Juan Carlos y Sofía. Retrato de un matrimonio

Publicar una respuesta


Esta pregunta es una forma de evitar inserciones automatizadas por spambots.
Emoticonos
:cry: :blackeye: :up: :loker :fire: :lol: :grin: :calceta: :pinocho: :shock: :mrgreen: :clown: :juas: :>D: :pukeright: :x :bravooo: :sun: :clap: :salute: :happy0021: :sherlock :wave: :cheerleader3 :guitarman: :bobas :up2 :door :glob :smt031 :roll: :king: :FUCK YOU: :blah :kiss :welcome :eat :bowdown2 :eusaprayrf4: :juggle :cool: :walkman :yes: :pc :pale: :jump :amen: [-X :drunk :smoke :angrywife :acomer:
Ver más emoticonos

BBCode está habilitado
[img] está habilitado
[Flash] está habilitado
[url] está habilitado
Emoticonos están habilitados

Revisión de tema
   

Expandir vista Revisión de tema: Juan Carlos y Sofía. Retrato de un matrimonio

Juan Carlos y Sofía. Retrato de un matrimonio

Mensaje por Invitada » Sab 11 May, 2019 5:55 pm

Colección gráfica de ABC: la Reina y las infantas en El Rocío

La última visita de Doña Sofía y sus hijas acompañando a la hermandad de Triana durante cinco kilómetros


FRANÇOIS GUITARD
Actualizado:
09/06/2014 10:13h


Como reina, la única vez que Sofía se vistió de flamenca fué en una visita a El Rocío con sus hijas en 1984. Lo hicieron con la hermana de la Condesa de Barcelona que vivía en Villamanrique de la Condesa , concretamente el sábado 10 de junio en que hicieron su entrada con la hermandad de Triana durante la presentación de esta filial cuyo hermano mayor era entonces Ignacio Sánchez-Ibargüen Benjumea, ante la Matriz de Almonte.

La Colección gráfica de ABC recoge el testimonio de aquella visita en la que la Reina estuvo acompañada por las infantas Elena y Cristina y por Sus Altezas Reales Doña Esperanza de Borbón, tía del Rey, y su marido, Don Pedro de Orléans. Doña Sofía había sido nombrada hermana mayor honoraria en 1972 en tanto que las infantas habían sido admitidas como hermanas durante una audiencia real a la hermandad de Triana meses antes de Pentecostés en que se formuló la invitación a la romería.

La crónica recoge que, montadas en tres caballos blancos y vestidas con trajes de flamenca, la Reina y las infantas se incorporaron al cortejo de la hermandad de Triana cinco kilómetros antes de llegar a la aldea, a la altura de la zona de Caño Mayor, cerca del Palacio de Doñana, uno de los parajes más bellos del camino de Sevilla. Doña Sofía, Doña Elena y Doña Cristina habían pernoctado en la casa forestal que el Instituto para la Conservación de la Naturaleza (Icona) tenía en la aldea de Cabezudos.


La llegada de tan augustas personas desató una oleada de vítores y aclamaciones por parte del numeroso público congregado en la explanada del santuario de la Virgen del Rocío para seguir la presentación de las hermandades filiales. «¡Viva la Reina rociera!», proclamaban los peregrinos entre saludos de «Sofía, guapa».

La presentación de Triana tuvo lugar a las 2.51 de la tarde del sábado y la Reina y las infantas aguardaron hasta que la carreta del simpecado quedara instalada en la casa hermandad. Poco después de las tres de la tarde, todavía a caballo, la Reina y las infantas se retiraron a descansar a la casa de la infanta Doña Isabel Alfonsa, también tía del Rey. Pasadas las cinco y media de la tarde, Doña Sofía y sus hijas retornaron a su residencia.



https://sevilla.abc.es/sevilla/20140609 ... 81935.html



El articulo confirma que :

Como reina, la única vez que Sofía se vistió de flamenca fué en una visita a El Rocío con sus hijas en 1984.
Lo hicieron con la hermana de la Condesa de Barcelona que vivía en Villamanrique de la Condesa

Juan Carlos y Sofía. Retrato de un matrimonio

Mensaje por Invitada » Sab 11 May, 2019 5:44 pm

Cincuenta años del estreno de los Príncipes en la Feria de Abril de Sevilla

Don Juan Carlos y Doña Sofía llegaron un 26 de abril de 1968 al real en coche de caballos, visitaron las casetas del Mercantil y del Militar y presenciaron la corrida en la plaza


JAVIER MACÍAS
Actualizado:
15/04/2018

El alcalde de Sevilla, Félix Moreno de la Cova, acababa de entregarle el título de Hija Predilecta a Cayetana Fitz-James Stuart. La portada de ABC de la jornada inaugural de la Feria recogía ese importante acontecimiento. Era abril de 1968. Dos años antes habían visitado el real el Príncipe de Mónaco junto con Grace Kelly. También acudió Jacqueline Kennedy, la viuda del que fuera presidente de los Estados Unidos. Un año antes, al real acudió Franco y su esposa Carmen Polo. Por entonces, la Feria se celebraba aún en el Prado y vivía una época de auge, con asistencia de personalidades nacionales e internacionales. Aquel año de 1968 iba a ser histórico, ya que quienes acudían al recinto ferial en esta ocasión eran unos jóvenes Príncipes de España, Don Juan Carlos y Doña Sofía, que tres meses antes habían celebrado la llegada al mundo de Don Felipe. Este año se cumplen 50 años de aquella primera visita de los, por entonces, Príncipes a la Feria de Sevilla. Y así lo recogió ABC de Sevilla...

Fue un viernes, 26 de abril, cuando los futuros Reyes de España llegaron a mediodía al aeropuerto, donde les recibieron y agasajaron las autoridades hispalenses y otras personalidades. Sobre la una y media de la tarde, y desde el hotel Alfonso XIII, donde habían sido enviados multitud de ramos de flores.El alcalde, en nombre de Sevilla, le ofreció a Doña Sofía un traje de flamenca «que produjo gran alegría a la Princesa, que con frases cálidas expresó su agradecimiento, reiterando la satisfacción que sentía el encontrarse en Sevilla y rogando al señor Moreno de la Cova hiciera llegar a todos los sevillanos sus sentimientos de reconocimiento, demostraciones a las que se sumó Don Juan Carlos. El traje es blanco con lunares rojos»

Cuenta la crónica de aquel día en ABC, que «las egregias personas se dirigieron a la Feria en coche de caballos, visitando allí las casetas del Círculo Mercantil y del Centro Cultural de los Ejércitos, donde fueron agasajados». Precisamente fueron a la caseta del Mercantil, justo en el año que esta institución cumplía su centenario, y por lo que en este 2018, en su 150 aniversario, se le dedica la portada de la Feria. Aquella caseta, donde desde 1905 se reunía lo más granado de la sociedad sevillana, tenía una decoración arabesca, como se puede apreciar en el diseño de César Ramírez. Y a aquel lugar fue donde acudieron Don Juan Carlos y Doña Sofía nada más arribar a la Feria.

«El público, que en aquellos momentos llenaba totalmente el Prado de San Sebastián, al apercibirse de la presencia de los Príncipes se arremolinó junto al coche de caballos, aplaudiéndoles». Era una muestra de la cálida acogida que le brindó el pueblo de Sevilla a los Reyes eméritos. Tras esto, accedieron a la caseta del Mercantil, de nuevo los que allí se encontraban prorrumpieron en aplausos «mientras numerosas señoritas y niñas iniciaron un baile por sevillanas en honor a ellos». Allí se celebró una fiesta flamenca tras la cual, el Príncipe firmó en el libro de honor: «Al Círculo Mercantil e Industrial, con todo afecto. Juan Carlos».

ARTICULO COMPLETO FOTOS

https://sevilla.abc.es/sevilla/feria-ab ... ticia.html




SOLO ESTUVIERON UNA VEZ COMO PRINCIPES EN 1968

Juan Carlos y Sofía. Retrato de un matrimonio

Mensaje por Invitada » Lun 06 May, 2019 11:19 am

Solo les dieron bufandas a ellos :juas:

Juan Carlos y Sofía. Retrato de un matrimonio

Mensaje por Invitado » Sab 04 May, 2019 3:21 am

Imagen
Los Reyes Eméritos, la Infanta Cristina, Claire Liebaert y la Infanta Elena, el pasado sábado, todos con bufandas del TSV Hannover Burgdof, en las gradas del estadio donde jugaba Pablo Nicolás Urdangarin.


FAMILIA REAL
LOS BORBÓN Y LOS URDANGARIN SE RECONCILIAN EN PÚBLICO

La asistencia de Don Juan Carlos y Doña Sofía, junto a su consuegra Claire Liebaert, a un partido de un hijo de la Infanta Cristina, anticipa lo que vendrá con la excarcelación de Urdangarin.

EDUARDO ÁLVAREZ


SON NECESARIAS dotes propias de quiromantes y otros especialistas similares en mensajes ocultos para interpretar los pasos de algunos miembros de la Familia Real en los últimos tiempos. Primero, porque la falta de explicaciones oficiales a todo lo que se salga de la Agenda institucional sólo permite navegar en las procelosas aguas de la conjetura. Y, segundo, porque los Borbones parecen cada vez más aficionados a los juegos del despiste.

El caso es que tiene gran interés y ofrece no pocas claves de la situación actual en Zarzuela la aparición pública de los Reyes Eméritos, junto a sus hijas, las Infantas Cristina y Elena, y su consuegra, la madre de Iñaki Urdangarin, Claire Liebaert, en Hannover, a donde acudieron para animar a su nieto Pablo Nicolás Urdangarin (18 años), en un crucial partido de balonmano en el que el joven y sus compañeros se jugaban los cuartos de finales de la categoría A-Juniors de la Bundesliga. En el grupo familiar también se encontraba la benjamina de la Infanta, Irene, especialmente atenta con su abuelo, a quien acompañó de la mano a la salida del estadio para evitarle algún indeseado traspié en las escaleras.

Se trataba de un evento familiar, de carácter estrictamente privado. Pero, como ha ocurrido en el último año con otros episodios que han contado con Doña Cristina como protagonista, hubo una clara voluntad publicitaria para transmitir esa imagen de familia bien avenida que se enmarca en la estrategia de rehabilitación de la Infanta. Aunque el encuentro tiene otra lectura menos benigna para la Corona. Porque la reaparición de los Eméritos juntos y tan distendidos –no se les veía unidos desde el pasado 10 de enero, cuando participaron en la entrega de los Premios Naciones del Deporte en el Palacio de El Pardo– pone una vez más en entredicho la estrategia de Zarzuela de ningunearles de la Agenda oficial. Ya ni se intenta disimular ni se dan explicaciones de ningún tipo. Fuentes próximas, pero oficiosas, se limitan desde hace meses a decir que Don Juan Carlos va por libre, que está incontrolable. Y ni se ponen excusas para afrontar sus sonadas ausencias de actos como la reciente Misa de Pascua en Palma de Mallorca, ni para que se entienda por qué prácticamente no se cuenta con él en representación de la Corona.

Hoy se producirá una excepción obligada. Los Reyes Eméritos acudirán juntos a los funerales de Estado por el gran duque Juan de Luxemburgo, que tendrán lugar en la catedral de Notre-Dame en la capital del país centroeuropeo. Es lógico que la representación de España recaiga en ellos, puesto que, por cuestión generacional, Don Juan Carlos y Doña Sofía han tenido una relación muy estrecha con el finado. La madre de Felipe VI fue, sin ir más lejos, una de las invitadas más ilustres en los fastos por el 95º cumpleaños del gran duque, quien abdicó en 2000 en favor de su hijo Enrique, el actual soberano.

Volviendo al partido de balonmano del segundo hijo de Urdangarin y la Infanta Cristina, fue ésta la primera en dejarse ver en el estadio Gudrun-Pausewang-Halle de Burgdorf, municipio situado en el distrito de Hannover, en el estado federado alemán de Baja Sajonia. Muy relajada, sin importarle ser captada por las cámaras, disfrutó del calentamiento del equipo y saludó desde la grada a su retoño. Cabe recordar que Doña Cristina, que desde las pasadas Navidades ha evitado en la medida de lo posible ser fotografiada en lugares públicos, ya acudió a finales de marzo a animar a su hijo a otro encuentro.

Poco antes del comienzo del partido, accedieron al recinto Don Juan Carlos y Doña Sofía, que llegaron en el mismo coche junto a la Infanta Elena y Claire Liebaert. Todos llevaban bufandas del TSV Hannover Burgdof, por el que Pablo Urdangarin fichó en septiembre del pasado año. Y, como otros forofos cualesquiera, llevaban pancartas en las que podía leerse “You can do it! ¡Vamos!” en apoyo del chaval.

La sintonía entre la madre de Urdangarin y sus consuegros no pasó desapercibida. Claire Liebaert y Doña Sofía compartieron incluso paraguas. Hacía muchos años que no se les veía juntos. Antes de que estallara el caso Nóos, la relación era bastante cordial. La hoy Emérita no dudó, por ejemplo, en desplazarse a Vitoria en mayo de 2012 para dar el pésame a su consuegra tras la muerte de su marido, Juan María Urdangarin. Pero, desde el momento en el que el ex duque de Palma fue encausado por graves delitos de corrupción, como parte del cordón sanitario que estableció Zarzuela, la relación de Don Juan Carlos y Doña Sofía con los familiares de su yerno se rompió. No así la de Doña Elena. La primogénita de los Eméritos acompañó a su hermana y a su cuñado en varias celebraciones de Nochevieja en la capital vasca en casa de la matriarca del clan Urdangarin.

A pesar de la discreción de la que han solido hacer gala, los hermanos de Iñaki no pudieron ocultar su frustración y la rabia contenida contra la Familia Real por lo que han considerado todos estos años como un trato vejatorio al ex duque. Creen que ha sido usado como cabeza de turco, que se le ha aplicado un rigor y severidad injustos para que, primero con su juicio, y ahora con su condena implacable, se visualice la tolerancia cero con la corrupción de la Jefatura del Estado. Así, en 2014, varios comensales escucharon a Ana, la hermana mayor de Iñaki, tras escuchar agrias críticas a su hermano, gritar: “Si mi padre viviera, ya habría ardido La Zarzuela”.

De modo que este acercamiento interfamiliar refleja la clara voluntad por ambas partes de restablecer las relaciones y, sobre todo, de normalizarlas en la esfera pública. No sólo se vuelven a desmentir así los rumores de distanciamiento entre Doña Cristina y su marido, sino que claramente se está preparando a la opinión pública, poco a poco, para la salida de la cárcel de Urdangarin, quien disfrutará de su primer permiso a finales de este año y podrá pasar parte de las Navidades fuera de la prisión de Brieva.

No está lejano, pues, el día en que la Familia Real tenga que lidiar con un ex duque de Palma con sus cuitas judiciales saldadas. Él seguirá siendo un familiar directo de los Monarcas, aunque muy incómodo. Eso sí, mientras no concluya su condena, difícil será que pueda acceder a Zarzuela. Nadie espera que este año coma allí el turrón. Demasiadas heridas deben cicatrizar aún.


LA OTRA CRÓNICA EL MUNDO SÁBADO 4 DE MAYO DE 2019

Juan Carlos y Sofía. Retrato de un matrimonio

Mensaje por invitada 2 » Vie 03 May, 2019 9:50 pm

A ver, hija, han ido a HANNOVER, no a Ginebra, A ALEMANIA y no a Suiza.
Y es lo que cuesta el hotel en el que han estado, puedes mirar en su página web o en booking o donde prefieras
https://www.kastens-luisenhof.de/

Juan Carlos y Sofía. Retrato de un matrimonio

Mensaje por Invitada » Vie 03 May, 2019 12:34 pm

Los Reyes Eméritos, en avión privado y hotel de cinco estrellas en Alemania para ver jugar al balonmano a su nieto

Los Reyes, las Infantas y Claire Liebaert se alojaron en el hotel de cinco estrellas superior Kastens, situado en el centro de la ciudad, donde la habitación individual estándar vale en torno a los 200 euros por noche.


https://www.elmundo.es/loc/casa-real/20 ... b4621.html


200€, esto no cuela los españoles conocemos los precios de hoteles europeos cinco estrellas,
mas en Ginebra, esta mujer se cree somos como los tontos del otro lado del charco que no
conocen nada y se tragan todo, vaya papo como miente, es habitual en ella.
De acuerdo los de Loc cumplen su rol de tener su articulillo semanal sobre la Monarquia.
Ja, ja,ja en avion privado y en hotel barato... como el comun de los mortales ellos de sangre azul:lol:

200€ serian para los guardaespaldas, y la gente que les acompañaba.

Juan Carlos y Sofía. Retrato de un matrimonio

Mensaje por Invitado » Jue 02 May, 2019 2:57 pm

Haciendo cochinadas con sus parejas. Estos no respetan ni a su tío Preparao VI, ni el VI mandamiento ni ná de ná. En cuanto les entra la calentura, tiran p´alante, como si fueran de Alicante. Juanca dice que en sus tiempos no había tanto desenfreno, que él era de misa diaria.

Juan Carlos y Sofía. Retrato de un matrimonio

Mensaje por Invitada » Jue 02 May, 2019 2:13 pm

Por donde andaban Froilan y Victoria ???????????????

Juan Carlos y Sofía. Retrato de un matrimonio

Mensaje por Invitado » Mié 01 May, 2019 2:17 pm

Invitado escribió:La Letys se habrá ausentado, pero ha dejado de guardia a la sargento Rocasolano armada con un 38 de Smith & Wesson del especial e instrucciones de disparar primero y preguntar después.


Feliz día del trabajador doña Pesada. No descansa usted nunca. Y eso que no cobra sueldo.

Juan Carlos y Sofía. Retrato de un matrimonio

Mensaje por Invitado » Mié 01 May, 2019 12:58 pm

Invitada escribió:Santa Sofia reina emerita prefiere el dia 29 estar en los premios principe Talal de Arabia saudi
en Ginebra que pasar ese dia con su nieta Sofia que celebraba sus 12 años , su madre estaba en
Mozambique, entiendo ella prefiere Leonor futura Reina.

La Letys se habrá ausentado, pero ha dejado de guardia a la sargento Rocasolano armada con un 38 de Smith & Wesson del especial e instrucciones de disparar primero y preguntar después.

Juan Carlos y Sofía. Retrato de un matrimonio

Mensaje por Invitada » Mié 01 May, 2019 12:24 pm

Imagen

Ya estan de acuerdo para visitar Iñaki en la carcel de Brieva !

Juan Carlos y Sofía. Retrato de un matrimonio

Mensaje por Invitada » Mié 01 May, 2019 12:06 pm

Santa Sofia reina emerita prefiere el dia 29 estar en los premios principe Talal de Arabia saudi
en Ginebra que pasar ese dia con su nieta Sofia que celebraba sus 12 años , su madre estaba en
Mozambique, entiendo ella prefiere Leonor futura Reina.

Juan Carlos y Sofía. Retrato de un matrimonio

Mensaje por Invitada » Mar 30 Abr, 2019 2:26 pm

Sofía en la Reunión del Premio Príncipe Talal de Arabia Saudi en Ginebra
April 29, 2019, 7:08

Imagen
Imagen



Pues si, Sofía tiene sus amistades saudíes aunque no se habla tanto de ellas.

Esto no tiene nada que ver con su agenda, acto personal, la pasta, la pasta ...

Cuanta hipocresia toda esta gente, nunca tienen bastante dinero... a por mas.

Juan Carlos y Sofía. Retrato de un matrimonio

Mensaje por Invitado » Mar 30 Abr, 2019 3:07 am


Sorpresa: fotos de Cristina con el rey Juan Carlos y Sofía en Hannover

La familia del rey ha estado visitando a Miguel Urdangarín en Hannover. El rey Juan Carlos y la reina Sofía juntos viajaron a Alemania para animar a su nieto Miguel que juega en la liga de baloncesto alemana. Junto a la Infanta Cristina también acudió su hermana la infanta Elena y su suegra Claire Liebaert. Unas imágenes que dan absoluta normalidad a la relación entre todos ellos a pesar de que Iñaki Urdangarín esté en prisión

Juan Carlos y Sofía. Retrato de un matrimonio

Mensaje por Invitado » Mar 30 Abr, 2019 2:50 am

Imagen
Don Juan Carlos, la Reina Sofía, la Infanta Cristina y Claire Liebaert, madre de Urdangarin, y la Infanta Elena, en las gradas del pabellón donde Pablo Nicolás jugaba al balonmano.


Los Reyes Eméritos, en avión privado y hotel de cinco estrellas en Alemania para ver jugar al balonmano a su nieto

Acompañados de sus hijas, Elena y Cristina, y de la madre de Urdangarin, Claire Liebaert, Don Juan Carlos y Doña Sofía animaron a su nieto, Pablo

CONSUELO FONT


Tras el plantón de Don Juan Carlos a su esposa, a los Reyes y sus nietas, Leonor y Sofía, el domingo pasado en la misa de resurrección en la catedral de Palma, de la que a diferencia de 2018, esta vez fue el gran ausente, daba la sensación de que el Emérito había vuelto a las andadas y seguía haciendo su vida al margen de su familia.

Sin embargo, este fin de semana los Reyes Juan Carlos y Sofía nos sorprendían con unas imágenes familiares que son quizá las más entrañables desde que se produjo su abdicación: viajaron juntos a Alemania para apoyar a su nieto, Pablo Nicolás Urdangarin, (18), que ha decidió seguir los pasos de su padre, Iñaki, convirtiéndose en profesional del balonmano y juega en la bundesliga alemana, en el equipo TSV Hannover-Burgdorf. Pero los Eméritos no fueron solos, sino acompañados de sus hijas, las Infantas Elena y Cristina a las que se unió también Claire Liebaert, la madre de Iñaki Urdangarin, quien desde junio cumple condena en la cárcel de Brieva.

Imagen
Claire Liebaert y la Reina Sofía comparten paraguas a su llegada al hotel Kastens, ante la llegada del Rey Juan Carlos.

Según informa World News el grupo "se desplazó en avión privado hasta la Baja Sajonia", donde en Burgdorf, una pequeña ciudad de 32.000 habitantes a 25 kilómetros de Hannover, se jugaba la tarde de este sábado el importante partido de cuartos de final para el campeonato alemán entre el equipo local, el TSV Hanover, en el que juega Pablo, y el Dutenhofen de Munich. Don Juan Carlos y Doña Sofía, ataviados con bufandas a rayas verdiblancas, colores del equipo de su nieto, no pararon de animar a Pablo, a pesar de que éste no logro marcar ningún tanto, convirtiéndose en la sensación del humilde estadio Pausewang Halle, que jamás había tenido a unos monarcas sentado en sus gradas.

Los Reyes, las Infantas y Claire Liebaert se alojaron en el hotel de cinco estrellas superior Kastens, situado en el centro de la ciudad, donde la habitación individual estándar vale en torno a los 200 euros por noche.

Pablo Urdangarin, segundo de los hijos varones de la Infanta Cristina, dejó tras el verano Ginebra, donde residía con su madre y hermanos, para dedicarse al balonmano profesional fichando como refuerzo por el equipo TSV Hanover-Burgdorf, que juega en primera división de la Bundesliga alemana. Pablo Nicolás, que como sus hermanos estudió en el prestigioso colegio Ecolint de Ginebra, comenzó a jugar al balonmano en las ligas infantiles suizas como amateur. Lo que le valió para que el entrenador del TSV Hanover, Antonio Carlos Ortega, español y amigo del ex duque de Palma, que incluso acudió a su boda con la Infanta Cristina, se fijara en él y lo incorporara a su equipo.

La última imagen que teníamos de Pablo Nicolás con sus abuelos, los Reyes Juan Carlos y Sofía, se produjo el 2 de noviembre, en el 80 cumpleaños de Doña Sofía, cuando la familia en pleno, incluidos los Reyes Felipe y Letizia y sus hijas, Leonor y Sofía, y las Infantas Cristina y Elena con sus respectivas proles, posaron en una foto histórica en la escalinata de Zarzuela. Ahora, las sorprendentes imágenes de la pareja de Eméritos en Alemania con sus hijas, las Infantas, y la madre de Urdangarin, tras el plantón de Don Juan Carlos en Mallorca, indican que si bien el clan Borbón parece haber superado tensiones pasadas, la brecha con los Reyes Felipe y Letizia sigue abierta.

Arriba