LOS NEGOCIOS DEL URDANGA

Publicar una respuesta


Esta pregunta es una forma de evitar inserciones automatizadas por spambots.
Emoticonos
:cry: :blackeye: :up: :loker :fire: :lol: :grin: :calceta: :pinocho: :shock: :mrgreen: :clown: :juas: :>D: :pukeright: :x :bravooo: :sun: :clap: :salute: :happy0021: :sherlock :wave: :cheerleader3 :guitarman: :bobas :up2 :door :glob :smt031 :roll: :king: :FUCK YOU: :blah :kiss :welcome :eat :bowdown2 :eusaprayrf4: :juggle :cool: :walkman :yes: :pc :pale: :jump :amen: [-X :drunk :smoke :angrywife :acomer:
Ver más emoticonos

BBCode está habilitado
[img] está habilitado
[Flash] está habilitado
[url] está habilitado
Emoticonos están habilitados

Revisión de tema
   

Expandir vista Revisión de tema: LOS NEGOCIOS DEL URDANGA

LOS NEGOCIOS DEL URDANGA

Mensaje por Maritxu » Sab 30 Nov, 2019 12:06 am

Invitado escribió:Que gran injusticia se hace con Iñaki que esta pagando los pecados de los borbones.



Qué va...es un caradura y se aprovechó lo suyo.

LOS NEGOCIOS DEL URDANGA

Mensaje por Invitado » Vie 29 Nov, 2019 6:44 pm

Que gran injusticia se hace con Iñaki que esta pagando los pecados de los borbones.

LOS NEGOCIOS DEL URDANGA

Mensaje por Invitado » Vie 29 Nov, 2019 6:41 pm

Imagen

Iñaki Urdangarin pide su primer permiso de salida, de siete días de duración

El marido de la Infanta Cristina ya ha cumplido una cuarta parte de su condena y puede solicitar estos permisos. Ahora será la Junta de Tratamiento la que se lo conceda

Iñaki Urdangarin, condenado por el caso Nóos, ya ha cumplido una cuarta parte de su condena y, como establece el reglamento penitenciario, ya puede pedir un permiso de salida. Lo ha hecho y ha solicitado uno de siete días, el tope máximo de duración de cada salida.

Así lo han indicado a Efe fuentes penitenciarias, que no han desvelado para qué días ha solicitado ese permiso.

De todos modos, al encontrarse clasificado en segundo grado -el régimen ordinario-, tendrá que ser la Junta de Tratamiento de la prisión de Brieva (Ávila) quien se lo conceda y si es así, el juez de Vigilancia Penitenciaria tendrá que ratificarlo.

Si la Junta de Tratamiento se lo denegara, Urdangarin, condenado a cinco años y 10 meses de cárcel por delitos de corrupción, podrá recurrir ante el juez.

Con su clasificación actual, Urdangarin tiene derecho a disfrutar de un total de 36 días al año fuera de la cárcel, con un tope máximo de siete días de duración por cada permiso.

No observar mala conducta, que no resulte probable el quebrantamiento de la condena, que tampoco sea previsible la comisión de nuevos delitos o que el permiso pueda repercutir negativamente en el programa individualizado de tratamiento del preso son algunos de los criterios a tener en cuenta para la concesión.

Fue el 18 de junio de 2018 cuando el cuñado del Rey Felipe VIingresó en prisión. Podía elegir cárcel y optó por la de Brieva, en Ávila, un centro penitenciario de mujeres. Él es el único recluso varón. Allí, el interno hace una vida normal, dedicado a la lectura y al deporte.

Construido en 1989 y con 43.540 metros cuadrados, Brieva es un centro de pequeño tamaño con 162 celdas y 18 complementarias, según datos de Instituciones Penitenciarias. Allí, Urdangarin hace una vida normal, dedicado a la lectura y al deporte y "muy tranquilo".

LOS NEGOCIOS DEL URDANGA

Mensaje por Invitada » Mar 05 Nov, 2019 10:23 pm

Iñaki Urdangarin se refugia del frío en el voluntariado con una chaqueta de más de 350 euros
El marido de la Infanta Cristina ha reaparecido en el Hogar Don Orione con una chaqueta para protegerse del frío que ronda los 330 euros.



Iñaki Urdangarin ha vuelto un día más al Hogar Don Orione para seguir con su voluntariado. Como siempre, ha llegado en un coche, que le ha dejado en la puerta de entrada. El marido de la Infanta Cristina ha saludado a los medios de comunicación que se encontraban en las inmediaciones y ha entrado en el centro.

Imagen


Lo que ha llamado la atención de su reaparición ha sido que a diferencia del resto de los días, Iñaki ha acudido más refugiado del frío. Y es que las temperaturas han bajado considerablemente en Madrid, por lo que ha incluido en su armario una chaqueta térmica para que su estancia en prisión sea más agradable.

La chaqueta con la que se ha dejado ver no ha pasado desapercibida. Y es que se trata de una prenda exterior térmica de la firma Arc’Teryx, una firma de ropa deportiva para deportes de frío. La que lleva Iñaki es una chaqueta con capucha transpirable, resistente al viento, con ligero aislamiento y con borrego interior que puede alcanzar un precio de 350 euros.

Se protege del frío con una chaqueta de 350 euros

Imagen

Una prenda exterior de una exclusiva firma de ropa deportiva

Imagen


No hay más que echar un vistazo por la página web de la firma para ver los altos precios que tienen todas las prendas. Y es que algunas de ellas pueden superar los 700 euros. La chaqueta que viste Iñaki actualmente no se encuentra en venta, posiblemente porque sea de otra temporada.

Sin embargo, hemos encontrado algunas similares que se ajustan a la que lleva el marido de la Infanta Cristina. Una de ellas cuesta unos 330 euros y no cuenta con el forro de borrego interior que sí tiene la de Iñaki, por lo que el precio de que luce él podría superar perfectamente los 350 euros.

ARTICULO COMPLETO

https://www.semana.es/casas-reales/fami ... 002149794/"

LOS NEGOCIOS DEL URDANGA

Mensaje por Invitado » Dom 22 Sep, 2019 3:14 am

Aprieten más a Urdangarin, que aún sonríe

DAVID GISTAU




AQUELLA frase que Bioy Casares escuchó decir a una señora bien del café La Biela: «Últimamente, se está muriendo una gente que no se había muerto nunca». Bioy permanece hoy sentado junto a Borges en una mesa de La Biela, convertidos ambos en estatuas de cartón que evocan una forma turística y barata de posteridad, la del prócer de las letras pasado por las manos del taxidermista –como Evita, ésta de verdad–. Y la frase de la señora no sólo creo entenderla, sino que me parece que, con una leve corrección, sirve para definir una época española de la que apenas estamos saliendo: «Últimamente, está yendo a la cárcel una gente que no había ido a la cárcel nunca». Urdangarin, pongamos, extraído de uno de los ámbitos de impunidad más impenetrables del imaginario español, y cuyo juicio resolvió una pregunta de la que dependían muchas cosas: ¿hay tratado de extradición entre España y la Corona?

Hace muy pocos años, coincidiendo con la predisposición vengativa de la sociedad ante el afloramiento de la corrupción, las cuerdas de presos de cuello blanco constituyeron uno de los grandes divertimentos nacionales. Ni siquiera los medios de comunicación se atrevían a atemperar la cólera del pueblo empoderado cuando éste se juntaba a tirar insultos como al paso del carro de la guillotina pintado por Mouillard. Quedaron dos imágenes paradigmáticas, la mano en el cogote de Rato y la rampa de los juzgados de Palma, de la que el santo pueblo nunca perdonó que le fuera eximida a Cristina: cuántos insultos quedaron atorados, hubo que irse al fútbol a desahogarlos.

Hizo fortuna otro divertimento: comprobar los estragos carcelarios en personas acostumbradas a la buena vida –imperdonable– y que regresaban más delgadas, sin haberse dado el tinte o con notables averías psicológicas que aumentaban el placer de su castigo.

Aquí es cuando llegamos a lo de Urdangarin y el voluntariado de esta semana. El hombre, no lo olvidemos, que nunca sería condenado y que, de serlo, jamás pisaría la cárcel. Iba a «irse de rositas», como decía Errejón, el socialdemócrata escandinavo de Podemos, el listo entre ellos. Cuando justificó los permisos para acudir al voluntariado aludiendo a los efectos de la soledad –elegida, sin duda–, el propio juez contribuyó a hacer creer al televidente que por fin, en la primera salida de Urdangarín, podría ver un espectáculo que le apetecía muchísimo: el de la demolición psicológica de un hombre, el de su quiebra definitiva. Qué festín para las teles. La expectativa sólo es comparable con el enojo que provocó la llegada de Urdangarín al Hogar Don Orione: de ese coche no bajó un hombre acabado, algo envejecido, sí, pero no un espectro enloquecido por la soledad. Hasta sonrió, cómo se atreve.

La entereza relativa fue tan insultante que motivó un recurso de la Fiscalía para impedirle volver a salir, supongo que a menos que se comprometa a hacerlo llorando y visiblemente liquidado. El enfado tuvo ramificaciones graciosas. Ayer, Boris Izaguirre, en un texto por el que chisporroteaba constantemente la palabra privilegio, reprochaba a Urdangarín que aún hubiera sido capaz de vestirse conforme a un criterio de estilo, como Mario Conde cuando se negó a salir de la cárcel si no le llevaban primero unos zapatos que combinaran con el traje.

Urdangarín, por tanto, ha escamoteado el espectáculo de su propia destrucción al público, que ahora quiere verlo encerrado de nuevo en su habitáculo hasta que no sea capaz ni de elegir camisa, mucho menos de sonreír, cómo se atreve. Para próximas salidas, le recomiendo que haga lo mismo que Vincent Gigante, el mafioso que se fingía loco y acudía a los juicios en bata y babeando.


    Imagen
    UN DÍA FUERA DE LA CÁRCEL
    La primera salida de Urdangarin ha sido decepcionante. Después de que el juez se refiriera a los efectos de la soledad, las teles se relamieron pensando que iban a meter sus cámaras en los escombros psicológicos de un hombre. El Urdangarin que llegó a su primer día de voluntariado, al no estar destruido, arruinó el morbo de una semana entera de televisión.

LOS NEGOCIOS DEL URDANGA

Mensaje por Invitado » Dom 22 Sep, 2019 3:10 am






LOS DOS AGRAVIOS DE DIEGO, EL SOCIO “EN APUROS” DE IÑAKI URDANGARIN

Uno es el propio marido de la infanta, que ya sale de la cárcel pese a tener una pena mayor que él. El otro es Oriol Pujol, a quien la Generalitat le abre las puertas de su prisión para que se ‘integre trabajando’, mientras a Diego Torres se lo niegan. Su mujer ahora compra en el Caprabo y él envía el dinero que gana entre rejas para mantener a la familia. En Brians 2 se ha hecho carretillero

LEYRE IGLESIAS Y GERMÁN GONZÁLEZ


El hombre —educado, afable, hijo de una peluquera, hecho a sí mismo, una vez rico, carne de la prensa— se mueve con soltura por la cárcel. Una vez fue un emprendedor de éxito. También daba clases en la elitista Escuela Superior de Administración y Dirección de Empresas (Esade) de Barcelona. Entonces conducía coches de lujo, se compró con su mujer un chalé carísimo y compartía suculentas cenas y viajes en velero con el yerno del Rey.

De aquello hace tiempo. No tanto, pero parece una eternidad. Hoy, confinado en la cárcel de Brians 2 de San Esteban de Sasroviras, a 35 km de aquella escuela, el menorquín de las gafas de pasta, el maletín, el traje y los miles de papeles asesora a los presos, organiza un cinefórum con debate en su módulo, se ha sacado el nivel C de catalán y hasta ha obtenido un título para ser carretillero. Es decir, para encargarse de conducir una carretilla elevadora, esas máquinas móviles que elevan y transportan cargas y que se utilizan en la obra, los almacenes y las fábricas. Quién iba a decirlo. Así es como, entre reclusos de peligrosidad baja —estafadores y traficantes de poca monta—, prosigue la nueva vida de Diego Torres Pérez, el otro condenado del caso Nóos.

Sin apellido ilustre y con su familia hoy «en apuros económicos», según explica su entorno, a sus 54 años Torres mastica como puede un doble agravio que su abogado se ha encargado de denunciar esta semana. Uno es evidente: Iñaki Urdangarin, su ex socio, quien, sentenciado a una pena dos meses superior a la suya, ha podido salir este jueves de la cárcel femenina de Brieva (Ávila) para hacer labores de voluntariado con discapacitados, con el aval del juzgado de Vigilancia Penitenciaria número 1 de Castilla y León. Serán dos veces a la semana un máximo de ocho horas, pero la sonrisa del marido de la infanta Cristina ha poblado portadas y telediarios.

El otro agravio depende directamente de la Generalitat y lleva la sangre de otra familia real, ésta catalana. Se trata de Oriol Pujol Ferrusola, el hijo del ex president y ex secretario general de Convergència Democràtica de Catalunya, a quien los servicios penitenciarios de Quim Torra permiten desde mayo salir diariamente de la cárcel de Brians 1 —antes estuvo en la número 2, donde coincidió con Torres— para reinsertarse trabajando. Y eso que aún tiene pendiente la causa que investiga la gran fortuna familiar descubierta en Andorra.

¿Y qué hay de él, del discreto hombre detrás del caso Nóos?

Según el escrito presentado este martes por su letrado ante el juzgado de Vigilancia Penitenciaria número 2 de Cataluña, los informes internos dicen que su conducta está siendo «intachable» en prisión. En los 15 meses que han transcurrido desde que entró en la cárcel el 18 de junio de 2018 para cumplir una pena de cinco años y ocho meses, Diego Torres se ha dedicado a estudiar y a trabajar. En su currículum carcelario figuran multitud de cursos, como un grado en Psicología y un seminario de Filosofía, ambos obtenidos de forma online por la Universidad Oberta de Catalunya (UOC). Hasta principios de este año trabajó como auxiliar de suministros. Ahora ayuda a limpiar su módulo, donde también participa en la revista que publican los internos.


EMBARGOS, TRABAJOS...

Buena parte del pequeño sueldo que Torres gana en Brians 2 va para su familia, según indica su abogado en el documento con el que reclama para su cliente que le apliquen el artículo 100.2 del Reglamento Penitenciario, o bien le permitan salidas puntuales al abrigo del artículo 117.

ImagenImagen
DIEGO, ORIOL E IÑAKI. Arriba, Diego Torres entrando en la cárcel de Brians 2 (provincia de Barcelona), en junio. Está condenado a cinco años y ocho meses de cárcel. Abajo, Oriol Pujol, en su salida de Brians 1, en mayo. Y a su derecha, Iñaki Urdangarin, que este jueves abandonó la cárcel de Brieva (Ávila) por primera vez para hacer labores de voluntariado en Pozuelo de Alarcón.


Su mujer, Ana Tejeiro Losada (51 años), ha vuelto a trabajar y en San Cugat del Vallés se la ve moverse con un coche «normalito» y comprando en el supermercado Caprabo, afirma un vecino. Sus hijos, que tienen ya 25 y 21 años, han tenido que compatibilizar los estudios con un trabajo para engordar las cuentas familiares. Para subsanar la responsabilidad civil –la sentencia firme le condenó a pagar 775.000 euros- , Diego Torres y su esposa subastaron varios de sus inmuebles, depositados bajo fianza. Según se publicó, también pusieron a la venta el macrochalé de San Cugat, aunque las dificultades para deshacerse de él se fueron acumulando. Actualmente la finca figura a nombre del matrimonio en el Registro Mercantil, aunque sobre ella pende un embargo actualizado en mayo de 2019 por un importe de 550.000 euros.

«La familia lo está pasando muy mal, su situación es muy precaria y el acceso a la vida laboral para ellos, complejo. No tienen colchón», subraya una fuente próxima a la pareja.

Con todo, Diego Torres asegura contar con una oferta para trabajar en cuanto le dejen salir de prisión. Un contrato indefinido, nada menos. Pero la Generalitat —que por una serie de trabajos como autónomo sí permite salir a Pujol hijo, incluso contra el criterio de la fiscalía y el juzgado— ha optado por no responder a las peticiones de su abogado desde el mes de marzo.

Fuentes judiciales opinan que Torres debería ser clasificado en tercer grado sin problemas, pero que su vínculo con el caso que más daño ha hecho a la monarquía española es un ingrediente demasiado jugoso para que el Govern independentista no juegue con él. El trato hacia él es «desigual, injustificado y arbitrario», subraya su letrado. «Abominable», «execrable», «intolerable», abunda en su escrito. Es la condena (agraviada) de Diego Torres.

EL MUNDO / CRÓNICA/ DOMINGO 22 DE SEPTIEMBRE DE 2019

LOS NEGOCIOS DEL URDANGA

Mensaje por Invitada » Sab 21 Sep, 2019 4:25 pm

El uso del móvil, quién pagará la escolta... Los detalles de las salidas de Urdangarin
El marido de la infanta Cristina tendrá libertad total de movimiento porque sus salidas "se basan en el principio de confianza". Puede incluso verse con su familia en la ONG


19/09/2019 05:00
En el momento en el que pise la calle (hoy, probablemente) será libre. Una libertad limitada, escueta, pero libertad al fin y al cabo. Iñaki Urdangarin puede salir de prisión dos días a la semana por un periodo de ocho horas como máximo cada vez, y cuando esto suceda, nadie seguirá sus pasos. “Es hasta ilegal”, señalan desde el Ministerio del Interior al preguntarles si puede ser que agentes de la Policía observen o vigilen sus movimientos.

LEA MÁS: La infanta Cristina se aleja de España ante la inminente salida de prisión de su marido

Nada ni nadie vigilará al marido de la infanta Cristina más que su propia conciencia. Eso sí, tendrá escolta, como tenía antes de entrar en prisión, porque es familia directa del Rey de España, Felipe VI. Los detalles de la salida de Urdangarin de prisión son los mismos que rigen las salidas de otros presos en la misma situación y están todos previstos en el reglamento.

El exduque de Palma podrá usar un móvil una vez en la calle. Es un aparato prohibido en la prisión, pero las autoridades penitenciarias no tienen competencias fuera de las paredes de la cárcel. De ninguna. Lo señalan desde Instituciones Penitenciarias, organismo que recuerda que el año pasado fueron 496 los presos que salieron en la misma situación que Urdangarin y que en el primer semestre de 2019 se contaron 263. “No tenemos competencia una vez un preso sale de prisión -puntualizan-. Todo se basa en el principio de confianza”.

Sin riesgo
Tal y como relata el auto del juez que permite las salidas del cuñado del rey: “Los internos clasificados en segundo grado de tratamiento que presenten un perfil de baja peligrosidad social y no ofrezcan riesgos de quebrantamiento de condena, podrán acudir regularmente a una institución exterior para la realización de un programa concreto de atención especializada, siempre que este sea necesario para su tratamiento y reinserción social”.

El titular del Juzgado de Vigilancia Penitenciaria número 1 de Valladolid ha dictado un auto que se basa en los cinco puntos del artículo 117 del reglamento. En el auto, de considerable dureza a lo largo de los más de 20 folios, el juez añade que “la realización de una actividad en el exterior es más que positiva para reducir o eliminar la desocialización y deshumanización, la destrucción del individuo que conlleva la soledad absoluta a la que se le ha sometido, lo cual conecta con algo esencial en cualquier programa de tratamiento, fomentar la autoestima”.

Dentro de ese proceso de recuperación de la autoestima, el recluso seguirá unas pautas semanales que pasan por la salida de prisión de 8 a 16 horas cada martes y jueves. El traslado y todo lo que gaste fuera de prisión corre a su cargo. O al del erario público, porque, como decíamos, se moverá escoltado. Urdangarin, está claro, necesita medidas especiales de seguridad dada la popularidad del personaje y los delitos de corrupción cometidos. Vamos, que no puede moverse en metro o autobús por Madrid sin que se forme un buen escándalo. De esa escolta se encarga el Ministerio del Interior.

No hay restricciones. En esas 16 horas semanales libres, Urdangarin puede verse con quien quiera, siempre dentro de la lógica de la institución religiosa en la que va a desarrollar sus labores de voluntariado. Las preguntas y las respuestas son claras. ¿Podrá verse con su mujer en la ONG? Sí. ¿Podrá tomar un café en el bar de la esquina? Sí, si se lo paga él (o le invitan, claro).

Con todo, su conducta estará sometida a un seguimiento. La ONG Hogar Don Orione deberá realizar informes sobre la conducta de Urdangarin y de sus tareas.

Hay que recordar en este apartado que Don Orione es una fundación que cuenta con el apoyo expreso de la reina Sofía.

En prisión, cada preso cuenta con 100 euros a la semana para gastos propios. No es dinero al contado, es el pecunio, y los reos tienen una tarjeta en la que se guarda esa cantidad, que van gastando a medida que pasan los días. Pero ese pecunio no le servirá a Urdangarin fuera, por lo que si necesita gastar en algo, deberá desembolsar.

https://www.vanitatis.elconfidencial.co ... a_2239555/"

LOS NEGOCIOS DEL URDANGA

Mensaje por Invitada » Sab 21 Sep, 2019 4:20 pm

Iñaki Urdangarin, de "duque empalmado" a voluntario solidario
La iniciativa de Pascual Vives, abogado de Iñaki Urdangarin, para que su cliente se convirtiera de la noche a la mañana en voluntario ha sido un golpe de efecto inesperado


La iniciativa de Mario Pascual Vives, abogado de Iñaki Urdangarin, para que su cliente se convirtiera de la noche a la mañana en voluntario ha sido un golpe de efecto inesperado. Los periodistas ya estaban acostumbrados a las acciones del letrado. El único que ha hecho ruedas de prensa a pie de calle cuando Urdangarin se encontraba en pleno proceso del caso Nóos. Una manera de facilitar el trabajo periodístico a diferencia del resto de defensas, incluida la de la infanta Cristina.

Salvo su entorno cercano (y seguramente la reina Sofía, que mantiene una relación directa con el Hogar Don Orione, como ha publicado Vanitatis), nadie sabía de esta estrategia legal aprobada en un auto por el juez de Vigilancia Penitenciaria. Iñaki Urdangarin se ha convertido en voluntario y puede salir dos veces por semana de la prisión de Brieva para desarrollar un trabajo que hubiera resultado impensable cuando era duque de Palma y el yerno preferido de don Juan Carlos y doña Sofía.

En el caso del Rey emérito, esa debilidad llegaba por la faceta deportiva y por lo bien que había entendido a la hija Cristina, que de los tres hermanos ha sido siempre la más inteligente e independiente. De ahí que sorprendiera en su momento su declaración ante el juez instructor Castro con sus casi seiscientos “no me consta", "no lo recuerdo” o "no lo sé”. En el caso de la Infanta se levantó su imputación y continuó con su vida, siempre dirigida a procurar una vida más agradable a su marido una vez que llegó la sentencia de cinco años y diez meses.

Urdangarin eligió la cárcel de Brieva, solo de mujeres, y por lo tanto con pleno conocimiento de su aislamiento, que ha sido una de las bazas para requerir ese voluntariado. Como cualquier preso, podría haber solicitado un cambio, pero no lo hizo y por lo tanto continuó con su “deshumanización", que así se define su situación en el auto.

Ahora su aspecto físico es mucho mejor que la etapa en la que acudía al juzgado de Palma o en su exilio dorado de Ginebra. Un hombre demacrado, muy delgado y con la mirada perdida. En cambio, su llegada para ejercer el voluntariado en el centro Don Orione ha sido todo lo contrario. Sonriente, saludando a la prensa y con un semblante más parecido a la etapa triunfante de yerno del Rey.

Unos años donde Iñaki Urdangarin hacía chistes con su título como "duque empalmado" y disfrutaba de una vida donde todos le hacían la ola. Aún se recuerda en el club de tenis de Barcelona cómo muchos de los socios procuraban hacerse los encontradizos con el exdeportista, que acudía con sus niños de catálogo. Todos rubios, todos guapos y con ojos azules. Cuatro principitos que tuvieron que asumir que a papá y a mamá ya no les querían tanto. Que de ser la infanta Cristina "la nostra”, pasaron a otros adjetivos. Y sobre todo que el tío Diego Torres que, además de socio, era fijo en las fiestas familiares “había engañado a papá”.

Antes de convertirse en proscrito y de que se estableciera el cordón sanitario (como se definió el distanciamiento con el rey Felipe), Urdangarin mantenía todos los privilegios que da el formar parte de la familia real. Veranos en Palma en el pabellón independiente en el recinto de Marivent, cumpleaños con la asistencia de todos los Borbón Grecia al completo en su palacete de Pedralbes y así, suma y sigue, hasta que apareció en el horizonte el caso Nóos. Y fue entonces cuando cambió la hoja de ruta. Primero Washington con un trabajo en Telefónica al que por su currículum nunca habría accedido si no hubiera sido marido de una Infanta y después en Ginebra como parado laboral.

En aquellos tiempos de vino y rosas, nadie imaginaba que muchos años después el duque deportista acabaría primero como imputado y después como interno en la prisión de Brieva. Y mucho menos como una persona que no había demostrado su vertiente solidaria de forma pública, sino todo lo contrario. Hay que recordar el desvío de dinero de la ONG Fundación, Deporte, Cultura e Integración Social (FDCIS) cuando aún era el 'gran duque', como quedó de manifiesto en la instrucción del caso Nóos. Su incorporación a su nuevo trabajo en el Hogar Don Orione para ayudar a personas discapacitadas demuestra, según el juez de vigilancia, que la reinserción en este caso es más que posible. Algo así como la conversión de San Pablo camino de Damasco.

Habla Castro
En cambio, el juez instructor Castro no cree en esa metamorfosis personal. “Algo me dice que si sale en libertad buscará ganarse la vida con un procedimiento que ya le resulta familiar”. Y añadía en sus declaraciones que el aislamiento fue su opción: “No la eligió por la gastronomía, la eligió porque le convenía y durante este tiempo, que yo sepa, no se ha quejado de su salud psíquica por el aislamiento y ningún médico ha emitido informe alguno al respecto, y si se hubiera quejado, estoy convencido de que lo hubieran trasladado a él o a presos de otra prisión para que le hicieran compañía”.

https://www.vanitatis.elconfidencial.co ... o_2244375/

LOS NEGOCIOS DEL URDANGA

Mensaje por Invitado » Sab 21 Sep, 2019 3:24 am

Imagen
Iñaki Urdangarin en la puerta del Hogar de Don Orione el pasado jueves.


IÑAKI URDANGARIN
Y EL CURA ‘PROGRE’ EN EL QUE SE REFUGIA

Se llama Chuchi Galán y en un principio su visión poco dogmática y más bien de izquierdas chocó con la del ex duque. Ahora, él y su voluntariado son su gran consuelo

INMACULADA COBO


EL 18 DE JUNIO DE 2018 IÑAKI Urdangarin (51) ingresó en la cárcel de Brieva (Ávila) para cumplir la condena derivada del caso Nóos equivalente a cinco años y diez meses por prevaricación, malversación, tráfico de influencias, fraude y dos delitos fiscales. Lo primero que trascendió de su estancia en prisión fue el renacer religioso del ex duque de Palma. Urdangarin encontró en la fe el alivio para sus días en el ocaso de la cárcel.

El ex duque de Palma comenzó el pasado jueves 19 de septiembre su labor de voluntariado. La fe católica dio paso a las obras. El centro de Don Orione fue el elegido por el cuñado del Rey Felipe para prestar sus servicios a personas con discapacidad física, intelectual y sensorial. El marido de la Infanta Cristina llegó sonriente a las diez de la mañana del 19 de septiembre a este centro situado en Pozuelo de Alarcón al que acudirá todos los martes y jueves durante ocho horas que le supondrán la ‘libertad’. A pesar de la oposición de la Fiscalía y del criterio fijado por Instituciones Penitenciarias, el auto del juez de Vigilancia Penitenciaria permitió que Urdangarin cumpliera con su deseo de ayudar. Además, recalcó que el preso estaba siendo sometido a un proceso de “deshumanización” que se vería solventado con sus visitas a Don Orione.

En el fervor religioso de Urdangarin que resurgió entre las paredes del centro penitenciario de Brieva tuvieron mucho que ver la monja Sor Carmen y también el capellán del centro penitenciario, el sacerdote Jesús ‘Chuchi’ Galán.

Fuentes próximas al centro penitenciario de Brieva aseguran que en un principio el clérigo y Urdangarin no tenían una relación muy estrecha porque el ex duque de Palma buscaba un guía espiritual y ‘Chuchi’ le ofrecía una conversación menos dogmática (más bien progresista) y cercana a la cotidianeidad. Galán es un sacerdote campechano, próximo al pueblo y Urdangarin necesitaba ahondar en aspectos más profundos de la fe. Al parecer, finalmente han hecho buenas migas. Sor Carmen y ‘Chuchi’ han proporcionado la ‘paz’ interior al ex duque de Palma que también le dará el voluntariado en el Hogar de Don Orione.

En la cárcel de Brieva existe cierto malestar por la posibilidad de que Urdangarin haya gestionado a través de Casa Real (y sin seguir los cauces habituales del resto de presos) su voluntariado, lo que se llama Programa Individualizado de Tratamiento. Esta información no está ratificada por ninguna de las partes aunque sí es cierto que la Reina Sofía invitó en febrero de 2018 a la dirección del Hogar a una recepción con motivo del 50 aniversario de la residencia, que se abrió como colegio para niños y niñas de educación especial en los años sesenta. Dos años antes se encontraron en un mercadillo solidario de la orden religiosa en Pozuelo de Alarcón.

El voluntariado es una actividad en la que Urdangarin y su familia ya tenían trayectoria previa, al igual que en la práctica del catolicismo. Los padres del ex duque de Palma, Juan Mari Urdangarin y Claire Liebaert, inculcaron los valores cristianos a sus hijos y Urdangarin junto a la Infanta Cristina han hecho lo propio con Pablo Nicolás, Juan Valentín, Miguel e Irene. Durante la visita de la familia Urdangarin Borbón al Rey Juan Carlos con motivo de su operación cardiovascular, la Infanta Cristina y sus dos hijos pequeños lucieron unas pulseras con el nombre de Battambang. Se trata de una localidad de Camboya donde el jesuita Kike Figaredo realiza tareas de voluntariado desde 1985. El pasado jueves 19 el propio Urdangarin también portaba la pulsera a su entrada en el Hogar de Don Orione. Además, llevaba un smartwatch de la marca Garmin con el que puede medir su rendimiento en ciclismo, natación y running. El ex duque de Palma lució un atuendomoderno compuesto por un pantalón semiajustado que dejaba ver unos curiosos calcetines de dibujos, zapatillas de deporte, bandolera gris y camisa en tono azul (planchada). Tal era el buen aspecto del ex duque de Palma que uno de los internos llegó a decir: “El guapete alto lo quiero yo para mí”.

El director del centro Orione, Francisco Sánchez, comentó a los periodistas que Iñaki Urdangarin llevó manzanas y plátanos en su primer día en el centro y que estaba encantado con el kit del voluntario que consiste en una identificación y una camiseta con una viñeta de Forges. Urdangarin podrá utilizar el teléfono móvil en sus horas de ‘libertad’ y también podrá recibir la visita de su familia mientras ejerce de voluntario.


LA OTRA CRÓNICA EL MUNDO SÁBADO 21 DE SEPTIEMBRE DE 2019

LOS NEGOCIOS DEL URDANGA

Mensaje por Invitado » Jue 19 Sep, 2019 9:13 pm


Así luce Iñaki Urdangarín fuera de prisión como voluntario

Iñaki Urdangarín ha salido del centro de Brieva para incorporarse como voluntario al centro don Orione de Pozuelo. SU primer día desde hace más de un año que ingresó en solitario en Ávila y su look era tranquilo y contento. Relajado y agradecido, segun el director del centro, así ha sido su dia hasta las 16 horas para estar antes de las 17 horas en el centro penitenciario

LOS NEGOCIOS DEL URDANGA

Mensaje por Invitado » Jue 19 Sep, 2019 3:02 pm


Urdangarin llega al centro religioso para realizar el voluntariado
Poco antes de las 9.00 horas, Iñaki Urdangarin abandonaba por primera vez el centro penitenciario de Brieva en Ávila. Sobre las 10 de la mañana llegaba al hogar religioso de Pozuelo para cumplir con el voluntariado que realizará.

LOS NEGOCIOS DEL URDANGA

Mensaje por Invitado » Mié 18 Sep, 2019 1:37 pm

Imagen

Iñaki Urdangarin se aferra a la religión como salvavidas

El marido de la infanta Cristina, que acaba de obtener permiso para realizar un trabajo de voluntariado, ha reforzado su fe desde que entró en prisión en junio de 2018


Iñaki Urdangarin cumple este miércoles 15 meses dentro de la cárcel de Brieva (Ávila) donde entró para cumplir una pena de cinco años y diez meses por prevaricación, malversación, tráfico de influencias, fraude y dos delitos fiscales. Pero desde este jueves podrá salir de prisión dos veces por semana para hacer un trabajo de voluntariado en el Hogar Don Orione, dependiente de una congregación religiosa que cuenta con el apoyo de la reina Sofía. El que un día fue duque de Palma de Mallorca se aferra a la fe desde que entró en prisión.

Urdangarin proviene de una familia residente en Vitoria, cercana al PNV y religiosa, aunque él no lo había sido especialmente hasta que comenzaron sus problemas con la justicia, derivados del caso Nóos. En enero de 2018, cuando en el palacio de La Zarzuela se celebraba el 80º cumpleaños de don Juan Carlos, Urdangarin, Cristina de Borbón y sus cuatro hijos —Juan, Pablo, Miguel e Irene— se encontraban en Roma, donde acudieron para asistir a una misa oficiada por el papa Francisco en el Vaticano. Allí disfrutaron de un trato preferente y las imágenes de su presencia se difundieron sin restricciones. Lo que podía parecer una visita oficial en realidad no lo era. Se trataba de un gesto más de acercamiento a la religión en los tiempos convulsos que vivían. No habían sido invitados al cumpleaños del Rey emérito y la entrada en prisión de Urdangarin estaba cada vez más cerca.

Cuando llegó el día de ingresar en Brieva, Urdangarin metió en su mochila una Biblia y algunas imágenes religiosas que le acompañan en su celda del módulo de hombres del que sigue siendo el único habitante. En estos 15 meses siempre ha pedido asistencia religiosa. Él no puede asistir a las misas que se ofician en la prisión, reservadas solo para las presas, por ser él unico varón. A cambio recibe la visita de un sacerdote todas las semanas. Si alguna vez esta no se ha producido, Urdangarin ha elevado una protesta. También reza a diario.

Imagen
Exterior del centro residencial Hogar Don Orione, en Pozuelo de Alarcón, Madrid.

Su hijo mayor Juan sigue sus pasos. Durante un año ha realizado trabajos de voluntariado que le llevaron a Camboya, en concreto a Battambang, la población en la que monseñor Enrique Figaredo desarrolla su labor humanitaria desde 1985. Este jesuita nacido en Gijón promueve varios proyectos a través de la ONG SAUCE. El hijo mayor de la infanta se sumó al proyecto del conocido como “el obispo de las sillas de ruedas” —apelativo que recibió por su trabajo en un país en el que las minas antipersona han causado y siguen causando estragos—. Figaredo ayuda desde 2001 a víctimas de las minas y de la polio.

Urdangarin trabajará a partir de este jueves en el Hogar Don Orione, situado en Pozuelo de Alarcón (Madrid) y donde hay un centenar de personas con discapacidad internadas. Desde esta institución buscan "fomentar los valores cristianos de las personas con discapacidad intelectual", se asegura en una de las webs de la congregación. En 2018, con motivo del 50º aniversario de esta entidad, la reina Sofía recibió a miembros e internos del centro.

LOS NEGOCIOS DEL URDANGA

Mensaje por Invitado » Mié 18 Sep, 2019 1:56 am


Iñaki Urdangarin sale de la Audiencia de Palma, en junio de 2018.


Urdangarin saldrá de prisión a partir del jueves dos veces por semana para hacer voluntariado

El cuñado del Rey trabajará con discapacitados en un hogar religioso de Pozuelo


Iñaki Urdangarin, esposo de la infanta Cristina y cuñado de Felipe VI, empezará a salir a partir del jueves dos veces por semana durante un plazo máximo de ocho horas al día de la prisión abulense de Brieva, donde cumple una condena de cinco años y diez meses de prisión desde junio de 2018. Lo hará para desplazarse a la localidad de Pozuelo de Alarcón (Madrid) a hacer labores de voluntariado con discapacitados en el Hogar Don Orione, dependiente de una congregación religiosa. Así lo ha decretado el juez de Vigilancia Penitenciaria número 1 de Castilla y León, Florencio de Marcos, en una resolución notificada este martes y a la que ha tenido acceso EL PAÍS. Urdangarin, no obstante, seguirá clasificado en segundo grado penitenciario.

El magistrado sustenta su decisión al amparo del artículo 117 del Reglamento Penitenciario, que permite a los reclusos en segundo grado con “baja peligrosidad social” “acudir regularmente a una institución exterior para la realización de un programa concreto de atención especializada, siempre que este sea necesario para su tratamiento y reinserción social” y que no se adviertan riesgos de quebrantamiento de condena. Este artículo se ha aplicado en los seis primeros meses de 2019 a 263 reclusos, según fuentes penitenciarias.

La decisión del magistrado se produce en contra del criterio de la Fiscalía y de la junta de tratamiento de la cárcel, en la que participan diversos profesionales de la prisión. La junta reflejó en su informe de julio que el riesgo de reincidencia del marido de la infanta es “medio-alto” dado lo elevado de la pena y el tipo de delito. La Secretaría General de Instituciones Penitenciarias resolvió el pasado 1 de agosto mantener a Urdangarin en segundo grado al considerar que aún no había cumplido la cuarta parte de la condena ni, por ello, había disfrutado de permisos. Prisiones también consideró que su evolución en la cárcel no había sido suficientemente positiva para disfrutar del régimen de semilibertad.

Urdangarin es el único recluso del módulo masculino de la cárcel de Brieva, en la que ingresó tras hacerse firme la sentencia por el caso Nóos de corrupción. Instituciones Penitenciarias, que tenía potestad para cambiarle de centro, decidió mantenerlo en Brieva por motivos de seguridad, pese a que en esa prisión carece de relación con otros reclusos y su vida social se limita a las visitas de sus familiares. “La situación de aislamiento como forma de cumplimiento en la cual se encuentra el recurrente no es fruto de su elección, sino decisión de la autoridad penitenciaria. No es la voluntad de los internos la que determina el centro penitenciario de cumplimiento, pronunciamiento que, de nuevo, corresponde a la Administración”, recuerda el juez De Marcos en un auto insólitamente extenso (22 folios).

El magistrado señala que “el aislamiento como forma de cumplimiento está proscrito en la normativa internacional, las Reglas Mínimas Penitenciarias del Consejo de Europa y en la legislación nacional, la Ley Orgánica General Penitenciaria y el Reglamento Penitenciario". No obstante, recuerda que "cabe recurrir a él en orden a preservar la vida e integridad de los internos, de ahí la legalidad de la decisión adoptada por la Administración”. No obstante, afirma el juez que en estos casos “han de articularse medidas en orden a evitar la desocialización que comporta la soledad”.

"Que las situaciones de aislamiento continuado afectan con especial intensidad a [la] psiquis del sujeto es algo más que una mera intuición", añade en el auto, en el que también rechaza que sea cierta la "creencia popular" de que esa situación para cumplir una pena "es una ventaja, si no privilegio". Y recalca que "no es la vida de un eremita la que se postula como modelo". Por ello, considera necesario articular "en compensación con el excepcional régimen de vida" que supone el aislamiento penitenciario "mecanismos correctores de tal situación".

El magistrado recuerda que la decisión de mantener aislado a un preso del resto de reclusos por motivos de seguridad se ha adoptado anteriormente en otras tres ocasiones: con el ex director general de la Guardia Civil Luis Roldán; el ex gobernador civil de Gipuzkoa José Ramón Goñi Tirapu y el ex secretario de Estado de Seguridad Rafael Vera. También hace referencia a Oriol Pujol, hijo del expresidente de la Generalitat Jordi Pujol, a quien se le concedió la semilibertad recientemente.

Sobre el voluntariado con discapacitados propuesto por Urdangarin, el magistrado destaca que será "sin contraprestación económica o material" e implica "por sí un elemento de asunción de valores prosociales". "En el ámbito de la delincuencia económica, cuyo eje es el egoísmo, el afán desmedido de lucro, además del desprecio al interés comunitario, la toma de contacto con la vida real, con los problemas de los demás, coopera a generar un elemento de conciencia de la trascendencia de la propia conducta delictiva", resalta el magistrado, que enmarca la labor que realizará el cuñado del Rey "en el concepto de justicia restaurativa, una forma de reparación a la sociedad".

Las reclamaciones de Urdangarin, condenado por malversación, prevaricación, fraude a la Administración, dos delitos fiscales y tráfico de influencias, ya fueron atendidas por el juez De Marcos el pasado diciembre, cuando le autorizó a tener una bicicleta estática en la cárcel para “ocupar las largas horas de soledad”. Entonces, el magistrado ya alertaba sobre el peligro para “la salud física y mental” que el cumplimiento de la pena en total aislamiento puede tener para un recluso.

Re: LOS NEGOCIOS DEL URDANGA

Mensaje por Assia » Lun 22 Oct, 2018 7:33 am

Gracia '' al miserable duende'' que no solo ha cambiado algunas de mis palabras para que no este claro mi mensaje, tambien ha puesto otra vez las letras de mi teclado grande. Que pena de ser 1 persona tan malvada y tan envidiosa!! No es la primera vez que me pasa.

Re: LOS NEGOCIOS DEL URDANGA

Mensaje por Assia » Lun 22 Oct, 2018 7:23 am

Pero de vedad esta este ex-duque em-palmado en la carcel.? Mas bien creo que este este tio como la copla de Concha Piquer: '' EN UNA CARCEL DE ORO'' Me temo que este tio esta encerrado en la Zarzuela donde viven sus suegros. Muy pocos privilegios tuvo Pantoja, siempre cada dia la prensa atacandola con infundios: '' Que si tiene privilegios de la directora de la prison... que hay que hace 1 investigacion…. que Pantoja es 1 mandona y manda a otras presas a que les cosan sus ropas...'' Muy calladit esta la prensa de lo que hace este lardon en 1 carcel de mujeres y ninguna fotografia CREO o NO HE VISTO se ha publicado de este sinverguenza lardon de Urdangarin. Muy rapido estuvo lfotografos de la prensa fotografiando a Pantoja mientras daba 1 paseo con 1 guarda de la prision.

Arriba