podrá pasar todo el día fuera. En consecuencia, es seguro que el cuñado del Rey disfrutará de las navidades en familia. ¿Será en Zarzuela? ¡Quizás no lleguemos a enterarnos nunca!


Sí,pero...
ROCÍO CARRASCO
Tus hijos se fueron de casa porque bla bla bla. En el hospital, no sé qué ocurrió. En el colegio, tampoco. No estaban en tu boda. Pasaron cosas… Ay, si los niños hablaran, ay, pero no se puede… Comentan, secretean, llaman. Para hacer el cuento corto, no te dejan en buen lugar. Sí, pero…

¿Es creíble tanta maldad? ¿Es factible que exista en la tierra un ser tan monstruoso? ¿Cómo es posible que siendo una especie de Cruella de Vil y Maléfica, a pesar de eso, tengas amigas que se parten la cara por ti? Si fueras tan mala malísima, ¿no exhibirías una expresión triunfante y altiva, en lugar de esos rasgos tristes y esa mirada desdichada? Se cargan tanto las tintas sobre tu perversidad que una empieza a sospechar si no será todo una campaña orquestada para hundirte por no sé qué oscuros motivos. No me fío, no me fío.


Arriba