Letizia Ortiz: caballo de Troya

Publicar una respuesta


Esta pregunta es una forma de evitar inserciones automatizadas por spambots.
Emoticonos
:cry: :blackeye: :up: :loker :fire: :lol: :grin: :calceta: :pinocho: :shock: :mrgreen: :clown: :juas: :>D: :pukeright: :x :bravooo: :sun: :clap: :salute: :happy0021: :sherlock :wave: :cheerleader3 :guitarman: :bobas :up2 :door :glob :smt031 :roll: :king: :FUCK YOU: :blah :kiss :welcome :eat :bowdown2 :eusaprayrf4: :juggle :cool: :walkman :yes: :pc :pale: :jump :amen: [-X :drunk :smoke :angrywife :acomer:
Ver más emoticonos

BBCode está habilitado
[img] está habilitado
[Flash] está habilitado
[url] está habilitado
Emoticonos están habilitados

Revisión de tema
   

Expandir vista Revisión de tema: Letizia Ortiz: caballo de Troya

Letizia Ortiz: caballo de Troya

Mensaje por Invitado » Lun 10 Dic, 2018 3:02 am

Letizia Ortiz: caballo de Troya

Mensaje por fher » Jue 06 Dic, 2018 6:38 pm

Invitado escribió:Compiyogui la inició en las técnicas del yoga, desde la posición del loto hasta la postura "mirando pa Cuenca". Inolvidables momentos.


Villarejo no seas pendejo!

Letizia Ortiz: caballo de Troya

Mensaje por Invitado » Jue 06 Dic, 2018 5:33 pm

Compiyogui la inició en las técnicas del yoga, desde la posición del loto hasta la postura "mirando pa Cuenca". Inolvidables momentos.

Letizia Ortiz: caballo de Troya

Mensaje por Invitado » Jue 06 Dic, 2018 3:17 pm


La Reina Letizia mandaba escandalosos mensajes a Javier López que nadie entiende

Las supuestas grabaciones del ex comisario Villarejo sobre conversaciones entre la Reina Letizia y Javier López Madrid, amigo íntimo del Rey Felipe VI, son un misterio. Pero lo que sí sabemos son los mensajes de whatsapp de la reina Letizia cuando saltaron las noticias sobre las tarjetas black de caja madrid y bajo cuya investigación estaba relacionado el yerno de Juan Villar Mir, amigo del rey Juan Carlos. La reina Letizia demostró tener una amistad de hierro con López Madrid y le mandaba su apoyo al tiempo que catalogaba de merde a la prensa. Compiyogui fue el apelativo cariñoso que la reina consorte regalaba al marido de Silvia Villar Mir

Letizia Ortiz: caballo de Troya

Mensaje por Invitado » Lun 03 Dic, 2018 9:42 pm

¿Por qué se palpa la frente Calzonazos?¿Le está brotando alguna protuberancia?

Letizia Ortiz: caballo de Troya

Mensaje por Invitado » Lun 03 Dic, 2018 7:23 pm


La oscura relación de la Reina Letizia con Javier López Madrid que salpica al rey Felipe VI

Noticias sobre la reina Letizia y una supuesta relación sentimental con Javier López Madrid, esposo de Silvia Villar Mir, está ocupando algunos titulares de la prensa rosa. Esta supuesta infidelidad a Felipe VI sale a la luz supuestamente por las grabaciones del comisario Villarejo al yerno de Juan Villar Mir, amigo personal del Rey Juan Carlos I. Y cuya hija es la profesora de yoga de la reina Letizia. De nuevo el caso compiyogui actualizado y aderezado con una sesión de infidelidad entre la reina Letizia y Javier López Madrid, uno de los amigos más cercanos al monarca de quien ha debido alejarse por los problemas judiciales del empresario madrileño

Letizia Ortiz: caballo de Troya

Mensaje por Invitado » Sab 01 Dic, 2018 2:52 pm

[quote="Invitado"]Imagen

¿Por qué la reina Letizia no abandera proyectos internacionales como Máxima de Holanda?

Porque no hay Dios que la aguante, ni aquí ni en Papúa-Nueva Guinea.

Letizia Ortiz: caballo de Troya

Mensaje por Invitado » Sab 01 Dic, 2018 1:34 pm

Imagen

¿Por qué la reina Letizia no abandera proyectos internacionales como Máxima de Holanda?

Mientras que la esposa de Guillermo Alejandro se pasea por la cumbre del G20 abanderado causas sociales aquí y allá, doña Letizia se mantiene en casa ocupándose de otros asuntos sociales y mucho menos internacionales.

https://www.mundiario.com/articulo/gent ... 39394.html

Letizia Ortiz: caballo de Troya

Mensaje por Invitado » Sab 01 Dic, 2018 3:37 am

Imagen
LA CONSORTE REAL CON MENOR PROYECCIÓN INTERNACIONAL
A diferencia de Máxima de Holanda o Matilde de los belgas, cuyas agendas tienen gran peso. A pesar de sus casi cinco años como Reina, Zarzuela aún no ha logrado dotarla de un relato propio que aproveche sus fortalezas



REINA LETIZIA, LA AGENDA MÁS POBRE DE LAS CONSORTES

La Reina sale muy mal parada cuando se compara su proyección internacional con la de otras esposas de monarcas europeos. Y mientras Máxima de Holanda o Matilde de los belgas tienen casi un acto oficial por día, sus compromisos son mucho más escasos.

EDUARDO ÁLVAREZ


LA OCASIÓN LO MERECÍA. Los Reyes ejercían de anfitriones el miércoles en la cena en honor a uno de los hombres más poderosos de la Tierra, el presidente chino, y Doña Letizia tenía guardado un as en la manga para eclipsar al centenar de invitados al Palacio Real. Por primera vez, lució la tiara rusa, la única de las espectaculares joyas de la dinastía que aún no se había puesto. El banquete ponía fin al viaje de Estado a nuestro país de Xi Jinping, con una agenda cargada de actos en la que, lógicamente, la consorte de Felipe VI ha sido coprotagonista.

Pero, una vez alejada de España la interminable comitiva del emperador de Pekín, Doña Letizia recuperaba la triste normalidad; o, lo que es lo mismo, una agenda oficial reducida a la mínima expresión. En toda esta semana, sin contar los eventos por la mencionada visita de Estado, su único acto tuvo lugar el jueves, cuando volvió al Palacio Real para presidir el 40º aniversario de las entidades gestoras de la Seguridad Social. Y teniendo en cuenta que desde su regreso de Perú prácticamente sólo había participado en una entrega de premios del BBVA y en una ceremonia conmemorativa de la Cruz Roja, además de acompañar a Don Felipe al acto inaugural del bicentenario del Museo del Prado –los tres eventos en Madrid–, no se puede decir que hayan sido semanas muy lucidas.

La realidad es que, casi cinco años después de la proclamación de Felipe VI, la Reina tiene una de las agendas más pobres de todas las consortes europeas. Un auténtico dislate teniendo en cuenta que en la actualidad toda la carga de la Jefatura del Estado recae casi en exclusiva en Don Felipe y Doña Letizia.


MÁXIMA DE HOLANDA

Imagen

La mujer del rey Guillermo de los Países Bajos es el miembro más popular de la familia real holandesa. A su arrolladora personalidad se une su extraordinaria labor institucional.
MARÍA TERESA

Imagen

La gran duquesa de Luxemburgo, de origen cubano, tuvo serias dificultades para aclimatarse a la corte. Pero hoy es el mejor apoyo para su marido.
MATILDE DE BÉLGICA

Imagen

En su proclamación, el rey Felipe de los belgas destacó, emocionado, la importante labor de su mujer en representación de la corona. Su popularidad es hoy muy alta.



ESCASA PRESENCIA EXTERIOR

LOC ha analizado las agendas de varias consortes desde que comenzó el otoño hasta hoy. Y la comparación con la de la española permite concluir que bueno sería que Zarzuela cambiara de estrategia para reforzar la imagen de la Reina, sobre todo en la escena internacional.

Desde el final del verano, cuatro han sido sus desplazamientos fuera de España. El más reciente, un viaje de Estado a Perú que arrancó con polémica por su ausencia la víspera a la cumbre de mandatarios en París con motivo del Armisticio de la I Guerra Mundial. Igualmente, acabó entre críticas por su decisión de no acompañar al Rey a la Cumbre Iberoamericana, mientras Begoña Gómez, mujer de Pedro Sánchez, ocupaba su lugar. Antes, Doña Letizia había acompañado a su marido a principios de octubre a la capital francesa para asistir junto al presidente Macron y su mujer a la inauguración de una magnífica exposición de Joan Miró. Y, en solitario, la Reina realizó un viaje de trabajo a Ginebra para participar en varios actos de la Organización Mundial de la Salud, y otro a Roma para intervenir en un foro de la FAO con motivo del Día de la Alimentación. Hay que recordar que Doña Letizia es embajadora de buena voluntad de esta organización desde 2015.

Son este tipo de actos en los que ejerce una labor de alta diplomacia y con ellos construye un perfil propio independiente y complementario a lo que es la labor principal y cotidiana de apoyo al jefe del Estado. Por eso sorprende que esté tan infrautilizada. Como dice un ex diplomático a este medio, “Zarzuela no saca todo el provecho a Doña Letizia, una mujer solvente que prepara con minuciosidad todos los proyectos”.

Sólo en el mismo periodo analizado, Máxima de Holanda ha salido en cinco ocasiones fuera de los Países Bajos, viajes casi todos no de apenas unas horas como la mayoría de los de Doña Letizia, sino de varias jornadas de trabajo (y aun por motivos de salud tuvo que cancelar un viaje más a Tanzania). La frenéticia agenda de la consorte neerlandesa eclipsa a la de cualquier homóloga europea, y casi a la de su propio marido. Empezó el otoño en Nueva York, donde tuvo encuentros con empresarios, mandatarios y colectivos del tercer sector, coincidiendo con la sesión anual de la Asamblea General de Naciones Unidas.

Junto a su esposo, en octubre realizó un viaje oficial de gran calado económico y cultural por varias ciudades de Alemania y, posteriormente, una visita de Estado al Reino Unido. Y este fin de semana continúa en Buenos Aires, donde ha tenido una cargada agenda con motivo del G-20 tanto en calidad de asesora especial de la Secretaría de Naciones Unidas como de consorte holandesa. No puede extrañar que la reina de la eterna sonrisa esté considerada como una de las dirigentes globales más influyentes del momento y que su popularidad en su país de adopción supere el 80%. Su ritmo de trabajo es increíble.

Por su parte, Matilde de los belgas, otra reina con una actividad institucional muy destacada, ha viajado al extranjero en seis ocasiones en estos dos meses largos. También participó en varios actos celebrados con motivo de la Asamblea General de la ONU –tanto en su caso, como en el de Máxima de Holanda o en el de Rania de Jordania, por poner tres ejemplos, en comparación con lo que ocurre en España sorprende la agenda tan del máximo nivel y tan independiente que tienen respecto de sus maridos–. Posteriormente, junto al Rey Felipe estuvo en viaje de Estado en Portugal, en visita oficial en Berlín, en Viena –para inaugurar una exposición por el 450º aniversario de la muerte de Bruegel–, y en Suiza para participar en la cumbre anual de mandatarios de países de lengua germana. Los reyes belgas también acudieron a Londres para los fastos por el 70º cumpleaños del príncipe de Gales.

Silvia de Suecia, a punto de cumplir los 75 años, es de la generación de Doña Sofía y no de la de Letizia. Y la princesa heredera, Victoria, cada vez asume más cargas de la Corona. Aun así, la consorte escandinava también ha protagonizado cinco viajes al extranjero en el periodo analizado. En septiembre, viajó a Leipzig (Alemania) para inaugurar una Casa para menores en riesgo de exclusión dentro del programa de la Fundación de la Infancia Mundial con la que la soberana desarrolla una labor filantrópica internacional. En octubre, Silvia y su hija Madeleine presidieron en Nueva York la cena de gala de su fundación. Junto a su esposo y a la heredera también en octubre se desplazó a Pau (Francia) para conmemorar el 200º aniversario de la dinastía Bernadotte. Y, ya en noviembre, la reina realizó un viaje oficial a Brasil para participar en Sao Paulo en un simposio internacional sobre demencia, otra de las causas que abandera. Más recientemente, los monarcas suecos han viajado a Nueva York para el lanzamiento de Scouts for SDGs, organización auspiciada por la ONU.

También es más rica que la agenda internacional de Doña Letizia la de la consorte de un país tan pequeño como Luxemburgo. La gran duquesa María Teresa ha realizado cinco viajes al extranjero estas semanas. A París, en dos ocasiones, una para participar junto a su marido en los actos del Armisticio. También asistió en Suiza a la cumbre de líderes de los países de lengua germana. En solitario, realizó a principios de noviembre un viaje humanitario de varios días al Líbano. Y esta semana ha intervenido en Ámsterdam en el simposio contra la violencia sexual como arma de guerra organizado por el recién galardonado con el Nobel de la Paz Denis Mukwege. La gran duquesa está volcada en el Stand Speak Rise Up, foro multilateral para la lucha contra esta lacra y que la lleva a viajar por todo el mundo.


Imagen
El Rey conversa en Zarzuela con el presidente chino, ante la atenta mirada de Doña Letizia

PROYECCIÓN Y POPULARIDAD

Los datos constatan que para las consortes es fundamental la proyección internacional y su vinculación activa con organizaciones y causas multilaterales. En paralelo cumplen con sus agendas domésticas igualmente importantes, que en casos como el de Máxima de Holanda o de la reina de Bélgica se traduce en que muchas semanas tienen actos oficiales casi cada día, muchos más que nuestra Reina, quien se prodiga además poco fuera de Madrid, no digamos ya en solitario.

Tras su proclamación en junio de 2014, Felipe VI reorganizó el organigrama de La Zarzuela, entre otras cosas para hacer más funcional la Jefatura del Estado. Y, ya con una Secretaría para Doña Letizia, se le empezó a diseñar un espacio propio de proyección muy centrado en cuatro áreas: educación, salud, mujer y ciencia. En esa línea, es de sobra conocida su implicación en asuntos como la investigación de las enfermedades raras. Pero, hasta la fecha, Zarzuela y los Gobiernos de turno se han mostrado incapaces para dotar a la agenda de Doña Letizia de una relevancia más ambiciosa. Y su perfil ha quedado desdibujado, con el agravante de que la propia agenda internacional del Rey también ha quedado muy reducida estos años.

La Reina no quiere limitarse a funciones exclusivamente protocolarias. Y rehúye viajes en los que puede dar una imagen de mero florero. Pero justamente para reforzar su perfil necesita empezar a ligarse a proyectos de envergadura y a robustecer su labor institucional.

Doña Letizia aún carece de un relato propio como consorte, mientras vemos cómo casi todas sus homólogas abanderan causas con repercusión mundial. Máxima de Holanda, por ejemplo, la de la inclusión social sobre todo de las mujeres en las zonas más deprimidas del planeta a través de la extensión de las microfinanzas y de las políticas del desarrollo que promueve como representante especial de Naciones Unidas. Teresa de Luxemburgo, la ya citada lucha contra la violencia sexual como arma de guerra. Charlene de Mónaco, la promoción de los valores deportivos para combatir la exclusión social. Matilde de Bélgica, la protección de los derechos de la infancia y la igualdad de la mujer. Silvia de Suecia, la concienciación y el desarrollo de las investigaciones sobre la demencia.

Hoy pocos recuerdan que también Doña Sofía tenía un perfil muy desdibujado cuando Juan Carlos I asumió las riendas de este país. Y fue decisiva para proyectar su imagen la constitución de la Fundación Reina Sofía, a partir de la cual la hoy Emérita quedó muy positivamente vinculada a causas como la lucha contra el Alzheimer o contra la drogadicción, o a la ayuda al desarrollo a través de viajes de cooperación internacional en los que hoy la sustituye Doña Letizia, y que convendría reforzar más.


LA OTRA CRÓNICA EL MUNDO SÁBADO 1 DE DICIEMBRE DE 2018

Letizia Ortiz: caballo de Troya

Mensaje por Invitado » Vie 30 Nov, 2018 2:19 pm



'Es imposible que Letizia haya ahorrado 8 millones de euros'

A Felipe VI se le atribuye una fortuna cercana a 17 millones de euros y 8 millones a Letizia. Esta cifra llama la atención teniendo en cuenta su asignación anual: 242.769 euros. ¿Cómo puede ser?

https://www.eitb.eus/es/television/prog ... ocedencia/

Letizia Ortiz: caballo de Troya

Mensaje por Invitado » Vie 30 Nov, 2018 2:10 pm

Imagen

Las conversaciones secretas de Letizia y Javier López Madrid, ¿próxima bala de Villarejo?

Las grabaciones de Corinna continúan este jueves con perlas como que don Juan Carlos le pidió que se casara con ella o que podría vivir en el Palacio de El Pardo. Pero a pesar del devastador efecto que estas supuestas conversaciones tienen sobre la Casa Real, la integridad del Rey Felipe sigue intacta. No obstante, este nuevo escándalo es solo un aviso del ex comisario Villarejo, cuyo siguiente disparo iría dirigido al actual monarca, a través de su mujer, la reina, según apuntan a Informalia fuentes policiales. Mucho daño podría hacer al actual jefe del Estado que salieran a la luz mensajes o conversaciones grabadas de doña Letizia y el empresario Javier López Madrid. Recordemos que el yerno de Villar Mir ha sido señalado como cliente del ex comisario encarcelado en diversos procedimientos judiciales.

El ex comisario José Villarejo ha puesto en marcha el ventilador y el estiércol vuela ya por los medios. La última basura que esparce este ex policía que dominó las cloacas del estado es un misil de corto alcance que da de lleno en la línea de flotación de la monarquía. Corinna, la ex amante de don Juan Carlos, asegura que el emérito tiene cuentas en Suiza, propiedades y patrimonio oculto en todo el mundo. Ella misma confiesa que colaboró en disimularlo aunque son un primo lejano del emérito, residente en Montecarlo, y un abogado suizo-italiano reputado en ocultar fortunas quienes ejercen como depositarios de la fortuna oculta del rey.

Villarejo, reconocido por la dermatóloga Elisa Pinto como el hombre que la apuñaló cerca de su casa, presuntamente para que no denunciara al empresario Javier López Madrid, denunciado por acosarla, está en prisión desde el pasado otoño. Está imputado por apuñalarla presuntamente mientras le decía: "López Madrid quiere que cierres la boca". Villarejo niega ser el agresor pero reconoce que atendió a López Madrid, preocupado por Felipe VI y la empresa de su suegro (OHL). "Era muy pesado, pero le aguanté por si había riesgo para la Casa Real", afirmó el comisario ante la magistrada que lleva el caso.

Acusado de blanqueo de capitales, organización criminal y cohecho, nunca pensó Villarejo que ingresaría en prisión porque la llamada policía patriótica, de la que formaba parte, tenía poder, información candente y datos comprometidos de todo el mundo. Eran intocables y actuaban con una serie de periodistas amigos a los que daban información a cambio de buen trato en sus respectivos medios. La fortuna acumulada de Villarejo durante el ejercicio de su profesión de policía ascendía en el momento de su detención, a 25 millones de euros, 92 inmuebles y cuentas en Suiza, Panamá y Delaware, según publicó el digital Público.

Letizia Ortiz: caballo de Troya

Mensaje por Invitado » Vie 30 Nov, 2018 1:40 am

Imagen

Letizia, acusada de tener 8 millones y el móvil pinchado. Sánchez quiere taparlo

Una bomba se está moviendo por Madrid. Las cintas del comisario Villarejo han hecho caer ministros, presidentes autonómicos y ahora pueden llegar al punto más alto: al jefe del Estado. Hay un rumor en la capital sobre la próxima filtración, y afectaría a la reina Letizia. El rumor hace meses que se mueve. En Blau ya publicó en julio La reina Letizia, posible víctima de los audios de Villarejo. Ahora El Español, digital habitual de las filtraciones de Villarejo sobre Corinna, publica que el comisario en prisión quiere ser excarcelado por Navidad o publicará cintas de conversaciones entre la reina y su compiyogui, su amigo íntimo Javier López Madrid. Hay una parte del rumor que explica que entre la reina y el condenado por corrupción por las tarjetas black habría algo más que una bonita amistad. Pero la TV vasca va más allá de una infidelidad: corrupción. Aquí el vídeo:



Euskal Telebista hace meses que es la única TV que osa contra la monarquía. En Blau ha hecho un seguimiento punto por punto de los documentales que han emitido sobre el rey, torturas policiales o el próximo de Vox. En un programa de debate se asegura que Pedro Sánchez está llamando a importantes medios de comunicación para que no publiquen los audios de Villarejo que afectan a la Familia Real. En el programa En Jake se afirma que "Una bomba salpicará a la Familia Real. Todos los mentideros madrileños repiten que la última bomba será sobre la reina consorte. El presidente Sánchez está celebrando reuniones off the record con periodistas para que tengan "responsabilidad de Estado" ante la que se avecina".

Imagen

Sánchez y Letizia son compañeros de escuela, fueron juntos al Ramiro de Maeztu. Durante la visita de Estado del presidente chino el protocolo les sentó uno junto al otro. Los rumores recorrían ya Madrid. El director y presentador del programa de la TV pública vasca, Xabier Lapitz, afirma: "A mí lo que me ha llegado es que es su relación con su compiyogui. En ETB ya nos preguntamos cómo es posible que Letizia tenga 8 millones de euros en una cuenta. Eso es más grave que sus andanzas amorosas.¿Cómo ha conseguido la reina acumular una riqueza de 8 millones. Es una barbaridad". A la misma hora que se emitía el programa en Euskadi, Pedro Sánchez y Letizia brindaban por su futuro.

Imagen

Letizia es abstemia. Ni en los brindis de Estado ingiere alcohol. Sólo levanta la copa ante su marido, Felipe VI, a quien puede hacer caer si salen determinados audios de su móvil presuntamente pinchado por un comisario corrupto. En esta ocasión quizás Letizia bebió el contenido de la copa. De un trago.

Letizia Ortiz: caballo de Troya

Mensaje por Invitado » Mar 27 Nov, 2018 9:28 pm


Marie Chantal Miller, la princesa millonaria sin pelos en la lengua

Marie Chantal Miller es la esposa de Pablo de Grecia y siempre estuvo relacionada con la élite social de Londres y de todo el mundo por ser hija del magnate Robert Miller dueño del duty free asiático. Famosa socialité que pertenece a la realeza con título de princesa consorte y duquesa de Esparta por matrimonio, tiene 5 hijos y recientemente saltó a los medios por opinar sobre el rifirrafe de la reina Letizia y reina SOfía, tía política, en contra de la actitud de Letizia esposa de Felipe VI y reina consorte

Letizia Ortiz: caballo de Troya

Mensaje por Invitado » Vie 23 Nov, 2018 6:55 pm

Imagen

La bomba de la Reina Letizia: embarazada (“Y no es de Felipe VI”)

El lío que pone la Casa Real patas arriba

Ojo que la que se está liando con la Reina Letizia en los últimos días es de las gordas. Y todo, una vez más, por culpa de Jaime Peñafiel. Y es que el que fuera cronista de la Casa Real lanzó al mercado hace poco un libro con motivo del 80 aniversario de la reina emérita Sofía.

El embarazo de la Reina Letizia

Y en él suelta un bombazo que, como no, ha hecho temblar los cimientos de la Zarzuela: “Lo grave de esta historia es que, cuando conoció a Felipe, el 17 de octubre de 2002, durante una cena en la casa de Pedro Erquicia, Letizia no solo tenía novio, el periodista David Tejera, sino que estaba embarazada de este”.

Imagen

Un Peñafiel que va un paso más allá: “Pero cuando vio, aquella misma noche, el interés del príncipe por ella, decidió interrumpir el embarazo. Con lo que llevaba en el vientre, casarse con el heredero era imposible, pero podía solucionarse. Y el 27, solo diez días después de conocer al príncipe, acudió a la Clínica Dator, donde abortó sin que el padre de la criatura se enterase incluso del embarazo”.

El lío con Sofía

Algo que, según cuentan en el portal cotilleo.es, el entonces príncipe conoció antes de la boda. Fue la misma Letizia la que se lo confesó y él, consciente de que su madre, la entonces Reina no es que fuera precisamente muy fan de los abortos, hizo que los papeles que demostraban el paso de Ortiz por dicha clínica se esfumaran misteriosamente.

El problema es que ese ‘trabajo’ lo llevó a cabo David Rocasolano, un primo de la hoy reina. Y, cuando años más tarde se enfadaron y Letizia dejó de contar con él (de hecho, de hablarle) Rocasolano decidió sacar toda la porquería en forma de libro (Adiós, Princesa) y, con ella, los papeles que demuestran el paso de Ortiz por la clínica para interrumpir el embarazo.

Un libro que cuando llegó a las manos de Sofía provocó que la madre de Felipe cruzara ya de forma definitiva a su nuera. Un embarazo “y no es de Felipe VI”, como cuentan en las redes, que aún sigue dando mucho que hablar.

Letizia Ortiz: caballo de Troya

Mensaje por Invitado » Sab 17 Nov, 2018 3:26 am

Imagen
LA SEMANA EN LA QUE BEGOÑA GÓMEZ PUDO SER CONFUNDIDA CON LA REINA ¿Falta de coordinación entre Zarzuela y Moncloa? ¿Por qué no acompañó Letizia al Rey en París en el centenario del armisticio y sí fue Begoña Gómez? Y la misma situación diplomática comprometedora en la Cumbre Iberoamericana de Guatemala: asiste la mujer del presidente del Gobierno pero no la Reina


LA SEMANA EN QUE NI LETIZIA NI BEGOÑA GÓMEZ ESTUVIERON EN SU SITIO

La inexplicable ausencia de la Reina en París en los actos por el centenario del armisticio y la asistencia, casi ocupando su lugar, de la mujer de Sánchez provocaron una situación protocolaria comprometedora. Y otro tanto ha vuelto a ocurrir en la Cumbre Iberoamericana.

EDUARDO ÁLVAREZ


DOMINGO, 11 DE NOVIEMBRE.París amanece con su plomizo cielo tan característico. Poco antes de las 10 de la mañana, el Rey de España es recibido con un cálido apretón de manos a las puertas del Palacio del Elíseo por el presidente Emmanuel Macron y su esposa, Brigitte. Don Felipe es uno de los cerca de 70 mandatarios que van a participar esa mañana en el acto conmemorativo por el centenario de la firma del Armisticio que puso fin a la Primera Guerra Mundial. El Monarca ha acudido solo a París. Tal como había anunciado Zarzuela, la Reina no se ha desplazado. Minutos después, la escena se repite casi como un calco. Esta vez el matrimonio Macron a quien recibe en lo alto de la escalinata es al presidente del Gobierno español. Pero no sólo a él. Porque Pedro Sánchez sí está acompañado por su mujer, Begoña Gómez.

Una hora más tarde, decenas de mandatarios van accediendo a sus puestos en la tribuna junto al Arco del Triunfo para presenciar la ceremonia. Las cámaras de la televisión gala captan a un solitario Felipe de Borbón haciendo tiempo, con las sillas a su izquierda aún vacías. Al rato, le salva del aburrimiento la llegada del gran duque Enrique de Luxemburgo y de su esposa, María Teresa, a quienes les ha correspondido sentarse junto al Monarca español, que saluda efusivamente a la banana. Las mismas cámaras registran la posterior llegada de Sánchez y su mujer, quienes ocuparán un puesto más discreto en la tribuna.

Imagen
PARÍS Sánchez y su esposa, con un inapropiado atuendo en tono pastel, recibidos por el matrimonio Macron en el Elíseo.

La mayoría de mandatarios acudieron a París con sus cónyuges

La Reina se perdió el almuerzo que Brigitte Macron dio a los ‘consortes’

Sánchez iba de ‘acompañante’ del Rey pero su mujer no quiso faltar

Doña Letizia no va a la Cumbre Iberoamericana por ‘falta de agenda’

Begoña Gómez hace de ‘primera dama’ en Guatemala

La descoordinación entre Protocolo de Zarzuela y Moncloa es manifiesta


Imagen
PERÚ Doña Letizia, en uno de sus actos oficiales esta semana en Perú, donde llegó sola y de donde se marchó sola.

Las imágenes hablan por sí solas; imposible no apreciar la disonancia. O entre los servicios de Protocolo de Zarzuela y de Moncloa no ha habido coordinación, o a alguien no le importa que se visualice que la Reina, o Begoña Gómez, o las dos, han metido la pata. Porque la asistencia a este acto ceremonial de la mujer de Sánchez deja en evidencia una de las explicaciones que Zarzuela se ve obligada a dar para justificar la ausencia de Doña Letizia. Se dirá que no se ha desplazado por tratarse de una invitación del Elíseo a jefes de Estado o de Gobierno. Pero Gómez no es lo uno ni lo otro. Y tampoco las decenas de consortes de los mandatarios presentes.


DOS BANQUETES PARALELOS

Concluido el acto, los dirigentes se desplazan de nuevo al Elíseo para asistir a un almuerzo oficial ofrecido por Macron. Lo que no se hará público hasta unas horas después de que Prensa de la Casa del Rey se pusiera en contacto con medios como EL MUNDO para justificar que no era necesaria la presencia de Doña Letizia en París “porque no tenía papel en los actos”, es que Brigitte Macron ha invitado a los consortes a un banquete paralelo en Versalles. Y allí, entre princesas, primeras damas y mujeres de primeros ministros, ocupa un lugar destacado Begoña Gómez, quien por momentos parece suplantar a la Reina.

El resultado, un despropósito del Protocolo español. Aún no se entiende que Doña Letizia no acompañara al Rey ni mucho menos que, faltando ella, sí asistiera Gómez, cuando su marido no había acudido como representante de España, sino para “acompañar” al Rey. Lo dejaba claro la agenda oficial del presidente del Gobierno publicada en la web de Moncloa.

Como explican fuentes consultadas por LOC, este tipo de eventos se rigen en todo el mundo por usos y costumbres muy extendidos. Y, así, cuando un dirigente, en este caso Macron, cursa invitación a los líderes de 80 países –extensible a sus cónyuges– para que acudan a la conmemoración del Armisticio –los fastos empezaron a prepararse en febrero–, lo habitual es que cada nación decida si va a estar representada por su jefe de Estado o por su jefe de Gobierno –o por alguien de rango menor–. Es muy inusual la asistencia de los dos, como ocurrió el domingo con el Rey y Sánchez, quienes prácticamente sólo viajan juntos al extranjero para las Cumbres Iberoamericanas. Pero el presidente no quiso perderse semejante ocasión de codearse con los mandamases del orbe. Además, tuvo como excusa la invitación a participar ese mismo día por la tarde en el Foro por la Paz en París. La que en todo caso estaba fuera de lugar era Gómez, porque no acudía como cónyuge del representante de España en los actos, que era el Rey. Al no asistir la Reina, lo correcto es que nadie hubiera ido a la comida de consortes para no generar una embarazosa confusión protocolaria, salvo que el objetivo fuera justamente hacerse notar dando la nota.

Fueron contados los países que enviaron a París a sus respectivos jefe de Estado y primer ministro. Sí lo hizo Luxemburgo. Pero en ese caso la dupla se justificaba mejor desde el punto de vista del protocolo. Porque los grandes duques asistieron a la ceremonia en el Arco de Triunfo y, nada más concluir, se marcharon a su país para presidir los actos por el Armisticio en el Monumento al Recuerdo de la capital luxemburguesa. De modo que al almuerzo ofrecido por Brigitte quien acudió fue Gauthier Destenay, marido del premier del Gran Ducado, Xavier Bettel, que representó a su país en el banquete del Elíseo.

Fue la Embajada de Francia en España, el 30 de octubre, la primera que comunicó que “el Rey Felipe VI de España representará a España en la ceremonia internacional en el Arco del Triunfo”. Mucho antes, la Casa Real lo tenía ya todo organizado para el viaje de Estado de los Reyes a Perú que comenzaba al día siguiente. Para que los Monarcas pudieran acudir a París el domingo sólo había que cambiar la logística del desplazamiento. La ocasión lo merecía y el trastorno no era tan grande. Pero, por razones no explicadas, se decidió que a Francia fuera solo Don Felipe. Desde Zarzuela tampoco se ha dicho nada de por qué los Monarcas no asistieron el sábado a la cena oficial con la que los Macron dieron la bienvenida a los mandatarios de todo el mundo, en el bello entorno del Museo de Orsay. Otra gran ocasión en la que la silla española quedaba vacía.

El Rey sólo estuvo en París el domingo.Y al no acompañarle Doña Letizia se originó un hecho inédito: se desplazaron cada uno por su lado por primera vez en un viaje de Estado. Aunque desde luego el protocolo también es hacer de la necesidad virtud, la visita a Perú comenzaba así sin grandeza institucional.


SIN HONORES DE ESTADO

Todos los viajes de Estado se inician con una despedida oficial de los Reyes, que suele tener lugar en el aeropuerto, en la que se interpreta el Himno Nacional y el Monarca pasa revista a un piquete de honor. El Real Decreto 684/2010, de 20 de mayo, establece con claridad que al Rey y a la Reina consorte se le rinden honores militares en la despedida de sus viajes oficiales al extranjero, “salvo orden expresa en contra”. Esto último hubo que aplicarlo el domingo cuando Doña Letizia, casi como una turista más rumbo al país del Machu Picchu, tomó un avión comercial de Iberia al mediodía. A su llegada a Perú, dado que todo era excepcional, no contó con recibimiento oficial, más allá del dispositivo policial que la acompañó hasta el hotel, del que no salió. Dispuso así de varias horas para descansar antes de iniciar los actos oficiales. No fue el caso del Rey, quien aterrizó ya de madrugada. Y, como es preceptivo, él sí fue recibido por el ministro de Exteriores andino.

Por si el espectáculo parisino no hubiera sido suficiente para dejar clara la falta de sintonía entre Protocolo de Zarzuela y de Moncloa, apenas tres días después Letizia y Begoña Gómez volvían a divergir sus caminos poniéndose de nuevo en evidencia la una a la otra.

Casi a la vez que la Reina tomaba un avión en Perú para regresar a España, dejando partir de nuevo solo a Don Felipe hacia Antigua (Guatemala), Begoña Gómez aterrizaba junto a Sánchez, que se sumaba al Rey para participar en la XXVI Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno. Y aquí, en honor a la verdad, no se justifican las críticas a la mujer del presidente por acompañarle. Porque, a diferencia de en París, Sánchez ha participado como jefe de Gobierno con funciones ejecutivas, y es tradición que los mandatarios acudan con sus cónyuges. Muchas veces coincidieron la Reina Sofía y la mujer del presidente de turno.

Expertos explican a LOC que en España no se ha establecido un protocolo claro para las mujeres de los presidentes, pero deben ser muy selectivas en sus viajes al extranjero aconsejándose que se reduzcan a las ocasiones en que el país anfitrión aguarda su presencia en actos donde también va a estar la primera dama local. Se critica así, por ejemplo, que Gómez acompañara en septiembre a Sánchez a Canadá, ya que se trataba de una visita de trabajo, y se produjo un momento inenarrable cuando el primer ministro Trudeau acudió sin su mujer a recibir con honores al español, y Gómez se coló en el primer puesto de la línea oficial de saludo.

Lo que sí es cuestionable es la decisión de la Reina de ausentarse de las Cumbres Iberoamericanas. Zarzuela esgrime que desde que en 2014 se suprimió la agenda de actos paralela para los cónyuges la presencia de Doña Letizia no tiene sentido. Pero la realidad casa mal con esta explicación.


AGENDA DE PRIMERAS DAMAS

Aquel año, la Cumbre se celebró en México. Fue la primera a la que Don Felipe asistió como Rey. El presidente Peña Nieto suspendió la citada agenda porque el país sufrió aquellos días una gravísima crisis por la desaparición de decenas de estudiantes en Iguala. Además, su esposa se vio envuelta en un escándalo por su mansión. Por todo, convenía dar imagen de austeridad. Letizia se quedó en Madrid. Tampoco acudió en 2016 a la Cumbre de Cartagena de Indias (Colombia), como no lo ha hecho ahora a Guatemala.

Pero la mayoría de las mujeres de los presidentes latinoamericanos siguen acudiendo porque está bien visto que participen en recepciones y banquetes oficiales. Ahí se echa de menos a la Reina, quien pierde la oportunidad de ejercer su labor de representación en una plataforma tan importante. Además, la falta de programación por parte del país anfitrión no significa que las primeras damas no preparen a conciencia durante meses una agenda de trabajo para aprovechar la Cumbre. Por ejemplo, este año han participado en la presentación del Programa Iberoamericano de Discapacidad, a cargo de la Secretaría General Iberoamericana, y han mantenido reuniones para abordar la inclusión social en la región. No se han limitado a hacer turismo, aunque tampoco es despreciable que contribuyan a dar a conocer lugares de interés de las ciudades en las que se celebran estos encuentros multilaterales.

Lo que no se comprende es que ni el Gobierno ni Zarzuela trabajen para que Doña Letizia pueda cumplir con un programa a la altura aprovechando las Cumbres. Y que se prefiera que el Rey siga viajando solo mientras la Reina permanece en España sin un solo acto oficial.

Ha sido ésta una mala semana para nuestra diplomacia. Porque, definitivamente, ni Letizia ni Begoña Gómez han estado en su sitio.


LA OTRA CRÓNICA EL MUNDO SÁBADO 17 DE NOVIEMBE DE 2018

Arriba