~ LOS DUQUES DE ANJOU ~

Publicar una respuesta


Esta pregunta es una forma de evitar inserciones automatizadas por spambots.
Emoticonos
:cry: :blackeye: :up: :loker :fire: :lol: :grin: :calceta: :pinocho: :shock: :mrgreen: :clown: :juas: :>D: :pukeright: :x :bravooo: :sun: :clap: :salute: :happy0021: :sherlock :wave: :cheerleader3 :guitarman: :bobas :up2 :door :glob :smt031 :roll: :king: :FUCK YOU: :blah :kiss :welcome :eat :bowdown2 :eusaprayrf4: :juggle :cool: :walkman :yes: :pc :pale: :jump :amen: [-X :drunk :smoke :angrywife :acomer:
Ver más emoticonos

BBCode está habilitado
[img] está habilitado
[Flash] está habilitado
[url] está habilitado
Emoticonos están habilitados

Revisión de tema
   

Expandir vista Revisión de tema: ~ LOS DUQUES DE ANJOU ~

~ LOS DUQUES DE ANJOU ~

Mensaje por Invitado » Sab 21 Sep, 2019 3:19 am

Imagen
LO QUE UNE AL BISNIETO DE FRANCO Y AL LÍDER DE VOX
Son muy amigos desde hace años aunque también comparten carreras, visión de la vida y, sobre todo, críticas a Sánchez. LOC les sorprendió el miércoles en un restaurante de Madrid



LUIS ALFONSO DE BORBÓN SE REFUGIA EN SUS AMIGOS DE VOX

El bisnieto de Franco es amigo íntimo de Santiago Abascal. Ambos comparten maratones de legionarios, visión conservadora y críticas al gobierno de Pedro Sánchez.

DANIEL SOMOLINOS

Imagen

AMIGO DE LUIS ALFONSO Y DIRIGENTE DE VOX

Víctor González Coello de Portugal, vicepresidente de Vox, fue condenado a finales de 2018 por “irregularidades contables relevantes” en una de sus empresas. Concretamente en Marmolería Leonesa, de la que fue accionista y administrador único hasta 2014, tal y como adelantó El País . El Tribunal Supremo confirmó así una resolución que inhabilitaba al político para administrar bienes ajenos y “representar o administrar a cualquier persona” durante tres años. En la actualidad, en los registros empresariales consultados por LOC, González aparece en 16 cargos administrativos repartidos en siete sociedades, algunas de ellas en liquidación. Otra, Leadership Systems SL., es la que comparte sede con la asociación ultracatólica Cura Infirmorum et Natura-Seminare, presidida por Luis Alfonso de Borbón.



QUE LUIS ALFONSO DE BORBÓN (45), BISnieto del dictador Francisco Franco, guarde una estrecha amistad con los líderes de Vox, es raro que sorprenda a alguien en pleno 2019. Pero, hasta la fecha, apenas se les había visto juntos. La relación se presuponía, pero no existían argumentos palpables. Hasta este miércoles. El aspirante a reinar en Francia fue cazado comiendo junto a Santiago Abacal (43), en una actitud muy cómplice, tal y como muestran las fotografías exclusivas de LOC.

Primero tomaron un aperitivo, que se alargó hasta pasadas las dos de la tarde, en el bar Whitby, ubicado en la madrileña calle Almagro. Éste local comparte pared con El mentidero de la Villa, un restaurante donde la pareja acudió a comer. En todo momento mostraron estar en sintonía. Junto a ellos estaba Víctor González Coello de Portugal, vicepresidente de Vox y amigo íntimo del futuro duque de Franco desde hace años.

En la cita, que se dilató hasta las 17.20 horas, se tocaron diversos temas. El principal, tal y como ha podido conocer este suplemento a través de otros comensales presentes, fue Pedro Sánchez y la situación política en la que ha dejado a España tras el anuncio de nuevas elecciones. Pero también tuvieron tiempo para hablar de un “grupo de inversión”, algo que no le es desconocido a Luis Alfonso.


MAL INICIO DE CURSO

Hace poco más de una semana, el pasado 10 de septiembre, intervinieron en Panamá en salvaguarda de sus clientes el banco AllBank Corp., donde el Borbón ejerce como uno de los directores. Esta entidad financiera, con sede matriz en la isla de Curazao (un país en mitad del Mar Caribe), es una de las muchas empresas que conforman el grupo BOD, propiedad del suegro del aristócrata, el venezolano Víctor Vargas Irausquín, al que muchos apodaban el banquero de Hugo Chávez.

Seguiría haciendo negocios con el régimen de Maduro. Un idilio, el del empresario con el chavismo, que comenzó en 2002. Él se opuso a la huelga petrolera de trabajadores en favor del Gobierno bolivariano. Hizo dinero, aunque esto nunca fue un problema para él. “La gente dice que tengo un Ferrari, un avión y un yate. Pero no es verdad. Tengo tres aviones, dos yates, seis casas... ¡He sido rico toda mi vida!”, aseguró Vargas en una entrevista el Wall Street Journal en 2008.

Imagen
Víctor González, vicepresidente de Vox, Santiago Abascal y Luis Alfonso de Borbón, el miércoles, en el restaurante El mentidero de la Villa.

Imagen

LA TRÁGICA VIDA DE LUIS ALFONSO

Luis Alfonso de Borbón se casó en 2004 con Margarita Vargas, con quien ya tiene cuatro hijos. Por entonces, el aristócrata llevaba ya 15 años huérfano de padre, el cual perdió la vida en un accidente de esquí en Colorado. Años antes había perdido a su hermano en un accidente de tráfico. Su acaudalado suegro, el venezolano Víctor Vargas, con quien posee una gran conexión, también conocía la tragedia: había perdido un hijo que recién había cumplido la mayoría de edad por culpa de una infección. El suegro de Luis Alfonso es considerado por muchos un camaleón en lo tocante a los negocios. Cambia de color según el país en el que opere, aunque como en casa en ningún sitio... Por los muchos tratos que ha cerrado en Venezuela, tanto con el Gobierno de Hugo Chávez como con el de Maduro.

Pese a que suegro y yerno están muy unidos, el aristócrata ha intentado volar por cuenta propia, empresarialmente hablando. Es un desconocido hombre de negocios. Tal vez porque sus sociedades no han dado los resultados esperados. O, quizás, porque siempre que aparece su nombre en prensa lo hace en las crónicas de sociedad o por estar enfrascado en su lucha por conquistar el trono de Francia, una República. De momento.

En la actualidad, es administrador de cuatro empresas. Según los informes empresariales a los que ha tenido acceso LOC, Spanish influencers 2017 SL. peca de tener una “rentabilidad negativa” e International Transaction System SL. de estar en “riesgo comercial”. Respecto a Borvar inversiones SL., su situación financiera es “normal”. Y de Borcorel SL., directamente, “no hay datos suficientes”.

Pero sus aventuras profesionales no acaban aquí. También probó fortuna dentro del negocio del taxi. Fundó y liquidó en 2015 la compañía Servicio Integral del Taxi, que prestaba asesoría en temas de marketing y publicidad a empresas del gremio, según adelantó Cinco Días. Y un año más tarde, en septiembre de 2016, presentó Reto 48, un centro deportivo que prometía ponerte en forma en 48 sesiones.

Se desconoce si en la comida él y Abascal, ambos muy deportistas (corrieron juntos la carrera de los 101 Km de La Legión), hablaron de sus rutinas de ejercicios. O de si Luis Alfonso de Borbón se convertirá en el Suárez Illana de Vox. LOC se ha puesto en contacto con él y sólo ha obtenido silencios. Algo similar ha ocurrido con el líder de Vox, quien ha espetado que no habla “de sus amistades con periodistas”. Desde dentro de la formación verde descartan que le vayan a fichar para las listas de las próximas elecciones: “Lo que tiene que ser es rey de Francia”. Tras la reunión, salieron del restaurante por separado. Primero Abascal, al que le esperaban cuatro escoltas y dos coches en la puerta. El bisnieto del dictador salió unos minutos más tarde.


UN HOMBRE DE IDEAS CLARAS

El hijo de la nietísima, Carmen Martínez-Bordiú, es un clásico en el Congreso Mundial de las Familias, cuya esencia es apoyar el movimiento pro-vida. Asistió el año pasado, cuando se celebró en Moldavia, y ha repetido en esta edición, en Verona. Hasta esta ciudad italiana acudió, en marzo, para ejercer de ponente en unas jornadas que reúnen a lobbies evangélicos de EEUU, asociaciones derechistas de monárquicos ultraortodoxos rusos y figuras políticas neofascistas y xenófobas.

Además de equiparar los abortos con los homicidios, siempre esconden un pero cuando hablan de homosexualidad. El propio alcalde de Verona lo dejó claro el día de la inauguración: “No tengo nada contra los gais, pero no tienen nada que ver con el concepto de familia”. “Una de las mentiras más garrafales de nuestro tiempo es que el deseo gay es normal y natural”, propagaban los organizadores de este congreso en Utah hace unos años.

Imagen

‘INFLUENCER’ AL MARGEN DE LA POLÍTICA

Santiago Abascal cuenta en su haber con dos bodas (una por lo civil y otra por la iglesia) y cuatro hijos. Sus dos descendientes mayores, de 14 y 12 años, nacieron en Vitoria fruto de la relación con su primera mujer. Con ella subió al altar en 2002 pero, por cosas de la vida, acabó divorciándose en 2010. Los dos últimos los ha tenido con su segunda esposa, la ‘influencer’ Lidia Bedman, quien posee más de 150.000 seguidores en su cuenta de Instagram. Hace justo 10 meses, cuando LOC entrevistó al líder de Vox antes de que diera la campanada en las elecciones de Andalucía de 2018, la joven tenía el triple de fans en las redes sociales que el político. En la actualidad, Abascal, con sus 320.000 seguidores, le ha arrebatado el liderato a la mujer que le robó el ‘Sí, quiero’ por segunda vez.


Luis Alfonso se gusta en este ambiente. Primero, porque él también arremetió, a través de una carta abierta, contra el matrimonio gay en Francia por el riesgo de que “la institución del matrimonio sea banalizada”. Y segundo, porque en estas jornadas los participantes le tratan de Su Alteza Real.

Hay que recordar que, para que fuera coronado rey del país galo, debería expirar la República e imponerse a los Orleáns, encabezados por el conde de París. Una quiniela, a priori, quimérica. Practicamente ninguna familia real europea le apoya. Ni los Borbones españoles, y eso que son familia, motivo por el que no puede ser tratado como Alteza Real en nuestro país. Cuando se casó en 2004 con Margarita Vargas, con quien tiene cuatro hijos, repartió invitaciones con el encabezamiento Su Alteza Real, duque de Anjou. La Familia Real se lo hizo pagar caro: ningún miembro asistió al enlace.


VOX Y LA FUNDACIÓN FRANCO

Iván Espinosa de los Monteros, portavoz del partido en el Congreso, lo pudo decir más alto pero no más claro esta misma semana: “Vox no condena el bienio progresista, ni el turno de los partidos, ni la revolución de 1934, ni la del 31, ni la Guerra Civil ni el Franquismo. Esto es materia para los historiadores”. De hecho, es la única formación que ha rechaza firmemente la exhumación de Franco. También los únicos que han registrado en el Congreso una iniciativa para la derogación de la Ley de Memoria Histórica.

Otro nexo que les une es la asociación ultrarreligiosa Cura Infirmorum et Natura-Seminare, que preside el bisnieto de Franco, y que comparte sede con Leadership Systems SL., una empresa fundada por el ya mencionado Víctor González Coello de Portugal, vicepresidente de Vox, tal y como informó La Ser. Incluso su madre y hermano figuran como fundadores de dicha asociación.

Los vínculos no acaban ahí. Tal y como desveló LOC hace un par de semanas, Juan Chicharro, presidente de la Fundación Francisco Franco, y Javier Ortega Smith, secretario general de Vox, son primos. Cosas de familia.


Imagen
Luis Alfonso de Borbón, en una manifestación en el Valle de los Caídos


LA OTRA CRÓNICA EL MUNDO SÁBADO 21 DE SEPTIEMBRE DE 2019

~ LOS DUQUES DE ANJOU ~

Mensaje por Invitado » Sab 25 May, 2019 3:07 am

Imagen
‘ANNUS HORRIBILIS’ EN ESPAÑA MIENTRAS SE LE NINGUNEA EN FRANCIA Mientras la exhumación de su bisabuelo parece cuestión de meses, en Francia Macron agasaja al Conde de París, su eterno enemigo a la hora de reclamar los derechos dinásticos


LUIS ALFONSO DE BORBÓN
DELIRIOS DE GRANDEZA QUE SE ESTRELLAN CON LA REALIDAD

La victoria de Pedro Sánchez y el tibio resultado de Vox arruinan las esperanzas del duque de Anjou sobre la exhumación de Franco. Y, en Francia, su gran rival por el trono le toma la delantera.

EDUARDO ÁLVAREZ


El nieto de Franco confiaba en una victoria de las derechas para evitar la exhumación de su abuelo



Imagen
Luis Alfonso, su mujer, su hermana Cynthia y su madre, Carmen, en el funeral de Carmen Franco en 2018.

EL PRINCIPE MÁS TRISTE DE LA REALEZA EUROPEA

A Luis Alfonso de Borbón siempre le acompaña un halo de tristeza. Su vida ha estado marcada por tragedias familiares. Como la muerte de su padre, Alfonso de Borbón y Dampierre, duque de Cadiz, el 30 de enero de 1989, degollado en por accidente mientras esquiaba en Beaver Creek (Colorado, EEUU). O como la pérdida de su hermano Francisco, en 1984.

Aunque ejerce como Luis XX de Francia, príncipe de Borbón, duque de Anjou, los monárquicos legitimistas lamentan que pase tan poco tiempo en el país del que se considera rey de derecho. Y precisamente ahí es donde su gran rival, Juan de Orleáns, que sí reside con su familia en París, tiene una ventaja incomparable.

La diferencia entre uno y otro aspirantes fue notable tras el incendio de la Catedral de Notre Dame, el 15 de abril, que sumió en la más absoluta tristeza a todos los franceses. El conde de París apenas tardó unas horas en acudir a las inmediaciones del templo para compartir su dolor con sus compatriotas. Por su parte, Luis Alfonso de Borbón, como siempre lejos de Francia, se limitó a transmitir su pesar en algún tuit en las redes. Para colmo, el mismo día de la tragedia, se entretuvo más en retuitear mensajes de apoyo a Vox en vísperas del 28-A.

LUIS ALFONSO DE BORBÓN está teniendo un buen año en lo estrictamente familiar. La llegada de su cuarto hijo colmó de felicidad al bisnieto de Franco y de Alfonso XIII y a su mujer, Margarita Vargas. Con un comunicado, los “duques de Anjou” anunciaban el 1 de febrero la llegada del bebé, Enrique de Jesús. Como sus anteriores retoños, nació en una clínica privada de Nueva York, lo que despertó no pocas críticas.

Pero, en lo que se refiere a sus ambiciones de carácter socioinstitucional, este 2019 está siendo un annus horribilis para Luis Alfonso de Borbón. En los últimos dos meses ha visto cómo sus delirios de grandeza se estrellan contra la tozuda realidad política... tanto en España como en Francia. Si en nuestro país se esfumaron sus esperanzas en una derrota del PSOE en las elecciones generales, o al menos en que una suma de PP, Ciudadanos y Vox fuera suficiente para descabalgar a Pedro Sánchez de La Moncloa, en el país galo ha visto cómo el gran rival con el que se disputa la jefatura de la Casa Real de Francia, Juan de Orleáns, logra un protagonismo que le deja noqueado.

La mala cabeza de Luis Alfonso de Borbón, su deslizamiento hacia movimientos ultraderechistas y la batalla que ha emprendido en defensa de la memoria de la dictadura franquista, no sólo le alejan cada vez más de sus anhelos al hoy inexistente trono galo sino que le están restando apoyos a pasos agigantados entre los monárquicos franceses, que parecen inclinarse por Juan de Orleáns, conde de París.

La puntilla se la ha dado el mismísimo presidente de la República, Emmanuel Macron, quien acaba de agasajar como Jefe de la dinastía histórica al titular orleanista. Un episodio muy destacado en los medios del país vecino, incluidos semanarios tan volcados en la realeza como Paris Match o Point de vue. Muchos analistas creen que Macron se ha vengado por el ardoroso apoyo que el español ofreció a los chalecos amarillos, el movimiento que en sus primeras semanas de protestas en Francia pareció estar a punto de hacer caer al jefe del Estado.

En la actualidad hay hasta cinco pretendientes a la jefatura de la Casa Real francesa. Pero sólo dos están bien situados en esa disputa histórica: Luis Alfonso de Borbón, que cuenta con el respaldo de los llamados legitimistas, y el titular de la dinastía Orleáns, en este caso Juan, conde de París. Durante décadas, este enfrentamiento se ha mantenido en tablas. Pero los acontecimientos han dado un importante giro.

Para empezar, el anterior Conde de París, Enrique, murió a los 85 años el pasado 21 de enero. Sus funerales reunieron a miembros de muchas familias reales, incluidos Alberto de Mónaco, la Reina Sofía o el príncipe heredero de Marruecos. Todos aprovecharon el acto para reconocer como sucesor al primogénito del finado, el príncipe Juan, a quien la mayoría de las dinastías europeas consideran como un igual, con tratamiento de Su Alteza Real. Es una forma de apoyarle en sus aspiraciones históricas al trono. En cambio, pocas se ponen de parte de Luis Alfonso de Borbón. Sin ir más lejos, sus parientes españoles.

Imagen
El Conde de París saluda a Emmanuel Macron, ante la mirada atenta de su mujer, en Amboise, el 2 de mayo.

LA REPÚBLICA Y LA CASA REAL ESTRECHAN RELACIONES

Juan de Orleáns, junto a su mujer, la princesa Philomena, y dos de sus hijos, los príncipes Gastón y Antoinette, dieron la bienvenida al castillo de Amboise a Emmanuel Macron y a su mujer Brigitte, y al presidente de la República italiana, Sergio Matarella, que acudió acompañado por su hija Laura, que ejerció como ‘primera dama’ .

El encuentro bilateral entre los dos jefes de Estado buscaba recomponer las relaciones diplomáticas entre el país galo y el transalpino, muy deterioradas últimamente por la crisis migratoria y los exabruptos del ministro Salvini. “Esta reunión en Amboise es una oportunidad para recordar la importancia de nuestro patrimonio tangible e intangible, un signo de una Europa unida en torno a sus raíces, así como el papel diplomático del jefe de Casa Real de Francia, que la familia Orleáns siempre ha tomado en serio, incluso cuando estaba en el exilio”, subrayó el conde de París en el comunicado oficial que emitió en una jornada histórica.

El Castillo de Amboise se convirtió en residencia real en el siglo XV. Da Vinci pasó sus últimos años en el adyacente castillo de Clos-Lucé, ambos conectados por un túnel subterráneo, bajo el reinado de Francisco I, prototipo de monarca renacentista. El conde de París es patrono de la Fundación de la que hoy depende el Palacio.

Nuestra familia real no reconoce al hijo de Carmen Martínez Bordiú como Luis XX ni considera válido que utilice el título de duque de Anjou ni mucho menos que se haga tratar de Alteza Real. Cabe recordar que ningún miembro de la Familia Real española acudió a la boda de Luis Alfonso en 2004, celebrada en República Dominicana, por la osadía del contrayente de encabezar con ese tratamiento real las tarjetas de invitación.

El fallecido Enrique de Orleáns, un aristócrata bohemio, llevaba años bastante alejado de la vida pública francesa. Pero su hijo ha asumido su responsabilidad histórica con un protagonismo enorme. Y eso ha devuelto la ilusión a los monárquicos franceses. Según una encuesta de 2016, el 16% de nuestros vecinos es partidario de la restauración de la Corona. Un dato aún bajo, aunque se cree que ha crecido algo estos últimos años por el descrédito de la clase política. Pero, más allá de la ensoñación hoy por hoy imposible de que París corone rey, Francia no es ajena a un fenómeno cada vez más fuerte en muchas Repúblicas de Europa donde sus dinastías empiezan a tener un papel sociocultural y simbólico relevante.

Como decimos, Juan de Orleáns parece estar ganando al español por goleada. El pasado 2 de mayo se produjo un hecho histórico. Macron recibió en Francia con todos los honores a su homólogo italiano, el presidente Mattarella, con motivo del 500º aniversario de la muerte de Leonardo da Vinci. Como escenario principal de los fastos se escogió el imponente Castillo de Amboise, en el Valle del Loira, donde reposan los restos del genial Da Vinci. Y el perfecto anfitrión de los dos presidentes republicanos fue Juan de Orleáns, en calidad de jefe de la dinastía histórica. El conde de París es presidente honorario de la Fundación Saint Louis, la propietaria del Castillo de Amboise. Todo se preparó con mimo para entroncar el presente y el pasado de la historia francesa y su amistad con Italia.

Los jubilosos monárquicos galos consideran que su familia real –encarnada por el orleanista– ha aceptado al fin el papel que le corresponde y creen que va a estar cada vez más presente en la vida pública. Y es verdad que al conde de París no se le deja de ver en actos. Días atrás apadrinó al cambio de mando del 4º Regimiento militar de Chasseurs, cumplimentado como jefe dinástico por las autoridades castrenses y civiles presentes en el acto. Igual que en la ceremonia en la que en la Iglesia de Saint Roch, en París, en la que el duque de Castro le acaba de imponer la Gran Cruz de la Orden Constantiniana de San Jorge.

Macron no ha debido de olvidar los furibundos mensajes de Luis Alfonso de Borbón en sus redes a finales del año pasado y principios de éste en apoyo de los chalecos amarillos. Juan de Orleáns, todavía con su padre vivo, fue mucho más cauto y deslizó peticiones en apoyo a la “unidad de los franceses”.

Tampoco ayuda nada en las aspiraciones del español la virulencia con la que ha enarbolado la bandera en defensa de la memoria de su bisabuelo Francisco Franco. En Francia se ha criticado mucho que alguien que simpatiza tanto por una dictadura pretenda tener ningún papel en un país que se vanagloria de ser una de las cunas mundiales de la democracia.

Luis Alfonso de Borbón, en el Valle de los Caídos, donde asistió a la misa en memoria de Franco el pasado 20 de enero, muy aclamado por los simpatizantes del dictador.


Tras la muerte de su abuela Carmen Franco, Luis Alfonso fue elegido para ocupar la presidencia honorífica del patronato de la Fundación Franco. Y en los últimos meses se ha convertido en azote del Gobierno de Sánchez por su voluntad de exhumar los restos del dictador del Valle de los Caídos, lo que está previsto ocurrirá el 10 de junio si la Justicia no lo paraliza. Luis Alfonso ha sido muy duro con el PSOE, acusándolo de “despertar rancios odios cainitas”. Y se ha dejado querer especialmente por los nostálgicos admiradores de su abuelo, como ocurrió cuando acudió a misa en el Valle de los Caídos coincidiendo con el 20-N.

El triunfo de Pedro Sánchez el 28-A ha sido un varapalo para Luis Alfonso de Borbón, quien también se debió de sentir decepcionado por el tibio resultado de Vox, formación con la que simpatiza, como adelantó LOC, y a la que le une la cercanía con algunos de sus líderes, como su vicepresidente Víctor González Coello de Portugal. Definitivamente, éste es el annus horribilis para el hijo de la nietísima.


LA OTRA CRÓNICA EL MUNDO SÁBADO 25 DE MAYO DE 2019

~ LOS DUQUES DE ANJOU ~

Mensaje por Invitado » Mié 21 Nov, 2018 3:49 pm

Se toca el Valle, se te tocan a ti los mofletes, y se toca lo que haga falta, pedazo de fascista. Resultaba evidente que no eres muy listo, pero de verdad te crees que antes del sanguinario ferrolano no había carreteras en España? Vete a contar milongas a Francia, mientras esperas a que te nombren rey de bastos, porque lo que es monarca de los galos, como que no parece que vaya a suceder este año

~ LOS DUQUES DE ANJOU ~

Mensaje por Invitado » Mié 21 Nov, 2018 3:29 pm

~ LOS DUQUES DE ANJOU ~

Mensaje por Invitado » Mié 21 Nov, 2018 3:13 pm

Hay algo peor que descender de tatarabuelo desconocidos: Proceder de las leches degeneradas de Franco y Alfonso XIII.
Este zumbao demuestra empíricamente que la Genética es una ciencia exacta: El que nace lechón muere cochino.

~ LOS DUQUES DE ANJOU ~

Mensaje por Invitada » Mié 21 Nov, 2018 1:11 pm

Imagen

La pelea de Luis Alfonso de Borbón: «Cuando se ataca a Franco se ataca a los míos y a media España»

https://www.larazon.es/lifestyle/la-pel ... AC20228989


Imagen

Twitter
Luis Alfonso de Borbón
@LuisAlfBorbon
Te fuiste hace #43años, pero estás más #presente que #nunca.
Tus #enemigos y unos #traidores a la #Patria no te olvidan, ni cesan de mencionarte.Otros muchos te seguimos recordando y rezando por ti.

~ LOS DUQUES DE ANJOU ~

Mensaje por Invitada » Mié 21 Nov, 2018 12:52 pm

Luis Alfonso de Borbón, azote de homosexuales y próximo a los líderes de Vox

13 OCT. 2018

Es el participante ilustre del Congreso Mundial de las Familias, obsesionados con las relaciones 'antinatura' de homosexuales

Además, el hijo de la 'nietísima' estrecha su amistad con la cúpula de Vox tras correr juntos en homenaje a la Legión

Santiago Abascal, un divorcio y una mujer 'instagramer': "Si me critican por eso, me importa un bledo"

Todas las familias se parecen entre sí -no digamos ya si son dichosas, como escribió Tolstói-, aunque ninguna es como la de uno. Pero no faltan quienes se empeñan en atribuirse el derecho divino para sentenciar cuáles son las únicas familias "naturales" admisibles. Y en esa cruzada se acaba de embarcar Luis Alfonso de Borbón, bisnieto de Alfonso XIII y de Franco, a quien la decisión del Gobierno de exhumar los restos del último del Valle de los Caídos parece haberle sacado del armario definitivamente... para defender sin complejos su ideario más radical. Lo de haber sido proclamado rey de los Franco por los partidarios del dictador durante una manifestación contra Sánchez en julio parece no colmar las aspiraciones del eterno pretendiente al trono de Francia.

Y, así, el hijo de la nietísima, Carmen Martínez-Bordiú, fue uno de los ilustres participantes en septiembre en la duodécima edición del Congreso Mundial de las Familias (WCF, por sus siglas en inglés), celebrada en Chisinau, capital de Moldavia. Se trata de una organización internacional de grupos ultraconservadores sustentada en la inquietante alianza, entre otros, de poderosos lobbies evangélicos de Estados Unidos, asociaciones derechistas de monárquicos ultraortodoxos rusos y movimientos y figuras políticas neofascistas y xenófobas de todo el planeta, como la Liga italiana del actual vicepresidente Matteo Salvini.

El WCF reúne lo mejorcito de cada casa. Y entre sus patrocinadores cuenta con CitizenGo, filial internacional de HazteOír, la plataforma anti LGTBI española que ha protagonizado campañas consideradas por muchos como incitadoras al odio como la del autobús que recorrió España en contra de los transexuales con el eslogan "los niños tienen pene; las niñas, vulva; que no te engañen".
Ignacio Arsuaga, presidente de HazteOír, está muy ligado al Congreso Mundial de las Familias desde que éste se celebrara en España en 2012. Y también acudió a Chisinau, donde Luis Alfonso de Borbón se remangó para defender la preservación del modelo familiar correcto.

El hijo del difunto duque de Cádiz pasa así a formar parte de este controvertido club cuya gran obsesión es combatir la homosexualidad, una conducta desviada que no puede satisfacer verdaderamente a la persona y que va en contra de la única sexualidad válida, la expresión del amor entre un hombre y una mujer destinada a la procreación y nacimiento de los hijos, tal como sostiene la organización en su página web.


Y, cual inquisidores medievales, los participantes de cada edición del WCF se despachan a gusto contra la que denominan "agenda homosexual". "Una de las mentiras más garrafales de nuestro tiempo es que el deseo gay es normal y natural", propagaban los organizadores del WCF en Utah hace unos años. En la reciente cita de Chisinau, el colectivo LGTBI volvió a ser, cómo no, la diana de casi todos los ponentes. Una de ellas, Theresa Okafor, directora de la Fundación del Patrimonio Cultural Africano, elogió al continente negro por no haber caído en las garras de la "perversión sexual como resultado de la homosexualidad". Y de ese nivel casi todos los discursos, vamos.
Luis Alfonso de Borbón estaría en su salsa. Porque, a pesar de que hasta fechas bien recientes se ha caracterizado por su discreción, en 2013 no pudo por menos que salir a la palestra pública para arremeter contra el matrimonio gay en Francia. El país se encontraba entonces muy polarizado por el debate parlamentario sobre su legalización, y Luis Alfonso, enfundado en su disfraz de duque de Anjou, publicó una carta abierta a sus "queridos compatriotas" en la que arremetía contra la unión de personas del mismo sexo por el riesgo de que "la institución del matrimonio sea banalizada".

Pocos entendieron que se entrometiera en un debate político, alineándose con las tesis que defendían con ardor partidos como el Frente Nacional de Marine Le Pen, por cuanto el primo segundo del Rey Juan Carlos sabe que la neutralidad es requisito imprescindible para todo monarca en ejercicio o que pretenda serlo.

Las posibilidades de llegar a reinar algún día de Luis XX -como le reconocen sus partidarios- son prácticamente nulas. Sin embargo, Luis Alfonso disfruta dejándose querer por los llamados legitimistas que le apoyan como delfín de Francia en la pugna que tanto él como sus antepasados mantienen desde hace décadas con los Orleáns, encabezados por el conde de París. Casi todas las familias reales europeas apoyan a este último, incluidos los Borbones españoles, razón por la que Luis Alfonso no puede ser tratado como Alteza Real en nuestro país. Y recordemos que, en 2004, cuando se casó con la riquísima heredera venezolana Margarita Vargas Santaella, la Familia Real española le hizo el boicot y nadie acudió al enlace para mostrar su enfado por el atrevimiento del descendiente de Franco de repartir invitaciones con el encabezamiento Su Alteza Real, duque de Anjou. Los participantes al Congreso Mundial de las Familias no han tenido tanto remilgo como en Zarzuela y sí han agasajado a Luis Alfonso con el rimbombante tratamiento. A fin de cuentas, tener a alguien de sangre azul en el ultramontano club le da caché.

Aunque Luis Alfonso de Borbón hasta ahora no ha mostrado en público sus simpatías políticas, más allá de haber defendido en alguna ocasión las bondades de la dictadura franquista, está muy próximo a algunos de los dirigentes de VOX, como su vicepresidente Víctor González Coello de Portugal.

El empresario -piadoso cristiano que ensalza su fe en Dios y el amor por su mujer y sus ocho hijos- es un viejo amigo de Luis Alfonso de Borbón, a quien ha acompañado en alguna de sus muchas aventuras económicas. Como la de la sociedad Servicio integral del taxi SL, formada en 2010 y disuelta hace algún tiempo, que se dedicaba a "la prestación de servicios de representación o intermediación en el campo del márketing, la publicidad y la promoción empresarial".
Al número dos de VOX se le ha visto acompañar a Luis Alfonso de Borbón en actos como el almuerzo celebrado en marzo de 2017 en la Real Gran Peña de Madrid con motivo de un encuentro entre los pretendientes a los tronos de Francia y Portugal. El caso es que con quien almorzaron el hijo de la nietísima y su corte no fue con Duarte de Braganza, reconocido internacionalmente como jefe de la Casa Real lusa -empezando por las propias autoridades de la República-, sino con Pedro de Mendoza Braganza y Borbón, un aspirante que no tiene el favor de casi nadie, tal como le pasa al propio Luis Alfonso.

También parece que ha hecho buenas migas el hijo de la nietísima con el presidente de VOX, Santiago Abascal. Ambos, junto al mencionado Víctor González Coello de Portugal, participaron el pasado mayo en la XXI edición de los 101 Kilómetros de la Legión de Ronda. Se trata de una durísima prueba que consiste en recorrer en 24 horas una distancia de 101 kilómetros a través de varias localidades de Málaga y Cádiz, que recuerda una hazaña de 1921 durante la Guerra del Rif, encabezada por los comandantes Franco y Fontanés. Fue el día en que la Legión salvó Melilla.

Como todo el ejército, hoy la Legión es una fuerza militar plenamente democrática y subordinada al poder Ejecutivo. Pero, para qué engañarse, ver a Abascal y a Luis Alfonso de Borbón sudar la camiseta al grito de "¡viva la Legión!" tiene un regusto bien rancio.


http://www.elmundo.es/loc/famosos/2018/ ... b463e.html





El príncipe, en el país de Europa que quiere 'expulsar' a los gays
Con motivo de su participación en el Congreso Mundial de las Familias, Luis Alfonso de Borbón se vanaglorió en las redes de haber sido recibido por el presidente de Moldavia, Igor Dodon. Se trata de un cuestionado dirigente que no oculta sus filias prorrusas y que pretende deslizar al pequeño país del Este hacia la órbita de Moscú para alejarlo de la influencia europea.

Dodon ha sido denunciado por las organizaciones de derechos humanos por sus ataques a las minorías y sus polémicas normas que atentan contra las libertades individuales más básicas. Inspirándose en las 'draconianas' leyes anti LGTBI que ha impulsado el Kremlin en los últimos años, el presidente moldavo ha emprendido una durísima campaña contra los homosexuales de su país. Una de sus decisiones ha sido prohibir la celebración de festivales organizados por asociaciones en defensa de las uniones del mismo sexo, argumentando que promueven "principios inmorales". Poco le importan las críticas internacionales. "Nunca prometí ser el presidente de los homosexuales, deberían haber elegido a su propio presidente", soltó sin despeinarse para hacer frente a las denuncias de las ONG.

El WCF en Chisinau contó, entre otros patrocinios, con el de la fundación de la mujer de Dodon, al parecer otra 'homófoba' de cuidado. Confíemos en que Luis Alfonso de Borbón no cogiera ideas por si alguna vez logra tener su propio reino.

~ LOS DUQUES DE ANJOU ~

Mensaje por Invitado » Sab 13 Oct, 2018 3:09 am

Imagen
El aristócrata siente debilidad por la Legión y por las ‘hazañas’ de Franco y no dudó en participar en la dura prueba malagueña de 24 horas. El líder de VOX dejó claro en su perfil de Facebook que el sufrimiento del cuerpo no es nada comparado al del alma... por esta España.


LUIS ALFONSO DE BORBÓN
AZOTE DE HOMOSEXUALES Y PRÓXIMO A LOS LÍDERES DE VOX

El hijo de la ‘nietísima’ se convierte en el participante ilustre del Congreso Mundial de las Familias, organización obsesionada con las relaciones ‘antinatura’ de gays y lesbianas. Y estrecha su amistad con la cúpula de Vox tras correr juntos en homenaje a la Legión.

EDUARDO ÁLVAREZ


TODAS LAS FAMILIAS se parecen entre sí –no digamos ya si son dichosas, como escribió Tolstói–, aunque ninguna es como la de uno. Pero no faltan quienes se empeñan en atribuirse el derecho divino para sentenciar cuáles son las únicas familias “naturales” admisibles. Y en esa cruzada se acaba de embarcar Luis Alfonso de Borbón, bisnieto de Alfonso XIII y de Franco, a quien la decisión del Gobierno de exhumar los restos del último del Valle de los Caídos parece haberle sacado del armario definitivamente... para defender sin complejos su ideario más radical. Lo de haber sido proclamado rey de los Franco por los partidarios del dictador durante una manifestación contra Sánchez en julio parece no colmar las aspiraciones del eterno pretendiente al trono de Francia.

Imagen
Luis Alfonso, en Chisinau, durante la celebración del WCF.

EL PRÍNCIPE, EN EL PAÍS DE EUROPA QUE QUIERE ‘EXPULSAR’ A LOS GAYS

Con motivo de su participación en el Congreso Mundial de las Familias, Luis Alfonso de Borbón se vanaglorió en las redes de haber sido recibido por el presidente de Moldavia, Igor Dodon. Se trata de un cuestionado dirigente que no oculta sus filias prorrusas y que pretende deslizar al pequeño país caucásico hacia la órbita de Moscú para alejarlo de la influencia europea.

Dodon ha sido denunciado por las organizaciones de derechos humanos por sus ataques a las minorías y sus polémicas normas que atentan contra las libertades individuales más básicas. Inspirándose en las ‘draconianas’ leyes antiLGTBI que ha impulsado el Kremlin en los últimos años, el presidente moldavo ha emprendido una dura campaña contra los homosexuales de su país. Una de sus decisiones ha sido prohibir la celebración de festivales organizados por asociaciones en defensa de las uniones del mismo sexo, porque promueven “principios inmorales”. Poco le importan las críticas internacionales. “Nunca prometí ser el presidente de los homosexuales, deberían haber elegido a su propio presidente”, soltó sin despeinarse para hacer frente a las denuncias de las ONG .

El WCF en Chisinau contó, entre otros patrocinios, con el de la fundación de la mujer de Dodon, al parecer otra ‘homófoba’ de cuidado. Confíemos en que Luis Alfonso de Borbón no cogiera ideas por si alguna vez logra tener su propio reino.

Y, así, el hijo de la nietísima, Carmen Martínez Bordiú, fue uno de los ilustres participantes en septiembre en la duodécima edición del Congreso Mundial de las Familias (WCF, por sus siglas en inglés), celebrada en Chisinau, capital de Moldavia. Se trata de una organización internacional de grupos ultraconservadores sustentada en la inquietante alianza, entre otros, de poderosos lobbies evangélicos de Estados Unidos, asociaciones derechistas de monárquicos ultraortodoxos rusos y movimientos y figuras políticas neofascistas y xenófobas de todo el planeta, como la Liga italiana del actual vicepresidente Matteo Salvini.

El WCF reúne lo mejorcito de cada casa. Y entre sus patrocinadores cuenta con CitizenGo, filial internacional de HazteOír, la plataforma anti LGTBI española que ha protagonizado campañas consideradas por muchos como incitadoras al odio como la del autobús que recorrió España en contra de los transexuales con el eslogan Los niños tienen pene; las niñas, vulva; que no te engañen.


MODELO DE FAMILIA ‘CORRECTO’

Ignacio Arsuaga, presidente de HazteOír, está muy ligado al Congreso Mundial de las Familias desde que éste se celebrara en España en 2012. Y también acudió a Chisinau, donde Luis Alfonso de Borbón se remangó para defender la preservación del modelo familiar correcto.

El hijo del difunto duque de Cádiz pasa así a formar parte de este controvertido club cuya gran obsesión es combatir la homosexualidad, una conducta desviada que no puede satisfacer verdaderamente a la persona y que va en contra de la única sexualidad válida, la expresión del amor entre un hombre y una mujer destinada a la procreación y nacimiento de los hijos, tal como sostiene la organización en su página web.

Y, cual inquisidores medievales, los participantes de cada edición del WCF se despachan a gusto contra la que denominan “agenda homosexual”. “Una de las mentiras más garrafales de nuestro tiempo es que el deseo gay es normal y natural”, propagaban los organizadores del WCF en Utah hace unos años. En la reciente cita de Chisinau, el colectivo LGTBI volvió a ser, cómo no, la diana de casi todos los ponentes. Una de ellas, Theresa Okafor, directora de la Fundación del Patrimonio Cultural Africano, elogió al continente negro por no haber caído en las garras de la “perversión sexual como resultado de la homosexualidad”. Y de ese nivel casi todos los discursos, vamos.

Luis Alfonso de Borbón estaría en su salsa. Porque, a pesar de que hasta fechas bien recientes se ha caracterizado por su discreción, en 2013 no pudo por menos que salir a la palestra pública para arremeter contra el matrimonio gay en Francia. El país se encontraba entonces muy polarizado por el debate parlamentario sobre su legalización, y Luis Alfonso, enfundado en su disfraz de duque de Anjou, publicó una carta abierta a sus “queridos compatriotas” en la que arremetía contra la unión de personas del mismo sexo por el riesgo de que “la institución del matrimonio sea banalizada”.

Pocos entendieron que se entrometiera en un debate político, alineándose con las tesis que defendían con ardor partidos como el Frente Nacional de Marine Le Pen, por cuanto el primo segundo del Rey Juan Carlos sabe que la neutralidad es requisito imprescindible para todo monarca en ejercicio o que pretenda serlo.

Las posibilidades de llegar a reinar algún día de Luis XX –como le reconocen sus partidarios– son prácticamente nulas. Sin embargo, Luis Alfonso disfruta dejándose querer por los llamados legitimistas que le apoyan como delfín de Francia en la pugna que tanto él como sus antepasados mantienen desde hace décadas con los Orleáns, encabezados por el conde de París. Casi todas las familias reales europeas apoyan a este último, incluidos los Borbones españoles, razón por la que Luis Alfonso no puede ser tratado como Alteza Real en nuestro país. Y recordemos que, en 2004, cuando se casó con la riquísima heredera venezolana Margarita Vargas Santaella, la Familia Real española le hizo el boicot y nadie acudió al enlace para mostrar su enfado por el atrevimiento del descendiente de Franco de repartir invitaciones con el encabezamiento Su Alteza Real, duque de Anjou. Los participantes al Congreso Mundial de las Familias no han tenido tanto remilgo como en Zarzuela y sí han agasajado a Luis Alfonso con el rimbombante tratamiento. A fin de cuentas, tener a alguien de sangre azul en el ultramontano club le da caché.


VÍNCULOS CON VOX

Otro tanto podrían pensar en VOX, el partido de derecha extrema que está tan crecido después de haber conseguido llenar Vistalegre, en Madrid, con más de 10.000 simpatizantes. La ideología que defiende la formación en muchos aspectos es similar a la del WCF. Y en los últimos años hemos visto al dirigente de VOX, Santiago Abascal, compartiendo actos públicos y pancartas con el líder de HazteOír.

Imagen
VÍCTOR GONZÁLEZ Amigo desde hace años del duque de Anjou, el ‘número dos’ de VOX le acompañó a su almuerzo con un aspirante al trono luso más que polémico.

Aunque Luis Alfonso de Borbón hasta ahora no ha mostrado en público sus simpatías políticas, más allá de haber defendido en alguna ocasión las bondades de la dictadura franquista, está muy próximo a algunos de los dirigentes de VOX, como su vicepresidente Víctor González Coello de Portugal.

El empresario –piadoso cristiano que ensalza su fe en Dios y el amor por su mujer y sus ocho hijos– es un viejo amigo de Luis Alfonso de Borbón, a quien ha acompañado en alguna de sus muchas aventuras económicas. Como la de la sociedad Servicio integral del taxi SL, formada en 2010 y disuelta hace algún tiempo, que se dedicaba a “la prestación de servicios de representación o intermediación en el campo del márketing, la publicidad y la promoción empresarial”.

Al número dos de VOX se le ha visto acompañar a Luis Alfonso de Borbón en actos como el almuerzo celebrado en marzo de 2017 en la Real Gran Peña de Madrid con motivo de un encuentro entre los pretendientes a los tronos de Francia y Portugal. El caso es que con quien almorzaron el hijo de la nietísima y su corte no fue con Duarte de Braganza, reconocido internacionalmente como jefe de la Casa Real lusa –empezando por las propias autoridades de la República–, sino con Pedro de Mendoza Braganza y Borbón, un aspirante que no tiene el favor de casi nadie, tal como le pasa al propio Luis Alfonso.

También parece que ha hecho buenas migas el hijo de la nietísima con el presidente de VOX, Santiago Abascal. Ambos, junto al mencionado Víctor González Coello de Portugal, participaron el pasado mayo en la XXI edición de los 101 Kilómetros de la Legión de Ronda. Se trata de una durísima prueba que consiste en recorrer en 24 horas una distancia de 101 kilómetros a través de varias localidades de Málaga y Cádiz, que recuerda una hazaña de 1921 durante la guerra del Rif, encabezada por los comandantes Franco y Fontanés. Fue el día en que la Legión salvó Melilla.

Como todo el ejército, hoy la Legión es una fuerza militar plenamente democrática y subordinada al poder Ejecutivo. Pero, para qué engañarse, ver a Abascal y a Luis Alfonso de Borbón sudar la camiseta al grito de “¡Viva la Legión!” tiene un regusto bien rancio.


LA OTRA CRÓNICA EL MUNDO SÁBADO 13 DE OCTUBRE DE 2018

~ LOS DUQUES DE ANJOU ~

Mensaje por Invitado » Sab 18 Ago, 2018 3:30 am

Imagen
Luis Alfonso de Borbón, escoltado por dos de las mujeres más relevantes de su vida: su abuela y su madre.


LUIS ALFONSO DE BORBÓN
EL REY DE LOS FRANCO

Durante las últimas semanas, se ha significado para defender a su bisabuelo, Franco. Además, ha sido nombrado presidente de honor de la fundación del dictador y ha ejercido como representante familiar en la manifestación contra la exhumación. Ha pasado de ‘rey’ de Francia a ‘rey’ de los Franco.

E.V.


EL REY HA MUERTO, VIVA EL REY!”. ERA 1989. Su padre acaba de sufrir un trágico accidente mientras esquiaba en la estación invernal de Beaver Creek, en Colorado (Estados Unidos). La noticia fue desoladora para él: con sólo 15 años se había convertido en el único varón superviviente de su familia, ya que su querido hermano Fran había fallecido en otro accidente hacía unos años. El sentido aciago de la vida se cebaba con aquel joven, apocado y taciturno. Y, en medio de aquel dolor de quien pierde a su referente, acababa de ser proclamado rey como Luis XX por Daniel Hachime, un miembro del secretariado del duque de Cádiz. Pero no había trono, corona, cetro ni capa de armiño para él.

Imagen

LA AUSENCIA DE SU ABUELA CARMEN
Luis Alfonso estaba muy unido a su abuela, Carmen Polo, quien falleció hace un año y a quien consideraba su segunda madre. Por respeto a su memoria, dice, no tomará posesión de su cargo como presidente de honor de la Fundación Francisco Franco, que el Gobierno de Pedro Sánchez también quiere ilegalizar. Esta sucesión refuerza la nueva posición de Luis Alfonso en el clan Franco.


Imagen

EL POLÉMICO VIRAJE DEL DELFÍN
La presencia de Luis Alfonso el pasado 15 de julio en la manifestación organizada por Movimiento por España para evitar la exhumación de los restos mortales de su bisabuelo, Francisco Franco, sorprendió a algunos de sus amigos. Especialmente porque iba acompañado de sus tres hijos y su mujer, quien está embarazada. Juntos asistieron a la concentración en la que se levantaron brazos y se cantó ‘Cara al sol’.

El joven siempre viviría con el apabullante peso de aquella inviable responsabilidad sin dejar de buscar su propio hueco. Era bisnieto de Alfonso XIII, pero también de Francisco Franco. Una herencia que le podía suponer un problema en España y que él creía que le abriría las puertas en Francia. Se preparó a conciencia por si llegaba el momento esperado, pero donde Luis Alfonso de Borbón Martínez-Bordiú (44) ha encontrado un mayor respaldo ha sido precisamente entre los seguidores de su bisabuelo materno: el delfín ha pasado de ser el rey de Francia al rey de los Franco.


POLÉMICA MANIFESTACIÓN

El 15 de julio de este año, encabezó una manifestación organizada por la plataforma Movimiento por España en el Valle de los Caídos en contra de la exhumación de los restos mortales de su bisabuelo anunciada por el Gobierno de Pedro Sánchez. Allí, entre cánticos de Cara al sol y brazos alzados, fue aclamado por los simpatizantes del dictador. “Eres nuestro rey”, gritaban los ultras. Un momento del que dio cuenta su esposa y sus tres hijos. Dos días más tarde, en su cuenta de Facebook, escribió en referencia al Valle de los Caídos: “Esa inmensa Cruz representa la reconciliación de las dos Españas. Sólo había una España. Sólo había una España que progresaba alegre, orgullosa de su pasado y esperanzada en su futuro. Pero el rencor nos lleva otra vez a despertar rancios odios cainitas. La Historia castigará a quien profane este Templo grandioso, no por el tamaño de la Cruz, sino por el fraternal abrazo que representa, acogiendo bajo sus brazos a un solo pueblo reconciliado. No hay otro camino y nuestros padres lo sabían”.

La radicalización de Luis Alfonso, cuyo padre era primo carnal del Rey Emérito, la completa su nombramiento como presidente de honor de la Fundación Francisco Franco, ocupando la vacante que dejó su abuela, Carmen Franco, fallecida en diciembre del 2017 a los 91 años de edad. Su nombramiento fue confirmado el pasado 1 de marzo, pero el nuevo presidente no ejercerá hasta que no pase un año de luto por la muerte de la anterior presidenta de la fundación, cuya ilegalización también ha planteado el Ejecutivo de Sánchez.

Por eso, para evitar su prohibición, una de las primeras medidas de la era Luis Alfonso ha sido cambiar sus estatutos: de “enaltecer la figura de Franco” a “difundir y promover el estudio y conocimiento sobre la vida, el pensamiento, el legado y la obra de Francisco Franco”. Un matiz que podría significar la supervivencia. Y otro reto más al presidente del Gobierno, porque, además de intentar evitar la exhumación de su bisabuelo, la prohibición de la fundación y la retirada del título de duque de Franco que heredará y que en la actualidad luce su madre, Carmen Martínez-Bordiú, Luis Alfonso tiene otro objetivo: provocar la dimisión de Pedro Sánchez. Por eso está moviendo a través de sus redes la petición registrada en Change.org por Movimiento Victoria para echar al socialista de La Moncloa, así como otras para evitar “un inadmisible y flagrante “historicidio” desde la aprobación de la mal llamada Ley de Memoria Histórica de diciembre de 2007”.

Ni el empresario ni su familia han condenado nunca públicamente los años de dictadura. Todo lo contrario. “Franco creó la clase media española, creó bosques, embalses y carreteras, se empecinó en que su país no fuera a la guerra y que no se instalara el comunismo”, dijo en 2010. Pero, tal y como da fe Juan Luis Galiacho, en su entorno más cercano ha llamado la atención la significación de los últimos meses.


LAS EMPRESAS DE LOS FRANCO

A pesar de la evidente relevancia de Luis Alfonso de Borbón en la familia Franco, este protagonismo no se ha traducido en una mayor presencia de éste en el entramado empresarial de los nietos del dictador. Licenciado en Ciencias Empresariales por el Cunef, ha trabajado en la entidad crediticia francesa BNP Paribas como gestor de patrimonio. Aunque ha figurado como consejero delegado en Sargo Consulting S.L., una empresa de asesoramiento presidida por su abuela, y en Fiolasa S.L., la principal promotora de los negocios inmobiliarios de los Martínez-Bordiú Franco, en la actualidad sólo guarda relación con la empresa Borcorel S.L., también dedicada a la inmobiliaria.

Luis Alfonso se ha embarcado durante los últimos años en dos proyectos. En 2017, se lanzó al universo de los influencers, con la puesta en marcha de una empresa, Spanish Influencers S.L., que se dedica a la gestión de la imagen web de las empresas a través de la intermediación de los llamados influencers. Además, es socio de Reto 48, un método de entrenamiento. Sin embargo, su principal labor sigue siendo como vicepresidente internacional del Banco Occidental de Descuento (BOD), uno de los bancos más importantes de Venezuela y propiedad de su suegro, Víctor Vargas, quien, además de la entidad, posee una gran fortuna repartida entre empresas petroleras, inmobiliarias y explotaciones agrícolas.

En esta nueva aventura, le acompaña su esposa, Margarita Vargas, embarazada del que será su cuarto hijo y con la que se casó el 6 de noviembre de 2004 en la iglesia de San Estanislao de Cracovia, situada en Los Altos del Chavón, en la República Dominicana. La gran heredera de la fortuna paterna estudió francés para estar preparada ante el eventual ascenso al trono de su marido. Un idioma que ahora no necesitará, ya que parece que el destino de Luis Alfonso pasa por España y el Valle de los Caídos.

El bisnieto de Franco nunca ha sido rey, pero encarna como heredero de la corona de Francia las pretensiones de los legitimistas galos quienes, todavía a día de hoy, disputan el trono a la casa de Orleans. “Quiero que mi hijo siga nuestras tradiciones familiares, que harán de él el Jefe de nuestra antigua familia, los Borbones, que cumplirá dentro de tres años los mil años de antigüedad”, le encomendó su padre en el testamento ológrafo que escribió antes de desaparecer. Pues eso, rey, pero de los Franco.


LA OTRA CRÓNICA EL MUNDO SÁBADO 18 DE AGOSTO DE 2018

~ LOS DUQUES DE ANJOU ~

Mensaje por Invitado » Vie 10 Ago, 2018 5:04 pm


Margarita Vargas desvela el sexo de su cuarto bebé

La semana pasada Luis Alfonso de Borbón anunció en su cuenta de Instagram que su mujer Margarita Vargas estaba embarazada de nuevo. El empresario dio a conocer la noticia con una imagen muy tierna en la que salían sus pequeños de espaldas, cada uno vistiendo una camiseta con su nombre y un número con su orden de nacimiento. Lo peculiar de la imagen era otra camiseta colgada con pinzas que portaba el número cuatro y año 2019, todo ello acompañado de un texto que anunciaba al nuevo miembro del clan


~ LOS DUQUES DE ANJOU ~

Mensaje por Invitado » Jue 19 Jul, 2018 6:55 pm


SUS FANS A LUIS ALFONSO DE BORBÓN: "ERES NUESTRO REY"
El bisnieto de Franco es otra vez noticia por haber encabezado una marcha en el Valle de los Caídos contra la decisión del gobierno de exhumar los restos del General Franco. Justo tras la confirmación del título de Duquesa de Franco a su madre Carmen Martínez Bordiú tras la muerte de Carmen Franco Polo, su madre. Luis ALfonso es primo del Rey Felipe Vi ya que sus respectivos padres son primos hermanos y nietos del Rey ALfonso XIII. POr decisiones y avatares del destino, Luis ALfonso resulta ser pretendiente al trono extinto de Francia y encabeza la línea llamada legitimista, pero este domingo en el valle de los caídos lUis alfonso ha escuchado de sus seguidores "eres nuestro rey"

~ LOS DUQUES DE ANJOU ~

Mensaje por Invitado » Lun 16 Jul, 2018 4:43 pm

Imagen

~ LOS DUQUES DE ANJOU ~

Mensaje por Invitado » Dom 03 Dic, 2017 1:43 pm


LA DRAMÁTICA HISTORIA DE LUIS ALFONSO DE BORBON, ASPIRANTE A REY DE FRANCIA LUIS XX
Luis Alfonso de Borbón es hijo del Duque de Cádiz, bisnieto de Franco e hijo de Carmen Martínez Bordiú. Pero lo más importante es que aspira al trono de Francia como Duque de Anjou y Rey Luis XX.

~ LOS DUQUES DE ANJOU ~

Mensaje por Invitado » Mar 29 Ago, 2017 4:09 pm

Imagen
El Rey Juan Carlos saluda a Luis Alfonso de Borbón en Sotogrande.

La evidente 'reconciliación' de Luis Alfonso de Borbón con la Familia Real en Sotogrande

Tras años de desvanencias, el duque de Anjou ha protagonizado una serie de fotografías en las que se aprecia su renovada sintonía con la realeza

Unas imágenes de Luis Alfonso de Borbón sonriendo este fin de semana junto al Rey Juan Carlos, la Infanta Elena y los hijos de ésta no serían noticia de no conocer la relación tan poco fluida que han tenido durante los últimos tiempos. Una guerra fría que se ha ido diluyendo durante los últimos años y cuyo armisticio han escenificado este domingo durante la final del Torneo Internacional de Polo de Sotogrande, cita presidida por el Emérito. El hijo de Carmen Martínez-Bordiú se mostró en todo momento encantador con Doña Elena, su prima segunda, y con Don Juan Carlos, su tío segundo. Incluso se echó unas risas con Felipe Juan Froilán. El año pasado coincidieron, pero no hubo esta exhibición de afecto.

Una estampa inimaginable hace 13 años, cuando el hijo del duque de Cádiz se casó en La Romana, una paradisíaca urbanización en República Dominicana, con Margarita Vargas. Entonces, la Casa Real mandó un telegrama y declinó la invitación cursada por Luis Alfonso. En conversación con Jaime Peñafiel, la madre del novio se despachó a gusto contra los entonces monarcas. "¿Te afectó que, habiendo sido invitados, nadie de la Familia Real asistiera?", le preguntó el periodista. "Personalmente, no. Pero, como madre, me ha dolido profundamente el feo que le han hecho a mi hijo (...) Lo único que me dijo fue: "Mamá, no te preocupes, no les echo de menos". Esto lo dijo con mucha tristeza", respondió la 'nietísima'.

El último de los episodios en la cronología de desencuentros fue en 2012. Fue en ese año cuando Felipe VI acudió, en Évora, una pequeña localidad medieval del sur de Portugal, al bautizo de su nueva ahijada, la princesa Beatriz, primogénita del príncipe Carlos Felipe de Orleans, hijo de la conocida Beatriz de Orleans. Entonces, el enfado del bisnieto de Franco fue grande porque de ese modo Don Felipe legitimaba a Carlos Felipe, con el que Luis Alfonso tiene abierta una guerra nobiliaria por el ducado de Anjou, título que ambos lucen con orgullo. De ahí que se entendiera la presencia del que fuera príncipe de Asturias en la celebración del sacramento como un "agravio totalmente gratuito".

Imagen
Luis Alfonso charla con Felipe Juan Froilán.

Hasta el día de la proclamación de Felipe como nuevo monarca, Luis Alfonso y su esposa nunca habían estado en una recepción en Zarzuela. Fue ahí cuando su relación comenzó a enderezarse porque hasta la fecha ningún miembro de la Familia Real conocían a su hijos ni habían estado en el bautizo de éstos, a pesar de las insistentes invitaciones. Además, la Casa Real tampoco se personó en el entierro de Emmanuella Dampierre, abuela de Luis Alfonso y una de las personas más importantes de su vida. Hay que recordar, eso sí, que esta aristócrata fue la que más luchó para convertir a su hijo Alfonso de Borbón, fallecido en un accidente de esquí en Estados Unidos en 1989.

La recuperación dinástica una vez muere Franco, que se personalizó en la figura de don Juan Carlos, es algo con lo que nunca estuvieron de acuerdo el duque de Cádiz y su familia. Y siempre lo manifestaron. Las hemerotecas recuerdan cómo el marqués de Villaverde llamaba al actual monarca "El Príncipe", de una forma, que a Don Juan Carlos le sonaba peyorativa. Hubo una tregua cuando murió el benjamín de Martínez-Bordiú en un accidente de tráfico. El Rey le puso un avión a su disposición, pero Carmen lo rechazó. Desde entonces, los malentendidos y los desplantes entre ambas ramas de los Borbón han sido una constante. ¿Será esta vez la definitiva?

Boda de Alfonso de Borbón y Carmen Martínez Bordiu

Mensaje por Invitado » Mié 15 Feb, 2017 6:38 pm


Boda de Alfonso de Borbón y Carmen Martínez Bordiu (1972)
El 23 de diciembre de 1971 se celebró en el Palacio de El Pardo la petición formal de mano de María del Carmen por parte de don Alfonso de Borbón y Dampierre (1936-1989), a sus padres Cristóbal Martínez-Bordiú y Carmen Franco y Polo), con la asistencia de toda la familia de ambos (excepto el padre del prometido, el infante don Jaime de Borbón y Battenberg) y numerosos medios de comunicación. Ejercerían de padrinos de boda el General Franco (por parte de la novia) y doña Emanuela de Dampierre (por parte del novio). Carmen contrajo matrimonio el 8 de marzo de 1972, en la capilla del Palacio de El Pardo y a los 21 años, con don Alfonso de Borbón y Dampierre, en una lujosa ceremonia palaciega. Alfonso era hijo del infante don Jaime (hijo del rey Alfonso XIII), y de doña Emanuela de Dampierre. Jaime era el heredero del rey exiliado tras la renuncia de su hermano Alfonso, pero como era sordomudo renunció a sus derechos a la corona en favor de su hermano Juan. El general proclamó en 1969 al príncipe don Juan Carlos, hijo del infante don Juan, su sucesor a título de rey. Ahora que La Nietísima se casaba con el primo del heredero, se creía que el general proclamaría a su nieto político como heredero, aunque no dio marcha atrás. Alfonso fue nombrado por Franco duque de Cádiz con tratamiento de Alteza Real, convirtiendo a su nieta Carmen en duquesa, con tratamiento de Excelentísima Señora. Durante su primer matrimonio, se llamó Carmen de Borbón, duquesa consorte de Cádiz. Residían en la Embajada de España en Suecia, porque Alfonso estaba destinado como embajador en Estocolmo.

Ocho meses después de la boda, el 22 de noviembre de ese mismo año, tuvieron su primer hijo, Francisco de Asís. El 25 de abril de 1974 nacería el segundo vástago, Luis Alfonso. Ambos nacieron en la Clínica de San Francisco de Asís de Madrid.

El matrimonio residió, a partir de aquellos años, en la madrileña calle Francisco de Sales, donde fueron vecinos del entonces matrimonio Iglesias-Preysler. Desde entonces hasta hoy, Carmen mantiene una sólida amistad con Isabel, pues sólo tiene un año menos que la filipina.

Muerto el General Franco, abuelo materno de Carmen, el 20 de noviembre de 1975, la familia perdió su antaño gran prestigio político. Alfonso y Carmen se separaron en 1979, divorciándose el 24 de mayo de 1982. Alfonso se quedó con la custodia de sus hijos. Obtuvieron en el Tribunal de la Sacra Rota de Madrid, el 16 de diciembre de 1986, la nulidad eclesiástica de su matrimonio.

Arriba