APRENDIZ DE PRINCESA, LALLA SALMA DE MARRUECOS

Publicar una respuesta


Esta pregunta es una forma de evitar inserciones automatizadas por spambots.
Emoticonos
:cry: :blackeye: :up: :loker :fire: :lol: :grin: :calceta: :pinocho: :shock: :mrgreen: :clown: :juas: :>D: :pukeright: :x :bravooo: :sun: :clap: :salute: :happy0021: :sherlock :wave: :cheerleader3 :guitarman: :bobas :up2 :door :glob :smt031 :roll: :king: :FUCK YOU: :blah :kiss :welcome :eat :bowdown2 :eusaprayrf4: :juggle :cool: :walkman :yes: :pc :pale: :jump :amen: [-X :drunk :smoke :angrywife :acomer:
Ver más emoticonos

BBCode está habilitado
[img] está habilitado
[Flash] está habilitado
[url] está habilitado
Emoticonos están habilitados

Revisión de tema
   

Expandir vista Revisión de tema: APRENDIZ DE PRINCESA, LALLA SALMA DE MARRUECOS

APRENDIZ DE PRINCESA, LALLA SALMA DE MARRUECOS

Mensaje por Invitado » Dom 26 May, 2019 2:14 pm

Qué moderno todo, concubinas, poligamia, mujeres sin derechos, etc.
Muy siglo XXI...

APRENDIZ DE PRINCESA, LALLA SALMA DE MARRUECOS

Mensaje por Invitado » Dom 26 May, 2019 2:49 am

Imagen
De izquierda a derecha, Mohamed VI, su padre Hasan II y el padrastro de Mohamed VI, Mohamed Mediouri.


MOHAMED VI
LOS ‘AMANTES’ DE LA REALEZA DE MARRUECOS

El ‘padrasto’ del rey Mohamed VI, Mediouri, sufre “un intento de asesinato” en Marrakech interpretado como “un susto” de palacio para que no vuelva a Marruecos. El monarca nunca aceptó la relación de su madre, Lalla Latifa, con el que fuera el guardaespaldas de su padre

ANDRÉS H. MENCÍA


El 'padrastro' de Mohamed VI ha sido víctima de un misterioso intento de asesinato. Mohamed Mediouri, de 81 años, denunció, en una comisaría de la ciudad turística de Marrakech, que siete hombres, tres armados con pistolas, le atacaron a plena luz del día, a la entrada de la mezquita Al Anuar, donde había ido a escuchar el sermón del viernes. Le dieron tal paliza que le dejaron herido, aunque de menor gravedad que su conductor, y luego se dieron a la fuga en su coche, un todoterreno que utilizaba para moverse por Marruecos cuando estaba de visita. Vive en París, junto a Lalla Latifa, la madre del monarca con la que se casó hace dos décadas.

El Departamento de Investigación Criminal (PJ) de la ciudad donde ocurrió la agresión ha abierto una investigación oficial para aclarar las circunstancias de este ataque y determinar tanto el motivo de la agresión como la naturaleza del arma de fuego que portaban los atacantes, ya que Marruecos no es un país donde circulen muchas armas de fuego ilegales. Los medios no oficiales tienen sus teorías y hay quien habla de un complot para asustar a Mediouri y que este no vuelva a aparecer por Marruecos, donde reside su hijastro, el rey del país. Pocos se atreven a señalar quién podría estar detrás de algo así. La hipótesis oficial es que fuera un robo con violencia, pero la víctima insiste en subrayar que fue un "intento de asesinato" contra su persona.

LA MATRIARCA
Lalla Latifa, esposa del difunto rey Hassan II y madre de Mohamed VI, mantiene una relación con el que fuera guardaespaldas del monarca.


A Mediouri se le conoce en Marruecos como el hombre que protegía al difunto rey Hasan II, el guardaespaldas y jefe de seguridad del padre del actual monarca marroquí. Fue su sombra en todas las salidas oficiales, su seguidor más leal y su persona de confianza durante años, hasta su muerte en 1999. Conocía muchos de sus secretos y no se separaba de él, ni en sus viajes al exterior ni en sus actividades oficiales dentro del país, lo que es obvio por las fotos en las que siempre sale con rostro serio y postura de portero de discoteca, protegiendo la vida de Hasan II. En 1975, el entonces rey le había fichado al frente del recién formado Departamento de Protección Real (DPR). Le dio un voto de confianza a un simple inspector de policía de Marrakech, que había destacado sobre sus compañeros por sus habilidades en boxeo y uso de armas.

Con los ojos puestos en el rey, Mediouri tenía el corazón en otra parte de palacio: estaba enamorado de Lalla Latifa, la esposa legítima y primera de Hasan II. Era conocida popularmente como "La madre de los príncipes", nada de princesa ni reina, porque nunca le fue concedido el título de "Alteza Real". Pocos son capaces de ponerle cara a la mujer musulmana con la que Hasan II contrajo matrimonio para legitimar su posición de monarca. No podía estar soltero y por eso se casó en medio de su coronación, pero poco se supo sobre ella. Estaba vetada de los actos oficiales y publicar fotografías suyas sin consentimiento estaba y sigue siendo ilegal. Hasan II nunca expuso a su esposa, ni tampoco renunció a la poligamia, pues mantenía otras concubinas con las que tuvo que tragar Latifa, aunque siempre llevando el título de la "oficial".

Con el paso de los años, y con Hasan II aún en vida, ella empezó a corresponder a Mediouri en el amor que sentía por ella. Poco ha trascendido de esa etapa, más allá de los rumores que afirman que el rey sabía de su pasión por el guardaespaldas. Sin embargo, la relación se confirmó -nunca por vías oficiales- tras la muerte de Hasan II. Se casaron poco después, sin el visto bueno de Mohamed VI, que parece seguir sin aceptar a su padrastro, según fuentes de Rabat. Ambos tuvieron que irse de Marruecos para empezar una nueva vida en París, alejados de las presiones de palacio pero también de las miradas de los marroquíes.

Imagen

UN AMOR DE PELÍCULA QUE SUPERÓ LA DISTANCIA

La prensa francesa, que conocía de cerca la pasión que tenía el príncipe heredero Hasan por la actriz francesa Etchika Choureau, había apostado que el padre del actual rey de Marruecos retaría la tradición y renunciaría al trono por amor. Nada más lejos de la realidad. Hasan II se convirtió en monarca y rompió su relación con aquella joven, que pasó a ser amiga, además de “un miembro más” de la Casa Real, hasta el día de hoy.


Mohamed VI, quien al llegar al trono apostó por convertir el país musulmán en el más moderno de sus hermanos árabes, había condenado a su madre a exiliarse en Francia por haberse atrevido a rehacer su vida. Sin embargo, nunca hizo lo mismo con la mujer que siempre amó su padre: Etchika Choureau, la estrella de cine francés que tuvo una aventura de película con el entonces príncipe heredero Moulay Hasan. A ella siempre la aceptó y la sigue aceptando.

El flechazo entre esa pareja llegó en 1956, en Cannes, pocos meses antes de que Marruecos lograra su independencia del colonialismo francés, un evento nacional que obligó a Hasan a renunciar a sus paseos constantes por París para volverse a Rabat a ayudar a su padre, Mohamed V, a gobernar el país. La distancia no logró separarles. El entonces príncipe heredero siguió escapando a París para pasar algunos días con ella, y cuando no, dedicaban horas a hablar por teléfono, según el antiguo responsable de las comunicaciones de la familia real, Medhat Burequat. A Mohamed V, abuelo del actual rey, no le hacía mucha gracia la aventura de su hijo con una actriz extranjera, para colmo francesa, según el diario TelQuel. Ella había decidido mudarse a Rabat y se convirtieron en dos tortolitos que paseaban de la mano por la playa y cenaban a la luz de las velas.

El príncipe, que pagaba las cuentas de sus viajes a París o Marrakech, exigió a su séquito tratarla con respeto, y la mimó delante de todo el palacio. Sin embargo, el amor no lo puede todo y su relación era todo impedimentos. Nacida en París en 1929, ella es francesa, cristiana y divorciada, y él era marroquí, musulmán y representante del islam. Las revistas francesas, abducidas por este romance, no dejaron de especular con el futuro de la pareja: "¿Renunciará el príncipe al trono por su amor?", se preguntaban. Pero Burequat tenía la respuesta a aquello: "El protocolo y la tradición exigen que un príncipe se case con una marroquí y musulmana. El matrimonio con una francesa es imposible". Y así fue. El heredero dejó de serlo para convertirse en rey tras la muerte de su padre, y de paso abandonó a Etchika para casarse, de forma repentina, con una joven Lalla Latifa. Y con todas las que llegaron después de ella.

La joven actriz decidió entonces rehacer su vida lejos del rey, pero no lo logró. En 1966, decidió abandonar el cine y volverse a Rabat, cerca de Hasan II. Él la recibió con las puertas de palacio abiertas. Ambos retoman su amistad pero no su relación de amor. Hassan II comenzó a tener hijos, con Moulay Mohamed como primero en la línea sucesoria. Por su parte, Etchika ve al amor de su vida llenar de críos el palacio de Rabat, lo que le empuja a buscar una nueva pareja. Conoce a un hombre francés, que incluso presenta al monarca.

Su relación amistosa con Hasan II duró hasta su muerte, en 1999, que fue cuando su hijo Mohamed VI accedió al trono. A diferencia de lo que sí hizo con Mediouri, el amante de su madre, el actual rey de Marruecos sigue considerando a Etchika como una más. Ha sido invitada especial durante estos años en la Casa Real aunque sin mencionar jamás a Hasan II. Ella tiene ahora 85 años y vive en París, muy cerca de la residencia de Lalla Latifa, pero pasa largas temporadas en Marruecos, con el beneplácito del rey.


LA OTRA CRÓNICA EL MUNDO SÁBADO 25 DE MAYO DE 2019

APRENDIZ DE PRINCESA, LALLA SALMA DE MARRUECOS

Mensaje por Invitado » Dom 07 Abr, 2019 4:54 pm



Papa Francisco visita el Instituto de imanes y predicadores Mohammed VI en Rabat.

APRENDIZ DE PRINCESA, LALLA SALMA DE MARRUECOS

Mensaje por Invitado » Dom 07 Abr, 2019 3:31 pm

Invitado escribió:Te han hecho una pregunta muy simple; contestá, cargosa. Leñe, ondia, jopelines


Ni idea si es o no es. No conozco a esa gente, ni me paso el día en foros lamiendo culos ni defendiendo a gente a la que tú y yo le importamos un pepino. ¿Te pagan por denigrar a la susodicha o por defender a la otra? Parece que te va la vida en ello. Pero va a ser que no, que no es actividad remunerada.
:mrgreen:

APRENDIZ DE PRINCESA, LALLA SALMA DE MARRUECOS

Mensaje por Invitado » Dom 07 Abr, 2019 2:18 pm

Te han hecho una pregunta muy simple; contestá, cargosa. Leñe, ondia, jopelines

APRENDIZ DE PRINCESA, LALLA SALMA DE MARRUECOS

Mensaje por Invitado » Dom 07 Abr, 2019 9:47 am

Invitado escribió:La pregunta es: y no es más cierto que el marido de la lety es un mariposón de tomo y lomo? Responde primero y después exclama jo, jobar y jolines, si te parece que esas expresiones te pueden granjear las simpatías de la interfecta



Pesada.

APRENDIZ DE PRINCESA, LALLA SALMA DE MARRUECOS

Mensaje por Invitado » Sab 06 Abr, 2019 10:33 pm

La pregunta es: y no es más cierto que el marido de la lety es un mariposón de tomo y lomo? Responde primero y después exclama jo, jobar y jolines, si te parece que esas expresiones te pueden granjear las simpatías de la interfecta

APRENDIZ DE PRINCESA, LALLA SALMA DE MARRUECOS

Mensaje por Invitado » Sab 06 Abr, 2019 9:41 pm

Invitado escribió:Dicen por ahí que Preparao es un poquito sarasa. En tal caso, la bella Lety no tendrá que hacer grandes esfuerzos calenturientos :vientre:


Jo, ya está la pesada lameculos de Máxima.

APRENDIZ DE PRINCESA, LALLA SALMA DE MARRUECOS

Mensaje por Invitado » Sab 06 Abr, 2019 9:38 pm

Dicen por ahí que Preparao es un poquito sarasa. En tal caso, la bella Lety no tendrá que hacer grandes esfuerzos calenturientos :vientre:

Mensaje por Invitado » Sab 06 Abr, 2019 8:23 pm

Invitado escribió:Todas las princesas y reinas consortes son figuras decorativas, coño, en oriente lo mismo que en occidente. Anda que tener que ir a la cama con Guillermo de holanda tiene que poner un huevo :juas:


Es una auténtica lujuria :grin:

APRENDIZ DE PRINCESA, LALLA SALMA DE MARRUECOS

Mensaje por Invitado » Sab 06 Abr, 2019 3:32 am





LALLA SALMA
MISTERIOSA REAPARICIÓN TRAS UN AÑO SIN SABERSE NADA DE ELLA

En el primer aniversario de su divorcio de Mohamed VI, nunca confirmado, los rumores sobre su paradero son varios. ¿Está encerrada? ¿Vive en el exilio? Unas fotografías de Salma tomando el té esta semana han calmado la inquietud de los marroquíes. ¿O han aumentado las dudas?

ANDRES H. MENCÍA


“LA PRINCESA QUE SE ESFUMÓ’ . Ha pasado más de un año desde que saltaron los rumores sobre el divorcio de Lalla Salma (40) y Mohamed VI de Marruecos (55). El palacio de Rabat ni confirma ni desmiente, pero los hechos certifican los rumores. La desaparición de la princesa marroquí de toda la vida pública de la realeza augura lo peor para una de las parejas de moda en el mundo árabe. Salma Bennani, su nombre de soltera, ya ni responde las llamadas de teléfono a sus amigas, sus iguales, las monarcas con las que se codeaba vestida con sus mejores atuendos y ocupando portadas de todas las revistas de moda en África y Oriente Medio.

No hay ninguna foto clara y fidedigna que demuestre que ella esté bien, que contradiga los cuchicheos en las cafeterías de Marruecos. Su alteza se encontraría presa de las órdenes de su exmarido, limitando su contacto con el exterior y rodeada de guardaespaldas que obedecen todas las disposiciones del rey, hombres que no le permitirían poner un pie en la calle sin el visto bueno de su majestad. Salma quien fue la cara de la modernidad del país, ya no tiene ni voz ni voto. Su aislamiento habría sido la condición impuesta por el que fuera su esposo a cambio de poder seguir en contacto y cerca de Lalla Jadiya (12) y Mulay Hassan (15), sus hijos. Ella aceptó con la esperanza de que, cuando el heredero tome el poder, vuelva a recuperar su vida modélica.

Lo más prudente e inteligente habría sido silenciar los rumores con la verdad, el divorcio no es un asunto extraterrestre en Marruecos. Pero la Casa Real ha prohibido a la prensa nacional publicar artículos sobre el enigma marroquí: el paradero de Salma. Los rumores se han ido intensificando en el último año, y han pasado de simples informaciones que señalaban que la princesa se había comprado una villa en la isla griega de Kea, a hacer que el país se debata ahora entre un posible encarcelamiento de Salma en uno de los recónditos palacios del rey, hasta temores por la vida de la que fuera la reina del país norteafricano. Según fuentes cercanas a Palacio, ella se encuentra bien pero la familia de Mohamed VI quiere mantenerla alejada del mundo de las cámaras, de la popularidad que tanto la ha caracterizado desde su matrimonio con el rey en 2002.

Nunca terminó de encajar entre sus cuñadas, las reinas de Rabat hasta la aparición de su alteza real Lalla Salma. Esa mala relación con las hermanas del rey es una de las principales teorías que explican las causas del divorcio. Ellas nunca han llegado a digerir la aceptación que tenía Salma entre los marroquíes, conquistados por su belleza, su estilo, su elegancia, su formación universitaria, su papel en el avance (aunque mínimo) que se ha ido produciendo en la situación de los derechos de las mujeres e incluso su liderazgo, al frente de una fundación de lucha contra el cáncer y de otras actividades de promoción de la educación en las zonas más rurales.

De todo, se ha pasado a la nada, porque apenas se sabe de sus quehaceres a día de hoy. Lo que está claro es que la información en Marruecos se autoriza y la casa de su majestad no da puntada sin hilo. En un desafío a las informaciones que señalan su aislamiento y cuando las dudas sobre la integridad física de Salma estaban en pleno apogeo, la web marroquí Rue20 publicaba unas extrañas fotos en las que apenas se aprecia la presencia de una mujer con la misma melena y coleta de Lalla Salma, para asegurar que “reaparece” la reina. En las fotos, un robado nocturno de muy mala calidad, en la concurrida y céntrica plaza de Yamaa el Fna de Marrakech, aparecen supuestamente madre e hija, Jadiya, sentadas en un popular restaurante, rodeadas de lo que parecen guardias de seguridad y de curiosos que miran espectantes a su mesa, preguntándose si realmente se trata de su reina comiendo entre el barullo.

Imagen
EL TÉ DE LA PRINCESA DE MARRUECOS En el robado nocturno de la web marroquí ‘Rue20’ sale, supuestamente, Lalla Salma en la concurrida plaza Yamaa el Fna de Marruecos junto a su hija, las amigas de la joven y un grupo de guardaespaldas. Lalla Salma vestía costura francesa, pero también los trajes tradicionales de Marruecos, que vestía con orgullo junto a su melena.

Esta web asegura que los hijos del rey habrían ido a Marrakech a ver a su madre, inmediatamente después de recibir al Papa Francisco en Rabat. El dueño del restaurante cuenta, orgulloso, que pidieron té moruno y carne picada, y que Jadiya halagó como “la mejor del país”, en un gesto de “apoyo a la gastronomía local”. Pocos se creen el cuento. De ser cierto: ¿Qué hace la familia más rica y poderosa del país sentada en medio de una plaza tan abarrotada como esa y comiendo en un puesto en plena calle? ¿Un brote de humildad repentino? ¿Un mensaje a los que se preguntan dónde está Salma? Si el objetivo era demostrar que está bien: ¿No había otra manera de callar los rumores que poniendo a miembros de la realeza a pasear por el centro de la ciudad más turística del país? Por ahora, no parece que haya respuesta oficial.

Estas imágenes no han eliminado uno de los mayores misterios de Marruecos. Lalla Salma no es cualquier persona. Se ha ganado la atención del pueblo y el pueblo es quien mantiene ahora vivo su recuerdo, aunque no se hable de ella en público por temor a represalias. Mohamed VI la conoció en una fiesta en Rabat: una joven plebeya de abundante melena roja, cuerpo esbelto y sonrisa permanente, enamoró a un rey a quien todos habían dado por soltero para siempre. Algunos entre rumores de su supuesta homosexualidad (penada con prisión en el país musulmán), otros por creer en sus dificultades para encontrar a la mujer indicada con la que compartir aposentos. Ella ingeniera informática convertida en princesa, es la primera y, por ahora, la única esposa del comendador de los creyentes, quien renunció incluso a su derecho a la poligamia, en contra de la tradición marcada por su padre y abuelo. Una decisión aplaudida por los suyos y explicada en un gesto de amor a una mujer que buscaba marcar una nueva moda.

Hasta entonces, la esposa de un rey no tenía permitido aparecer en público, incluso las fotos eran algo inusual. Nadie reconocería en la calle a la madre de Mohamed VI, ni lo hacía con su abuela. Lalla Salma revolucionó las normas: participaba en ceremonias, presidía inauguraciones, recepciones de otros monarcas y tenía un rol público en la Organización Mundial de la Salud (OMS). Vestía costura francesa, pero también llevaba con orgullo los trajes tradicionales de Marruecos, siempre con sus rizos rojos y su elegancia particular.

Para mantener los pies en la tierra, compaginaba su vida oficial con frecuentes visitas a su vida pasada: el barrio donde creció, la casa de su abuela en el barrio Laqbibat, en Rabat, y una tarde de tés con sus amigas de la universidad. Sus labores en la ONU para promover los derechos de las mujeres la convirtió en 2014 como la “mujer más inspiradora del mundo árabe”. Todo esto, hace que su desaparición sea aún más notoria. La realidad sobre lo que ha pasado entre la pareja es un nuevo tabú en Marruecos, y un secreto de Estado en las altas esferas. La mujer emancipada que retrataba el sueño de un Marruecos moderna y abierto se ha esfumado en un país más bien apegado a las tradiciones.


LA OTRA CRÓNICA EL MUNDO SÁBADO 6 DE ABRIL DE 2019

APRENDIZ DE PRINCESA, LALLA SALMA DE MARRUECOS

Mensaje por Invitado » Jue 04 Abr, 2019 1:23 am


Aparece Salma de Marruecos pero no podrá casarse ni trabajar

La princesa Salma de Marruecos ha sido captada con su hija la princesa Khadija en Marraketch cenando. Rodeada de fuerte seguridad, las imágenes se tomaron de incógnito ya que no le está permitido salir en medios de comunicación. Salma y el rey de Marruecos Mohamed VI estarían divorciados desde hace un año pero no hay comunicado oficial al respecto. Lalla Salma visita el palacio real en Rabat y a sus hijos el primogénito heredero Moulay Hassán, y a lalla Khadija.

APRENDIZ DE PRINCESA, LALLA SALMA DE MARRUECOS

Mensaje por Invitado » Mié 20 Mar, 2019 9:59 pm


Llaman a Salma de Marruecos y contestan que no está disponible

La insólita situación de Salma de Marruecos, que ya se sabe que viven en Rabat en una residencia del rey Mohamed VI, se ha sabido ya. Lalla Salma, de la que se desconoce su actual tratamiento ya que se divorció del Rey sin que haya sido comunicado oficialmente por el palacio real marroquí, estaría viviendo aislada pero comparte parte de la vida privada de sus hijos los principes Moulay Hassan y Lalla Khadija. No recibe llamadas y debe pedir permiso al Rey para hacer salidas e incluso con sus hijos, pero no hay imágenes de momento

APRENDIZ DE PRINCESA, LALLA SALMA DE MARRUECOS

Mensaje por Invitado » Dom 24 Feb, 2019 3:26 am

Imagen


El misterio de Lalla Salma, la esposa del rey de Marruecos, Mohamed VI

La esposa del rey de Marruecos, Mohamed VI, lleva 14 meses desaparecida de la vida pública. La visita de Estado de los monarcas españoles al país alauita la semana pasada, en la que tampoco se la vio, oficializó esta ausencia. En Rabat circulan todo tipo de rumores sobre la peculiar situación, desde la supuesta homosexualidad del monarca hasta el posible desacuerdo de la familia real con el estilo liberal de la princesa Lalla Salma.


Mohamed VI esperó a los Reyes de España, Felipe VI y Letizia, a los pies de la escalerilla del avión que los llevó a Marruecos la semana pasada. Lo acompañaban en el recibimiento sus dos hijos (Moulay Hassan y Khadija) y sus cuatro hermanos (Moulay Rachid y las princesas Miriam, Alma y Hasna), todos intentando ocupar el vacío de la princesa ausente. Ya son 14 meses sin saber nada de Salma, la todavía esposa del soberano alauí, quien parece expiar con el olvido una falta aún desconocida. La mayoría de los medios marroquíes han evitado las explicaciones y algunos otros se han lanzado a una campaña para destruir su imagen que comenzó en febrero de 2018, cuando el monarca reposaba en un hospital parisino de una intervención quirúrgica. La casa real distribuyó una fotografía del paciente rodeado de su familia. Salma no estaba en ella, lo que delató el distanciamiento de la pareja real e hizo reparar en la falta de noticias sobre la princesa desde que el 12 de diciembre de 2017 asistiera a un acto cultural en Rabat.


Imagen
Mohamed VI y Salam Bennani el día de su boda en 2002, rodeados de la familia real


Separación no confirmada

La separación, aún no confirmada oficialmente, se consideró consumada poco después, cuando una web hasta entonces desconocida, Le Crapouillot Marocain, criticaba con una dureza inusitada a la que aún se consideraba Hija del Pueblo. Destacaba su ''engañosa actitud cool'' y le atribuía un carácter colérico, agresivo y narcisista fruto de un ''ego desmesurado''. En Marruecos ningún medio se hubiera atrevido a publicar ese alegato sin la aprobación del rey.

En marzo, la revista ¡Hola! anunciaba el divorcio del rey, aunque palacio se negaba a hacerlo oficial. Salma dejaba de existir desde ese momento para la casa real y los medios locales. En verano, Meriem Said, una periodista marroquí, aseguró haberse encontrado casualmente con ella y sus hijos en Portofino (Italia), aunque no existe ninguna evidencia de ello, por lo que algunos interpretan que fue una maniobra para aminorar el eco de su desaparición en la prensa internacional.

Su sustituta en la actividad institucional de la corona es Lalla Hasna, hermana pequeña de Mohamed VI, representante de los valores tradicionales de la monarquía alauí, muy alejados de la renovación en cuanto a estilo y presencia que impuso Salma desde su boda en 2002.

De hecho, filtraciones desde el entorno real aseguran que los cuatro hermanos del rey siempre juzgaron con desagrado los aires liberales de su cuñada y que en ello podría estar el origen de su caída en desgracia. Pero durante los 16 años de matrimonio esa supuesta oposición familiar no debilitó la creciente popularidad y el protagonismo de la esposa del rey. ¿Qué ha sucedido entonces? Las posibles respuestas son meras especulaciones. Sin embargo, algunos hechos pueden hilvanar un relato que ofrecería algunas pistas sobre el caso.

Durante un tiempo Lalla Latifa, madre de Mohamed VI, corrió la misma suerte que su nuera. El libro 'Memorias de un soldado marroquí', escrito por Abdelilá Issou, un exoficial del Ejército que vive exiliado en España, provocó hace cinco años un enorme impacto al revelar escandalosas interioridades de la monarquía de su país. ''Un día, un joven subteniente cuya madre trabajaba en palacio y cuyo tío era un alto mando de la Guardia Real, me hizo unas confidencias sorprendentes. [...] Según este oficial, la esposa del rey Hassan II, Latifa Hammou, a la que llamábamos la Madre de los Príncipes, era la amante de Hadj Mohamed Médiouri (hecho conocido desde hace algunos años, pero que en la época era un secreto de palacio celosamente guardado), jefe de los guardaespaldas del rey desde hacía muchos años''.

Hicham Bouchti, quien fue secretario en el Estado Mayor de las Fuerzas Auxiliares y hombre de confianza de sus superiores, publicó también la experiencia de su contacto con los círculos de la élite marroquí. En La hospitalidad de la inteligencia, otro libro escrito desde el exilio, Bouchti explica que por sus manos pasó un documento reservado donde se informaba de que Latifa había sido confinada bajo vigilancia en la residencia real de Sjirat. De esa forma Mohamed VI la castigaba por seguir manteniendo una relación sentimental con el exguardaespaldas de su padre. Una vez concluida la pena, se dispuso su destierro oficialmente voluntario a París, donde reside en la más absoluta discreción, hasta el punto de que en Marruecos está prohibido publicar sus fotos.


Imagen
Mohamed VI saluda a la Reina Letizia en la cena de gala celebrada en el Palacio Real de Rabat el 13 de febrero de 2019


Salma y el rey, una historia de amores rotos

Tal vez la de Salma y el rey sea otra historia de amores rotos, aunque algunos duden de que alguna vez hubiera amor entre ellos. Para acceder al trono alauí, la tradición dicta que el nuevo rey debe estar casado. Por eso, a las pocas horas de morir Hassan II (1999), su heredero celebró una boda exprés con una mujer bereber llamada Amina, a la que repudió meses más tarde porque no le daba hijos. Una de las primeras decisiones de Mohamed VI fue cerrar el harén real y alojar a las que habían sido concubinas de su padre fuera de palacio. No mucho después se conoció su unión con la ingeniera Salma Bennani.

Por primera vez la esposa de un soberano era presentada sin velo ante el pueblo y recibía el título de princesa. Todo ello parecía ser el prólogo de un reinado modernizador, con las mujeres en el centro del cambio. Moulay Hassan, el heredero (15 años), y la princesa Khadija (12), ambos ahora muy presentes en los medios locales, completaron el cuadro de una familia feliz. Sin embargo, siempre se ha especulado sobre la relación distante de la pareja.

Abdeliláh Issou explica en su libro esa supuesta frialdad confirmando un rumor que circula desde hace décadas entre las familias acomodadas de Marruecos: la homosexualidad del rey. ''Yo fui quien presentó un informe sobre la orientación sexual del príncipe heredero, el actual rey Mohamed VI, y su amistad con Abderrahmane Alaoui, Bihmane para sus íntimos, quien fue mi compañero de promoción en la Academia Real Militar'', relata. Hassan II habría estado al tanto, además, de las visitas masculinas que su hijo recibía en su palacio de Les Sablons, cerca de Rabat.

Algunos de sus amigos de aquella época, que compartían sus veladas en la discoteca Amnesia, en la capital, y sus viajes al extranjero, ocupan actualmente importantes cargos en el Estado. ''Después de su llegada al trono, continuaron esos viajes, o más bien esas escapadas repetidas a lugares como América del Sur (Brasil, Santo Domingo...), y los rumores persistentes sobre la adicción del rey a los hombres y los travestís negros'', añade Issou en su libro.

Siguen siendo notorias sus frecuentes y prolongadas ausencias no oficiales del país, en las que casi nunca le han acompañado su mujer o sus hijos. Mohamed VI parece cada vez más incómodo en la corte y más libre lejos de allí. A estas alturas Salma, que cumplirá 41 años el próximo 21 de marzo, podría ser en la vida del soberano solo una molestia de la que habría que librarse con un fórmula que no perjudicase la imagen de la monarquía en Occidente ni la autoridad real frente a sus súbditos. Esa solución debería contemplar además un estatus digno para una princesa que ha sido la embajadora más popular de su país hasta hace poco más de un año.

Algunas fuentes diplomáticas apuntan que se está negociando un acuerdo con ella para que guarde un escrupuloso silencio sobre su vida conyugal a cambio de una lujosa existencia en el extranjero y el permiso para seguir en contacto con sus hijos, aunque bajo supervisión del entorno real. Parece que Moulay Hassan tiene una especial afinidad con su madre y se intentaría de ese modo reducir la influencia que esta ejerce sobre él, de lo contrario el heredero se convertiría en un peligro potencial para la familia en caso de que llegase pronto al trono, queriendo ajustar cuentas con quienes ahora lo apartan de Salma.

En palacio hace tiempo que se murmura sobre la abdicación de Mohamed VI por motivos de salud. Sus conocidos problemas cardíacos podrían ser los síntomas de una enfermedad autoinmune llamada sarcoidosis, que afecta a los riñones, los pulmones, los ojos y el corazón, según las filtraciones que llegan desde círculos médicos franceses. Quizá esperaría hasta la mayoría de edad de su hijo para cederle el trono, liberándose de la carga de la corona para disfrutar ya solo de sus amigos. Tal vez entonces también Salma se sintiera libre.

APRENDIZ DE PRINCESA, LALLA SALMA DE MARRUECOS

Mensaje por Invitado » Jue 14 Feb, 2019 1:37 pm


¿Sabrá la Reina Letizia dónde está la princesa Salma de Marruecos?

El viaje de los reyes de España Felipe VI y la reina Letizia a Marruecos pone de manifiesto la ausencia de la princesa Salma de Marruecos. Hace años en el viaje anterior al país vecino, Lalla Salma y la Reina Letizia compartieron el protocolo en la capital marroquí pero esta vez se ha notado más la presencia de la familia real del rey Mohamed Vi sus hermanas y su hermano junto con sus hijos el heredero Moulay Hassan de 15 años y la princesa Kadija de 12. El outfit de la reina letizia ha sido muy parecido para la cena de gala en el palacio real al de la otra ocasión. Sin embargo le hemos visto sola sin la consorte habitual en este caso porque se da por hecho el divorcio del rey alauita Mohammed VI y Salma de Marruecos.

Arriba