Aguas turbulentas - Pilar Eyre

Publicar una respuesta


Esta pregunta es una forma de evitar inserciones automatizadas por spambots.
Emoticonos
:cry: :blackeye: :up: :loker :fire: :lol: :grin: :calceta: :pinocho: :shock: :mrgreen: :clown: :juas: :>D: :pukeright: :x :bravooo: :sun: :clap: :salute: :happy0021: :sherlock :wave: :cheerleader3 :guitarman: :bobas :up2 :door :glob :smt031 :roll: :king: :FUCK YOU: :blah :kiss :welcome :eat :bowdown2 :eusaprayrf4: :juggle :cool: :walkman :yes: :pc :pale: :jump :amen: [-X :drunk :smoke :angrywife :acomer:
Ver más emoticonos

BBCode está habilitado
[img] está habilitado
[Flash] está habilitado
[url] está habilitado
Emoticonos están habilitados

Revisión de tema
   

Expandir vista Revisión de tema: Aguas turbulentas - Pilar Eyre

NO ES POR MALDAD - Pilar Eyre

Mensaje por Invitado » Lun 21 Ene, 2019 3:24 am

Imagen
NO ES POR MALDAD / Pilar Eyre

Tamara Falcó, enamorada de Albert Rivera


Tamara Falcó

¡Es su ‘sex symbol’, su hombre ideal, lo encuentra divertido, sano y atractivo, y ahora que está libre como los taxis los dos podrían darnos una sorpresa! Me estoy refiriendo al líder de Ciudadanos, Albert Rivera (40 años, recién separado), y a Tamara Falcó Preysler (37 años y soltera), que se quedó obnubilada cuando el político fue a comer a su casa de Puerta de Hierro por primera vez, solo, porque no había empezado a salir aún con Beatriz Tajuelo, hasta el punto de que en las siguientes elecciones votó a Ciudadanos y llegó a asistir en plan ‘groupie’ a sus mítines, colocándose en un lugar muy discreto. Los amigos bromeaban con ella por ese amor platónico, incluso Isabel Preysler se reía cuando le ponderaban lo buena pareja que harían su hija Tamara y Albert: “Mario y yo le queremos mucho, es limpio, honrado y con mucho sentido del humor”. Si se lo comentaban a Rivera, sonreía como el gato de ‘Alicia en el país de las maravillas’. Tengo que decir que Albert es uno de los hombres con más tirón con las mujeres que conozco (descartados Julio Iglesias y el rey emérito). En un Sant Jordi firmamos codo con codo y las señoras le pasaban notas, números de teléfono, aprovechaban los ‘selfies’ para darle achuchones… ¡No llegó al extremo de José Luis de Vilallonga, a quién yo vi en una ocasión guardarse unas bragas en el bolsillo, pero casi! Rivera, recién separado entonces de la madre de su hija, vivía con modestia en un pisito de estudiantes y me confesaba: “En la casa no hay ni armarios para poner la ropa, solo puedo tener un par de americanas”. Una señora, arrebatada, le gritó: “¡No las necesitas! ¡Desnudo también nos gustas!” y, como el gran tímido que es, aunque no lo parezca, él se ruborizó.

■ ■ ■

María Jiménez

Las periodistas que tenemos unos añitos sabemos muy bien quién era el padre de su hija. ¡El hombre de su vida, al que María quiso con locura! Un amor imposible, no porque él estuviera casado, sino porque pertenecía a una familia importante de ganaderos, por lo que resultaba impensable que un señorito se casara con una muchachita humilde –María incluso había trabajado en el servicio doméstico en Barcelona–, aunque la hubiera dejado embarazada. A pesar de ser hombre de fortuna, nunca le pasó ni un duro: la orgullosa María nunca se lo pidió. Hablando de dinero, un detalle más relacionado con María. Reyes Monforte no vive de la herencia de Pepe Sancho porque durante cuatro años, de 2007 a 2011, fue la autora más vendida en España. Se calcula que ‘Un burka por amor’, que vendió 70 ediciones y de la que se hizo película y serie, le reportó dos millones de euros. Para ella sí que Pepe fue el gran amor de su vida y lo sigue añorando. ¿Que pasó, tiempo? ¿no decían que lo curaba todo?

■ ■ ■

Terelu

Terelu Campos estaba nerviosa antes de su ‘Sábado Deluxe’ y temía emocionarse demasiado. Parece mentira, con las tablas que tiene, pero han sido muchos meses de aislamiento, hablando tan solo con sus personas más íntimas. Ha dado muestras de su fortaleza psicológica y consiguió afrontar esta exposición pública con dignidad y elegancia. “Por fin ha pasado todo, Pilar, y ya estoy tranquila”, me dijo la mañana del domingo, relajada, conmovida por las muestras de cariño que estaba recibiendo, y contenta.




Sí,pero...
MIRIAM SAAVEDRA

Eras la princesa, qué digo, reina inca, futura presidenta de Perú, Vargas Llosa te adoraba, tus devotos eran cientos de miles cuando estabas en el reality. Sí, pero…

¿Qué se ha hecho de esos cientos de miles? Los que amenazaban a las escasas voces discrepantes, los que lograron que odiáramos a Mónica y a Carlos, los que te votaban en masa... Porque estás ahí… ¡y no pasa nada! Un experto en la cosa televisiva me reconoce: “Fuera de la casa, de momento no está funcionando como esperábamos”. ¿Y por qué? ¡Misterio! Sigues siendo igual de mona, simpática, agradable, tu voz sigue teniendo los mismos trinos que nos encandilaban, pero se está demostrando que aquel espectáculo televisivo que formabais los tres es irrepetible. Pena, penita, pena.

NO ES POR MALDAD - Pilar Eyre

Mensaje por Invitado » Lun 21 Ene, 2019 3:23 am



Infantas Leonor y Sofía

¡Miranda y Letizia, iguales! Al menos en lo que concierne a la alimentación de sus hijos. Me lo cuenta una empleada que estuvo al servicio de la mujer de Julio Iglesias hasta hace cuatro años. Los niños nunca tomaban un bollo de los que anuncian en la tele, ni pizzas, ni congelados, ni guisotes de cuchara, ni apenas refrescos. Lo suyo era el agua clara, las ensaladas y las verduras de su huerto. Y todos los alimentos hervidos, nada de fritos. ¿La carne, hervida?, pregunto con algo de repugnancia y la sirvienta me contesta: “¡Sí, y el pescado también!” Miranda está totalmente volcada en el cuidado de sus hijos, tan solo un día a la semana les dejaba comer hamburguesas y patatas fritas.

■ ■ ■

Carmen Sevilla

Carmen Sevilla se va encaminado serenamente hacia su final. ¿Está cuidada?, pregunto a dos personas cercanas a su familia: “¡Ojalá todos tuviéramos un hijo como Augustito! Se preocupa hasta del último detalle de su madre desde que empezó a sufrir alzhéimer, la quiere, la admira, la protege y la respeta”. Pregunto por esas leyendas sobre su infancia solitaria: “Hombre, la de tantos hijos de artistas de aquella época, su madre se iba a América y se pasaba meses sin verla, pero su tata Agripina la suplía dándole mucho amor”.

Augusto es un chico normal, independiente, que, pudiendo sacar partido de sus antecedentes –no olvidemos que es hijo único de dos genios, Augusto Algueró y Carmen Sevilla– ha optado por una vida anónima. Le horroriza la popularidad, durante muchos años llevó el departamento musical de Telecinco y yo misma me he sentado muchas veces en su mesa en el comedor de empleados, sin tener ni idea de quién era. Augusto les habla siempre a sus hijos de su madre: “Los pequeños conocen todas sus canciones y sus anécdotas y las repiten, los oyes y es para morirte de risa”.

■ ■ ■

Juan Valentín Urdangarin Borbón

¡Doña Sofía, de concierto! Al Teatro Real. Pero no lo ha hecho únicamente por su afición a la música. Los responsables de la orquesta Cateura, niños mendigos de Paraguay que utilizan instrumentos construidos con objetos recogidos de la calle, confiesan que la reina se ha involucrado directamente en esta iniciativa desde el principio: “Fue ella la que nos llamó interesándose hace años, nos sugirió venir a España, y nos ha ayudado de muchas maneras, gracias a doña Sofía la música del reciclaje es una realidad y hemos podido sacar a decenas de niños de la calle”. La reina emérita quiso presentar en este hermoso concierto solidario a su nieto Juan Valentín Urdangarin Borbón ante la opinión pública. Una decisión trascendente, no en vano el primogénito de la infanta Cristina está en el puesto siete de la sucesión de la corona, ya que su madre no ha renunciado a sus derechos, por lo que tanto ella como sus hijos siguen en el escalafón dinástico. ¡Y le corresponden el tratamiento de excelentísimo señor y honores de Grande de España! A Juan, un gigantón tan fornido que la chaqueta le quedaba pequeña, se le notaba incómodo. Cuando las cámaras lo apuntaban, se retraía, pero la abuela lo tranquilizaba hablando en voz baja o cogiéndole por el brazo. El chico, religioso y deportista, con fama de tímido e introvertido, se mostraba muy interesado por lo que pasaba en el escenario, pero no lo vieron sonreír ni una sola vez.





Sí,pero...
MÓNICA HOYOS

Te tengo manía. No me has gustado nunca. Me parecías ladina, soberbia y despechada. Sí, pero…

He cambiado de opinión, pero no gracias a ti, sino a tus enemigos. Donde antes veía una mujer rencorosa, ahora veo un ser con infinita paciencia. Donde antes leía arrogancia, ahora leo educación. Lo que antes juzgaba hipocresía, ahora, discreción. Porque, vamos a ver, aparte de tu enfrentamiento con los que ya sabemos, ¿conocemos algo de ti?, ¿dónde vives, con quién?, ¿qué haces? O algún detalle menor sobre tu hija, ¡que no sé cómo se llama siquiera! Creo que eso te honra, querida Mónica, y de verdad que nunca iba a suponer que antepondría la palabra ‘querida’ a tu nombre. Sé que estos días estás pasándolo mal, pero, si te sirve de algo, te diré que hay muchos que piensan como yo. ‘Cienes y cienes’.

NO ES POR MALDAD - Pilar Eyre

Mensaje por Invitado » Lun 21 Ene, 2019 3:22 am

Imagen
NO ES POR MALDAD / Pilar Eyre

Los 5 peores momentos de la reina Letizia


Reina Letizia

1. Noviembre de 2003. Letizia encaraba muy nerviosa su presentación oficial. Como toda novia que va a casarse, sabía que su principal misión era adular a su nueva madre política, y se había preparado un pequeño discurso. El enamoradísimo príncipe le aconsejó cariñosamente: “Sé tu misma, te los meterás en el bolsillo”. Letizia empezó a hablar delante de los periodistas: “El ejemplo impagable de la Reina…”. Como buena comunicadora, hizo una pausa efectista que Felipe interpretó como indecisión y le echó un cable: “Ella quiere decir…”. Letizia vio arruinado el buen efecto de su perorata y fue cuando, enfadada, soltó ese “déjame acabar”, recibido con risas por su arrobado novio, y con críticas feroces por el resto de la humanidad que llegan hasta hoy mismo.

2. Abril de 2004. Los novios tenían preparado un viaje de despedida de solteros al Caribe. En atención al atentado del 11 de marzo en Atocha –el más atroz de nuestra historia–, se comunicó que lo habían anulado. Pero, quince días después, una agencia extranjera se hizo eco de que “en Miami, Felipe de Borbón y su prometida Letizia Ortiz, que procedían de Bahamas, donde habían estado de vacaciones con un grupo de amigos y cuatro guardaespaldas, tuvieron un incidente en el aeropuerto por entender que los controles sobre sus maletas eran excesivos”. Aquí se publicó simplemente la noticia, y, por respeto al momento de luto que se vivía, no hubo comentarios.

3. Verano de 2004. En esas primeras vacaciones de casados en Mallorca se le hicieron a Letizia unas fotos en una postura poco decorosa en la popa del Somni (blusón corto que dejaba ver la ropa interior). La princesa se enfadó con los paparazzi y, como venganza, decidió ir vestida el resto del verano con la misma ropa. ¡Una ruina, no solo para los reporteros gráficos y para las revistas, sino también para los patrocinadores de la regata en la que participaba su marido! “Sus maneras fueron soberbias y chulescas”, confesó el colega Gustavo González, uno de los damnificados.

4. Agosto de 2008. Letizia reservó una semana libre en su agenda para retocarse la nariz –y probablemente la barbilla– con el médico Antonio de la Fuente. El accidente aéreo de Spanair en Barajas, sin embargo, le obligó a quitarse los apósitos y aparecer en el hospital La Paz, donde se atendía a los heridos, con el rostro hinchado y tumefacto a pesar del maquillaje, la melena sobre la cara y la cabeza baja. Fueron unos minutos frente a las cámaras que a ella se le debieron de hacer eternos, y obligaron a Zarzuela a emitir un comunicado admitiendo la operación. A partir de ahí, empezaron las leyendas urbanas sobre sus profusas y continuas intervenciones estéticas.

5. Abril de 2018. Catedral de Palma. Semblantes tensos. Letizia –que no tiene el dominio de sí misma de la reina Sofía– muestra su malhumor, desconocemos por qué motivo. A la salida, la abuela coge a sus nietas para que las fotografíen juntas y disipar así la sospecha de que no se ven nunca. Letizia se da cuenta. Corre hacia ella y le reprocha su actitud a gritos: “¿Qué haces? ¡Habíamos quedado que las fotos se hacen afuera y para todos!”. Leonor, que quiere complacer a su madre, se suelta con acritud del brazo de la abuela. Y don Juan Carlos abronca a su hijo: “¡Controla a tu mujer!”. Esas imágenes fueron el momento más bajo en la popularidad de Letizia. Desesperación en Zarzuela, que ven no solo como se machaca a la reina Letizia, algo habitual contra lo que ya no saben cómo luchar, sino a la heredera, la princesa de Asturias. Se estudia confeccionar un comunicado. Pero, al fin, se opta por llamar uno a uno a los periodistas: “Las dos reinas se llevan estupendamente. Es una pena que todo lo interpretéis tan mal…”. Trala ra lará… Nunca es triste la verdad, lo que no tiene es remedio… (Serrat, siempre Serrat).

NO ES POR MALDAD - Pilar Eyre

Mensaje por Invitado » Lun 21 Ene, 2019 3:20 am

Imagen
NO ES POR MALDAD / Pilar Eyre

Reina Sofía, sus 3 navidades más tristes


Reina Sofía

Navidad de 1962. La primera de casada

Finalizado su viaje de novios alrededor del mundo, Sofi y Juanito tenían tres casas para vivir: un palacete en Grecia, lujosamente amueblado, regalo de la reina Federica; un pabellón destartalado en la Zarzuela, cedido por Franco; y un chalecito de prestado en Estoril, Carpe Diem, en el que no se podía colgar ni una chincheta “porque se caía la pared”. Juanito fue muy claro: “Sofi, tenemos que vivir en Estoril, al lado de papá, porque no soporta que vayamos a España y nos ganemos el cariño de Franco”. Y ella se resignó a pasar sus primeras navidades de casada con su familia política, en un ambiente muy frío, porque “mi marido y su padre eran rivales para ocupar el trono… Él lo trataba como un chiquillo. Estábamos muy incómodos”. Fueron unas fiestas tan tristes que Sofía cogió repentinamente un avión para ir al lado de su madre, en Atenas, se puso enferma y tuvo que ser intervenida de urgencia. La prensa dijo que seguramente fue un aborto. Empezaron a correr rumores de que la pareja se llevaba mal, hasta el punto de que el parlamento griego llegó a pedir que se devolvieran los nueve millones de dracmas que había entregado como dote, “ya que se van a divorciar”. Cuando Juanito le contó que Franco se había gastado 40 millones de pesetas remodelando la Zarzuela, y que se irían a vivir allí, Sofía se echó a llorar. Al cabo de un mes, estaba de nuevo embarazada.

■ ■ ■

Navidad de 1975. La última que fue feliz. Para su primera Navidad como reyes, adornaron la Zarzuela con un árbol gigantesco tan lleno de luces que se veía desde los aviones. Hasta entonces, habían celebrado las navidades en el desangelado Estoril, junto a sus suegros, que en ocasiones no les dirigían la palabra. Sofía se vengó de tantos desprecios no invitándolos, aunque sí se rodeó de ‘los griegos’, sus hermanos y sobrinos. Después se los llevó a todos en un avión DC9 de las fuerza aérea al valle de Arán. Ocuparon una planta entera del Hotel Montarto y tomaron las uvas en La Borda Lobató. Sofía y Juanito, ataviados deportivamente –muy guapos–, se besaron en los labios. No brindaron porque Juan Carlos dijo que eso era una mariconada. Y parecían felices. ¡Fue la última vez! Una semana más tarde la Reina se presentó inopinadamente en una cacería y sorprendió a don Juan Carlos con otra mujer. Ese día separaron camas y habitaciones. Y no volvieron a hacer vida marital. Nunca más.

■ ■ ■

Navidad de 2014. La más desdichada. Juan Carlos ha abdicado y todos –incluida su mujer– saben que ha estado ocho años con Corinna Larsen. Sofía tiene mala relación con Letizia, no ve a sus nietas, y Cristina e Iñaki han sido procesados y pueden ir a la cárcel. ¡Su Nochebuena más desdichada! ¡Sola y cenando con su hermana con una bandeja frente al televisor! Felipe y Letizia estaban con Paloma Rocasolano. Y Elena y sus hijos habían ido a Suiza a hacer compañía a la apestada Cristina, ya expulsada del núcleo familiar. A su marido no le vio el pelo. Estaba en sus aposentos hablando por teléfono. El día de Navidad, asistió sola de nuevo a misa en la capilla y, a última hora, se improvisó una comida fría con Letizia, Felipe y la familia de su cuñada Margarita. Se repartieron regalos. A Juanito le tocó un pijama de franela de abuelo –se vio a Sofía comprándolo en Londres dos meses atrás–, una indirecta quizás a su edad, porque Su Majestad solía dormir tal como su madre lo trajo al mundo. No hubo besos.





Sí,pero...
REY JUAN CARLOS

Este debía ser el año de su consagración. Se esperaban homenajes sin fin, ya que se cumplía el 40 aniversario de la Constitución, y usted los deseaba con ansia.

Sí pero…

Todo se torció. El nombre de Corinna, las sospechas de comportamientos no adecuados y sus relaciones con ciertos príncipes árabes han pesado en el ánimo de los organizadores, que han preferido ocultarlo en el desván de la historia. A mí me ha dolido, señor, porque, si bien conozco sus debilidades humanas y he escrito a mansalva sobre ellas, también sé de su entrega y su trabajo por la causa de la democracia en una época oscura en la que todos creíamos que el franquismo no se iba a terminar. Que no se acabe este año sin mi humilde reconocimiento a aquel rey que dijo emocionado: “Lo he hecho lo mejor posible”.

NO ES POR MALDAD - Pilar Eyre

Mensaje por Invitado » Lun 21 Ene, 2019 3:19 am



Carmen y Jaime Peñafiel

Una bella historia de amor. Madrid, un vientecillo gélido se cuela por el cogote, pero aquí hace calor, porque, ante una taza de café Jaime Peñafiel me abre su joven corazón de 86 años. Cuando conocí a Carmen me enamoré locamente. Yo estaba infelizmente casado y, en un viaje con los Reyes a México, le compré el traje de novia que yo soñaba que vistiese. Lo guardó en su percha, colgado en alto, durante catorce años, hasta que pudimos casarnos en Miami, con Julio Iglesias como padrino. Desde entonces, en cada aniversario -y aquí viene lo sorprendente-, por la mañana, Carmen abre la caja y se viste como aquel día. Desde la ropa interior, las bragas, esa palabra tan fea, en exquisito encaje suizo, hasta los zapatos de tacón, la corona del pelo, el vestido bordado en blanco, más largo por detrás que por delante y así realiza las tareas cotidianas: arreglar la casa, comer, dormir la siesta. Exactamente vestida como el día que nos casamos hace ya muchos años. Por la noche vuelve a guardarlo todo en la misma caja y hasta el año que viene. Las amistades de Peñafiel conocen esta pequeña extravagancia: Una dama principal me pidió permiso para acudir a casa ese día y, cuando vio a Carmen vestida de novia recibiéndola tan tranquila, se cayó al suelo de la emoción ¡y después vino su hija y le pasó lo mismo!. El entrañable colega prosigue: Le ha dado instrucciones a Pilar, la señora que trabaja con nosotros, para que cuando muera la amortajen con su traje de novia y todos los aditamentos, ¡que no falte nada!. Callamos, pasa un ángel. Caray, no sé por qué, los tres, Jaime, el ángel y yo tenemos los ojos llenos de lágrimas.

■ ■ ■

Lourdes y Camilo Sesto

¡La verdad de Camilo Sesto! ¡La verdad de su hijo! Con perdón, creo que quizá soy la única que puede hablar porque soy la única que queda. Un día, Camilo presentó en exclusiva a su hijo de seis meses y a la madre, una misteriosa Lourdes Ornellas. Y a la semana siguiente, me contó los entresijos de esta historia: “Lourdes es una buena amiga, que ha accedido a gestar a un hijo mío… Primero abortó, lo volvimos a intentar (por el método tradicional), y se quedó de nuevo embarazada. ¡Es la elección perfecta, no quiere tener servicio y se ocupa ella personalmente de Camilín!”. Y precisó: “Nunca he estado enamorado de ella. Mi novia desde hace diez años es Andrea Bronston”. Le pregunté por qué no había tenido hijos entonces con ella: “¡Porque no ha querido!”. Pero Andrea, presente en la entrevista, protestó: “Nunca me lo has propuesto”.

Deduje, entonces, que Lourdes era un “vientre alquilado”–se decía así– y se enfadó: “Qué palabra más fea. Lo ha hecho solo por abnegación y generosidad”. Y añadió: “Ella se quedará en mi casa mientras quiera. Pero el niño estará conmigo para siempre. Ese es el trato. ¡A mi madre se le cae la baba con él!”. Y añadía, convencido: “La música ha pasado a segundo plano. Mi hijo es, ahora, lo más importante”.

■ ■ ■

Vargas Llosa

Me llaman de periódicos serios de Perú, y pregunto a los colegas con tono aburrido: “¿Queréis que os informe de Vargas Llosa, ese peruano universal?”. Se enfadan: “¡Claro que no! ¡Queremos que nos hables de las tres peruanas más importantes de España: Chabelita, Miriam y Mónica!”. Y añaden –ojo al dato–: “Lo mismo le hemos preguntado a don Mario, y nos ha dicho que conoce ‘Gran Hermano VIP’, y considera que es un estudio impresionante del alma humana”. ¡Así se habla!





Sí,pero...
PALOMA SAN BASILIIO

Qué gran voz, qué artista eres, quizá la mejor sobre un escenario. No sales mucho en los medios, y eso puede extrañarnos, ya que sé que muchos periodistas llaman a tu puerta.

Sí pero…

¡Tú te niegas a todo, y es porque temes que te pregunten, no por tu carrera ejemplar, sino por don Juan Carlos! Ya sabes, esa leyenda urbana de que si tal y que si cual. Hace años, te lo preguntaron en Vanitatis y contestaste: “Con la desinformación se escriben best sellers”. Y a partir de esta frase que no entendió ni dios –también tengo que decírtelo–, te cerraste en banda como una ostra, ya para siempre. En fin, querida Paloma, que sepas que me entristece no saber de ti (y desconocer si formas parte de esa interminable lista de amigas entrañables, no voy a negártelo).

NO ES POR MALDAD - Pilar Eyre

Mensaje por Invitado » Lun 21 Ene, 2019 3:15 am

Imagen
NO ES POR MALDAD / Pilar Eyre

La tristeza de la infanta Elena de Borbón


Miranda y Julio Iglesias

¡Julio Iglesias, otra vez de moda! ¿Se va a querellar? Mi interlocutor ríe a carcajadas. “¡Qué dices, está encantado con todo este follón que se ha montado a propósito de Makoke! Cada día me llama pidiéndome nuevos detalles por si se le ha escapado algo… A él, estas cosas le dan la vida”. ¿Entonces no habría obligado a Makoke a firmar un contrato de confidencialidad? “¡No lo ha hecho nunca! ¡Le gusta que hablen de él, le hace gracia!”.

Pregunto por su salud, “en plena forma, tomando sus vinos, viajando con sus chicas, cantando… Le defraudó que no le pidieran actuar en la boda de Marta Ortega porque es buen amigo del padre, hubiera ido con mucho gusto”. Doy fe, porque estaba allí, de que en octubre en Israel la armó, salió a la noche de Tel Aviv con un grupo de chicas impresionantes, que se alojaban en su mismo hotel. Y comentó a la prensa: “Las mujeres me siguen gustando con locura ¡No me he jubilado de la cintura para abajo!”.

Pregunto si a Miranda le molesta todo esto. “¡Claro que no! Miranda y él son una estupenda pareja de compañeros, nada menos… pero nada más. Ella es una magnífica madre y ama de casa, y tiene muy claro el lugar principal que ocupa en la vida de Julio, con eso tiene bastante… se ríe de sus cosas con indulgencia, como el que contempla las travesuras de un chiquillo”.

■ ■ ■

Infanta Elena

Elena está triste, ¿Qué tendrá Elena? Hombre, le hubiera gustado ir al aniversario de la Constitución, en el que su padre fue homenajeado, aunque fuera desde el gallinero. Como estuvieron las hermanas de don Juan Carlos el día de su proclamación, por más que los ujieres no las dejaran subir en ascensor porque “solo es para las personas principales”. Pero en el lote de Elena iba también su hermana Cristina, y, aunque en proceso de rehabilitación, no se consideró conveniente aún exhibirla en un acto tan importante. Pero tendrá su compensación dentro de un par de semanas, cuando se reúna en la cena de Nochebuena con toda la familia. Excepto Iñaki, que no saldrá de prisión hasta las navidades del 2019, y eso si acredita arraigo familiar y una vivienda en Madrid en la que alojarse. Ejem, ¿Zarzuela?




Sí,pero...
ANA DUATO

Eras la prima del bailarín, la gente te confundía un poco, no sé por qué, con Belén Rueda, e ignoro si hacías cine, teatro, o televisión.

Eras conocida, sí, pero…

¡Todo se me ha borrado, querida Ana! ¡’Cuéntame’ ha pulverizado tu pasado! Para mí eres Merche, y no solo Merche, sino que eres mi madre, mi hermana, mi amiga, mi alter ego, aunque ni tú, ni la familia Alcántara, os parezcáis en nada ni a mí, ni a mi familia. Ese es el gran secreto de tu talento, que en tus arrugas haya una teoría de la vida que va más allá de los guiones (brutales), la dirección (estupenda) con la que todos podemos identificarnos. Otro día hablaré de Imanol Arias, monstruo inabarcable, pero hoy déjame entregarte solo a ti este ramillete de flores simbólicas y me pongo de rodillas, porque te lo mereces.

Aguas turbulentas - Pilar Eyre

Mensaje por Invitado » Dom 09 Dic, 2018 2:58 am



Cayetana de Alba y Jesús Aguirre

Verano en Marbella. En el hotel Don Pepe, actuaba Rocío Jurado. Ese día habían salido unas declaraciones del bailarín Antonio contando sus amores con la duquesa de Alba. En medio del concierto, apareció la niña Eugenia. Llorando se acercó a los periodistas y nos preguntó: "¿Es verdad eso de mi madre?". ¡Fue la primera vez en mi larga vida profesional en que me quedé sin palabras! Al día siguiente, Jesús Aguirre y Cayetana me habían invitado a merendar en su casa. Abrazados y besándose, me dijeron con arrogancia: "¡Quién se cree esa estupidez, si Antonio es homosexual!". Delante de Eugenia, Jesús me contó que, de todos los hijos de la duquesa, su favorito era Cayetano: "¡Porque es tan guapo!". Pasaron los años. Nos vimos varias veces. Jesús mangoneaba la Casa de Alba a su antojo. Pero en las olimpiadas del 92 nos encontramos en el hotel Princesa Sofía de Barcelona y ni Cayetana ni sus hijos le dirigían ya la palabra y lo trataban con desdeñoso desprecio. Les dijo en voz muy alta: "Me voy con Vázquez Montalbán", lo cual era mentira porque fui yo la que lo paseó y lo llevó a televisión mientras él mascullaba oscuros agravios: "Me tienen envidia todos esos escritorzuelos muertos de hambre... En esa casa no hay un cerebro entero...". Estaba obsesionado con Jacobo, el hijo intelectual: "Me ha hecho mucho daño". Murió completamente solo, en Liria. El año pasado se puso en contacto conmigo la persona a la que había legado sus importantes papeles inéditos. Los enviamos a un tasador, quien determinó que no eran inéditos, ni tampoco muy importantes, y esas cajas de cartón con dibujos infantiles y cartas de su madre es todo lo que ha quedado de un hombre atormentado, al que nadie recuerda con cariño.

■ ■ ■

Doña Letizia

¡Todo el mundo habla de las cintas de Villarejo! ¡Las cintas de Letizia! No son nuevas porque se conocen desde el año 2015. Salvando las distancias, son como las de Encarna Sánchez y la Pantoja. Pero mientras estas las escuchamos muchos, las otras la verdad es que no las ha oído ni Dios, de momento. Aunque, según un testigo de la investigación, “en estas conversaciones grabadas a Letizia y López Madrid no se habla de dinero, ni de amores, pero ella critica en profundidad a su familia política”. Con avidez morbosa, pido más precisiones. De su suegro, dice: “Va a su bola. A la única que hace caso es a la alemana”. Y, en otro momento: “Yo nunca seré como Sofía”. Enterado don Juan Carlos del contenido de las cintas, según la misma fuente, le pidió a su hijo: “Ahora no te queda otra que divorciarte”.

■ ■ ■

Terelu

¿Terelu caída en brazos de la morfina, como en el cuadro de Rusiñol que se exhibe en el Cau Ferrat de Sitges? (un abrazo, Víctor Sandoval, muy buena tu sección de los perretes en ‘Sálvame’). ¿Terelu con un pie fuera de este mundo y perdida en sus paraísos artificiales? Me pongo en contacto con ella para que disipe mis dudas: “Estoy mucho mejor, Pilar. El pecho va muy bien y la espalda más lenta. Pero nada más…”. Hablando en serio, la pobre Terelu Campos lo ha pasado muy mal porque la drástica operación en la que se le amputaron ambos pechos ha sido brutal. Ella misma me reconoce que el proceso “es lento, incómodo y doloroso”. La medicación, muy fuerte, llevaba un componente de morfina. Pero, en estos momentos, ya ha pasado a calmantes más suaves y se ve la luz al final del túnel. Hay muchas ganas de volver al trabajo, y quizás a un nuevo proyecto. ¡Seguiremos informando!




Sí,pero...
CAMILO SESTO

Fuiste el más grande, tenías la mejor voz y eras guapo y turbador como un ángel caído. Una vez fui a comer contigo en Madrid y nos tuvieron que sacar por la puerta de atrás porque las multitudes habían tomado la calle para verte.

Sí, pero…

Han salido estos estos días unas imágenes tuyas muy crudas, crueles y tal vez ridículas, que preferiría no haber visto. No sé qué te pasa. No son los años porque ahí están Raphael y Julio dando entrevistas y conciertos por todo el mundo. Pero nos han dolido, a mí y a todos los que te admiramos. Y por eso me atrevo a echar esta carta de reyes anticipada. Compañeros, en este tiempo navideño, hagamos un acto de buena voluntad para proteger aquel recuerdo de Camilo en lo más alto, ¡él y nosotros nos lo merecemos!

Aguas turbulentas - Pilar Eyre

Mensaje por Invitado » Dom 02 Dic, 2018 3:05 am




Kiko Matamoros se abre en canal en una entrevista en exclusiva con Pilar Eyre. ¿Cómo se encuentra? ¿Qué siente por Makoke? ¿Tiene algo con Sofía Suescun? Son muchas las incógnitas.


"He querido a Makoke con locura. ¡Me ha hecho muy feliz! He sentido por ella una atracción sexual impresionante, hasta el último momento hemos tenido relaciones porque somos muy apasionados, la encuentro guapísima y aún ahora, si la viera por la calle sin saber quién es, intentaría abordarla…”. Yo protesto: “¡Pero si te gustan jóvenes!”. Y suelta una carcajada. “Sí, es verdad, con las chicas jóvenes me divierto, me aportan frescura, energía, inocencia... pero no voy con ellas en plan Pigmalión, eh, eso me horrorizaría, sino de igual a igual”. Arguyo que quizás ellas buscan a su lado notoriedad, hacerse famosas, y se encoge de hombros. “¡Qué más da! No me importa, pero creo que soy un tío entretenido y supongo que se lo pasan bien conmigo”.

"PODRÍA TENER HIJOS, PERO NO"
Indago si, entre todas ellas, hay alguna que se haya hecho un hueco en su corazón, y me parece que este hombre duro se ruboriza. “Pues sí, hay una en particular. Como dicen los cursis, tengo una ilusión importante”. ¿De qué franja de edad estaríamos hablando?. Ahora responde con algo de timidez: “Es veinteañera”. ¿Sofía Suescun? Se ríe, insisto, vuelve a reír. Le pregunto si se casaría de nuevo: “¡No!”, aunque luego rectifica. “No sé, creo que no”. Y sobre si tendría más hijos. “Podría, eh, vamos, no me he hecho los análisis, pero pienso que sí ...¡aunque eso está descartado!”. Pausa. “Creo”. Le digo que me da la impresión de que está consumiendo muchas asignaturas pendientes de su juventud, como la libertad, la juerga, las chicas, y responde con algo de amargura: “No, yo he hecho vida de hombre solo en muchos periodos de mi primer matrimonio, ya estoy curtido en la noche y sus peligros”. ¿El sábado habías consumido algo?, le pregunto. “Nada, te lo juro, ni una copa”.

"HE GANADO MUCHO DINERO"
Cuando tuvo lugar la entrevista de Jorge Javier Vázquez con Makoke en ‘Sábado Deluxe’, Kiko apareció en la puerta de su local con una chaqueta de Gucci que costaba tres mil euros. “Sí, ¿y? Me la compré yo, he ganado y gano mucho dinero”. Le comento si no es una fanfarronada que presuma de eso, y me contesta con una punta de enfado: “Oye, tengo recurrido mi tema con Hacienda, y estoy esperando que se resuelva, soy el tío más controlado de España, no estoy haciendo nada ilegal”. ¿Te dolió la entrevista de Makoke?, le pregunto. “No entendí lo que pasó…” ¿Te refieres a la actitud de los periodistas?, pregunto, y tira de ironía. “Eso de periodistas lo dirás tú… Me decepcionó y me asombró la actitud de Makoke poniéndose al lado de esas personas que la han estado machacando todos estos años”. Hombre, le digo, es normal, le dolió que dijeras que, cuando te casaste con ella, estabas enamorado de esa chica con la que estuviste cuatro años. Y estalla, enfadado. “¡Es que eso no lo dije! Cuando Antonio Rossi cuestionó que se pudieran querer a dos personas a la vez, yo le solté que era un ignorante emocional, pero no me refería a mí, sino a la vida de todos… ¡Nunca voy a decir si estaba enamorado de ella o no, por respeto a ella y a Makoke! ¡Eso no va a salir nunca de mi boca!”. Pausa.

"ME QUEDA MUCHO POR DECIR"
Sigue, como si reflexionase en voz alta: “Makoke, posicionándose con ellos y en mi contra, quizás buscaba un reconocimiento que estando conmigo nunca ha conseguido”. ¿Ha estado a tu sombra? “Puede… En los enfrentamientos que he tenido con mis hijos por su culpa, ella lo que intentaba siempre era salvar su cara y no que yo me reconciliara con ellos…”. Se le rompe la voz. Silencio. Le confieso que no me parece bien que Makoke hable de la deuda que tiene él con Hacienda, como si no fuera con ella. “Bueno, admito que soy el responsable legal, pero si yo tengo esa deuda es por algo… Hemos vivido siempre muy bien, con servicio, buenos coches, viajes, ¡si vieras nuestros vestidores!”. Aunque ahora, cuando venda la casa, ha declarado que le regalará a Kiko el millón que le falta para cumplir con el fisco. Él arguye: “Yo le dejé 700.000 euros para comprar el chalé, y consta en el notario, o sea que me los tiene que devolver si la vende… lo que me quiera dar de más, pues muy bien. Por cierto, ella vivirá en un dúplex en Majadahonda que compré yo, pero da igual, no soy materialista”. Y añade, con tristeza: “Aunque me molesta que Javi Tudela se olvide de lo que he contribuido a esa familia”. ¿Te queda algo por decir?, le digo. “Mucho, claro, son veinte años de matrimonio, ¡y no querría! Pero si siguen así, con estos niveles de enfrentamiento, la vamos a liar y es una pena ¡Me conozco, hay muchas cosas que no han salido y acabaré soltando!”. No quiero terminar sin sonsacarle si Sofía Suescun es su enamorada y vuelve a reírse. “Ay, Pilar, un beso, adiós”. Se ríe tanto que me figuro que es ella, pero qué sé yo, a mí no me hagan caso, que vivo en provincias.

NO ES POR MALDAD - Pilar Eyre

Mensaje por Invitado » Lun 26 Nov, 2018 2:57 am

Imagen
NO ES POR MALDAD / Pilar Eyre

Miguel Bosé, el mejor padre del colegio


Miguel Bosé

¿Dónde nacieron los cuatro hijos de Miguel Bosé? ¡Ah, misterio! ¡No, no, que aquí lo sabemos! ¡En California! Los primeros, Diego y Tadeo, en San Diego, y los segundos, Telmo e Ivo, siete meses después, en Los Ángeles, “tienen por tanto la doble nacionalidad española y norteamericana”, le confesó a una periodista amiga el año pasado.

“Primero intenté adoptar. Pero, al tener 50 años, no me admitieron. Y me decidí por la gestación subrogada por consejo de Ricky Martin”, siguió contando a la colega, que a su vez tiene un hijo adoptado. “Soy padre soltero. Los estoy criando en solitario. Hoy día las familias han cambiado. Ya no son las clásicas de antes. Y este año me han dado un premio ¡el mejor de mi carrera!”, confesó emocionado (aún vivía en Panamá). “¡El diploma del mejor padre del colegio!, porque los profesores detectaron en los dibujos que los cuatro estaban muy bien ¡que eran los niños más felices de todos! En esos dibujos, el padre era más grande que una casa, lleno de colorido, siempre riéndose… ¡Ese era yo!”.

Ni una palabra, ya ven, que dejara percibir que había un compañero o que los niños tenían otro padre. “¡Los quise tanto desde el mismo momento del parto! Cuando los tuve en mis brazos por primera vez, percibí una corriente inmensa de las manos al corazón. ¡Yo creía que lo que sentía por mis parejas era amor, y no era cierto, eso no era amor! ¡El amor es esto! ¡Qué felicidad me dan!”. Una imagen exultante, muy distinta a la que hemos visto en los últimos Grammy, donde Miguel estaba afónico y parecía deprimido. Pregunto y le restan importancia: “Estaba resfriado”. De todas formas, se trataría de una afonía recurrente, ya que en septiembre tuvo que cambiar entrevistas presenciales por cuestionarios escritos, precisamente por el mismo problema.

■ ■ ■

Massiel

Massiel, ¿qué te pasa? “Pues qué me va a pasar, ¡qué voy a perder la vista! ¡Pero yo no me voy a quedar ciega sentadita en un sofá, te lo aseguro!”. Rotunda y firme Massiel añade: “Ahora ya estoy tuerta, pero quiero valerme por mí misma hasta el último momento, a las revisiones voy sola ¡y en autobús!”. Y es que Massiel, que tiene una grave enfermedad macular que le ha quitado ya la visión de un ojo, huye de todo victimismo. “¡Si ahora tengo una vida mejor! Mira, yo he gozado siempre de una existencia privilegiada, me traían y me llevaban en coche, sin contacto con la realidad… Cuando me tuve que venir al centro de Madrid para cuidar de mi madre, y luego, cuando me compré este ático en la Gran Vía, he cambiado del todo. Hablo con la gente por la calle, voy a la compra a las tiendas de barrio…”. Sigo preguntando solo por el placer de escuchar a Massiel. “¿Pero qué más haces?”. “Leo mucho, con una lupa enorme. Voy al cine todas las tardes. Si es invierno, a las cuatro, sino a las siete, la última que he visto es la de Freddy Mercury, que me fascinó. Esta maldita enfermedad me dejará ciega. ¡Pero no podrá conmigo!”. Le pregunto por el programa de Bertín. “!Genial!, todo improvisado, con el pelo y el maquillaje que llevaba en el tren porque ese día se acababa el alquiler de la casa y no se podía repetir… aunque pusieron la cámara en el bajo y me sacaron tres papadas”. Le voy a decir que me gustaría verla más en televisión y… y… “Perdona, Pilar, te dejo, que tengo la ropa en la secadora”. ¡A sus órdenes, tanqueta de Leganitos!




Sí,pero...
ANGEL GARÓ

Cuando eras famoso, me sentía muy sola porque a mí nunca me hiciste gracia. Luego, te convertiste en una especie de juguete roto poco simpático. Sí, pero…

Estaba equivocada. ¡Qué gran tragedia debe ser que las generaciones actuales solo te conozcan por una escena demoledora y ridícula en un balcón, y que esos chiquilicuatres cuyo único mérito es acostarse con un famoso, te desprecien y se burlen de ti! Hablas con poco tino, creo, de tus glorias pasadas. Gritas y te defiendes. Pero lo haces como los grandes: desmesurado, chispeante y excéntrico. Y, aunque no lo necesites, quiero apoyarte porque en una uña de tu dedo meñique tienes más arte que todos ellos juntos. Y eso que, a mí, y perdóname, sigues sin hacerme ninguna gracia.

NO ES POR MALDAD - Pilar Eyre

Mensaje por Invitado » Lun 19 Nov, 2018 3:04 am



Mario Vargas Llosa y Isabel Preysler

¡Al fin se han encontrado! Mario Vargas Llosa y su exmujer, Patricia, en la inauguración de una exposición de fotos de su hija Morgana, en su ciudad natal, Arequipa. Una ciudad muy especial y llena de recuerdos para Mario y Patricia, ya que aquí pasaron su fogosa luna de miel. Me cuenta una periodista peruana que ha seguido los pasos del Nobel en aquel país, que el ambiente era tan tenso que se podía cortar con un cuchillo: “Mario disimulaba mejor y sonreía. Pero a Patricia se la veía disgustada y nerviosa, y eso que Isabel se había quedado en el hotel. Al parecer, fue ella misma la que decidió no acudir a esta reunión familiar”.

La colega prosigue: “Nos llamó la atención que Patricia, que normalmente es muy elegante, fuera vestida de forma descuidada, con una especie de chándal, como para marcar distancias con la siempre impecable Isabel… como si estuviera por encima de estos asuntos mundanos”. El escritor e Isabel han asistido estos días a un festival literario. “Mario tenía varios actos institucionales, e Isabel se quedaba en el hotel para que brillara solo. Aunque hubiéramos querido que anunciaran su boda, no lo han hecho, se han limitado a contestar que ellos ya se sienten casados… Mario sí ha hablado mucho de la muerte, dice que el traspaso no le asusta, que lo que le da miedo es ser un muerto en vida, como ha conocido casos…” Me estremezco. Y la compañera me ofrece dos detalles curiosos: “En su anterior viaje, las señoras bien de aquí, que son muy clasistas, no quisieron recibirla. Pero, ahora que ya tienen el divorcio, se han volcado con ellos, supongo que de ahí el semblante disgustado de Patricia, que considera que Perú es ‘su’ territorio”. Y otro: “Nos sorprendió que cada vez que se encontraban Mario e Isabel, se dieran un beso en la boca, aun sabiendo que había fotógrafos y que la exmujer y los hijos estaban cerca…”. Y finaliza asegurando que “ha sido un viaje muy incómodo…”. ¡Seguiremos informando!

■ ■ ■

Pablo Iglesias y Rumba

¡Pablo Iglesias ha sido papá de nuevo! ¡De Rumba! Una gossa d´atura (perra ovejera del Pirineo) que nació el 1 de octubre. Fue un regalo de un pastor ‘indepe’ y se llama así en honor a la rumba catalana. Es el tercer hijo perruno de Irene y Pablo. Me lo cuenta su editor, Álvaro Palau, que acaba de publicar ‘Nudo España’ (Arpa), conversaciones con el periodista Enric Juliana, que ya va por la segunda edición.

Le pido a Álvaro que me explique cómo es el líder de Podemos: “Accesible, inteligente, atento, apasionado, con ganas de aprender… ¡Y mucho sentido del humor!”. Le pregunto algún defecto: “No le preocupa la ropa”. Quiero otro más y, al cabo de un rato, me contesta: “Se lo he preguntado a él mismo y me ha reconocido que es un pesado, que nadie quiere ver películas con él porque pretende analizarlas y comentarlas a cada rato”. ¡Como esta conversación se dio el domingo por la tarde, deduzco que la que protestaba era Irene!

■ ■ ■

Carmen Alcayde y Jorge Javier Vázquez

Jorge Javier Vázquez ha hablado en su blog del último día de ‘Aquí hay tomate’. ¡Yo estaba allí! Había ido a presentar uno de mis libros. Empezó el programa, de pronto detecté cierto nerviosismo entre bambalinas. Carmen Alcayde abandonó el plató, le dijeron algo al oído, que repitió a Jorge durante un vídeo. Y los dos prosiguieron media hora más, con los ojos brillantes, pero con chascarrillos y bromas como si no hubiera un mañana. Luego, Jorge me confesó: “Me sentí como esos payasos de circo que tienen que hacer reír, aunque estén llorando por dentro”.

■ ■ ■

Miguel Bosé

Todo el mundo habla de los misteriosos amores del misterioso Miguel Bosé. Cuando no lo era tanto, me confesó: “Me enamoro con todo el cuerpo, desde la raíz del pelo hasta las uñas, y con la mente, los sentimientos, los pensamientos, me hundo en ese amor de una forma tan brutal que me quedo sin aliento y sufro como una bestia”. Le pregunté si era homosexual (año 1982 y sí, me costó bastante), se enfadó, “no pienso contestarte, no me molesta que me llamen maricón porque no lo considero un insulto”. Y me aclaró: “he tenido varias novias, por cierto, en este hotel (Marbella) terminé a insultos, portazos y golpes con una de ellas, una actriz muy famosa, porque, en medio de una gira, en lugar de quedarme a dormir con ella, preferí coger un avión e irme con mi madre”. Sonreía, cómplice y encantador, “anda, qué entrevista tan morbosa te he dado, maja”.






Sí,pero...
OMAR MONTES

Has nacido de una costilla de Chabelita y con tu gorrilla y ese acento que antes se llamaba cheli, estás entre el James Dean de ‘Rebelde sin causa’ y Kiko Rivera. Sí, pero…

Asombrosamente, cuando arrancaste a hablar, percibí que te sabías el discurso feminista: “Las chicas tienen los mismos derechos que nosotros”, “mi novia puede hacer lo que quiera”, y “me avergüenza que Techi alardee de nuestra intimidad”. Para ser tan joven eres muy maduro y por eso te felicito (ah, ¿que ya tienes treinta años? ¿y que Jorge Javier te expulsó de ‘Sábado Deluxe’ porque lo de ser feminista era impostado? Vaya, me había ido a dormir… No me da tiempo a repetir el artículo…. Haré ver que no me he enterado…).

Aguas turbulentas - Pilar Eyre

Mensaje por Invitada » Vie 09 Nov, 2018 11:56 am

ME CUESTA CREER QUE A ESTAS ALTURAS SEAIS TAN CREDULAS DESDE CUANDO P.EYRE ELLA Y SU QUERIDO AMIGO PEÑAFIEL DICEN VERDADES ??? NO DIVORCIAN LO HAN DESMENTIDO ES COMO EL IDILIO DE SOFIA Y ALFONSO DIEZ .


PENAFIEL POR ODIO A SOFIA NO HA PARADO DE OFENDER A TODA SU FAMILIA
EL NUNCA CUENTA QUE NO SE OCUPO DE SU HIJA NO LA AYUDO ECONOMICAMENTE
NO LA VISITO CUANDO ESTABA EN ESTADO GRAVE HOSPITALIZADA TAMPOCO ACUDIO
A SU ENTIERRO CLARO TODO CULPA DE LA REINA SOFIA Y LOS MIEMBROS DE LA
CASA REAL ES UNA MALA PERSONA QUE GOZA CUANDO EL CREE PUEDE DAÑAR
NI SE ARREPIENTE DE NO HABERSE OCUPADO DE SU HIJA

Re: Aguas turbulentas - Pilar Eyre

Mensaje por Assia » Jue 08 Nov, 2018 12:10 am

Creo Invitado que si HAY DIVORCIO, Cristina esperara a que Urdangarin salga de la carcel como hombre libre. Eso es lo que he leido en GOOGLE. Pero NO todo lo que publican en GOOGLE es cierto.

NO ES POR MALDAD - Pilar Eyre

Mensaje por Invitado » Mié 07 Nov, 2018 7:05 pm

Invitado escribió:
Imagen
NO ES POR MALDAD / Pilar Eyre

Cristina ha consultado a un abogado experto en divorcios

Ella sigue considerando a Iñaki inocente, pero no olvida que le fue infiel con la mujer de uno de los testigos de su boda. Su padre quiere verla lejos del exdeportista preso



El objetivo principal de la infanta
Esta decisión es una de las condiciones que debe aceptar para volver a la familia real. Su padre quiere verla lejos del exdeportista preso. Conoce en exclusiva todos los entresijos del plan de la infanta este miércoles en Lecturas.

Ya está! Los Urdangarín Borbón dan por definitivamente terminada su etapa en Barcelona. La casa que compraron, que los periodistas llamamos pomposamente ‘palacete’, está en demolición y en su lugar construyen lo que probablemente serán apartamentos de lujo. Adiós piscina, adiós jardín, el escenario de los juegos de los hijos, adiós para siempre a esos cumpleaños en el inmenso salón a los que acudía doña Sofía y que obligaban a cortar las calles. “Era una lata, policía, controles, periodistas…”, me contaban los vecinos. Estas calles veían correr a Iñaki con su perro, los niños iban en bicicleta, la infanta paseaba hasta el Jardín de la Abadesa para comer con una amiga… ¡La imagen de aquella familia ideal se ha roto en mil pedazos! ¡También la pasión desbordada que Cristina sentía por su marido!

DEL AMOR A LA COMPASIÓN
Aún sigue considerándolo inocente, aún cree que ha sido un cabeza de turco… Pero al amor lo ha sustituido la compasión, un soporte insuficiente para mantener un matrimonio. La infanta está buscando piso en Madrid, quizás para el próximo curso, para que sus dos hijos menores puedan proseguir estudios en Ginebra. Así facilitará el tercer grado de Iñaki, que será en las navidades de 2019. Pero, aunque sigue llamándolo por teléfono,las visitas a la prisión se han ralentizado. Tanto de ella, como de sus hijos. Al parecer Cristina incluso ha consultado a un abogado especializado en divorcios. En su ánimo han pesado los consejos de sus amigas y primas, que no soportan a Iñaki desde que éste le fue infiel con la mujer de uno de los testigos de su boda, según los correos privados aportados en su juicio. Una de estas amigas me cuenta que “Iñaki le pidió a su mujer dinero para demandar a los medios que se hicieron eco de esta información, a lo que Cristina se negó, indignada… Aunque lo perdonó, siempre le ha quedado esa espinita dentro”. En Madrid, Cristina ha florecido de nuevo. Ríe, tiene buena relación con sus hermanos, incluido Felipe, incluida Letizia, y adora a su padre, quien quiere verla lejos de su marido, no así Sofía, para quien el vínculo matrimonial está por encima de todo. Barcelona queda atrás, es el lugar donde fueron felices, pero también donde sufrieron los mayores desprecios. Recordemos que, en la panadería, llegaron a advertir, cuando Iñaki entraba a comprar, “¡Cuidado con los bolsos!”. La infanta tiene aún dos viajes pendientes para tratar asuntos de trabajo. Quizás en la reunión de Navidad sea el momento de entonar la ranchera: “Yo ya me voy, solo vengo a despedirme… adiós, Barcelona, adiós para siempre, adiós”.

El regreso de Cristina por la puerta grande
Esta es la esperada foto de familia que se realizó para la celebración del 80 cumpleaños de la reina Sofía. El hecho de que la infanta Cristina esté colocada tras los reyes eméritos se ha interpretado como una escenificación de que, ahora sí, ha sido perdonada y aceptada de nuevo en la familia.

La infidelidad de Iñaki
Cristina y Urdangarin se casaron en Barcelona en 1997. Los correos privados aportados en el juicio por el caso Nóos revelaron la infidelidad de Iñaki con la mujer de uno de los testigos de la boda.

Se ralentizan las visitas a prisión
Aunque sigue llamándolo por teléfono, las visitas a la prisión se han ralentizado. Tanto de ella, como de sus hijos.

No perdona la infidelidad
Al parecer Cristina incluso ha consultado a un abogado especializado en divorcios. En su ánimo han pesado los consejos de sus amigas y primas, que no soportan a Iñaki desde que este le fue infiel con la mujer de uno de los testigos de su boda, según los correos privados aportados en su juicio.

Plateando una nueva vida
La infanta Cristina (53) está buscando piso en Madrid, aunque quizá sea para el siguiente curso, a la espera de que sus dos hijos menores terminen el curso en Ginebra.

Su mayor apoyo
La infanta Elena ha sido el miembro de la familia que más cercano ha estado a Cristina en los últimos años. En recientes imágenes de la hija mediana de los reyes eméritos en Madrid, se la puede ver con su hermana.

El 'Palacete' de Pedralbes
La casa de Cristina y Urdagarin en Barcelona está situada en el lujoso barrio de Pedralbes. Era conocida como ‘palacete’ y contaba con 622 m2 edificados sobre un terreno total de 2.145.

Iñaki Urdangarin
Iñaki Urdangarin (50) cumple desde junio una pena de cinco años y diez meses en la prisión de Brieva, en Ávila, tras haber sido condenado por delitos fiscales, de tráfico de influencias, prevaricación, fraude y malversación.








Seria una cobardia que abandonara a su marido ahora y quedarias retratados para los restos ella y los borbones

NO ES POR MALDAD - Pilar Eyre

Mensaje por Invitado » Mié 07 Nov, 2018 1:18 pm

Imagen
NO ES POR MALDAD / Pilar Eyre

Cristina ha consultado a un abogado experto en divorcios

Ella sigue considerando a Iñaki inocente, pero no olvida que le fue infiel con la mujer de uno de los testigos de su boda. Su padre quiere verla lejos del exdeportista preso



El objetivo principal de la infanta
Esta decisión es una de las condiciones que debe aceptar para volver a la familia real. Su padre quiere verla lejos del exdeportista preso. Conoce en exclusiva todos los entresijos del plan de la infanta este miércoles en Lecturas.

Ya está! Los Urdangarín Borbón dan por definitivamente terminada su etapa en Barcelona. La casa que compraron, que los periodistas llamamos pomposamente ‘palacete’, está en demolición y en su lugar construyen lo que probablemente serán apartamentos de lujo. Adiós piscina, adiós jardín, el escenario de los juegos de los hijos, adiós para siempre a esos cumpleaños en el inmenso salón a los que acudía doña Sofía y que obligaban a cortar las calles. “Era una lata, policía, controles, periodistas…”, me contaban los vecinos. Estas calles veían correr a Iñaki con su perro, los niños iban en bicicleta, la infanta paseaba hasta el Jardín de la Abadesa para comer con una amiga… ¡La imagen de aquella familia ideal se ha roto en mil pedazos! ¡También la pasión desbordada que Cristina sentía por su marido!

DEL AMOR A LA COMPASIÓN
Aún sigue considerándolo inocente, aún cree que ha sido un cabeza de turco… Pero al amor lo ha sustituido la compasión, un soporte insuficiente para mantener un matrimonio. La infanta está buscando piso en Madrid, quizás para el próximo curso, para que sus dos hijos menores puedan proseguir estudios en Ginebra. Así facilitará el tercer grado de Iñaki, que será en las navidades de 2019. Pero, aunque sigue llamándolo por teléfono,las visitas a la prisión se han ralentizado. Tanto de ella, como de sus hijos. Al parecer Cristina incluso ha consultado a un abogado especializado en divorcios. En su ánimo han pesado los consejos de sus amigas y primas, que no soportan a Iñaki desde que éste le fue infiel con la mujer de uno de los testigos de su boda, según los correos privados aportados en su juicio. Una de estas amigas me cuenta que “Iñaki le pidió a su mujer dinero para demandar a los medios que se hicieron eco de esta información, a lo que Cristina se negó, indignada… Aunque lo perdonó, siempre le ha quedado esa espinita dentro”. En Madrid, Cristina ha florecido de nuevo. Ríe, tiene buena relación con sus hermanos, incluido Felipe, incluida Letizia, y adora a su padre, quien quiere verla lejos de su marido, no así Sofía, para quien el vínculo matrimonial está por encima de todo. Barcelona queda atrás, es el lugar donde fueron felices, pero también donde sufrieron los mayores desprecios. Recordemos que, en la panadería, llegaron a advertir, cuando Iñaki entraba a comprar, “¡Cuidado con los bolsos!”. La infanta tiene aún dos viajes pendientes para tratar asuntos de trabajo. Quizás en la reunión de Navidad sea el momento de entonar la ranchera: “Yo ya me voy, solo vengo a despedirme… adiós, Barcelona, adiós para siempre, adiós”.

El regreso de Cristina por la puerta grande
Esta es la esperada foto de familia que se realizó para la celebración del 80 cumpleaños de la reina Sofía. El hecho de que la infanta Cristina esté colocada tras los reyes eméritos se ha interpretado como una escenificación de que, ahora sí, ha sido perdonada y aceptada de nuevo en la familia.

La infidelidad de Iñaki
Cristina y Urdangarin se casaron en Barcelona en 1997. Los correos privados aportados en el juicio por el caso Nóos revelaron la infidelidad de Iñaki con la mujer de uno de los testigos de la boda.

Se ralentizan las visitas a prisión
Aunque sigue llamándolo por teléfono, las visitas a la prisión se han ralentizado. Tanto de ella, como de sus hijos.

No perdona la infidelidad
Al parecer Cristina incluso ha consultado a un abogado especializado en divorcios. En su ánimo han pesado los consejos de sus amigas y primas, que no soportan a Iñaki desde que este le fue infiel con la mujer de uno de los testigos de su boda, según los correos privados aportados en su juicio.

Plateando una nueva vida
La infanta Cristina (53) está buscando piso en Madrid, aunque quizá sea para el siguiente curso, a la espera de que sus dos hijos menores terminen el curso en Ginebra.

Su mayor apoyo
La infanta Elena ha sido el miembro de la familia que más cercano ha estado a Cristina en los últimos años. En recientes imágenes de la hija mediana de los reyes eméritos en Madrid, se la puede ver con su hermana.

El 'Palacete' de Pedralbes
La casa de Cristina y Urdagarin en Barcelona está situada en el lujoso barrio de Pedralbes. Era conocida como ‘palacete’ y contaba con 622 m2 edificados sobre un terreno total de 2.145.

Iñaki Urdangarin
Iñaki Urdangarin (50) cumple desde junio una pena de cinco años y diez meses en la prisión de Brieva, en Ávila, tras haber sido condenado por delitos fiscales, de tráfico de influencias, prevaricación, fraude y malversación.





NO ES POR MALDAD - Pilar Eyre

Mensaje por Invitado » Dom 04 Nov, 2018 3:09 am



Don Juan Carlos y doña Sofía




Barcelona, febrero de 1976. Visita real de cinco días. En el aeropuerto, Sofía, muy pálida, ojerosa, delgadísima, vestida de oscuro, contrasta con su bullicioso marido, que se atreve incluso a expresarse en catalán. Por la noche van al Liceo a ver la ópera de Wagner ‘Los maestros cantores’. Sofía cierra los ojos y alguien cree ver corriendo por sus mejillas un fulgor paralelo. ¡El Rey también cierra los ojos, pero es porque se queda profundamente dormido! Se alojan en el palacete Albéniz, Juan Carlos acude a la habitación matrimonial muerto de sueño desanudándose la pajarita, pero un ayuda de cámara lo detiene: “Perdón, majestad, su habitación está en este lado”.



Habitaciones separadas

Extrañado, mira a Sofía, que se dirige sin pronunciar palabra al que había sido su dormitorio común hasta ese momento. Separada por un saloncito, un despacho y dos cuartos de baño, han preparado otra alcoba para el Rey. El mayordomo informa, apurado: “Así lo ha dispuesto la Señora”. Juan Carlos se encoge de hombros y se va a su nuevo y solitario dormitorio. ¡Desde ese día el matrimonio separó habitaciones y nunca más volvieron a dormir juntos!

Y es que tres semanas antes, Sofía había sorprendido a su marido con otra mujer. Una duquesa consorte. En una finca de caza en Toledo, donde se presentó sin avisar con sus hijos. Tocaron el claxon y como nadie respondía, Gaudencio, el conductor, dio media vuelta para regresar a Madrid cuando Felipe gritó: “¡Mira, mamá, es Moro!”, el pastor alemán del que don Juan Carlos no se separaba jamás.

Erizada de sospechas, la Reina bajó del coche, golpeó el portón, apartó al dueño, esquivó a los de seguridad, subió las escaleras, dio un manotazo a una puerta y vio… dos rostros muy juntos y una falda escocesa que estaba donde no debería estar.

“Fría, no da confianzas, ¡qué diferencia del Rey!” En la nobleza catalana, se veneraba a Juan Carlos, pero Sofía despertaba recelos y antipatía. “Es adusta con nosotros”.


Cuatro amantes en Barcelona

¡Quizás porque el Rey se acercaba a Barcelona con propósitos ‘non sanctos’ y su mujer lo sabía! Y es que Juan Carlos tuvo en la capital catalana, por lo menos, cuatro amistades particulares. Una bellísima millonaria, amiga de la infancia de esta periodista, con la que se veía en una casa de la Vía Augusta. Otra, una extranjera con pisazo en Barcelona, emparentada por matrimonio con el mismísimo Rey. Otra más, morena bajita y graciosa, sobrina de una condesa, que ahora reside en América, y una cuarta, de mucho renombre, viuda, tan poco discreta que aireaba cómo eran las prendas íntimas de la Reina (recatadas).

Barcelona también ha sido el escenario de sus amores con Corinna. Con ella compartía un apartamento en la clínica Planas, viviendo por primera vez como persona normal: se metía en la pequeña cocina para preparar una bandeja con ‘puñetitas’ (la palabra es suya) para acompañar su whisky diario. En Barcelona también se sometía a tratamientos ‘antiaging’ (solo externos, pues de “lo otro”, según su amigo Manuel Bouza, sigue funcionando muy bien), se abastecía de ropa interior (siempre calzoncillos blancos) en Bel y el peluquero Iranzo le embellecía la zona capilar. Son razones muy poderosas para que la Reina no le tenga simpatía a esta ciudad.


Humillada por su marido

Sin embargo, la abogada y feminista Magda Oranich disiente: “Siempre que hemos querido contar con ella para una iniciativa en favor de los animales, ha venido de inmediato, e incluso nos ha reñido porque no la llamamos más a menudo”. También aplaudió la decisión del parlamento catalán de prohibir las corridas de toros, ya que es antitaurina, como su hija Cristina, vegetariana como ella.

Ahora cumple 80 años esta desdichada reina, prusiana en sus rígidas convicciones morales (le reprochó a su sobrina María Zurita que recurriera a la inseminación artificial: “Una familia no se crea así”), generosa (cedió su parte de la herencia paterna a sus hermanos) y humillada por su marido privada y públicamente. Un testigo me contó que el Rey le espetó furioso a Pitita Ridruejo, que le estaba hablando a la Reina de las apariciones de la Virgen en Garabandal: “Cállate, ¿no ves que esta tonta se lo cree todo?”. Cuando la periodista francesa Françoise Laot le preguntó cómo querría pasar a la historia, Sofía respondió “¡Eso de pasar a la historia es demasiado pretencioso! Me gustaría que los que me han conocido dijeran que he sabido cumplir con mi tarea y he sido útil al prójimo, nada más…”. Y nada menos, Señora.




Arriba