GOOOOOOOOOOOLLLLL

Publicar una respuesta


Esta pregunta es una forma de evitar inserciones automatizadas por spambots.
Emoticonos
:cry: :blackeye: :up: :loker :fire: :lol: :grin: :calceta: :pinocho: :shock: :mrgreen: :clown: :juas: :>D: :pukeright: :x :bravooo: :sun: :clap: :salute: :happy0021: :sherlock :wave: :cheerleader3 :guitarman: :bobas :up2 :door :glob :smt031 :roll: :king: :FUCK YOU: :blah :kiss :welcome :eat :bowdown2 :eusaprayrf4: :juggle :cool: :walkman :yes: :pc :pale: :jump :amen: [-X :drunk :smoke :angrywife :acomer:
Ver más emoticonos

BBCode está habilitado
[img] está habilitado
[Flash] está habilitado
[url] está habilitado
Emoticonos están habilitados

Revisión de tema
   

Expandir vista Revisión de tema: GOOOOOOOOOOOLLLLL

GOOOOOOOOOOOLLLLL

Mensaje por Invitado » Dom 27 May, 2018 2:52 am

Imagen
UNA CHILENA PARA LA HISTORIA. Zidane tal vez no podía sospechar, cuando lo metió en el campo, que Bale se apropiaría de un mito suyo: el de la volea de Glasgow. Más allá de la impericia de Karius, con su nombre de ‘Juego de tronos’, en los otros goles, Bale dejó consagrada la ‘chilena de Kiev’. A ver cómo se toma Cristiano que le hayan arrebatado, también a él, la primacía jerárquica de la de Turín.


De esto que pasó en Kiev se hablará siempre

DAVID GISTAU




EL REAL MADRID es el favorito de alguna deidad perversa que en cuanto lo ve en apuros desciende al césped a ayudarlo como hacía la Atenea de Homero. Esto va a resultar ser el misterioso «intangible» por el cual ganaría partidos en la Copa de Europa incluso alineando...

...once maniquíes de escaparate. Aún atónitos el Bayern y la Juve por esta capacidad mágica de prevalencia, el Liverpool se presentó en Kiev entusiasmado. Llenó la ciudad de camisetas rojas. Apabulló en la calle con sus canciones. Se encomendó a sus propios blasones aristocráticos, que los tiene. Llegó al estadio, donde cantó un You’ll Never Walk Alone que te entraban ganas de pilotar un Spitfire sobre el canal. Salió a jugar con coraje y alegría, como cuando en Crimea los ingleses cargaron contra cañones como si se tratara de una apuesta deportiva. Y cuando parecía que estaban a punto de noquear a un Real Madrid aculado en el área, bajó la diosa y aprovechó un placaje de Sergio Ramos para lesionar a Salah y dejar con ello a la masa roja entera con un golpe psicológico en el que el Real Madrid olió sangre como él escualo despiadado insensible a la lírica que es. Antes de regresar a sus dominios celestiales, y por si acaso los jugadores no se animaban a resolverlo solos, la diosa aún cegó al arquero Karius–ya lo había hecho con Ulreich en Chamartín–, absurda víctima en el saque de mano de una picardía de Benzema con la puntita del borceguí. Hasta para las picardías tiene Benzema una indolencia como de criatura marsupial.

Es verdad que el Liverpool después empató, porque anda sobrado de carácter y por ello en muchos tramos llevó el partido a la temperatura agónica y vendió cara su piel, pero entonces hubo una solución terrenal: Bale, que andaba frustrado por su exclusión y sólo necesitó una pelota para hacer el gol antológico del que hablarán las generaciones futuras alrededor de la hoguera después de pintarlo en las paredes de la caverna. Bale, con su monito de Shogun, resolviendo con un solo zapatazo aquello en lo que se atascaron los autores de filigranas, asfixiados siempre por lo que Garci llamaría la «fisicidad» del Liverpool.

Pese a estas emociones, la Trece se ganó con una relativa frialdad ambiental en la parcialidad blanca. Mecánicamente, como cumpliendo un contrato de asesinato. Fue un poco como si la hubieran sacado de una máquina expendedora: «Su copa de Europa, gracias». Esto no alude a los futbolistas, intensos y conscientes de estar ante la oportunidad de conseguir algo más hondo que un trofeo anual: nada menos que actualizar la mitología madridista que permanecía cincelada en mármol desde los años 50. Pero la hinchada ya no vive todo esto con la pasión de lo excepcional. El Real Madrid, que ha de ser consciente de que algún año no jugará la final de la Copa de Europa –sí, alguien tenía que decirlo–, está ahora un poco como aquel pionero de Whitman que después de abrirse camino con ánimo conquistador a través de un continente entero llegó al mar en la costa Oeste y se preguntó: «¿Y ahora qué?». Qué queda por hacer para evitar que se apacigüen los impulsos de este ganador serial que, como el general Narváez, no puede perdonar a sus enemigos porque los ha fusilado a todos. Menos a Messi. Y, mira, tal vez ahí aguarde el único desafío pendiente con el que rematar un ciclo legendario que algún día regresará en la memoria como nostalgia de cuando éramos felices: ganarle a Messi una final, eso queda por hacer antes de contemplar mar desde la costa Oeste con la quietud de espíritu y la sensación de finitud de quien ya dejó tantas huellas en la Luna que no cabe la de nadie más.


EL MUNDO. DOMINGO 27 DE MAYO DE 2018

GOOOOOOOOOOOLLLLL

Mensaje por Invitado » Dom 27 May, 2018 12:49 am

SERGIO RAMOS LESIONO A SALAH CON UNA LLAVE. AHORA ES LA PERSONA MAS ODIADA EN LIVERPOOL Y EGIPTO

GOOOOOOOOOOOLLLLL

Mensaje por la 13 » Sab 26 May, 2018 10:39 pm

Imagen
Imagen



Imagen

GOOOOOOOOOOOLLLLL

Mensaje por Invitado » Sab 26 May, 2018 8:52 pm

Imagen

Hala Madrid - Íñigo Errejón

Mensaje por Invitado » Sab 26 May, 2018 3:03 pm

Imagen


Kiev: motivos para seguir ganando

Íñigo Errejón


Tras la eliminación del Barcelona ante la Roma, Leo Messi fue preguntado sobre por qué su equipo había sido derrotado y el Madrid había pasado a la siguiente ronda. El argentino, a medio camino entre una crítica y un halago, dijo que “sólo el Madrid tiene la capacidad de sacar un partido adelante aunque juegue mal”.

Se han escrito ríos de tinta sobre la leyenda en Europa del Real Madrid, de su capacidad de superarse a sí mismo y hacer historia aún cuando el siguiente capítulo de la historia no cabe en la imaginación. Con la final de este sábado, el Real Madrid se encuentra ante la posibilidad de ganar su tercera Liga de Campeones consecutiva y la sexta de las seis últimas finales que ha disputado. A este ritmo, Cómo no te voy a querer hace las veces de trabalenguas por la cantidad de sílabas añadidas cada año.

Muchos alegan sobre esta circunstancia que tiene como premisa determinado favoritismo de los árbitros de una y otra época, como si existiera una suerte de acervo arbitral madridista que se va transmitiendo de generación en generación. Otros lo atribuyen a la capacidad económica que tiene el club, que no difiere de otros que manejan cifras astronómicas a la hora de fichar pero se van con las manos vacías todos los años.
Desde hace un tiempo los madridistas sentimos que la derrota será la justificación de tantas victorias. El día que lloremos será por todas las veces que reímos


Yo creo, sin embargo, que la explicación a tanta gloria tiene que ver con una filosofía de juego -y de vida- que reside en el ADN madridista, que consiste en no bajar nunca los brazos, no conformarse con un empate y no entusiasmarse con un resultado mediocre. Si el Bernabéu calla da gracias. El Madrid tiene un hambre voraz de victoria, instintiva, casi enfermiza. No nos gusta tropezarnos en la búsqueda de la pureza o del estilo de juego perfecto. Nos gusta ganar. Pero, ¿cómo entender la victoria si olvidas cómo era la derrota?

No hay mejor forma de conocerse que mirando en el reflejo de las palabras de tu enemigo. Si antes hice referencia a Leo Messi, tras la reciente final de la UEFA Europa League Diego Simeone decía que una vez alcanzada la victoria siempre quedaba cierto regusto de tristeza. El Cholo describe un sentimiento a contrapelo que es natural en la culminación de cualquier deseo. “Carecer de algunas de las cosas que uno desea es condición indispensable de la felicidad”, decía Bertrand Russell.

Y es que en la inmensidad de las aficiones, la felicidad del éxito es la justificación de mil derrotas, de mil deseos frustrados. Hoy río por todas aquellas veces que lloré. Sin embargo, llevamos un tiempo en el que los madridistas sentimos lo contrario, que la derrota será la justificación de tantas victorias. El día que lloremos será por todas las veces que reímos.

Si ganamos, veré al Real Madrid con la tranquilidad de quien espera una expiración. Pero hasta ese final, vamos Real


Gracias a los años de sequía europea que viví en mi adolescencia, mi padre podía contarme orgulloso las subidas por la banda de Gento o los goles de Di Stéfano cuando éramos los reyes del continente. Ese tiempo yermo le dio sentido a las 6 copas de Europa. Porque yo viví los 80 y los 90 (de esos años mi mejor recuerdo en el Bernabéu fue aquel golazo de Dubovsky ante el Zaragoza) sé que llegará el día en el que lloraremos y tendremos ese sentimiento a contrapelo que decía Simeone. El madridismo estará triste pero con cierto regusto de felicidad, pues solo entonces sabremos valorar lo que se hizo tiempo atrás, desde el taconazo de Redondo a la volea de Zidane. Pero no quiero que ese día llegue ya.

El Madrid tiene la posibilidad de culminar el ensueño de ser el primer equipo en ganar tres Ligas de Campeones seguidas. Porque aún albergamos deseo, cuando este sábado me encuentre con mi gente les saludaré con nerviosismo. Cuando se sucedan los primeros compases del partido, miraré a mi alrededor para buscar miradas de complicidad porque el equipo está enchufado, o por el contrario optaré por ir a la barra a pedir otra esperando que el equipo haya despertado durante mi ausencia.

La noche de Kiev determinará si este equipo que me ha tocado disfrutar pasará al templo de los inmortales. Y si es así, a partir de ahora veré al Real Madrid con la tranquilidad de quien espera una expiración, un final que permita contarle a quienes me sucedan cómo subía la banda Marcelo, la ansiedad de la décima o la magia de Modric. Pero hasta ese final, vamos Real.

    Iñigo Errejón es secretario de Análisis Estratégico y Cambio Político de Podemos y candidato del partido en la Comunidad de Madrid.

GOOOOOOOOOOOLLLLL

Mensaje por Invitado » Sab 26 May, 2018 1:53 pm

La maldicion del Liverpool y los Papas

GOOOOOOOOOOOLLLLL

Mensaje por Invitado » Vie 25 May, 2018 9:23 pm

Imagen

GOOOOOOOOOOOLLLLL

Mensaje por Invitado » Vie 25 May, 2018 9:13 pm


INFORMATIVOS Real Madrid TV 25/05/2018 | FINAL KIEV Falta 1 día | Liverpool

Real Madrid el Rey de Europa

Mensaje por Invitado » Mar 01 May, 2018 11:12 pm

Nick50 escribió:GOOOOOOOL!! FORCA BARCA!!!!


Imagen

ImagenImagen

GOOOOOOOOOOOLLLLL

Mensaje por Nick50 » Mar 01 May, 2018 12:52 pm

GOOOOOOOL!! FORCA BARCA!!!!

GOOOOOOOOOOOLLLLL

Mensaje por Invitado » Mié 25 Abr, 2018 10:45 pm

Imagen


Bayern Munich 1-2 Real Madrid

GOOOOOOOOOOOLLLLL

Mensaje por Invitado » Mié 25 Abr, 2018 10:31 pm

ImagenImagen

GOOOOOOOOOOOLLLLL

Mensaje por Invitado » Mié 25 Abr, 2018 4:08 pm

Imagen

Re: GOOOOOOOOOOOLLLLL

Mensaje por Assia » Dom 22 Abr, 2018 1:23 am

Ah, creo que la que tampoco asistio fue: Cristina Cifuentes.
Assia

Re: GOOOOOOOOOOOLLLLL

Mensaje por Assia » Dom 22 Abr, 2018 1:21 am

Creo que ayer, Felipe VI estuvo en Sevilla pero no en La Maestranza ni en la Feria. Estuvo en el Campo de futbol donde escucho como los toreros: '' DIVISION DE OPINIONES'' UNOS PITARON Y OTROS LOS APLAUDIERON. No he leido la noticia pero la podeis leer en EL MUNDO. Ni la Colau ni Carmena ni no e quien mas, no asistieron al partido de futol entre el Barcelona y el Svilla.
Assia

Arriba