SALUD Y BELLEZA

Publicar una respuesta


Esta pregunta es una forma de evitar inserciones automatizadas por spambots.
Emoticonos
:cry: :blackeye: :up: :loker :fire: :lol: :grin: :calceta: :pinocho: :shock: :mrgreen: :clown: :juas: :>D: :pukeright: :x :bravooo: :sun: :clap: :salute: :happy0021: :sherlock :wave: :cheerleader3 :guitarman: :bobas :up2 :door :glob :smt031 :roll: :king: :FUCK YOU: :blah :kiss :welcome :eat :bowdown2 :eusaprayrf4: :juggle :cool: :walkman :yes: :pc :pale: :jump :amen: [-X :drunk :smoke :angrywife :acomer:
Ver más emoticonos

BBCode está habilitado
[img] está habilitado
[Flash] está habilitado
[url] está habilitado
Emoticonos están habilitados

Revisión de tema
   

Expandir vista Revisión de tema: SALUD Y BELLEZA

SALUD Y BELLEZA

Mensaje por sira » Vie 10 Jun, 2016 1:01 am

uuf que ascooooo, a mi los moosquitos me abrasan, mosquito que hay mosquito que me pica....

SALUD Y BELLEZA

Mensaje por Invitado » Jue 09 Jun, 2016 4:33 pm



¿Sabes cómo te pica un mosquito?

Una cámara ha captado en ultra alta definición el proceso, que necesitan las hembras para incubar sus huevos

El mosquito es el insecto más mortífero del planeta, por su capacidad para transmitir enfermedades como la malaria o el zika. Pero, ¿cómo se produce una picadura? Una cámara ha captado en ultra alta definición el procedimiento, con imágenes internas que muestran la absorción desde el interior de los vasos. En primer lugar, solo las hembras pican a otros animales porque necesitan la sangre para incubar sus huevos. Cada uno de estos insectos tiene seis agujas para llevar a cabo el proceso: dos de ellas tienen unos pequeños dientes que actúan como sierra; otras dos separan los pliegues de la piel y el par restante chupa la sangre. Finalmente, el insecto tiene que filtrar el agua que transporta el líquido sanguíneo, que es expulsada posteriormente.

¿Por qué los mosquitos siempre pican a los mismos?

Mensaje por Invitado » Vie 27 May, 2016 4:10 am

Imagen


¿Por qué los mosquitos siempre pican a los mismos?

El sudor o el incremento de temperatura corporal son algunos de los factores que le hacen vulnerable ante los insectos. En ZEN le ofrecemos recomendaciones para mitigar este mal que se sucede cada estío

DANIEL SOMOLINOS


Siempre le han dicho que, si le pican los mosquitos, es porque tiene la sangre dulce. Pero no. Su organismo no es tan acaramelado. Despertarse y ver que ha sufrido una picadura revive, año tras año, la misma incógnita: cómo es posible que estos insectos acribillen cada verano a algunas personas y otras parezcan estar bendecidas con el don de la invisibilidad. ¿Azar? ¿Los mosquitos son tan exigentes como los solteros de eDarling?

La respuesta a ambas preguntas es no. A estos pequeños dípteros les atraen, principalmente, dos factores. El primero es el sudor humano. Todas las especies de mosquitos -se estima que existen cerca de 3.500-, se ven seducidas por el olor corporal. Cuanto más intensa sea esta fragancia, más posibilidades tenemos de convertirnos en víctimas. De ahí que en las noches de verano hagan su agosto dándose grandes banquetes.

El segundo está relacionado con su agrado por el olor a queso Limburguer. En la fabricación de este alimento está implicada una bacteria emparentada con otra que vive en los pies humanos. Es decir, la esencia de las extremidades inferiores es un reclamo para estos insectos, que cuentan en sus antenas con 74 receptores distintos para el olor.

Pero estas dos no son las únicas causas determinantes. Casi todos los estudios coinciden en que los mosquitos prefieren picar a las mujeres jóvenes antes que a los hombres. Les fascinan los estrógenos. Esta atracción fatal aumenta durante el embarazo, sobre todo en la fase final de la gestación.

Imagen

Una investigación publicada por la revista médica The Lancet lo corrobora: las embarazadas sufren casi el doble de ataques. El mayor volumen sanguíneo y el incremento de temperatura corporal, otras dos circunstancias que decantan la balanza, convierten su cuerpo en el parque de atracciones de las picaduras.

Algo similar sufren ciclistas y runners cuando realizan ejercicio físico al aire libre. Un reclamo ideal para estos alados chupasangre que, puestos a elegir, se decantan por aquellas personas que poseen el grupo sanguíneo 0.


'MODUS OPERANDI'

El dióxido de carbono que desprendemos al respirar, sumado al calor que emanamos, son los radares utilizados por los mosquitos para localizar a su presa. Su sentido del olfato es muy sofisticado. Con nocturnidad y alevosía, surcando un silencio sólo roto por su vibrante aleteo, se acercan a un brazo, a una pierna o a un torso desnudo. Insertan sus afiladas piezas bucales en la piel y succionan, en la mayoría de casos, durante 10 segundos. Pueden aumentar entre dos y cuatro veces su tamaño después de una picadura.

Cuando le suceda ésto, no se rasque. Realizar este gesto involuntario esparce la saliva del insecto por su epidermis, aumentando per se la reacción alérgica. Algo que puede hacer para aliviar el picor es aplicar hielo sobre la zona afectada. También es efectivo moler una aspirina y mezclar el polvo resultante con un poco de agua. De ahí saldrá una sustancia pastosa que se debe aplicar y extender. Al ser antiinflamatoria, ayudará a calmar el escozor. La última opción recomendada por los especialistas es lavar la picadura con alcohol. Además de aliviarle, le desinfectará.


PELIGRO MORTAL

Aunque los mosquitos pueden transmitir enfermedades, no es algo común en España. Cada año se producen en el mundo millones de nuevos casos de plagas contagiadas por estos insectos. Algunas de las más conocidas son la malaria, el dengue o el famoso virus Zika, que se ha dejado ver en los últimos meses por nuestro país.

"Tenemos que estar atentos, pero no alarmados. Hasta el momento no se ha dado ningún caso de transmisión de estas enfermedades dentro de nuestras fronteras. Sólo se produjo en siglos pasados, cuando los pasajeros que venían en barcos desde América portaban sin darse cuenta mosquitos entre sus ropas", cuenta a ZEN una experta entomóloga de la Universidad Complutense de Madrid.

Hay que tener en cuenta que las personas infectadas por Zika se han contagiado en otros países, algo que debe tranquilizar a los más inquietos. Venían con el patógeno puesto. Aunque también es cierto que este virus se propaga a través de los mosquitos tigre, ya asentados en el litoral mediterráneo, Huesca y País Vasco desde 2004. Pero su difusión es poco probable. El insecto debería picar a alguien contaminado antes de poder extenderlo.

Estos dípteros entran en España de dos maneras. La primera, a través del comercio de neumáticos. Los huevos se cobijan en las ranuras de la goma, protegidos por el agua y la humedad que anidan allí. La segunda es mediante la importación de plantas como, por ejemplo, el bambú de la suerte. El agua retenida en las macetas es el albergue ideal para los huevos.

Esto ha hecho que enfermedades como el dengue se encuentren ya en 100 países, algunos cercanos como Francia, donde en 2010 se originaron contagios directos por los mosquitos tigre.


8 CLAVES PARA QUE NO TE ACRIBILLEN

Si tiene pensado acudir este verano a zonas costeras o montañosas, en ZEN le presentamos una serie de recomendaciones para evitar las siempre molestas picaduras de insectos o que estos dípteros le despierten de la siesta con su zumbido.

    1. Utilice mosquiteras en las ventanas de su casa. A poder ser en todas. Una vez que entran es difícil sacarlos.

    2. En caso de que no tenga mosquiteras, deje la luz apagada si tiene la ventana abierta. Muchos insectos se ven atraídos por la luminosidad.

    3. Intente ducharse por las noches justo antes de irse a la cama. Esto mantendrá alejados a los mosquitos durante algunas horas, hasta que su cuerpo vuelva a sudar.

    4. Repelentes. Pueden ser químicos, de los que venden en las farmacias -desde sprays hasta cremas-, o naturales, colocando en la habitación plantas antimicrobianas como la salvia.

    5. También puede frotar y expandir sobre su piel otro tipo de plantas como el eucalipto, el comino o el tomillo que disuaden a los insectos.

    6. Llevar prendas de manga larga y pantalones largos. Usted debe elegir si prefiere torrarse o un cuerpo con picaduras.

    7. Raqueta eléctrica. Un matamoscas electrónico que funciona con pilas. Extermina insectos voladores. No hace falta golpear con fuerza, el impacto y el choque eléctrico acabarán con los insectos. Es lo suficientemente grande para atrapar a varios de un único movimiento.

    8. Sonidos de alta frecuencia. No sólo los clásicos aparatos que se conectan a los enchufes. En la actualidad también existen aplicaciones móviles con la misma funcionalidad. Pero ojo, algunos científicos han publicado investigaciones que ponen en duda su fiabilidad.

Famosos que miden como tú

Mensaje por Invitado » Sab 16 Abr, 2016 2:55 pm

Famosos que miden como tú
La tele engaña unas veces para bien y otras veces para mal

Imagen
Danny DeVito, Angy y Zac Efron.

A todos nos ha pasado eso de encontrarnos a un famoso por la calle (o en un bar, o en el aeropuerto) y llevarnos una sorpresa respecto a su altura (para bien o para mal), como con Juan Luis Guerra, que se le intuía alto pero no que midiera dos metros. Para que no te vuelva a pasar, hemos hecho un listado con las alturas de los famosos (según Google o IMDB, que no hemos ido a medirlos). Busca tu altura y mira qué personaje famoso mide lo mismo que tú.

1,52: Alaska, Kylie Minogue, Danny DeVito.

1,53: Ariana Grande.

1,54: No hemos encontrado ninguno. Si sabes de alguno, dínoslo en los comentarios.

1,55: Angy, Lady Gaga, Terelu Campos, Ellen Page.

1,56: Patricia Arquette, Reese Whiterspoon.

1,57: Shakira, Salma Hayek, Victoria Abril, Prince.

Imagen
Pau Gasol (2,13) y Dani Pedrosa (1,58).

1,58: Dani Pedrosa, Carmen Machi, Lily Allen.

1,59: Kim Kardashian.

1,60: Inma Cuesta, Manuela Velasco, Scarlett Johansson.

1,61: Clara Lago, Marta Sánchez, Elsa Pataki, Natalia Verbeke.

1,62: Mia Wasikowska, Mia Farrow.

1,63: Pilar Rubio, Adriana Ugarte, Victoria Beckham, Jesús Bonilla.

1,64: Jennifer López, María Valverde, Jennifer Aniston, Javier Gutiérrez.

1,65: Bruno Mars, Blanca Suárez, Chenoa, Pepe Viyuela, Nicolás Sarkozy.

Imagen
Aitana Sánchez-Gijón y Maribel Verdú (1,66).

1,66: Maribel Verdú, Aitana Sánchez-Gijón.

1,67: Pablo Motos, Belén Esteban, Amaia Salamanca, Dustin Hoffman.

1,68: Elijah Wood, Gael García Bernal, Penélope Cruz, Paula Echevarría.

1,69: Beyoncé, Angelina Jolie, Laura Pausini, Jorge Sanz.

1,70: Lionel Messi, Letizia Ortiz, Isabel Preysler, Sara Carbonero, Tom Cruise.

1,71: Fernando Alonso, Sandra Bullock, José María Aznar.

1,72: Juanes, Ricardo Darín, Santiago Segura, Ariadna Gil.

1,73: Rihanna, Katy Perry, Alejandro Sanz, Nicolas Cage.

1,74: Antonio Banderas, Lara Álvarez, Pablo Alborán, Cameron Díaz.

1,75: David Bustamante, Eva González, Justin Bieber, Paula Vázquez, Jennifer Lawrence.

1,76: Cayetano Rivera, David Guetta, Heidi Klum.

1,77: Sylvester Stallone, Mel Gibson, Charlize Theron, Naomi Campbell.

Imagen
Taylor Swift (1,78) y Bruno Mars (1,65).

1,78: Sandra Barneda, Taylor Swift, Jason Statham, Johnny Depp.

1,79: Fran Perea, Imanol Arias, José Coronado, Tilda Swinton.

1,80: Miguel Ángel Silvestre, Mario Casas, Gisele Bündchen, Nicole Kidman.

1,81: Javier Bardem, Paco León, Ronaldinho, Uma Thurman.

1,82: Álex González, Ricky Martin, El Gran Wyoming, Amaya Valdemoro.

1,83: Sergio Ramos, Arturo Valls, Leonardo DiCaprio, Geena Davis.

1,84: Bibiana Fernández, José Luis Rodríguez Zapatero, Jesús Vázquez.

1,85: Julio Iglesias, Obama, Rafa Nadal, Hugo Silva.

1,86: Kaká, Miguel Bosé, Fernando Torres.

1,87: Jeremy Irons, Karim Benzema, Enrique Iglesias.

1,88: Caitlyn Jenner, Bertín Osborne, Ryan Reynolds, Paz Padilla.

1,89: Sean Connery, Sergio Busquets.

Imagen
Mariano Rajoy y Pedro Sánchez (1,90)

1,90: Pedro Sánchez, Mariano Rajoy, El Rubius.

1,91: Kiko Matamoros, José Manuel Calderón.

1,92: Ben Affleck, David De Gea, Gerard Piqué.

1,93: Chayanne, Clint Eastwood, Ricky Rubio.

1,94: Jorge Fernández.

1,96: Juanma López Iturriaga.

1,97: Rey Felipe VI, Iñaki Urdangarín.

1,98: Rudy Fernández.

2,00: Juan Luis Guerra.

2,13: Pau Gasol, Fernando Romay.


2,16: Marc Gasol.

Mensaje por Lola342 » Mar 03 Sep, 2013 11:38 pm

Jajajajaja me encantan sus comentarios me rio mucho xDD

Mensaje por Invitado » Mar 13 Ago, 2013 11:20 pm



Tener pelo en pecho, existiendo Gilette es de guarros y malas personas

pelo corporal

Mensaje por Invitado » Jue 18 Jul, 2013 12:49 am

Imagen

Mensaje por Obse » Jue 18 Jul, 2013 12:41 am

Creo que es un prejuicio cultural. Las mujeres tienen vello corporal y el de las mediterráneas es, además, de color negro. La higiene no tiene nada que ver


Nadie llama guarros a estos señores:

Imagen

Ahora introducen la "moda" de depilar los brazos y de depilarse el chirri ni hablo. No, no somos niñas ni muñecas y sí, tenemos pelo corporal.

Mensaje por Vinlandia » Mié 17 Jul, 2013 1:09 pm

qué opináis? escribió:¿Y si no me depilo?


Soy una de esas mujeres que odia depilarse. No sé si hay muchas por ahí fuera, pero sospecho que sí. Desde el primer día en que, siendo adolescente, decidí que tenía que deshacerme de los pelos en piernas y axilas, he vivido la depilación como una tortura. Una pérdida de tiempo que, además, me acarreaba sufrimiento. Un sinsentido, vamos. Pero tampoco le daba más vueltas. Al fin y al cabo, soy mujer, así que tengo que depilarme, ¿no? ¿Acaso me queda otra opción? Durante mucho tiempo pensaba que no, así que simplemente intenté minimizar mis épocas de sufrimiento al máximo. Opté por no depilarme en invierno. Total, iba bien tapadita, nadie me veía... Así que, sí, ahí empecé a darme cuenta de que me depilaba por lo demás, porque era lo que se esperaba de mí como mujer. Disfrutaba de mis piernas peludas durante el invierno y me sometía a una tortura casi semanal en verano.

Soy una mujer muy peluda, sí. Tengo la piel muy blanca y los vellos muy negros. Mis piernas y mis axilas son verdaderas selvas. Sé que hay mujeres con poco vello, mujeres que se depilan muy de vez en cuando y que tienen el vello rubio y fino. Pero no es mi caso, así que eso de disimular y hacer como si el vello no estuviera ahí no da resultado. Además, vivo en Málaga, el clima es caluroso buena parte del año y la playa está ahí para disfrutarla...

Imagen


Tras 7 meses sin depilarme, disfrutando de mis selvas negras, el tiempo empieza a apremiar. Hace sol. Hace calor. El verano se acerca. ¡Noooooooo! Empiezo a necesitar llevar faldas cortas y camisetas de tirantes. Empieza, un año más, esa época en la que me debato entre mis deseos y necesidades y los deseos y necesidades de la sociedad en la que vivo. Este año me lo estoy planteando en serio. ¿Me depilo o no? Soy muy consciente de que yo no quiero, de que si dependiera de mí, no lo haría. Pero... ¿depende realmente de mí? Lógicamente, puedo hacer con mi cuerpo lo que quiera, pero no quiero que salir a dar un paseo se convierta en una quimera, no quiero tener que rechazar planes por querer esconderme. Porque, sí, lo admito, no estoy preparada para escuchar las críticas ni para soportar las miradas. No soy una revolucionaria. Aún.

¿Cómo hemos llegado a esta situación? Pensándolo fríamente, me parece asombroso cómo hemos llegado a un punto en el que una mujer que no se quita sus propios pelos, los pelos que le crecen sí o sí, sea un especimen raro. No estoy juzgando a las millones de mujeres que se depilan porque quieren (aunque habría que ahondar para saber por qué quieren), pero sí estoy criticando que hayamos llegado un punto en el que no hay elección. No podemos elegir si nos depilamos o no. Se da por hecho. Y punto.

Últimamente he leído algunos artículos en internet en el que las mujeres reivindican su derecho a no depilarse el vello púbico. Estamos viendo, poco a poco, cómo se está imponiendo también la normalidad de depilarse el pubis. Yo por ahí no paso, eso sí que no, pero supongo que en unos años será también la norma. Leo por ahí que los chicos lo demandan, que quieren a las mujeres sin pelos en su sexo. Pues bien, me importa poco lo que demanden esos chicos. No me interesan.

Sin embargo, tras un búsqueda bastante extensa por internet (tanto en español como en inglés), no he encontrada casi ningún artículo en referencia a la no depilación de piernas y axilas. Sí leí multitud de artículos sobre Emer O'Toole, una periodista irlandesa que estuvo sin depilarse durante 18 meses y que aquí explica por qué. ^Aquí puedes ver un vídeo en el que se ven sus piernas y axilas sin depilar. Estos son otros posts que encontré sobre el tema:


Razones por las que no me depilo

También hay algunos grupos en Facebook en los que las mujeres muestran sus axilas sin depilar, como este en inglés y este en sueco y hace tiempo que oí hablar de un documental, Pitstache, sobre este tema, que creo que actualmente sigue en producción.

Pero la no depilación sigue siendo un tabú. Un tema del que no se habla. Del que no se quiere hablar. Por eso me he decidido a escribir este artículo, porque creo que hay que visibilizarlo, que hay que hablarlo, que las mujeres tenemos que volver a tener opciones sin tener que hacer una revolución. Que las mujeres tenemos que saber que tenemos la elección, que la depilación no es una obligación que viene con el hecho de ser mujer. Que las chicas adolescentes, cuando empiezan a tener vello, tienen que saber que pueden elegir, que ellas deciden si quieren o no depilarse. Que ambas opciones son válidas. Hoy en día, lógicamente no es así. Me ha sido casi imposible encontrar fotos de mujeres con las piernas sin depilar (axilas sin depilar es más sencillo) y por eso pongo aquí las mías, para que las piernas velludas y femeninas salgan a la luz, para que se vean.

Imagen


Cuando le pedí a mi novio que me hiciera las fotos, se negó. Creo que no quería que hiciera públicas mis piernas peludas. Bastante tenía él con aguantar el plan... jajaja! Tuvimos una conversación muy interesante y a los pocos segundos reconoció que se equivocaba y accedió a hacerme las fotos. Me dijo que esas fotos eran un atentado contra la estética. Estoy de acuerdo. Son un atentado contra la estética, contra la imagen de la belleza femenina que tenemos ya integrada en nuestra cultura y en nuestra sociedad. Esa misma imagen que quiero cambiar, simplemente porque no es real. Las mujeres tenemos pelos en las piernas. Tenemos pelos en las axilas. Y en el pubis. Y en mil sitios más. Somos peludas. Igual que los hombres. Algunas menos, otras más. Y eso es real. Una realidad que las mujeres, presionadas unas por otras, nos empeñamos en esconder.

Aún no sé si este año volveré a sucumbir a la presión, si volveré a depilarme. Aún no lo he decidido, pero soy muy consciente de que si finalmente lo hago, será por los demás, y que eso me aleja de mí misma. El póster que publico en mi blog explica muy bien todo lo que pienso sobre la depilación. Es una obra de Nina para The Feminist Poster Project.




Me parece sencillamente horrible. Esta chica tiene un problema de exceso de vello, no se trata de lo normal en las mujeres porque es que parece un hombre! Si fuera el vello normal todavía, pero es que así... da yuyu ver esas piernas y esos sobacos. Es por higiene, no ya por estética por lo que debería depilarse esos pelazos.

Mensaje por la patata » Mar 09 Jul, 2013 3:24 am

Peluquería genital. Un llamamiento a la reflexión

POR JULIA MONTEJO Y ROCÍO MONTEJO, PERIODISTA Y ESCRITORA Y GINECÓLOGA


El dato: en las consultas de ginecología se observa un alarmante cambio de tendencia en lo que a vello púbico se refiere. Una nueva estética se ha impuesto en los últimos años y lleva a mujeres hechas y derechas a asemejarse a niñas prepúberes.

La peluquería genital no es algo de lo que las mujeres hablamos. No es un tema de revistas y periódicos para todos los públicos, pero sí que es la norma en la pornografía actual de donde, seguramente, arranca la moda y por ende, el cambio en el gusto masculino. Parece que hay algo en nuestro disco duro femenino empeñado en convertirse en un objeto sexual deseable y que la única forma de lograrlo es esforzarse en parecer una niña. ¿Pervertido? ¿Retorcido? En cualquier caso, digno de dedicarle unos minutos de reflexión.

Desde nuestra más tierna adolescencia, cuando las hormonas empiezan a hacer de las suyas, las españolas nos hemos mostrado avergonzadas de la cantidad de pelo que cubría nuestra epidermis. Por mucho calor que hiciera, si las piernas no estaban perfectamente depiladas se cubrían con medias o pantalón. No es de extrañar. Quizás es una de las pocas grandes verdades sobre la que todos los españoles estamos de acuerdo: las mujeres no tienen vello. ¿Quién no ha hecho alguna broma sobre los sobacos de las francesas o las inglesas y su falta de pudor para mostrar piernas velludas? Incluso la guapísima Julia Roberts, cuya feminidad es difícil poner en entredicho, tuvo que aguantar el chaparrón cuando una foto captó lo poco que le preocupaban sus axilas. Y seguro que muchas habremos escuchado a algún macho ibérico burlarse de un encuentro con algún buen felpudo. En estas ocasiones, las mujeres nos hemos sonrojado, unido a la crítica o cambiado de tema, según nuestra forma de ser y las circunstancias que nos rodeaban.

Sin embargo, no hay que ir muy lejos para darse cuenta de que las sociedades en las que las mujeres ostentan menos derechos, son las mismas que imponen las modas depilatorias más exigentes o, incluso, la terrible ablación.

Podríamos pensar que es una moda pasajera, típica de jovencitas con la cabeza llena de pájaros. La realidad demuestra que las seguidoras más habituales de estas tendencias son señoras entre los cuarenta y los cincuenta. Lo curioso es que, en las consultas, ellas mismas tienen sentimientos encontrados. Por un lado, les avergüenza no poder ocultar la dedicación que invierten en sus genitales. Por otro, sienten la necesidad de disculparse y asocian la rasuración a la limpieza. La incoherencia llega hasta tal punto que incluso llegan a disculparse si no llegan perfectamente depiladas. Una mala excusa porque el resultado de la tonsura suele ser desastroso: quemaduras, foliculitis crónica, picores, etcétera. Efectos secundarios que sufren en vergonzoso silencio. Y otra consecuencia de esta moda que habla de nuestra baja autoestima: ¡La petición estética de una reducción de los labios menores!

Que se vean genitales rasurados en las consultas ginecológicas no es algo nuevo. Las mujeres árabes siempre han llegado depiladas, lo cual, entre el personal sanitario, se comentaba con extrañeza y cierta lástima. La sorpresa es encontrar ahora a las liberadas europeas rasuradas, depiladas (láser incluido), con el objeto de continuar siendo sexualmente atractivas bajo la excusa/creencia de que es más higiénico.

En pleno siglo XXI es decepcionante descubrir que las mujeres occidentales que tanto hemos luchado y luchamos por nuestros derechos y reconocimiento, optemos por seguir la misma tradición de las mujeres árabes. Las mismas que, desde tiempos inmemoriales, se han estado preparando con abnegación en los hamanes para sus esposos, convencidas, o no, de que ese era su destino. ¿Por qué las mujeres sucumbimos a modas esclavizantes propias de otras sociedades más cerradas? La respuesta a mí, como mujer, me avergüenza.

Mensaje por Invitado » Lun 08 Jul, 2013 10:37 am

la verdad ... no me gusta . está horrible.(para mi gusto)
habrá chicas con poco bello que no se depilen y queden bien ... pero este no es el caso.

Mensaje por qué opináis? » Lun 08 Jul, 2013 3:16 am

¿Y si no me depilo?


Soy una de esas mujeres que odia depilarse. No sé si hay muchas por ahí fuera, pero sospecho que sí. Desde el primer día en que, siendo adolescente, decidí que tenía que deshacerme de los pelos en piernas y axilas, he vivido la depilación como una tortura. Una pérdida de tiempo que, además, me acarreaba sufrimiento. Un sinsentido, vamos. Pero tampoco le daba más vueltas. Al fin y al cabo, soy mujer, así que tengo que depilarme, ¿no? ¿Acaso me queda otra opción? Durante mucho tiempo pensaba que no, así que simplemente intenté minimizar mis épocas de sufrimiento al máximo. Opté por no depilarme en invierno. Total, iba bien tapadita, nadie me veía... Así que, sí, ahí empecé a darme cuenta de que me depilaba por lo demás, porque era lo que se esperaba de mí como mujer. Disfrutaba de mis piernas peludas durante el invierno y me sometía a una tortura casi semanal en verano.

Soy una mujer muy peluda, sí. Tengo la piel muy blanca y los vellos muy negros. Mis piernas y mis axilas son verdaderas selvas. Sé que hay mujeres con poco vello, mujeres que se depilan muy de vez en cuando y que tienen el vello rubio y fino. Pero no es mi caso, así que eso de disimular y hacer como si el vello no estuviera ahí no da resultado. Además, vivo en Málaga, el clima es caluroso buena parte del año y la playa está ahí para disfrutarla...

Imagen


Tras 7 meses sin depilarme, disfrutando de mis selvas negras, el tiempo empieza a apremiar. Hace sol. Hace calor. El verano se acerca. ¡Noooooooo! Empiezo a necesitar llevar faldas cortas y camisetas de tirantes. Empieza, un año más, esa época en la que me debato entre mis deseos y necesidades y los deseos y necesidades de la sociedad en la que vivo. Este año me lo estoy planteando en serio. ¿Me depilo o no? Soy muy consciente de que yo no quiero, de que si dependiera de mí, no lo haría. Pero... ¿depende realmente de mí? Lógicamente, puedo hacer con mi cuerpo lo que quiera, pero no quiero que salir a dar un paseo se convierta en una quimera, no quiero tener que rechazar planes por querer esconderme. Porque, sí, lo admito, no estoy preparada para escuchar las críticas ni para soportar las miradas. No soy una revolucionaria. Aún.

¿Cómo hemos llegado a esta situación? Pensándolo fríamente, me parece asombroso cómo hemos llegado a un punto en el que una mujer que no se quita sus propios pelos, los pelos que le crecen sí o sí, sea un especimen raro. No estoy juzgando a las millones de mujeres que se depilan porque quieren (aunque habría que ahondar para saber por qué quieren), pero sí estoy criticando que hayamos llegado un punto en el que no hay elección. No podemos elegir si nos depilamos o no. Se da por hecho. Y punto.

Últimamente he leído algunos artículos en internet en el que las mujeres reivindican su derecho a no depilarse el vello púbico. Estamos viendo, poco a poco, cómo se está imponiendo también la normalidad de depilarse el pubis. Yo por ahí no paso, eso sí que no, pero supongo que en unos años será también la norma. Leo por ahí que los chicos lo demandan, que quieren a las mujeres sin pelos en su sexo. Pues bien, me importa poco lo que demanden esos chicos. No me interesan.

Sin embargo, tras un búsqueda bastante extensa por internet (tanto en español como en inglés), no he encontrada casi ningún artículo en referencia a la no depilación de piernas y axilas. Sí leí multitud de artículos sobre Emer O'Toole, una periodista irlandesa que estuvo sin depilarse durante 18 meses y que aquí explica por qué. ^Aquí puedes ver un vídeo en el que se ven sus piernas y axilas sin depilar. Estos son otros posts que encontré sobre el tema:


Razones por las que no me depilo

También hay algunos grupos en Facebook en los que las mujeres muestran sus axilas sin depilar, como este en inglés y este en sueco y hace tiempo que oí hablar de un documental, Pitstache, sobre este tema, que creo que actualmente sigue en producción.

Pero la no depilación sigue siendo un tabú. Un tema del que no se habla. Del que no se quiere hablar. Por eso me he decidido a escribir este artículo, porque creo que hay que visibilizarlo, que hay que hablarlo, que las mujeres tenemos que volver a tener opciones sin tener que hacer una revolución. Que las mujeres tenemos que saber que tenemos la elección, que la depilación no es una obligación que viene con el hecho de ser mujer. Que las chicas adolescentes, cuando empiezan a tener vello, tienen que saber que pueden elegir, que ellas deciden si quieren o no depilarse. Que ambas opciones son válidas. Hoy en día, lógicamente no es así. Me ha sido casi imposible encontrar fotos de mujeres con las piernas sin depilar (axilas sin depilar es más sencillo) y por eso pongo aquí las mías, para que las piernas velludas y femeninas salgan a la luz, para que se vean.

Imagen


Cuando le pedí a mi novio que me hiciera las fotos, se negó. Creo que no quería que hiciera públicas mis piernas peludas. Bastante tenía él con aguantar el plan... jajaja! Tuvimos una conversación muy interesante y a los pocos segundos reconoció que se equivocaba y accedió a hacerme las fotos. Me dijo que esas fotos eran un atentado contra la estética. Estoy de acuerdo. Son un atentado contra la estética, contra la imagen de la belleza femenina que tenemos ya integrada en nuestra cultura y en nuestra sociedad. Esa misma imagen que quiero cambiar, simplemente porque no es real. Las mujeres tenemos pelos en las piernas. Tenemos pelos en las axilas. Y en el pubis. Y en mil sitios más. Somos peludas. Igual que los hombres. Algunas menos, otras más. Y eso es real. Una realidad que las mujeres, presionadas unas por otras, nos empeñamos en esconder.

Aún no sé si este año volveré a sucumbir a la presión, si volveré a depilarme. Aún no lo he decidido, pero soy muy consciente de que si finalmente lo hago, será por los demás, y que eso me aleja de mí misma. El póster que publico en mi blog explica muy bien todo lo que pienso sobre la depilación. Es una obra de Nina para The Feminist Poster Project.

Mensaje por sabroson » Mié 19 Jun, 2013 1:49 am

que aburridas !!!! yo tengo una cosa que hace el mismo efecto y de paso te diviertes. :happy0021: :loker :loker :loker

Mensaje por jojo » Mié 19 Jun, 2013 1:41 am

Imagen


La mordida de silicona con efecto lifting
Invento japonés contra las arrugas

Los japoneses tienen una estética particular. Esta mordida de silicona no es lo que muchos malpensados creen, sino que su uso está encaminado a conseguir el efecto lifting en la cara y la zona alrededor de la boca sin pasar por quirófano. El invento -todo japo- se llama face slimmer.


Si eres de los que va a Muji a refrescar ya sabes a qué atenerte. Minimalismo puro y soluciones un tanto espartanas.

El 'face slimmer' tiene un poco de todo eso, aunque el color rojo le da una nota algo discordante. Lo comercializa un portal japonés dedicado a soluciones estéticas con máscaras de todo tipo y diseño.

Desde allí prometen que si usas esta mordida de silicona durante tres minutos diarios tendrás un rostro juvenil y vibrante. Cuando te la coloques debes repetir las vocales del alfabeto durante ese tiempo.

Con eso, evitarás el quirófano y los impredecibles tratamientos de belleza.

Mensaje por Invitado » Vie 19 Abr, 2013 5:13 pm



La mujeres son sus críticas más implacables. Solo el 4% de la mujeres del mundo se consideran a sí mismas guapas. Dove ha realizado un experimento para demostrarlo. Un artista forense realiza retratos robot a partir de dos descripciones, la que cada persona hace sobre ella misma y la de alguien que acaba de verla por primera vez. El resultado muestra el contraste entre cómo nos vemos y cómo nos ven.

http://realbeautysketches.dove.com/

Arriba